ANIVERSARIO 70 DEL CONGRESO MUNDIAL DE PARTIDARIOS DE LA PAZ

Del 20 al 25 de abril de 1949 se realizó en la Sala Pleyel de París, Francia, el Congreso Mundial de Partidarios de la Paz presidido por el eminente científico Frédéric Joliot-Curie, y al que asistieron más de dos mil delegados, entre ellos científicos, artistas, escritores, dirigentes obreros, campesinos, mujeres, jóvenes y religiosos, en representación de más de 600 millones de personas de 72 países.

También acudieron militantes de partidos comunistas y miembros del secretariado de la Federación Sindical Mundial, de la Federación Democrática Internacional de Mujeres y de la Federación Mundial de la Juventud Democrática.

El temario del Congreso fue muy abarcador. En él se trataron asuntos de gran importancia que mantienen plena vigencia en la actualidad, entre ellos:

La denuncia de la carrera armamentista
El rol de la ONU en defensa de la paz
La denuncia de la propaganda bélica
El respeto a la soberanía de los pueblos
La participación femenina y de la juventud
La defensa de la cultura
La condena a las guerras coloniales

Los principios adoptados en el Congreso Mundial de Partidarios de la Paz continúan siendo en esencia los mismos del Consejo Mundial de la Paz y de las organizaciones que lo integran, teniendo como premisa fundamental la lucha contra el imperialismo.
La declaración final del Congreso, además de ser documento histórico, por su contenido apreciamos su plena vigencia. Los aspectos resaltados nos instan a reflexionar sobre el camino andado en estos 70 años transcurridos, los fallos cometidos y cuánto debemos hacer para lograr ese gran propósito de la humanidad de construir un mundo de paz.

¡¡¡SEAMOS DIGNOS CONTINUADORES DE NUESTROS ANTECESORES EN LA LUCHA POR LA PAZ MUNDIAL!!!

¡¡¡VIVA EL ANIVERSARIO 70 DEL CONSEJO MUNDIAL DE LA PAZ!!!

Anuncios

DE MADERO A MADURO EN LATINOAMÉRICA

Por MAnuel E. Yepe

Tomado del Diario POR ESTO!

Hace poco más de 100 años, México tenía un Presidente muy popular, muy querido y democráticamente elegido, nombrado Francisco Madero. Decidido a reducir la influencia extranjera y las ganancias obscenas que salían del país, Madero quería elevar el nivel de vida de su pueblo. Los intereses financieros de Wall Street rechazaban tales proyecciones del presidente de un país dentro de su esfera hegemónica y orquestaron un golpe militar en su contra y se aseguraron de que éste fuera brutalmente asesinado.

El periodista e investigador Martín Sieff, en la edición de enero 21 del diario digital de la Fundación de Cultura Estratégica, a partir de la similitud ortográfica de los apellidos Madero y Maduro, aclara que el presidente de México a quien se refiere no tiene relación de identidad alguna con el líder bolivariano y chavista Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela, pero los paralelismos y contrastes entre los dos hombres invitarn a la reflexión.

Francisco Madero, el líder reformista idealista que gobernó en México como Presidente de 1911 a 1913, no tenía la inteligencia política callejera y el sentido común que ha mostrado el líder venezolano Nicolás Maduro.

Madero confió ingenuamente en el comandante en jefe del ejército que había heredado de su predecesor el presidente Porfirio Díaz, el general Victoriano Huerta. Huerta había ejercido a lo largo de los 35 años de gobierno de Díaz, desde 1876 hasta 1911, llevando a cabo campañas genocidas contra los indios yaquis y los mayas.

En 1913, los intereses de Wall Street apoyaron con entusiasmo a Huerta cuando éste dio un golpe contra Francisco Madero. El presidente estadounidense de la época era Woodrow Wilson, un racista recalcitrante que despreciaba al pueblo mexicano, estuvo inicialmente de acuerdo con el golpe de Huerta.

Los enormes intereses financieros y mineros de Nueva York , estaban ansiosos por seguir saqueando los recursos de México en tiempos en que más del 90% de su población vivía virtualmente esclava en la espantosa pobreza que Díaz representaba y defendía.

En la última década del gobierno de Porfirio Díaz -apoyado por los bandidos financieros de Wall Street, y por las administraciones complacientes de Theodore Roosevelt y William Howard Taft- al menos 600,000 personas trabajaban hasta la muerte como esclavos rurales en las propiedades de los partidarios de Díaz. No se oyó ni un susurro de desaprobación por parte de Washington al golpe de estado de Huerta, quien gobernó con su habitual brutalidad matona durante menos de un año y medio hasta que  fue expulsado tras una breve pero sangrienta guerra civil.

Huerta huyó, por supuesto, a Estados Unidos, pero luego cometió el error de alentar a los líderes empresariales y militares estadounidenses por igual a abrazar abiertamente a la Alemania Imperial para planear su regreso militarista.

Huerta murió bajo custodia militar estadounidense en 1916 después de una noche de juergas. El envenenamiento por parte de los estadounidenses era ampliamente sospechado, pero la causa podría haber sido simplemente el consumo excesivo de alcohol. Su autopsia reveló una cirrosis hepática extrema.

Hasta el día de hoy, Huerta es vilipendiado como el asesino en masa y cobarde herramienta de los cínicos intereses extranjeros que era, mientras que el bien intencionado, pero ineficaz Madero es amado por el pueblo de México. Los días transcurridos desde el inicio del golpe de Huerta hasta la ejecución del presidente – junto con su propio hermano y vicepresidente -por un improvisado pelotón de fusilamiento son recordados como La Decena Trágica, Los Diez Días Trágicos.

En los años siguientes, México soportó todos los horrores de un estado colapsado, con bandas rivales que se masacraban entre sí y a todos los que se le interponían. La población del país cayó en picada de 15 millones en 1910 a 11,6 millones una década más tarde. Más 25 % de la población total del país murió en los años de violencia anárquica desatada por el asesinato del Presidente Madero por el odiado Huerta.

La decena trágica sigue resonando en México hasta el presente, cuando el actual presidente Andrés Manuel López Obrador resiste enormes presiones de la administración Trump para que México reconozca a su títere, Juan Guaido, como presidente de Venezuela al tiempo que reverencia al martirizado presidente Madero y recuerda con dolor los baños de sangre y el caos que el odiado Huerta desató en su reemplazo.

Madero confió ingenuamente en el honor de quien fuera su comandante del ejército, el asesino Huerta. Por el contrario, Nicolás Maduro como Presidente de Venezuela, al igual que su predecesor y mentor político Hugo Chávez, se han preocupado por tener siempre un alto mando del ejército leal a los líderes civiles nacionales elegidos democráticamente.

Febrero 25 de 2019.

QUIÉN ES LA MARIONETA GOLPISTA EN VENEZUELA

Por: Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ

El líder golpista Juan Guaidó recién fabricado para Venezuela por el Laboratorio de Cambio de Régimen de Estados Unidos, es el resultado de un experimento supervisado durante  una década por la élite de los instructores de cambio del régimen de Washington.

Muchos creen que Guaidó es, o era, presidente de la Asamblea Nacional, pero lo cierto es que él nunca fue elegido para el cargo y los cuatro partidos de oposición que conforman la Mesa de Unidad Democrática de la Asamblea habían decidido establecer una presidencia rotativa.

El turno de Voluntad Popular estaba en camino, pero Leopoldo López, su fundador, estaba bajo arresto domiciliario y su segundo se había refugiado en la embajada chilena. El siguiente en la línea era un sujeto nombrado Juan Andrés Mejía, pero por razones que no son claras, Juan Guaidó fue el escogido.

Antes de hacerlo pasar por campeón de la democracia, lo pusieron al frente de una violenta campaña terrorista que le habilitó para ser seleccionado por especialistas de la CIA y el Departamento de Estado para la tarea que ahora pretende comenzar.

Los periodistas estadounidenses Dan Cohen y Max Blumenthal han reseñado una parte del proceso de construcción de este falso dirigente contrarrevolucionario, no muy diferente de la forma en que Estados Unidos entrena a sus títeres en otros países del mundo. 

Apenas unos meses antes de haberlo dado a conocer el 22 de enero, muy pocos venezolanos habían oído hablar del joven de 35 años Juan Guaidó. Era un personaje oscuro, en un grupo marginal de extrema derecha relacionado con actos de violencia callejera. Incluso dentro de su propio partido, Guaidó era una figura trivial en la Asamblea Nacional dominada por una oposición que ahora está en desacato de acuerdo a la Constitución de Venezuela.

Con una sola llamada telefónica, el vicepresidente Mike Pence proclamó a Guaidó presidente de Venezuela. Ungido como líder de su país por Washington, este hasta entonces desconocido de los bajos fondos de la política venezolana fue exaltado en la escena internacional como el líder de la nación con las mayores reservas de petróleo del mundo, por decisión de Estados Unidos.

Haciéndose eco del consenso de Washington, el New York Times saludó a Guaidó como un “rival creíble” de Maduro con un “estilo refrescante y visión suficiente para llevar adelante el país”. El consejo editorial de Bloomberg News lo aplaudió como probable “restaurador de la democracia” y el Wall Street Journal lo proclamó “un nuevo líder democrático“. Obedientemente, Israel, Canadá, el bloque derechista latinoamericano de Lima y varias naciones de europeas, acataron el mandato de Washington y reconocieron a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela.

Es significativo que Guaidó sea vendido hoy como la cara de la restauración democrática cuando él hizo su carrera política en la facción más violenta del partido más radical de la oposición de Venezuela, posicionándose al frente de cuanta campaña por la desestabilización del gobierno legítimo era proclamada. El partido de Guaidó, Voluntad Popular, está ampliamente desacreditado dentro de Venezuela, donde se le considera responsable de la fragmentación de la oposición y de su debilidad en el escenario político.

Naturalmente, nadie –ni siquiera sus promotores del Norte- espera que Guaidó conduzca al país hacia la democracia, sino al colapso de una nación que durante las dos décadas ha sido baluarte de la resistencia al imperialismo. Su improbable ascenso señalaría la culminación de un proyecto para destruir el popular experimento socialista de Venezuela. Después lo descartarían.

Durante las administraciones estadounidenses de George W. Bush y Barack Obama, Hugo Chávez sobrevivió a numerosos planes de asesinato antes de sucumbir al cáncer en 2013. Nicolás Maduro, su sucesor, ha sobrevivido a tres atentados contra su vida.

Estados Unidos ideó también un complot llamado Operación Constitución para capturar a Maduro en el palacio presidencial de Miraflores; y otro, llamado Operación Armagedón, para asesinarlo en un desfile militar en julio de 2017. Poco más de un año después, intentaron y no lograron matar a Maduro con bombas teledirigidas durante un desfile militar en Caracas.

En diciembre de 2018, Guaidó cruzó a hurtadillas la frontera y se dirigió a Washington, Colombia y Brasil para coordinar el plan de realizar manifestaciones masivas durante la toma de posesión del presidente Maduro. La noche anterior a la ceremonia de toma de posesión de Maduro, tanto el vicepresidente Mike Pence como la canciller canadiense Chrystia Freeland llamaron a Guaidó para afirmar su apoyo.

Una semana después, los senadores Marco Rubio y Rick Scott, junto a representante Mario Díaz-Balart -todos ellos legisladores de la base de Florida del lobby derechista cubano en el exilio- se unieron al presidente Trump y al vicepresidente Pence en la Casa Blanca. A petición de ellos, Donald Trump aceptó que si Guaidó se declaraba presidente, él, cual Dios Todo Poderoso, lo respaldaría.

Febrero 21 de 2019.

Tomado del diario Por Esto!

Socorro Gomes: Solidariedade com a Venezuela, contra as ameaças de guerra

Centro Brasileiro de Solidariedade aos Povos e Luta pela Paz

Em diversos países a última semana foi marcada por manifestações, sempre silenciadas pela mídia empresarial, de solidariedade com o povo venezuelano. O Brasil foi palco de algumas delas. Na última sexta-feira (8), centenas de pessoas, lideradas por partidos políticos e movimentos sociais, foram até o Consulado Geral da Venezuela em São Paulo, externar sua solidariedade com o governo legítimo e constitucional do presidente Nicolás Maduro e com o povo irmão, que é vítima de uma tentativa de golpe de Estado e encontra-se sob ameaça de intervenção militar.

Por Socorro Gomes*

Resultado de imagem para venezuela anti-imperialista

Ver la entrada original 523 palabras más

LA VELETA MARCO RUBIO AL SERVICIO DE TRUMP

Por Manuel E. Yepe Diario POR ESTO!, de Mérida

Es razonable deducir que a Marco Rubio no le agrada Trump. Durante las primarias republicanas de 2016, el senador de Florida, a quien Trump burlonamente llamaba Pequeño Marco o el Robot Rubio y calificaba al más tarde nominado candidato del partido republicano a la presidencia como “un estafador y un corrupto demasiado errático para que le sean confiados los códigos nucleares de Estados Unidos”. Rubio entonces se burlaba de cuánto peinado cómico lucía Trump y en ocasiones sugería que Trump se orinaba en los pantalones al subir al escenario.

Es razonable deducir que a Marco Rubio no le agrada Trump. Durante las primarias republicanas de 2016, el senador de Florida, a quien Trump burlonamente llamaba Pequeño Marco o el Robot Rubio y calificaba al más tarde nominado candidato del partido republicano a la presidencia como “un estafador y un corrupto demasiado errático para que le sean confiados los códigos nucleares de Estados Unidos”. Rubio entonces se burlaba de cuánto peinado cómico lucía Trump y en ocasiones sugería que Trump se orinaba en los pantalones al subir al escenario.

Por supuesto, desde que Donald Trump asumió la Oficina Oval, Rubio ha cambiado su tono, como muchos otros críticos del hoy Presidente. Ahora defiende agresivamente a Trump en una serie de asuntos, incluyendo la investigación de supuestos  vínculos de su campaña con Rusia, su cruzada para construir un muro en la frontera de México con Estados Unidos, y la separar los hijos de sus padres como parte de su política migratoria.

Pocos senadores estadounidenses se enfocan tanto en política latinoamericana como Rubio, particularmente en lo referido a su proyección hacia Cuba, de donde son sus padres, y Venezuela, un aliado ideológico inconmovible de la isla revolucionaria. Por su parte, fuera de los asuntos migratorios, Trump ha manifestado poco interés por América Latina durante su candidatura y llegó a brindar un leve apoyo a la apertura diplomática de Obama con Cuba. Pero, como presidente, ha hecho retroceder gran parte de esa apertura mínima y ha adoptado una línea dura inesperada hacia  Venezuela.

La revista The Newyorker ha informado que después de asumir el cargo presidencial, Trump “ofreció a su personal del Consejo de Seguridad Nacional (C.N.S.) muy poca orientación acerca de lo que sería su política hacia Cuba, salvo de la destinada a “hacer feliz a Rubio”.

Se sabe que fueron Rubio y el vicepresidente Pence, los que recientemente instaron a Trump a reconocer a un supuesto líder de la oposición venezolana nombrado Juan Guaidó como presidente impuesto al país por el fallido golpe de Estados Unidos. Según el periódico Washington Post, él y su compatriota y correligionario Mario Díaz-Balart estuvieron negociando con funcionarios de la Casa Blanca las políticas a imponer en Latinoamérica.

A veces, Rubio parece adelantarse a decisiones de la Casa Blanca, como cuando declaró por Twitter que los diplomáticos estadounidenses en Caracas debían ignorar una orden de Maduro de abandonar el país antes de que el Secretario de Estado Mike Pompeo convirtiera esa ilegal disposición en directiva. Según el Post, es difícil imaginar que esto habría sido una prioridad para Washington sin la insistencia de Rubio.

Rubio ha cuidado de no atribuirse méritos por los desatinos de Trump pero, independientemente de ello la política actual de Estados Unidos se parece mucho a la que pudiera esperarse de una administración de Rubio.

No es sorprendente que políticos republicanos llamados a jugar un papel importante el la conducción del país eviten la confrontación directa con Trump. Particularmente porque éste es impulsivo y a menudo mal informado y, en cambio, someterse a él suele ganarles un papel de liderazgo temporal en el establishment en los temas que más les interesan.

Se dice que fueron Marco Rubio y el vicepresidente Mike Pence quienes instaron a Trump a reconocer al farsante líder de la oposición venezolana Juan Guaidó como fallido presidente provisional del país hace pocos días. Según el Washington Post, Rubio y su correligionario Mario Díaz-Balart habían estado “acurrucándose con funcionarios de la Casa Blanca… para negociar las políticas latinoamericanas”. A veces, Rubio parece situarse un poco por delante de la política de la Casa Blanca, como cuando declaró en Twitter hace dos semanas que los diplomáticos estadounidenses en Venezuela deberían ignorar una orden del Presidente legítimo Nicolás Maduro de abandonar el país, antes de que el Secretario de Estado Mike Pompeo convirtiera ese insólito mandato en una ilegal directiva de gobierno estadounidense.

Rubio ha tenido cuidado de no atribuirse demasiados méritos por las frecuentes burradas de Trump. Según el Post, sin embargo, Trump tenía poco ánimo para tomar la absurda decisión de desconocer una orden del Primer Mandatario de país con el que existen relaciones normales, pero es difícil imaginar que no medió en ello una gran insistencia de Rubio.

Independientemente de lo que el senador piense de Trump en privado, la política actual de Estados Unidos sobre Venezuela es básicamente la que podríamos esperar de una administración de Rubio. Probablemente no hubiera sido así si Rubio no hubiera pasado los últimos dos años entrenándose con Trump en técnicas de gobierno por Twitter y de “fake news” (noticias falsas).

Enero 31 de 2019.

TRUMP PRESIONADO A CANCELAR RETIRO DE SIRIA

Por Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ

Tomado del periódico Por Esto! de Mérida, México

La retirada de las tropas estadounidense que han estado interviniendo en Siria contra Bashar el Assad y apoyando la guerra terrorista contra el gobierno legítimo de esa nación del Oriente Medio, parece haber sido revertida por decisión de lo que se conoce como el Estado Profundo estadounidense.

Todo indica que Trump está sucumbiendo una vez más ante la presión política del Estado Profundo, dice la senadora republicana por Carolina del Sur Lindsey Graham quien visitó la Casa Blanca el 30 de diciembre y luego informó a los periodistas que había hablado con el Presidente y éste le aclaró que sus planes de retiro solo se están “ralentizando de una manera inteligente”, según dijo Graham a NBC News. Por su parte, el Washington Post describió la decisión de Trump como una situación de pausa, no una retirada.

Según dijo la senadora a la prensa, “el presidente prometió destruir al ISIS y va a mantener esa promesa. Sólo que aún no se ha llegado a ese punto. Pero, como ya estamos dentro de lo que en futbol se llama la línea de 10 yardas, el presidente entiende que es necesario terminar el trabajo”.

Para el Senador estadual republicano de Virginia, (Distrito 13) Richard Black “los principales medios de comunicación se niegan a reconocer que la lucha más dura contra ISIS y Al Qaeda ha sido llevada a cabo todo el tiempo por Siria y sus aliados. De hecho, en Estados Unidos se califica la lucha de Irán contra los terroristas sirios de “actividad maligna” y se pretende ignorar el hecho de que Al Qaeda en Siria es al Nusra, que es progenie de la fuerza de Al Qaeda que secuestró jets y los lanzó contra las Torres Gemelas y el Pentágono, matando a 3.000 estadounidenses el 11 de septiembre de 2001.

El autor ganador del Premio Pulitzer, Seymour Hersh, escribió que una revisión de la política siria realizada por la Agencia de Inteligencia de Defensa en 2013 reveló que el programa secreto de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) llamado Timber Sycamore para el suministro de  armas y entrenamiento, apoyado por servicios de inteligencia árabes como el Servicio de Seguridad de Arabia Saudí había desempeñado un papel de peso en la guerra estadounidense contra Siria.

Lanzado en 2012-13, Timber Sycamose suministró dinero, armamento y entrenamiento a las fuerzas terroristas que lucharon contra el presidente sirio Bashar al-Assad en la Guerra Civil Siria que, según funcionarios estadounidenses, ha entrenado y armado a miles de terroristas incluyendo específicamente los de ISIS y a Al Qaeda.

El presidente Barack Obama autorizó secretamente a la CIA a comenzar a armar a los “rebeldes” de Siria en 2013. Hay pruebas sólidas de que Estados Unidos planeó derrocar a Siria en 2001; la Embajada de Estados Unidos en Damasco publicó una estrategia detallada para desestabilizar a Siria en 2006, mucho antes de la llamada “Primavera Árabe”, cuyo enfoque sistemáticamente ha sido derrocar a su gobierno constitucionalmente electo, reconocido por la ONU.

“Es repugnante escuchar decir repetidamente que ” Bashar al-Assad asesinó a 500.000 habitantes de su país”, como si los terroristas apoyados por Estados Unidos no hubieran jugado ningún papel en los asesinatos. He visto cientos de decapitaciones y crucifixiones en fila, pero ninguna cometida por las tropas sirias. Los principales crímenes de guerra, como la decapitación de 250 soldados sirios después de correr por el desierto en paños menores, apenas fueron mencionados por la Hermandad Siria Musulmana.

“Durante un viaje de cinco horas a través de la Siria liberada este septiembre, hablé con mucha gente, desde pastores del desierto hasta monjas y religiosos musulmanes.  Hubo expresiones palpables de alegría porque las fuerzas armadas sirias les habían liberado de los terroristas, sumado a ello el amplio apoyo popular e inequívoco al Presidente Bashar al Assad y a las Fuerzas Armadas sirias”.

Esta desastrosa guerra nunca habría ocurrido sin planificación y ejecución estadounidenses. Habría terminado hace años y cientos de miles de bajas se hubieran evitado si hubiéramos cerrado nuestras bases de entrenamiento y logística en Jordania, Turquía, Arabia Saudí y Qatar.  La guerra de Siria tuvo poco que ver con la “Primavera Árabe” y mucho que ver con las acciones clandestinas de la CIA, el MI-6, el Mossad israelí, el MIT turco, la DGSE francesa, el GID saudí y otros que trabajaban con la Hermandad Musulmana Siria.  Entrenamos y reclutamos a muchos más terroristas de los que matamos, y volveremos a chocar con esos supervivientes en otros momentos y lugares.

A pesar de la firme directiva del Presidente Donald Trump sobre una retirada rápida de Siria, ningún soldado o infante de marina ha salido de Siria. El argumento de que están retenidos por la lucha contra el Estado Islámico no se sostiene.

Enero 7 de 2019.

Blog de Cuba en Japón

“Admiramos a Japón por su espíritu laborioso, por su cultura, por su talento, su filosofía, por su forma de enfrentar la vida.” Fidel Castro, Inauguración del jardín japonés en La Habana, 26.10.89

El Heraldo Cubano

En busca de la verdad

Siempre con Cuba

Yo defiendo a Cuba

Asociacion Cubana de las Naciones Unidas

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

MOVIMIENTO MEXICANO POR LA PAZ Y EL DESARROLLO

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Canadian Peace Congress

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Visiones de Política Internacional

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

World Peace Council

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Jamaica Peace Council

Peace is everybody's business.......Keep the Caribbean and Latin America a Zone of Peace......End all wars.......Protect the environment.

A %d blogueros les gusta esto: