Intervención de Antonio Barreto, Presidente del Centro Brasileño de Solidaridad con los Pueblos y Lucha por la Paz (CEBRAPAZ), en el V Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras | Guantánamo, Cuba | 4-6 de mayo 2017

Estimados amigos y amigas,
Compañeros de MovPaz, del ICAP y todas las entidades y el valiente pueblo cubano que nos reciben en Guantánamo,
Compañeros y compañeras del Consejo Mundial de la Paz y organizaciones amigas,

Es un honor y una expresión de nuestro compromiso irredutible con una campaña global por la abolición de las bases militares extranjeras, puestos de amenaza y agresión del império en contra de los pueblos, participar de este seminario y sumarnos en esta lucha desde Guantánamo.

Aquí expresamos primeramente nuestra solidaridad con el pueblo hermano de Cuba y Guantánamo en su justa lucha en contra de la presencia militar estadounidense con la base y el centro de torturas e infamia, una grave ofensa a toda la humanidad.

Cebrapaz está determinado en la campaña y la acción reiterada y firme en contra de los aparatos e instalaciones que sirven a los planes imperialistas de Estados Unidos, sus aliados europeos y, aquí, en Latino-América, las oligarquías serviles contentas de prestar sus servicios a su patrón del norte.

Vivimos un momento de intensificación de nuestras luchas en contra de la guerra en todo el mundo, desde el continente africano, Ásia, Oriente Médio y el Este europeu hasta América Latina, donde en el 2014 los valientes líderes de un proceso de afirmación soberana e integración solidaria se han comprometido con la proclama de ésta como una Zona de Paz.

Todavía, países demasiados siguen abriendo las puertas a la presencia imperialista. Colombia, por ejemplo, por décadas es una puerta de entrada de las políticas militaristas y belicistas de Estados Unidos en la región, basada en la masacre de los insurgentes colombianos, por más de 50 años sometidos a la brutalidad de la represión y el terrorismo de Estado y del paramilitarismo, con apoyo y promoción estadounidense. Además, Colombia tiene casi 10 bases estadounidenses y posiblemente abriga armas nucleares, como denunció el compañero investigador Atílio Borón, mientras Peru tiene casi lo mismo número de bases.

Denunciamos también la instalación de bases militares en Argentina tras la elección de Mauricio Macri, en la ola reaccionaria y persecutoria de la presidenta Cristina Kirschner y del proyecto progresista del país. Simptomatico es que, como en Argentina, que anunció dos nuevas bases de uso de los EE.UU. en regiones estratégicas – una en el Ushuaia y otra cerca de la frontera con Brasil y Paraguay y del Acuífero Guarani –, en Brasil, tras el golpe de Estado también reaccionário del 31 de agosto de 2016, un golpe conservador y realizado por fuerzas subservientes a los EE.UU., también se intente retomar las negociaciones para la concesión de la base espacial de Alcantara, puestas de parte por Lula en 2003.

La entrega de Alcantara a EE.UU. significaría nuestra pérdida de soberanía sobre la base, de autonomía sobre nuestro programa espacial y de autoridad sobre nuestros próprios intereses nacionales, sometidos a los del imperio, cuanto a acuerdos con outros países para el avance tecnológico en el sector. Eso es inaceptable!

Es claro que la afirmación de nuestras soberanías, que los proyectos de integración regional solidários y soberanos, que el desarrollo independiente y del pueblo, no están en acuerdo con los planes del imperio para la región. Por eso, las casi 80 bases militares en América Latina y Caribe y las más de 800 por todo el mundo, amenazando a los pueblos en todos los continentes. Por eso EE.UU. disemina por los oceanos sus flotas de guerra y amenaza y involucra a tantos países en su tela imperialista a través de máquinas de guerra como la OTAN.

Pero también es porque el imperio es consciente de la fuerza de los pueblos cuando están unidos en defesa de su soberanía y en solidaridad y hermandad en contra de la opresión y la explotación.

Por eso, Cebrapaz se suma a los movimientos de todo el mundo en defensa de las soberanías de las naciones y de los pueblos, de la justicia y de la paz. Sumámonos también a la demanda de retirada inmediada de la base militar estadounidense y su centro de torturas del território de Guantánamo ocupado en contra de la voluntad expresa del pueblo cubano.

No aceptamos retroceder ni aceptar la imposición de la guerra o la amenaza. Juntos, resistimos, y seguiremos en lucha por la abolición de las bases militares extranjeras!

Obrigado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abolición de las Bases Militares Extranjeras, Noticias, V Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s