RUMBO A NUEVAS VICTORIAS

Por: Adán Chávez Frías
Estamos en presencia de la mayor ofensiva imperial en contra de la democracia y de la autodeterminación de los pueblos. El reconocimiento de manera unilateral de Jerusalén como capital del Estado israelí por parte de la administración Trump, pone en riesgo la paz en la región y en el mundo.
Ésta, junto a otras decisiones de la Casa Blanca que contradicen todo el andamiaje legal sobre el cual se construye el sistema de relaciones internacionales, nos señala claramente que el imperialismo norteamericano se encuentra en una de las fases más irracionales, peligrosas y belicistas de la historia, en la que está dispuesto a violentar cualquier normativa, principio, o ley para el logro de sus objetivos.
Las reacciones no se han hecho esperar y la comunidad internacional en su mayoría, ha condenado esta acción violatoria del derecho internacional y de todos los esfuerzos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por la búsqueda de una solución pacífica y consensuada al conflicto palestino.
Pero la agresión va más allá. En Honduras, la embajada estadounidense en Tegucigalpa, en clara injerencia en los asuntos internos de esa nación, ha solicitado al candidato de la alianza progresista Salvador Nasralla, que se desmarque de la figura política de Manuel Zelaya y de cualquier referencia al chavismo o a la democracia socialista.
Nuevamente, EEUU coloca a Centroamérica al borde de un conflicto y de la inestabilidad, al avalar un fraude electoral y socavar el sistema democrático hondureño. Hacia el Sur, el gobierno de Macri ha iniciado en Argentina, la judicialización y la criminalización de los que se le enfrentan, con la persecución política desatada contra la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner y otros dirigentes vinculados a la etapa del mandato gubernamental de esta destacada lideresa política y social de nuestra Patria Grande.
Dando continuidad a su política intervencionista en los asuntos internos de Venezuela, la Oficina de Operaciones de Conflicto y Estabilización del Departamento de Estado norteamericano pagó casi 1 millón de dólares a grupos de “expertos”, para que estudien y diseñen estrategias con el propósito de intentar aniquilar el proyecto socialista bolivariano y para la implantación de un gobierno de derecha que allane el camino a la restauración neoliberal, tal y como lo revelaron los mismos medios estadounidenses hace pocos días.
Pero aquí estamos los pueblos, resistiendo a la embestida con mayor conciencia, más organización, más unidad y mayor convicción. Esta es una batalla crucial entre el fascismo imperial y la vocación pacífica, humanista y democrática de la mayoría de los habitantes de este planeta. No podemos fallarle a las futuras generaciones, porque de imponerse el criterio de los que no creen en la paz y en la democracia, la humanidad se sumiría en la barbarie y retrocederíamos a pasos gigantescos a un período de oscurantismo y de miseria. Hoy más que nunca los pueblos debemos estar unidos en nuestra lucha contra el imperialismo y el neoliberalismo en todo el mundo.
Este 10 de diciembre, a 158 años de la histórica batalla de Santa Inés, el pueblo patriota venezolano, el pueblo de Bolívar, Zamora y Chávez, ratificó con su participación en las elecciones municipales una vez más su confianza en el Poder Electoral y su convicción de continuar por el camino de la paz y el entendimiento; por el camino de la defensa de la soberanía y el derecho a la libre determinación de nuestro destino. Estamos preparados para nuevos retos, nuevos escenarios y nuevas victorias.
El 2018 será un año decisivo para la Revolución Bolivariana. Asumimos como proceso histórico de liberación nacional el desafío de enfrentar la traición y la contrarrevolución en todos los terrenos y derrotarlas. En esta etapa debemos superar los obstáculos para garantizar la continuidad y el avance de nuestro proyecto socialista en el plano económico, desarrollando un nuevo modelo de producción y de distribución; pero igualmente, en el plano social-organizativo y fundamentalmente, en lo que significa acelerar la Revolución Cultural.
Estos días próximos a la Navidad, son días de alegría y de reunión familiar, pero también de reflexión. En los últimos meses, presenciamos la esencia del plan que el imperialismo quiere para nuestro país: sumirnos en el caos, la muerte y la desesperanza. En una contienda que no fue fácil y que dejó casi 200 víctimas mortales, aplastamos la violencia fascista con la elección de la nueva Asamblea Nacional Constituyente. Eso solo fue posible gracias a la conciencia social del pueblo, un pueblo que como Cristo, quiere paz, amor, justicia, bienestar, respeto y tolerancia para todos. Preparémonos entonces para seguir cultivando los valores cristianos, que son también los valores de esta Revolución Bolivariana y Chavista. Preparémonos para continuar defendiendo nuestra Patria, nuestra independencia y nuestra soberanía. ¡Unidos seremos victoriosos!

¡Con Chávez Siempre!

Caracas, 10 de diciembre 2017.

Anuncios

Jerusalén Oriental pertenece a Palestina

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos manifiesta su firme condena a la decisión unilateral del Presidente de los EEUU Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital del Estado de Israel, destrozando con su firma la diplomacia política sostenida durante decenios por los sucesivos gobernantes de esa nación, y desoyendo las opiniones de los mandatarios de las grandes potencias europeas y musulmanas.

Esta nefasta disposición que da cumplimiento a una de sus promesas electorales, constituye un retroceso total de las complejas negociaciones de paz llevadas a cabo por palestinos e israelíes con la mediación de los organismos internacionales, es una peligrosa violación de la Carta de la ONU y de las Resoluciones emitidas por esa organización supranacional y establecidas por el Derecho Internacional.

La acción personal del Presidente de los EEUU Donald Trump, amenaza con desencadenar una escalada de violencia en ese territorio y en el Medio Oriente, y podría tener repercusiones negativas para la paz y la seguridad internacional, incluyendo a la principal potencia mundial.

Jerusalén durante siglos no ha sido el remanso de paz para los fieles de las tres grandes religiones monoteístas: judíos, cristianos y musulmanes; por el contrario, la historia de ese territorio sagrado ha estado marcada por fuertes disputas.

Con esta acción, el Presidente de los EEUU refrenda un siglo después la Declaración de Balfour en la que el Gobierno británico declaró su apoyo al proyecto sionista en detrimento de los derechos del pueblo palestino y de las naciones árabes e islámicas.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos manifiesta su incondicional solidaridad con el hermano pueblo palestino, en estos momentos legítimamente conmocionado por la vileza de la decisión del Presidente estadounidense.

Instamos a la comunidad internacional a respaldar el derecho legítimo del pueblo palestino de tener un Estado demarcado en las fronteras de 1967, con su capital en Jerusalén Oriental, y a realizar acciones efectivas que posibiliten retomar las negociaciones de paz entre palestinos e israelitas que finalmente permitan lograr una solución justa y definitiva para Palestina.

¡¡¡Solidaridad con Palestina y su Pueblo!!!

Declaración de la Unión Árabe de Cuba

La Unión Árabe de Cuba y la comunidad cubano-árabe, expresan su más enérgica condena a la decisión del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer al Estado de Israel y de trasladar a ella la embajada norteamericana.
Tal insensata medida viola los estatus internacionales de la Ciudad Santa, el derecho internacional y las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas.

Esta provocadora determinación, obstaculiza la solución pacífica del conflicto israelo-palestino y lesiona los derechos inalienables de ese pueblo árabe a la constitución de su estado independiente, con Jerusalén como capital.

La colectividad cubano-árabe, se une al clamor internacional en el rechazo a tan ilegal, injusta e inmoral medida.

Unión Árabe

DECLARACIÓN FINAL DE MONTEVIDEO

Encuentro Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo

1.Los movimientos, organizaciones sociales y diversas expresiones del campo popular de las Américas, herederos y protagonistas de las luchas contra el imperialismo y los regímenes militares en América Latina y El Caribe, que nos levantamos contra la agenda neocolonial de libre comercio, privatización, saqueo y pobreza representada en el derrotado proyecto del ALCA, reafirmamos los principios de solidaridad e internacionalismo que nos unen, así como el compromiso de seguir luchando por una transformación sistémica contra el capitalismo, el patriarcado, el colonialismo y el racismo.
2.Reunidos en el Encuentro Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo, realizado en Montevideo, Uruguay, entre los días 16 al 18 de noviembre, luego del intenso intercambio de experiencias y luchas, ratificamos la agenda unitaria y de articulación de fuerzas sociales y políticas que acordamos en el Encuentro de La Habana, en noviembre de 2015.Reafirmamos la necesidad de re-articular las diversas alternativas e iniciativas populares para enfrentar el modelo de dominación capitalista neoliberal.
3.El avance del Capital sobre los pueblos y sus territorios nos muestra que capitalismo, racismo y patriarcado forman un modelo entrelazado de múltiples dominaciones. La nueva ofensiva de fuerzas neoliberales profundiza los mismos mecanismos de acaparamiento de territorios, saqueo de los bienes comunes, explotación del trabajo y control de los cuerpos. Las tasas de ganancia son garantizadas por ajustes que se sostienen sobre más trabajo sin derechos y sobrecarga de trabajo no pagado de las mujeres, que garantizan que la vida se sostenga en el marco de la precarización acelerada de sus condiciones de vida. Las Empresas Transnacionales (ETN), y las elites nacionales asociadas, son las mayores beneficiarias del modelo de globalización neoliberal. La arquitectura de esta dominación se expresa en los tratados de libre comercio y de inversión de nueva y vieja generación cuyo garante es, entre otros, la Organización Mundial de Comercio (OMC).
4.A su vez, el sistema de endeudamiento perpetuo es un mecanismo de dominación, de condicionamiento del modelo productivo y de expropiación de los recursos públicos y bienes colectivos, al mismo tiempo que profundizan el lucro de las elites locales, cada vez más corruptas y dependientes del sistema financiero internacional.
5.Esa misma alianza es la que agudiza la disputa entre el proceso de acumulación permanente del capital y los procesos de sostenibilidad de la vida, generando una explosión de conflictos socio-ambientales en la región, facilitando el acaparamiento de tierras y el desplazamiento de grandes masas de campesinas y campesinos y pueblos originarios, creando una crisis migratoria, ambiental y alimentaria. Al profundizar los procesos de financierización de la economía y de la naturaleza, se están destruyendo las bases nacionales y las competencias soberanas de los estados para desarrollar políticas públicas ambientales y laborales en favor de los pueblos.
6.Las instituciones de la democracia formal y el ejercicio de los derechos humanos se han convertido en un obstáculo para esa dinámica del capital. Eso explica la reducción de los espacios de la democracia, el desconocimiento de la voluntad popular, la criminalización y judicialización de la política, cuya expresión culminante, entre otros, ha sido el golpe parlamentario, jurídico y mediático contra la presidenta Dilma Rousseff y la pretensión de impedir la candidatura del expresidente Lula da Silva en Brasil.
7.El proceso de monopolización, concentración y control de la información y la tecnología por parte de corporaciones mediáticas, con ramificaciones hacia otras ramas de la economía, es un atentado a las bases de la democracia. Ya que en un mundo globalizado quien controle y distribuya la información tiene poder incluso por sobre los poderes políticos y la soberanía popular.
8.La derecha continental pretende avanzar en la precarización de las relaciones laborales y la eliminación de la negociación colectiva, la desregulación de las contenidas en las reformas brasileñas y argentinas, así como la ofensiva de la patronal uruguaya contra la negociación colectiva en la OIT, son claros ejemplos de esa estrategia.
9.Este nuevo avance conservador y reaccionario refuerza discursos de odio y misoginia concretizados en prácticas racistas y discriminatorias contra afrodescendientes, pueblos originarios, migrantes y la población joven de los sectores populares. El control sobre los cuerpos y la sexualidad se impone con feminicidios, criminalización del aborto, violencia contra las mujeres y la población LGBTI. Las políticas xenofóbicas, racistas y de criminalización de los migrantes que se han instalado en el discurso político en EE.UU y la Unión Europea, son peligrosamente imitadas por la derecha fascista de América Latina y el Caribe.
10.A esto hay que sumarle el ataque a los derechos humanos, la criminalización de los movimientos populares, el asesinato y la desaparición de líderes y lideresas sociales. La impunidad del terrorismo de estado de ayer se convierte en base fundante de la impunidad de hoy del gran capital.
11.Como parte de esa avanzada, el gobierno de los EE.UU. pretende reforzar su influencia imperial en la región y despliega una política de intervencionismo abierto que, utilizando todos los dispositivos diplomáticos, culturales, económicos y militares, ataca la soberanía de los países de la región. La estrategia de militarización a través de la ampliación de bases militares y la presencia de tropas con ejercicios “humanitarios” ocultan la pretensión de control territorial sobre los bienes comunes estratégicos de la región. La permanencia de fuerzas de seguridad extranjeras en Haití, como parte de la nueva misión de la ONU, Misión de Naciones Unidas para la Justicia de Haití (MINUJUSTH), continua la ocupación de ese pueblo y responde a esta misma lógica.
12.Esta estrategia imperial se condensa en la guerra multidimensional contra Venezuela, que tiene momentos de violencia paramilitar, de bloqueo económico, asfixia financiera, sanciones internacionales, criminalización mediática y aislamiento diplomático.
13.El grave incumplimiento de los acuerdos de La Habana que pone en serio peligro al proceso de Paz en Colombia y profundiza la violencia en la ocupación de territorios por parte de fuerzas paramilitares, con el recrudecimiento de los asesinatos cada vez de líderes sociales populares. A su vez se ve estancado el proceso de dialogo con el ELN por parte del gobierno, que desconoce al mismo tiempo la participación de los sectores agrarios, campesinos y afros en dicho proceso.
14.Por otro lado, el imperialismo continua el ataque a los procesos que mantienen gobiernos progresistas y de orientación popular, recrudece el criminal bloqueo contra Cuba y hace retroceder el proceso de normalización de las relaciones entre EEUU y la isla; toma medidas contra el gobierno de Nicaragua; impulsa el sabotaje a la gestión del gobierno de El Salvador; y asedia al gobierno de Bolivia.
15.También se ve amenazada la nueva institucionalidad regional impulsada los últimos años, como UNASUR y CELAC, que aun con déficits en sus contenidos y participación, constituyen esfuerzos importantes hacia una integración no subordinada a la política de EE.UU., hacia la región. Así mismo denunciamos los retrocesos que afectan el proceso de Mercosur y lo reorienta a la agenda del neoliberalismo.
16.Reivindicando las importantes conquistas sociales y políticas obtenidas por los gobiernos populares en los últimos años, reconocemos limitaciones que enfrentamos en estos procesos, especialmente la falta de reconocimiento de la importancia de la movilización social organizada para avanzar en esa transformación y superar la lógica depredadora del sistema capitalista.
17.Desde Montevideo y bajo el influjo enriquecedor de haber compartido las diferentes experiencias de lucha y resistencia y creatividad, de comunidades, colectivos y organizaciones que construyen formas diversas de enfrentamiento al poder del capital y de alternativas solidarias desde y para los pueblos, ratificamos nuestra apuesta a la Jornada Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo, como proceso amplio, diverso, plural y unitario y espacio de articulación de las resistencias y alternativas de nuestros pueblos.
18.Es fundamental reforzar la acción política de movilización, organización y lucha desde las fuerzas populares para construir las democracias verdaderas e impulsar un proyecto político de unidad de transformación de carácter popular en América Latina y el Caribe. No puede haber democracia sin participación, sin distribución de la riqueza, sin acceso a la información y la justicia.
19.Continuaremos luchando por la integración de nuestros pueblos y naciones reivindicando nuestra diversidad cultural, social, política y económica, colocando en el centro los derechos de los pueblos.
20.Enfrentaremos la ofensiva reaccionaria, afirmando la libre circulación de las personas y el reconocimiento de la ciudadanía universal.
21.Asumiremos la defensa innegociable de la autonomía y libertad de las mujeres, la lucha para poner fin al feminicidio y todas las violencias machistas, también afirmamos el derecho al aborto legal, público y seguro.
22.Enfrentaremos a las empresas transnacionales y sus estrategias de captura y sometimiento de las instituciones democráticas, promoviendo acciones concretas para reducir el espacio que tienen para evadir y eludir sus responsabilidades.
23.Nos movilizaremos para que se establezcan instrumentos nacionales e internacionales que impidan que los derechos de las empresas tengan primacía sobre los derechos humanos y de los pueblos, participando del proceso para la adopción de un Tratado Internacionalmente Vinculante sobre Empresas Trasnacionales y DDHH.
24.Impulsaremos una integración popular que respete la diversidad de nuestras culturas. Que se construya desde la participación protagónica de nuestros pueblos. Que defienda la paz y la autodeterminación en nuestros territorios, libre de bases militares e intervencionismos, con complementariedad de las economías y relaciones de solidaridad y cooperación.
25.Continuaremos reivindicando la reforma agraria integral y popular, como proceso que garantice a los y las campesinas el acceso a la tierra, el agua y el territorio así como la protección de la semilla criolla, y de los saberes ancestrales fomentando de esta manera el desarrollo de la soberanía alimentaria y la agroecología para alimentar a nuestros pueblos.
26.Continuaremos impulsando la articulación de nuestros medios alternativos y populares bajo una estrategia de comunicación coordinada y también sostendremos la lucha por la democratización de la comunicación en cada uno de nuestros países como una forma de limitar el poder mediático en la región. Enfrentaremos el poder de las transnacionales defendiendo la internet libre y las tecnologías libres.
27.Mantendremos nuestra solidaridad con el pueblo de Venezuela y su derecho soberano a desarrollar su proyecto social, político y económico sin agresiones, ni injerencias, con garantía de la paz y el respeto de sus instituciones.
28.Desde Montevideo, convocamos a todos los actores sociales que no hacen parte de la Jornada y a las fuerzas políticas del continente para construir de conjunto una estrategia que nos permita fortalecer la movilización popular y las luchas en la región.
29.Ese camino de unidad es condición para trascender los marcos de la economía dominante y plantear otras formas de organizar las relaciones sociales, productivas y reproductivas que, asentadas en la igualdad, la solidaridad y la justicia social y ambiental, construyan la soberanía alimentaria y energética de nuestros pueblos y la vida digna en nuestros territorios.

En Tal sentido nos convocamos a:
1.Movilizarnos para repudiar la Cumbre Ministerial de la OMC en Buenos Aires en diciembre de 2017.
Año 2018
2.Movilización unitaria de todos los movimientos el 8 de marzo
3.Estar presentes y colocar nuestra agenda contra el libre comercio y las transnacionales en el Foro Mundial Alternativo del Agua (FAMA), Brasilia, marzo.
4.Movilización unitaria de todos los movimientos el 1ero. De mayo.
5.Movilizarnos para denunciar la realización de la Cumbre de las Américas en Lima, en junio de 2018, como escenario en el que se pretende reinstalar la agenda de dominación neocolonial e imperialista en el continente.
6.Organizar nuestra acción unitaria alrededor de la Cumbre del G20 en Argentina, segundo semestre de 2018.
7.Finalmente llamamos a todos los pueblos del continente a movilizarnos de manera unitaria, combativa y solidaria en todos nuestros países la semana del 19 al 25 de noviembre, reivindicando la agenda acordada en el Encuentro de Montevideo, como expresión de la acción de nuestros pueblos en Defensa de la Democracia y Contra el Neoliberalismo.

Encuentro Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo, 18 de noviembre de 2017, Montevideo, Uruguay

Arafat, símbolo de Palestina

De: Periódico Trabajadores
16 de noviembre

El histórico liderazgo de Yasser Arafat en la lucha de liberación nacional del pueblo palestino contra el ocupante israelí y su inspirador legado, fueron exaltados en el acto de homenaje a su memoria, celebrado en esta capital, organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (Icap), la Asociación de Amistad Cubano-Árabe y la embajada del Estado de Palestina.

Para Cuba la figura de Arafat tiene un valor extraordinario, a quien nos unieron lazos que el tiempo no ha logrado deshacer, expresó José Prieto Cintado. Prieto, director de la dirección de África Norte y Medio Oriente del Icap, al señalar que el legendario líder palestino viajó por primera vez a la isla en 1974, ocasión en la que fue condecorado con la Orden Playa Girón y que luego regresaría en tres ocasiones, siendo la última en el año 2001.
“Arafat, afirmó, se consagró como dirigente en la materialización del Estado palestino soberano y en ese empeño presidió: la Organización para la Liberación de Palestina, la Autoridad Nacional Palestina y el Partido Político Al-Fatah, del cual fue fundador, consciente de que la unidad era la única manera de alcanzar la victoria”.
Al destacar las cualidades de prestigioso combatiente árabe, el orador señaló entre ellas su capacidad de lucha, su resistencia hasta el último minuto y habilidad para impregnar en su pueblo la necesidad de concretar una nación palestina, que continúan siendo fuente de inspiración para todas la generaciones, principalmente para los más jóvenes.
“Reconocemos la resistencia de ese pueblo, su ejemplo y capacidad de lucha, firmeza frente al criminal, racista y terrorista Estado israelí y nos solidarizamos con sus hombres, mujeres, niños, y con todos los prisioneros políticos que sufren a diario la crueldad de poder sionista. Cuente la patria palestina con el acompañamiento de Cuba hasta que logre su plena autodeterminación, sea Jerusalén este su capital, retornen los refugiados históricos y sean liberados todos los prisioneros”, añadió.

A 13 años de su desaparición física reiteramos la solidaridad invariable del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, la Asociación de Amistad Cubano-Árabe, el Comité Salvar Jerusalén y todo el pueblo cubano de mantener el apoyo a la justa causa del hermano pueblo palestino y a no permitir jamás que Arafat sea olvidado, aseveró finalmente el dirigente del Icap.

Akram Samhan, embajador del Estado de Palestina en Cuba, significó que Yasser Arafat inició y dirigió la lucha armada de su pueblo a lo largo de medio siglo, llevó el fusil para rechazar todas las políticas imperialistas que querían anular los derechos nacionales y políticos de nuestro pueblo, y con el ramo de olivo para lograr una paz justa y duradera en nuestra región.

Destacó, además que Yasser Arafat siempre luchaba por la unidad de su pueblo, por una solidaridad árabe, era un hombre amistoso, sencillo, ha sido amigo íntimo de Fidel Castro, de Mandela, Agostinho Neto, General Giab, y de otros muchos dirigentes revolucionarios.

“A usted padre, culminaron sus palabras, le prometemos seguir nuestra lucha, su lucha, hasta conseguir nuestros sueños, sus sueños de estar unidos, y llegar a construir nuestro Estado independiente con Jerusalén Este su capital, y el retorno de los refugiados”.

La actividad, en la cual fue depositada una ofrenda floral ante la escultura de Yasser Arafat, fue presidida, además, por Miriam Morales, coordinadora interina de África y Medio Oriente del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Héctor Igarza, director de África Norte y Medio Oriente del Ministerio de Relaciones Exteriores; el doctor Rodrigo Álvarez Cambras, presidente de la Asociación de Amistad Cubano-Árabe…

Presentes también estuvieron funcionarios de organizaciones políticas y de masas de nuestro país, la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, representantes de partidos políticos palestinos, estudiantes de ese país, la Asociación de Amistad Cubano-Árabe, la Unión Árabe de Cuba, la Casa de los Árabes, el Comité Paz, Justicia y Dignidad de los Pueblos, una representación del cuerpo diplomático acreditado en Cuba.

Masacre en Texas


Por Manuel E. Yepe Miembro del Secretariado y colaborador del MOVPAZ

Apenas 24 horas después de la masacre en una iglesia de Texas, el presidente estadounidense Donald Trump formuló tres ideas “trascendentales” que revelan su pensamiento acerca del problema que representa para la seguridad de su país la tenencia descontrolada de armas de fuego, un fenómeno cada vez más extendido en la población de Estados Unidos.
En primer lugar, sostuvo que las armas no eran el problema. En segundo lugar, que quien detuvo al autor de la masacre fue una persona muy
consciente que portaba una pistola. En tercer lugar, que la verdadera culpabilidad por el hecho recae en la enfermedad mental que sufría el
autor de la masacre.
En un artículo de fondo del periódico The Nation, vocero del ala más progresista del Partido Demócrata, su analista principal David M.Perry, descarta la apreciación de Trump de que “felizmente, un buen hombre armado impidió la continuidad de la masacre”.
La descripción de los detalles de la matanza es horripilante: El asesino, un hombre de piel blanca con amplio historial de violencia
doméstica, llegó a la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, Texas, armado con un rifle AR-15 y abrió fuego. Entre las víctimas
estaban la hija de catorce años del pastor de la iglesia, de 72 años de edad; una mujer embarazada, y numerosos niños.
Una familia logró esconderse en un cuarto de baño, en el que se apreciaban huellas de balas en las paredes. Un niño de ocho años se siendo acribillados.
Luego que el asesino había dado muerte a 26 personas, herido a otras 20 y traumatizado a toda la comunidad, salió de la iglesia, dejó caer
su rifle en presencia de un civil armado, subió a su auto y huyó hasta que se estrelló contra otro automóvil, para finalmente suicidarse con
un disparo de su pistola en la cabeza.
Según el artículo de The Nation, la valoración del mandatario estadounidense, que atribuye la responsabilidad del desastre a la enfermedad mental del asesino y no a la tenencia de armas por personas no calificadas para su posesión, es la típica explicación de la violencia en el país que manejan los políticos republicanos.
Unos días después de la masacre en Texas, Trump declaró en Japón, donde iniciaba un periplo oficial por varios países de Asia, que “tenemos un montón de problemas de salud mental en nuestro país, como igualmente lo tienen otros países, pero en ningún caso se trata de problemas generados por las armas mismas.”
Los cadáveres en la iglesia y el trauma experimentado por los supervivientes demuestran claramente que el incidente no se detuvo por efecto de que había allí una persona armada dispuesta a impedir la continuidad de la matanza, como ha pretendido hacer ver Trump, argumenta el artículo de David M. Parry en The Nation.
El énfasis en la salud mental es simplemente una forma de desviar la atención de la necesidad de hablar los peligros de la tenencia sin control de las armas de fuego. “Nuestro sistema de salud mental está necesitado de mucha ayuda, pero no para frenar la violencia de las armas precisamente, porque sólo del 3 al 5 por ciento de los actos violentos involucran a personas con discapacidades psiquiátricas que sólo constituyen sólo el 18% de la población”, afirma Parry.
Unos días después de la masacre de Texas, en Japón, Trump declaró:”tenemos un montón de problemas de salud mental en nuestro país, igual que lo tienen otros países, pero en ningún caso se trata de problemas generados por la tenencia de armas.”
Le falto a Trump agregar que entre las cerca de 200 naciones del mundo con pobladores que tienen problemas de salud mental, Estados Unidos es
el líder indiscutible en balaceras masivas.
El artículo de The Nation sostiene que no es cierta la versión de Trump de que “un buen hombre con un arma” impidió la continuación del la masacre. Los cuerpos inertes en la iglesia y el trauma de los supervivientes demuestran claramente que el incidente no se detuvo por la intervención armada de algún civil.
La versión del mandatario estadounidense que atribuye la responsabilidad de los tiroteos a la salud mental de los implicados, es la típica explicación republicana de la violencia. Son muchos los políticos republicanos (y algunos demócratas) que han expresado este criterio durante décadas para justificar su apoyo y su punto de vista “coincidente” con el de los comerciantes de armas que representa el multibillonario lobby de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) en la cuestión del control o la liberación de las ventas de armas a la población.
Noviembre 13 de 2017.

DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA DE PUEBLOS DEL CARIBE SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO

Nosotros, hombres y mujeres del Caribe representados por la Asamblea de los Pueblos de nuestra región, hacemos un llamado a la conciencia de todos y todas para enfrentar las consecuencias del cambio climático que amenaza con poner en grave peligro la vida humana en el planeta.

Sin ser los responsables de la situación, los países del Sur, y más aún los pequeños estados insulares, somos quienes enfrentamos las peores consecuencias. Hace pocas semanas hemos sufrido, junto a algunas zonas de América Central y los Estados Unidos, el azote de eventos meteorológicos muy severos que han provocado pérdidas irreparables de vidas e incalculables daños en la infraestructura y la economía de nuestras naciones que incidirán por mucho tiempo en la salud y las condiciones de vida de la población, con especial énfasis en los sectores más vulnerables.

Teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, proponemos:

1.Exigir a los gobiernos colocar la agenda climática como una prioridad en tanto de ello depende la consecución de cualquier otro objetivo, incluso los objetivos de desarrollo sostenible, aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

2.Exigir a la comunidad internacional, y en especial a las naciones desarrolladas más contaminantes, el cumplimiento de lo pactado en el Acuerdo de Paris y de las metas de disminución de emisiones y otras medidas dispuestas por cada Estado parte, para intentar mantener los índices de aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales, así como no abandonar los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 °C.

3.Reconocer y apoyar el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas de cada país, principio que avala el concepto de deuda ecológica de la cual son acreedores los países pobres y subdesarrollados del sur global, actualmente en situación de mayor vulnerabilidad.

4.Instar a las naciones desarrolladas al cumplimiento de sus compromisos de financiamiento y a asumir otros nuevos y adicionales que permitan enfrentar con realismo la crisis actual.

5.Exigir a la comunidad internacional y a las organizaciones internacionales que se garantice, en condiciones ventajosas y flexibles, la transferencia de tecnologías de energía sostenible a los países en desarrollo, así como un acceso más efectivo a los
conocimientos relacionadas con estas. Igual tratamiento debe dársele a tecnologías que sustituyan procesos altamente contaminantes.

6.Exigir a los gobiernos integrar de forma efectiva la adaptación al cambio climático en las estrategias nacionales de desarrollo.

7.Exigir a los gobiernos la elaboración de planes contra desastres con la participación de la población y que coloque la garantía de los derechos humanos y la preservación de la vida en primer lugar, previendo medidas de contingencia para garantizar servicios de energía eléctrica, agua, atención a la salud, alimentación, comunicaciones y materiales de primera necesidad.

8.Denunciar los insostenibles patrones de consumo sobre los que funcionan los países capitalistas desarrollados y que son exportados a los países subdesarrollados penetrando sus culturas y agravando su situación.

9.Rechazar la retirada de EE.UU., uno de los países más contaminantes del mundo, del Acuerdo de París. Refutar el negacionismo de su actual administración, que ha dado carta abierta a proyectos contaminantes que exponen a su población y a la del resto del mundo a los mayores peligros. Rechazar el abandono de que ha sido objeto Puerto Rico, enclave colonial en nuestra área, dejado a su suerte después del paso del huracán María.

10.Solidarizarnos con todos los Estados insulares que tienen en el cumplimiento de estas propuestas la clave de su subsistencia.

Defendamos nuestro derecho a la paz y a la vida.

ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DEL CARIBE

San Dolio, República Dominicana, 29 de octubre de 2017

Asociacion Cubana de las Naciones Unidas

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

MOVIMIENTO MEXICANO POR LA PAZ Y EL DESARROLLO

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Canadian Peace Congress

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Visiones de Política Internacional

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

World Peace Council

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Jamaica Peace Council

Peace is everybody's business.......Keep the Caribbean and Latin America a Zone of Peace......End all wars.......Protect the environment.

A %d blogueros les gusta esto: