Archivos Mensuales: septiembre 2017

Socorro Gomes: En evidente contraste, Venezuela invita a la paz mientras Trump anuncia la guerra


Saturday, September 23, 2017

Entre los días 16 y 19 de septiembre, el pueblo venezolano organizó una importante acción de afirmación soberana, en la que los presentes de diversos países, representantes de organizaciones, asociaciones y movimientos sociales diversos, así como jefes de Estado, pudieron manifestar su apoyo y solidaridad al pueblo hermano de Venezuela en la aguerrida y sostenida resistencia contra la injerencia imperialista, contra la ofensiva de las fuerzas reaccionarias y oligárquicas y por la continuidad y profundización de la grandiosa Revolución Bolivariana.

El título del encuentro, Jornada Mundial “Todos somos Venezuela”: Diálogos por la Paz, la Soberanía y la Democracia Bolivariana, fue un importante refuerzo del empeño de todas las fuerzas democráticas y progresistas en la contraposición a la descomunal guerra mediática de escala global contra un gobierno legítimamente elegido por el pueblo venezolano, una ofensiva ya conocida en la cartilla de la injerencia imperialista estadounidense para intentar imponer el cambio de régimen y derribar gobiernos que se atrevan a hacerle frente. Por eso, reafirmamos, como ya el Consejo Mundial de la Paz y diversos otros movimientos han hecho, nuestro apoyo al empeño por diálogo del pueblo venezolano, que no arrastra el pie de la lucha en la defensa de su soberanía y la democracia bolivariana.

Sabemos, con ya incontables evidencias, que la política hegemonista de Estados Unidos siempre ha mirado hacia nuestra América Latina y el Caribe desde los mapas donde calculan sus tácticas de dominación y explotación desde una lógica geoestratégica para elaborar formas de desestabilización e instalar gobiernos subordinados y dóciles como meros agentes para la entrega de sus países.

Hace casi dos décadas, desde la Patria de Simón Bolívar, el comandante Hugo Chávez Frías se atrevió a alzar la lucha del pueblo venezolano contra la sumisión de la nación. Se trata de una transformación histórica que arrojó las condiciones para el creciente enraizamiento de la Revolución Bolivariana, lo que garantizó que un proceso popular y nacional resistiera de forma vigorosa a intentos prácticamente incesantes de golpes de Estado y de desestabilización a lo largo de todos estos años.

En este período, las fuerzas democráticas y progresistas de todo el mundo y las que componen el Consejo Mundial de la Paz nunca relegaron su compromiso e inquebrantable solidaridad al pueblo venezolano. Al final, creemos que la defensa de la soberanía nacional y la autodeterminación de los pueblos, al lado de la no injerencia en los asuntos internos de las naciones y de la cooperación internacional, son los pilares que deben sostener un nuevo orden internacional liberado del imperialismo, en que cada nación pueda construir el proceso por el cual se emancipa.

Por eso, defendemos el derecho inalienable del pueblo venezolano de definir con qué instrumentos y tácticas deberá superar la grave crisis política y económica que se instaló, cultivada en el caldo de los intentos desestabilizadores de parte de la oposición y de las fuerzas reaccionarias, fascistas y violentas patrocinadas por el imperialismo que se benefician de la incesante guerra mediática contra el gobierno bolivariano del presidente Nicolás Maduro.

Saludamos enfáticamente las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente, que demuestran no sólo el compromiso con una salida democrática de esta crisis, sino también el empeño popular en avanzar en el proceso de transformación nacional, profundizando los compromisos de la Revolución Bolivariana. Reafirmamos, aún en la contraofensiva a la guerra mediática, que pocas naciones del mundo conocen tamaño esfuerzo democrático como lo demostrado a lo largo de esas casi dos décadas, en que el compromiso revolucionario fue constantemente refrendado por el pueblo.

En el otro lado, denunciamos enfáticamente el posicionamiento adoptado por el presidente estadounidense Donald Trump en la Asamblea General de las Naciones Unidas, dejando más claras las políticas beligerantes de este Estado y sus gravísimas amenazas a la paz internacional, ya reiteradamente minada por la política hegemonista y belicosa.
Trump hizo evidente intento de aterrorizar a todos los que no se inclinan ante sus chantajes, gritando, distribuyendo amenazas de sanciones económicas y el total aislamiento de Venezuela, Cuba, Corea del Sur y Irán, países ya víctimas rutinaria de los desmanes estadounidenses.

En un paroxismo de odio e imprudencia que a todos ataca y ofende, Trump pretende llevarnos a todos al borde de un conflicto bélico de proporciones y consecuencias inimaginables. La respuesta de los pueblos no puede ser otra que la intensificación de la lucha por el fin total de este orden basado en la fuerza bruta, inaugurando un nuevo orden mundial, donde impere el respeto entre las naciones, en que el diálogo sustituye a las armas en la resolución de las diferencias.

Por eso, al tiempo que manifestamos nuestra solidaridad al pueblo venezolano en el enfrentamiento a la crisis, la violencia y el reiterado intento de golpe, apelando por un apoyo internacional comprometido con el respeto a la soberanía venezolana, manifestamos también, desde cada fuerza que compone el Consejo Mundial de la Paz, nuestra confianza en la resistencia antiimperialista y en la defensa de la democracia bolivariana y de la paz, que seguirán contando con nuestra solidaridad y compromiso resueltos en esta lucha.

Socorro Gomes, presidenta del Consejo Mundial de la Paz

Socorro Gomes: In a clear contrast, Venezuela calls for peace as Trump announces war

Saturday, September 23, 2017

Between September 16 and 19, the Venezuelan people organized an important action of sovereign affirmation, in which delegates from several countries, representatives of diverse organizations, associations and social movements, as well as heads of State, could express their support and solidarity to the brotherly people of Venezuela in the fierce and sustained resistance against imperialist interference, against the offensive of the reactionary and oligarchic forces and for the continuity and deepening of the great Bolivarian Revolution.

The meeting’s title, World Day Todos Somos Venezuela: Dialogues for Peace, Sovereignty and the Bolivarian Democracy, was an important reinforcement of the commitment of all democratic and progressive forces in opposition to the massive global media war against a government legitimately elected by the Venezuelan people, an offensive already known in the imperialist intervention booklet to try to impose regime change and overthrow governments that dare to resist it. That is why we reaffirm, as the World Peace Council and various other movements have being doing, our full support for the Venezuelan people’s commitment to dialogue, whereas they don’t back down from the struggle in defense of their sovereignty and the Bolivarian democracy.

We know, with countless evidences, that US hegemonic policy has always looked at Latin America and the Caribbean from the maps where they calculate their tactics of domination and exploitation, from a geostrategic logic to devising forms of destabilization and to installing subservient and docile governments, as mere agents for the delivery of their countries.

For almost two decades, since the homeland of Simón Bolívar, Commander Hugo Chávez Frías has dared to raise the struggle of the Venezuelan people against the nation’s submission. It is a historical transformation that has laid the groundwork for the growing roots of the Bolivarian Revolution, which has ensured that a popular and national process vigorously resisted the almost ceaseless attempts of coup d’État and destabilization over the years.

During this period, democratic and progressive forces throughout the world and the members the World Peace Council have never relegated their commitment and unyielding solidarity to the Venezuelan people. After all, we believe that the defense of national sovereignty and the self-determination of peoples, along with non-interference in the internal affairs of nations and international cooperation, are the pillars that must support a new international order liberated from imperialism, in which every nation can to build the process by which it is emancipated.
That is why we defend the inalienable right of the Venezuelan people to define with what instruments and tactics they must overcome the grave political and economic crisis that has arisen, cultivated in the wake of the destabilizing attempts of the opposition and the reactionary, fascist and violent forces sponsored by US imperialism and benefited by the incessant media war against the Bolivarian government of President Nicolás Maduro.

We warmly welcome the elections to the National Constituent Assembly, which demonstrate not only the commitment to a democratic exit from this crisis, but also the people’s commitment to advance the process of national transformation, deepening the commitments of the Bolivarian Revolution. We reaffirm, in our counter-offensive to the media war, that few nations in the world know of such a democratic effort as demonstrated during the almost two decades in which the revolutionary commitment was constantly endorsed by the people.

On the other hand, we strongly denounce the position adopted by the United States President Donald Trump in the General Assembly of the United Nations, making the belligerent policies clearer in very serious threats to international peace, already repeatedly undermined by hegemonic and warlike politics.

Trump made an obvious attempt to terrorize all those who do not bow before the US blackmail, shouting, distributing threats of economic sanctions and the total isolation of Venezuela, Cuba, People’s Korea and Iran, countries already routinely victims of US outrages.

In a paroxysm of hatred and recklessness, which strikes and offends everyone, Trump intends to bring us all to the brink of an armed conflict of unimaginable proportions and consequences. The response of the peoples cannot be other than the intensification of the struggle for the total end of this order based on brute force, inaugurating a new world order, where respect prevails among nations, where dialogue replaces weapons in the resolution of differences.

That is why, as we express our solidarity with the Venezuelan people in facing the crisis, the violence and the repeated coup attempt, appealing for international support committed to respect for Venezuela’s sovereignty, we have also expressed, from every force part of the World Peace Council, our confidence in the anti-imperialist resistance and in the defense of Bolivarian democracy and peace, which will continue to count on our resolute solidarity and commitment in this struggle.

Socorro Gomes, President of the World Peace Council

Anuncios

NIÑOS CUBANOS Y RUSOS CELEBRAN EL DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ

DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, celebró el Día Internacional de la Paz en la Escuela Primaria Emiliano Zapata Salazar, en una actividad conjunta con el Instituto de Amistad con los Pueblos y la Embajada de Rusia en Cuba, en la que tomaron parte 50 niños de la Escuela Rusa en Cuba, 120 estudiantes cubanos, así como profesores, dirigentes del Ministerio de Educación, funcionarios de la Embajada Rusa en Cuba. La actividad tuvo una parte política y otra cultural en la que participaron niños rusos y cubanos, y artistas que interpretaron canciones con el tema de la paz.

En nombre de las instituciones cubanas, las palabras centrales estuvieron a cargo del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos:

Para el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, el Instituto de Amistad con los Pueblos y la Escuela Primaria Emiliano Zapata Salazar, constituye una gran satisfacción poder celebrar el Día Internacional de la Paz en esta actividad organizada conjuntamente con la Embajada de Rusia en Cuba.

Cuba y Rusia somos naciones hermanas, y a ambas nos unen fuertes lazos históricos, políticos y culturales, y ambos pueblos han desarrollado estrechas relaciones de amistad especialmente después del Triunfo de la Revolución cubana.

El 21 de septiembre de cada año se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Paz establecido por la Organización de Naciones Unidas, una celebración anual de no violencia y suspensión de las guerras a nivel mundial, dedicada al fortalecimiento de los ideales de paz, entre todas las naciones y todos los pueblos.

Un día como hoy, en muchos países del mundo miles de personas se reúnen para expresar su deseo de vivir en un mundo de paz, en el que predominen valores como la solidaridad, la amistad y la cooperación.

Sin embargo, en la actualidad en el mundo no existe la paz que desearía la mayor parte de la humanidad. Lamentablemente no cesan las guerras en diferentes regiones del mundo, EEUU ha aumentado el capital asignado para la fabricación de peligrosos armamentos usados para desatar guerras contra otros países, en las que mueren miles de personas, entre ellos niñas y niños.

En países del Medio Oriente y África, cientos de miles de personas se han visto obligadas a huir de la guerra, abandonando sus hogares, buscando otros lugares donde encontrar seguridad y mejores condiciones de vida.

Este año, el Día Internacional de la Paz tiene como principal objetivo movilizar a la ciudadanía mundial para que muestre su apoyo a los refugiados y migrantes. Previo a la celebración, se acordó resaltar el valor de la solidaridad y la contribución de los migrantes a las economías de los países de acogida. Nos sumamos a este llamado y denunciamos las campañas mediáticas dirigidas desde el gobierno de Estados Unidos que
amenazan la Soberanía y la libre determinación de la hermana Repíblica de venezuela.

En estos momentos, por la zona del Caribe hay tres huracanes. El huracán Irma causó una gran destrucción en Cuba y otras Islas vecinas, y en estos momentos otro fuerte huracán llamado María ha dejado en la ruina a la pequeña Isla de Dominica y devastado a Puerto Rico.

Como tantas veces, Rusia ofreció su ayuda hermana a Cuba, con importantes donativos que serán distribuidos entre la población más afectada por el paso del huracán Irma, entre aquellos que perdieron sus pertenencias y sus casas, o sufrieron serios daños en sus viviendas.

En el aumento de los huracanes tiene mucho que ver los cambios climáticos que se producen en el planeta por causa de los daños que causan contra el medio ambiente países como EEUU, que no ha suscrito el Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Por ese motivo todos, incluyendo a las niñas y los niños, debemos luchar contra la contaminación ambiental y preservar la naturaleza.

Sobre la Paz, en el discurso del 19 de marzo de 1962 en el acto en que le fuera entregado el Premio “Lenin” de la Paz, el Comandante en Jefe Fidel Castro expresó ideas que pudieran haberlas pronunciado hoy:

“Cada cual debe luchar por la paz a su manera, cada cual debe luchar por la paz con lo que pueda y como pueda. Así, la América Latina, al enfrentarse cada vez más a los imperialistas, lucha por la paz. Mientras más pueblos luchando por su libertad, más posibilidades de paz en el mundo, más maniatados estarán los imperialistas, más débiles serán los imperialistas para desencadenar la guerra”.

Estimados niñas y niños de Cuba y Rusia ¡¡¡La Paz debe ser el compromiso mayor de la humanidad!!!!

Todos los niños dijeron a coro en español y en ruso:
¡¡¡Viva la Paz!!!

21 de Septiembre de 2017

El desastroso cambio climático también amenaza la paz mundial

El desastroso cambio climático
Por Hedelberto López Blanch

El océano Atlántico ha experimentado en las últimas semanas potentes y peligrosos fenómenos naturales al pasar simultáneamente por sus aguas tres poderosos huracanes y dejar en las tierras impactadas, desastres materiales y humanos.

José, y sobre todo Irma, arrasó con las islas de San Martin, Antigua y Barbudas y provocó numerosos daños en Puerto Rico, República Dominicana, Cuba, mientras Katia arremetía contra México.

En su desastroso paso, Irma llegó hasta territorio norteamericano, y unido al Harvey, que semanas antes penetró por Texas con enorme cantidad de agua y viento, costarán a Estados Unidos 290 000 millones de dólares, equivalentes a 1,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) según informó el servicio meteorológico privado Accuweather.
El Centro Nacional de Huracanes Estadounidense, explicó que al sureste de Houston, se detectaron 125,27 centímetros, superando el récord precedente de 121,9 establecido durante el ciclón tropical Amelia de 1978, en Medina (Texas).

La formación simultánea de tres huracanes en la cuenca atlántica, como fueron los casos de Irma, José y Katia es poco frecuente, unido a la potente intensidad que alcanzaron de 5, 4 y 3 en la escala de Richter.

Las últimas ocasiones en que simultáneamente llegaron dos huracanes a esa categoría sucedieron en 1935 y 2010.

Con vientos de 295 kilómetros por hora durante 35 horas, Irma se convirtió en el huracán de mayor duración con semejante intensidad desde que se tienen datos sobre estos fenómenos, según el meteorólogo cubano José Rubiera. Irma superó el récord del tifón Haiyan, que en 2013 en Filipinas, suscitó vientos de la misma magnitud durante 24 horas y dejó más de 7 000 muertos y desaparecidos.

El presidente norteamericano Donald Trump, ha venido declarando desde 2012 que “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer no competitiva a la manufactura de Estados Unidos”.

Durante la campaña electoral, el republicano repitió varias veces que el cambio climático era un “engaño” y no era un gran creyente en la contribución del hombre al cambio climático.

Tras ganar las elecciones aseguró tener una “mente abierta” sobre el asunto, pero canceló las futuras regulaciones que impondría el gobierno de Barack Obama para adaptarse a los Acuerdos de París.

Pero no han sido solo los huracanes los que han golpeado últimamente a Estados Unidos. Extensos incendios, que ya consumieron más de 4 300 kilómetros cuadrados, han ocurrido desde Nuevo México y Arizona, hasta Washington y Montana, afectando también zonas de Texas, Oklahoma, Kansas, Florida y Colorado.

Las condiciones calurosas y secas empeorarán la situación, explicó en un parte el Servicio Meteorológico Nacional que advirtió de la presencia de tormentas secas, con rayos pero sin lluvia, pueden provocar más fuegos.

En las recientes semanas, los bomberos han estado luchando contra 45 incendios a través de la parte occidental de Estados Unidos, detalló el Servicio Forestal estadounidense.

Solo en California, bajo las condiciones calurosas y secas existentes, miles de californianos evacuaron sus hogares debido al peligro de los incendios forestales, mientras 5 000 bomberos luchan contra 14 fuegos diferentes en todo el Estado.
Al menos 17 estructuras, incluyendo casas, fueron destruidas por el fuego en el Estado, mientras que otras cinco resultaron dañadas, dijeron las autoridades. Unas 5 400 estaban amenazadas.

Pese a todos esos desastres, Trump retiró a su país del Acuerdo de París sobre cambio climático aprobado por 195 países en diciembre de 2015 y que tiene como fin ir reduciendo las emisiones de gases invernaderos a partir de 2020.

Durante un anunció realizado desde la Casa Blanca el pasado mes de junio, el presidente adujo que “para cumplir mí solemne deber de proteger a Estados Unidos y a sus ciudadanos, mi país se retirará del acuerdo climático de París” y agregó que pedirá renegociar el tratado “en términos justos para Washington” como condición para retornar al mismo.

El mundo quedó en ascuas ante la declaración del mandatario y hasta sus aliados de la Unión Europea expresaron: “Estamos completamente convencidos de que el Acuerdo de París no se puede volver a negociar, ya que es un instrumento vital para nuestro planeta, nuestras sociedades y nuestras economías”.

Alrededor de 400 especialistas y profesionales de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, incluyendo a 30 premios Nóbel, en una carta publicada en el portal Climate Interactive denunciaron que “esa decisión traerá graves y largas consecuencias para el clima de nuestro planeta y el incumplimiento del Acuerdo empeorará claramente las perspectivas de calentamiento global”.

El magnate republicano aclaró el porqué de su decisión al agregar que “abandonar el Acuerdo de París ayudará a las industrias de petróleo y carbón. Fui elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburg, no a los de París”.

Desgraciadamente, el multimillonario presidente deja a la deriva a millones de personas con menos recursos en su país y en el mundo que deberán enfrentar cada día mayores y más fuertes embates de desastres naturales, mientras que abre las oportunidades para que las empresas transnacionales continúen enriqueciéndose.

En conclusiones, Trump y su equipo de dirección no desean salvar el futuro del planeta aunque con ello desaparezcan no solo sus negocios y edificaciones suntuosas sino también la especie humana.

TODOS SOMOS VENEZUELA

EL MOMPADE SALUDA AL ENCUENTRO MUNDIAL DE SOLIDARIDAD CON VENEZUELA 2017

VENEZUELA SOMOS TODOS

SOMOS LA ESPERANZA DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO POR UN MUNDO MEJOR, POR UNA PAZ GLOBAL EN ARMONÍA TOTAL EN DIÁLOGO ETERNO DE NUESTRAS DIFERENCIAS, EN ACUERDO PERMANENTE DE NUESTRA CONDICIÓN HUMANA, HACIA EL PODER POPULAR Y EL SOCIALISMO.

No, Venezuela no está sola frente a todos los ataques que recibe de un conglomerado nacional e internacional de enemigos. La prueba de ello es el notorio éxito del Encuentro Mundial de Solidaridad que este pasado fin de semana congregó más de 200 delegados y delegadas de 60 países de casi todos los continentes. Ávidos de información de primera mano sobre el destino del proceso revolucionario, quienes llegaron de lejos pudieron escuchar en la voz de la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, del canciller Jorge Arreaza y de Adán Chávez, expresiones de puro agradecimiento por la infinidad de acciones llevadas a cabo en el exterior en apoyo de lo que varios oradores caracterizaron como “punto fundamental de dignidad y resistencia”. De esas adhesiones y de la necesidad de reforzar lo que ya existe as que surge la lógica consigna de que “Todos y todas somos Venezuela”.

Después de una serie de intensos debates donde se caracterizó primero la etapa que vive el continente, en que el imperio y la derecha regional buscan quedarse con todo y para ello no se andan con sutilezas, la discusión se centró en buscar aumentar la solidaridad con Venezuela. A partir de esa definición es que se lanzaron decenas de propuestas para que de aquí en más las respuestas a las amenazas del presidente norteamericano Donald Trump sean respondidas desde diversos ángulos de ataque. Entre ellas, se definió como muy importante la necesidad de unir en un solo puño a todas las iniciativas llevadas a cabo hasta ahora en muchos países. En ese marco, toma fuerza la idea explicitada por el presidente Nicolás Maduro de ir delineando una gran marcha mundial por la paz y contra la violencia imperialista.

El plato fuerte del encuentro fue el conversatorio entre Maduro y Evo Morales, uno de los más leales y consecuentes timoneles de la solidaridad con el gobierno y pueblo venezolano. Para ello se utilizó el espacio televisivo que Maduro tiene todos los domingos para conectarse con su pueblo.

En realidad, se trató de una charla entre amigos que comparten un mismo sueño y una práctica revolucionaria atravesada por la fuerza de la creatividad para enfrentar idénticos enemigos. Si a esto se le suman las intervenciones de varios de los invitados al Encuentro, aportando imágenes y contenidos del sostén militante al chavismo en otros países latinoamericanos, europeos, africanos y asiáticos, se puede tener una idea de la cantidad de elementos para levantar la propia autoestima que se llevarán de regreso los visitantes.

El mandatario venezolano, a diferencia de la ola derechista y retrógrada que invade el continente, reivindicó el legado de Chávez y Fidel, alentó la lucha por el socialismo, y no dudó en posar junto a Evo con una foto de Santiago Maldonado, desaparecido en manos de la Gendarmería argentina.

No pasó desapercibida las importantes delegaciones enviadas por Cuba y Bolivia al Encuentro. La primera encabezada por uno de “los cinco héroes”, Fernando González, titular del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), y la boliviana, representada por campesinos, obreros, estudiantes e intelectuales, que en un número superior a 70 personas se constituyó en la más numerosa y bulliciosa.

Evo, en lengua sencilla y desbordante de sabiduría compartió recuerdos de cariño y admiración hacia el Comandante Hugo Chávez y reiteró sus advertencias a Trump y sus cómplices para que no siga con las amenazas a los pueblos del continente. Maduro por su parte, relató todo el camino recorrido en estos últimos meses en la idea de encontrar una salida dialogante a los planteos violentos y desaforados de la oposición. Una y otra vez insistió a sus adversarios que “no le mientan más al pueblo” y acepten que están manteniendo conversaciones en la República Dominicana. Completó esa ofensiva mostrando imágenes donde se pueden ver a los principales referentes de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), como Julio Borges, con aspecto sonriente y relajado, en charlas con la ex canciller Delcy Rodríguez y con su hermano Jorge, quien fuera designado por el Gobierno para llevar adelante una serie de acercamientos y discusiones con los líderes de la MUD.

También, el presidente venezolano dedicó una parte de su intervención en criticar a esa izquierda boba, mezquina y desubicada que minoritariamente le ha dado la espalda a la Revolución sin entender por donde pasa hoy la línea del frente contra el imperialismo y las oligarquías.

Este lunes, los visitantes podrán escuchar información de primera mano sobre la Defensa integral frente a los planes de la oposición interna y externa, en la voz del ministro de esa área, Padrino López, pero también mantendrán reuniones con la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez y visitarán los barrios donde el chavismo ha desarrollado sus mejores experiencias de poder popular. Allí palparán las lealtades incondicionales de los y las de abajo. De quienes, como diría el Che Guevara (quien será muy pronto homenajeado en Bolivia) son “destacamentos de vanguardia” en la guerra integral que aún queda por librar.

Esta reunión multitudinaria que ha convertido de hecho a Caracas como la capital de la solidaridad, además sirvió para que muchos de quienes llegaran desde los confines del planeta pudieran evidenciar en las calles de la capital venezolana que la paz ganada a pulso en aquellos turbulentos días de fin de julio se ha convertido en una satisfactoria realidad. Ni guarimbas, ni gritos histéricos y destemplados, ni rastros de las barbaridades provocadas por el fascismo opositor que llegó a asesinar a más de 120 ciudadanos y ciudadanas. Todo lo contrario, niños jugando en las plazas, familias paseando relajadas y por todos lados la sensación de victoria que significaron esos más de 8 millones de votos para apuntalar a una Asamblea Nacional Constituyente que sin dudas se ha convertido en un elemento estratégico para avanzar y profundizar la revolución.

Resumen Latinoamericano, 18 septiembre 2017

LOS HURACANES Y EL BLOQUEO CONTRA CUBA

Por Manuel E. Yepe Colaborador del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos
Septiembre 14 de 2017

Aunque el bloqueo a Cuba se inicio oficialmente el 7 de febrero de 1962, en la práctica comenzó en 1959, apenas triunfó la revolución popular contra la dictadura pro estadounidense de Fulgencio Batista. La reciente tragedia que –para Cuba y varios otros países del Mar Caribe- ha significado el huracán Irma, me ha hecho recordar una discusión que tuve hace exactamente diez años con un amigo estadounidense de visita en Cuba quien sostenía que Fidel Castro debía estar agradecido al gobierno estadounidense por el bloqueo que le había impuesto durante medio siglo a la revolución cubana.

Según el criterio de ese amigo norteamericano, a los cubanos les habría resultado sumamente difícil, casi imposible, mantener la unidad de acción que han mostrado para el logro de sus grandes avances sociales, culturales, educativos, científicos y económicos, “si no hubiera existido la feroz y estúpida hostilidad contra la isla” de su poderoso vecino del norte.

Por ello, especulaba él, el gobierno de Cuba ha actuado de manera muy astuta al no hacer todo lo que ha estado a su alcance por lograr que Estados Unidos suspenda el bloqueo económico y normalice sus relaciones con la isla.

Argumenté contra tal especulación recordándole la vertical posición del gobierno cubano contra el bloqueo, la promoción que ha venido haciendo desde hace muchos años en pro de acuerdos internacionales de condena a éste y su permanente disposición de negociar equitativamente todas las disputas con Washington.

Es incuestionable –reconocí- que la posición de una docena de sucesivos gobiernos de Estados Unidos en aras de la persistencia del bloqueo contra Cuba ha contribuido, al igual que su política de amenazas y agresiones abiertas y encubiertas, a la promoción de una política de unidad popular de los cubanos que ha servido para estimular el apoyo entusiasta de la población al proyecto político. Pero hay que considerar que, si bien los ciclones aportan beneficios importantes mediante lluvias torrenciales que enriquecen el manto freático, llenan de agua los embalses y hasta renuevan los bosques derribando viejos árboles, sus secuelas perjudican en grado superlativo a la población mediante los daños que ocasionan los vientos, las lluvias, las mareas y las olas del mar en aras de tales efectos presuntamente provechosos.

Cuba es azotada frecuentemente por los poderosísimos huracanes que caracterizan a la región geográfica donde está ubicada. A veces lo hacen con muy poco tiempo entre uno y otro para permitir una recuperación efectiva, pero, cada vez que esto ocurre, recuerdo este intercambio con mi amigo estadounidense.

Los cubanos se sienten orgullosos de pertenecer a un pueblo que ofrece demostraciones tan extraordinarias de unidad, disciplina, solidaridad y creatividad al enfrentar estos fenómenos naturales con evitación de víctimas fatales y con efectos materiales intangibles en comparación con otros países que no cuentan con una similar organización social basada en la solidaridad.

No puedo evitar la comparación de esta actuación de los cubanos con la que manifiesta este pueblo en el enfrentamiento a los efectos del bloqueo y frente a la hostilidad que hace casi 60 años practican los gobiernos de Estados Unidos contra Cuba.

Los ciclones traen aguas para las siembras y las represas; el bloqueo contribuye a la firmeza de la concertación de los cubanos para la defensa de la nación. Pero cuando se considera la magnitud de los perjuicios materiales, los sufrimientos y los flagelos que derivan de los ciclones y del bloqueo, cualquiera comprende por qué son tan indeseables.

Ojalá la ciencia meteorológica alcance algún día la capacidad de disolver o desviar los huracanes a lugares no habitados. Y que los científicos encuentren los medios y maneras de obtener por otros medios el agua que ellos aportan.

Hasta tanto ello no ocurra sería deseable que la sensatez mueva al gobierno de Estados Unidos a renunciar al bloqueo que ha venido ejerciendo contra Cuba.

Los cubanos sabrán encontrar y perfeccionar cada vez más las fuerzas centrípetas capaces de hacer irreversible, a partir de bases cada vez más democráticas y permanentes, la práctica y defensa del proyecto revolucionario nuestroamericano de Bolívar y Martí.

Lamentablemente, para los cubanos, volver a la normalización tras el devastador fenómeno atmosférico Irma, significa también volver a vivir en las condiciones del no menos demoledor fenómeno criminal que es el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba en inútil esfuerzo por hacer a la isla volver al redil imperialista.

A %d blogueros les gusta esto: