Declaración del Movimiento Cubano por la Paz

El Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos condena enérgicamente el golpe de Estado perpetrado en Bolivia, por sectores ultraderechistas que se negaron a reconocer los resultados de las elecciones del 20 de octubre del 2019, en las cuales fue reelecto Evo Morales Ayma como presidente del Estado Plurinacional.
La renuncia del presidente Morales, así como la de su vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra y otras autoridades —con el propósito de frenar la embestida de esos grupos fascistoides que, en pos de coronar sus objetivos no vacilarían en ahogar a los ciudadanos de la hermana nación andina en un baño de sangre— representa, en la práctica, una consecuencia directa de dicha asonada, en la que también aparecen involucrados altos mandos militares y de la Policía Nacional.
Lo ocurrido en las últimas horas viene a confirmar, además, el desprecio de las élites amamantadas por el imperio, a lo largo del tiempo, por los pueblos originarios de nuestro continente y todos aquellos que no se pliegan a los designios de Wall Street.
Desde que Evo Morales asumió la más alta responsabilidad política en el 2006 (convirtiéndose así en el primer presidente indígena de su país y apenas en el segundo de Latinoamérica, después del inolvidable Benito Juárez, en México) los resultados alcanzados son impresionantes en múltiples ámbitos. Bastaría mencionar que, de ser la nación más atrasada en el plano económico del continente, se convirtió en la de mayor crecimiento, en los últimos años, tal como reconocieron la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y otras instituciones.
La constitución aprobada bajo su gestión, y la creación del Estado Plurinacional en el 2009, dándolo rostro a los 36 pueblos originarios, invisibilizados históricamente, son también demostraciones de la hondura de la transformación cualitativa experimentada. Es más, en estos 13 años del denominado Proceso de Cambio se avanzó en disímiles campos con mayor celeridad, y amplitud, que lo experimentado a lo largo de toda la etapa precedente, desde la proclamación de Bolivia como República, en 1825. Los hechos y realizaciones tangibles están ahí para corroborarlo.
En estas horas difíciles ratificamos nuestra invariable solidaridad con el compañero Evo Morales, en tanto que hacemos un llamado a que sea el diálogo el único mecanismo posible en aras de preservar la paz y la integridad de los seres humanos.
Nada ni nadie podrá detener la marcha de los pueblos. Mucho menos hacer que renunciemos a las conquistas ganadas con sudor y sangre a lo largo de décadas de lucha. Nos anima la certeza de que, por complejos que sean los escenarios futuros, el pueblo boliviano vencerá.

Presidenta del CMP, Socorro Gomes, repudia golpe de estado en Bolivia

El 10 de noviembre de 2019, otro golpe de estado se consolida en la resistente América Latina. Entre los avances y retrocesos de la lucha del pueblo latinoamericano, el golpe de estado que retira al presidente Evo Morales del gobierno boliviano es sin duda uno de los reveses más agresivos de los últimos tiempos. Por esta razón, las entidades democráticas y de paz en todo el mundo ya están expresando su solidaridad con el pueblo boliviano en su resistencia y lucha, para enfrentar con valentía el desarrollo de este complot.

Contra la reelección de Evo, con el 47% de los votos en octubre, la Organización de Estados Americanos (OEA) promotora de golpes de estado y la Unión Europea se sintieron autorizadas a exigir una segunda vuelta, cuestionando la legitimidad de las elecciones. Interfirieron en los asuntos internos del país mientras afirmaban desempeñar el papel de observadores electorales imparciales.

Los signos de la inquietud de la oligarquía y de las élites más atrasadas y reaccionarias, como siempre aliadas con el imperialismo estadounidense, eran claros frente al gobierno popular y soberano liderado por Evo con un respaldo popular significativo. Demostrando su disposición a entablar un diálogo democrático e inclusivo, Evo invitó a la oposición a hablar y convocó nuevas elecciones, pero la élite de la oposición demostró de lo qué es hecha y, racista y violenta, utilizó el terror y las amenazas contra los pueblos indígenas.

El 10 de noviembre, el fuerte malestar de las élites alcanzó su punto máximo, con el ultimátum antipatriótico y antidemocrático de las Fuerzas Armadas para que Evo abandonara el Gobierno. ¡Es una acción infame y una traición del pueblo boliviano, que repudiamos en los términos más firmes!

El liderazgo de Evo aseguró a Bolivia un gobierno que finalmente no solo representó realmente a la mayoría de su población, pueblos indígenas, trabajadores y jóvenes, sino que también hizo grandes avances para garantizar el fin del analfabetismo, políticas sociales tan urgentes en un país rico, pero de extrema desigualdad, la nacionalización de sus recursos energéticos más estratégicos, el fortalecimiento de las empresas públicas, entre otros logros históricos y constitucionalizados.

Debido a la potencia del respaldo popular y al movimiento que garantizó la legitimidad del gobierno de Evo, las entidades democráticas y de paz deben redoblar su vigilancia para garantizar la seguridad de estos valientes resistentes contra la persecución de las fuerzas reaccionarias, conservadoras y en parte fanáticas detrás del golpe. 

En lugar de desempeñar el papel de promotores de la democracia, las instituciones internacionales como la OEA siempre están dispuestas a condenar a los gobiernos insumisos como regímenes antidemocráticos. Son protagonistas, manipuladas por el imperialismo estadounidense, de las mayores amenazas a los pueblos de América Latina y el Caribe, por lo que debemos unirnos en la resistencia, en defensa de la paz.

En decidida solidaridad con el pueblo boliviano en su lucha por el restablecimiento de la democracia y la defensa de la soberanía nacional,

Socorro Gomes
Presidenta del Consejo Mundial de la Paz.
11 de noviembre de 2019

In repudiation of the coup d’état and solidarity with the Bolivian people

On November 10, 2019, another coup d’état took place in the unyielding Latin America. Among the advances and setbacks of the Latin American peoples’ struggles, the coup that removes President Evo Morales from the Bolivian Government is undoubtedly one of the most aggressive setbacks of recent times. For this reason, democratic and peace organizations around the world are already expressing their solidarity with the Bolivian people in their resistance and struggle, in order to face with courage this plot’s development. 

Against Evo’s reelection with 47% of the votes in October, the coup-promoting Organization of American States (OAS) and the European Union felt entitled to demand a second round, questioning the elections’ legitimacy. They interfered in the internal affairs of the country while claiming to play the role of impartial election observers.

The signs of the most backward and reactionary elites and the oligarchy’s disquiet, as always allied with US imperialism, were clear in the face of the popular and sovereign government led by Evo with significant popular backing. Demonstrating his willingness to engage in democratic and inclusive dialogue, Evo invited the opposition to talk and even called for new elections, but the opposition elite showed what is made of and, racist and violent, used terror and threats against the indigenous peoples.

On November 10, the elites’ disquiet reached its peak with the anti-patriotic and undemocratic ultimatum of the Armed Forces for Evo to leave the Government. It is an infamous action and a betrayal of the Bolivian people, which we repudiate in the firmest terms!

Evo’s leadership secured Bolivia with a government that not only finally really represented the majority of its population, indigenous peoples, workers and youth, but also made great strides to ensure the end of illiteracy, such urgent social policies in a rich country, but of extreme inequality, the nationalization of its most strategic energy resources, the strengthening of public companies, among other historical achievements assured by the Constitution.

Due to the power of the popular backing and the movement that guaranteed the Evo Government legitimacy, the democratic and peace entities must redouble their vigilance for the security of these brave resistant militants against the persecution of the reactionary, conservative and partly fanatical forces behind the coup. 

Rather than playing the role of promoters of democracy, international institutions such as the OAS are always ready to condemn unsubmissive governments as undemocratic regimes. They are protagonists, manipulated by US imperialism, of the greatest threats to the peoples of Latin America and the Caribbean, so we must unite in resistance, in defense of Peace!

In resolute solidarity with the Bolivian people in their struggle for the restoration of democracy and the defense of national sovereignty,


Socorro Gomes
President of the World Peace Council
November 11, 2019

Repúdio ao golpe de Estado e solidariedade ao povo boliviano

Em 10 de novembro de 2019, consolida-se mais um golpe de estado na aguerrida América Latina. Entre os avanços e retrocessos da luta do povo latino-americano, o golpe que remove do Governo boliviano o presidente Evo Morales é, sem dúvida, um dos mais agressivos retrocessos dos últimos tempos. Por isso, entidades democráticas e da paz em todo o mundo já manifestam sua solidariedade ao povo boliviano na resistência e na luta, para enfrentar com a coragem de sempre, o desenrolar desta trama.

Contra a reeleição de Evo, com 47% dos votos, em outubro, a Organização dos Estados Americanos (OEA) promotora de golpes e a União Europeia sentiram-se no direito de demandar um segundo turno, questionando a legitimidade das eleições. Interferiram nos assuntos internos do país enquanto alegavam desempenhar o papel de observadores eleitorais imparciais.

Há tempos mostravam-se claros os sinais da inquietude da oligarquia e das elites mais retrógradas e reacionárias, como sempre aliadas ao imperialismo estadunidense, diante do Governo popular e soberanista liderado por Evo com significativo respaldo popular. Demonstrando sua disposição ao diálogo democrático e inclusivo, Evo convidou a oposição para conversar e ainda convocou novas eleições, mas a elite oposicionista demonstrou do que é feita e, racista e facínora, usou do terror e das ameaças contra os povos indígenas.

Em 10 de novembro, a inquietude das elites, aguçada, atingiu seu ápice, com o ultimato antipatriótico e antidemocrático das Forças Armadas para que Evo deixasse o Governo. Trata-se de ação infame e uma traição ao povo boliviano, a que repudiamos nos mais firmes termos!

A liderança de Evo garantiu à Bolívia um Governo que não só finalmente representava, realmente, a maioria da sua população, indígenas, trabalhadores e trabalhadores e a juventude, como deu passos largos para assegurar o fim do analfabetismo, políticas sociais tão urgentes num país rico mas de extremada desigualdade, a nacionalização dos seus recursos energéticos mais estratégicos, o fortalecimento de empresas públicas, entre outras conquistas históricas e constitucionalizadas.

Pela potência do respaldo popular e do movimento que garantia a legitimidade ao Governo Evo, as entidades democráticas e da paz devem redobrar a vigilância pela segurança desses valentes resistentes contra a perseguição das forças reacionárias, conservadoras e, em parte, fanáticas, por trás do golpe.

Ao invés de cumprirem papel de promotoras da democracia, instituições internacionais como a OEA estão sempre prontas a condenar governos insubmissos aos EUA como regimes antidemocráticos. São protagonistas, manipuladas pelo imperialismo estadunidense, das maiores ameaças aos povos da América Latina e do Caribe e, por isso, devemos nos unir em resistência, em defesa da Paz!

Em solidariedade resoluta ao povo boliviano em sua luta pela restauração da democracia e na defesa da soberania nacional,

Socorro Gomes
Presidenta do Conselho Mundial da Paz
11 de novembro de 2019

DECLARACIÓN FINAL

Desde esta Cuba solidaria, primer territorio libre de América, reconociendo la heroica resistencia de su pueblo y las conquistas alcanzadas en sesenta años de Revolución, hemos compartido nuestras luchas y esperanzas 1332 representantes de 789 organizaciones del movimiento social y popular, de la solidaridad; de redes, plataformas y articulaciones regionales y globales, de partidos políticos, parlamentarios, religiosos e intelectuales, de 86 países.

Llegamos desde todos los rincones del mundo, con una larga historia de ejercicio de la solidaridad frente a la agresividad imperialista contra la Revolución Cubana, comprometidos con todas las causas justas y como parte de los esfuerzos de unidad en la acción y de las articulaciones de lucha, para reunirnos en La Habana en el Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, del 1 al 3 de noviembre de 2019.

Vivimos un nuevo momento en la historia. Los pueblos en las urnas, en las calles y en las redes sociales demuestran con su voto y sus protestas, el agotamiento de la ofensiva imperial conservadora y restauradora neoliberal de la derecha oligárquica, en alianza con el fundamentalismo religioso, el poder mediático, el capital y las empresas trasnacionales que, de la mano del imperialismo norteamericano, en su naturaleza depredadora, excluye a amplios sectores de la población, destruye el trabajo digno, la vida en armonía con la naturaleza y pone en peligro a la especie humana.

Los pueblos están demostrando que es posible derrotar la ofensiva imperial, que en sus propósitos acude a la criminalización de la protesta social, el confinamiento y desplazamiento de poblaciones, el asesinato de líderes sociales y políticos, el feminicidio, la persecución a líderes de gobiernos progresistas y a la judicialización de la política.

Se abren tiempos de esperanza. La unidad es vital y constituye un deber; la movilización, un grito de orden; la organización popular, una tarea inminente; y la integración, una estrategia que nos llevará a la victoria.

En este momento crucial, nos comprometemos a:

  1. Hacer nuestra la Declaración de Solidaridad con Cuba aprobada en este Encuentro, movilizándonos en acciones permanentes, intensivas y sistemáticas de alto impacto mediático, contra la escalada agresiva del imperialismo yanqui, como parte de la Campaña internacional “Manos fuera de Cuba”.
  • Exigir el levantamiento del recrudecido, criminal y genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por el gobierno de Estados Unidos, y respaldar la Resolución que se presentará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, los días 6 y 7 de noviembre de 2019, seguros de otra contundente victoria de la comunidad internacional.
  • Denunciar las amenazas y agresiones de diversa naturaleza sobre todos los gobiernos soberanos que se niegan a servir a la potencia hegemónica, que busca instalar bases militares en sus territorios y usurpar sus recursos estratégicos.
  • Reafirmar y defender la vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
  • Denunciar los graves riesgos que entraña para América Latina, el Caribe y el mundo, la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), orientado a respaldar militarmente el afán del gobierno de los Estados Unidos de revivir la Doctrina Monroe.
  • Expresar nuestra firme solidaridad con la Revolución Bolivariana y Chavista, la unión cívico-militar del pueblo, y su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros que ha sabido defender con firmeza su soberanía frente a las agresiones de todo tipo del gobierno de los Estados Unidos y sus aliados entreguistas que adoptan medidas contra los verdaderos representantes diplomáticos del gobierno venezolano. Apoyar el diálogo con sectores de la oposición para mantener la paz en Venezuela.
  • Intensificar la movilización en reclamo de la inmediata liberación del compañero Luiz Inácio Lula Da Silva, víctima de la judicialización de la política, que tiene como fin la persecución y encarcelamiento de líderes políticos de izquierda y progresistas latinoamericanos.
  • Felicitar al pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia por su victoria en el proceso electoral y al Presidente Evo Morales Ayma por su reelección, como resultado de las medidas en beneficio popular y el crecimiento económico. Igualmente, denunciar los intentos de golpe de estado y de desestabilización desatada por sectores de la oposición, instigados por los Estados Unidos, contra la paz y la seguridad ciudadana en Bolivia
  • Condenar los intentos de la administración estadounidense de desestabilizar al gobierno de Nicaragua y reiterar el derecho de su pueblo a la Paz.
  • Demandar la independencia de Puerto Rico, nación latinoamericana y caribeña sometida hace más de un siglo al dominio colonial de los Estados Unidos, donde su pueblo se revela victorioso en las calles frente a las políticas del gobierno anexionista.
  • Expresar nuestra firme solidaridad con las naciones del Caribe, en su legítimo reclamo de reparación por las secuelas de la esclavitud; así como el trato justo y diferenciado en el enfrentamiento al cambio climático, en correspondencia con sus circunstancias especiales y su situación de mayor vulnerabilidad.
  • Apoyar la demanda histórica del pueblo argentino por la recuperación de las islas Malvinas, territorio que legítimamente le pertenece.
  • Denunciar a los gobiernos que, siguiendo los dictados del imperialismo yanqui y las recetas del Fondo Monetario Internacional, imponen a sangre y fuego a sus pueblos políticas neoliberales de choque, profundizando la injusticia social y afectando especialmente a los sectores más vulnerables de la sociedad. Condenar enérgicamente el uso de la fuerza y la represión para intentar aplastar los justos reclamos de los movimientos sociales y populares.
  • Defender la decisión del pueblo de Chile a revelarse en las calles con valentía para abrir las grandes alamedas contra las políticas represivas y antipopulares del gobierno, y condenar el empleo de torturas, violaciones, mutilaciones y muerte de ciudadanos chilenos a manos de los órganos represivos del país.
  • Condenar la represión en Ecuador y el costo en vidas humanas para ese hermano pueblo que se enfrenta al paquetazo neoliberal
  • Rechazar al gobierno pro imperialista de Jair Bolsonaro, plegado a los intereses de los Estados Unidos y empeñado en revertir los avances alcanzados en ese hermano país, destruir los procesos de integración y toda expresión progresista y de izquierda en la región.
  • Respaldar el derecho del pueblo colombiano a la paz y defender la implementación plena del Acuerdo Final para lograrla. Exigir al gobierno el respeto a la vida de los ex combatientes y líderes políticos y sociales. Llamamos a retomar la Mesa de Diálogo con el Ejército de Liberación Nacional.
  • Expresar la más profunda solidaridad hacia el hermano pueblo haitiano en su lucha por la justicia social, las reparaciones históricas y una vida digna.
  • Manifestar nuestro respaldo a la lucha del pueblo hondureño y sus legítimas reivindicaciones.
  • Felicitar al pueblo argentino y a su presidente electo Alberto Fernández, por el merecido triunfo en las urnas, que propicia una derrota al neoliberalismo y recupera la esperanza y dignidad de esa nación.
  • Saludar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y su contribución a la unidad de América Latina y el Caribe, en defensa de los principios de no intervención y respeto a la soberanía
  • Expresar nuestro apoyo y solidaridad al Frente Amplio Uruguayo que defiende la continuidad de los avances alcanzados en los últimos tres lustros en favor de su pueblo.
  • Denunciar la intromisión del imperialismo en los asuntos internos de los países de África y Medio Oriente, la agresión y las guerras desatadas, bajo la llamada cruzada contra el terrorismo, por el control de los recursos naturales de esas regiones. Rechazar las medidas económicas coercitivas contra Zimbabue
  • Apoyar la causa histórica de lucha de los pueblos saharaui y palestino, por su derecho a la libre determinación.
  • Exigir el fin de la intervención imperialista contra Siria y el pleno respeto a su soberanía e integridad territorial.
  • Saludar el proceso de acercamiento y diálogo intercoreano. Condenar las sanciones unilaterales contra la República Popular Democrática de Corea.
  • Rechazar todas las formas de discriminación y violencia por razones de género, color de la piel, creencia religiosa, orientación sexual u otra manifestación que atente contra la dignidad e integridad de las personas y llamar a la solidaridad con sus agendas de lucha; así como reconocer el aporte de los movimientos de mujeres y feministas en los procesos emancipatorios.
  • Defender los derechos de los pueblos originarios a su cultura, a sus territorios, tradiciones y costumbres ancestrales. Expresar nuestro apoyo a las comunidades de origen africano y a las minorías en la lucha por sus reivindicaciones.
  • Reconocer el protagonismo y compromiso de lucha de los jóvenes como fieles continuadores del legado emancipador e internacionalista de nuestros próceres.
  • Condenar enérgicamente la actual política antiinmigrantes de los gobiernos de los Estados Unidos y la Unión Europea, así como toda manifestación de fascismo, xenofobia, y racismo.
  • Denunciar la actual cruzada macartista del gobierno de los Estados Unidos y la campaña anticomunista que tiene lugar en Europa.
  • Convocar a la lucha global para defender los recursos naturales, la biodiversidad, la soberanía y la seguridad alimentaria, la madre tierra, las conquistas y derechos sociales.
  • Fortalecer la respuesta a la guerra cultural y simbólica que tiene como espacio en disputa a la subjetividad del ser humano, articulando la batalla mediática en Internet y las redes sociales digitales, alimentando las redes de la verdad frente a la ofensiva de la mentira del imperialismo neoliberal.

Por tanto:

Reiteramos la importancia de avanzar en la construcción de la unidad antimperialista de las fuerzas políticas de izquierda y de los movimientos sociales y populares, con respeto a la pluralidad, la diversidad y el derecho soberano de los pueblos para escoger libremente su forma de organización política, económica y social, convencidos de que la unidad es la única vía para alcanzar la victoria en el enfrentamiento al principal enemigo de los pueblos: el imperialismo yanqui y sus aliados.

Agradecemos al pueblo, al Gobierno de la Isla de la Libertad y de la Unidad y al Capítulo Cubano de los Movimientos Sociales por su hospitalidad e invariable solidaridad. Continuaremos junto a ustedes, comprometidos con su proyecto social y con el compromiso de divulgar la verdad sobre esta invencible Revolución.

Este Encuentro reafirma la voluntad de lucha de nuestros pueblos y constituye un formidable estímulo para continuar adelante, conscientes de que seguiremos en resistencia hasta vencer.

Ante el plan desintegrador del imperialismo y la derecha conservadora, oligárquica y neoliberal, opongamos el plan integrador, soberano y digno de nuestros pueblos. Unámonos para exigir nuestro derecho al desarrollo, a la vida y al porvenir. La unidad antimperialista es la táctica y la estrategia de la victoria.

¡Señores imperialistas, Manos Fuera de Cuba!

¡Los pueblos seguimos en lucha!

¡Hasta la victoria siempre!

DECLARACIÓN DEL MOVPAZ CONTRA EL BLOQUEO

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos condena el Bloqueo y la activación de los capítulos III y IV de la Ley Helms Burton que atentan contra la paz, la soberanía y la autodeterminación del pueblo cubano de continuar cimentando el sistema socialista en Cuba.

La mayoría del pueblo estadounidense desconoce porque se la ocultan, la perversidad que despliegan desde las entrañas del monstruo los gobiernos y los grupúsculos de origen cubano contra un pueblo solidario y generoso que sólo desea la paz ¡¡¡cuánta afrenta!! como diría Martí.

Este es el XVI Foro de las organizaciones de la sociedad civil cubana exigiendo el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero, un acto de guerra reconocido como un “crimen internacional de genocidio”, impuesto desde hace casi seis décadas de manera unilateral por los EEUU contra el pueblo cubano.

En particular en este Foro nuestras demandas se multiplican a partir de las nuevas maniobras llevadas a efecto contra nuestro país por el Presidente Donald Trump, quien además está fomentando los planes subversivos, sobre todo dirigidos a los jóvenes, y ha aumentado el alcance extraterritorial del bloqueo a partir del incremento de la las sanciones a terceros países por comercializar y realizar inversiones en Cuba.

Apoyamos la Carta de Las Naciones Unidas y los principios y derechos fundamentales del Derecho internacional: igualdad soberana, no intervención, Independencia y Derecho a la nacionalización.

Respecto a Cuba, no existe ninguna ley ni normativa internacional que respalde la aplicación del bloqueo al pueblo cubano en tiempo de paz. Nuestra nación respeta al pueblo estadounidense, y en modo alguno representa un peligro para su seguridad nacional.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos levanta su voz junto a más de un centenar de organizaciones de la sociedad civil de Cuba presentes en este acto, para exigirle a EEUU elimine sin condicionamientos el inhumano bloqueo y el capítulo III de la Ley Helms Burton que han ocasionado millones de dólares de pérdidas al Estado, y sensibles afectaciones en la salud, la alimentación, la agricultura, el comercio exterior, el turismo y las inversiones extranjeras.

El bloqueo es especialmente criminal en la esfera de la salud pública, porque impide el acceso a comprar en los EEUU medicamentos vitales destinados especialmente a personas aquejadas de graves enfermedades, algunas de las cuales, entre ellas niñas y niños, han lamentablemente fallecido, así como equipos de última generación para los hospitales.

A pesar de estas agresiones que inciden duramente desde hace seis décadas, Cuba han impulsado el desarrollo nacional en las diferentes esferas como la biotecnología, e históricamente ha prestado y continuará haciéndolo, asistencia médica en más de 60 países, en los que atienden preferentemente a los más desposeídos.

Entre las acciones permanentes de nuestra organización, están la demanda del levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero y la eliminación del Capítulo III de la Ley Helms Burton; la devolución del territorio ilegalmente ocupado en la provincia de Guantánamo por una base naval estadounidense, en contra de la voluntad del pueblo y el gobierno cubanos, y la difusión de la trascendental “Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz”, adoptada en la Cumbre de la CELAC celebrada en La Habana en el 2014.

En este XV Foro en el que se reúne la Sociedad Civil Cubana, respaldamos la denuncia realizada contra EEUU por Cuba en la Organización Mundial del Comercio por obstaculizar las relaciones comerciales de la isla.

Apoyaremos con firmeza el Informe que presentará Cuba sobre la Resolución 73/8 de la Asamblea General de las Naciones Unidas “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

¡¡¡Manos fuera de Cuba!!!

¡¡¡Abajo el Bloqueo!!!

¡¡¡Viva la Paz!!!

III Llamamiento Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo

El Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo tendrá lugar en La Habana del 1 al 3 de noviembre del presente año, organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, el Capítulo Cubano de los Movimientos Sociales y la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo.

La realización del Encuentro en La Habana expresa la decisión de la Revolución Cubana de responder al reclamo de la izquierda política, la izquierda social y el Movimiento de Solidaridad con Cuba de que nuestro país continúe siendo un punto de encuentro de las luchas de los pueblos en nuestro continente.

Nos hemos propuesto que el evento sea una contribución real al enfrentamiento a la actual ofensiva contrarrevolucionaria del imperialismo norteamericano, a la búsqueda de la más amplia unidad posible de las fuerzas de izquierda de la región y al fortalecimiento de la solidaridad militante con las causas justas que defienden los pueblos. En la actual coyuntura política, signada por la agresividad de la administración Trump, se buscarán nuevas vías para reforzar la solidaridad con estas causas en el orbe, principalmente en nuestra región.

En noviembre se hará presente también en La Habana una heterogénea representación de Estados Unidos y Canadá, amigos que siempre se han puesto del lado de la justicia y que desde el triunfo mismo de la Revolución Cubana han sido solidarios con nuestro pueblo. Contaremos también con importantes figuras de la intelectualidad, comprometidas con las luchas liberadoras de los pueblos.

La creciente hostilidad contra Cuba y demás países de la región, la persecución judicial de líderes progresistas, la imposición del neoliberalismo reciclado, son rasgos distintivos de la actual política norteamericana hacia América Latina y el Caribe que despiertan la capacidad de lucha de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

De igual manera, la movilización para la ocasión de cientos de luchadores sociales, líderes políticos, intelectuales, campesinos, mujeres, indígenas, activistas de la solidaridad, entre otros; se constituirá en un formidable aliento a la resistencia heroica del pueblo cubano, empeñado en derrotar la Ley Helms Burton, el bloqueo y llevar adelante la actualización de su modelo de desarrollo económico y social.

Frente al pesimismo y la claudicación de algunos, los participantes en el Encuentro antimperialista de solidaridad responderán con el fortalecimiento de la moral de lucha y la convicción profunda de que los pueblos de América Latina y el Caribe continuarán marchando hacia su segunda y definitiva independencia.

El Comité organizador del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, convoca a un evento que ponga de manifiesto las mejores tradiciones de hospitalidad del pueblo cubano y su compromiso con la independencia, la justicia, la paz y la fraternidad entre los pueblos.

Nota: Los interesados deberán enviar su confirmación de participación al correo enc.jornada2019@gmail.com con copia a los correos de AMISTUR direccion@amistur.cu y comercial@amistur.cu

Declaración Conjunta

La administración de Donald Trump al frente del gobierno de los Estados Unidos, ha desatado una ofensiva contra nuestros pueblos latinoamericanos, enfocando su ataque en contra de Cuba, al endurecer las medidas de la llamada Ley Helms Burton, y así cercar más a la Isla con el Bloqueo Económico, que ha castigado durante años al heroico pueblo cubano y su Revolución. Pero a pesar de todo los hijos del Comandante Fidel han resistido y derrotado al imperio durante 60 años.

La brutal ofensiva en contra de la República Bolivariana de Venezuela, a quien le han congelado cuentas por la venta de su petróleo, que es su principal fuente de ingresos, así como orquestar una guerra mediática, tratando de mostrar una falsa imagen de lo que ocurre en la tierra del libertador Bolívar, y alentando a la derecha fascista que pretende por la violencia tomar el poder, que no han conseguido en las múltiples elecciones democráticas, que se han realizado, desde la época del Comandante Chávez.

Ahora también México se encuentra en la mirada del imperio, que con el pretexto de la emigración, pretendía establecer un arancel mensual del 5%, hasta llegar al 25% a las mercancías que se exportan a los Estados Unidos, medidas que lesionarían la economía, lo que significa una virtual guerra económica, que afectaría sin duda alguna, a la población mexicana.

Afortunadamente y gracias a la política de diálogo del gobierno del presidente Andrés López Obrador y del canciller Marcelo Ebrard, esta medida fue suspendida, sin embargo la amenaza sigue latente y no se debe bajar la guardia.

Estos hechos no son medidas aisladas, sino que representan la visión y la estrategia del imperio norteamericano, de ver y tratar a nuestros países como colonias, y no reconocerlos como países independientes y soberanos.

Sin embargo el espíritu de Martí, Bolívar y Juárez, siguen vivos y nuestros pueblos sabrán hacerle frente a estas trasnochadas pretensiones de Trump y sus lacayos regionales.  

¡ALTO A LA AGRESIÓN IMPERIALISTA,

 CONTRA NUESTROS PUEBLOS DE AMÉRICA!

Signado en los territorios Soberanos de América, el 10 de junio de 2019.

DECLARACIÓN DEL MOVIMIENTO CUBANO POR LA PAZ Y LA SOBERANÍA DE LOS PUEBLOS

Expresamos nuestro más enérgico repudio, a las  recientes decisiones y acciones adoptadas por el Gobierno de los Estados Unidos, dirigidas a recrudecer el criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra el pueblo cubano por más de cinco décadas.

La implementación en toda su extensión de la desvergonzada Ley Helms Burton y en especial, la decisión de cancelar las prórrogas de no aplicación de su Título III, sumado a las más recientes medidas implementadas a su arbitrio, ponen de manifiesto nuevamente y de la manera más cruel posible, la pretensión imperial de someter al valiente, noble y solidario pueblo de Cuba y a su invicta Revolución.

Las infames mentiras y calumnias bajo las que se escudan los voceros más reaccionarios y archiconservadores del imperio, buscan sancionar a Cuba por su presunto involucramiento en los procesos políticos de Venezuela y Nicaragua y no son más que argucias falaces bajo las que se ocultan los verdaderos designios de sucesivos gobiernos de Estados Unidos de acabar con el ejemplo revolucionario y socialista de Cuba y de su pueblo.

En la actual coyuntura de abierto injerencismo e intervencionismo de Estados Unidos en América Latina y El Caribe,  avalados por la reactivación de la tristemente célebre Doctrina Monroe y la aplicación de medidas de fuerte contenido nacionalista,  proteccionista y xenófobo en sus relaciones con la Región, cobra mayor vigencia la defensa que estamos obligados a mantener los postulados contenidos en la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz, suscrita por todos los Jefes de Estado y de Gobierno durante la Segunda Cumbre de la CELAC realizada en La Habana en enero del 2014.

Asimismo, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los pueblos, convoca a todos las organizaciones, movimientos y personalidades amantes de la paz de todo el Continente y del mundo,  a oponerse firmemente a todas las violaciones y agresiones contra la independencia, la soberanía y el derecho internacional, que el grupo instalado en el actual gobierno estadounidense promulga y estimula en su desmedido afán por destruir, no solo a las Revoluciones de Venezuela, Nicaragua y Cuba sino a todo los procesos progresistas de la nuestra Región.

Exhortamos a multiplicar las acciones expresivas de la más amplia y contundente solidaridad con los pueblos de la Venezuela bolivariana, de la Nicaragua sandinista y de la Cuba martiana y fidelista en este complejo momento histórico regional y mundial.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos une su voz y su acción junto a la de todo el pueblo cubano y su dirección política y gubernamental para refrendar la firme disposición de defender la Patria, la Revolución y el Socialismo, seguros de que nuevamente fracasarán los empeños imperialistas por destruirnos.

La Habana, 5 de junio 2019

Blog de Cuba en Japón

“Admiramos a Japón por su espíritu laborioso, por su cultura, por su talento, su filosofía, por su forma de enfrentar la vida.” Fidel Castro, Inauguración del jardín japonés en La Habana, 26.10.89

El Heraldo Cubano

En busca de la verdad

Siempre con Cuba

Yo defiendo a Cuba

Asociacion Cubana de las Naciones Unidas

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

MOVIMIENTO MEXICANO POR LA PAZ Y EL DESARROLLO

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

CEBRAPAZ

Centro Brasileiro de Solidariedade aos Povos e Luta pela Paz

Canadian Peace Congress

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Visiones de Política Internacional

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

World Peace Council

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Jamaica Peace Council

Peace is everybody's business.......Keep the Caribbean and Latin America a Zone of Peace......End all wars.......Protect the environment.

A %d blogueros les gusta esto: