Palabras en el 60 Aniversario del asesinato de los Esposos Rosenberg

Palabras a cargo de Manuel E. Yepe, Miembro del Secretariado del MovPaz.

Hace 60 años fueron asesinados en silla eléctrica los esposos Ethel y Julius Rosenberg. Aquella fue la primera ejecución de civiles acusados de espionaje en la historia de Estados Unidos.

Fueron culpados de buscar y pasar información a la Unión Soviética sobre el desarrollo nuclear estadounidense, una clara manipulación propia del contexto macartista de aquella época en Estados Unidos.

La influencia de la izquierda había crecido en los difíciles tiempos de la crisis económica de los años treinta y durante la guerra contra el fascismo.

Aunque los militantes del partido comunista probablemente eran menos de cien mil en los Estados Unidos, esa organización política constituía una fuerza poderosa en los sindicatos -que entonces reunían millones de miembros-, así como en las artes y la intelectualidad en general.

Un crecido número de ciudadanos afectados por el fracaso del sistema capitalista había asumido una mirada favorable al comunismo y el socialismo.

Concluida la II Guerra Mundial, el establishment (o sea, el sistema estadounidense) se esforzaba por hacer más fuerte y seguro al capitalismo en el país y construir un consenso de apoyo para que Estados Unidos, que emergía como la potencia menos afectada económicamente por el conflicto bélico y tenía las mejores condiciones para el desarrollo imperialista, asumiera la hegemonía efectiva en el plantea. Para ello buscaba debilitar a la izquierda y aislarla, tanto globalmente como en lo interno.

Al fuerte ambiente anticomunista y el miedo a un inminente enfrentamiento con la Unión Soviética estimulado por el macartismo en la sociedad estadounidense, se unieron a la acusación contra los esposos Rosemberg imputaciones tales como la responsabilidad de haber sido responsables de las numerosas bajas norteamericanas en la guerra en Corea.

En un clima político impulsado por la histeria anticomunista se fabricaron por la Fiscalía testimonios y pruebas obtenidas de personas acosadas por sus creencias políticas o sus asociaciones y no por presuntas actividades ilegales, a cambio de rebajas en sus condenas u otras concesiones.

Julius Rosenberg, había sido activista de la Liga de Jóvenes Comunistas y este fue el principal pretexto para vincularlo con la Unión Soviética. Hoy se conoce que Ethel fue apresada tan solo porque se negó a cooperar con la fiscalía testificando contra Julius, a sabiendas de que ella no había participado activamente en los supuestos actos de espionaje de que era acusado su esposo.

El juicio al que Ethel y él fueron sometidos distó mucho de haber sido justo, entre muchas otras irregularidades porque la condena a pena de muerte que les fue impuesta era la prevista en el Acta de Espionaje de 1917 para tiempo de guerra, pese a que al momento del supuesto espionaje, Estados Unidos no estaba en guerra con la Unión Soviética ni con ninguna otra nación.

Hoy se sabe también que el mito de la supuesto clave secreta de la bomba atómica que Julius habría buscado y facilitado a la Unión Soviética era una falacia total creada por la Fiscalía como estrategia para justificar la pena de muerte.

En la noche del viernes 19 de junio de 1953, en la sala de ejecución del penal de Sing Sing, el FBI mantuvo abierta una línea telefónica con Washington con la pretensión de que el matrimonio prefiriera confesar actividades de espionaje a ser ejecutados. Pero Julius y Ethel optaron por ratificar su inocencia aunque tuviera que ser al costo de la silla eléctrica que segó sus vidas.

Las últimas palabras de Ethel fueron: “No estoy sola, y muero con honor y dignidad, sabiendo que mi esposo y yo seremos reivindicados por la historia”.

Sus dos pequeños hijos, de 6 y 9 años, blancos del odio del macartismo, fueron amenazados y expulsados de sus escuelas. Hoy ambos luchan contra la pena de muerte y por los derechos humanos.

La campaña mundial de protesta contra la condena incluyó a personalidades como Albert Einstein, Jean-Paul Sartre, Pablo Picasso, entre otros de gran prestigio mundial que llamaron a los presidentes Truman y Eisenhower a evitar el crimen, pero todas las apelaciones fueron rechazadas.

En el último momento, un juez concedió un aplazamiento de la ejecución. Pero enseguida otra instancia superior canceló ese acto y ordenó el envío de aviones especiales para traer de regreso a Washington a los jueces desde diversas partes del país donde vacacionaban a fin de que la ejecución se realizara el 19 de junio de 1953. Fue un acto terrorista de Estado porque, si bien en medio de la campaña anticomunista imperante no eran muchos los que se identificaban con el matrimonio Rosenberg, la ciudadanía sabría a que tendrían que atenerse en las condiciones de la Guerra Fría aquellos que el Gobierno considerara “traidores”.

Los esposos Rosemberg son héroes de la humanidad y deben ser siempre recordados como tales y condenados sus asesinos.

Los cubanos, que hemos sufrido la terrible injusticia de tener cinco hermanos injustamente condenados en Estados Unidos por su firme contribución a la lucha de los pueblos contra el terrorismo, rendimos hoy tributo agradecido de recordación a Ethel y Julius Rosenberg a los sesenta años de su asesinato por las mismas fuerzas y las mismas ideas anti históricas que son responsables del martirio de Gerardo, Ramón, Tony, Fernando y René.

¡Que vivan eternamente los esposos Rosemberg y que su recuerdo contribuya siempre a la causa de la paz, la democracia y el combate contra el imperialismo!

¡Que viva la amistad entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos!

P1040377P1040368P1040372

Publicado el 19 de junio de 2013 en Esposos Rosenberg y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: