Pacifista cubano alerta de peligro por ataque a Siria

Por Jorge Petinaud

La Habana, 7 abr (PL) El presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, Silvio Platero, afirmó hoy que el ataque coheteril de Estados Unidos contra Siria representa un grave peligro para el mundo.

Aseguró Platero en declaraciones a Prensa Latina que esta agresión ordenada por la Casa Blanca pone al planeta al borde de un conflicto de mayor envergadura.

La embestida armada directa ocurre en el inicio de la nueva presidencia de Estados Unidos, de Donald Trump, pero estaba muy bien pensada y preparada desde hace mucho tiempo, dijo Platero.

Subrayó que los pacifistas del mundo, organizados en el Consejo Mundial por la Paz, coinciden en el criterio de que este golpe aéreo masivo sorpresivo se venía estudiando desde meses atrás.

La Asamblea Mundial por la Paz se efectuó en noviembre pasado en el estado de Marañao, en Brasil, donde se produjo un gran debate sobre las posibilidades de una solución en Siria sobre la base de las condiciones creadas a partir de la presencia de fuerzas rusas con la autorización del gobierno constitucional de ese país, recordó el activista.

Evocó la ofensiva siria respaldada por Moscú contra el Estado Islámico tras el llamado de Damasco, que solo en dos o tres meses logró reducir a la mínima expresión la presencia de esas fuerzas terroristas.

‘Por el contrario -comparó-, la coalición que encabeza Estados Unidos fue inefectiva, lo cual demuestra que era toda una argucia su ofensiva de años en territorio sirio sin la autorización de ese país’.

El titular del Movimiento Cubano por la Paz advirtió también sobre una campaña internacional de sectores neoliberales con el objetivo de justificar una agresión directa contra Venezuela.

‘Quienes estamos entrenados en el análisis de los peligros que amenazan a la paz tenemos conciencia de que existen vasos comunicantes entre el golpe contra Siria y las amenazas contra la Revolución Bolivariana’, consideró el experto.

Platero alertó sobre ‘la existencia de una contraofensiva imperial desde hace dos o tres años precisamente contra los países con modelos distintos a los que el imperio quiere’. Mencionó a Venezuela como ‘un mal ejemplo’ para los enemigos de los procesos sociales progresistas y revolucionarios.

Adicionalmente, deploró el titular, la derecha internacional logró reclutar al secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro.

‘Ese funcionario de un organismo internacional formó parte en el pasado reciente de un gobierno de izquierda en Uruguay, pero ahora se comporta como un mercenario y se presta para los planes del imperio de derrocar al presidente Nicolás Maduro y a la Revolución Bolivariana’, concluyó Platero.

Statement of the World Peace Council on the missile attack of the USA against Syrian targets

The World Peace Council denounces and condemns the recent missile attacks of the USA against Syrian targets on 6th April,as an act of further escalation of the imperialist intervention in Syria and the region, based on the alleged use of chemical weapons in Khan Sheikhoun town near Idleb by the Syrian army, a crime with suspicious motives.
The US bombing of Syria constitutes not only the violation of the principles of the UN Charter but is also the continuation of the US policies of the previous US administrations, now by the Trump administration. After having created, trained and financed the armed mercenary groups of “ISIS” and others, the USA, NATO and the EU along with its allies in the region, are providing support to armed terrorist groups, through attacks on the Syrian army, not for the first time. Behind these attacks are the plans for the establishment of a “Greater Middle East” with the controll of energy resources and pipelines and with willing regimes and new borders. The WPC expresses its solidarity with the Syrian people and the peoples of the region for their rights to determine freely and without any foreign interference their fortunes. We denounce also the hyprocrisy and double moral of the imperialists, who support and/or carry out attacks on peoples and nations, driving hundreds of thousands to become refugees, and at the same time “shed tears” about the displaced people who run away for their lives.
The WPC calls upon its members and friends to condemn the imperialist interventions and plans in the region and to express their solidarity with the peoples in need.

The Secretariat of WPC 7th April 2017

Declaración del Consejo Mundial de la Paz sobre el ataque con misiles de Estados Unidos contra blancos sirios

El Consejo Mundial de la Paz denuncia y condena los recientes ataques con misiles de Estados Unidos contra blancos sirios el 6 de abril, como un acto de mayor escalada de la intervención imperialista en Siria y en la región, basado en el supuesto uso de armas químicas en la ciudad de Khan Sheikhoun, Idleb por el ejército sirio, un crimen con motivos sospechosos.
El bombardeo de Siria por parte de Estados Unidos no sólo constituye la violación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas, sino también la continuación de las políticas estadounidenses de las anteriores administraciones estadounidenses, ahora por parte de la administración Trump. Después de haber creado, entrenado y financiado a los grupos mercenarios armados de “ISIS” y otros, Estados Unidos, la OTAN y la UE, junto con sus aliados en la región, están prestando apoyo a grupos terroristas armados, mediante ataques contra el ejército sirio. la primera vez. Detrás de estos ataques están los planes para el establecimiento de un “Gran Oriente Medio” con el control de los recursos energéticos y oleoductos y con regímenes dispuestos y nuevas fronteras. El WPC expresa su solidaridad con el pueblo sirio y los pueblos de la región por su derecho a determinar libremente y sin ninguna injerencia extranjera sus fortunas. Denunciamos también la hipocresía y doble moral de los imperialistas, que apoyan y / o llevan a cabo ataques contra pueblos y naciones, llevando a cientos de miles a convertirse en refugiados y al mismo tiempo “derramando lágrimas” sobre los desplazados que huyen sus vidas.
El CMP pide a sus miembros y amigos que condenen las intervenciones y planes imperialistas en la región y expresen su solidaridad con los pueblos necesitados.

La Secretaría del WPC 7 de abril de 2017

LA OEA SE REITERA COMO INSTRUMENTO DE EEUU

LA OEA SE REITERA COMO INSTRUMENTO DE EEUU
Por Manuel E. Yepe

Haití, el país más pobre, y El Salvador, la nación más pequeña de
América Latina, pusieron muy alto la dignidad latinoamericana en el
hemisferio al desmarcarse de la política exterior imperialista de la
superpotencia estadounidense esta semana en la Reunión del Consejo
Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) y así
contribuyeron a impedir una muy elaborada maniobra que pretendía
aplicar contra Venezuela la Carta Democrática Interamericana, con el
objetivo de expulsarla de la organización.
Recuerdo que hace años, especialmente cuanto Haití sufría la dictadura
de Françoise Duvalier y su hijo Jean-Claude (Baby Doc),
invariablemente la cancillería haitiana fingía objetar todos los
asuntos promovidos por Washington en la ONU o la OEA pero nadie
prestaba atención a ello porque se sabía que al final Haití votaría
igual que todos los demás siervos estadounidenses de la región, a
cambio de una mayor o menor limosna.
Pero ahora los tiempos han cambiado y la fundamentación del voto
haitiano ejercido por el Embajador haitiano Harvel Jean-Baptiste, fue
excepcionalmente convincente y enérgica:
“El momento es grave y va mucho más allá del tema de Venezuela. Las
acciones del secretario general debilitan nuestra organización. Sus
acciones no nos tranquilizan en absoluto con respecto a la paz y la
estabilidad en la región. Si dejamos que el Secretario General, como
lo hace sin reservas, interfiera en los asuntos internos de un país y
en detrimento del principio de respeto a la soberanía, pronto Haití y
otros países de la región podrán ser, también, víctimas de la misma
desviación de la organización.
“….nuestro apoyo a Venezuela es una cuestión de principios. Si
permitimos que cuaje la amenaza de golpe de estado maquillado contra
el gobierno electo de Venezuela, no podremos evitar que lo mismo
ocurra en el futuro contra otros países de las Américas.
“… lo que está sucediendo a la OEA en este mismo momento augura días
oscuros para la organización hemisférica y para nuestra región. La
convocatoria de una reunión del Consejo Permanente para tratar la
situación de un Estado miembro bajo la amenaza de suspensión de dicho
Estado, y tratar de forzar elecciones anticipadas contra un presidente
democráticamente elegido, nos hace temer la implementación de una
agenda que no se corresponde con el espíritu y letra de la carta de la
organización”, argumentó el representante del Gobierno de Haití.
Por su parte, el Gobierno de El Salvador expresó oficialmente en la
reunión que, a partir de su experiencia como país que mantuvo un largo
conflicto armado, que la vía del diálogo debe privilegiarse para
encontrar soluciones, preservar la convivencia pacífica y alcanzar un
acuerdo de estabilidad democrática en Venezuela. Todo apoyo que
podamos brindarle debe ser sobre la base del respeto a su soberanía y
a la no intromisión en sus asuntos internos. Ni la OEA ni sus miembros
tienen facultades ni derecho a intervenir en los asuntos internos o
externos de otro Estado. Ni la declaración propuesta ni el informe
presentado por el Secretario General Almagro cumplen con los
reglamentos, ni tienen el consentimiento del Estado en cuestión”.
Gedeón Santos Ramos, Representante dominicano ante la OEA, expresó que
para que la organización pueda jugar un papel vital en el futuro, es
necesario volver la vista con actitud reflexiva y autocrítica al
pasado de la propia OEA. “Debemos afrontar con acritud y sin miedo los
errores del pasado, para asegurar que nunca jamás se repitan. En 1965
se intentó imponer desde esta institución una solución para una crisis
que vivió mi país, lo que constituyó en un grave error que llevó a la
OEA a tener que pedir perdón en la pasada Asamblea General. No
tentemos más la capacidad de perdonar de nuestros pueblos.
La cancillera de Venezuela, Delcy Rodríguez, agradeció a los países
que acompañaron a su país en la votación, sus aportes a unos
resultados que consideró un hito histórico en la política exterior de
Caracas dentro de la organización.
Rodríguez criticó la posición de quienes mantienen una postura
intervencionista que es dirigida desde el Departamento de Estado de
Estados Unidos, y solicitó de los gobiernos que apoyaron la injerencia
que se retracten.
Anunció que Venezuela tomara en cuenta la resolución aprobada en la
República Dominicana para continuar la evaluación del accionar del
Secretario General de la OEA, Luis Almagro, y que próximamente
Venezuela emitirá una nota de protesta contra los países que pretendan
acciones injerencistas contra su país.
La ministra agradeció el valor de las naciones que defendieron la
dignidad de sus países y la soberanía de Venezuela frente a las
brutales acciones desplegadas por Estados Unidos y agradeció al pueblo
venezolano por haber salido a batallar en las calles por la soberanía
de su patria, al tiempo que reconoció el papel de los movimientos
populares progresistas y de izquierda del mundo que expresaron su
solidaridad con Venezuela y repudiaron las declaraciones de Almagro.
Marzo 31 de 2017.

LA SOLIDARIDAD MÉDICA DE CUBA NO SE DISCUTE Por Manuel E. Yepe

LA SOLIDARIDAD MÉDICA DE CUBA NO SE DISCUTE
Por Manuel E. Yepe

El bloqueo informativo global sobre Cuba que durante más de 60 años ha
impuesto el gobierno de Estados Unidos como parte del asedio genocida
(eufemísticamente calificado de “embargo”) a que ha sometido a la isla
desde que ésta logró su independencia real del sistema neocolonialista
de Washington en 1959, ha silenciado sistemáticamente toda noticia,
comentario, estadística o prueba que confirmara los grandes progresos
de la Isla en materia de sanidad, educación, nutrición o desarrollo
humano.
¡Nadie se atrevía a desmentirlos!
Sin embargo, ha sido excepción de esa regla el hecho de que en el
diario español El País, con el sugerente título de “¿Cómo consigue
Cuba índices de sanidad comparables a los de un país rico?” apareció
un reportaje que, aunque aparentaba anticipar reconocimiento del
exitoso sistema de salud cubano, tenía como objetivo justamente lo
contrario: desacreditarlo.
El texto reconocía que “el sistema médico cubano está situado a la
vanguardia de América y muy por encima de la media mundial; que la
inversión en salud, en relación al PIB, supera al de Estados Unidos o
Alemania; o que la Isla ha sido “el primer país en eliminar la
transmisión materno-infantil del VIH”.
Sin embargo, lo relevante para El País no es cómo ha podido conseguir
esto un país bloqueado del Tercer Mundo, sino las supuestas “sombras”
de su sistema de salud, que describía como “división del sistema en
dos: uno (…) para los cubanos y otro para los extranjeros”, con
“clínicas exclusivas para turistas, gobernantes o altos mandatarios”,
“mientras desatiende (…) al cubano de a pie”.
Reducía así todo un sistema integrado por 12.000 consultorios,
policlínicos, hospitales y otros centros a una estampa grotesca, para
magnificar la existencia de unas pocas clínicas internacionales,
también propiedad del Estado cubano, que lejos de enriquecer a nadie,
destinan sus ingresos a financiar –precisamente- el sistema público
gratuito nacional.
El periodista José Manzaneda, coordinador de la Asociación vasco
cubana Euscadi-Cuba, en su sitio Cubainformación, pregunta al
respecto: “Hay algo que no cuadra: ¿cómo un sistema de salud con
“instalaciones en ruinas” –tal como se lee en el reportaje- logra
“unos indicadores sanitarios elogiados por la directora de la
Organización Mundial de la Salud”, quien estimó en días pasados que el
sistema de salud cubano es ejemplo a seguir en el mundo.
Esta contradicción informativa tiene fácil explicación: la fuente que
informaba de las supuestas “sombras” del sistema cubano es una
organización no gubernamental (ONG) llamada “Solidaridad sin
Fronteras”, cuyo director era identificado en el texto como un
indefenso “médico cubano exiliado en Miami”.
Explica Manzaneda que el diario El País no revela que esa supuesta ONG
desde 2006 ha trabajado directamente con el State Department de
Estados Unidos en el llamado “Cuban Medical Professional Parole”
(CMPP), programa eliminado en sus últimos días de mandato por Barack
Obama cuyo objetivo era destruir la cooperación médica cubana en el
mundo, mediante ofrecimiento de asilo político a todo cooperante
sanitario cubano que lo solicitara. Pero este escándalo moral era
presentado en el reportaje como un inocente “programa de visado
especial para asistir a trabajadores (cubanos) de la salud”.
En su web, “Solidaridad sin Fronteras” afirma que trabaja con los
congresistas “cubano–americanos” Mario Díaz-Ballart, Ileana
Ros-Lethinen y Carlos Curbelo y el senador Marco Rubio (…) para el
pronto restablecimiento del CMPP con la nueva administración del
presidente Donald Trump”.
La solidaridad médica de Cuba, una de cuyas experiencias, la Brigada
“Henry Reeve”, que recibió en enero el Premio de Salud Pública de la
Organización Mundial de la Salud (OMS), se califica en el reportaje
como “una lucrativa herramienta diplomática y un gran negocio para el
Estado cubano.
Manzaneda recuerda que, de los 66 países en los que está presente la
solidaridad médica cubana, en los 40 más pobres Cuba asume todos los
gastos y en los 26 restantes, se comparten con el país receptor. En
unos pocos con recursos, como Sudáfrica o Qatar, éstos abonan los
servicios. “En cualquier caso, dichos ingresos no benefician a ningún
magnate sanitario, sino que sirven para financiar el sistema de salud
gratuito de la Isla”.
El País sostiene, además, que “es tan grande el negocio (de la
cooperación médica) que ha dejado a los hospitales y policlínicas de
la Isla bajo mínimos de personal”.
Es incuestionable que tener 50.000 profesionales sanitarios en el
exterior, la mitad médicos, impacta en el sistema nacional, pero los
cubanos, que disfrutan de una elevada cifra de médicos por cada mil
habitantes (5,4) como resultado de su revolucionario desarrollo
social, se enorgullecen de “compartir lo que tienen, no lo que les
sobra”, como principio de la verdadera solidaridad.
Marzo 28 de 2017.