El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos declara su solidaridad con el ex Presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva preso desde el 7 de abril de 2018 y acusado de un crimen prefabricado y amañado, con pruebas que no han podido ser demostradas, y que fueron aceptadas como válidas por el entonces juez Sergio Moro, quien gracias a sus “buenos oficios” es actualmente Ministro de Justicia y Seguridad Pública del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Los Movimiento Sociales y fuerzas de izquierda debemos realizar acciones efectivas para que cesen definitivamente las persecuciones políticas y la judicialización contra los mandatarios y líderes que han llevado a sus pueblos el bienestar y la justicia social.

¡¡¡Lula es inocente!!!

¡¡¡Exigimos la libertad inmediata para Lula!!!

Anuncios

Declaración del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos expresa su total solidaridad y apoyo a la revolución Bolivariana de Venezuela, y a su legítimo presidente Nicolás Maduro Moros. De igual manera hace constar el más enérgico rechazo a las maniobras imperialistas orquestadas, con la intención de provocar un golpe de Estado que pretende situar en la presidencia de la hermana nación a una marioneta de los intereses de la Casa Blanca, y de sus acólitos en cualquier latitud. 

La participación funesta en la denominada guerra hispano-cubana-norteamericana (calificada por Lenin como la primera contienda imperialista de la historia), la agresión a Panamá, en diciembre de 1989; pasando por sus aventuras en Centroamérica, o las invasiones a República Dominicana, en abril de 1965, y Granada, en octubre de 1983, son apenas algunos ejemplos terribles de una manera de actuar en la que violaron los más elementales preceptos del Derecho Internacional.

No hemos estado de brazos cruzados, sin embargo, desde este lado. La fuerza de las ideas y el ejemplo bicentenario de nuestros próceres animaron perennemente a no dejarnos doblegar y construir  nuestro destino. El triunfo de la Revolución Cubana, en enero de 1959, la victoria en las urnas  de la Unidad Popular de Salvador Allende, a comienzos de la década del 70, así como de la Revolución Sandinista, en Nicaragua en julio de 1979, y la llegada al Palacio de Miraflores de Hugo Chávez Frías, en febrero de 1999, son algunas de las demostraciones fidedignas  de que resultó imposible arrebatarnos nuestros sueños.

Contra la revolución bolivariana, en particular, se han llevado a cabo en los últimos años una avalancha de ataques, en múltiples ámbitos. Los desconcierta la fuerza de ese pueblo para ser fiel al legado de su Comandante Presidente Chávez, acompañando con entusiasmo a Nicolás Maduro en todas las tareas. En su delirio han empleado cualquier estratagema. Desde una guerra económica despiadada para privar a la población de recursos de toda índole (como hacen con Cuba mediante un bloqueo criminal diseñado en buena medida desde el propio 1959) hasta planes de magnicidio (como el perpetrado el 4 de agosto del 2018) pasando por reconocer a figuras espurias, sin ninguna autoridad moral ni legal, desconociendo de paso la voluntad de las instituciones que sí están refrendadas por el apoyo popular.

El presidente Maduro y la dirección revolucionaria en general (incluido uno de sus pilares: la unidad cívico-militar) no solo han dado pruebas de su entereza inquebrantable en defender a su pueblo, sino que gozan del respaldo y aprecio de millones de personas e innumerables gobiernos en todo el mundo.

Estamos seguros que esta nueva andanada en detrimento de las leyes y justicia venezolana se estrellara contra la coraza popular, que es la verdadera protagonista de las transformaciones sociales y económicas que allí se desarrollan. 

Creemos en el pueblo de Bolívar y en su convicción acendrada de proseguir haciendo camino al andar, en favor de los desposeídos de siempre. Ningún títere del imperio, ni prensa amarilla, ni organización fantoche van a impedir que los hermanos venezolanos continúen venciendo.

El Movimiento Cubano por la Paz  y la Soberanía de los Pueblos, hace un llamado a todos los movimientos de paz del mundo, movimientos sociales y de solidaridad a rechazar la intentona de golpe de Estado contra la hermana República de Venezuela y su legítimo presidente Nicolás Maduro.

¡Hasta la Victoria Siempre!

La Habana, 24 de enero del 2019. 

DECLARACIÓN DE SOLIDARIDAD PARA LOS MÉDICOS CUBANOS DEL PROGRAMA MÁIS MÉDICOS

El MOPASSOL (Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos), se solidariza con las médicas y médicos cubanos actuantes en Brasil en el marco del programa Máis Médicos, que por más de un lustro benefició a 113 millones de pacientes en 3.600 municipios de ese país hermano.
La inédita persecución administrativa y las amenazas verbales por parte del presidente electo brasileño, Jair Bolsonaro, así como el endurecimiento repentino de los acuerdos firmados en 2011, han provocado una pérdida inestimable para millones de ciudadanos del Brasil beneficiados por la medicina cubana y por sus profesionales actuantes en todo el territorio.
Fiel al ideal internacionalista y fraterno con todo el género humano que siempre ha nutrido la política exterior cubana desde 1959, el Estado caribeño desplegó de forma desinteresada y mediante acuerdo
bilaterales a alrededor de 20.000 profesionales de la salud para llegar a las zonas más pobres e inaccesibles del gran territorio brasileño y llevar atención médica, diagnósticos y tratamientos eficaces a poblaciones que por su situación geográfica o condición socioeconómica no podían acceder a una atención sanitaria digna y acorde a unos de los derechos humanos más fundamentales, como es el de la salud.
En el nuevo contexto político emergente definido en Brasil en las últimas elecciones de 2018, en donde la persecución policial y judicial de los sectores populares, el enaltecimiento de la tortura, el racismo, la
xenofobia y el odio inter géneros ha dominado el discurso oficial, este irracional ataque a la solidaria y profundamente humanista labor cubana, debe ser repudiada por la sociedad global en su conjunto, y muy
especialmente por todos los latinoamericanos que alberguen principios de igualdad y solidaridad entre nuestros pueblos.
Las lamentables y despectivas declaraciones del futuro presidente de todos los brasileños y su decisión de provocar el retiro de tan valioso apoyo técnico-humanitario en Brasil, como es el programa Máis Médicos,
deben ser interpretadas como un nuevo escalón descendente en la atroz y profundamente retrógrada dialéctica exhibida hasta ahora por Jair Bolsonaro.
Desde ya, nos hacemos incondicionalmente solidarios con nuestros hermanos cubanos, –con sus desinteresados médicos, enfermeros y auxiliares– que tan altruistamente han aplicado sus conocimientos y
donado sus esfuerzos para llevar el sagrado derecho a la salud a los más inaccesibles rincones de la geografía brasileña.
Declaramos también al presidente electo Jair Bolsonaro como un atroz ejemplo de peligrosa institucionalidad y un enemigo de los mejores valores humanos, como son la solidaridad, la tolerancia y el respeto a todos los hombres y mujeres, sin importar su condición. Invitamos a todos los países, mandatarios, mujeres de la cultura, artistas, trabajadoras y luchadores sociales, a señalar y condenar sin restricciones el vergonzoso rebajamiento que Bolsonaro perpetra contra la dignidad humana en sus dichos, acciones y pensamiento. Sin importar el color político, queda aquí expuesto como un imperativo democrático y humanista repudiar estos tenebrosos retrocesos en el horizonte de la convivencia humana.
A los generosos médicos cubanos los exhortamos a no desfallecer y a seguir brindando ejemplo, como hasta ahora, de que la solidaridad universal y el trabajo denodado por el bien común no es una utopía, sino una meta, tal como ellos han demostrado poder alcanzar.
¡Gracias, compañeros cubanos! ¡Misión cumplida con los hermanos brasileños!

Repolarización, Repolitización y Reunificación

Por Adán Chávez Frías
El pueblo venezolano, con la reelección del presidente obrero Nicolás Maduro propinó, sin duda, un duro golpe al imperialismo norteamericano y sus aliados.
Hay preocupación en la Casa Blanca por el reacomodo en la correlación de fuerzas en el continente; el decretado fin del ciclo de gobiernos progresistas en la Patria Grande no parece concretarse, pues nuestros pueblos heroicos continúan en batalla. Con Cuba, Venezuela y Nicaragua a la cabeza, permanecemos de pie pese a las brutales arremetidas de ese sistema, “fase superior del capitalismo”.
En lo que a Venezuela respecta, la administración Trump cada día se vuelve más agresiva intentando frenar la influencia de la Revolución Bolivariana en los procesos de liberación en marcha. Por ejemplo, las nuevas sanciones ilegales de Canadá demuestran que Washington no cesará en su empeño de derrocarnos.
El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, propondrá esta semana en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la suspensión de Venezuela de ese organismo para pretender aislar y cercar al Gobierno Bolivariano, que ya hace mucho expresó su decisión de no continuar formando parte de esa instancia regional. No nos cabe ninguna duda, nuevamente serán derrotados por la dignidad de la mayoría de los gobiernos latinoamericanos y caribeños.
Cada día hay mayores evidencias del fracaso del neoliberalismo como modelo económico y los pueblos continuarán en rebelión contra quienes pretendan arrebatarle sus derechos sociales y políticos.
En este momento, la paz hemisférica se encuentra en serio peligro con el ingreso de Colombia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), porque asegura a las potencias hegemónicas la posibilidad real de intervenir de manera directa en los asuntos internos de los países latinoamericanos.
En ese contexto, la Revolución Bolivariana continuará fortaleciendo la diplomacia de paz y así lo deja claro con gestos como la liberación del ciudadano estadounidense Joshua Holt, cumpliendo la primera línea de acción política de las seis anunciadas por el Presidente Nicolás Maduro.
Por otra parte, la quinta línea de acción orientada por el camarada Presidente, es justamente la defensa de la Patria y de la Constitución ante las conspiraciones y amenazas foráneas. Pero la defensa de la Patria frente al imperialismo pasa también, entre otras cosas, por la lucha contra la corrupción, por la construcción de la nueva ética socialista y la reafirmación del Socialismo Bolivariano.
Y es allí donde este nuevo Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), anunciado por la Dirección Nacional, va a jugar un importante papel en ese sentido. Estamos en un punto de inflexión histórica en el que debemos apresurar la consolidación del modelo socialista para garantizar la continuidad de la Revolución Bolivariana.
Ni por un momento debemos vacilar. Tengamos presente que van a incrementarse las agresiones y debemos impedir a toda costa los escenarios de violencia que pretende revivir la contrarrevolución. Para que el pueblo resista y avance pese a las amenazas y dificultades, tiene que estar mejor conectado con los objetivos estratégicos del proyecto socialista bolivariano, con el legado del Comandante Eterno y por supuesto, con las compañeras y compañeros que por una u otra razón, les ha correspondido asumir la dirigencia del proceso,
Es imperativo entonces que el Congreso del PSUV profundice el diálogo de manera directa con las comunidades, con el pueblo, para articular lo estratégico con lo táctico en la construcción socialista. Hay que ir al debate en las catacumbas del pueblo, porque es el pueblo el que nos dará respuestas para continuar avanzando en el combate contra la guerra económica, en la optimización de la producción y en el mantenimiento de la paz, tanto en nuestra política interna como externa.
En ese sentido, es allí donde queremos hacer un aporte programático. Para complementar metodológicamente en esta coyuntura las 6 líneas estratégicas orientadas por el camarada Presidente Maduro (diálogo, pacificación y reconciliación nacional; avanzar hacia un acuerdo económico productivo; lucha renovada y frontal contra la corrupción; fortalecimiento de los programas sociales para la protección del pueblo; defensa de la nación y ratificar el rumbo hacia el socialismo) debemos retomar el método de las 3R al cuadrado propuesto por el Comandante Chávez, que implica además de la Revisión, la Rectificación y el Reimpulso, la Repolarización, Repolitización y Reunificación, para un gran proceso de reconstrucción de la mayoría revolucionaria en el país.
En esta nueva etapa de la Revolución Bolivariana, no podemos improvisar o correremos el riesgo de perder lo que hemos alcanzado. Donde tengamos que hacernos la autocrítica más profunda, la haremos a fondo para reactivar las 3R al cuadrado.
La Revolución debe atender las necesidades de la gente y debe estar, como nos enseñó Chávez, acompañando al pueblo en su cotidianidad, en su dolor, apoyándolo, organizándolo, ganando en conciencia colectiva, aprendiendo junto a él.
Nuestro partido, hoy más que nunca, tiene que ser uno de los dos brazos del gran cuerpo de la Revolución. En un brazo el partido, como parte de la gestión política; en el otro, la gestión de gobierno para garantizar la búsqueda de soluciones con un programa socialista y de vanguardia. Ambos, forman parte del cuerpo de la Revolución, que debe tener un gran cerebro colectivo, consolidado en la batalla de las ideas; y un enorme corazón, que sea capaz de abarcar la razón amorosa que nos legó nuestro Comandante Eterno. Sólo de esta manera, actuando de forma articulada, organizada, consciente, fortaleciendo el Poder Popular, lograremos avanzar.
Como dijo nuestro compañero Nicolás Maduro durante su juramentación como presidente reelecto ante la soberana Asamblea Nacional Constituyente: “Hace falta una gran rectificación profunda, un aprendizaje profundo… Necesitamos retomar la revolución permanente que pregonaba el Comandante Chávez, preparada para el látigo del enemigo imperialista, que no se duerma y aprenda a hacerse, recrearse y recomponerse”.
Vamos pues compatriotas. Sigamos en el debate y en la reflexión para la acción revolucionaria! ¡A repolarizar, a repolitizar y a reunificar al pueblo y a nuestra militancia!
¡Con Chávez Siempre!
¡Todos con Maduro!

Sentir Bolivariano
Caracas, 03 de junio de 2018.

MENSAJE DE SOLIDARIDAD CON PALESTINA

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos reitera su solidaridad con la justa causa Palestina, y manifiesta su fehaciente condena contra el gobierno del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, promotor de la gran masacre perpetrada por el ejército de Israel contra el heroico pueblo palestino que afecta la paz de esa nación hermana, de la región y del mundo.

Desde el pasado 30 de marzo acontecía la “Marcha del Retorno” para demandar el derecho del pueblo palestino a regresar a las tierras de donde fueron expulsados en 1948, y para honrar a los caídos en Gaza. Desde entonces, las agresiones del ejército de Israel no han cesado.

En una fecha tan significativa como el 14 de mayo, en la que los palestinos rememoraban la víspera del Día de la Nakba, la aciaga jornada en la que hace 70 años se inició su prolongado calvario con el establecimiento del Estado de Israel, el ejército sionista disparó con balas con punta de goma y gases lacrimógenos contra los miles de manifestantes que expresaban su protesta por la infausta decisión del Presidente Donald Trump de situar a la Embajada estadounidense en el barrio de Arnona, ubicado en las cercanías de Belén, cuyo costo hasta el momento para el pueblo palestino según el diario Haaretz, ha sido el asesinato de alrededor de 58 personas, incluidos 6 menores, y 2.771 heridos, de ellos 225 menores, 79 mujeres y 12 periodistas.

Otras grandes afrentas para el pueblo palestino fue el mensaje emitido por el Presidente Donald Trump, en el que expresó que “Israel es una nación soberana con derecho a determinar su propia capital”, desconociendo totalmente que igual derecho le asiste a Palestina, así como el engalanamiento de la ciudad santa con grandes carteles que decían “Trump hace grande a Israel de nuevo”, y centenares de banderas de los Estados Unidos.

Más que “un paso hacia la paz”, como expresara el Presidente Trump, el traslado de la misión, además de violar la paz y la soberanía de Palestina, resulta una trasgresión del Derecho Internacional humanitario y particularmente de la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU de 1980 que condenó la “Ley de Jerusalén” emitida por Israel, en la que de manera unilateral decretó a la ciudad santa como su capital “eterna e indivisible”, y también decretó mantener a las Embajadas fuera de esa ciudad.

Esta acción del Presidente Trump, ha puesto fin al interminable proceso de negociación entre las partes en conflicto, congelado desde 2014, y ha sido el detonante para que se endureciera la violencia del ejército de Israel, que pretende despojar a los palestinos de todas sus tierras, lo que recrudece aún más los problemas de la región.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos rechaza la horrible masacre perpetrada por el ejército de Israel en la Franja de Gaza contra civiles indefensos palestinos, y se adhiere a la vía de la negociación sobre la base de las resoluciones aprobadas en la ONU y al Derecho Internacional, como recurso para solucionar definitivamente el conflicto, que contemple el derecho al retorno de sus refugiados y la creación de dos estados, con las fronteras que existían antes de 1967, con Jerusalén Oriental como capital de Palestina.

La unidad popular en torno a su legítima representante la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), es fundamental para que el pueblo palestino pueda convertir en realidad sus legítimas aspiraciones.

¡¡¡Solidaridad con el pueblo palestino!!!

¡¡¡Palestina vencerá!!!

PALESTINA. UNA PERMANENTE ATENCION

Hay un pueblo que necesita la mayor atención posible, una atención permanente, de toda la comunidad internacional, y es el pueblo palestino. Se hace necesario levantar con mayor fuerza la solidaridad y recabar de las instituciones internacionales y estados organizados el cumplimiento de todas las medidas y las resoluciones acordadas frente a este conflicto palestino-israelí. Necesidad que se hace más imperiosa en la actualidad, dada la situación catastrófica en la se encuentra sumido este heroico pueblo palestino.
Precisamente hablamos de catástrofe, Nakba como se dice en árabe, cuando ya se cumplirán 70 años de este injusto, cruel e inhumano proceso al que ha sido sometida esta nación árabe. Es claro también decir que son 70 años de lucha frente a este empeño exterminador del estado judío de Israel.
Hace 70 años, un 15 de mayo de 1948, comenzó mediante agresiones, represión, masacres y matanzas esta catástrofe, amparada por la nefasta resolución 181 del 29 de noviembre de 1947 de la Asamblea General de la Naciones Unidas. La resolución concebía la “Partición” de Palestina en dos estados, Palestina e Israel, tanto así también es que en esta fecha se conmemora la creación del mencionado estado judío de Israel.
Pero, el plan sionista no solo concibió arrebatar esta mitad, por decir así, sino que a 70 años da expresa fe del verdadero propósito y ciertamente racista: la desaparición de los palestinos. Evidencia de ello son las odiosas palabras de Golda Meir, exprimera ministra de Israel, en 1969: “No existe el pueblo palestino, los palestinos no existen. ¿Cómo vamos a devolver los territorios ocupados? No hay nadie a quien devolvérselos. No hay tal cosa llamada palestinos”.

Así los sionistas han llevado y siguen llevando impunemente a efecto este propósito con las incontables agresiones y verdaderas guerras desatadas contra la población palestina que ha costado centenares de miles de muertos, lesionados, prisioneros políticos, y expulsados del territorio natal. Al menos 700 mil residentes no-judíos de Palestina fueron despojados de sus propiedades en el nuevo Estado de Israel. Suman en la actualidad ya más de 7 millones depalestinos dispersos, desterrados o refugiados en los países árabes vecinos, Europa, América y otras regiones. Obviamente a esto se suma todo un proceso destructivo de algo más de 500 aldeas, sus barrios, viviendas, escuelas, hospitales y otros tantos elementos como recursos naturales que ha conllevado a asentamientos palestinos totalmente asediados, en las regiones de Gaza y Cisjordania, bloqueados y privados de elementales derechos humanos, así como del acceso de la ayuda humanitaria que se envía a ellos.
Hoy el estado sionista mantiene la ocupación del 78 % de la extensión histórica de su nación y en proceso de constante incremento de tal situación. Gráficamente podemos observar la magnitud del problema en el cuadro siguiente:
No es necesario mencionar y detallar las constantes e incontables agresiones y masacres sufridas por Palestina de manos de esta política canalla de Israel per si vale la pena, y subrayar, el papel protagónico que ha tenido los Estados Unidos de Norteamérica en este conflicto, sin olvidarnos de los colonizadores iniciales y otros lacayos seguidores. Los sucesivos gobiernos del imperio norteamericano han apoyado y defendido a diestra y siniestra a Israel con apoyo a nivel diplomático, económico y financiero y por supuesto en armas y medios bélicos, aunque este país ha desarrollado grandemente su industria armamentista y guerrera. Así el estado sionista se ha erigido en el vigilante y aliado fiel del imperio en la región y se involucra decididamente en los conflictos y problemas de naciones árabes como en Siria, Libia, Líbano, Iraq e Irán.
Palestina ha recibido el apoyo de parte de 138 estados miembros de la ONU para que sea reconocida como un Estado independiente y soberano y por ende miembro pleno de dicha organización, pero la constante negativa de los EEUU de Norteamérica en el Consejo Permanente de Seguridad no ha permitido tales iniciativas.
Indudablemente hoy el estado sionista se siente más motivado y envalentonado con el incondicional apoyo del nuevo gobernante de la Casa Blanca que con el ilegal derecho, con el nulo conocimiento de la historia, con el irrespeto a la sagrada cultura, al patrimonio de la humanidad, con la habitual prepotencia que ha caracterizado su gestión, ha decidido trasladar su embajada a Jerusalén. Hecho a esta hora ya consumado con las lógicas manifestaciones, más palestinos muertos o heridos.
Decíamos que también han sido 70 años de lucha, de heroica resistencia del pueblo palestino, que ha costado en ese empeño valiosas vidas de dirigentes, líderes y combatientes de las distintas organizaciones, partidos, movimientos y contingentes armados que ya por generaciones han asumido consecuentemente la tarea de recuperar la tierra palestina, expulsar al enemigo sionista, del retorno de los refugiados, de la liberación de los miles de presos en cárceles de Israel, bajo duras condiciones. La constante y necesaria intifada ha sido un baluarte y motivo de continuar la lucha hasta tener el Estado de Palestina, independiente y soberano.
Hoy, ante las graves violaciones de las normas del Derecho Internacional Humanitario, las criminales acciones militares contra la población palestina, contra las manifestaciones y marcha del Derecho al Retorno, se hace necesaria una mayor unidad en las acciones, promover el Boicot, la desinversión y sanciones a Israel, así como también un Boicot Cultural, Académico y Científico, hace falta una mayor solidaridad internacional, intensificar y mantener la denuncia de estos crímenes que lamentablemente han ocasionado la muerte, en su gran mayoría, de jóvenes y niños. Chile ha apoyado las iniciativas de reconocimiento del Estado Palestino, su pueblo, los trabajadores, intelectuales y vastos sectores de la sociedad también lo han hecho, en Chile radica una de las más grandes comunidades palestinas de este planeta, ello merece la atención constante a este conflicto, con acciones y manifestaciones de solidaridad por una Palestina libre, es importante recabar estas iniciativas de parte del gobierno chileno, pero lamentablemente el gobierno tiene muy buenas relaciones comerciales con Israel.
Estoy seguro que, mucho más temprano que tarde, esta indigna afrenta al pueblo de Palestina será resuelta y se revertirá esta Nakba, caerán los muros discriminatorios, se levantarán las alambradas para un retorno al hogar, a la tierra usurpada, para reconstruir y construir un merecido futuro de bienestar y paz. La legítima dignidad del pueblo palestino, su cultura, su historia y tradiciones, sus héroes y mártires, no se pone en duda y persiste a pesar de esta odiosa cruzada sionista.
Dr. Alex Soza Orellana
Chileno residente en Cuba
La Habana, 14 de mayo del 2018.

DECLARACIÓN DE SOLIDARIDAD CON SIRIA

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, repudia el artero ataque militar perpetrado contra Siria el 13 de abril liderado por Estados Unidos, con el apoyo de dos de sus aliados europeos: Reino Unido y Francia.

El bombardeo a Siria es otra demostración de que el Presidente de Estados Unidos considera que es propietario del mundo, y lo más triste y bochornoso, es que utilizando como medio de coacción todo el poder que detenta, logra que gobernantes títeres lo secunden.

Está muy claro para la mayor parte del mundo, que Damasco y Homs fueron vilmente atacadas por misiles sin justificación alguna, porque hasta la víspera, el Secretario de Defensa de Estados Unidos no había podido aportar pruebas del empleo de armas químicas.

Como es conocido, en el 2013 el gobierno sirio destruyó completamente la infraestructura para la fabricación de armas químicas, lo cual fue debidamente comprobado en el terreno por inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y de la ONU, quienes manifestaron sentirse satisfechos con el resultado de estas operaciones.

El Presidente Donald Trump no permitió que la OPAQ inspeccionara la localidad de Ghouta Oriental y desmintiera el aparente ataque químico. Tampoco tuvo en cuenta las opiniones del Consejo de Seguridad de la ONU, y, peor aún, la agresión a Siria no tuvo la correspondiente aprobación del Congreso.

No obstante, de bases militares estadounidenses partieron 103 misiles para destruir los supuestos centros de producción de armas químicas en Barza y Jaramani, así como instalaciones militares sirias, entre ellas bases aéreas.

Lamentablemente los pueblos de Estados Unidos, de Reino Unido y de Francia, es probable que no lleguen a conocer nunca la verdad de los hechos perpetrados contra Siria por sus gobernantes. A ellos los confunden, los engañan con informaciones y justificaciones falsas, los propios miembros de sus gabinetes y los medios informativos que responden enteramente a sus intereses.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, expresa su firme condena a las agresiones a Siria, y a la flagrante violación de su soberanía, de la paz y de las leyes internacionales.

¡¡¡Que prevalezca la verdad sobre la infame calumnia!!!

¡¡¡Solidaridad con Siria!!!

Blog de Cuba en Japón

“Admiramos a Japón por su espíritu laborioso, por su cultura, por su talento, su filosofía, por su forma de enfrentar la vida.” Fidel Castro, Inauguración del jardín japonés en La Habana, 26.10.89

El Heraldo Cubano

En busca de la verdad

Siempre con Cuba

Yo defiendo a Cuba

Asociacion Cubana de las Naciones Unidas

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

MOVIMIENTO MEXICANO POR LA PAZ Y EL DESARROLLO

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Canadian Peace Congress

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Visiones de Política Internacional

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

World Peace Council

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Jamaica Peace Council

Peace is everybody's business.......Keep the Caribbean and Latin America a Zone of Peace......End all wars.......Protect the environment.

A %d blogueros les gusta esto: