DECLARACIÓN DE SOLIDARIDAD CON SIRIA

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, repudia el artero ataque militar perpetrado contra Siria el 13 de abril liderado por Estados Unidos, con el apoyo de dos de sus aliados europeos: Reino Unido y Francia.

El bombardeo a Siria es otra demostración de que el Presidente de Estados Unidos considera que es propietario del mundo, y lo más triste y bochornoso, es que utilizando como medio de coacción todo el poder que detenta, logra que gobernantes títeres lo secunden.

Está muy claro para la mayor parte del mundo, que Damasco y Homs fueron vilmente atacadas por misiles sin justificación alguna, porque hasta la víspera, el Secretario de Defensa de Estados Unidos no había podido aportar pruebas del empleo de armas químicas.

Como es conocido, en el 2013 el gobierno sirio destruyó completamente la infraestructura para la fabricación de armas químicas, lo cual fue debidamente comprobado en el terreno por inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y de la ONU, quienes manifestaron sentirse satisfechos con el resultado de estas operaciones.

El Presidente Donald Trump no permitió que la OPAQ inspeccionara la localidad de Ghouta Oriental y desmintiera el aparente ataque químico. Tampoco tuvo en cuenta las opiniones del Consejo de Seguridad de la ONU, y, peor aún, la agresión a Siria no tuvo la correspondiente aprobación del Congreso.

No obstante, de bases militares estadounidenses partieron 103 misiles para destruir los supuestos centros de producción de armas químicas en Barza y Jaramani, así como instalaciones militares sirias, entre ellas bases aéreas.

Lamentablemente los pueblos de Estados Unidos, de Reino Unido y de Francia, es probable que no lleguen a conocer nunca la verdad de los hechos perpetrados contra Siria por sus gobernantes. A ellos los confunden, los engañan con informaciones y justificaciones falsas, los propios miembros de sus gabinetes y los medios informativos que responden enteramente a sus intereses.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, expresa su firme condena a las agresiones a Siria, y a la flagrante violación de su soberanía, de la paz y de las leyes internacionales.

¡¡¡Que prevalezca la verdad sobre la infame calumnia!!!

¡¡¡Solidaridad con Siria!!!

Anuncios

DECLARACIÓN DEL MOVPAZ EN SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO BRASILEÑO

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, expresa su solidaridad con el Pueblo Brasileño y su indiscutible Líder Luis Ignacio Lula Da Silva, quien fue encarcelado injustamente con fines políticos y víctima de las campañas mediáticas de descrédito y difamación en su contra con el propósito de evitar su candidatura a la presidencia y revertir las conquistas sociales logradas por los gobiernos del Partido de los Trabajadores.

Estos acontecimientos forman parte de la estrategia de la ofensiva imperialista que en contubernio con las oligarquías nacionales arremeten en contra de las fuerzas políticas de izquierda y los procesos progresistas en la región, con el objetivo de restaurar la política neoliberal y conservadora utilizando métodos de la guerra no convencional.

El Movpaz hace un llamado a todos los movimientos de paz y organizaciones sociales, a fortalecer la unidad en apoyo a Lula y al pueblo brasileño en su lucha contra la persecución judicial y las injusticias sociales.


¡Viva el Pueblo Brasileño!
¡Viva Lula!
¡Viva la Solidaridad entre los Pueblos!

11 de abril del 2018

DECLARACIÓN DEL MOPASSOL EN SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO BRASILEÑO

El Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos de Argentina (MOPASSOL) desea en este momento histórico acompañar con su solidaridad al querido hermano pueblo brasileño y a su líder Lula da Silva sobre quien ha caído una condena sin ninguna prueba, violando el Estado de Derecho en Brasil.
Entendemos que la persecución a Lula es la continuación del golpe perpetrado contra Dilma en 2016 y que se da en el marco de la disputa por la suerte de Nuestra América: Colonialismo vs Independencia. Son momentos de aprendizaje, pero sobre todo de lucha, de solidaridad y de unidad.
Los sectores no democráticos de Brasil y nuestra región, educados, avalados, financiados y entrenados por el imperialismo, pretenden acabar con la fuerza del pueblo que lucha por sus derechos, usando los funcionarios estatales y medios masivos de comunicación serviles a sus intereses para difamar y encarcelar, y a sus fuerzas paraestatales para intimidar y matar como lo hicieron con Marielle Franco y Paulo Henrique Dourado.
Para hablar claro, cuando decimos que estamos ante la disputa por la suerte de América
Latina nos referimos a que está en juego con este golpe blando perpetrado en Brasil quién se beneficiara del agua (Acuífero Guaraní), el petróleo (reserva presal), la Amazonía (pulmón del mundo), el Atlántico Sur (mar más rico del planeta) y de una población de 207,7 millones de personas, entre las innumerables riquezas con que cuenta nuestro querido Brasil. Por otro lado, la suerte de Brasil será nuestra suerte. Nuestra América no tiene posibilidades de lograr una vida digna para su pueblo mientras no luche unida.

Hoy somos LULA, y la lucha continua.
Mesa Directiva
MOPASSOL
Buenos Aires, 7 de abril de 2018.

EL DERECHO AL RETORNO DEL PUEBLO PALESTINO

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos reafirma su incondicional solidaridad con el heroico pueblo palestino, víctima del colonialismo, el apartheid y la ocupación militar israelí, y expresa su firme condena por la masacre ocurrida el pasado 30 de Marzo, Día de la Tierra Palestina, en la que resultaron vilmente asesinados 17 palestinos y más de 1500 ciudadanos heridos a manos de militares israelíes.

La cruenta situación en la que vive el pueblo palestino se ha agudizado a partir de la asunción al poder del Presidente Donald Trump, quien ha instigado a la confrontación entre israelíes y palestinos a partir del reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y su decisión de trasladar a esa ciudad a la Embajada estadounidense, decretos que violan su derecho a tener un estado nacional soberano delimitado por las fronteras anteriores a 1967, con su capital en Jerusalén Oriental.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos exige se ponga freno a la política expansionista y dominadora de Israel, y se concrete por la vía de las negociaciones el establecimiento de un Estado palestino libre y soberano.

El pueblo palestino ha demostrado tener durante decenios una gran resistencia, cualidad que se agiganta cuando la causa es legítima como la suya, pero su nivel de tolerancia ha llegado lógicamente al límite. Urge lograr una solución justa a su demanda, con el concurso comprometido de actores mundiales y de la comunidad internacional.

Es el momento de erradicar el dominio hegemónico que pretenden imponer los Estados Unidos y sus aliados en el mundo. Es hora que la Organización de las Naciones Unidas desempeñe el rol por el que fue creada. Es tiempo que la comunidad internacional defienda la alternativa de vivir en un mundo de paz, que posibilite al pueblo palestino y a toda la humanidad a deponer las armas y desarrollar la solidaridad y la cooperación entre los ciudadanos y las naciones.

¡¡¡Solidaridad con el pueblo palestino y con los familiares de las víctimas!!!

¡¡¡Cesen las acciones criminales y la ilegal ocupación de Israel!!

¡¡¡Por un Estado Palestino donde prevalezca la Paz y la Soberanía!!!

Carta a los Jefes de Estado y de Gobierno de CARICOM del Movimiento de Paz Caribeño

26 de febrero del 2018
Estimados Jefes de Estado y Gobierno de CARICOM,
Como ciudadanos de CARICOM, les escribimos para expresarles nuestra profunda preocupación por los continuos ataques imperialistas contra nuestra nación hermana de Venezuela, y también por la postura muy inquietante de algunos Jefes de Gobierno de nuestro organismo regional.

Deseamos dejarles inconfundiblemente claro a ustedes, nuestros Jefes de Gobierno, que como ciudadanos de CARICOM nos mantenemos firmes con nuestra nación hermana de Venezuela en defensa de su soberanía y su derecho a elegir su propio camino político hacia la autodeterminación y desarrollo.

Desafortunadamente, en la reciente reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington DC, algunos de los estados miembros de CARICOM, específicamente Jamaica, Santa Lucía, Barbados, Bahamas y Guyana, decidieron abandonar los principios de liderazgo colectivo consagrados. en el documento fundacional del Tratado de Chaguaramas que históricamente ha guiado las posiciones de política exterior de la CARICOM en relación con otros países.

Las acciones sin principios de los Estados miembros mencionados los llevaron a ponerse de parte del imperialismo de los Estados Unidos al votar una Resolución que se basa en la noción fraudulenta de que hay un colapso del orden democrático, el estado de derecho y la paz social en Venezuela. y que las elecciones presidenciales programadas para el 22 de abril de 2018 no serán democráticas, transparentes y justas. La mencionada “Resolución de infamia” también alienta y augura una intervención ilegal y subversiva en los asuntos internos de Venezuela con su exigencia de que el gobierno venezolano posponga las elecciones presidenciales y abra el país a la llamada intervención intervencionista de los Estados Miembros de la OEA. que son hostiles al Gobierno Bolivariano.

Creemos que esta votación sin principios por parte de Jamaica, Santa Lucía, Barbados, Bahamas y Guyana no es solo una despreciable traición a los principios tradicionales de CARICOM de no injerencia en los asuntos internos de otras naciones y respeto por el derecho de otras naciones a la autodeterminación, pero que también es una traición a un amigo que nos ha brindado la asistencia que tanto se necesitaba a través del Acuerdo de Cooperación Energética Petro Caribe y otras formas de ayuda para fomentar el desarrollo y la prosperidad de nuestros pueblos.

Por lo tanto, condenamos en los términos más enérgicos las maquinaciones de estos cinco estados miembros de la CARICOM que han destruido los principios de la CARICOM para ayudar a la nación imperialista más grande y amenazante de nuestro hemisferio a lograr uno de sus preciados objetivos geopolíticos, a saber, el aislamiento y derrocamiento de la revolución antiimperialista de Venezuela.

También lamentamos profundamente que los Gobiernos de Granada, Antigua y Barbuda, Haití, San Cristóbal y Nieves y Trinidad y Tobago eligieron sentarse a la valla en la reunión de la OEA absteniéndose en la votación o ausentándose de la Reunión, en su lugar de votar a favor de defender los principios de soberanía y autodeterminación en relación con nuestra nación hermana de Venezuela.

Creemos que en un momento en que el imperialismo estadounidense está presionando abiertamente por un “golpe militar” y una intervención militar contra el gobierno soberano y el pueblo de Venezuela, abstenerse de votar en contra de una resolución intervencionista abiertamente anti-venezolana en la OEA es renegar sobre la responsabilidad sagrada de defender nuestra región de los males del imperialismo y defender la noción del Caribe como una zona de paz.

En este sentido, saludamos a los gobiernos y líderes políticos de San Vicente y las Granadinas, Dominica y Suriname por sus dignos votos en la reunión de la OEA no solo en apoyo de la soberanía y la autodeterminación en Venezuela, sino también en defensa de los principios de autodeterminación y soberanía de la propia CARICOM.

Para concluir, reiteramos sin complejos nuestra solidaridad con la revolución bolivariana antiimperialista en Venezuela y hacemos un respetuoso llamamiento a todos los Jefes de Gobierno de la CARICOM para que defiendan firmemente los principios de autodeterminación, soberanía, libertad y no injerencia en los asuntos de otros países.

No hace falta decir que es nuestra creencia inflexible que defender estos principios en Venezuela y en todos los demás estados es defenderlos en nuestros estados de la CARICOM también.

Como tal, hacemos un llamamiento a todos los Jefes de Gobierno de la CARICOM para que reconozcan que la dignidad inherente de nuestras naciones exige que adoptemos plenamente los principios fundamentales de Derecho Internacional que subyacen en nuestra Comunidad del Caribe, principios que nos obligan a unirnos para defender a una nación hermana contra un agresor imperial.

Reconocemos que la revolución antiimperialista de Venezuela ya ha logrado éxitos impresionantes en educación, atención médica y vivienda, y en la reducción de la pobreza, el hambre y el desempleo. Además, reconocemos que Venezuela podría haber logrado aún más beneficios al hacer que la economía funcione para la mayoría de su gente si el país no hubiera tenido que lidiar con sanciones estadounidenses impuestas ilegalmente y otras formas de subversión.

Somos muy conscientes de que las batallas de Venezuela contra el imperialismo y la oligarquía también serán nuestros desafíos y tribulaciones cada vez que nuestra gente en la CARICOM decida enfrentarse fundamentalmente al capitalismo dependiente que está tan profundamente arraigado en nuestros países. De hecho, ya tenemos evidencia amarga y confirmación de esto en la forma de los intentos del Nuevo Movimiento de Joyas de Granada bajo el difunto Maurice Bishop entre 1979 y 1983 y del Partido Nacional del Pueblo de Jamaica bajo el difunto Michael Manley entre 1972-1980. Y cuando llegue el momento de nuestra prueba, querremos el apoyo y la solidaridad de todas las naciones decentes, de principios y respetuosas de la ley.

¡Larga vida a la Unidad CARICOM!
¡Viva la UNIDAD CARICOM-VENEZUELA!
¡Viva la paz en nuestra región!
¡Larga vida a la soberanía y la autodeterminación!
¡Larga vida a la revolución venezolana!
¡Larga vida a Bolívar, Chávez y Maduro!

Atentamente
Movimiento del Caribe por la Paz y la Integración
Consejo de Paz de Jamaica
Capítulo caribeño de la red internacional en defensa de la humanidad
Asociación de Amistad Jamaica Cuba
Organización para la Victoria del Pueblo de Guyana
Fundación Israel Lovell, Barbados.
Movimiento Clement Payne, Barbados
Coalición Panafricana de Organizaciones, Barbados
Nueva Visión Nacional de Trinidad y Tobago
Asociación Cubana de Amistad de Barbados
Comité de Solidaridad Amigos de Venezuela (Barbados)
Alianza de Izquierda para la Democracia Nacional y el Socialismo
Christopher Simpson
David Commissiong
David Denny
Hamilton Lashley, ex ministro de gobierno
Robert Bobby Clarke
Hon Trevor Prescod MP, miembro del Parlamento en Barbados
Cheryl Hunte
Gerald Pereira
S A Smith
Jonathan Orgill
John Howell
Onkphra Wells
Hope McNish
Michael Heslop

————————————————————————————————
Letter to CARICOM Heads of State & Government
26th February 2018
Dear Heads of Sates and Government of CARICOM,

As CARICOM citizens, we are writing to you to express our deep concerns about the ongoing imperialist assaults against our sister nation of Venezuela, and also about the very troubling stance of some Heads of Government of our regional body.
We wish to make it unmistakably clear to you– our Heads of Government– that as CARICOM citizens we stand unwaveringly with our embattled sister nation of Venezuela in defense of its sovereignty and its right to choose its own political path to self-determination and development.
Unfortunately, at the recently held Organization of American States (OAS) meeting in Washington DC, some of our CARICOM member states — specifically Jamaica, St. Lucia, Barbados, the Bahamas and Guyana — chose to abandon the principles of collective leadership enshrined in the foundational document of the Treaty of Chaguaramas which have historically guided CARICOM’s foreign policy positions in relation to other countries.
The unprincipled actions of the referenced member states led them to side with United States (US) imperialism by voting for a Resolution that is premised on the fraudulent notion that there is a breakdown of democratic order, rule of law, and social peace in Venezuela, and that the Presidential elections that are scheduled for the 22nd of April 2018 will not be democratic, transparent and fair. The said “Resolution of infamy” also encourages and portends an illegal and subversive intervention in the internal affairs of Venezuela with its demand that the Venezuelan Government postpone the Presidential election and open the country up to interventionist so-called “assistance” from OAS member states that are hostile to the Bolivarian Government.
We believe that this unprincipled vote on the part of Jamaica, St. Lucia, Barbados, the Bahamas and Guyana is not only a despicable betrayal of CARICOM’s traditional principles of non-interference in the internal affairs of other nations and respect for other nations’ right to self-determination, but that it is also a betrayal of a friend who has extended to us badly needed assistance through the Petro Caribe Energy Cooperation Agreement and other forms of aid to foster development and the prosperity of our peoples.
We therefore condemn in the strongest terms the machinations of these five CARICOM member states that have shredded the principles of CARICOM in order to assist the largest and most menacing imperialist nation of our hemisphere to achieve one of its prized geopolitical objectives, namely, the isolation and overthrow of Venezuela’s anti-imperialist revolution.
We also profoundly regret that the Governments of Grenada, Antigua and Barbuda, Haiti, St Kitts and Nevis, and Trinidad and Tobago chose to sit on the fence at the OAS meeting by either abstaining in the vote or by absenting themselves from the Meeting, instead of voting in favor of upholding the principles of sovereignty and self-determination in relation to our sister nation of Venezuela.
It is our belief that at a time when US imperialism is openly pushing for ‘a military coup” and military intervention against the sovereign government and people of Venezuela, to abstain from voting against an openly anti-Venezuela interventionist Resolution in the OAS is to renege on a sacred responsibility to defend our region from the evils of Imperialism and to uphold the notion of the Caribbean as a Zone of Peace.
In this regard, we salute the Governments and political leaders of St. Vincent and the Grenadines, Dominica and Suriname for their dignified votes at the OAS meeting not only in support of sovereignty and self-determination in Venezuela, but also in defense of the principles of self-determination and sovereignty of CARICOM itself.
In closing, we unapologetically reiterate our solidarity with the anti-imperialist Bolivarian revolution in Venezuela and respectfully call upon all the Heads of Government of CARICOM to staunchly defend the principles of self-determination, sovereignty, freedom, and the non-interference in the affairs of other countries.
Needless-to-say, it is our unbending belief that to defend these principles in Venezuela and all other states is to defend them in our CARICOM states as well.
As such, we appeal to all CARICOM Heads of Government to recognize that the inherent dignity of our nations demand that we fully embrace the fundamental International Law principles that underlie our Caribbean Community– principles that enjoin us to unite to defend a sister nation against an imperial aggressor .
We recognize that Venezuela’s anti-imperialist revolution has already borne impressive successes in education, health care, and housing, and in the reduction of poverty, hunger and unemployment. We further recognize that Venezuela could have achieved even more gains in making the economy work for the majority of its people had the country not had to contend with unlawfully imposed US sanctions and other forms of subversion.
We are only too well aware that Venezuela’s battles against Imperialism and oligarchy are going to be our challenges and tribulations as well whenever our people in CARICOM decide to fundamentally confront the dependent Capitalism that is so deeply entrenched in our countries. Indeed, we already have bitter evidence and confirmation of this in the form of the attempts of Grenada’s New Jewel Movement under the late Maurice Bishop between 1979 and 1983 and of Jamaica’s Peoples National Party under the late Michael Manley between 1972-1980. And when the time for our test comes once again we will want the support and solidarity of all decent, principled, and law abiding nations.
Long live CARICOM Unity!
Long live CARICOM-VENEZUELA UNITY!
Long live PEACE in our Region!
Long live Sovereignty and Self-determination!
Long live the Venezuelan Revolution!
Long live Bolivar, Chavez and Maduro!

Yours truly
Caribbean Movement for Peace and Integration
Jamaica Peace Council
Caribbean Chapter of the International Network in Defence of Humanity
Jamaica Cuba Friendship Association
Organization for the Victory of the People of Guyana
Israel Lovell Foundation, Barbados.
Clement Payne Movement, Barbados
Pan African Coalition of Organisations, Barbados
New National Vision of Trinidad and Tobago
Cuban Barbadian Friendship Association
Friends of Venezuela Solidarity Committee (Barbados)
Left Alliance for National Democracy and Socialism
Christopher Simpson
David Commissiong
David Denny
Hamilton Lashley, Former Government Minister
Robert Bobby Clarke
Hon Trevor Prescod MP, Member of Parliament in Barbados
Cheryl Hunte
Gerald Pereira
S A Smith
Jonathan Orgill
John Howell
Onkphra Wells
Hope McNish
Michael Heslop

ESTADOS UNIDOS VIOLA CON TOTAL IMPUNIDAD LOS DERECHOS DE PALESTINA

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos reitera su irrestricto apoyo al Estado y al pueblo palestino, y condena el bloqueo perpetrado el 18 diciembre por EEUU al proyecto de resolución presentado por Egipto ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, solicitando la anulación del decreto del Presidente estadounidense relativo al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y su decisión de trasladar la Embajada de su país a esa ciudad sagrada. Este boicot es una muestra más de la imperiosa necesidad de que se realicen profundos cambios estructurales en el sistema de la Organización de Naciones Unidas.
Este hecho no ocurre por vez primera. En 2012, también EEUU, Israel y un grupo reducido de naciones, votaron en la ONU en contra del reconocimiento de Palestina como Estado observador no miembro; no obstante, la resolución fue aprobada por 138 naciones.

En el pasado mes de octubre, el Presidente Donald Trump decretó la salida de EEUU de la UNESCO en 2018, entre otras razones producto de haber declarado al casco histórico de Hebrón patrimonio mundial palestino.

El pasado 21 de diciembre fue convocada una reunión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas para someter a aprobación el proyecto de resolución “Acciones ilegales israelíes en Jerusalén Oriental ocupada y en el resto de los territorios palestinos ocupados”, que significó llevar a votación en plenario la resolución vetada por EEUU en el Consejo de Seguridad. El resultado de 128 votos a favor –entre ellos el de Cuba- significó una gran victoria para Palestina.

Previamente, la Embajadora estadounidense Nikki Haley advirtió que tomaría nota de los países que objetaran la decisión estadounidense, pero mucho más allá, el Presidente Donald Trump lanzó el ultimátum que cortaría la ayuda financiera a los países que impugnaran su decisión sobre Jerusalén.

Estos pronunciamientos intimidatorios vulneran los principios establecidos en la Carta de la ONU y de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, constituyen una violación de la soberanía, una completa intromisión en los asuntos y decisiones de otros Estados. Al Presidente Donald Trump no le asisten derechos supranacionales para conferir a Israel la parte de Jerusalén Oriental que pertenece a Palestina, así como dar por concluido con su decisión unilateral el prolongado litigio entre palestinos e israelíes, asunto que debe ser resuelto por ambos mediante negociaciones.

Las decisiones del Presidente estadounidense han puesto en peligro a la posibilidad de llegar a un entendimiento negociado y pacífico entre palestinos e israelíes, y por el contrario ha provocado numerosos enfrentamientos entre las partes en conflicto con graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad en el Medio Oriente, y con previsibles impactos negativos sobre EEUU. Hechos como estos no pueden ser permitidos por la comunidad de países miembros de la ONU.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos felicita al Estado y al pueblo de Palestina por la victoria alcanzada en la ONU, y les reitera su apoyo en la legítima aspiración de tener un Estado con las fronteras anteriores a 1967 y con su capital en Jerusalén Oriental.

¡¡¡Palestina merece ser reconocida como Estado miembro pleno de la ONU!!!

¡¡¡Viva Palestina y su heroico pueblo!!!

COMUNICADO DEL COMITÉ EJECUTIVO DEL CONSEJO MUNDIAL POR LA PAZ

La reunión del Comité Ejecutivo (CE) del Consejo Mundial por la Paz (CMP), se celebró con éxito los días 23 al 25 de noviembre en Hanoi, capital de la República Socialista de Vietnam, teniendo como anfitrión al Comité por la Paz de Vietnam.
A esta reunión del CE -primera que se realiza después de la Asamblea Mundial del CMP de 2016 en Sao Luis, Brasil- asistieron 44 delegados en representación de 26 organizaciones de igual número de países.
El CE dedicó una sesión especial al Centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre y su servicio a la lucha por la paz, como fuera acordado por la más reciente asamblea del CMP. La conclusión abrumadora de la reunión fue que este evento extraordinario y altamente significativo del siglo XX cambió el curso de la humanidad y abrió el camino para otras transformaciones y revoluciones sociales, económicas y políticas, demostrando que la lucha de los pueblos puede vencer y crear nuevas sociedades libres de dominación y explotación imperialista, por lo tanto, la Revolución de Octubre continúa siendo una fuente de inspiración para los pueblos.

Al celebrar la reunión del CE en la capital de Vietnam, Hanoi, expresamos nuestro profundo respeto y aprecio por el pueblo vietnamita, que combatió victoriosamente contra los fascistas japoneses y los colonialistas franceses, así como contra los imperialistas estadounidenses, y que ha tenido logros notables en la construcción del socialismo y el desarrollo nacional a pesar de las consecuencias de la guerra que aún subsisten, incluyendo millones de víctimas del tóxico “Agente Naranja” utilizado en aquel tiempo por el ejército de los EE.UU. El CMP expresa su solidaridad incondicional con el pueblo vietnamita por todo lo anterior.

La reunión del CE del CMP analizó la situación mundial relativa a las amenazas a la paz y la estabilidad, la creciente agresión imperialista y las guerras en varias partes del mundo, así como la respuesta de los pueblos y movimientos por la paz, y expresó su mayor preocupación por los crecientes peligros de un trágico conflicto de dimensión mundial, incluyendo el uso de armas nucleares.

En un contexto de prolongada crisis económica del sistema, de graves amenazas de guerra, de la continuación de largas y catastróficas guerras imperialistas, agresiones, maniobras desestabilizadoras y de la acelerada militarización del planeta, al tiempo que fuerzas fascistas y reaccionarias emergen en diversos países, el CMP analizó y fijó metas y campañas que puedan ampliar el conocimiento de los pueblos y aumentar su concientización.

El escenario internacional continúa siendo inestable, lleno de tensiones y amenazas, que se tornan más peligrosas a medida que la crisis se profundiza como consecuencia de las contradicciones de un sistema político, económico y social desigual. Dos tendencias opuestas caracterizan la situación internacional. De una parte, enfrentamos la ofensiva y competencia de las fuerzas imperialistas y hegemónicas para dominar el mundo y apoderarse de los recursos de los pueblos y las naciones. En esta ofensiva los imperialistas y sus aliados actúan con agresividad. De otra parte, existen muchas evidencias del potencial de lucha de los pueblos y la resistencia de organizaciones y movimientos y las fuerzas de la paz y el progreso social. El CMP se esforzará por lograr la alianza más amplia posible y acciones conjuntas que puedan abrazar todas estas luchas por objetivos comunes. Al propio tiempo, deben hacerse esfuerzos específicos para dejar al descubierto las causas que originan las guerras, la miseria y la desigualdad, promoviendo y fortaleciendo las acciones de las fuerzas progresistas y antiimperialistas.

La política de “giro hacia el Asia” implementada por el nuevo presidente de los EE.UU., que comprende el envío del 60% de su poderío militar a la región, conjuntamente con la poderosa Séptima Flota de la Marina, las más de 200 bases militares emplazadas en el zona, incluyendo a Japón y a Corea del Sur, y los acuerdos militares bilaterales, cuya reforma incluirá incluso el envío de tropas a diversos países, como demuestra la actual presencia de decenas de miles de efectivos estadounidenses en la región.

El interés particular de los EE.UU. y sus aliados en el área se basa en el control geo-estratégico de toda la región, sus rutas marítimas y recursos naturales evitando conflictos fatales, y además tiene como objetivo contener a la emergente República Popular China.

El CMP apoya todas las acciones contra la presencia militar y las maniobras de los EE.UU. en la región. En Okinawa continúa creciendo la lucha que involucra a amplios sectores de la sociedad contra la construcción de una nueva base de la Marina de los EE.UU. en Henoko/Nago City. El CMP expresa su solidaridad con estos movimientos en Okinawa y en la tierra firme de Japón.

Nepal ha continuado moviéndose hacia la estabilidad política con las elecciones del gobierno local y las venideras elecciones parlamentarias federales y provinciales. La constitución está siendo implementada a pesar de la injerencia extranjera que trata de impedir su promulgación, con intentos de provocar conflictos entre las diversas castas y comunidades en el seno de la nación y en los estados federales formados por etnias. Al enfocarse hacia las elecciones parlamentarias existe una perspectiva de tener un nuevo gobierno progresista con el amplio apoyo del pueblo nepalí. El CMP respeta esta aspiración del pueblo nepalí y expresa sus buenos deseos de éxito.

El CMP sigue con preocupación el desarrollo de los conflictos en el sur del Mar de China, particularmente las disputas territoriales entre varios países vecinos. Apoyamos la solución pacífica bilateral y multilateral de las diferencias entre todas las partes involucradas, a las que le hacemos un llamado a abstenerse de cualesquiera acciones unilaterales que puedan complicar más la situación; confirmamos nuestra posición de principios a favor del respeto y la implementación de la ley internacional, incluyendo la Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar de 1982 (UNCLOS, por sus siglas en inglés), que garantiza los derechos soberanos de todos los países. Nos oponemos fuertemente a la militarización del área, así como a la presencia militar y acciones de potencias no regionales, especialmente los EE.UU., que claramente tiene sus propios motivos e intereses. Exigimos su retirada de la región y llamamos a todas las partes a la desmilitarización del conflicto.

El Consejo Mundial por la Paz expresa solidaridad y apoyo al pueblo de Laos en sus esfuerzos por librarse de las consecuencias de décadas de guerra, especialmente de las bombas que no explotaron en la guerra de finales de la década de 1960 e inicio de la década de 1970, cuando tres millones de toneladas de bombas fueron lanzados sobre Laos. El treinta por ciento de las bombas de racimo no explotaron; en la actualidad algunos campesinos mientras trabajan en el campo, o niños que juegan con las bombas del tamaño de una pelota de tenis, son mutilados o muertos por esas “bombitas”. Además, la presencia de esos pertrechos de guerra sin explotar en casi todas las provincias entorpece el desarrollo del país.

Expresamos nuestra simpatía por el pueblo Rohingya de Myanmar, que enfrenta una inmensa crisis humanitaria causada por el gobierno del país, y que está siendo perseguido y huye para salvar la vida, con serias quejas de las políticas de limpieza étnica. Exigimos al gobierno garantizar la seguridad de los civiles y dar pasos inmediatos para poner fin a la violencia a fin de restituir las condiciones socio-económicas normales, incluyendo el regreso de los refugiados a sus hogares.

El CE del CMP expresa su seria preocupación por el creciente auge del fundamentalismo religioso en el sur de Asia, que es utilizado para dividir las luchas de los pueblos. Llamamos a las organizaciones sociales a estar alertas acerca de esta explosiva situación y a movilizarse contra ese intento divisorio.

El CMP reitera su exigencia de la retirada de los EE.UU. y la OTAN de Afganistán como condición para permitirle a los ciudadanos a decidir libremente y sin interferencia acerca de sus asuntos internos.

La situación en y alrededor de la península coreana se está tornando “explosiva”. Todas las amenazas y provocaciones militares deben cesar inmediatamente. Todas las partes involucradas deben dar pasos para una solución diplomática y pacífica sin demora. Denunciamos la presencia de 28 000 militares de EE.UU. al sur de la península con toda suerte de armas altamente sofisticadas, incluyendo armamento nuclear, así como el establecimiento de una nueva base de EE.UU. en la isla Jeju. El despliegue de la cortina de fuego antiaéreo de la Terminal de Defensa de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) por los EE.UU. en Corea del Sur llama abiertamente a una primera opción de ataque sin la posibilidad de desquite. También presenta amenazas a la R.P. China y a la Federación de Rusia. El CMP expresa su firme solidaridad con el pueblo coreano, por su deseo de la reunificación nacional pacífica y por el derecho de la República Democrática de Corea de defender su soberanía e integridad territorial, conjuntamente con sus recursos naturales.

El CMP reafirma su posición de principios sobre la abolición de todas las armas nucleares y su oposición al ensayo de todo tipo de armamento nuclear. El Llamado de Estocolmo, una iniciativa histórica trascendental del CMP, firmado por cientos de millones de personas preocupadas por la amenaza del uso de estos arsenales, continúa estando vigente y sigue siendo una guía para nuestra acción. El Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares (aprobado el 7 de julio de 2017) es un hito en el camino hacia su total eliminación, la aspiración largamente anhelada por los Hibakushas y los pueblos del mundo. El tratado reconoce que las armas nucleares son inhumanas con consecuencias catastróficas si son usadas nuevamente, y se oponen a la carta de las Naciones Unidas y a la ley Internacional. Todos los estados deben firmar sin demora el tratado sobre la prohibición de las armas nucleares.

Los estados con armas nucleares y sus aliados no firmaron el Tratado. Tenemos que continuar desarrollando la opinión pública para que pueda ejercer presión sobre ellos para que abandonen la política de “disuasión nuclear”.

Al propio tiempo subrayamos el hecho de que los EE.UU. es el único país que ha utilizado tales armas a lo largo de la historia. Además, los EE.UU. no se abstienen de una primera opción de ataque nuclear; por el contrario, la han presentado también a la OTAN, que la ha adoptado.

Apoyamos la proposición de mutua suspensión de los ejercicios militares alrededor de la península por parte de los EE.UU., Japón y Corea del Sur, con la eliminación de la THAAD y la suspensión del programa nuclear por la R.P.D. de Corea. El CMP declara una vez más su claro desacuerdo con cualquier sanción impuesta a la R.P.D. de Corea, ya que ello constituye un esfuerzo por estrangular al pueblo.

El caso de Ucrania es el episodio contemporáneo más relevante en el continente europeo que muestra tendencias fascistas, así como las acciones imperialistas de asedio y provocación y su intento de sitiar a Rusia. El régimen derechista en Kiev, apoyado por los EE.UU. y la UE, le hace el juego a la estrategia de fortalecer la presencia de los imperialistas en la Europa del este a fin de enfrentar a Rusia. El Consejo Mundial de la Paz apoya la lucha del pueblo ucraniano. Nos oponemos resueltamente al régimen fascista y expresamos solidaridad sin reservas con los comunistas ucranianos y otras fuerzas progresistas sometidas a una infame persecución.

También seguimos con preocupación la persecución sufrida por las fuerzas antiimperialistas amantes de la paz en Turquía, y particularmente la Asociación por la Paz de Turquía, miembro del CMP, que fue prohibida por el gobierno en 2016 como secuela del intento de golpe. Exigimos su inmediata reincorporación. El gobierno de Turquía es aliado del imperialismo estadounidense y europeo en la región, y promueve una agenda reaccionaria, conservadora y agresiva contra su propio pueblo y vecinos. Como miembro histórico y estratégico de la OTAN, Turquía acoge cabezas nucleares de los EE.UU. y apoya directamente a las fuerzas extremistas y terroristas que están peleando en Siria.

Reafirmamos nuestra solidaridad con el pueblo de Chipre y con la posición del CMP adoptada en la más reciente asamblea por la reunificación de la isla y el fin de la ocupación turca, en una patria común para todos los chipriotas (chipriotas griegos y chipriotas turcos), sin tropas ni bases extranjeras, sin custodios ni guardianes, en un país reunificado, con una soberanía, una ciudadanía y una personalidad internacional, como se describe en las resoluciones correspondientes de las NN.UU. Además rechazamos y denunciamos los esfuerzos de colocar a Chipre directa o indirectamente bajo la OTAN, lo cual también formó parte de la invasión y ocupación parcial de la isla en 1974.

El CMP denuncia la presencia de la flota de la OTAN en el Mar Egeo con el pretexto de la ola de refugiados y emigrantes, y los planes de la OTAN en el área. Condenamos las acciones del gobierno griego que, al tiempo que renueva el acuerdo militar entre EE.UU. y Grecia en la base de Souda (Creta) está ofreciendo instalaciones para el despliegue de helicópteros militares de EE.UU. en suelo griego y la perspectiva de recibir drones en Creta.

Día a día el Mar Egeo se está convirtiendo en cementerio de cientos de familias que huyen de Siria, Irak y Afganistán destruidos por la guerra. Las islas griegas están siendo convertidas en campamentos de refugiados, sin recursos suficientes o adecuados para recibir y alojar a esta gente. Una cuestión clave en esta tragedia siguen siendo las regulaciones de la UE de los acuerdos Schengen y Dublín II, conjuntamente con el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía. Denunciamos la hipocresía de la UE y de los gobiernos de muchos de los países a través de los cuales están viajando los refugiados, que son abiertamente hostiles a ellos.

El CMP reitera su firme posición contra la OTAN como instrumento de la dominación imperialista y brazo armado de los imperialistas de EE.UU. y la UE. La expansión de la OTAN hacia el este, su asedio de Rusia a lo largo de sus fronteras, con el desplazamiento de tropas desde el Mar Báltico a Bulgaria y la instalación del Escudo de Defensa contra Misiles en Polonia y Rumania están aumentando la tensión agresiva y deliberadamente. Esto va de la mano con las sanciones de los EE.UU. y la UE contra Rusia. La OTAN está desarrollando y aumentando su arsenal enfocado en la capacidad de dar el primer golpe nuclear contra sus oponentes. Ha decidido aumentar el presupuesto militar de todos los miembros al 2% del PIB anual de cada uno. Exigimos la disolución de la OTAN a nivel global, al tiempo que apoyamos la lucha de los pueblos en cada Estado miembro de retirarse de ella. La Unión Europea, por su cuenta y/o con la OTAN, está actuando contra sus pueblos. Su política de Seguridad y Defensa Común constituye una peligrosa herramienta para la intervención extranjera y la agresión imperialista en muchas partes del mundo.

El plan reaccionario e imperialista para el “nuevo Medio Oriente”, respaldado por los EE.UU., la OTAN y la UE con su intervención militar abierta y en cooperación con los regímenes reaccionarios de la región, ha añadido nuevos sufrimientos a millones de personas que huyeron para salvar sus vidas a todos los países vecinos. Su objetivo fue y es el control de los recursos energéticos y las líneas de suministro y control geo-estratégico del área con nuevas fronteras y nuevos regímenes sumisos.

Expresamos nuestras condolencias a las familias de las víctimas del reciente ataque terrorista en Egipto, donde cientos de civiles perdieron sus vidas, y condenamos este acto cobarde e inhumano.

La política guerrerista e intervencionista de las grandes potencias, aliadas con fuerzas locales reaccionarias, es cada vez más intensa en todo el Medio Oriente. Siria, Afganistán, Irak, Libia, Líbano y Yemen son objetivos para la agresión imperialista y las intervenciones desestabilizadoras. Tomamos nota positivamente de los éxitos significativos del pueblo sirio en su lucha contra el terrorismo y la intervención extranjera. Declaramos
nuestra solidaridad con el pueblo progresista y amante de la paz y sus organizaciones en Siria, y reafirmamos su inalienable derecho a construir por ellos mismos un país laico, soberano y democrático en el cual las personas con diferentes credos puedan vivir juntas, con un gobierno legítimo y con integridad territorial. El CMP reitera su condena a los EE.UU. y sus aliados europeos, Turquía, Israel y las despóticas monarquías del Golfo, que han apoyado directa o indirectamente, financiado y entrenado mercenarios y grupos religiosos extremistas para atacar a Siria al costo de millones de vidas.

Expresamos nuestra seria preocupación por las nuevas amenazas del gobierno de los EE.UU. e Israel contra Irán, a la luz del posible retiro de los EE.UU. del acuerdo internacional sobre actividad nuclear firmado por el anterior gobierno de los EE.UU. y los otros miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Los peligros de una escalada del conflicto se refieren también a las relaciones en deterioro entre Irán y Arabia Saudita. Por la parte del CMP confirmamos nuestra solidaridad con el pueblo de Irán y sus fuerzas amantes de la paz contra cualquier interferencia extranjera en sus asuntos y en apoyo a su lucha por los derechos del pueblo en los aspectos sociales, políticos y en todas las esferas.

El CMP está seriamente preocupado por las declaraciones provocadoras y las amenazas proferidas por el imperialismo de los EE.UU. contra Irán, que han adquirido una dimensión muy peligrosa desde que Donald Trump visitara a Arabia Saudita – donde cerró una operación masiva de venta de armas por $300 miles de millones – y luego a Israel en mayo de 2017.

Por estos días otro crimen de guerra está siendo cometido con la mayor corriente humanitaria, según las NN.UU., en Yemen. Un país que se encuentra bajo fuertes ataques y agresiones por parte de una “coalición” liderada por los sauditas, que hoy en día ha provocado cientos de miles de casos de hambre y desnutrición y una pandemia de cólera en 2017, sin contar los miles de civiles que han sido asesinados por los bombardeos. El CMP denuncia la agresión contra el pueblo yemenita, que está siendo apoyada totalmente por los EE.UU., y exige el fin del cerco y el derecho del pueblo yemenita a decidir solos y libremente sus asuntos.

Denunciamos al régimen de Israel por la continua y creciente ocupación de las tierras palestinas con el apoyo del imperialismo, a fin de controlar toda la región. Esto continúa siendo un elemento clave en la estrategia de dominación y de impedir la paz en el Medio Oriente. El CMP reitera su solidaridad con la heroica lucha del pueblo palestino contra la política genocida y opresiva del estado de Israel, que somete al pueblo a una cruel opresión.

Defendemos el derecho inalienable del pueblo palestino al establecimiento de su Estado independiente y soberano con las fronteras anteriores al 4 de junio de1967 y con Jerusalén oriental como su capital, de acuerdo con las resoluciones de NN.UU. Exigimos el desmantelamiento de los asentamientos israelíes en la Franja de Gaza y la eliminación del muro de separación, así como la libertad de siete mil prisioneros políticos palestinos que se encuentran en prisiones israelíes, y el cumplimiento del derecho de los refugiados a regresar, de acuerdo con la Resolución 194 de NN.UU. Hacemos un llamado al reconocimiento del Estado de Palestina como miembro pleno de las NN.UU., por parte de los estados miembros de las NN.UU. El CMP analizará y lanzará una campaña bajo el lema: ¡FIN A LA OCUPACIÓN AHORA!

El CMP expresa su solidaridad con las fuerzas amantes de la paz en Israel, que enfrentan al régimen autoritario del país al tiempo que luchan hombro con hombro con el pueblo palestino por la causa común.

El CE del CMP expresa su solidaridad con el pueblo libanés por la defensa de la integridad y estabilidad del país, y denuncia los planes de convertirlo en un escenario para los programas de las fuerzas extranjeras. Exigimos la retirada de las fuerzas israelíes de las fincas Shebaa libanesas.

Expresamos nuestra seria preocupación por los problemas en la República Bolivariana de Venezuela, provocados por la guerra económica de la oligarquía local en conformidad con la posición agresiva del nuevo gobierno de los EE.UU., que continúa la política inaceptable y peligrosa de la Orden Ejecutiva de Obama que llama a Venezuela una “amenaza a la política exterior de los EE.UU. y a su seguridad”.

Denunciamos la abierta intervención en los asuntos internos del país y la amenaza de una intervención militar de los EE.UU. en Venezuela, especialmente después de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente. Esperamos que la Asamblea ayude a abrir caminos para resolver los problemas de forma pacífica y democrática, y al mismo tiempo para la profundización de las transformaciones en pro de los intereses de la inmensa mayoría del pueblo venezolano. Condenamos la reciente decisión de los ministros de Relaciones Exteriores de la UE, que impusieron sanciones a Venezuela, lo que constituye un acto de escalada de la interferencia de los EE.UU. en el país.

Reiteramos nuestra solidaridad con el pueblo de Puerto Rico, la colonia de EE.UU. en el Caribe, en su lucha por el derecho a la autodeterminación y contra la opresión multifacético a sus ciudadanos.

Estamos siguiendo con preocupación los eventos en Brasil, donde tras el golpe parlamentario en 2016 contra la presidenta electa, un gobierno anti-popular tomó el poder con el propósito claro y abierto de servir al capital local e internacional y con un programa reaccionario.

El CMP expresa su solidaridad con el pueblo de Argentina en el ejercicio de sus derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, y condena la burda violación por parte de los antiguos amos coloniales.

A un año del deceso del líder histórico y Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro, rendimos tributo y homenaje al líder que con su decisiva contribución no solo cambió la vida del pueblo cubano, sino que con su modestia y sabiduría fue un líder revolucionario de dimensión mundial y una de las pocas personalidades de ese nivel en el siglo XX.

El CMP reafirma su demanda incondicional del cierre inmediato y permanente de la Base Naval de EE.UU. en Guantánamo, territorio ocupado contra la voluntad del pueblo cubano, y por la devolución de dicho territorio a Cuba. Declaramos nuestra sincera e inquebrantable solidaridad con el pueblo cubano y su revolución, en la defensa de sus logros y el fin del criminal bloqueo de los EE.UU. y todos los demás intentos de interferencia desestabilizadora.

El CMP saluda a los pueblos de América Latina y el Caribe, y expresa su solidaridad con la lucha por el derecho soberano a decidir ellos mismos su propio futuro y su camino de desarrollo, libres de maquinaciones extranjeras y subversión. Subrayamos la importante decisión de la CELAC que declaró a la región “Zona de Paz”, reflejando los genuinos sentimientos y aspiraciones de la inmensa mayoría de la población del hemisferio occidental.

Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Colombia en su deseo por lograr una paz justa y vivir con dignidad después de la firma de los Acuerdos de Paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP). Al propio tiempo, denunciamos absolutamente el cobarde asesinato de campesinos, miembros de las FARC y líderes del movimiento social colombiano que están teniendo lugar en violación de los acuerdos.

El continente africano continúa experimentando diversos grados de inestabilidad como resultado directo de la intervención imperialista en busca de un programa para explotar sus recursos. El continente continúa estando caracterizado por problemas internos y externos como resultado de las maquinaciones locales y multinacionales del gran capital, que lo han arrastrado a guerras y creado inestabilidad política, y por las amenazas abiertas del imperialismo. El Comando de EE.UU. para África (Africom) continúa arrastrando a partes del continente al conflicto, y sus políticas expansionistas han resultado una ampliación de la huella del militarismo. Muchos gobiernos han sido arrastrados a juegos geopolíticos de posicionamiento entre los imperialistas, y el imperialismo busca conquistar más recursos y mercados para sus corporaciones multinacionales.

En el África Occidental, Francia continúa sojuzgándola y tiene una estrategia de dominación debido a las relaciones coloniales históricas, el idioma y otros factores que han existido durante muchos años. Turquía también se ha fijado el objetivo de involucrar al continente a fin de presentarse como un amigo genuino “sin intenciones ni historia de colonialismo y dominación”. Erdogán, entre otros, ha convocado a una cumbre Turquía-África para reclutar apoyo para sus objetivos y mercados para la burguesía turca. La UE se ha trazado un programa de la llamada promoción de la democracia y ha financiado procesos para la promoción de elecciones democráticas en muchos países africanos. China ha sido vista por muchos africanos como una amenaza debido a las relaciones históricas del imperialismo y su propaganda en el continente.

El CMP reafirma su solidaridad con el pueblo del Sahara Occidental. Condenamos la ocupación marroquí del Sahara Occidental y subrayamos nuestra solidaridad con la justa lucha del pueblo saharaui, por su derecho inalienable a la autodeterminación bajo un referéndum libre y democrático.

Es con estas convicciones que el Comité Ejecutivo del CMP está decidido a formular resoluciones y mociones que promuevan la amplia unidad en acciones por la paz, la democracia, la justicia social y la solidaridad entre los pueblos. ¡De esta forma fortaleceremos la solidaridad de los pueblos en la lucha por la paz, contra el imperialismo!

El CMP está enviando un mensaje a los pueblos del mundo, a la gente amante de la paz en todos los países, desde Hanoi, capital del heroico Vietnam, cuyo pueblo, bajo la sabia guía de Ho Chi Minh luchó heroicamente, cara a cara victoriosamente con el imperialismo estadounidense liberando y unificando el país. No importa cuán fuerte el enemigo pueda parecer o ser, los pueblos tienen el poder de resistir y de vencer, ya que constituyen la única “superpotencia”.

Hanoi, 25 de noviembre del 2017

El Heraldo Cubano

En busca de la verdad

Siempre con Cuba

Yo defiendo a Cuba

Asociacion Cubana de las Naciones Unidas

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

MOVIMIENTO MEXICANO POR LA PAZ Y EL DESARROLLO

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Canadian Peace Congress

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Visiones de Política Internacional

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

World Peace Council

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Jamaica Peace Council

Peace is everybody's business.......Keep the Caribbean and Latin America a Zone of Peace......End all wars.......Protect the environment.

A %d blogueros les gusta esto: