Estados Unidos tiene que responder y debe hacerlo ya

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos hace patente el más enérgico llamamiento a todas las organizaciones de paz, en el mundo entero, en aras de que se exija al gobierno de los Estados Unidos que se pronuncie, en torno al ataque terrorista sufrido por la Embajada de la República de Cuba, en su sede de Washington, el pasado 30 de abril.
Es verdaderamente vergonzoso que las autoridades de ese país no hayan condenado a estas alturas el criminal acto, en la misma medida en que no han aportado las informaciones que poseen sobre los nexos del autor material de los 32 disparos contra dicha Misión Diplomática (disparados con un fusil de asalto AK-47) y varios grupos de marcado y prolongado accionar violento contra Cuba, que operan desde La Florida y otros enclaves de la Unión.
El gobierno de Estados Unidos incumple con dicho proceder la Convención de Viena y múltiples tratados, que bajo el amparo del Derecho Internacional, obligan a los estados a proveer de todas las garantías para su labor y, de condiciones de seguridad, al personal diplomático acreditado en sus predios, así como a sus familiares.
Por otro lado el preocupante “silencio cómplice”, que se extiende ya por más de tres semanas, revela el doble estándar que emplea ese país para juzgar al terrorismo; en tanto se convierte en aliento para que agrupaciones vandálicas, diseminadas y entrenadas desde su territorio, puedan desarrollar operaciones de similar naturaleza en el futuro, contra la Mayor de las Antillas y cualquier otra nación.
Como sino no bastara la irresponsabilidad, para colmo de la desfachatez y las malas conductas, la actual administración estadounidense acaba de incluir a Cuba en la espuria y desacreditada lista de “países que no cooperan plenamente” con los esfuerzos antiterroristas, bajo la Sección 40 A (a) de la Ley de Control de Exportación de Armas de ese país.
Dicha decisión, además de que Estados Unidos no tiene autoridad, de ninguna clase, para erigirse en juez internacional —unido a su falta de prestigio en numeroso ámbitos, entre ellos el de los Derechos Humanos— es absolutamente insostenible, debido a la trayectoria transparente, ejemplar, y en apego a los preceptos que rigen las normas y legislaciones internacionales, que durante décadas ha mantenido Cuba.

Esta medida, asimismo, se antoja como “pretexto” para la inclusión venidera de Cuba en la lista de “países que patrocinan el terrorismo internacional”, otro engendro arbitrario yanqui del que fuimos excluidos en el 2015, durante la presidencia de Barack Obama, luego de que Ronald Reagan, en 1982, iniciara este proceder perverso de introducirnos en listados. Alertamos, y denunciamos desde ya, sobre esta maniobra que se elucubra en diversos corredores y círculos de poder de Washington.
Desde La Habana, ni en ninguna ciudad o pueblo de esta geografía, se ha estimulado ni organizado actos terroristas contra Estados Unidos ni país alguno. Hemos pagado, por el contrario, la elevada cuota de sangre que representan los 3478 víctimas mortales de cientos de ataques (entre ellos la explosión del vapor francés La Coubre, el 4 de marzo de 1960 y la voladura en pleno vuelo del avión de Cubana de Aviación en Barbados, el 6 de octubre de 1976, así como las 580 acciones contra sedes y personal diplomático cubano acreditado en el exterior) y los más de 2000 seres humanos, que quedaron incapacitados por motivo de dichas operaciones criminales.
“Cuba no anda de pedigüeña por el mundo, anda de hermana”, sentenció José Martí, el Apóstol de nuestra independencia, hace más de un siglo. Ahora mismo, sin pedir nada a cambio, 26 Brigadas del Contingente Henry Reeve están desplegadas en 24 países en la lucha contra la COVID-19. Ellas se suman a otros destacamentos integrados por miles de miembros de nuestro personal de salud, que trabajaban desde antes en 59 naciones. Algo sencillamente extraordinario, en tiempos en que desde el imperio se pretende globalizar la amenaza, el chantaje y el uso de la fuerza. No en balde más de una veintena de organizaciones europeas, y de otras latitudes, han propuesto al Contingente Henry Reeve al Premio Noble de la Paz.
Esta región, en particular, dio un paso trascendental cuando adoptó, en la II Cumbre de la CELAC, realizada en enero del 2014 en la capital cubana, la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Nada ni nadie puede echar por la borda ese compromiso, el cual fue fruto, de igual manera, de un intenso debate entre gobiernos de disímiles signo político.
Los movimientos de paz de todo el orbe, y las personas de bien en general, no podemos admitir que “silencios cómplices” pongan en peligro la estabilidad y la paz hemisférica y universal. Estados Unidos tiene que responder y debe hacerlo ya.

La Habana, 23 de mayo del 2020

PRECEDENTES EN CUBA DE LA OPERACIÓN GEDEÓN

Por Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ.

La parcial o total defenestración de la operación Gedeón contra Venezuela dejó un importante número de mercenarios capturados, incluyendo a un confeso agente de la DEA (agencia federal de Estados Unidos para el control de drogas) supuestamente dedicada a la lucha contra el contrabando y consumo excesivo de drogas.
La DEA, que emplea a más de diez mil personas para la implementación de sus objetivos así como para perseguir el lavado de activos vinculado a esos delitos, sirve también, con frecuencia para el encubrimiento de propósitos imperialistas del gobierno de Estados Unidos en Latinoamérica y en otras partes del mundo.
Esta nueva victoria de las Fuerzas Militares Bolivarianas y el pueblo venezolano, ha constituido un nuevo fracaso de la política
neocolonizadora de Donald Trump consistente en crear focos de violencia en distintos estados venezolanos y en su capital, Caracas, teniendo como telón de fondo sistemáticas campañas de mentiras en los medios hegemónicos dirigidas a propagar el desorden en aras de imposibilitar la gobernabilidad.
La idea es crear una matriz de opinión que muestre a Venezuela como un país ingobernable que obligue a su presidente, Nicolás Maduro, a pedir apoyo de la OEA y al TIAR, primero, y luego a aprobar una intervención militar humanitaria en su país.
No es noticia que el presidente Trump y sus funcionarios hayan negado la participación de Washington en la derrotada incursión marítima.
Ellos saben que sería contradictorio e inaceptable que el gobierno estadounidense apareciera vinculado con mercenarios y narcotraficantes. Tal escenario no es compatible con la imagen de presentación que se quiere proyectar ante la opinión pública interna y externa, y mucho menos admitir ahora este escandaloso fracaso.
De ahí que el señor Mike Pompeo, dijera a la prensa en su defensa que “si ellos hubieran estado detrás de esas acciones el resultado hubiera sido diferente”, omitiendo cualquier comparación de tan humillante derrota estadounidense lo ocurrido en Vietnam.
Algo parecido hizo el embajador de EEUU en la ONU, Adlai Stevenson, el 15 de abril de 1961 cuando negó todo vínculo de su país con los bombardeos de aviones mercenarios contra Cuba.
El canciller cubano de entonces, Raúl Roa, lo desenmascaró, cuando se hizo noticia mundial que los mercenarios al servicio de Washington se habían rendido a las tropas milicianas cubanas cuando apenas habían transcurrido 64 horas del desembarco invasor en Playa Girón (Bahía de Cochinos).
Stevenson tuvo un gesto ético y reconoció que aquella era la humillación más grande que hubiera recibido su gobierno, gesto ético que ni por asomo puede esperarse de Trump ni de Pompeo.
Pero ahora el tiro le salió por la culata a Trump quien al parecer no sabía que el narcotraficante y agente de la DEA, José Alberto Socorro Hernández, alias “Pepero” había sido apresado en Caracas y confesó las instrucciones recibidas de desarrollar diversas acciones violentas en el estado de Miranda que fueron realizadas por bandas de narcotraficantes y delincuentes comunes orientadas por la DEA y que, según Pepero, tenían el objetivo de desviar la atención de los Servicios de Seguridad venezolanos para entretenerles y darle garantía y protección al plan de desembarco, que se produjo este pasado 3 de mayo por la localidad de Macuto, en el estado de la Guaira.
A nadie debe extrañarle que el gobierno de los Estados Unidos haya utilizado a la DEA para desarrollar estas acciones, así como tampoco jugar un papel de fachada de la Operación Gedeón. Sí ésta resultaba bien, habría aplausos, si salía mal, descalificarían a su agente. Por eso no utilizaron a un estadounidense sino al narcotraficante-agente venezolano Socorro Hernández (alias) Pepero, vinculado a los carteles colombianos que operan en el Zulia, en la frontera con la Alta Guajira colombiano-venezolana, territorio que estuvo bajo el dominio del poderoso jefe del Bloque Norte de los narcoparamilitares  Rodrigo Tovar Pupo, extraditado por Álvaro Uribe Vélez en el 2008, quien dice desde su centro de detención que Uribe lo traicionó.
A nadie debe extrañarle que el gobierno de los Estados Unidos haya utilizado a la DEA para desarrollar estas acciones, así como tampoco que juegue un papel de fachada de la Operación Gedeón. Sí esta salía bien tendría aplausos; si salía mal, descalificarían a su agente y por eso no utilizaron a un estadounidense, sino a un narcotraficante contrarrevolucionario venezolano.
La instalación de 10 bases militares norteamericanas en Colombia oficialmente pactada con el gobierno de Barack Obama, es una humillación a su pueblo y una amenaza regional. Años tardarán los colombianos en eliminar esa ocupación militar yanqui. Guantánamo es un ejemplo, ilegalmente ocupada y denunciada en todos los foros internacionales cuyos acuerdos no obedecen y/o violan descaradamente.


Mayo 13 de 2020.

Tomado del diario Por Esto

Publicado en Noticias. Etiquetas: , . Leave a Comment »

U.S. sanctions abort delivery of Covid-19 aid from Alibaba chief to Cuba — The New Dark Age

Jamaica Peace Council

Cuba has slammed the U.S.’ “criminal blockade” of the country after the embargo stood in the way of the delivery of Covid-19 test kits and ventilators donated by Chinese e-commerce tycoon Jack Ma.

“The criminal blockade of the imperial government violates the human rights of the Cuban people,” tweeted Cuba’s President Miguel Diaz-Canel Bermúdez on Wednesday.

Cuba’s envoy to Beijing, Carlos Miguel Pereira, explained that an American firm was hired to deliver medical goods necessary to fight Covid-19, which were donated by a fund run by Jack Ma, Chinese philanthropist and owner of e-commerce giant Alibaba. However, the firm refused to deliver the shipment “at the last minute,” Pereira said.

According to the Xinhua News Agency, the company had specifically worried about the possibility of violating the 1995 US Helms-Burton Act, which strengthened sanctions against Cuba.

Cuba has 212 confirmed Covid-19 cases, with six deaths, according to data compiled by…

Ver la entrada original 393 palabras más

X Encuentro Nacional del Movimiento de Solidaridad Cuba Venezuela

El Comité de Solidaridad Internacional (COSI), conjuntamente con otras organizaciones sociales y partidos políticos, participó en el X Encuentro Nacional del Movimiento de Solidaridad Cuba Venezuela realizado este mes en Cumaná con presencia de delegaciones internacionales.

Esta actividad tuvo por objetivo fortalecer la unidad antiimperialista de los pueblos para frenar la escalada de agresiones de la administración Trump contra países que defienden su autodeterminación y su soberanía.

El evento fue inaugurado con palabras del  Gobernador Edwin Rojas; el Alcalde del Municipio Sucre, Luis Sifontes, quien declaró a Cumaná “capital de la solidaridad”, así como la intervención de Yhonny García, coordinador del Movimiento de Amistad y Solidaridad Cuba Venezuela.

En la cita se discutieron las consecuencias del bloqueo económico a Venezuela y se delinearon acciones para afianzar el movimiento de solidaridad internacional.

Por los invitados internacionales, intervinieron Makiko Miyamoto, de la asociación de Amistad Japón Cuba; Basel Salen Seham, del Frente Popular para la Liberación Palestina y Lily Zamora, directora para América Latina y el Caribe del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

El historiador Enrique García, imiembro de la Junta Directiva Nacional del COSI, cerró la jornada con su ponencia “Los vínculos históricos de Venezuela y Cuba”.

Un próximo encuentro se efectuará en La Habana, entre el 1 y el 3 de noviembre para consolidar el trabajo especialmente en el campo mediático y en las campañas contra los ilegales bloqueos financieros a Cuba y Venezuela.

Cumaná,26-09-2019/ Prensa COSI-Agencias

EL PRIMER BLOQUEO YANQUI CONTRA CUBA

Por Manuel E. Yepe

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México

La clase dirigente de Estados Unidos ha venido abogando por la posesión de Cuba desde fines del siglo XVIII, o sea, desde antes de las primeras guerras de independencia de la isla. Dos preceptos condicionaban entonces la política exterior de Norteamérica hacia

Cuba: la doctrina del destino manifiesto y la teoría de la fruta madura.

En junio de 1783, el segundo presidente de los EEUU, John Adams, expresó que la isla de Cuba era una extensión natural del continente norteamericano y que su anexión era absolutamente necesaria para la existencia de Estados Unidos. Sostuvo que jamás sería permitida su independencia y mucho menos apoyaría la lucha de su pueblo por obtenerla. Lo mejor era que Cuba continuara  en posesión de España hasta tanto pudiera ser asimilada por ellos.

El “Destino Manifiesto” era la concepción desarrollada en esos tiempos como doctrina que atribuía a EEUU la misión especial de llevar su sistema de organización económica, social y política a toda la América del Norte. Posteriormente sería extendido a todo el Hemisferio Occidental.

La expansión al Oeste se completó a fines del Siglo XIX: la población aborigen fue aniquilada y los mexicanos perdieron casi la mitad de su territorio (Texas, Nuevo México y California).

En 1823, el presidente James Monroe pronunció la doctrina de “América para los americanos”, que sentaba que toda interferencia por cualquier potencia europea en las repúblicas latinoamericanas que emergían, sería considerada un acto inamistoso contra Estados Unidos y, por tanto,  Washington se atribuía el derecho de proteger a la región. El aparente paternalismo hacia el resto del hemisferio pronto se convirtió en evidente expansionismo.

Algunos años antes, John Quincey Adams, entonces Secretario de Estado en el gobierno de Monroe y posteriormente su sucesor en la Presidencia, había escrito: “…si una manzana, derribada  de su árbol por la tempestad, no puede sino caer a tierra, Cuba, separada por la fuerza de su anormal conexión con España e incapaz de sostenerse por sí misma, solo puede gravitar, hacia Norteamérica, que no puede, por la misma ley natural, rechazarla de su regazo.”

Este principio –conocido como el de la “fruta madura”- no fue obstáculo, sin embargo, para que Estados Unidos tratara de comprar a Cuba de España. Una oferta de cien millones de dólares a tal efecto fue rechazada por la corona ibérica.

En la década de 1880, ya el capital estadounidense se hallaba sólidamente involucrado en Cuba, especialmente en la industria azucarera, como resultado de su interés global de convertir a las islas del Caribe en economías azucareras.

Dado que  en la memoria popular estaban aún vivas las raíces revolucionarias de Estados Unidos, muchos ciudadanos comunes de esa nacionalidad tenían simpatías por Cuba. Este hecho solapó una tensa preparación allí para una intervención militar directa en la guerra de los cubanos contra España por su independencia.

Sin embargo, en 1895, poco antes de caer en combate,  el líder revolucionario cubano José Martí escribió que, al luchar contra España, Cuba pretendía “evitar, con su independencia que Estados Unidos se expandiera por las Antillas y cayera con esa fuerza más sobre las tierras de nuestra América. Todo lo que he hecho hasta ahora ha sido para eso”, subrayaba Martí.

El 24 de diciembre de 1897, el Subsecretario de Guerra de estadounidense, J.C. Breckenridge, escribió en un memorando: “Esta población (la cubana) está constituida de blancos, negros, asiáticos y personas que resultan de la mezcla de estas razas. Los habitantes son generalmente indolentes y apáticos.… En tanto que este pueblo sólo posee una vaga noción del bien y del mal, tiende a buscar placer no a través del trabajo sino de la violencia, es obvio que la anexión inmediata de estos elementos perturbadores y tan numerosos a nuestra federación constituiría una locura, así que, antes de proceder a ello, debemos limpiar el país. Tenemos que destruir todo lo que esté al alcance del fuego de nuestros cañones. Debemos imponer un férreo bloqueo de manera que el hambre y su compañera perenne, las enfermedades socaven la población pacífica y diezmen su ejército. El ejército aliado deberá  estar comprometido en acciones de reconocimiento y de vanguardia constantemente, para que el ejército cubano esté irreparablemente atrapado entre dos frentes.”

“Cuando llegue este momento, debemos crear conflictos a este gobierno independiente que deberá enfrentarse a estas dificultades que a su vez deben coincidir con los desasosiegos y la violencia entre los elementos antes mencionados, a quienes debemos apoyar. Para resumir, nuestra política debe ser siempre apoyar al más débil frente el más fuerte, hasta que hayamos logrado exterminarlos a ambos, a fin de anexarnos la Perla de las Antillas.”

Septiembre 30 de 2019.

ANIVERSARIO 70 DEL CONGRESO MUNDIAL DE PARTIDARIOS DE LA PAZ

Del 20 al 25 de abril de 1949 se realizó en la Sala Pleyel de París, Francia, el Congreso Mundial de Partidarios de la Paz presidido por el eminente científico Frédéric Joliot-Curie, y al que asistieron más de dos mil delegados, entre ellos científicos, artistas, escritores, dirigentes obreros, campesinos, mujeres, jóvenes y religiosos, en representación de más de 600 millones de personas de 72 países.

También acudieron militantes de partidos comunistas y miembros del secretariado de la Federación Sindical Mundial, de la Federación Democrática Internacional de Mujeres y de la Federación Mundial de la Juventud Democrática.

El temario del Congreso fue muy abarcador. En él se trataron asuntos de gran importancia que mantienen plena vigencia en la actualidad, entre ellos:

La denuncia de la carrera armamentista
El rol de la ONU en defensa de la paz
La denuncia de la propaganda bélica
El respeto a la soberanía de los pueblos
La participación femenina y de la juventud
La defensa de la cultura
La condena a las guerras coloniales

Los principios adoptados en el Congreso Mundial de Partidarios de la Paz continúan siendo en esencia los mismos del Consejo Mundial de la Paz y de las organizaciones que lo integran, teniendo como premisa fundamental la lucha contra el imperialismo.
La declaración final del Congreso, además de ser documento histórico, por su contenido apreciamos su plena vigencia. Los aspectos resaltados nos instan a reflexionar sobre el camino andado en estos 70 años transcurridos, los fallos cometidos y cuánto debemos hacer para lograr ese gran propósito de la humanidad de construir un mundo de paz.

¡¡¡SEAMOS DIGNOS CONTINUADORES DE NUESTROS ANTECESORES EN LA LUCHA POR LA PAZ MUNDIAL!!!

¡¡¡VIVA EL ANIVERSARIO 70 DEL CONSEJO MUNDIAL DE LA PAZ!!!

DE MADERO A MADURO EN LATINOAMÉRICA

Por MAnuel E. Yepe

Tomado del Diario POR ESTO!

Hace poco más de 100 años, México tenía un Presidente muy popular, muy querido y democráticamente elegido, nombrado Francisco Madero. Decidido a reducir la influencia extranjera y las ganancias obscenas que salían del país, Madero quería elevar el nivel de vida de su pueblo. Los intereses financieros de Wall Street rechazaban tales proyecciones del presidente de un país dentro de su esfera hegemónica y orquestaron un golpe militar en su contra y se aseguraron de que éste fuera brutalmente asesinado.

El periodista e investigador Martín Sieff, en la edición de enero 21 del diario digital de la Fundación de Cultura Estratégica, a partir de la similitud ortográfica de los apellidos Madero y Maduro, aclara que el presidente de México a quien se refiere no tiene relación de identidad alguna con el líder bolivariano y chavista Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela, pero los paralelismos y contrastes entre los dos hombres invitarn a la reflexión.

Francisco Madero, el líder reformista idealista que gobernó en México como Presidente de 1911 a 1913, no tenía la inteligencia política callejera y el sentido común que ha mostrado el líder venezolano Nicolás Maduro.

Madero confió ingenuamente en el comandante en jefe del ejército que había heredado de su predecesor el presidente Porfirio Díaz, el general Victoriano Huerta. Huerta había ejercido a lo largo de los 35 años de gobierno de Díaz, desde 1876 hasta 1911, llevando a cabo campañas genocidas contra los indios yaquis y los mayas.

En 1913, los intereses de Wall Street apoyaron con entusiasmo a Huerta cuando éste dio un golpe contra Francisco Madero. El presidente estadounidense de la época era Woodrow Wilson, un racista recalcitrante que despreciaba al pueblo mexicano, estuvo inicialmente de acuerdo con el golpe de Huerta.

Los enormes intereses financieros y mineros de Nueva York , estaban ansiosos por seguir saqueando los recursos de México en tiempos en que más del 90% de su población vivía virtualmente esclava en la espantosa pobreza que Díaz representaba y defendía.

En la última década del gobierno de Porfirio Díaz -apoyado por los bandidos financieros de Wall Street, y por las administraciones complacientes de Theodore Roosevelt y William Howard Taft- al menos 600,000 personas trabajaban hasta la muerte como esclavos rurales en las propiedades de los partidarios de Díaz. No se oyó ni un susurro de desaprobación por parte de Washington al golpe de estado de Huerta, quien gobernó con su habitual brutalidad matona durante menos de un año y medio hasta que  fue expulsado tras una breve pero sangrienta guerra civil.

Huerta huyó, por supuesto, a Estados Unidos, pero luego cometió el error de alentar a los líderes empresariales y militares estadounidenses por igual a abrazar abiertamente a la Alemania Imperial para planear su regreso militarista.

Huerta murió bajo custodia militar estadounidense en 1916 después de una noche de juergas. El envenenamiento por parte de los estadounidenses era ampliamente sospechado, pero la causa podría haber sido simplemente el consumo excesivo de alcohol. Su autopsia reveló una cirrosis hepática extrema.

Hasta el día de hoy, Huerta es vilipendiado como el asesino en masa y cobarde herramienta de los cínicos intereses extranjeros que era, mientras que el bien intencionado, pero ineficaz Madero es amado por el pueblo de México. Los días transcurridos desde el inicio del golpe de Huerta hasta la ejecución del presidente – junto con su propio hermano y vicepresidente -por un improvisado pelotón de fusilamiento son recordados como La Decena Trágica, Los Diez Días Trágicos.

En los años siguientes, México soportó todos los horrores de un estado colapsado, con bandas rivales que se masacraban entre sí y a todos los que se le interponían. La población del país cayó en picada de 15 millones en 1910 a 11,6 millones una década más tarde. Más 25 % de la población total del país murió en los años de violencia anárquica desatada por el asesinato del Presidente Madero por el odiado Huerta.

La decena trágica sigue resonando en México hasta el presente, cuando el actual presidente Andrés Manuel López Obrador resiste enormes presiones de la administración Trump para que México reconozca a su títere, Juan Guaido, como presidente de Venezuela al tiempo que reverencia al martirizado presidente Madero y recuerda con dolor los baños de sangre y el caos que el odiado Huerta desató en su reemplazo.

Madero confió ingenuamente en el honor de quien fuera su comandante del ejército, el asesino Huerta. Por el contrario, Nicolás Maduro como Presidente de Venezuela, al igual que su predecesor y mentor político Hugo Chávez, se han preocupado por tener siempre un alto mando del ejército leal a los líderes civiles nacionales elegidos democráticamente.

Febrero 25 de 2019.

Estrella Roja Red

Web informativa de los pueblos de Nuestra América

El Heraldo Cubano

En busca de la verdad

Siempre con Cuba

Yo defiendo a Cuba

Asociacion Cubana de las Naciones Unidas

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

MOVIMIENTO MEXICANO POR LA PAZ Y EL DESARROLLO

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

CEBRAPAZ

Centro Brasileiro de Solidariedade aos Povos e Luta pela Paz

Canadian Peace Congress

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Visiones de Política Internacional

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

World Peace Council

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Jamaica Peace Council

Peace is everybody's business.......Keep the Caribbean and Latin America a Zone of Peace......End all wars.......Protect the environment.

A %d blogueros les gusta esto: