Guantánamo por la paz sin bases militares

Lista la oriental provincia cubana para celebrar el IV Seminario Internacional de Paz, por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras…
Raisa Otilia Martín Lobo
base-guantanamo-palmerola
Exigirán en Guantánamo más de 200 pacifistas la abolición de las bases militares. (Cubahora)
• Base Naval de Guantánamo: Área de 117 mil 6 kilómetros cuadrados ocupada ilegalmente desde 1903 por los Estados Unidos contra la voluntad del pueblo cubano. Esta instalación se encuentra en la Bahía de Guantánamo. En el último cuarto del siglo XX, la base fue usada como centro de reclusión para refugiados cubanos y haitianos interceptados en alta mar.
• Se estima que Estados Unidos posee entre 700 y 800 bases militares por el mundo.
La provincia de Guantánamo está lista para acoger el IV Seminario Internacional de Paz, por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, del 23 al 25 de noviembre, con el objetivo de reflexionar sobre los daños que representan los enclaves militares en distintas partes del mundo.
El Seminario tiene entre sus propósitos denunciar la política injerencista de las grandes potencias, empeñadas en establecer ba¬ses militares en todos los continentes. También lograr el apoyo de los participantes a la justa demanda del pueblo y el gobierno cu¬banos al de los Estados Unidos, para que devuelva el territorio ocupado ilegalmente desde 1903 por la Base Naval de Guantánamo.
Silvio Platero Irola, presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, confirmó en esta ciudad la participación de más de 200 pacifistas de 27 países, de todos los continentes, que asisten al IV Seminario para presentar ponencias, experiencias y vivencias en torno a la presencia de las bases militares en sus países y el efecto que tienen sobre sus habitantes.
“Este Seminario —señaló el académico— difiere de los anteriores por la masividad. En cuanto al contenido se parece mucho a los anteriores, sin embargo, lo novedoso es la presencia de una fuerte representación de norteamericanos y del movimiento pacifista de esa nación, con un número considerable de participantes. Antes eran dos o tres, ahora es la delegación más grande en cuanto a país”.
La presidenta del Consejo Mundial de Paz, Socorro Gomes; el presidente del Consejo Estadounidense por la Paz, Alfred Mardher, y la activista pacifista norteamericana Cindy Sheehan, conocida como Mamá Paz, prestigiarán el IV Seminario. A estas personalidades se suman, además, Medea Benjamín, líder del grupo Código Rosa; Ann Wright, excoronel de la marina norteamericana; y Ramsey Clark, exfiscal general de esa nación, quienesintercambiarán experiencias y reflexionarán en torno a los efectos de esas instalaciones militares en diferentes partes del mundo.
Como antecedente del Seminario, los días 20 y 21, se realizó la reunión del Comité Ejecutivo del Consejo Mundial por la Paz, en los salones de la Plaza de la Revolución Mariana Grajales, con la participación de activistas de Estados Unidos, Canadá, Italia, Puerto Rico, Chile, Brasil, Turquía, Palestina y Bélgica; quienes denunciarán la extrema situación de violencia que se vive en el mundo.
“Este encuentro —informó Silvio Platero Irola— por vez primera se realizará fuera de la capital del país. Y al desarrollarse en Guantánamo cobra un gran simbolismo. Aquí está enclavada la base naval del gobierno de los Estados Unidos, la más antigua del mundo y el único enclave de ese tipo establecido contra la voluntad popular, por lo que representa el cierre definitivo de la ilegal base yanqui en la bahía de Caimanera”.
Los seminaristas realizarán un recorrido por centros históricos culturales de esta oriental provincia, disfrutarán de la popular noche guantanamera, tendrán un encuentro con residentes en un Comité de Defensa de la Revolución (CDR) de la ciudad de Guantánamo y visitarán el poblado costero de Caimanera, territorio limítrofe con la ilegal base naval norteamericana, para desde allí, hacer la declaración final del Seminario junto a los pobladores del municipio.
Un elemento clave en el actual proceso hacia la normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos es la devolución del área ocupada por la ilegal base naval yanqui. Por tanto, la solución de este conflicto deviene una mirada internacional de quienes se suman al pedido del retorno a Cuba de parte de su territorio, donde desde hace más de diez años el gobierno de Estados Unidos mantiene, además, uno de los centros de tortura más espantosos y brutales del planeta, en el que se violan los más elementales derechos humanos.

Publicado el 23 de noviembre de 2015 en Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: