Cómo se fabricó al presidente Trump, por Manuel E. Yepe

Apenas transcurridos dos meses de su elección y a menos de uno luego
de su toma de posesión, ha comenzado a circular en Estados Unidos el
libro “La fabricación del Presidente 2016: Cómo Donald Trump orquestó
una revolución”. Su autor, Roger Stone, es asesor y amigo de muchos
años de Trump, estratega político republicano y autor de varios “best
sellers” anteriores.
Al estilo de Theodore White, quien en The New York Times realizara
libros similares a pocas horas de la elección de todos los presidentes
estadounidenses desde 1960, Roger Stone presenta su sesgada versión de
lo ocurrido y su pronóstico de lo que traerá la elección de Donald
Trump para el presente y el futuro de Estados Unidos y el mundo.
En las primeras horas del nueve de noviembre de 2016, una de las
contiendas electorales por la presidencia más discutidas, disolutas y
polarizadas en la historia de la nación llegó a un abrupto e
inesperado colofón cuando la fuertemente favorecida candidata
presidencial del partido demócrata, Hillary Clinton, telefoneó a su
oponente para reconocer su derrota, impactando con ello a una nación
que parecía no haber dado crédito hasta entonces a las posibilidades
de victoria de Donald Trump.
Fue la mayor sorpresa en la historia política de Estados Unidos,
considerando el torrente de invectivas y rechazos en los medios
masivos de comunicación que había acompañado a la campaña de Donald
Trump.
Stone observa que el resultado de la elección presidencial a favor de
Donald Trump en los estados presuntamente afines a los demócratas de
Pensilvania, Wisconsin y Michigan, fue lo que le dio  a la postre la
victoria al aspirante republicano. Considera este fenómeno como la
primera confirmación convincente que se tiene de la capacidad que
posee una “mayoría silenciosa” de cambiar un corolario electoral en
Estados Unidos.
Como íntimo asesor y confidente de Trump, Stone brinda en su libro
toda una novela acerca de cómo éste, casi solo, contando apenas con el
apoyo de un equipo de campaña de base de estilo guerrillero, aprovechó
la exasperación que reinaba entre los “norteamericanos olvidados” y
gracias a ello pudo competir con el depurado funcionamiento de la
maniabierta y bien engrasada maquinaria política de Hillary Clinton… y
vencerla.
Desde el principio, la campaña de Trump se diferenció de la práctica
habitual en el escenario Usamericano por su combatividad, rebeldía  y
audacia.  Según Stone, “su nominación constituyó una toma de posesión
en condiciones de hostilidad dentro de su propio partido (republicano)
y fue rechazada por el liderazgo de ambos partidos, cuyas políticas
habían conducido a la nación al borde del colapso financiero y puesto
en peligro la seguridad nacional”.
En su libro, Stone describe cómo Donald Trump demostró una habilidad
política superior en todas las situaciones que tuvo que enfrentar.
Revela cómo Trump fue brillante en la selección de las  debilidades de
Hillary, particularmente su reputación de corrupta, con lo que
encendió las pasiones de tantos hombres blancos sin trabajo en un
momento cuando millones de estadounidenses desesperadamente pedían
cambios.
Stone también ofrece su versión acerca de cómo y por qué los medios de
comunicación se equivocaron en sus pronósticos sobre los resultados
electorales.
Trump hizo alarde de grandes habilidades para ofrecer a los votantes
aquello que pedían. Se presentó como el candidato opuesto a la
apertura de las fronteras y defensor de la soberanía nacional
Usamericana.
Stone narra el triunfo de Trump en los tres debates que tuvo con
Clinton, en los que –asegura- se mostró más hábil que su oponente: la
corrupción de la Fundación Clinton, su mal manejo del correo
electrónico oficial en asuntos privados y su incompetencia en el
desempeño del cargo de Secretaria de Estado durante el segundo período
de mandato de Obama. Fueron situaciones en las que se mostró más
convincente, según el escritor.
Stone revela en su libro interioridades relacionadas con los casos de
Julian Assange y Wikileaks; el jefe de la campaña de Clinton John
Podesta; el vicejefe de campaña de Hillary, Huma Abedin; el político
demócrata acusado por delitos de pornografía infantil, Anthony Weiner;
el ex representante tres veces acusado por escándalos sexuales Carlos
Danger; el ex consejero de Bill Clinton Doug Band; el billonario
Jeffrey Epstein, y acerca de los esfuerzos por ocultar debilidades y
problemas de salud de la ex primera dama. Stone desmiente la falsa
narrativa que acusaba a Trump de estar confabulado con el Presidente
de Rusia, Vladimir Putin, y sobre el suministro a Wikileaks de
mensajes provenientes de los rusos.
También argumenta en el libro su criterio de que la elección de Trump
ha evitado una guerra con Rusia sobre Siria y ha promovido el rechazo
a las políticas neoconservadoras de Obama y Clinton.
Febrero 3 de 2017.

Anuncios

Publicado el 6 de febrero de 2017 en Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: