Archivos Mensuales: enero 2015

VERDADES QUE COMIENZAN A AFLORAR

MANUEL Yepe 5

Por Manuel E. Yepe, Miembro del Secretariado del Movimiento Cubano por la Paz, jueves, 29 de enero de 2015
Parece que algunos de los principales medios de prensa de Estados Unidos, tan férreamente controlados por los poderes fácticos del “establishment”, han comenzado tímidamente a contar la verdad sobre algunas cuestiones delicadas de las relaciones con Cuba anteriores al 17 de diciembre de 2014.

Así, bajo el título de “La verdadera historia detrás de la obra de Alan Gross en Cuba”, John Stoehr, director editorial del diario The Washington Spectator y colaborador de The Hill, de Washington, D.C., ofrece un versión diferente de la oficial y única que hasta ahora habían tenido los lectores de este país acerca de las actividades del agente estadounidense que motivaron su arresto, condena y encarcelamiento en Cuba.

“Quien solo sabe de Gross lo que ha informado la televisión, probablemente piense que había alguna justificación para que se le sentara este año junto a la primera dama Michelle Obama como invitado de honor en la ceremonia de presentación del Informe sobre el Estado de la Unión”, dice Stoehr.

De Gross sólo se decía que era un activista humanitario injustamente encarcelado en 2009 por un régimen comunista represivo por el supuesto delito de promover acceso a Internet para la pequeña comunidad judía de Cuba.

Incluso cuando fue excarcelado y regresó a Estados Unidos en diciembre como parte del plan de Obama para normalizar las relaciones diplomáticas con Cuba en reemplazo de la política de cambio de régimen que se pretendió imponer a la isla por más de medio siglo, la versión oficial con apoyo bipartidista lo exoneraba de las culpas que le imputaban, según The Spectator.

Nada se había dicho de que en 2009 la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) pagó a Gross, a través de una compañía especializada en la instalación de equipos electrónicos de computación en áreas remotas, casi $600.000 para ir a Cuba a instalar equipos de Internet de grado militar en sinagogas judías que no podrían ser detectadas por el gobierno de La Habana.

Según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO), Washington ha invertido más de $ 200 millones desde 1996 en supuestos “programas prodemocráticos” destinados a desestabilizar al gobierno cubano desde el interior de la isla.

“El informe de la GAO aclara que, como la ley cubana prohíbe a sus ciudadanos participar en “actividades estadounidenses de asistencia a la democracia”, ningún programa de este carácter podría realizarse abiertamente. Y como la ley estadounidense prohíbe al Departamento de Estado -que supervisa la USAID-, participar en operaciones encubiertas, ésta siempre califica de “discretos” sus programas para Cuba en vez de “encubiertos”. Gross no fue lo suficientemente discreto” ironiza Stroehr.

En su quinto viaje a Cuba, en 2009, Gross fue detenido y posteriormente condenado a 15 años por “actos criminales contra la independencia de la nación cubana”.

“Gross pagó cientos de miles de dólares para subvertir el orden en Cuba; conocía que mediante la instalación de redes prohibidas de Internet violaba las leyes cubanas. “Esto es muy arriesgado”, escribió Gross en un informe a Desmond Butler, de AP. En una ocasión dijo: “lo que estamos todos es jugando con fuego.’ ”

La compañía que subcontrató a Gross, Asistencia al Desarrollo Inc. (DAI), con sede en Maryland, confirmó que él remitía informes periódicos de sus actividades, y que DAI informaba a USAID todo lo que hacía Gross. Un portavoz de esa compañía dijo a Associated Press que Gross “diseñó, propuso e implementó este trabajo”.

Gross ponía en peligro a los judíos norteamericanos y cubanos cuando contrabandeaban tecnología secreta de alto nivel, como los módulos SIM (subscriber identity module), disponibles sólo para militares y agencias de inteligencia.

Gross usó la comunidad judía como fachada y con ello puso en peligro los privilegios que los judíos disfrutan en Cuba, según el Spectator.

“Los judíos cubanos tuvieron acceso a la Internet varios años antes que Gross empezara a trabajar con ellos”.

Aún después de ser arrestado, Gross afirmó que no tenía idea de que lo que estaba haciendo en Cuba era ilegal, que no tenía intención de socavar al gobierno; que la empresa que lo contrató, DAI, no le informó adecuadamente de los riesgos. Declaró que estaba “profundamente apenado por haber sido un tonto confiado. Yo fui engañado. Fui utilizado.”

Pero también se enriqueció. Mientras Alan Gross estaba cumpliendo su condena, su esposa, Judy Gross, demandó a DAI por $ 60 millones en un tribunal federal. La compañía reparó el asunto hace casi dos años por una suma no revelada. Sea cual fuera la cifra, es adicional a los $ 3,2 millones que USAID acordó pagarle en noviembre, poco antes de ser liberado.

La Habana, Enero 28 de 2014

Anuncios

Acuerdan Cuba y EE.UU. continuar conversaciones para el restablecimiento de relaciones

Ambas delegaciones coincidieron en que el paso dado en La Habana es parte de un proceso largo y complejo. Analizaron áreas de cooperación bilateral

43876-fotografia-m
23 de Enero del 2015 2:18:19 CDT
Representantes de Cuba y Estados Unidos volverán a reunirse en fecha por determinar para dar continuidad al proceso iniciado los días 21 y 22 de este mes en La Habana, en el que por vez primera se analizó el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas, además de dar seguimiento a los Acuerdos migratorios y la cooperación bilateral en áreas de interés mutuo.
EL Gobierno cubano ratificó su compromiso con el mejoramiento del clima bilateral y la voluntad de continuar avanzando para normalizar las relaciones bilaterales con Estados Unidos, además de continuar manteniendo un diálogo respetuoso basado en la igualdad soberana y en la reciprocidad, sin menoscabo de la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo.
Así se expresó la representación de la Isla al término del encuentro sobre el tema, como parte de la Ronda de Conversaciones que sostuvieron en el Palacio de Convenciones de La Habana.
Las jefas de las delegaciones hicieron declaraciones a la prensa sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas anunciadas por los presidentes de ambas naciones el pasado 17 de diciembre. Coincidieron en que este fue un paso inicial en un proceso largo y complejo, y apuntaron diferencias que no mellaron el clima respetuoso, profesional y constructivo en el que se desarrolló la reunión, como lo calificó Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, quien presidió la parte cubana.
Puntualizó la jefa de la delegación de la Isla que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas deberán basarse en el Derecho Internacional, la Carta de la ONU y las Convenciones de Viena.
Para Cuba, acotó, esto significa también evitar cualquier forma de injerencia en los asuntos internos o amenaza a los elementos políticos, económicos y culturales de ambos países. Nadie puede pretender que para mejorar las relaciones Cuba renunciará a sus principios y negociará aspectos de una política que ha sido reconocida como fracasada, ni elementos del bloqueo por cambios internos en nuestro país.
Se trata de establecer relaciones civilizadas entre dos países que tienen profundas diferencias y concepciones distintas sobre diversos temas, pero que pueden convivir de manera civilizada y pacífica reconociendo y respetando esas diferencias. A su vez, señaló la diplomática cubana que se pueden ir identificando oportunidades para encontrar áreas de interés común, en las que podemos desarrollar una cooperación beneficiosa para nuestros países, la región y el mundo.
Se dan los pasos para la apertura de las embajadas respectivas y habrá que cumplir formalidades; las conversaciones en ese sentido se continuarán en fecha próxima, anunció.
Acotó Josefina Vidal que en el intercambio expresamos que sería difícil explicar que se ha producido un restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos mientras nuestro país continúe injustamente en la lista de países que apoyan el terrorismo, y también abordamos la preocupación porque se resuelva la situación bancaria que presenta la Sección de Intereses de Cuba en Washington, que está a punto de cumplir un año sin estos servicios.
Reiteró que todo el proceso será largo y complejo, requerirá de trabajo por ambas partes y tendrá que resolver temas complicados, dijo, y puntualizó que, en nuestro caso, será necesario levantar el bloqueo para la normalización plena de las relaciones.
La jefa de la delegación cubana reconoció la disposición expresada por el Presidente estadounidense de mantener un debate serio y honesto con el Congreso de su país para el levantamiento del bloqueo.
En respuesta a una interrogante sobre el tema de los derechos humanos, esclareció que sobre este no se discutió en la sesión de la mañana y explicó que en la tarde se realizaría una sesión de trabajo para revisar otros aspectos bilaterales y de colaboración entre ambos países.
Paso de un objetivo mayor
Por su parte, la jefa de la delegación de Estados Unidos a las conversaciones con Cuba explicó a la prensa que el restablecimiento de relaciones es solo un paso de un objetivo mayor.
La secretaria asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Roberta Jacobson, declaró a la prensa que cubrió las conversaciones para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, que la primera sesión, sostenida en horas de la mañana, había sido «un diálogo positivo y productivo».
Hemos debatido, en términos concretos y reales, las medidas que hay que tomar para restablecer las relaciones diplomáticas entre nuestros países. Hemos debatido la apertura de las embajadas y cómo esperamos que opere la embajada de Estados Unidos en La Habana, sostuvo la funcionaria.
Jacobson destacó que las nuevas reglamentaciones anunciadas por los Departamentos de Hacienda y de Comercio de Estados Unidos la semana pasada muestran la gran cantidad de acciones que ha tomado Estados Unidos para ejecutar los compromisos del presidente Barack Obama con la futura nueva dirección que debe tomar la política de ese país hacia Cuba.
La normalización de las relaciones será un proceso muy largo y no se va a limitar a establecer relaciones o a la apertura de las embajadas —afirmó—, pero hoy hemos dado nuevos pasos en esta nueva dirección.
Al ser interrogada por un periodista sobre los obstáculos políticos reales del proceso, considerando las diferencias, la representante estadounidense respondió que el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de las embajadas es solamente parte de la normalización de las relaciones entre ambos países.
«No hay una lista o un modelo a seguir (para restablecer las relaciones). Se hace por acuerdo mutuo entre ambos países y es un proceso bastante directo, no muy complejo, que es la razón por la cual se van a tener que abordar otros temas como parte de este proceso de normalización. Esos temas de la amplia gama para la normalización sí son complejos y reflejan las profundas diferencias que existen entre nuestros países y van a seguir siendo debatidos, como ha dicho el Presidente (Obama)», sostuvo la Secretaria asistente del Departamento de Estado.
La diplomática reconoció que, como los presidentes Barack Obama y Raúl Castro han tomado la decisión de superar más de 50 años de una relación «que no se basaba en confianza, entonces hay temas que hay que debatir, por lo tanto se van a llevar a cabo conversaciones futuras».
Jacobson enumeró entre los asuntos a definir, los relativos a personal, instalaciones, embarques diplomáticos… que deben ser solucionados antes de que se puedan restablecer las relaciones diplomáticas, dijo.
La funcionaria reconoció que las dos partes fueron muy claras en cuanto a que la Convención de Viena, «que guía nuestras relaciones diplomáticas con todos los países», debería guiar el restablecimiento de nuestras relaciones diplomáticas bilaterales, «si bien puede no responder todas las preguntas en cuanto a una relación tan peculiar como la que hemos tenido en el pasado». Aseguró que, obviamente, ese va a ser el instrumento bajo el cual se lleven a cabo las relaciones diplomáticas, principio en el que hubo coincidencia con la parte cubana.
Jacobson respondió que no estaba en condiciones de decir cuándo serán abiertas las embajadas. «Estamos trabajando de la mejor manera posible, de la forma más rápida, y vamos a hacerlo cuando podamos resolver todos los problemas que tenemos que abordar», aseguró.
Acciones de cooperación y muestra de las diferencias
Al término de la reunión sostenida en la tarde entre las delegaciones de Cuba y Estados Unidos, la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro, explicó que se trataron temas de cooperación bilateral, al darle a conocer a la prensa lo sucedido en la tercera y última sesión de la Ronda de conversaciones.
Tuvimos un intercambio sobre varios temas de carácter bilateral, incluido el tema de los derechos humanos, en el cual se ratificó que tenemos profundas diferencias, explicó Vidal Ferreiro.
«Cuba reiteró la propuesta que había hecho hace un año al Gobierno de Estados Unidos de sostener un diálogo respetuoso y sobre bases de reciprocidad para abordar nuestras posiciones sobre derechos humanos y democracia, a partir de que Cuba tiene preocupaciones sobre el ejercicio de los derechos humanos en Estados Unidos y considera que tenemos experiencias interesantes que mostrar y compartir en lo que se refiere al disfrute de los derechos humanos, no solo en nuestro país sino en la contribución que hemos hecho modestamente en la mejoría de los Derechos Humanos y de las condiciones de vida de muchos pueblos», puntualizó.
La diplomática explicó que pasaron revista a una buena parte de los temas de cooperación. «Hablamos sobre las posibilidades de ampliar la cooperación en nuevas esferas. Revisamos el estado de la cooperación en áreas como la seguridad aérea y la aviación, la respuesta a derrames de hidrocarburos. Identificamos nuevas áreas como el enfrentamiento el narcotráfico, al terrorismo y a las epidemias.
«En este último aspecto la parte cubana propuso sostener un encuentro para identificar las modalidades de cooperación para enfrentar de manera más efectiva y eficaz el virus del ébola en África occidental».
La delegación cubana propuso además cooperar en temas de monitoreo sísmico, hidrografía y áreas náuticas, y en investigaciones conjuntas sobre especies marinas. Además sugirió establecer colaboración científica en protección al medio ambiente, la mitigación de efectos del cambio climático y enfrentamiento a desastres naturales.
Trasladamos la disposición de discutir la delimitación de la Dona Oriental en el Golfo de México de conjunto con los Gobiernos norteamericano y mexicano, agregó.
Se habló, además, de los pasos para implementar un plan piloto para el establecimiento del servicio de correo postal directo entre los dos países.
En respuesta a una pregunta formulada acerca del acápite específico de la declaración emitida por la delegación estadounidense que expresa: «Como elemento central de nuestra política presionamos al Gobierno cubano para que mejore las condiciones de los derechos humanos, incluida la libertad de expresión y de reunión», Josefina Vidal expresó: «Le confirmo que la palabra presión no se usó. No es una palabra que se usa en este tipo de conversaciones. Cuba ha demostrado que nunca ha respondido ni responderá a presiones de ninguna parte que provengan. Puedo confirmar que tuvimos un intercambio en el que cada parte confirmó y afirmó las posiciones y visiones sobre el tema del ejercicio de los derechos humanos. Cuba ratificó su propuesta de sostener un diálogo específico en una fecha por determinar para abordar a nivel de expertos nuestras visiones sobre el asunto».
En sus respuestas a la prensa, la diplomática cubana valoró que confía en un futuro mejor para nuestras naciones.
«Somos países vecinos, tenemos profundas diferencias pero hemos visto cómo en el mundo las profundas diferencias pueden convivir de forma pacífica y civilizada en función de solucionar problemas comunes y contribuir con ello a un mejor bienestar para nuestros países y el resto del mundo», subrayó.
«Independientemente de nuestras diferencias, que existen y se van a mantener porque tenemos convicciones muy firmes ambas naciones por razones históricas y culturales, confío en que podemos encontrar un modus vivendi, una convivencia pacífica para discutir nuestras diferencias con respeto y avanzar en la colaboración en temas de interés común para ambos», agregó la diplomática cubana.
«Llevamos un tiempo en el que hemos empezado a intercambiar sobre el trabajo conjunto en diversas esferas y estas reuniones han permitido confirmar que tenemos interés de seguir trabajando en esas áreas y a su vez ampliar la colaboración a otras esferas para beneficio mutuo, eso es un buen comienzo».

Democracia, derechos humanos y terrorismo

Ernesto Gómez Abascal
Miembro del Secretariado del MovPaz

Tal como si fueran “Los tres jinetes del Apocalipsis”, estos temas son utilizados y manipulados por el Gobierno de Estados Unidos como armas acusatorias para tratar de desestabilizar y crear problemas en países que tienen una política independiente y no se doblegan a sus intereses.
Sin embargo, la organización o el sistema político implantado en ese país, basado fundamentalmente en el bipartidismo, está muy lejos de poder ser considerado como la Democracia, el jinete número uno. La mayor parte de sus dirigentes, incluido el presidente de la república, salen como propuestas de sus propias élites, en cuya aprobación no participan las masas, que se ven obligadas a votar por aquellos escogidos de un selecto grupo, por lo general representantes de grandes intereses económicos y ellos mismos poseedores de importantes fortunas.
Las elecciones para presidente son indirectas, y lo normal es que solo acudan a votar una minoría de los ciudadanos que tienen derecho a ello, pudiendo darse el caso, y de hecho se da, de que un presidente llegue al cargo con solo un respaldo minoritario de la población. Si democracia significa “el poder del pueblo”, entonces, esto no lo es.
Pero al margen de estas definiciones, cada país debe tener el derecho de organizar su funcionamiento y estructura política según sus características e intereses, su propia historia y su cultura. Nadie está autorizado para imponerle a otro el modelo que considere apropiado y todavía menos aquel cuyo sistema tiene tantas carencias.
Por otro lado, el Gobierno de los Estados Unidos se toma el derecho, que nadie le ha otorgado, de enjuiciar de acuerdo a su conveniencia los sistemas políticos de otros estados y utiliza esto, apoyándose en el poder de sus grandes medios de información y organizando sus campañas difamatorias, como parte de sus planes de cambio de régimen. Sin embargo, aunque aún mantienen un poder de influencia considerable, cada vez se ven más desprestigiados debido a que los pueblos toman conciencia de la doble moral que aplican según sea un aliado, u otro que consideren que no lo es.
Su poder de influencia en América Latina ha sufrido un evidente retroceso. La Escuela de las Américas, academia militar establecida en la antigua Zona del Canal de Panamá, debió ser trasladada en 1984 a Fort Benning, en Georgia. Allí preparan a militares latinoamericanos, en técnicas de tortura y golpes de estado. Esta es la clase de Democracia que ellos aplican cuando las cosas no marchan según sus intereses.
Eso fue lo que hicieron en Chile para derrocar a Salvador Allende, presidente elegido democráticamente, e imponer la sangrienta dictadura de Augusto Pinochet. Esa misma técnica de cambio de régimen la han tratado de aplicar, sin resultados, contra los Gobiernos de Correa en Ecuador y Evo Morales, en Bolivia. No obstante lo lograron en Honduras y Paraguay.
En Venezuela, donde la oligarquía vende patria que compraba el papel sanitario en Miami, había entregado los recursos del país a las empresas yanquis, mientras el 80% de la población vivía en la pobreza, ha sido blanco preferido de su agresiva política golpista, a pesar de que su Gobierno ha celebrado innumerables elecciones con observadores extranjeros certificándolas. Pero difícilmente el pueblo bolivariano, sintiéndose dueño de su destino, se deje arrebatar el poder. En otras partes del mundo han tratado de promover cambios de gobiernos con las revoluciones de colores y en los países árabes se montaron sobre las llamadas “primaveras”, que nada tenían de tal cosa.
En Cuba, conocemos bien la democracia yanqui, así como conocemos que desde principios del siglo XIX, ambicionan apoderarse del país. Nuestras discrepancias no son solo ideológicas, se trata de un problema histórico de independencia nacional y hay conciencia, hasta en los niños, que con eso no se puede jugar. Después de más de medio siglo de intentar destruir nuestro sistema por vía violenta, ahora han reconocido su fracaso e intentan probar por otra vía.
Los Derechos Humanos, el jinete número dos, lo proclaman como si ellos fueran los creadores de este concepto, y también enjuician a otros países por su cumplimiento o no. Claro que con un doble rasero. Con enorme hipocresía no se enjuician ellos mismos por el abuso policial y discriminatorio que ya resulta escandaloso, y que solo en el último mes causó la muerte de varios jóvenes negros. El maltrato y la tortura de los presos es cosa común.
Exhiben como si estuvieran por encima del bien y del mal, el campo de concentración en que han convertido la base naval de Guantánamo, territorio cubano ilegalmente ocupado, donde encarcelan a un grupo de prisioneros sin ningún derecho legal. Allí hay secciones secretas en las que no se conoce a quienes mantienen. Máximos dirigentes de ese país como el presidente George W. Bush y Richard Cheney, defendieron la aplicación de técnicas de tortura a estos prisioneros. El presidente Obama, aunque ha prometido cerrar tan infame instalación, no lo ha hecho.
Pero también han instalado cárceles secretas en otros países y han utilizado vuelos especiales para conducir en secreto a prisioneros de Iraq, Afganistán y otros países del Medio Oriente, con la complicidad de socios europeos. Es conocida la aplicación de la técnica del waterboarding, la cual produce la sensación de ahogamiento a la persona torturada.
De forma consciente, tratan de confundir y hacer ver que cuando se refieren a “derechos humanos”, se trata de derechos políticos y civiles. Acusando a quienes les convenga, de falta de libertad para reunirse, organizarse, escribir y publicar, etc., ya que por esta vía intervienen en los asuntos internos de otros países con el objetivo de desestabilizarlos y propiciar un cambio de régimen. A esta labor dedican multimillonarios presupuestos.
El Terrorismo, al cual el presidente George W. Bush, dijo haber declarado la guerra después del ataque a las Torres Gemelas en New York y al edificio del Pentágono en Washington, el 11 de septiembre del 2001, fue creado por ellos, para hacer la guerra por esta vía a las tropas soviéticas que habían ocupado Afganistán. De allí surgieron los talibanes y Al Qaeda, padres del actual Ejército Islámico. Ellos, junto a sus socios de la OTAN, y las petromonarquías del Golfo, han dado entrenamiento, recursos financieros y armamento, para reunir un ejército de extremistas y asesinos, que haga la guerra a Siria, Iraq, Irán y Líbano, promoviendo a la vez enfrentamientos sectarios que benefician sus planes de dividir y debilitar la región, para facilitar sus planes de dominación.
Utilizan igualmente la categoría de “terroristas”, para clasificar a países que no se doblegan y que realmente sufren las consecuencias de su política. A Cuba la mantienen en este listado sin fundamento alguno, mientras brindan protección a connotados criminales como Luis Posada Carriles, autor confeso de hacer explotar un avión comercial de Cubana de Aviación, donde murieron sus 73 pasajeros, así como organizador de una cadena de bombas que explotaron en hoteles y restaurantes de La Habana, en las cuales murió un turista italiano. Muchos como él se pasean por las calles de Miami a pesar de estar sujetos a demandas judiciales por varios gobiernos latinoamericanos.
¿Con qué moral dicen combatir el terrorismo los Estados Unidos?
El doble rasero que practican en estos temas: democracia, derechos humanos y terrorismo, los muestra como una potencia inmoral e injusta, e indefectiblemente los conduce a perder influencia y reducir su poder a nivel internacional.

Exige nuestro país en la ONU compromiso con la paz y el desarrollo inclusivo

El embajador de la Isla ante la ONU denunció el uso de la fuerza y la amenaza de emplear la misma contra naciones soberanas, la aplicación de medidas coercitivas unilaterales y los enormes gastos en materia militar
f0027565
Autor: Prensa Latina | internet@granma.cu

19 de enero de 2015 23:01:53

NACIONES UNIDAS.— Cuba demandó es­te lunes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas compromiso político con la búsqueda de la paz, el enfrentamiento a las causas raigales de los conflictos y el impulso al desarrollo de la humanidad.
“La paz y la seguridad internacionales son inviables sin un desarrollo sostenible, equitativo e inclusivo que beneficie a todas las personas y a todos los pueblos”, afirmó el embajador de la isla ante la ONU, Rodolfo Reyes.

El diplomático intervino en un debate abierto del Consejo sobre el desarrollo inclusivo y su importancia para el mantenimiento de la paz, foro encabezado por la jefa de Estado de Chile, Michelle Bachelet, al corresponder a ese país sudamericano la presidencia del órgano de 15 miembros en enero.

Reyes lamentó que en pleno siglo XXI continúen en el planeta conductas que amenacen la coexistencia pacífica y la propia supervivencia de la especie humana.

En ese sentido, denunció el uso de la fuerza y la amenaza de emplear la misma contra naciones soberanas, la aplicación de medidas coercitivas unilaterales y los enormes gastos en materia militar, incluyendo los destinados a los arsenales nucleares.

“El mundo cuenta con los recursos necesarios para erradicar la pobreza, la desnutrición, el analfabetismo y muchas de las enfermedades que todavía diezman poblaciones enteras en muchos países”, advirtió.

De acuerdo con el embajador cubano, la carrera armamentista consume recursos que pudieran dedicarse al crecimiento económico y al bienestar social.

Los gastos militares totalizaron 1 756 billones de dólares en el 2012, el 2,5 % del Pro­ducto Interior Bruto mundial, dinero que debe reorientarse hacia actividades generadoras de desarrollo, porque con los recursos destinados a las armas podrían cumplirse mu­chas de las modestas metas del milenio, precisó.

En su discurso, Reyes abogó por enfrentar la pobreza y las desigualdades, en aras de erradicar las causas que motivan y alimentan los conflictos.

Asimismo, aseveró que la paz, la seguridad y el ejercicio de la autodeterminación de los pueblos, potencian las condiciones para la materialización del desarrollo sostenible, con inclusión, equidad y justicia social.

“La mayor contribución que puede realizar el Consejo de Seguridad al desarrollo inclusivo es ejercer su obligación de servir de valladar inexpugnable contra la ocupación extranjera, la agresión y las guerras de conquista; actuar como verdadero adalid del respeto a la soberanía de los estados, grandes y pequeños (…)”, expuso.

Respecto a la postura de Cuba de cara al progreso global, ratificó su decisión de seguir contribuyendo con sus modestos recursos al bienestar de los pueblos, sobre todo de los más necesitados.

La isla está comprometida con el apoyo a la cooperación internacional para el logro de un desarrollo sostenible con inclusión y justicia so­cial, así como con la defensa de la paz y la seguridad internacionales, subrayó. (PL)

COMPARTIR facebook twitter

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico no reconoce a Marruecos como potencia administradora de jure en el Sahara Occidental

Dom, 18/01/2015 – 14:03 Sahara Occidental
Londres, 18/01/15(SPS)-. El Ministerio de Asuntos Exteriores británico confirmó que el Reino Unido al igual que Naciones Unidas no reconoce a Marruecos como potencia administradora de jure en el Sáhara Occidental; y que su presencia no supone más allá de ejercer un control de facto sobre parte de ese territorio.
Esa fue la respuesta de ese Ministerio a la pregunta escrita formulada por parte del diputado liberal-demócrata, el Sr. Mark Williams, al Ministerio de Asuntos Exteriores, el pasado 15 de Enero, 2015, en el que se preguntaba si el Reino Unido reconoce a Marruecos como potencia administradora en el Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental, según lo informado por la Representaciòn del Polisario en Londres.
La respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores británico corrió a cargo del Sr. Tobias Ellwood, Viceministro encargado de Oriente Medio y Norte de África, quién afirmó que ” al igual que La ONU, el Reino Unido no reconoce a una potencia administradora de jure. Marruecos ejerce un control de facto sobre parte del Territorio.”
La respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores reitera una vez más la posición del Gobierno británico con respecto al conflicto, una posición que sigue siendo de vanguardia dentro del grupo de amigos del Sáhara Occidental dentro del Consejo de Seguridad.
La citada respuesta tiene lugar dentro de la polémica que suscita el anuncio por parte del Fórum Crans Montana de organizar su próxima reunión en la ciudad ocupada de Dajla en violación flagrante del derecho internacional que reconoce que la presencia marroquí en parte del Sáhara Occidental como una ocupación que debe resolverse mediante un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.
Cabría recordar, que el diputado británico Mark Williams visitó El Aaiún ocupado a mediados de febrero del año pasado en calidad de miembro de la primera misión de investigación del Parlamento británico, que elaboró a su regreso un demoledor informe titulado “vida bajo la ocupación” en el que denuncia las violaciones de los derechos humanos perpetradas por parte del régimen de ocupación marroquí contra la población saharaui en las zonas ocupadas así como el saqueo incesante de los recursos naturales saharauis por parte del mismo.SPS

A %d blogueros les gusta esto: