Revista Especial Paz y Soberanía

PLAN DE ACCIÓN ENCUENTRO CONTINENTAL DE LOS MOVIMIENTOS DE PAZ DE AMERICA–CARIBE DEL CMP

-Recordar fechas de significación para los pacifistas como: el 76 Aniversario del lanzamiento de las bombas atómicas a las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, el “Día Internacional de la Paz” y el Día Internacional para la eliminación total de las armas nucleares.  

  • Un poema por La Paz el próximo 10 de Julio en el marco del mes aniversario del poeta de Cuba Nicolás Guillen.
  • Concierto para La Paz el 14 de Octubre en el marco del día del asesinato de Victor Jara. (Septiembre)
  • Diciembre: Conferencia Regional en el marco del día de la lucha antiimperialista el 2 de Diciembre en el marco del día de la proclamación de la Doctrina Monroe.

– Fortalecer aún más la divulgación de los preceptos contenidos en la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz como instrumento de plena vigencia que contribuya a frenar y revertir la actual ofensiva neoliberal conservadora en la Región.

– Incrementar la denuncia de la presencia de bases y otras instalaciones militares extranjeras en el mundo y en la región así como participar activamente y promover el VII Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras.

– Intensificar las campañas de oposición a las acciones agresivas de la alianza de la OTAN, incluida su expansión en nuestro hemisferio, pedir su disolución inmediata y apoyar todos los esfuerzos de las fuerzas de paz en los Estados miembros para retirarse de esta peligrosa alianza imperialista.

–  Reiterar el permanente apoyo y defensa solidarios a los acuerdos de Paz de Colombia y denunciar los atropellos y la brutalidad de las fuerzas policiales contra el pueblo, ocurridos en los últimos meses.

– Continuar reclamando al gobierno de los Estados Unidos el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba y la devolución del territorio de Guantánamo ilegalmente ocupado.

  • 22 de Octubre Jornada Continental de lucha contra el Bloqueo y las Medidas Coercitivas Unilaterales.

– Condenar permanentemente las agresiones contra el pueblo venezolano, que se han expresado en lo político, económico, diplomático e inclusive militar.

– Insistir en la denuncia de la situación colonial en la región, especialmente en Puerto Rico y otros territorios del Caribe y Suramérica.

– Denunciar las acciones contra el medio ambiente, que también es una grave amenaza a la paz, especialmente en la región caribeña donde aumenta el riesgo de desastres naturales.

– Mantener las expresiones y acciones de solidaridad del CMP en apoyo a los pueblos de Nicaragua, Palestina, la República Árabe Saharaui Democrática, y Puerto Rico y de otros pueblos del mundo, así como la devolución de las Islas Malvinas a Argentina.

28 años de solidaridad con Cuba

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MOVPAZ) sostuvo un provechoso encuentro de trabajo con el Movimiento por la Paz – MPDL de España, por los 28 años de trabajo solidario en Cuba.

Uno de los aspectos resaltados durante el encuentro fueron los proyectos de Cooperación al Desarrollo del MPDL en Cuba, que han estado enfocados a contribuir al bienestar de la población y al desarrollo sostenible de la nación, dirigidos a lograr la Soberanía Alimentaria, el desarrollo comunitario y del sector agropecuario, la cooperación en situaciones de desastres naturales y la sostenibilidad y protección del medio ambiente.

Han puesto el corazón y la ayuda en esta lucha de Cuba, que hace más de 60 años contrarresta el impacto del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos, expresó Silvio Platero, presidente del MOVPAZ.

Fue valorado de muy importante, el trabajo realizado con la Oficina del Historiador de La Ciudad de La Habana para la promoción del desarrollo integral de los adolescentes mediante la creación de espacios culturales y de orientación personal y laboral así como la colaboración en el concurso pioneril “Los niños pintan y escriben a la paz” y la atención a la “Casa del niño y la niña” en el Municipio Centro Habana, que tiene como propósito fomentar la cultura de paz en niños y jóvenes.

Antes de concluir, se reiteró el agradecimiento al MPDL por el envío en el año 2020 de la solicitud oficial al Comité Noruego del Nobel para el otorgamiento del Premio Nobel de la Paz a la Brigada Henry Reeve.  

Un momento emotivo, fue la entrega de la paloma por los 70 años de fundación del MOVPAZ a Francisca Sauquillo (Paquita), presidenta del Movimiento por la Paz-MPDL, como símbolo de las casi tres décadas de solidaria cooperación con Cuba.

Ambas organizaciones expresaron el interés de continuar fomentando los estrechos vínculos de trabajo y colaboración; porque al MOVPAZ y al MPDL los hermanan la práctica de los nobles principios de la Paz, el Internacionalismo y el respeto a la soberanía de los Estados, cuyo máximo exponente en Cuba fue el Comandante Fidel Castro.

ETHEL Y JULIUS ROSENBERG: HÉROES DE LA HUMANIDAD

Por: Manuel E. Yepe*

El 19 de junio de 1953 los esposos Ethel y Julius Rosenberg fueron ejecutados en la silla eléctrica, acusados de indagar y transferir información sobre el desarrollo nuclear estadounidense a la Unión Soviética, una clara manipulación típica del contexto macartista de aquella época en Estados Unidos cuyas huellas siguen presentes en la diplomacia actual de Washington.

La influencia de la izquierda había crecido mucho en los difíciles tiempos de la crisis económica de los años treinta y durante la guerra contra el fascismo.

Concluida la II Guerra Mundial, el “establishment” (el sistema estadounidense) se esforzaba por hacer al capitalismo más fuerte y seguro en el país y construir un consenso de apoyo para que Estados Unidos, que emergía como la potencia menos afectada económicamente por el conflicto bélico y con las mejores condiciones para el desarrollo imperialista, asumiera la hegemonía capitalista efectiva en el planeta.

A ese fin trataba de debilitar a la izquierda y aislarla, tanto globalmente como en lo interno.

Aunque los militantes del partido comunista probablemente eran menos de cien mil en los Estados Unidos, esa organización política constituía una fuerza poderosa en los sindicatos -que entonces reunían millones de miembros-, así como entre los científicos, artistas y la intelectualidad en general. Un crecido número ciudadanos afectados por el fracaso del sistema capitalista había asumido una actitud favorable al comunismo y el socialismo.

Al fuerte ambiente anticomunista y el miedo a un inminente enfrentamiento con la Unión Soviética estimulado por el macartismo en la sociedad estadounidense se unieron imputaciones de responsabilidad por el crecido número de bajas sufridas por Estados Unidos en la guerra que Washington libraba entonces contra Corea.
Se fabricaron por la fiscalía estadounidense testimonios y pruebas obtenidas de personas acosadas por motivo de sus creencias políticas o por sus vínculos con determinadas asociaciones a cambio de rebajarles sus condenas u otras concesiones.
Julius Rosenberg, había sido activista de la Liga de Jóvenes Comunistas y este fue el principal pretexto para vincularlo con la Unión Soviética. Posteriormente se pude conocer que Ethel fue apresada solo por haberse negado a cooperar con la fiscalía testificando contra Julius, a sabiendas de que ella no había participado activamente en los supuestos actos de espionaje de que era acusado su esposo.

Único monumento de los Rosenberg en Latinoamérica y el mundo

Entre las muchas irregularidades del juicio estuvo la de que la condena a pena de muerte que les fue impuesta era la prevista en el Acta de Espionaje de 1917 para tiempo de guerra pese a que, al momento del supuesto espionaje, Estados Unidos no estaba en guerra con la Unión Soviética ni con ninguna otra nación.
Entre las imputaciones contra Julius estaba el mito de una supuesta “clave secreta de la bomba atómica” que Julius habría obtenido y facilitado a la Unión Soviética, falacia total creada por la Fiscalía como estrategia para justificar la pena de muerte.
En la noche del viernes 19 de junio de 1953, en la sala de ejecución del penal de Sing Sing, el FBI mantuvo abierta una línea telefónica con Washington con la pretensión de que el matrimonio prefiriera confesar actividades de espionaje a cambo de sus vidas. Pero Julius y Ethel optaron por ratificar su inocencia aunque tuviera que ser al costo de su ejecución en silla eléctrica.

La campaña mundial de protesta contra la condena incluyó a personalidades como Albert Einstein, Jean-Paul Sartre, Pablo Picasso, entre otros de gran prestigio mundial que llamaron a los presidentes Truman y Eisenhower a evitar el crimen, pero todas las apelaciones fueron rechazadas.

En el último momento, un juez concedió un aplazamiento de la ejecución. Pero enseguida otra instancia superior canceló ese acto y ordenó el envío de aviones especiales para traer de regreso a Washington a los jueces desde diversas partes del país donde vacacionaban a fin de que la ejecución se realizara el 19 de junio de 1953.
Fue un acto terrorista de Estado porque, si bien en medio de la campaña anticomunista imperante no eran muchos los que se identificaban con el matrimonio Rosenberg, la ciudadanía sabría a que tendrían que atenerse aquellos que el Gobierno considerara “traidores” en la Guerra Fría.

Poco antes de ser electrocutada, Ethel declaró: “No estoy sola, y muero con honor y dignidad, sabiendo que mi esposo y yo seremos reivindicados por la historia”.

Sus dos pequeños hijos, de 6 y 9 años, blancos del odio del macartismo, fueron amenazados y expulsados de sus escuelas. Hoy ambos están vivos y son luchadores contra la pena de muerte y por los derechos humanos en su país.
Ethel y Julius Rosemberg serán, por siempre, héroes de la Humanidad.

*Periodista y miembro del Secretariado del MOVPAZ

ETHEL AND JULIUS ROSENBERG: HEROES OF HUMANKIND

By: Manuel E. Yepe*

On the 19th of June, 1953, the couple made up by Ethel and Julius Rosenberg was executed in the electric chair accused of inquiring into the nuclear development of the United States and transferring information to the Soviet Union, in a clear manipulation typical of the Maccarthian context of those days in the United States, the traces of which are still present in Washington’s diplomacy in our days.

The leftist influence had considerably grown in the difficult times of the economic crisis of the 1930s and during the war against Fascism. Once World War II was over, the establishment (the US system) was striving to make capitalism stronger and safer in the country, and to create a supportive consensus to enable the United States – emerging from the war conflict as the least economically impaired power and best conditions for the imperialist development, to assume the effective capitalist hegemony in the planet.

With that purpose, it tried to weaken the left and isolate it both globally and inside the country.

Although the Communist Party militants were probably less than100 000 in the United States, that political organization was a powerful force in the trade unions – which then brought together millions of members – as well as among scientists, artists, and the intellectual circles in general. A growing number of citizens affected by the failure of the capitalist system had assumed a favorable attitude toward communism and socialism.

A strong anticommunist atmosphere and the fear of an imminent encounter with the Soviet Union stimulated by Macarthism in the United States society added to the charges of responsibility for the high number of US casualties in the war Washington was waging against Korea at the time. The District attorney’s office produced fake testimonies and evidences of persons harassed for their political beliefs or with links to certain associations in exchange for lowering their sentences or other concessions.

Julius Rosenberg had been an activist of the League of Young Communists, and this was the main pretext to connect him to the Soviet Union. Afterwards it became public that Ethel was seized only because she had refused to cooperate with the attorney’s office in testifying against Julius, but conscious that she had not actively participated in the alleged espionage of which her husband was accused. Among the many irregularities of the trial was that the death penalty imposed on them was the one foreseen in the 1917 Act of Espionage for war times, despite the fact that at the time of the alleged espionage the United States was neither in war with the Soviet Union nor with any other nation. Among the accusations against Julius was the myth of an alleged “sacred code of the atom bomb” obtained by Julius and facilitated to the Soviet Union, a total deceitfulness created by the attorney’s office as strategy to justify the death penalty. In the night of Friday, June 19, 1953, in the execution hall of the Sing Sing prison, the FBI kept an open telephone line with Washington with the pretension that the couple would prefer to confess espionage activities in exchange for their lives. But Julius and Ethel chose to ratify their innocence, even if it had to be at the cost of their execution in the electric chair.

The world campaign in protest against the sentence included personalities like Albert Einstein, Jean-Paul Sartre, and Pablo Picasso, among others of great world prestige, who called Presidents Truman and Eisenhower to avoid the crime, but all appeals were rejected.

At the last moment, a judge granted a postponement of the execution. But right away a higher level cancelled that action and ordered that special aircraft be sent to bring the judges back to Washington from different parts of the country where they were enjoying a holiday, in order to carry out the execution on June 19, 1953. It was a terrorist act of State, because even though in midst of the reigning anticommunist campaign not many identified themselves with the Rosenberg couple, the citizenship would know what those considered “traitors” during the Cold War would have to expect.

Shortly before her execution, Ethel declared: “I am not alone, and I die with honor and dignity, knowing that my husband and I will be vindicated by History.” Her two small sons, 6 and 9 years old, targets of the hatred of Macarthism, were threatened and expelled from their schools. Today, both are alive and are fighters against the death penalty and in favor of human rights in their country. Ethel and Julius Rosenberg will be heroes of Humankind forever.

*Journalist and member of the MOVPAZ Secretariat

Fin del bloqueo de EE. UU. contra Cuba

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto hace más de 60 años por los EE. UU. a Cuba es un acto unilateral inaceptable, con carácter extraterritorial, que infringe y afrenta la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, y que pretende alcanzar la soberanía y Los derechos de Cuba y del pueblo cubano.

El bloqueo es un instrumento de agresión, mediante el cual consecutivas Administraciones de EE. UU. han estado buscando, desde hace décadas, impedir que el pueblo cubano siga libremente el camino que soberanamente ha elegido para su país. Un criminal bloqueo que la Administración Trump ha agravado y que la actual Administración Biden mantiene.

Incluso en la situación actual de pandemia, Cuba destaca una vez más por su postura solidaria, prestando ayuda en varios países, incluyendo con la Brigada Médica Henry Reeves, candidata al Nobel de la Paz.

El próximo 23 de junio, la Asamblea General de las Naciones Unidas vota de nuevo una resolución sobre la ′′ Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América a Cuba “, que tiene expuesto, año Tras año, el aislamiento internacional de la política de EE. UU. frente a Cuba.

Reafirmando la solidaridad con Cuba, con los trabajadores y el pueblo cubano, que representan un digno y valiente ejemplo de esperanza y confianza para todos aquellos que en el mundo aspiran a la paz y al progreso social, las organizaciones firmantes exigen:

– El fin del bloqueo y la acción hostil de EE. UU. contra Cuba;

– El cierre de la Base Naval en Guantánamo y el fin de la ocupación ilegal de este territorio por parte de EE. UU.

– Que el Gobierno portugués, respetando los principios y valores de la Constitución de la República Portuguesa, pugne: por el fin del bloqueo de los EE. UU. a Cuba; y por el respeto de la soberanía, la independencia e integridad territorial de Cuba y del derecho del pueblo cubano a decidir, libre de injerencias, tu camino.

Organizaciones suscriptoras (hasta ahora):

– Asociación de Amistad Portugal-Cuba (AAPC)

– Asociación Intervención Democrática (ID)

– Asociación Iúri Gagarin- Asociación ′′ Los Pioneros de Portugal ′′

– La Voz del Obrero- Confederación General de Trabajadores Portugueses

– Intersindical Nacional (CGTP-IN)

– Confederación Nacional de Pensionistas, Pensionistas y Ancianos (MURPI)

– Consejo Portugués para la Paz y la Cooperación (CPPC)

– Ecolojoven Los Verdes

– Federación Intersindical de Industrias Metalúrgicas, Químicas, Eléctricas, Farmacéutica, Celulosa, Papel, Gráfica, Prensa, Energía y Minas (FIEQUIMETAL)

– Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores en funciones públicas y sociales (STFPSN)

– Movimiento Democrático de Mujeres (MDM)

-Sindicato de profesores de la Región Centro (SPRC)

Sindicato de Trabajadores del Municipio de Lisboa (STML)

– Sindicato de Trabajadores de Aviación y Aeropuertos (SITAV)

– Unión de Sindicatos del Distrito de Leiria (USDL)

– Unión de Sindicatos de Lisboa (USL)  

Tomado de la página de Facebook de Conselho Português para a Paz e Cooperação

Declaración solidaria de Nicaragua en favor de Cuba

Por: Carlos E. López Hurtado*

El día de hoy 27 de mayo aprobamos en el plenario de la Asamblea Nacional de Nicaragua la Declaración de “Rechazo y Condena al Bloqueo Económico, Comercial y Financiero Impuesto por los Estados Unidos de Norteamérica al Pueblo y Gobierno de la Hermana República de Cuba”.

Convocados por la historia, la conciencia de la humanidad, la justicia y el Derecho aprobamos esta Declaración en donde la Asamblea Nacional de Nicaragua rechaza y condena el criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra el pueblo y el gobierno de Cuba por violentar todas las normas básicas del Derecho Internacional y los principios fundamentales y esenciales de las convenciones internacionales de Derechos Humanos.

Estados Unidos ha impuesto por 61 años este bloqueo de forma unilateral, arbitraria, injusta, desde su arrogancia imperial, fuera de toda racionalidad y poseídos por un espíritu inhumano, cruel, bárbaro, en donde se han violentado de forma ininterrumpida los derechos humanos a la vida, la salud, la educación, la seguridad alimentaria y el desarrollo a millones de personas que viven en la principal de las Antillas.

Durante 28 años consecutivos las Naciones Unidas han aprobado una resolución que acuerda que Estados Unidos debe poner fin a este bloqueo brutal contra la isla de la solidaridad, porque violenta los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, siempre la resolución ha sido aprobada con el voto de casi todos los representantes de los Estados miembros de la ONU, prácticamente solo Estados Unidos y unos cuantos Estados que pueden ser contados con los dedos de una mano son los que votan en contra o se abstienen, solo para que tengamos una idea en el 2019, 187 de 192 votaron a favor de la cancelación de este bloqueo atroz y en el 2018, 189 votaron a favor para que termine el bloqueo, solamente dos gobiernos votaron solitariamente en contra, Estados Unidos e Israel. Estamos hablando que existe más que consenso, casi unanimidad planetaria para que ese embargo sanguinario sea levantado.

Esto demuestra que Estados Unidos no respeta ni la democracia, ni el Estado de Derecho, no respeta la democracia porque ya mencionamos que casi todo los Estados del globo terráqueo han demandado que se acabe con el bloqueo y no respeta el Estado de Derecho porque esa resolución es emitida por el máximo órgano de Naciones Unidas, como lo es su Asamblea General integrada por los representantes de cada uno de los Estados miembros, sin embargo hasta hoy el imperio del norte no acata esta resolución de las Naciones Unidas. Como tantas veces decía el Padre Miguel D´Escoto (q.e.p.d) “tiene que llegar el día que las resoluciones que toma el G 192 se hagan realidad, por encima de la voluntad del imperialismo norteamericano”.

Además existen en el mundo centenares de foros, organizaciones y movimientos políticos, sociales, culturales, artísticos, académicos, intelectuales y religiosos que representan millones de voces de una ciudadanía global que condenan y exigen ponerle fin a este monstruoso bloqueo que representa un acto de agresión a la soberanía y autodeterminación de los pueblos, este bloqueo es expresión de una guerra económica permanente y violación al derecho a la paz, tranquilidad y seguridad que tienen todas las personas, familias, comunidades y naciones.Como señala la Declaración aprobada, “el bloqueo ha ocasionado daños por el orden de un billón 98 mil millones de dólares”, en infraestructura, producción, comercio, economía, ingresos dejados de percibir por exportaciones y servicios, daños tecnológicos, en la salud, en otros bienes sociales y otras áreas del desarrollo.

Los Estados Unidos ni siquiera en medio de la pandemia se han detenido con esta política genocida e injerencista, al contrario, se aumentaron lo que ellos llaman “sanciones” y que en realidad son agresiones, como tantas veces han dicho el Comadante Daniel y la Compañera Rosario, Presidente y Vice Presidenta de la República de Nicaragua, dichas agresiones han limitado las posibilidades de adquirir insumos médicos, para diagnósticos y medidas de recuperación, así como ventiladores pulmonares, mascarillas, gafas protectoras, trajes, guantes, reactivos y jeringas para la vacunación. La disponibilidad de estos recursos determina las condiciones para la vida o la muerte para las personas afectadas por el virus o para el personal de salud.

En medio de toda esta barbarie Cuba es el único país de América Latina que desarrolla cinco candidatos vacunales contra el nuevo coronavirus, de los cuales dos se encuentran en la última fase de los ensayos clínicos. Cuba en estos meses se está convirtiendo y posicionando como el primer país de América Latina en fabricar su propia vacuna y además de aplicarla de forma gratuita y universal a toda su población.

A pesar de los daños perversos ocasiones por el bloqueo, el cual se constituye como han afirmado muchos defensores de Derechos Humanos en un crimen de lesa humanidad, Cuba es el único país de América Latina, en donde todos los niños y niñas tienen acceso a una enseñanza temprana de calidad, ya sea a nivel institucional o comunitario, y han alcanzado importantes logros en cuanto al desarrollo infantil, y existe una cobertura sanitaria universal y un entorno protector para las madres y los niños y niñas.

Aún con todos los efectos negativos de este oscuro bloqueo Cuba es un país luz en cuanto a los altos niveles de Seguridad ciudadana y humana de los más altos en América Latina, así como amplio acceso a la cultura, educación y la salud.

Esta isla que promueve y practica la justicia social es una potencia en deportes, biotecnología, medicina, innovación tecnológica y otras ramas del Desarrollo Humano.

La Cuba humanista es miembro del Consejo de Derechos Humanos y ha sido electa 5 veces como parte de este órgano de la ONU del cuál es miembro fundador.

El gobierno cubano tiene un fuerte compromiso con los instrumentos internacionales de Derechos Humanos ha ratificado 44 de los 61 instrumentos internacionales (72,13%), lo que lo hace partícipe del grupo de Estados miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con mayor número de ratificaciones de instrumentos de este tipo. ¿Y adivinen que ? Estados Unidos es uno de los países que menos suscripciones y ratificaciones tiene de las Convenciones de Derechos Humanos, por ejemplo, no ha ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos, ni la Convención sobre los Derechos del Niño y la Niña, ni Convenciones en materia de derechos de las mujeres, los migrantes, el ambiente y muchos otros tratados de Derechos Humanos, ni se compromete con ellos jurídicamente, ni los cumple.

En la Cuba revolucionaria las mujeres representan el 60,5% de los graduados de la educación superior. Son mujeres el 67,2% de los técnicos y profesionales en todo el país.

El 48,86% de los escaños parlamentarios lo ocupan mujeres –es la cuarta nación del mundo y segunda del hemisferio occidental con mayor representación-, según la Unión Interparlamentaria.

En 2014, el informe de la CEPAL “Invertir para transformar” ubicó a Cuba en el primer lugar de Iberoamérica en inversión en las personas jóvenes, podemos afirmar que esta nación soberana es uno de los lugares del continente en donde más se respetan los derechos de las nuevas generaciones.

Cuba es un modelo a seguir en cuanto al derecho humano a la salud, ha consolidado la calidad de su sistema de salud, con cobertura universal y atención gratuita. Es el país mejor dotado en el número de médicos por habitantes, según la Organización Mundial de la Salud. En 2015 la esperanza de vida al nacer fue de 78,4 años. La tasa de mortalidad en niños y niñas menores de 1 año es de 4,3 por cada mil nacidos vivos. El seguimiento al Programa Materno Infantil es de prioridad dentro del sistema de salud. En el año 2016, la tasa de mortalidad de menores de 5 años se redujo a 5,5 por cada mil nacidos vivos. El porcentaje de supervivencia en esa edad es de 99,4. El 99,9% de los partos se realizan en instituciones de salud públicas.

La Cuba protectora de Derechos Humanos cuenta con 493 mil 368 trabajadores de la salud. La tasa de médicos por 10 mil habitantes es de 80.2.

Si Cuba ha alcanzado estos indicadores con este oprobioso bloqueo imagínense cómo sería Cuba sin el Bloqueo.

La Cuba socialista siempre ha sido solidaria en distintos momentos de la historia con muchos países del mundo y en este contexto de pandemia también lo ha sido, por medio de la Brigada Internacional Henry Reeve quien fue nominada al premio Nobel de la Paz el año pasado, Hasta la fecha, 57 brigadas Henry Reeve han contribuido al enfrentamiento de la pandemia en 40 países, en Europa, América Latina y el Caribe, África y Medio Oriente, haciendo una labor de prevención, combate y atención ante la Covid 19.

Esperamos que en este mes de Junio la Comunidad de Naciones vuelva nuevamente a votar en favor de exigir a EUA que ponga fin a este inhumano bloqueo y a la vez crear mecanismos para que el Imperio cumpla con la resolución.

Por todas estas razones la Bancada del FSLN votó unánimemente en favor de esta Declaración.

Fuentes bibliográficas:

-Propuesta de Declaración de Rechazo y Condena al Bloqueo Económico, Comercial y Financiero impuesto por los Estados Unidos de Norteamérica al Pueblo y Gobierno de la hermana República de Cuba. Grupo de Amistad Parlamentario Cuba – Nicaragua 24 de mayo 2021. Asamblea Nacional de Nicaragua

-Examen Periódico Universal Cuba, 5 de marzo de 2018

Informe nacional presentado con arreglo al párrafo 5 del anexo de la resolución 16/21 del Consejode Derechos Humanos

Página del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas

*Diputado FSLN

Miembro del Grupo de Amistad Parlamentario Nicaragua – Cuba

Tomado del perfil de Facebook de Carlos Emilio López Hurtado

Por ¡Palestina Libre Ya!

A lo largo de décadas la causa palestina ha concitado la solidaridad de innumerables organizaciones, de variada índole, y los más diversos actores sociales del orbe.
En las últimas semanas, una vez más, se alzan voces desde todos los rincones condenando las más recientes masacres de las que ha sido víctima ese noble pueblo. El asesinato de niños, mujeres, ancianos, jóvenes y población en general, vuelve a ser la tónica que distingue el accionar del gobierno de Israel, empeñado en acabar, por todas las vías, con esa nación árabe.
Los sionistas en el poder acumulan un tenebroso prontuario de crímenes contra los ciudadanos palestinos. Ni el más enjundioso estudio podría contabilizar las fechorías consumadas contra la Franja de Gaza y Cisjordania. Los palestinos, por su parte, no se resignan a que sus derechos le sean escamoteados y han brindado, a lo largo del tiempo, una lección ejemplar de que, con independencia de que se tengan menos recursos y se sea pequeño, ninguna potencia puede doblegar a quienes están decididos a no claudicar.
Las provocaciones israelíes desbordan la imaginación más florida. En verdad nunca respetaron la decisión, de la entonces bisoña Organización de Naciones Unidas de crear, tras el fin de la II Guerra Mundial, dos Estados donde se preservaran por igual las aspiraciones de hebreos y palestinos. El delirio de los sionistas por expandirse, con el aliento y soporte del imperialismo yanqui, es la razón fundamental que está en la base de dicho conflicto.
De entonces hacia acá la construcción de asentamientos ilegales, los atropellos de toda clase, el confinamiento forzoso a espacios cada vez más reducidos, la prohibición de congregarse en sus mezquitas, la detención arbitraria de personas, la militarización permanente, y los asesinatos sistemáticos, por solo citar algunos de los más relevantes, han estado a la orden del día en la ejecutoria de la élite israelí contra los palestinos. Millones de estos, asimismo, fueron obligados a abandonar la tierra donde nacieron y permanecen hoy dispersos por todo el mundo.
El Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos ratifica su invariable postura de apoyo al pueblo palestino, y exige el cese de los crímenes perpetrados por Israel. Al mismo tiempo, reiteramos nuestro respaldo irrestricto, posición igualmente compartida por la inmensa mayoría de la comunidad internacional, a que se alcance una decisión justa y duradera que garantice el reconocimiento de un Estado palestino independiente, con las fronteras anteriores a 1967 y Jerusalén Oriental como su capital.
¡Cese la agresión sionista! ¡Palestina Libre Ya!


La Habana, 15 de mayo de 2021

Statement of the Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples
Along decades, the Palestinian cause has brought together the solidarity of numberless organizations of different kind and the most diverse social actors in the world.
In recent weeks, once more voices rise from all corners of the Earth condemning the most recent massacres of which that noble people has been a victim. The assassination of children, women, elders, youth, and population in general is again the style that characterizes the actions of the Israeli government, decided to exterminate that Arab nation making use of all means.
The Zionists in power accumulate a sinister list of crimes against the Palestinian citizens. Not even the most comprehensive study would manage to include all the crimes committed against the Gaza strip and the West Bank. The Palestinians, in turn, do not resign themselves to having their rights violated, and along time have given the exemplary lesson that – regardless of being small and with less resources – no power can submit those determined not to give in.
The Israeli provocations exceed the wildest imagination. In fact, they never respected the decision of the then recently created United Nations Organization to create, at the end of the Second World War, two States where the aspirations of both Hebrews and Palestinians would be equally preserved. The Zionist delusion to expand, with the encouragement and support of the Yankee imperialism, is the main reason at the base of said conflict.
From that moment on, the construction of illegal settlements, all sorts of abuses, forced confinement to ever more reduced spaces, the prohibition to gather in their mosques, the arbitrary arrests, the permanent militarization, and the systematic assassinations – just to mention some of their most relevant crimes – have been permanently present in the behavior of the Israeli elite against the Palestinians, millions of whom were compelled to abandon the land where they were born and today remain scattered throughout the world.
The Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples ratifies its invariable standpoint of support to the Palestinian people, and demands the end of the crimes committed by Israel. At the same time, once more we express our unconditional support – shared by the immense majority of the international community – to a fair and lasting decision that will ensure the acknowledgment of an independent Palestinian State with the borders existing prior to 1967 and with Eastern Jerusalem as its capital.


Stop the Zionist aggression! Free Palestine Now!

Havana, May 15, 2021

Solidaridad con Cuba desde Corea

El Comité Nacional de Paz de Corea (KNPC siglas en inglés) envió un mensaje de pleno apoyo y solidaridad al pueblo cubano en su lucha por el fin del inhumano bloqueo impuesto por los Estados Unidos hace más de seis décadas. Expresaron la cercanía entre ambas organizaciones en la lucha común por las causas justas, la defensa de la paz y la estabilidad global, aunque geográficamente estén distantes.
Reafirmaron que la secretaría del KNPC fortalecerá la cooperación y la solidaridad con Cuba y lanzará una lucha dinámica contra el imperialismo.
Al concluir aprovecharon la oportunidad para extender su solidaridad a las fuerzas regionales antiimperialistas y organizaciones pacifistas en sus esfuerzos por defender la paz, la justicia y la soberanía de sus pueblos.

Declaración de solidaridad con el pueblo de Colombia

Durante las últimas jornadas hemos visto, con profundo pesar, el hecho de que un número cada vez mayor de hermanos colombianos han perdido la vida, resultado de la brutalidad policial con que se reprime el indetenible reclamo en esa nación, en aras de alcanzar una sociedad más justa.

La agravada situación por la que atraviesa dicho país es un resultado que trasciende las protestas iniciales que las detonaron, vinculadas al fin de la llamada reforma fiscal. Se trata, en verdad, de un panorama signado por la conjunción, entre múltiples factores, de la escalada de la violencia, crisis económica y asesinatos sostenidos de líderes sociales y sindicales —por solo citar algunos de los principales flagelos que vienen aquejando de manera sostenida a esa población— todo ello agudizado en medio de la pandemia por la COVID 19, y el nefasto manejo de la misma realizada desde las estructuras gubernamentales.

La esencia de lo que hoy apreciamos, con dolor y preocupación, radica en la falta de oportunidades para que un estado con vastos recursos naturales y humanos pueda brindarle felicidad a la mayor parte de su pueblo. Desconocer que la paz es el único camino en la solución de un conflicto prolongado a lo largo de décadas, así como irrespetar los Acuerdos que fueron construidos durante años de paciente labor negociadora entre diversos actores, es también causa de los estallidos actuales.

No son las armas, las políticas de choque neoliberales, ni la complicidad con los centros de poder imperiales, la alternativa que demandan los pueblos de Nuestra América. Es el derecho a edificar sociedades con justicia, equidad social, prosperidad —entendidas estas, entre diversos aspectos, como la posibilidad real de acceder a los conocimientos, la salud y el trabajo digno—, lo que se exige en las calles de Bogotá, Cali, Medellín, y en cualquiera de los campos de un territorio que desborda por sus poros el compromiso con una historia libertaria y emancipatoria.

El Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos, desde su inquebrantable compromiso con las causas más nobles de la geografía universal y de nuestro hemisferio, y en reafirmación de los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, hace un llamado a que cesen los atropellos, secuestros, asesinatos, linchamientos y cualquier otro tipo de crímenes y actitudes xenófobas y discriminatorias, en contra del noble pueblo colombiano. De igual manera convocamos a las organizaciones amigas, en todo el mundo, a que alcen sus voces en defensa de seres humanos que claman por vivir en paz, sin ser vilipendiados por élites y poderes que los desprecian.


La Habana, 4 de mayo de 2021

Declaración del Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos

El próximo 23 de junio, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas debatirá la resolución que condena el inhumano bloqueo que impone Estados Unidos a Cuba. Desde 1992, y durante cada año, la Mayor de las Antillas ha obtenido victorias aplastantes en el máximo órgano de la ONU, a partir del rechazo prácticamente unánime de la comunidad internacional, contra la criminal política diseñada por la principal potencia económica del orbe contra el pequeño archipiélago caribeño.

El bloqueo es un complejo entramado de sanciones, acciones coercitivas y persecuciones a entidades de todas las geografías, concebidas por Washington con el fin de asfixiar al pueblo cubano, privándolo de obtener alimentos, medicinas, productos, y recursos de todo tipo. El empeño de sostener e incrementar los mecanismos que conforman dicho cerco integral contra la economía, y la vida misma del pueblo cubano, puestos en práctica por cada administración estadounidense desde comienzo de la década del 60 del pasado siglo, representa, sin discusión alguna, una actitud violatoria de los preceptos del Derecho Internacional, y de numerosas Convenciones y Tratados adoptados por las entidades especializadas del Sistema de Naciones Unidas.

En los últimos años, bajo la presidencia de Donald Trump, el bloqueo adquirió cotas inimaginables, en cuanto al ensañamiento con que dicho mandatario la emprendió, en todas las dimensiones, contra un país que no se doblega a los intereses imperiales. El entonces inquilino de la Casa Blanca adoptó 243 medidas con el propósito de no dejar ni un solo resquicio al desarrollo de un pueblo noble, trabajador y solidario. Ese odio visceral contra la nación cubana se intensificó, aún más, durante estos meses bajo los embates de la COVID 19. Se reveló de esa manera la falta de sentido humanitario de dicho presidente, y sus acólitos, justo en momentos en que a escala universal se vive la crisis más devastadora, no solo en el plano de la salud, acaecida durante los últimos cien años.

El bloqueo, que mantiene intacto el actual presidente Joe Biden, es también un virus que cae con fuerza demoledora sobre la vida cotidiana de los cubanos, y que nos impide disponer de los recursos imprescindibles para transitar hacia senderos superiores en múltiples ámbitos.

En medio de esa escalada hostil sentimos el orgullo de contribuir a salvar vidas en todos los continentes. A nuestra invariable vocación, cultivada desde 1959, de que la salud sea un derecho universal —con ejemplos imperecederos como el envío de profesionales a combatir la epidemia de ébola que afectó a África Occidental en el 2014— Cuba añade un nueva página de gloria: el hecho de que 55 brigadas del Contingente Henry Reeve se hayan desplegado en 40 países, como parte de la lucha contra los terribles efectos del SARS-CoV-2. Nos regocija el clamor, de los más variados sectores en cualquier latitud, en aras de que se le otorgue a dicho destacamento el Premio Nobel de la Paz.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, con una sólida tradición a lo largo de décadas en favor de innumerables causas, llama a todas las organizaciones amigas a condenar enérgicamente cada una de las penalizaciones que forman parte del andamiaje que encarna el bloqueo, convencidos de que este constituye, asimismo, una seria amenaza a la paz y estabilidad a nivel  mundial.

De igual manera hace saber a todos los hermanos de lucha, y a quienes en los lugares más distantes colocan un grano de arena en pos de tender puentes de amor, que la Revolución Cubana jamás se rendirá y que, por el contrario, cada día continuará cosechando éxitos y brindando su ayuda solidaria donde quiera que se necesite.

La Habana, 3 de mayo de 2021

Statement of the Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples

Next June 23, the United Nations General Assembly will debate the resolution condemning the inhuman blockade imposed by the United States to Cuba. Each year since 1992, the largest of the Antilles has obtained crushing victories in the United Nation’s highest organ with the quasi unanimous rejection by the international community of the criminal policy designed by the main world economic power against the Caribbean archipelago.

The blockade is a complex network of sanctions, coercive actions and persecutions to entities of all continents, conceived by Washington to suffocate the Cuban people, denying it the possibility to obtain foodstuffs, medicines, products, and resources of all kinds. The insistence in maintaining and increasing the mechanisms that make up said all-around siege against the economy and the very life of the Cuban people, put into practice by each U.S. administration since the beginning of the 1960s, is undoubtedly a violation of the precepts of International Law and of numerous conventions and treaties agreed upon by the specialized agencies of the United Nations system.

In recent years, under the presidency of Donald Trump, the blockade reached unthinkable extent in the cruelty with which that head of State launched himself on all sides against a country that does not submit to imperial interests. The White House occupant approved 243 measures aimed at totally preventing the development of a noble, working, and supportive people. That visceral hatred against the Cuban nation increased even more during these months under the blows of COVID 19, revealing the lack of humanitarian feelings of said president and his followers at a time when the most devastating crisis of the last century is being faced worldwide and not just in the field of health.

The blockade, which has remained untouched by the current president Joe Biden, is also a virus that falls with overwhelming force upon the daily life of Cubans, and which prevents us from obtaining the essential resources to reach higher levels in multiple spheres.

In midst of that hostile escalade we are proud to contribute to save lives in all continents. Our invariable conviction that health should be a universal right – evidenced since 1959 with everlasting examples such as the contribution of Cuban professionals in the struggle against the Ebola epidemic in West Africa in 2014 – is now enhanced with a new page of glory: the fact that 55 brigades of the Henry Reeve Contingent have been sent to 40 countries as part of the struggle against the terrible effect of the SARS-CoV-2 pandemic. We are rejoiced by the demands expressed by the most dissimilar sectors from all over the world in favor of granting the Nobel Peace Award to that medical force.

The Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples, with a solid tradition of decades in favor of numberless causes, calls upon all friendly organizations to forcefully condemn each one of the penalties that make up the blockade framework, convinced that it is a serious threat to world peace and stability.

It likewise informs all our brothers in the struggle and those who in the remotest places contribute to build bridges of love, that the Cuban Revolution will never surrender, and that, on the contrary, will continue harvesting victories with each passing day and also granting its support in solidarity wherever needed.

Havana, May 3th, 2021

Deporte, desarrollo y paz: ¡Un poco vale mucho!

Foto: Archivo de Naciones Unidas

El 6 de abril fue proclamado por la Organización de Naciones Unidas como Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, desde 2013 esta fecha es una oportunidad para reconocer el papel que el deporte y la actividad física desempeñan en las comunidades y en la vida de las personas en todo el mundo.

La ONU reconoce que el deporte tiene el poder de cambiar el mundo e históricamente ha desempeñado un papel importante en todas las sociedades, ya sea en forma de competiciones deportivas, de actividad física sin más o incluso de juegos. Es un derecho fundamental y una herramienta poderosa para fortalecer los lazos sociales y promover el desarrollo sostenible, la paz, el bienestar, la solidaridad y el respeto. [1]

En todos los países del mundo se llevan a cabo diversas actividades, entre ellas:

  • Simposios, talleres y charlas relacionadas con el deporte y la salud.
  • Carreras, maratones y juegos deportivos colectivos.
  • Encuentros deportivos de fútbol, béisbol, canotaje, karate, judo y gimnasia, entre otros.
  • Ferias comunitarias con actividades deportivas, culturales y recreativas.
  • Campañas para promover la actividad física.

En Cuba la fecha será celebrada con un maratón aerobio virtual, se sugiere escoger la actividad de preferencia y no permitirse un día inactivo, así como compartir historias de vida, consejos, imágenes, videos de buenas prácticas en el grupo de Facebook Cuba activa y saludable.


[1] https://www.un.org/es/observances/sport-day

Convocan a Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba

Trabajadoras y trabajadores del mundo:

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y sus sindicatos los invitan a participar en las actividades por el Día Internacional del Proletariado junto a nuestro pueblo. Considerando la situación que hoy vive el mundo por el impacto de la COVID-19 el programa de actividades se desarro­llará de manera virtual, de conjunto con el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (Icap) y las organizaciones políticas, de masas y sociales.

Convocamos a este nuevo Encuentro Internacional de Solidari­dad con Cuba, presidido por el lema Unidos Venceremos, en el Año 63 de la Revolución, como digno homenaje al legado del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, inspirados en la celebración del 8.vo Con­greso del Partido Comunista de Cuba (PCC), los aniversarios 60 de la victoria de Playa Girón, 82 de la Central de Trabajadores de Cuba, y 60 del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

El Encuentro se desarrollará los días 30 de abril y 1.o de mayo de 2021, con el propósito de continuar exigiendo el levantamiento del genocida, criminal e injusto bloqueo económico, comercial y finan­ciero impuesto por el Gobierno de los EE. UU. contra Cuba por casi seis décadas, que sobrepasó, por primera vez en un año, la cifra de 5 mil 570 millones de dólares, ocasionando un impacto negati­vo directo a la economía, y daños al bienestar de los trabajadores cubanos y sus familias; agravado por la aplicación de más de 240 medidas coercitivas unilaterales impuestas por la Administración Trump, que al final de su mandato incluyó a Cuba en la espuria lista de países patrocinadores del terrorismo.

Los amigos de Cuba podrán denunciar el carácter extraterrito­rial y violatorio del Derecho Internacional que constituye la aplica­ción del bloqueo, principal obstáculo para el desarrollo económico y social de nuestro país y que constituye la más flagrante y masiva violación de los derechos humanos del pueblo cubano.

Será también un momento propicio para que las organizaciones sin­dicales, de solidaridad, movimientos sociales y populares intercambien sobre la situación que vive el mundo ante el impacto de la crisis multi­dimensional, agudizada por la pandemia de la COVID-19 y las políticas neoliberales, que ponen al mercado por encima de la vida de los seres humanos, en vez de prevalecer la cooperación y la solidaridad.

Festejaremos el Día Internacional de los Trabajadores enarbo­lando las banderas de la unidad como arma estratégica frente al neoliberalismo, para preservar la paz, vinculada estrechamente al desarrollo, defendiendo las conquistas del movimiento sindical mundial y las causas justas de nuestros pueblos; que ha permitido a Cuba, a pesar del recrudecimiento del bloqueo, avanzar en el desa­rrollo de cinco candidatos vacunales contra la COVID-19.

Los trabajadores cubanos agradecemos las firmes muestras de apoyo solidario de los amigos del mundo, les ratificamos que, aún bajo las restricciones económicas y financieras, continuaremos par­ticipando activamente en la consolidación de una sociedad socialis­ta, próspera y sostenible.

¡Viva el 1.o de Mayo!

¡Viva la solidaridad de la clase obrera mundial!

Secretariado Nacional de la CTC

Abril 2021

*Tomado de periódico Trabajadores

http://www.trabajadores.cu/20210404/cuba-agradece-solidaridad-internacional/

Martí, Marinello y la lucha por la paz

Juan Marinello Vidaurreta (1898-1977)

Por: María Caridad Pacheco González*

José Martí, quien fue un incansable luchador por la independencia nacional de su pueblo y la de Puerto Rico, y justificaba plenamente el derecho de los pueblos a conquistar, a través de la lucha armada, su libertad y su progreso, fue también, al mismo tiempo, un extraordinario combatiente por la paz y el fraternal entendimiento entre los pueblos. De este modo halló entre los proletarios emigrados las bases más firmes de su guerra por la paz futura, fundamentada en la justicia social, la unidad y la solidaridad con los pueblos de nuestra América.

Juan Marinello, uno de sus más persistentes estudiosos, nos hizo conocer y comprender a través de su obra, gran parte de ese legado que aún hoy mantiene plena vigencia. Tanto Martí como Marinello comprendieron, como genuinos revolucionarios, que el futuro pacífico de Cuba debía surgir de su completa y definitiva independencia política y económica, y a este objetivo consagraron sus vidas.

Nacido en plena ocupación norteamericana, el 2 de noviembre de 1898, Juan Marinello fue testigo de la violencia ejercida en la hacienda paterna por la Guardia Rural y la explotación casi feudal a que eran sometidos los trabajadores del campo, vivencias que le permitieron transitar de una impronta mística, alentada por el medio familiar y las escuelas religiosas donde estudió, a una clara conciencia de las raíces de los problemas sociales. En estos años fue cuando despertó su conciencia acerca de la injusticia, y supo trascender los condicionamientos de su origen social para dedicarse al servicio de las clases desposeídas del país. De este modo el poeta “quietista” -tal y como lo definió Jorge Mañach- se transformaría al cabo del tiempo en un dirigente revolucionario.

En 1923 participa activamente en el movimiento de reforma universitaria, incorporándose así a una lucha que no tardaría en tener una repercusión trascendental en la sociedad cubana. Junto a Julio Antonio Mella y a Rubén Martínez Villena, forma parte del grupo de profesores que imparte clases en la Universidad Popular José Martí, y funda varias revistas en las que refleja el avance de su pensamiento, enriquecido con las luchas sociales del momento histórico.

No obstante la comprensión acerca de la necesidad histórica de la guerra y el significado de su urgencia, para Martí constituyó un grave conflicto asumir la responsabilidad de organizar una contienda bélica, y participar en ella, cuando en él el amor era expresión acabada de la condición humana y suprema fuerza de creación. Marinello supo darle real sentido a esta dicotomía, de la cual derivó importantes conclusiones útiles para su propia existencia como intelectual revolucionario. (Ver Marinello, 1928:XXXII-XXXV)

Participante en La Protesta de los Trece y miembro del Grupo Minorista, Marinello arriba a la jornada de septiembre de 1930 como un revolucionario comprometido con los intereses del pueblo. Fue presidente de la Liga Antimperialista de Cuba, la que en 1934 celebró el I Congreso contra la Guerra, la Intervención y el Fascismo. Marinello, quien presidió el evento, exhortó en aquel medio a todos los hombres de pensamiento para que participaran en lo que llamó un trascendente acontecimiento político.

En los años de la guerra antifascista en España (1936-1939), Juan Marinello se convierte en figura central de las grandes movilizaciones populares que la solidaridad con el pueblo español genera en todo el país. En este contexto tiene lugar, entre el 4 y el 14 de julio de 1937, el Congreso de Defensa de la Cultura, único de esa naturaleza y circunstancia en la historia en el cual intelectuales progresistas de todas partes del mundo se reunieron para intercambiar preocupaciones e ideas fundamentales en torno a la actividad de la Asociación Internacional de Escritores por la defensa de la Cultura, la relación entre nación e identidad cultural, la ayuda al pueblo español, entre otros temas. De Cuba estuvieron presentes Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, Félix Pita Rodríguez y Leonardo Fernández Sánchez, encabezados por Juan Marinello, en quien recayó, además, la representación de la delegación latinoamericana.

A través del Frente Nacional Antifascista (FNA), en cuyo Comité Ejecutivo figuró Marinello, fueron enviadas grandes cantidades de recursos materiales y financieros a los pueblos que luchaban contra el fascismo. Esta ayuda material estuvo acompañada por la campaña contra todo comercio con las potencias del Eje, por la confiscación de los bienes de los falangistas españoles y nazis alemanes y la demanda de establecimiento de relaciones diplomáticas y comerciales con la URSS.

En 1949 representa a Cuba en el I Congreso Mundial de la Paz, celebrado en París. Su enorme prestigio le valió su designación como miembro del Consejo Mundial de la Paz -cargo que ocupaba aún en el momento de su fallecimiento, el 27 de marzo de 1977- conjuntamente con el de miembro del Presidium de ese organismo, honor conferido en junio de 1966 por haber cumplido más de treinta años, sin claudicaciones ni vacilaciones en la defensa de la causa de la paz. Los acuerdos de ese congreso repercutieron de inmediato en nuestro país y, el 8 de agosto se eligió el ejecutivo de la organización de luchadores cubanos por la paz, que pasó a denominarse Comité Nacional Permanente por la Defensa de la Paz y la Democracia, siendo Juan Marinello el principal artífice de las campañas que entonces se despliegan en apoyo al Primer Llamamiento de Estocolmo proscribiendo la bomba atómica, y la campaña “Manos fuera de Corea”, que repudiaba la injusta guerra desatada por Estados Unidos contra el pueblo coreano.

Con el golpe de estado del 10 de marzo de 1952 la ola represiva creciente que afectó a organizaciones revolucionarias y progresistas también persiguió al Movimiento por la Paz, ya que constituía, sin lugar a dudas, un poderoso factor de unión de personas de diversa ideología y posición social. Las sucesivas detenciones que sufrió Marinello en los años siguientes lo obligaron en 1955 a pasar a la clandestinidad. Sin embargo, durante este período no cesa su actividad como dirigente político y como artista comprometido con la causa de su pueblo.

Después del triunfo de la Revolución el 1ro de enero de 1959, Marinello inicia una nueva etapa en su accionar como luchador por la paz y la soberanía de los pueblos, de la cual nos parece digno mencionar tres de sus momentos cimeros: el otorgamiento en 1959 de la medalla Joliot Curie, por sus diez años a favor de la paz; su designación como miembro del jurado que otorga los premios Lenin “por el fortalecimiento de la paz entre los pueblos”; y su participación en el Congreso Mundial por el Desarme General celebrado en Moscú en 1962, y en cuyas sesiones mostró la total congruencia de la lucha contra el imperialismo y la defensa de la paz como total requisito de soberanía y desarrollo, tan necesarios a los pueblos. Para nuestra patria amenazada y agredida aquel año por el imperialismo, tales pronunciamientos tenían un significado muy especial.

Al ser designado en 1963 embajador y delegado permanente de Cuba ante la UNESCO, cargo que honró durante diez años, Marinello sostiene la necesidad de que esta organización cumpliera sus funciones en beneficio real de las grandes mayorías y no en calidad de sostenedor de una cultura elitista; la UNESCO -según Marinello- debía promover una ciencia y una cultura que sirvieran cabalmente a la liberación de la sociedad y del hombre. Durante aquellos años los debates que tenían lugar en el seno del organismo de las Naciones Unidas tenían la impronta de graves acontecimientos, como la lucha heroica del pueblo vietnamita contra la agresión militar de Estados Unidos, las agresiones de Israel en los territorios palestinos ocupados y la implantación de regímenes fascistas en varios países de América Latina, por lo cual Marinello emprendió encendidas batallas desde su cargo diplomático para denunciar las acciones del imperialismo y sus acólitos en el mundo.

Para Juan Marinello la paz está en manos de los pueblos, y en consecuencia nos insta a persistir en la batalla que debemos librar por ese mundo fraterno y humano, en el cual la divisa de José Martí, que el Movimiento Cubano por la Paz muy justamente ha hecho suya, sea no solo una promesa del presente, sino una esperanza cierta para toda la humanidad en el nuevo milenio: “[…] el porvenir es de la paz”. (Martí, 1991e:153)

Bibliografía

Instituto de Historia del Movimiento Comunista y de la Revolución Socialista de Cuba, anexo al CC del PCC 1981 Cuba y la defensa de La República Española (1936-1939) (La Habana: Editora Política).

Magazine de Hoy (La Habana) 24 de mayo de 1942.

Marinello, Juan 1989 Cuba: Cultura (La Habana: Editorial Letras Cubanas).

_____________ 1928 “Estudio preliminar” en Poesías de José Martí (La Habana: Cultural S. A.).

__________ 1952 “La idea de la paz en José Martí” en Ultima Hora (La Habana) Año II, No 21, 26 de junio.

Martí, José 1991a Obras completas (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales) Tomo 1.

_________ 1991b Obras completas (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales) Tomo 2.

Martí, José 1991c Obras completas (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales) Tomo 3.

Martí, José 1991d Obras completas (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales) Tomo 4.

Martí, José 1991e Obras completas (La Habana: Editorial de Ciencias Sociales) Tomo 6.

*María Caridad Pacheco González es Doctora en Ciencias Históricas. Investigadora Titular del Centro de Estudios Martianos. Profesora Titular de la Universidad de La Habana. caripach@yahoo.es.

Martí, Marinello and the Struggle for Peace

By: María Caridad Pacheco González*

José Martí, who was an untiring fighter for the national independence of his people and for the people of Puerto Rico, and who fully justified their right to conquer freedom and progress through the armed struggle, was at the same time an extraordinary combatant for peace and brotherly understanding among peoples. In this regard he found the strongest base to wage his war for a future peace among the workers in the emigration, a peace based on social justice, unity, and solidarity with the peoples of our America.

Juan Marinello, one of the most persistent Martí experts, enabled us through his work to become acquainted and understand a large part of that legacy that is still in force today. As genuine revolutionaries, both Martí and Marinello understood that Cuba’s peaceful future should emerge from its complete and definitive political and economic independence, and dedicated their lives to that objective.

Born on November 2, 1898 when the U.S. occupation of the country was in full force, Juan Marinello witnessed the violence displayed by the Rural Army in his father’s estate and the almost feudal exploitation to which the field workers were submitted. Those experiences enabled him to transit from a mystic trace encouraged by the family environment and the religious schools he attended, to a clear conscience of the roots of social problems. In was in those years that he became aware of injustice  and managed to go beyond the conditionings of his social origin to dedicate himself to serve the country’s dispossessed classes. In this way the poet, defined as “quietist” by Jorge Mañach, was to become in time a revolutionary leader.

In 1923 he actively participated in the movement for the university reform, joining a struggle that would soon have a far reaching echo in Cuban society. With Julio Antonio Mella and Rubén Martínez Villena he belonged to the group of professors that taught at José Martí Popular University and founded several magazines in which he reflected the progress in his ideas, enriched by the social struggles of the historical moment.

Even though he understood the historical need of the war and its urgency, it was an earnest conflict for Martí to assume the responsibility of organizing a war and participating in it when for him, love was a finished expression of the human condition and supreme force of creation. Marinello succeeded in granting true meaning to this dichotomy, from which he derived important useful conclusions for his own existence as a revolutionary intellectual. (See Marinello, 1928 XXXII-XXXV)

Having participated in the Protest of the Thirteen and being a member of the Minority Group, Marinello arrived at the actions of September 1930 as a revolutionary committed with the interests of the people. He was president of the Anti-Imperialist League of Cuba, which in 1934 celebrated the I Congress against War, Intervention, and Fascism. Marinello, who presided over the event, urged all men of thought in that environment to participate in what he called a transcendent political event.

In the years of the anti-Fascist war in Spain (1936-1939), Juan Marinello became a central figure of the great popular mobilizations throughout the country that resulted from the solidarity with the Spanish people. In this context, the Congress in Defense of Culture was held from July 4 through July 14, 1937, the only congress of that nature and circumstance in history, in which progressive intellectuals from all over the world met to exchange concerns and essential ideas regarding the actions of the International Writers’ Association for the Defense of Culture, the relation between nation and cultural identity, and the aid to the Spanish people, among other themes. Present from Cuba were Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, Félix Pita Rodríguez, and Leonardo Fernández Sánchez, and were headed by Juan Marinello, who also represented the Latin American delegation.

Through the National Anti-Fascist Front, with Marinello a member of its Executive Committee, large quantities of material and financial resources were sent to the peoples fighting against Fascism. This material help was accompanied by the campaign against all trade with the Axis powers, the confiscation of the assets of the Spanish falangists and German nazis, and the demand of establishment of diplomatic and trade relations with the USSR.

In 1949 Marinello represented Cuba at the I World Peace Congress, held in Paris. His enormous prestige earned him the membership in the World Peace Council, a post he was still holding at the moment of his death on March 27, 1977, together with the honor of being a member of the Presidium of that organ since June, 1966 and working for more than thirty years in defense of peace without abandonment of his principles or hesitations. The decisions taken during that congress had immediate effect in our country, and on August 8 the Executive Board of the organization of Cuban fighters for peace was elected. This organization was later named National Permanent Committee for the Defense of Peace and Democracy, and Juan Marinello was the main organizer of the campaigns displayed at the time in support of the First Call of Stockholm forbidding the atom bomb and the “Hands off Korea” campaign rejecting the unjust war unleashed by the United States against the Korean people.

Following the coup d’état in Cuba on March 10, 1952, the growing wave of repression that affected the revolutionary and progressive organizations also persecuted the Peace Movement, since it was undoubtedly a powerful element of union of people of diverse ideologies and social status. The successive arrests endured by Marinello in the years that followed obliged him to go underground in 1955. Nevertheless, during this period he did not cease his activity as political leader and as artist committed with the cause of his people.

After the triumph of the Revolution on January 1, 1959, Marinello started a new period in his activity as fighter for peace and the sovereignty of the peoples. Three of his most relevant moments are worthy of mention: his award of the Joliot Curie medal in 1959 for ten years fighting for peace; his appointment as juror of the Lenin prizes “for the strengthening of peace among the peoples”, and his participation in the World Council for General Disarmament, held in Moscow in 1962, in whose sessions he showed the total congruence of the struggle against imperialism and the defense of peace as total requirement of sovereignty and development, so necessary for the peoples. Those pronouncements had a very special significance for our fatherland, threatened and attacked that year by imperialism.

When in 1963 he was appointed ambassador and permanent representative of Cuba before UNESCO – a post he honorably held for ten years – Marinello upheld the need to make this organization fulfill its functions for the true benefit of the great majorities and not as sustainer of an elitist culture. UNESCO, according to Marinello, should promote a science and a culture that would truthfully serve the liberation of society and humankind. During those years, the debates that took place in the United Nations reflected earnest events such as the heroic fight of the Vietnamese people against the US military aggression, the Israeli aggressions to the occupied Palestine territories, and the establishment of fascist regimes in several countries of Latin America, for which reason Marinello undertook energetic battles from his diplomatic post to denounce the actions of imperialism and its lackeys in the world.

According to Juan Marinello, peace is in the hands of the peoples, and consequently he urged us to persist in the battle we must fight for that fraternal and human world in which José Martí’s phrase “the future belongs to peace” (Martí, 1991e:153), justly appropriated by the Cuban Peace Movement, will not be just a promise of the present, but a true hope for all humankind in the new millennium.

Bibliography:

Instituto de Historia del Movimiento Comunista y de la Revolución Socialista de Cuba, attached to the Central Committee of the Communist Party of Cuba 1981: Cuba y la defensa de La República Española (1936-1939) (Havana: Editora Política).

Magazine de Hoy (Havana) May 24,1942.

Marinello, Juan 1989 Cuba: Cultura (Havana: Letras Cubanas Publishing House).

_____________ 1928 “Estudio preliminar” in Poesías de José Martí (Havana: Cultural S. A.).

__________ 1952 “La idea de la paz en José Martí” in Última Hora (Havana) Year II, No 21, June 26.

Martí, José 1991a Obras completas (Havana: Ciencias Sociales Publishing House) Volume 1.

_________ 1991b Obras completas (Havana, Ciencias Sociales Publishing House) Volume 2.

Martí, José 1991c Obras completas (Havana, Ciencias Sociales Publishing House) Volume 3.

Martí, José 1991d Obras completas (Havana, Ciencias Sociales Publishing House) Volume 4.

Martí, José 1991e Obras completas (Havana, Ciencias Sociales Publishing House) Volume 6.

*María Caridad Pacheco González is a Doctor in Historical Sciences. Researcher at the Center for Martí Studies. Professor at the University of Havana.  caripach@yahoo.es.

Revista Especial “Paz y Soberanía”

Guerra mediática contra #Cuba: Encuentro virtual contra el Bloqueo

Por: Iliana García Giraldino

Llaman a movilizaciones internacionales hasta presentación en ONU de resolución de Cuba contra el bloqueo.

El Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) hizo un llamado al movimiento internacional de solidaridad a desarrollar acciones conjuntas, caravanas, plantones y marchas hasta la presentación en la ONU en mayo próximo de la resolución de Cuba contra el bloqueo económico que mantiene Estados Unidos contra la Isla por más de 60 años.

Fernando González Llort, presidente del ICAP, exhortó a realizar estas manifestaciones logrando impacto y visibilidad, “demostremos que compartir el combate es la mayor expresión de unidad”, remarcó al intervenir este miércoles en un encuentro virtual internacional convocado por la institución por el fin de la genocida política imperial y contra la guerra mediática que se le hace a Cuba.

Nuestros enemigos no han aprendido la lección: la Revolución no cederá jamás a imposiciones de nadie, remarcó durante la cita on line de este miércoles https://youtu.be/WJs8jf2RKAc, continuación de intercambios similares previstos el día 17 de cada mes, convocados por el ICAP.

González Llort recordó la intervención del Comandante en Jefe Fidel castro en el Primer encuentro mundial de solidaridad con Cuba efectuado en 1994, cuando aseveró: “Para nosotros es inaceptable la cuestión del cese de bloqueo a cambio de concesiones políticas, concesiones que corresponden a la soberanía de nuestro país, es absolutamente inaceptable”.

Esas palabras nos guían, sabemos que Cuba no está sola, cientos de gobiernos y pueblos, amigos y miles de organizaciones de solidaridad se oponen cada día a tan cruel política, afirmó el Presidente del ICAP, quien reiteró gratitud por ese acompañamiento al pueblo cubano.

En su intervención resumen del encuentro virtual denunció que durante la administración Trump se aplicaron más de 240 medidas y sanciones contra Cuba dirigidas a cortar las principales fuentes de financiamiento y de sustento al país, “y se incrementaron las acciones subversivas con el objetivo de imponer la política hegemónica estadounidense”.

Lo anterior en el contexto global se agrava por pandemia, señaló agregando: a pesar de ese sombrío escenario Cuba ha apostado por la solidaridad, ha enviado médicos a combatir la pandemia a los cinco continentes y con modesto orgullo exhibe cinco candidatos vacunales y aspira a inmunizar a toda la poblacion antes de que concluya este año.

Puso de relieve que la Isla encamina su rumbo hacia un futuro de mayor desarrollo, equidad y justicia social, realizando profundas transformaciones económicas y sociales “para hacer de nuestro socialismo una obra más prospera y sostenible contando para ello con nuestra mayor riqueza, el pueblo”.

Tomado del perfil de Facebook de Iliana Isabel García Giraldino

La paz se conquista con soberanía

En ocasión de conmemorarse el Día de acción Internacional contra las bases militares de EE.UU y la OTAN, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos junto al Comité Internacional de Solidaridad y lucha por la Paz (COSI) de Venezuela, el Observatorio para el Cierre de la Escuela de las Américas y el Consejo Internacional de Paz, Capítulo Colombia convocaron al encuentro virtual “Las Bases Militares en América Latina”.

La presencia de bases y mecanismos militares en la región latinoamericana y caribeña ponen en peligro los postulados de no intervención directa o indirectamente en los asuntos internos de cualquier otro Estado o de la solución pacífica de controversias declarados en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, adoptada en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en La Habana, en 2014.

Y como expresara la presidenta del Consejo Mundial de la Paz, Socorro Gomes, en sus palabras al encuentro: la paz se conquista con la soberanía, no podemos aceptar que una nación poderosa bloquee las posibilidades de vida de países y pueblos.

LAS DELICIAS DE LA PAZ

Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor.

Antoine de Saint-Exupéry

Por: Gaspar A. Herrera Farfán

Cuando se aborda la paz desde una perspectiva ética, se entiende esta como “tranquilidad interna del ánimo, pero también como un deber para construcción de espacios públicos y privados comprometidos con valores democráticos, con la responsabilidad y el compromiso ciudadanos.” Rordrigo J. Ocampo G.

Nadie puede comprometerse en la paz cuando acciones y palabras sirven para encender las mechas de las guerras; Kant consideró que la paz es deseable y necesaria como condición del desarrollo moral humano, con la capacidad de dar solución a conflictos y no para generarlos y demostrar incapacidad de resolverlos. Difícil conjugar los elementos que juegan un papel importante para el equilibrio, la estabilidad y la armonía social aunque ignorarlos es más productivo que tratar de conocerlos, (menos dolor de cabeza y complicaciones encefálicas), como por ejemplo, justicia, libertad, virtudes y derechos ciudadanos, el pluralismo cultural, que cada cual y de manera particular se ha enarbolado para generar violencia de manera indirecta, pero que se han convertido en prácticas diarias que hacen recordar la lucha de contrarios aun tratándose de luchas entre hermanos.

Porqué seguir ignorando que la verdadera paz se construye en el respeto y se fortalece en la acción, y con ello, se permite el desenvolvimiento del potencial creativo humano y de la cultura; porqué en vez de seguir a la razón se le hace camino al odio y a las múltiples formas de denostación y de pobreza moral que exhibe tan solo una falta de valor individual en que se debieran resguardar los más grandes valores universales; cada cual tiene logros importantes para presumir, pero lo hace a un lado para exhibir las partes consideradas sucias de otros, olvidando las leyes de la causa y del efecto, y de que tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe, logrando invertir el pensamiento receptor con análisis de causa, que genera el efecto boomerang y que regresa contra uno, con más fuerza con la que fue lanzada. ¡Sí!, ¡De tanto golpe la defensa se va generando sola!, ¡La sociedad recibe, analiza y compara, dando respuestas en los momentos menos esperados! ¡Sin querer así se les ha educado en una convivencia de clases en medio de odios y de rencores, aceptaciones aparentes y amarguras reprimidas!

Paz o Guerra no dependen de condicionamientos biológicos sino de los fenómenos culturales que hacen aprender o desaprender, -válgase el término- pero que es la enseñanza comprobada de los ambientes de violencia y de frustración; por ello Fisas considera que la base fundamental de la práctica de la paz se debe construir en la vida cotidiana y desde un entorno inmediato, no dejándola en lo que bien saben hacer los grupos u organizaciones que tan solo buscan el poder y generan antagonismos que rompen de tajo con una cultura de la paz, en la que se involucran sin respeto, a niños, adolescentes y ancianos, por no decir familias enteras que son destruidas por míseros afanes temporales, pero que a ellos los destruyen para siempre.

¡Si ese es el riesgo que se corre por estar, cuál sería el riesgo que se deba de correr por vivir de manera libre y autónoma, que devuelva la tranquilidad y el disfrute de LAS DELICIAS DE LA PAZ!

Tomado de http://www.nodix.mx/portal/index.php/opinion/2580-las-delicias-de-la-paz

Publicado en Paz. Etiquetas: . Leave a Comment »

Declaración de la Liga Antifascita Húngara

Estimados y Queridos Amigos Cubanos:

Parece que se trata (también) de una serie de signos de demencia en su política exterior que la administración del gobierno estadounidense aún vigente, es incapaz de separarse a pesar de la pérdida de apoyo en las elecciones, de la toxicidad de las relaciones internacionales, para la hegemonía global de Estados Unidos, incluso con una cruda política de poder. Eso es lo que estaba haciendo el presidente Trump, quien dirige y domina la administración, ha logrado los logros de mitigación de sus predecesores; y destrucción deliberada de estos procesos: entre ellos, gracias a su predecesor, el presidente Obama, el siguiendo una actitud realista hacia los movimientos sociales en el continente americano por la erradicación forzosa de un cambio de enfoque que de hecho se ha producido.

En nuestra opinión, esto ha dado lugar a una serie de ataques poco realistas contra, entre otras cosas, Cuba, que tiene una política internacional indiscutiblemente pacífica y útil; prevenir su desarrollo económico, con el objetivo de cambiar el orden social comunitario de su elección por medio de la fermentación interna que espera provocar. ¡Qué vil rumbo, precisamente por su ineficacia, y de hecho no en secreto, hoy se centra directamente en la destrucción total del país, e incluso en una ficción asombrosa, y en la superioridad económica y política de los Estados Unidos, imposibilitando la vida de los cubanos!

La comunidad de la Liga Antifascista Húngara condena profundamente estos feos intentos de Trump, que parten de los valores imperialistas, pero obligan a Cuba a luchar a vida o muerte en el campo económico!!!

No olvidemos que el presidente mencionado ha empleado una política agresiva sin escrúpulos por su parte, asesinatos instruidos directamente o bajo su consentimiento en el ámbito internacional:  describió como su mérito personal el asesinato del general iraní Suleiman Kassim el 3 de enero de 2020; con su conocimiento llevaron a cabo el asesinato Mohsen Fajrizadeh, un científico nuclear iraní, Teherán, el 27 de noviembre.

Claramente le echamos la culpa a él por el grave daño a las relaciones internacionales de su país, a la paz en el mundo, al hacer una serie de provocaciones contra Rusia y China e interferir en sus asuntos internos (pero también en los asuntos internos de sus aliados), intentar aterrizar un intento de desembarco contra Venezuela y renunciar unilateralmente a tratados internacionales militares y de control de armas para retirarse de varias organizaciones de la ONU, para rechazar adhesión a la Convención Internacional sobre el Clima, y ​​que, en el espíritu de la filosofía de “América por encima de todo”, ¡realmente quiere vengarse del mundo, que ya no pide la autoridad estadounidense!

En vista de lo dicho, coincidimos profundamente con la Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba del 11 de este mes, tal como se expresa en el comunicado de prensa emitido por el señor Carlos Fernández de Cossío, Director General del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, al día siguiente. ¡Clasificar a Cuba como país terrorista y / o pro-terrorista sin ningún fundamento es un intento repulsivo, vil y una señal fiel del valor moral y profesional de la administración Trump!

A pesar de nuestras modestas oportunidades, y a pesar de que nuestra palabra apenas es escuchada por la gran prensa internacional, siempre estaremos listos para estigmatizar el lado anticubano de la política hegemónica estadounidense y defender la verdad del pueblo cubano!!!

Junto con los millones de amantes de la paz mundial, también esperamos que el cambio inminente de la presidencia de los Estados Unidos quizás traiga cambios; Estados Unidos está en el lugar que le corresponde, pero volverá a las filas de las naciones listas para sostener la civilización de nuestra Tierra y no lo complacerá como inspirador de la propagación de la guerra / histeria hostil en la vida internacional …

Budapest, 14 de enero del 2021.

Cuba es Solidaridad

El Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos rechaza enérgicamente la imposición de Donald Trump, de volver a incluir a Cuba en la lista de “Estados patrocinadores de terrorismo” y de intensificar el bloqueo criminal y genocida que por más de 50 años le han impuesto.

Es inadmisible que Trump actué así, cuando en el mundo ha dictado sanciones, intervenciones, promovido el racismo, fascismo y en su propio país, organizo un golpe el pasado 6 de enero con el asalto de sus partidarios al Capitolio.

El internacionalismo de Cuba en tiempos de pandemia, demostrado en el compromiso ético de las y los profesionales de la salud, es un regalo de amor, humanidad y solidaridad para los pueblos del mundo.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional y a los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos a que se pronuncien de manera urgente condenando estás nuevas agresiones contra Cuba, por parte de los Estados Unidos.

Nuestra solidaridad absoluta para el digno pueblo y gobierno de Cuba encabezado por Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

#CubaEsAmor  #CubaEsSolidaridad  #CubaEsHumanidad  #CubaEsDignidad  #CubaSalvaVidas

Organizaciones y Personas Firmantes

Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos

Integrantes del Consejo Consultivo:

Argentina Adolfo Pérez Esquivel Premio Nobel de la Paz, Stella Calloni Corresponsal de la Jornada en Buenos Aires; Colombia Dra. Piedad Esneda Córdoba Ruiz Senadora y Defensora de Derechos Humanos y Coordinadora Internacional del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos. Vocera de colombianas y colombianos por la Paz, Camilo González Posso Presidente de INDEPAZ, Dr. Mario Hernández Álvarez Coordinador Doctorado Interfacultades en Salud Pública Universidad Nacional de Colombia; España Ana Andrés Ablanedo Defensora de Derechos Humanos de Soldepaz Pachakuti, Ricardo Sánchez Andrés miembro de la junta de la (ACP) Asociación Catalana por la Paz – miembro de la Asamblea de Internacional de (Comunistes de Catalunya) y miembro permanente del consejo de Solidaridad de la Ciudad de Manresa, María Victoria Fernández Molina Candidata a Doctora en Derechos Humanos, Estados Unidos James Patrick Jordan Coordinador Nacional de la Alianza por la Justicia Global y Eduardo García Activista de la Alianza por la Justicia Global, Devora González Organizadora de SOA Watch – Observatorio por el Cierre de las Escuela de la Américas e integrantes del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos capítulo Estados Unidos; Suiza José Manuel González López  y Gerardo Romero Luna de la Red Latinoamericana de Zurich integrantes del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos capítulo Suiza; Venezuela  Hugo Alberto Nieves Integrante de la Comisión Política de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora – CRBZ, Yonatan Vargas Abogado Defensor de Derechos Humanos y Analista Internacional de la CRBZ, Indhira Libertad Rodríguez Red de Colectivos La Araña Feminista, José Miguel Gómez García Movimiento Internacional de la Economía de los Trabajadores; Ecuador Abg. Franklin Columba Cuji Dirigente Nacional y Coordinador de Asuntos Políticos del FENOCIN; Bolivia Rodolfo Machaca Yupanqui Strio. General de Confederación Sindical Única De Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB); Palestina Jamal Juma Coordinador STOP The WALL; Guatemala Ana Laura Rojas Padgett Red de Integración Orgánica – RIO – por la Defensa de la Madre Tierra y los Derechos Humanos; Uruguay Anahit Aharonian Kharputlian Ingeniera Agrónoma y Docente Comisión Multisectorial de Uruguay; Panamá Ligia Arreaga Integrante de la Alianza por un mejor Darién – AMEDAR; Brasil Gizele Martins do Movimiento de Favelas do Rio de Janeiro; Perú Betty Izaguirre Lucano Coordinadora General del Movimiento Alfa y Omega; Chile-Wallmapu – Territorio Mapuche Onesima  Lienqueo Fundadora de la Red por la Defensa de la Infancia Mapuche; México Eduardo Correa Senior Profesor de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México – UACMDr. José Enrique González Ruiz Profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México – UNAM, Dr. José Rafael Grijalva Eternod Doctor en Derechos Humanos, Dr. Felix  Hoyo Arana Profesor de la Universidad Autónoma de Chapingo; Dr. John Mill Ackerman Rose, Daniela González López Coordinadora Internacional del Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos, Soledad Ortiz Vásquez CODEM, Patrocinio Martínez López CODEM, Claudia Tapia Nolasco CODEM, Arquitecto José Márquez Pérez Presidente del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca PRO – OAX, Lic. Hugo Aguilar Promotor y Defensor de Derechos Indígenas, Miguel González Muciño Director del Centro Cultural Las Jarillas y Arturo Díaz González Organización Proletaria Emiliano Zapata – Frente de Organizaciones Sociales de Chiapas  OPEZ – FOSICH.

Organizaciones integrantes:

Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos; Soldepaz – Pachakuti de España; Observatorio de Derechos Humanos Capítulo Suiza, Red Latinoamericana de Zurich de Suiza; Observatorio de Derechos Humanos Capítulo EU, Alianza por la Justicia Global, SOA Watch – Observatorio por el Cierre de las Escuela de la Américas de Estados Unidos; Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora – CRBZ,Red de Colectivos La Araña Feminista, Movimiento Internacional de la Economía de los Trabajadores de Venezuela; Colombianas y Colombianos por la Paz, Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, Observatorio de Paz, Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, Sur Occidente Colombiano Antonieta Mércury; Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (INDEPAZ) de Colombia; Red de Integración Orgánica – Rio – Por la Defensa de la Madre Tierra y los Derechos Humanos de Guatemala; Comisión Multisectorial del Uruguay; Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (FENOCIN) de Ecuador; Confederación Sindical Única De Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB); Alianza por un mejor Darién – AMEDAR de Panamá; Movimiento Alfa y Omega de Perú; Movimiento de Favelas de Rio Janeiro de Brasil, Red por la Defensa de la Infancia Mapuche Chile-Wallmapu – Territorio Mapuche; Campaña Popular Palestina contra el Muro de Apartheid (Stop the Wall) Palestina, Unión Palestina Campesina (Palestinian Farmers Union), Coalición de la Defensa de la Tierra Palestina; Comité de Defensa de los Derechos de la Mujer (CODEM); Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario (IMDEC); Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra en San Salvador Atenco (FPDT-Atenco); Centro de Atención en Derechos Humanos a la Mujer y el Menor Indígena (CADHMMI) y Centro Regional Indígena en Derechos Humanos “Ñuu-Savi” (CERIDH), Colectivo de Mejoramiento Barrial de la Ciudad de México – Centro Cultural Las Jarillas; Organización Proletaria Emiliano Zapata – Frente de Organizaciones Sociales de Chiapas  (OPEZ – FOSICH) y Colectivo Reexistencia Creativa México.

Terroristas desbocados

Por: Atilio Borón

En un acto que refleja su desesperación ante el escándalo sin precedentes desatado por el asalto al Capitolio instigado y respaldado por Donald Trump, su Secretario de Estado, Mike “Al Capone” Pompeo anunció ayer que Cuba fue una vez más incluida en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

La pandilla de gángsters que gobernará Estados Unidos hasta el 20 de enero sostiene que esta decisión se fundamenta en el hecho de ser Cuba un “Estado Patrocinador del Terrorismo por brindar apoyo repetidamente a actos de terrorismo internacional al otorgar refugio seguro a terroristas.” La resolución oficial del Departamento de Estado dice además que “el régimen de Castro debe poner fin a su apoyo al terrorismo internacional y la subversión de la justicia estadounidense”.

Cuba fue incorporada a esa lista por primera vez durante el gobierno de Ronald Reagan, en 1982, pero en el 2015, próximo a finalizar su mandato, Barack Obama la removió de la lista. Ahora, el gobierno más gangsteril en la historia de Estados Unidos la ha vuelto a incluir, acusándola entre otras cosas de “albergar las conversaciones de paz entre la guerrilla del ELN y el gobierno colombiano en 2017”. ¡Nada menos que eso: promover la paz entre bandos beligerantes!

Pero sigamos: también aduce que La Habana ha otorgado refugio a «a varios fugitivos estadounidenses de la justicia buscados o condenados por cargos de violencia política», entre los que cita a la autora del crimen contra un policía en Nueva Jersey en 1973, otro que segó la vida de 8 personas en las Islas Vírgenes Estadounidenses en 1972 y un tercero, autor de la muerte de otro agente en Nuevo México en 1971, entre otros.” La justificación de esta nueva agresión en contra del digno gobierno cubano es irrisoria -una bufonada propia de bribones como Capone y su jefe que debería avergonzar al pueblo de Estados Unidos y sus juristas- si no fuera por los daños que tal decisión inflige al pueblo de la isla.

Lo que los rústicos gobernantes de Estados Unidos ignoran es que, en el supuesto caso de que esas acusaciones sean ciertas los delitos ya prescribieron hace tiempo, las pruebas desechadas, víctimas y victimarios muy probablemente hayan muerto y otras menudencias por el estilo. No se conoce ningún país en los que crímenes de este tipo no prescriban después de quince o veinte años salvo, claro está, en el caso delitos de lesa humanidad que son imprescriptibles. Pero éstos no están contemplados en la acusación del Departamento de Estado. Por lo tanto, ignorantes y ridículos en su acusación.

Hierve la sangre ante la prepotencia y el cinismo de la declaración del gobierno norteamericano, cuyas acciones terroristas en contra de Cuba ocasionaron la muerte de 3.478 de cubanos y cubanas y ocasionaron graves e irreparables lesiones a otros 2.099. En este trágico reino del revés los terroristas acusan a sus víctimas de ser como ellos. El país que perpetró los dos mayores atentados terroristas de la historia de la humanidad, Hiroshima y Nagasaki, se siente con la autoridad moral y jurídica para acusar a terceros países de ser terroristas.

Pero, ¿por qué lo hacen, por qué ahora esta decisión de incluir a Cuba en esa lista? Respuesta: porque a los matones que habitan en la Casa Blanca y sus inmediaciones la heroica resistencia de Cuba -a la que pensaban poner de rodillas con sus políticas de “cambio de régimen” y con su interminable cantidad de sanciones y agresiones- sigue en pie, firme como una roca, demostrando al mundo una superioridad moral y política que saca de quicio a sus agresores. Porque en medio de una pandemia feroz el pequeño país agredido ha demostrado saber cuidar muchísimo mejor a su ciudadanía que el grandote descerebrado que la ataca sin respiro.

Mientras que en Estados Unidos la tasa de mortalidad debido al Covid-19 es al día de hoy 1.172 fallecidos por millón de habitantes en la acosada y bloqueada Cuba es de 14 por millón. La aritmética política es terminante: Cuba es 83 veces más justa, más ética y más democrática que Estados Unidos. Y a los matones de Washington esto les resulta absolutamente intolerable, les enciende las entrañas y los impulsa a hacer cualquier cosa. Como condenar nada menos que a Cuba por ser un santuario de terroristas. Y lo hacen enceguecidos de rabia, a los borbotones, mientras se precipitan velozmente a las cloacas de la historia contemporánea.

Tomado de: Rebelión

Declaración del Consejo por la Paz de los EE.UU. sobre los sucesos del 6 de enero de 2020 en Washington DC

El movimiento popular enfrenta una seria amenaza

Enero 10, 2020

Las profundas contradicciones políticas y sociales del sistema capitalista de los EE.UU., que se estaban haciendo visibles en medida creciente para la gente durante las últimas décadas y que habían salido a la superficie con la elección de Donald Trump en 2016, encontraron su más patente manifestación en el motín de seguidores de Trump y la toma del edificio del Congreso el 6 de enero.

El motín del ala derecha en Washington DC, el 6 de enero de 2021 fue una manifestación de la crisis económica y social cada vez más profunda en los Estados Unidos. Elevados niveles de desigualdad social y desorden económico que abruman a toda la sociedad, para los cuales la clase dirigente de los EE.UU. no tiene soluciones dentro del marco del orden capitalista dominante, han resultado en la pérdida de legitimidad del Estado y sus instituciones. Sin embargo, el malestar general en la sociedad estadounidense está siendo presentado falsamente como una lucha entre Trump y sus legiones, de una parte, y los demócratas y republicanos ‘moderados’ de la otra.

Lo que sucedió: un motín, pero no un golpe de Estado

Muchos han interpretado el suceso del 6 de enero como un intento de golpe de Estado por parte de Trump para retener el poder del Estado por medios extra-legales. Y muchos, especialmente los partidarios del Partido Demócrata, se han alegrado con el fracaso de este intento de “golpe de Estado” y la victoria final de los demócratas en estas elecciones. Se está sugiriendo la impresión de que este “fallido golpe de Estado” fue la última boqueada de una era aberrante que comenzó con la elección de Donald Trump y está terminando con la transición a Joe Biden. Pero esto ni fue un intento de golpe de Estado contra la clase dirigente de los EE.UU. ni la última fase de una era considerada aberrante en la historia contemporánea de los EE.UU.

En primer lugar, ningún golpe de Estado exitoso en la historia ha apelado simplemente a poner oficialmente en duda el proceso electoral o a la toma del parlamento de un país por una turba de civiles enojados. Un intento de golpe de Estado también requiere la movilización o apoyo de todo o parte del aparato represivo del Estado – el ejército, la policía y otras entidades coercitivas – y la toma de la rama ejecutiva del Estado, no simplemente del parlamento del país. Existen muchos ejemplos de golpes de Estado que dan fe de este modelo – 1953 en Irán, 1973 en Chile, 2002 en Venezuela, 2009 en Honduras, 2014 en Ucrania y 2019 en Bolivia, por solo mencionar algunos.

Aquellos que llaman a los sucesos del 6 de enero un intento de golpe de Estado ignoran el hecho de que la mayoría de la clase dominante de los EE.UU. no tuvo problemas con la elección de Biden por varias razones: (1) Trump ya se había tornado demasiado perjudicial para la operación normal del Estado; (2) el manejo de la pandemia en particular por parte de Trump había hecho trizas la legitimidad de la clase capitalista; (3) el gobierno de Biden, como copia al carbón del gobierno de Obama, serviría a sus intereses de manera más suave y con menos confrontaciones; y (4) muchos antiguos secretarios de Defensa de ambos partidos ya habían alertado contra cualquier participación militar en las elecciones. De esta forma, Trump estaba consciente de que cualquier intento de golpe de Estado estaría condenado antes de comenzar. Como ha apuntado Glenn Greenwald:

“Hay una enorme diferencia entre, por una parte, miles de personas abriéndose paso a tiros hacia el interior del Capitolio después de un complot coordinado con el objetivo de tomar permanentemente el poder, y, de la otra, una multitud impulsiva y movida por reivindicaciones, entrando en el Capitolio más o menos bailando un vals… y saliendo horas más tarde”.

Caracterizar como intento de golpe de Estado lo que Trump y sus seguidores hicieron es una desviación que cae en la narrativa engañosa de una parte de la lucha interna entre facciones dentro de la clase gobernante de los EE.UU., la del Partido Demócrata.

En segundo lugar, lo que ocurrió el 6 de enero no fue simplemente instigado por Trump y sus “posibilitadores”, sino que fue otra manifestación de la crisis de legitimidad cada vez más profunda del Estado imperialista de los EE.UU., exacerbado además durante el pasado año por la incapacidad del Estado de proteger la vida de la gente – tanto física como económicamente – de cara a la pandemia de la COVID-9. Décadas de gastos despilfarradores de los recursos del país en guerras y políticas militaristas en el extranjero a costa de las necesidades más elementales de la población han creado profundas divisiones de clase, polarización y desconfianza extendida en las instituciones estatales, en tal medida que negociar como es usual se está volviendo imposible para los partidos gobernantes de los EE.UU.

Lo que sucedió el 6 de enero fue una reacción populista y racista del ala derecha en sentido opuesto a las demandas progresistas, a los efectos acumulativos de las profundas divisiones de clase y raciales y de la polarización de toda la sociedad – desempleo masivo, pobreza muy extendida y enorme número de muertes – todos resultados directos de la política de abandono del gobierno. Fue también una clara expresión de la desconfianza de las masas en las instituciones del Estado de los Estados Unidos. Aquí el proceso electoral fue solo un detonador, no la causa, de esta explosión – de la misma manera que el asesinato de un príncipe fue el detonador para el inicio de la Primera Guerra Mundial, no su causa.

En Alemania, durante los años treinta, el mismo peligroso proceso de profundización de la crisis en el capitalismo condujo al surgimiento de Hitler, el nazismo y la Segunda Guerra Mundial. Allí también las masas profundamente agobiadas y empobrecidas que tenían objeciones legítimas a la situación prevaleciente, fueron engañadas por engañosos líderes “populistas” como Hitler hacia el establecimiento de un Estado fascista. Allí también el ataque al parlamento alemán, el Reichstag, fue el detonador que inició el proceso.

En tercer lugar, ver la actual crisis como un período “aberrante” ocasionado por el gobierno de Trump hace caso omiso de las causas raigales de la crisis extendida que aqueja al sistema. Las contradicciones acumulativas del sistema, que han venido intensificándose a lo largo de las últimas décadas, han aparecido más abiertamente en la superficie, y estarán actuando como principal fuerza impulsora de todas las tensiones presentes y emergentes. En otras palabras, los sucesos del 6 de enero no fueron la fase final de una “aberrante” era Trump, sino la fase inicial de una nueva era de confrontaciones intensificadas. Los conflictos de clase y raciales profundamente enraizados, no solo los conflictos políticos supra-estructurales, constituirán el terreno principal de la lucha del pueblo.

Amenazas al movimiento popular

Los sucesos del 6 de enero en el edificio del Capitolio se proyectaron contra un telón de severas crisis, no solo en los EE.UU. sino también en el mundo – exterminación nuclear, catástrofe climática y destrucción neoliberal del contrato social – que requieren un movimiento popular unido.

Estos sucesos están siendo usados para distraer de problemas más fundamentales. De la noche a la mañana las necesidades básicas del pueblo trabajador de alivio económico contra los desalojos, el desempleo y la propia pandemia han sido dejadasa un lado. Mientras una apropiación militar record de $740 billones navegó por el Congreso con la oposición de solo 20 demócratas, reformas de imperiosa necesidad que benefician al pueblo trabajador han sido consideradas de poca importancia.

Una ley nacional terrorista está siendo pregonada por los demócratas invocando el combate contra el fascismo, cuando en realidad es otro bandazo en la dirección del Estado autoritario. La ley ya existente legaliza el exceso de poderes policiales para enfrentar cualquier amenaza de terrorismo en el país. La Ley Patriótica apoyada por los dos partidos, de la cual Joe Biden recibe crédito como uno de sus autores principales, ya brinda un  barniz legal para abrogar las libertades dela Declaración de Derechos. Obama cedió el habeas corpus en 2011 con su NDAA.

Estas extensiones del poder coercitivo del Estado han sido y serán usadas para reprimir movimientos populares y es necesario oponérseles. Igualmente, la manía de censurar el llamado discurso de odio será utilizado para silenciar a cualquier disidente del actual orden.

La no preparación para la marcha por parte de la policía del Capitolio, que se organizó abiertamente, y la complicidad de oficiales encargados de hacer cumplir la ley con los supremacistas blancos del ala derecha que irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero, muestran también la disparidad en el trato con aquellos que están a la derecha y a la izquierda en los EE.UU., particularmente aquellos que son indígenas, negros y mestizos. Esto ha sido demostrado a lo largo de 2020 en el tratamiento de quienes protestaron oponiéndose a la violencia policial.

La respuesta de la clase gobernante a esta crisis de legitimidad recae de manera creciente en la represión al no poder resolver las contradicciones del capitalismo global.

El camino hacia adelante

Lo que está sucediendo en los EE.UU. es un microcosmos de lo que las instituciones y élites financieras capitalistas han causado al planeta con acuerdos comerciales y una política exterior imperialista que ha reprimido a poblaciones mediante actos ilegales de interferencia, agresión y guerra económica diseñados para crear las condiciones para la explotación, el robo de la tierra y los recursos, y la destrucción ambiental. Nuestras acciones no pueden limitarse a los EE.UU., porque si las élites globales están dispuestas a oprimir y explotar a la gente en cualquier parte, las crisis que enfrentamos continuarán.

Todo esto nos dice que la era de esperar por reformas desde arriba ha llegado a su fin. Es tiempo de que el movimiento popular reconozca el peligroso cambio cualitativo en la situación actual en los EE.UU. y adapte su enfoque, tácticas y métodos organizativos a los requerimientos de la presente situación.

Un movimiento unificado de las masas en la base es necesario para enfocar las principales contradicciones de clase del sistema como un todo, y no limitarse a luchar contra los síntomas buscando cambios cosméticos mediante elecciones y reformas desde arriba. Necesitamos acercar a todos los elementos al movimiento popular – trabajo, justicia social, derechos civiles, derechos humanos, ambientales, paz – juntos bajo una sola red coordinada, con una agenda clara que enfoque las causas raigales de la actual crisis y no solo su multiplicidad de síntomas.

En particular, dado el hecho de que las profundas crisis sociales, económicas y ambientales que nuestro pueblo está enfrentando hoy en día han sido exacerbadas por décadas de política militarista promovida por ambos partidos corporativos, ahora se ha convertido en una responsabilidad urgente de nuestro movimiento por la paz el explicar a las masas de gente, especialmente a aquellos que están siendo víctimas de la propaganda populista del ala derecha, que la principal causa de su sufrimiento son las políticas militares y económicas imperialistas del gobierno de los EE.UU. y no sus conciudadanos – afro-estadounidenses, otra gente de color, inmigrantes, los pobres, etc. – que son ellos mismos las principales víctimas de las mismas políticas.

Debemos actuar rápidamente en esta y otras responsabilidades urgentes si no queremos ver repetirse la fea historia del pasado, esta vez en los Estados Unidos.

Declaración del Consejo Mundial de la Paz sobre la última decisión del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre Cuba

El Consejo Mundial de la Paz (CMP) condena y rechaza de la manera más enérgica la reciente decisión del Departamento de Estado de Estados Unidos de incluir una vez más a Cuba en su lista unilateral de estados patrocinadores del terrorismo. Esta acción cínica e hipócrita de la administración estadounidense tiene como objetivo la imposición de nuevas medidas coercitivas contra un pueblo y país que defiende desde 62 años su derecho a determinar su futuro.

El imperialismo estadounidense, por sus décadas de acciones subversivas, intervenciones y todo tipo de sanciones y bloqueo, nunca ha renunciado a sus ambiciones de imponer un régimen como lo era antes del triunfo de la Revolución Cubana en 1959. Esta reciente decisión de los Estados Unidos también es un instrumento para la difamación de Cuba, país que constituye una fuente de inspiración para los pueblos pobres y oprimidos del mundo. La solidaridad genuina y desinteresada demostrada desde el inicio de la revolución por Cuba a los pueblos del mundo es primordial.

Los imperialistas estadounidenses y sus aliados en el mundo no tienen derechos morales ni políticos para juzgar y etiquetar a un país como Cuba. La decisión del Departamento de Estado de los Estados Unidos constituye un acto de venganza hacia un país que se niega a ceder a las demandas del imperialismo y un mensaje amenazante para otros pueblos del mundo.

Como CMP no nos sorprende en absoluto este desarrollo, ni tenemos la menor ilusión de que refleje las continuas y posteriores políticas de más de 10 administraciones estadounidenses (de republicanos y demócratas) contra el pueblo de Cuba como ha sucedido con decenas de guerras e intervenciones imperialistas todos estos años en todo el mundo, siempre con el pretexto de “enfrentar el terrorismo” cuando los pueblos del mundo saben muy bien que es el imperialismo, sus mecanismos e instrumentos voluntarios los que aterrorizan a los pueblos.

El CMP hace un llamado a sus miembros y amigos para que denuncien esta acción de Estados Unidos y fortalezcan la solidaridad con el valiente pueblo de Cuba.

La Secretaría del WPC                     

Atenas 12 de enero de 2021

Boletín Síntesis Informativa

Última publicación del MOVPAZ del año 2020, un año difícil producto de la pandemia de la COVID-19 y de la escalada agresiones del imperio, que no cesa en su empeño de doblegar a los países que hemos escogido la paz, la soberanía y la autodeterminación como único camino.

Last publication of the MOVPAZ of the year 2020, a difficult year as a result of the COVID-19 pandemic and the escalating aggressions of the empire, which does not cease in its efforts to subdue the countries that we have chosen to achieve peace, sovereignty and self-determination as the only way.

NUEVO INTENTO NO DERROTARÁ A LA REVOLUCIÓN CUBANA

Por Socorro Gomes*  

Otro acto se está gestando en la larga farsa que es la llamada guerra de “baja intensidad”, que de bajo sólo tiene el método, de Estados Unidos contra Cuba. En esta guerra sucia, como se ve en tantas latitudes, los reaccionarios secuestran las demandas populares, instigando manifestaciones lideradas por una minoría que promueve la agenda golpista de las élites y del imperio. Tales intentos buscan destruir el socialismo en Cuba y deben ser condenados.

Esa es la llamada “farsa de San Isidro”, que manipula las legítimas demandas de participación en el mejoramiento de la democracia cubana (o en lo que se ha convertido en una palabra de moda vacía, “diálogo”) para, en realidad, infiltrar en las manifestaciones la agenda reaccionaria e imperialista. Las voces revolucionarias en el país que legítimamente tienen propuestas para esa mejora instan a los defensores de la democracia y la soberanía, el socialismo y el progreso histórico, a no dejarse engañar por el grupo de artistas llamado “Movimiento San Isidro”.

No faltan pruebas de su vinculación con el imperio y uno de sus supuestos “presos políticos” fue filmado en claro desprecio y ofensa a un policía, en una manifestación, diciendo que su presidente no es otro que Donald Trump. Consistente, ya que una de las recientes “manifestaciones” del grupo fue una clara violación de las normas de salud en la lucha contra el Covid-19, comportamiento irresponsable promovido por el propio Trump.

Basta ver quiénes son los partidarios más vocales de este “movimiento” en las mismas redes sociales que sirven a la fabricación de golpes de Estado: el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo y el senador republicano Marco Rubio, un conocido reaccionario y golpista, descendiente de cubanos instalado en Miami, salta a la vista. Es también el caso del representante del imperio en la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien más recientemente tomó parte activa en el criminal golpe de Estado en Bolivia, pronto derrotado en las urnas por el pueblo soberano de ese estado plurinacional y cuyas fuerzas quedaron al descubierto por la brutalidad de su método y su intención.

Como señala la Unión de Juristas Cubanos en nota difundida el viernes (4), la farsa pretende “socavar el orden político, económico y social a través de un golpe blando apoyado por Estados Unidos”. Los juristas reforzaron lo que dijo el presidente cubano Miguel Díaz-Canel: “Cuba soberana no acepta injerencias (…). El pueblo revolucionario dará el combate”. Como siempre, en honorable resistencia.

El Consejo Mundial de la Paz está siempre listo en una fuerte condena de otro crimen ignominioso contra la soberanía de Cuba. Una vez más es indignante el ataque a un país que ha brindado apoyo y solidaridad a pueblos de todo el mundo, en un esfuerzo constante por fortalecer la Cultura de Paz, la amistad y el respeto entre naciones, mientras el imperio conduce a la guerra y destrucción a los que no se someten.

Son ya más de 60 años de un criminal bloqueo económico y mediático contra Cuba y su pueblo. Estados Unidos y otros países cómplices no podían aceptar que triunfara la independencia y la soberanía nacional, que Cuba revolucionaria mostrara al mundo que es posible construir una verdadera democracia, haciendo palpable el sueño de todos los pueblos de emancipación social. Son conquistas del pueblo cubano, incluso en las condiciones más difíciles de bloqueo y agresión constante, en las que el imperio busca obstaculizar su desarrollo, socavar su soberanía y destruir el estado socialista. Por eso son aún más honorables, destacando el carácter firme de este pueblo, su alta conciencia y su inmenso humanismo. Eso demuestra que la voluntad de un pueblo soberano y solidario no se puede derrotar fácilmente y que sí se impone en la heroica defensa de la Patria y su revolución.

Por lo tanto, cuando una vez más surge un movimiento que dice ser defensor de la democracia, pero cuenta con el apoyo de las mismas fuerzas que mantienen un ataque constante a la soberanía de su pueblo mientras brutalizan a sus propios ciudadanos en protesta por condiciones de vida dignas, ese movimiento no podrá engañarnos. Demandas legítimas se hacen por fuerzas conscientes de que una cosa es contribuir al mejoramiento de su sistema político y otra es entregar las conquistas históricas e inspiradoras de la revolución a las fuerzas reaccionarias, a las élites que se rinden. Y eso es lo que arriesga este movimiento.

Los pueblos víctimas de la opresión y de las políticas de destrucción y muerte tienen un sendero de esperanza en la Revolución Cubana y en el pueblo cubano un pueblo fraterno, amigo, luchador, culto y honorable. Un pueblo que no está encerrado en su propia construcción, como busca hacer el bloqueo, aislándole, sino que sigue brindando solidaridad y apoyo a las poblaciones más necesitadas y en los momentos más graves, como lo hacen las brigadas médicas en esta pandemia. Entonces, si tuviera éxito, el intento instigado por el imperio traería una verdadera tragedia para aquel pueblo y una pérdida inestimable para toda la humanidad. Debe ser condenado por todos los solidarios con el pueblo cubano, que defiende su soberanía y su emancipación nacional y social; por todos los que defienden el respeto a la soberanía nacional y la autodeterminación de los pueblos.

Estamos seguros de que la revolución cubana, a pesar de todas las dificultades que impone el bloqueo y la actual situación global, superará una vez más al decadente y cobarde imperio y emergerá más fuerte y unida en la consolidación de una sociedad próspera y justa, una sociedad socialista, independiente y soberana. Nosotros, los movimientos antiimperialistas de la paz y la solidaridad internacional, como siempre, estamos al lado del pueblo cubano en la resistencia a un nuevo intento en contra de su revolución, denunciando en los términos más enérgicos la injerencia imperialista y el oportunismo de las fuerzas antipatrióticas que, estamos convencidos, no podrán rendir su propia nación.

*Socorro Gomes es la presidenta del Consejo Mundial de la Paz

NEW ATTEMPT WILL NOT DEFEAT THE CUBAN REVOLUTION

 By Socorro Gomes*  

Another action is being organized as part of the long farce which is the so-called “low intensity” war, which is low only in the method employed by the United States against Cuba. (…) In this dirty war, as seen in so many latitudes, the reactionaries kidnap the popular demands, inciting to demonstrations led by a minority that promotes the coup conspiracy of the elites and the empire. Such attempts seek to destroy socialism in Cuba and must be condemned.

It is the so-called “San Isidro farce”, which manipulates the legitimate demands of participation in the improvement of Cuban democracy (or in what has become an empty fashionable word: dialogue) in order to actually infiltrate into the reactionary and imperialist agenda in the demonstrations. The revolutionary voices in the country with legitimate proposals for that improvement urge the defenders of democracy and sovereignty, of socialism and historical progress, not to be fooled by the group of artists named “San Isidro Movement.”

There is ample evidence of their connection to the empire, and one of their alleged “political prisoners” was filmed showing clear contempt and offense to a police officer during a demonstration, saying that his president is no other than Donald Trump. Consistent, since one of the group’s recent “demonstrations” was a clear violation of the health norms in the struggle against Covid-19, an irresponsible behavior promoted by Trump himself.

It suffices to see who the most outstanding supporters of this “movement” are, in the same social networks that are used to fabricate coups d’état: US Secretary of State Mike Pompeo and Republican senator Marco Rubio, a well-known reactionary and coup participant of Cuban background established in Miami. That is also the case of the empire representative in the Organization of American States (OAS), Luis Almagro, who more recently had an active participation in the criminal coup d’état in Bolivia, soon defeated in the ballots by the sovereign people of that multinational State, and whose forces were exposed because of their brutal methods and intention.

As pointed out by the Union of Cuban Jurists in a note disseminated on Friday, December 4, the farce pretends to “undermine the political, economic, and social order through a soft coup supported by the United States.” The jurists reinforced the words of Cuban President Miguel Díaz-Canel: “The sovereign Cuba does not accept meddling (…) The revolutionary people will wage the battle.” As customary, in honorable resistance.

The World Peace Council is always ready in a strong condemnation of another ignominious crime against the sovereignty of Cuba. Once more, it is outrageous to attack a country that has granted support and solidarity to peoples from all over the world, in a constant effort to strengthen the Culture of Peace, friendship, and respect among nations, while the empire leads to war and to the destruction of those who do not submit.

It has been more than 60 years already of a criminal economic and media blockade against Cuba and its people. The United States and other accomplice countries could not accept the triumph of independence and national sovereignty; that the revolutionary Cuba showed to the world that it is possible to construct a true democracy making the social emancipation dream of all the peoples come true. They are conquests of the Cuban people, even in the most difficult conditions of blockade and constant aggression in which the empire seeks to hinder its development, undermine its sovereignty and destroy the socialist State. That is why they are even more honorable, with their outstanding firm character, high conscience and immense humanism. That shows that the will of a sovereign and solidary people cannot be easily defeated, and that it asserts itself in the heroic defense of the Fatherland and its revolution.

Therefore, when once more a movement emerges that claims to be a defender of democracy but receives support from the same forces that maintain a constant attack to the sovereignty of their people while acting brutally against its own citizens that protest in favor of worthy living conditions, that movement cannot fool us.  Legitimate demands are made by forces that are conscious that one thing is to contribute to the improvement of their political system, and another thing is to hand over the historical conquests that inspired the revolution to the reactionary forces, to the elites that surrender. And that is what this movement is risking. 

The peoples who are victims of oppression and destruction and death policies have a path of hope in the Cuban revolution and a fraternal, friendly, fighting, cult and honorable people in the Cuban people. A people that is not locked up in in its own construction, as the blockade pretends to do, isolating it, but which continues to grant solidarity and support to those populations that most need it and in the most critical moments, as do the medical brigades during this pandemic. Then, if the attempt incited by the empire were to be successful, it would cause a real tragedy to that people and an invaluable loss to all humankind. It should be condemned by all those who are solidary with the Cuban people that defends its sovereignty and national emancipation; by all those who defend the respect to the national sovereignty and self-determination of the peoples.

We are convinced that the Cuban revolution, in spite of all the difficulties imposed by the blockade and the present global situation will overcome once more the decadent and coward empire and emerge stronger and united in the consolidation of a prosperous and just society,  a socialist, independent, and sovereign society. We, the anti-imperialist movements for peace and international solidarity, as customary stand beside the Cuban people in the resistance to a new attempt against its revolution, denouncing in the strongest terms the imperialist meddling and the opportunism of the anti-patriotic forces that – and we are convinced of it – will not be able to surrender their own nation.

December 7, 2020

*Socorro Gomes is the president of the World Peace Council.

Las derrotas económica-sociales de Trump

Por: Hedelberto López Blanch

El mandatario Donald Trump, derrotado en sus aspiraciones por mantenerse cuatro años más al frente de la Casa Blanca, estará obligado a abandonar el cargo el próximo 20 de enero pero le dejará al electo presidente, Joe Biden, profundos problemas económicos y sociales.

Cuando en 2017 Trump tomó el poder, prácticamente existía una bonanza económica en el país que le había entregado la administración de Barack Obama.

De todas formas, el magnate presidente, con su grandilocuente prepotencia, prometió hacer grande nuevamente a Estados Unidos y atraer de regreso las fuentes de empleo que salieron del país debido a las fábricas que se trasladaron al extranjero donde tenían fuerza de trabajo y condiciones fiscales más baratas.

Como es conocido, la mayoría de esas industrias no regresaron al gigante del Norte porque ya se habían asentado en países cuyos costos de producción les resultaban mucho más ventajosos.

La pandemia de covid-19, que no supo enfrentar la administración trumpista, ha ocasionado un fuerte descalabro para a la economía estadounidense que según los analistas tendrá un decrecimiento de entre 3 y 8 %.

Estados Unidos ostenta la cifra negativa mayor del mundo con más de 12,5 millones de personas contagiadas y alrededor de 275 000 fallecimientos.

En este contexto, el desempleo se sitúa por primera vez en varios años, en alrededor del 8 % (13 millones de personas) y entre los jóvenes sobrepasa el 13 %.

Más de 35 millones de estadounidenses no tienen seguros médicos y otros 58 millones están infraasegurados, o sea, que cuentan con una póliza de cobertura escasa y de altos copagos.

Los ciudadanos necesitados están desesperados porque a partir del 26 de diciembre, serán eliminados dos programas gubernamentales autorizados por la Ley de Ayuda, Alivio, y Seguridad Económica para el Coronavirus, conocida como Ley CARES, por lo que alrededor de 12 millones de trabajadores desempleados perderán sus beneficios lo que llevaría a muchas familias a la pobreza.

El programa de Asistencia por Desempleo Pandémico, privará a 7,3 millones de trabajadores de los ingresos que necesitan con urgencia, mientras que el de Beneficios de Compensación por Desempleo de Emergencia Pandémica que proporciona 13 semanas adicionales de ayuda por desempleo, más allá de las típicas 26 semanas que brindan los Estados, afectará a 4,7 millones de ciudadanos.

Para agravar aun más la situación, se prevé que para finales de año expire una moratoria sobre los desalojos y un programa para proporcionar indulgencia en el pago de las hipotecas, los que permiten rebajar los pagos o suspenderlos por un tiempo.

Todas esas peyorativas noticias ocurren cuando el país se enfrenta a una nueva y abrumadora proliferación de los contagios y las muertes, con promedios de más de 150 000 personas infestadas y cerca de 1 500 fallecimientos diariamente.

Otra dramática realidad, según S&P Global Market Intelligence, es que las quiebras corporativas casi alcanzan un máximo no visto desde hace 10 años, al hundirse la economía en recesión en medio de la pandemia.  

Un total de 435 empresas se han declarado en quiebra este año, superando el número de solicitudes durante cualquier período comparable desde 2010, informó la misma fuente.

Si bien las quiebras han afectado a una amplia gama de sectores, las industrias centradas en el consumidor se vieron desproporcionadamente perjudicadas, con más de 100 empresas en default, entre estas las minoristas de alto perfil como Ascena Retail Group Inc., J.Crew Group Inc., J.C. Penney Co. Inc. y Neiman Marcus Group Inc.

Varios analistas consideran a Estados Unidos como un estado fallido, que sufre crisis económica, convulsión por disturbios y protestas, ampliación de la discriminación racial, gran afectación por la pandemia y la incapacidad de las autoridades para lograr su contención.

En los últimos años la diferencia entre ricos y pobres se ha ampliado, la clase media estadounidense se está reduciendo y el 1 % más adinerado se apropia del 35 % del ingreso nacional.

El medio de comunicación RollCall, especifica que la riqueza colectiva de los políticos aumentó en una quinta parte en dos años hasta alcanzar los 2 400 millones de dólares.

Los resultados sanitarios de los estadounidenses son muy pobres en comparación con otros países desarrollados, a pesar de disponer de los gastos de salud per cápita más altos del mundo.

Los problemas sociales son cada día más profundos. Por ejemplo, el rendimiento de los estudiantes en los niveles primarios, secundarios y universitarios ha caído de los primeros puestos; los estadounidenses pagan más por la atención de salud y los medicamentos que en otras partes del mundo, a pesar de que van menos al médico y pasan pocos días en el hospital. El país ocupa el 34 lugar mundial en cuanto a esperanza de vida. Estos son, a grandes rasgos, algunos de los desafíos que la administración saliente le dejará en enero a Joe Biden. Veremos si el nuevo ocupante de la Casa Blanca podrá arreglar los desastres que le entregará el derrotado Trump.   

Publicado en Noticias. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Discurso de Socorro Gomes al Encuentro Juvenil Internacional “Ideas que son Banderas”

Socorro Gomes, Presidenta del CMP

Queridos compañeros y amigos, valientes juventud cubana y juventud de todo el mundo que participa de este gran evento.

Con mucho honor y esperanza, me uno a ustedes en este encuentro de ideas, luchas y causas justas para toda la humanidad. El momento es de enorme significado para todos y nos acerca al querido comandante Fidel Castro Ruz, líder y combatiente de las luchas del pueblo cubano y de los pueblos hermanos latinoamericanos y caribeños, quien tanto inspiró a las fuerzas revolucionarias por el progreso de la humanidad, la defensa de la emancipación social y nacional, la soberanía, la paz y la amistad entre los pueblos, en constante y valiente resistencia contra el imperialismo y su maquinaria de guerra y destrucción.

El pueblo cubano sigue dando ejemplo a la humanidad no solo a través de las lecciones del Comandante Fidel, sino también al profundizar su Revolución. Frente a las grandes dificultades provocadas por el criminal bloqueo imperialista, brinda apoyo y amistad a los pueblos de todo el mundo, en la verdadera tradición de la solidaridad activa y basada en los valores más caros de fraternidad.

El Consejo Mundial de la Paz y todas las fuerzas amantes de la paz y la justicia tienen la más alta estima por el pueblo cubano y refuerzan su solidaridad con este pueblo hermano. Al hacerlo, nos inspira el liderazgo y el ejemplo del Comandante Fidel, ardiente defensor de la unidad entre los pueblos en la lucha antiimperialista y por la paz. Recordamos vívidamente sus palabras pronunciadas en una reunión del Consejo Mundial de la Paz en 1981: “La paz es una condición primordial para que toda la humanidad —y no sólo una parte de ella— se pueda desarrollar y vivir de manera decente y digna”. Estas son palabras inspiradoras de un líder que siempre estará en nuestras mentes y corazones.

Quiero felicitar a los organizadores del evento por realizar este encuentro en un momento de gran sufrimiento para gran parte de la población mundial, agravado por la pandemia Covid-19.

El lema elegido, “unidad por la solidaridad, antiimperialismo y antineoliberalismo: transformación necesaria en la época de Covid” es muy actual. Oportuno para acercarnos y oportuno para que dejemos claro quiénes son nuestros enemigos: el imperialismo y el neoliberalismo, males que tanto sufrimiento causan a los pueblos, la juventud y los trabajadores.

Esto siempre ha expresado, de manera lúcida y aglutinante, el Comandante Fidel. Las víctimas de las agresiones imperialistas de Estados Unidos y otras potencias siempre han encontrado una solidaridad activa en él y en el pueblo cubano, incluso en la lucha por la integración de nuestra América. El compromiso con la integración soberana y la amistad, por un progreso común que tenga como protagonistas a trabajadores, campesinos, jóvenes, mujeres, negros e indígenas, en definitiva, a todos los estratos populares históricamente explotados o excluidos, se inspira en la Revolución Cubana, dirigida por Fidel y sus compañeros. Su legado es la defensa constante de los valores más nobles de la humanidad en la construcción de una nueva civilización, superando una lógica de opresión, explotación y guerras.

En este cuarto aniversario de su desaparición física, estamos seguros de que, porque compartimos sus ideas, nuestro compromiso se energiza con el pensamiento de Fidel.

Por eso, en tiempos de pandemia, no podemos dejar que la perspectiva de nuestros desafíos reales y duraderos se nuble. Las raíces de la opresión, la explotación y las guerras, que de forma sangrienta ya se manifestaban antes de la pandemia, ahora se agudizan, en el sufrimiento, la devastación y la muerte: el neoliberalismo y el imperialismo, males exponenciales del capitalismo.

El Consejo Mundial de la Paz, al igual que otras fuerzas de paz y justicia del planeta, sigue dedicado a la defensa de la soberanía de las naciones y la autodeterminación de los pueblos, combatiendo el imperialismo, el colonialismo, el intervencionismo y la injerencia en Palestina, Puerto Rico, el Sáhara Occidental, Siria, Irak, Afganistán, Yemen, Irán, Venezuela, Bolivia. También seguimos siendo activos en la solidaridad con Cuba, entre muchos otros.

Nuestros frentes de lucha son muchos, como son grandes nuestras causas de libertad y paz. De la misma manera, y como lo hizo el comandante Fidel, seguimos luchando contra la militarización del planeta. Realizamos acciones contra la expansión de bases militares por todo el planeta, desde donde el imperio lanza sus agresiones y ha mantinido su amenaza activa contra los pueblos. Luchamos contra la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), máquina de guerra imperialista que las potencias agresivas siguen desencadenando para traer caos y devastación a los pueblos a su gusto; y contra las armas de destrucción masiva, especialmente las armas nucleares, instrumentos de horror y muerte que ponen en riesgo a la civilización y la humanidad.

Estas acciones incluyen los brillantes seminarios que el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MovPaz) y otras entidades cubanas, en alianza con el Consejo Mundial por la Paz, suelen realizar en Guantánamo, desde donde lanzamos nuestro repudio a los puestos del imperio y condenamos la base naval ilegal impuesta por Estados Unidos, contradiciendo la voluntad expresada por el pueblo cubano.

A partir del crecimiento de los esfuerzos de las fuerzas de paz para acabar con las bases militares, también nació una amplia coalición en Estados Unidos para exigir el fin de esta política agresiva, llevada a cabo por sucesivos gobiernos, una coalición que reúne a las fuerzas más diversas para demostrar que esta política no las representa. Por iniciativa de esta coalición, en alianza con el Consejo Mundial por la Paz, a través de nuestro miembro, el Consejo de la Paz de EE.UU., nació una coalición global contra las bases militares y por la disolución de la OTAN, con miembros de diferentes países, con una exitosa reunión en Irlanda en 2018 y otra en 2021 en Chipre.

Esta es una buena noticia para el avance de nuestras campañas contra esta política de guerra imperialista, por lo que invitamos a la juventud a sumarse, aportando sus ideas y su dedicación, que nos harán avanzar aún más.

Estas acciones están en estrecha sintonía con nuestros otros frentes de lucha, que destacan cada vez más como ofensivas y devastadoras las guerras económicas que también está lanzando el imperio contra pueblos soberanos y dignos que no aceptan someterse a su yugo. Estos son los casos de Venezuela, Siria, Irán, Corea Popular y Cuba, que enfrentan el asedio y la agresión en forma de bloqueos criminales empleados por Estados Unidos con el objetivo de promover el caos, destruir sus instituciones e impedir su desarrollo independiente y soberano. Así fue en Bolivia con Evo Morales, es por eso por lo que atacan a Venezuela del comandante Hugo Chávez y al presidente Nicolás Maduro y a Nicaragua, encabezada por el presidente Daniel Ortega: para imponer sus mandos y garantizar el saqueo de sus recursos.

Nuestra lucha es urgente y nuestra unidad debe fortalecerse. Sabemos que en el camino que tenemos por delante debemos mantenernos fuertes y resistir, mientras construimos un mundo de justicia social, soberanía nacional y amistad, inspirados en Fidel y otros valientes héroes.

Ejemplo de ello, este año también celebramos el 60 aniversario del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), creado por Fidel poco después del triunfo de la Revolución, que tiene como elementos constitutivos del progreso histórico que conducirían a la solidaridad, la cooperación y la amistad. entre los pueblos. Estas son las características de Cuba socialista, que muestra el alto sentimiento humanista inspirado por el apóstol de la independencia José Martí, “Patria es Humanidad”, inspirando respeto y admiración.

Además, la nación cubana también fue reconocida por el mundo por brindar una solidaridad efectiva y urgente a las personas víctimas del empobrecimiento sistémico, por el colonialismo y el capitalismo, sin acceso a una salud básica de calidad, y a las víctimas de graves catástrofes y epidemias, con la creación del Contingente Henry Reeves por el Comandante Fidel en 2005. Es por la valentía de sus profesionales que frente a la pandemia, se lanzan alrededor del mundo para cuidar a diferentes pueblos.

El movimiento por la paz en el mundo tiene el honor de poder contar con la sabiduría del comandante revolucionario, cuyas ideas son siempre lúcidas, contundentes y de incomparable equidad, expresadas en sus discursos y sus prácticas. Humanista revolucionario, socialista convicto y decidido, Fidel formó generaciones con su ejemplo de grandeza de alma y firmeza de convicciones y dedicó su vida a la defensa de la soberanía popular y nacional de Cuba, de los pueblos amigos y de la humanidad, la descolonización y la promoción de la revolución, contra la militarización, la injerencia y las guerras, enfrentándose a la potencia más agresiva del planeta y los innumerables intentos de desestabilizar y destruir la Revolución, derrotando cientos de atentados contra su propia vida por parte de agentes estadounidenses. Así estas fuerzas se sacudieron por el poder de la Revolución para enfrentar el sistema de dominación, explotación, amenaza y terror, el imperialismo.

Con Fidel recordamos que “la paz ha sido el sueño dorado de la humanidad y el deseo de los pueblos en cada momento de la historia”, y que “luchar por la paz es el deber más sagrado de todo ser humano, cualquiera sea su religión o país de nacimiento, el color de su piel, su edad adulta o su juventud”.

Por eso estamos convencidos de que, juntos, los pueblos pueden derrotar al imperialismo y construir un mundo de cooperación y paz.

¡Viva la Juventud en el mundo, viva la solidaridad entre los pueblos y la Juventud cubana, que mantendrán vivos el camino de la humanidad, la Revolución fraterna, inspiración duradera!

Secretario Ejecutivo del CMP participa en Encuentro Juvenil Internacional “Ideas que son Banderas”

Atenas, 25 de noviembre. El Secretario Ejecutivo del Consejo Mundial de la Paz (CMP) Iraklis Tsavdaridis, intervino en el evento online “Ideas que son banderas”, organizado por la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, en la sesión de Europa.

El dirigente del CMP saludó la iniciativa oportuna de este evento y más en la situación actual de pandemia. Destacó el aporte del pueblo cubano en decenas de misiones internacionalistas en el mundo, donde médicos y personal de la salud dan su esfuerzo. Por esta labor, destacó, el CMP tuvo la iniciativa de registrar en el comité noruego la solicitud de otorgar el Premio Nobel de la Paz al contingente internacionalista cubano de la salud Henry Reeve, gesto simbólico para un pueblo señaló que envía médicos mientras que otros países envían tropas y bombas.

Agregó que el CMP siempre ha sido solidario con el pueblo de Cuba y la revolución cubana, que esta resistiendo el bloqueo inhumano de los EEUU, además de las acciones subversivas y sanciones contra la isla revolucionaria por más de 60 años. Rindió además homenaje al valeroso pueblo de Cuba que bajo el liderazgo del líder histórico de la revolución cubana Comandante Fidel Castro ha enfrentado con dignidad y sabiduría a decenas de administraciones estadounidenses.

Afirmó con seguridad que esto continuará con cualquier inquilino de la Casa Blanca mientras que los imperialistas continúen sus políticas contra la justa causa de Cuba.Resaltó que Cuba es un ejemplo para los pueblos el mundo, un referente para los pueblos que luchan por su soberanía y su liberación nacional, para los pobres y oprimidos.

Cuba siempre está dispuesta a extender su solidaridad a los pueblos, que lo necesitan. Enfatizó que Cuba se ha mantenido fiel a los ideales y valores humanos en un mundo dominado por el imperialismo con sus guerras y opresión. Explicó la situación de la pandemia y que el virus no hace distinciones entre países y pueblos, ni entre ricos y pobres, pero que los pobres son los más afectados en el mundo capitalista actual. Mencionó ejemplo de la situación en EEUU.

Resaltó la admiración hacia Cuba por la forma de manejar la pandemia a pesar de las dificultades.Comentó las acciones de los países y alianzas imperialistas en diversas partes del mundo explotando los recursos de los pueblos, mencionado el ejemplo de América Latina. Destacó las acciones de EEUU contra Cuba, Venezuela y Nicaragua. Resaltó la importancia estratégica, geopolítica, y económica de la región. Señaló los temores de EEUU a las fuerzas populares y por eso el despliegue de bases militares y uso de la fuerza. Además de que el bloqueo se hace cada vez más fuerte contra Cuba y Venezuela, para estrangular a los pueblos y llevarlos a protestar contra sus gobiernos.

Concluyó que durante los 70 años de la existencia del CMP nunca hubo dudas de que lado están, el enemigo de sus sueños y aspiraciones es el imperialismo, que puede parecer todopoderoso, pero no es invencible, que los pueblos no han dicho aun la última palabra, que siguen inspirados por la revolución cubana y sus logros por un mundo libre de guerras imperialistas y explotación hasta la victoria final.

Embacuba Grecia.

Tomado: https://www.facebook.com/diplocuba.cubagrecia/posts/505116550467131

Athens, November 25. The executive secretary of the World Peace Council (CMP) Iraklis Tsavdaridis, took part in the online event “Ideas that are flags”, organized by the Communist Youth of Cuba, in the Europe session.

The CMP leader welcomed the timely initiative of this event and more so in the current pandemic situation. He highlighted the contribution of the Cuban people in dozens of internationalist missions in the world, where doctors and health personnel give their effort. For this work, he stressed, the CMP had the initiative to register in the Norwegian committee the request to award the Nobel Peace Prize to the Cuban internationalist health contingent Henry Reeve, a symbolic gesture for a people who, he indicated, that send doctors while other countries send troops and bombs.

He added that the CMP has always been in solidarity with the Cuban people and the Cuban revolution, which is resisting the inhuman blockade of the United States, in addition to the subversive actions and sanctions against the revolutionary island for more than 60 years. He also paid tribute to the courageous people of Cuba who under the leadership of the historic leader of the Cuban Revolution Commander Fidel Castro have faced dozens of US administrations with dignity and wisdom.

He affirmed with certainty that this will continue with any tenant of the White House as long as the imperialists continue their policies against the just cause of Cuba.He stressed that Cuba is an example for the peoples of the world, a reference for the peoples who fight for their sovereignty and national liberation, for the poor and oppressed.

Cuba is always ready to extend its solidarity to the peoples, who need it. He emphasized that Cuba has remained faithful to human ideals and values in a world dominated by imperialism with its wars and oppression.He explained the situation of the pandemic and that the virus does not make distinctions between countries and peoples, or between rich and poor, but that the poor are the most affected in today’s capitalist world. He mentioned an example of the situation in the US.

He highlighted the admiration for Cuba for the way of handling the pandemic despite the difficulties.He commented on the actions of the countries and imperialist alliances in various parts of the world exploiting the resources of the peoples, mentioning the example of Latin America. He underlined the actions of the US against Cuba, Venezuela and Nicaragua. He highlighted the strategic, geopolitical, and economic importance of the region. He pointed out the fears of the United States to the popular forces and therefore the deployment of military bases and the use of force. In addition to making the blockade ever stronger against Cuba and Venezuela, to strangle the peoples and lead them to protest against their governments.

He concluded that during the 70 years of the existence of the CMP there were never doubts which side they are on, the enemy of their dreams and aspirations is imperialism, which may seem all-powerful, but it is not invincible, that the peoples have not yet said the last word, who continue to be inspired by the Cuban revolution and its achievements for a world free from imperialist wars and exploitation until final victory.

Embacuba Grecia

Taken from: https://www.facebook.com/diplocuba.cubagrecia/posts/505116550467131

Un hito en la lucha por la paz

En su artículo publicado en el Morning Star, Liz Payne, la Coordinadora Sindical de la Asamblea Británica por la Paz, se remonta a 70 años atrás cuando el Consejo Mundial por la Paz llegó a Sheffield – en contra de los mejores esfuerzos del Partido Laborista de Attlee.

*********

Hace setenta años, del 13 al 19 de noviembre de 1950, una inmensa conferencia internacional por la paz debió celebrarse en Sheffield con miles de delegados provenientes de todas partes del mundo.

Para su vergüenza eterna, el gobierno laborista de la época hizo todo cuanto estuvo en su poder para impedirlo.

Aún cuando logró acortar la reunión en Gran Bretaña, un evento de un día de duración tuvo lugar a pesar de todos los obstáculos que fueron puestos en su camino.

Esto se ha tornado legendario en el movimiento mundial por la paz, y lo que sigue es su singular historia.

La conferencia de Sheffield debió haber sido el segundo Congreso Mundial de los Partidarios de la Paz (WCPP), cuyo primer congreso había tenido lugar en París en abril de 1949, tan solo unos días después y en respuesta a la firma del imperialista Tratado del Atlántico Norte, considerado por los defensores de la paz a nivel mundial como el precursor de un ataque preventivo a la Unión Soviética dirigido por los Estados Unidos, una nueva guerra mundial y conflagración nuclear.

Desde sus inicios, el movimiento mundial por la paz estuvo sometido a intentos de sabotaje por parte de gobiernos alineados con los Estados Unidos.

En el período previo al congreso de 1949, funcionarios franceses negaron las visas a cientos de delegados de los países socialistas, esperando en vano detener el proceso.

El congreso de París creó el Comité Mundial de Partidarios de la Paz, y bajo sus auspicios pronto fueron creados comités por la paz en muchos países.

En cuestión de meses se iniciaron los planes para un segundo congreso mundial a fines de 1950. La urgencia de la causa de la paz fue reconocida por personas de todas partes.

Los Estados Unidos y sus aliados estuvieron en guerra en la península coreana desde junio de 1950 para frenar la formación de una república popular socialista unida.

Miles y miles de personas firmaron el Llamamiento de Estocolmo, lanzado en marzo de 1950 por el WCPP, exigiendo la proscripción de las armas atómicas y declarando que cualquier gobierno que fuese el primero en usarlas contra otro país estaría cometiendo un crimen contra la humanidad.

Sheffield fue escogido para ser sede del segundo WCPP al menos parcialmente, basado en el compromiso de sus ciudadanos con la paz, según fue evidenciado por la rápida recolecta de 50 000 firmas para el llamado del Comité por la Paz de Sheffield, instado por su presidente, el clérigo radical Alan Ecclestone, quien había asistido al congreso de París.

Los organizadores y pueblo de Sheffield hicieron preparativos meticulosos para recibir a sus visitantes.Ellos pensaron en todo para hacer que se sintieran acogidos, una hospitalidad maravillosamente generosa ofrecida por una ciudad asolada y devastada por la guerra, que sabía que el único futuro estaba en la paz.

Pero el gobierno laborista, cumpliendo órdenes de la clase dirigente británica y sus partidarios en los Estados Unidos, fue sumamente hostil.

En un debate en la Cámara de los Comunes el 19 de octubre fue hecho un llamado a prohibir que el congreso tuviera lugar en absoluto. Esto fue rechazado, ya que el ministro del Interior expresó preocupación de que ello podría empañar la reputación de Gran Bretaña en cuanto a la libertad de expresión.

Pero las acciones del gobierno laborista suscitaron la condena universal. Pravda describió al primer ministro Attlee como “principal gendarme de Washington.”

Fue retirado el consentimiento inicial de permitir 18 vuelos chárter para traer representantes de Europa oriental. A cientos de delegados les fueron denegadas las visas, y otros fueron obligados a regresar en la frontera, pero solo después que funcionarios habían determinado detalles de sus contactos con el movimiento por la paz en Gran Bretaña por razones de seguridad.

Aquellos a quienes se denegaron las visas incluían a muchas figuras de alto nivel. Pablo Picasso fue uno que lo logró, tras un intenso interrogatorio. Su experiencia le hizo prometer que jamás volvería a poner pie en Gran Bretaña.

A pesar de todo esto, una reunión apretada de un día fue celebrada en el Ayuntamiento de Sheffield, con multitudes en la calle que no podían entrar.

Picasso llegó en tren y fue recibido por una delegación que incluyó al miembro del Partido Comunista Bill Ronksley. Él contaba cómo el famoso artista y hombre de paz fue recibido con flores, pero después que se habían tomado las fotos, hubo que pedirle que las devolvieran para ser entregadas a otros invitados, pues el comité de recepción solo tenía un ramo.

Cuando se vio que todo el congreso no podría continuar celebrándose en Gran Bretaña, rápidamente se hicieron planes para transferir el evento completo a Varsovia.

Fue una hazaña fantástica dar solución al problema y la logística, y un triunfo para todo el movimiento por la paz, el hecho de que ya el 16 de noviembre el evento se había trasladado para Polonia, con miles de asistentes.

Para una persona que había tomado una decisión al instante de asistir a la reunión de Sheffield, era la vida que cambiaba. La bailarina y actriz secundaria de cine Tacchi-Morris estaba alojada en casa de unos amigos en Bradford cuando vio un anuncio de la reunión. Siendo conocida de Picasso, al ser invitada a acompañarle en la sala le preguntó por qué había tan pocas mujeres entre los delegados que iban a Varsovia. Él inmediatamente le pidió que ocupara su puesto. Lo que ella vio y escuchó allí, en la ciudad en ruinas, acerca del fascismo, la guerra y la ocupación, cambió su vida.

A su regreso, ella fundó la organización de paz internacional Mujeres por el Desarme Mundial (WFWD), en la cual jugó un papel destacado durante las cuatro décadas y media que siguieron.

En Varsovia, el Congreso Mundial de Partidarios de la Paz recibió el nuevo nombre de Consejo Mundial por la Paz.

El físico y activista francés Fréderic Joliot-Curie, a quien se le denegó la visa de Gran Bretaña para asistir a la reunión de Sheffield, fue su primer presidente (1950-58).

La segunda persona en ocupar ese cargo (1959-65) fue el científico y socialista británico JD Bernal, cuyo invaluable Archivo de la Paz se encuentra en la Biblioteca Memorial Marx.

Setenta años después, los pueblos del mundo se enfrentan a la proliferación de la agresión imperialista liderada por Estados Unidos, con la expansión de arsenales de armas de destrucción masiva, una nueva guerra fría y devastadoras guerras tradicionales, mientras las potencias más reaccionarias del planeta luchan por mantener su control menguante de los recursos, la mano de obra y los mercados del mundo. Sabemos que la paz y el socialismo son las únicas soluciones para la humanidad, y debemos llevar adelante urgentemente la lucha internacional para hacerlas realidad.

Al hacerlo, continuaremos siendo movidos por el espíritu y determinación de Sheffield en 1950 y por la lucha de principios del Consejo Mundial de la Paz y todas sus organizaciones miembro, conjuntamente con los movimientos de masas por la paz en cada país. Y estaremos inspirados en las palomas de la paz y la libertad dibujadas por Picasso durante su visita, y por el dibujo de las Alas de la Paz que hizo en la pared del apartamento de su amigo Bernal en Londres a mediados de noviembre de 1950, el cual cuelga ahora en la sede londinense de la Fundación Wellcome.

Liz Payne

Coordinadora Sindical

Asamblea Británica por la Paz

Tomado de: https://morningstaronline.co.uk/article/f/landmark-struggle-peace

A landmark in the struggle for peace

In her article published in Morning Star, Liz Payne, the Convener of the British Peace Assembly, looks back 70 years to when the World Peace Council came to Sheffield – against the best efforts of Attlee’s Labour Party.

*********

Seventy years ago, from November 13 to 19 1950, a huge international peace conference was to have taken place in Sheffield, with thousands of delegates attending from across the world.

To its eternal shame, the Labour government of the day did everything in its power to stop it.

But, while it may have succeeded in foreshortening the meeting in Britain, a one-day event was held, despite every obstacle placed in its way.

This has become legendary in the world peace movement and what follows is its remarkable story.

The Sheffield conference was to have been the second World Congress of the Partisans of Peace (WCPP), whose first congress had been held in Paris in April 1949 just days after, and in response to, the signing of the imperialist North Atlantic Treaty — viewed by peace campaigners worldwide as the precursor to a US-led pre-emptive attack on the Soviet Union, a new world war and nuclear conflagration.

From its inception, the world movement for peace was subjected to attempted sabotage by governments lined up with the US.

In the run-up to the 1949 congress, French officials refused visas to hundreds of delegates from the socialist countries, hoping vainly to halt proceedings.

The Paris congress set up the World Committee of Partisans for Peace and peace committees under its auspices were soon established in many countries.

Within months, plans were under way for a second world congress in late 1950. The urgency of the cause of peace was recognised by people everywhere.

The US and its allies were at war on the Korean peninsula from June 1950 to halt the formation of a united socialist people’s republic.

Thousands upon thousands were signing the Stockholm Appeal launched in March 1950 by the WCPP demanding the outlawing of atomic weapons and pronouncing that any government first using such against another country would be committing a crime against humanity.

Sheffield was chosen to host the second WCPP at least partly on the basis of its citizens’ commitment to peace, as evidenced by the swift gathering of 50,000 signatures for the appeal by the Sheffield Peace Committee, urged on by its chair, the radical cleric Alan Ecclestone, who had attended the Paris congress.

The organisers and people of Sheffield made meticulous preparations to host their visitors.

They thought of everything to make them welcome, a wonderfully generous hospitality offered by a war-ravaged and devastated city, which knew that the only future lay in peace.

But the Labour government, at the bidding of the British Establishment and its US backers, was extremely hostile.

At a debate in the Commons on October 19, a call was made to ban the congress from taking place altogether.

This was rejected as the home secretary expressed concern it might tarnish Britain’s reputation for free speech.

But the Labour government’s actions drew worldwide condemnation. Pravda described prime minister Clement Attlee as “Washington’s chief gendarme.”

Initial consent to allow 18 charter flights to bring representatives from eastern Europe was withdrawn.

Hundreds of delegates were refused visas and others were turned away at the border — but only after officials had ascertained details of their peace movement contacts in Britain for security purposes.

Those refused visas included many high-profile figures. Pablo Picasso was one who made it through, after intense questioning.

His experience made him vow that he would never set foot in Britain again.

Despite all of this, a packed one-day meeting was held in Sheffield City Hall with crowds outside unable to get in.

Picasso arrived by train to be greeted by a delegation including Communist Party member Bill Ronksley.

He used to tell how flowers were presented to the famous artist and man of peace but, after the photos were taken, the welcome party had then to ask for them back to give to other conference arrivals: the welcome party had only one bunch.

As it became clear that the full congress could not go ahead in Britain, plans were quickly drawn up to transfer the whole event to Warsaw.

It was a fantastic feat of problem-solving and logistics and a triumph for the whole peace movement that by November 16 the event was reconvened in Poland with thousands present.

For one person who made a spur-of-the-moment decision to attend the Sheffield meeting, it was life changing.

Dancer and minor movie star Kathleen Tacchi-Morris was staying in Bradford with friends, when she saw an advert for the meeting.

Being acquainted with Picasso, and invited to join him in the hall, she questioned why there were so few women among the delegates going on to Warsaw.

Immediately, he asked her to take his place. What she saw and heard there, in the ruined city, of fascism, war and occupation changed her life.

On her return, she founded Women for World Disarmament (WFWD), an international peace organisation in which she played a leading role for the next four-and-a-half decades.

In Warsaw, the World Congress of Partisans for Peace was renamed the World Peace Council.

French physicist and activist Frederic Joliet-Curie, denied an entry visa to Britain for the Sheffield meeting, became its first president (1950-58).

The second person to hold that office (1959-65) was the British scientist and socialist JD Bernal, whose invaluable Peace Archive is housed in the Marx Memorial Library.

Seventy years on and the peoples of the world are faced with proliferation of US-led imperialist aggression, burgeoning arsenals of weapons of mass destruction, a new cold war and devastating new hot ones, as the most reactionary powers on the planet fight to maintain their waning control of the resources, labour and markets of the world.

We know that peace and socialism are the only solutions for humanity, and we must urgently build the international struggle to make them a reality.

As we do so, we will continue to be driven by the spirit and determination of Sheffield 1950 and by the principled struggle of the World Peace Council and all its constituent member organisations, together with the mass movements for peace in every country.

And we will be inspired by the doves of peace and freedom, sketched by Picasso during his visit, and the Wings of Peace crayon drawing he made across the wall of his friend Bernal’s London flat in mid-November 1950, and which now hangs in the London headquarters of the Wellcome Foundation.

Liz Payne

Convener
British Peace Assembly

https://morningstaronline.co.uk/article/f/landmark-struggle-peace

ENCUENTRO JUVENIL INTERNACIONAL “IDEAS QUE SON BANDERAS”

Tomado: http://www.ujc.cu/es/forum/convocatoria

La juventud cubana convoca al homenaje a Fidel con la celebración del Encuentro Juvenil Internacional Online, “Ideas que son Banderas”, del 24 al 26 de noviembre de 2020, bajo la consigna: “Unidad para la solidaridad, el antimperialismo y antineoliberalismo: acción de transformación necesaria en tiempos de Covid”. Estamos invitando a líderes juveniles y destacadas personalidades del mundo.

La humanidad vive una crisis multidimensional sin precedentes, agravada por el demoledor impacto de la Covid-19, que ha rebasado el ámbito sanitario. Millones de personas se han contagiado con la enfermedad y cientos de miles han fallecido, demostrando el desastre del sistema capitalista con sus políticas neoliberales, profundizando las desigualdades y el desprecio a la vida.

La paz está amenazada, las guerras y los conflictos destruyen pueblos y civilizaciones; la agresión al medio ambiente y el cambio climático hacen casi irreversible la degradación de la vida sobre la tierra; los bloqueos y medidas coercitivas unilaterales, las violaciones a los derechos humanos, de género e internacional, el desempleo, la falta de acceso a la educación y a los servicios de salud, incrementan las injusticias sociales y la pobreza; impactando fundamentalmente en niños, adolescentes y jóvenes, bombardeados por una  guerra cultural, subversiva y mediática, para borrar la historia y enajenarlos de los problemas acuciantes de la sociedad.

Debemos analizar y plantearnos propuestas de acciones que contribuyan a enfrentar y buscar salidas a estos complejos desafíos, recuperarnos y lograr el desarrollo económico y bienestar social para nuestros pueblos, levantando las banderas de la unidad en la diversidad defendiendo las ideas antiimperialistas y antineoliberales como táctica y estrategia para alcanzar la victoria. 

Debatiremos en un Foro Central acerca del pensamiento de Fidel, vigente y necesario en estos tiempos, y conmemoraremos con una velada cultural el cuarto aniversario de su desaparición física. También celebraremos un Foro Especial sobre la paz; y Encuentros por regiones para intercambiar sobre nuestras realidades en defensa y solidaridad con las causas justas de los pueblos, y promover la cooperación que garantice poner al alcance de todos medicamentos y vacunas para salvar vidas contra la pandemia. En la sesión de clausura se dará lectura a un pronunciamiento por la unidad de los jóvenes del mundo, con sus luchas y reivindicaciones, y de solidaridad con Cuba. Se realizará un concierto internacional juvenil online.

Participa a través de las etiquetas comunicativas:

#IdeasQueSonBanderas; #FidelPorSiempre; #JóvenesDeIzquierda; en el sitio web www.ujc.cu ; y desde las redes sociales de internet @UJCuba.

Daremos continuidad al Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, a un año de su realización en La Habana.

El Encuentro estará protagonizado por las nuevas generaciones de luchadores, que representan la continuidad en la defensa de las ideas progresistas por un mundo mejor. Nos acompañarán personalidades de todas las regiones que constituyen referentes para la juventud mundial.

Nos proponemos compartir juntos un espacio de articulación de la unidad antiimperialista y de solidaridad. Nos declaramos fieles seguidores de las generaciones históricas, nos une el legado de los próceres de la independencia y los héroes y mártires que han señalado el camino. 

El movimiento juvenil y estudiantil cubano, junto a las organizaciones de masas y sociales invitamos a convertir este Encuentro en un llamado a la lucha de las juventudes unidas del mundo contra el imperialismo. ¡Lucharemos, viviremos y venceremos!

¡Hasta la Victoria Siempre!

ANNOUNCEMENT INTERNATIONAL YOUTH MEETINGIDEAS WHICH ARE FLAGS

Cuban youth announces the tribute to Fidel by holding the Online International Youth Meeting “Ideas which are Flags” from 24 to 26 November, 2020, under the slogan of “Unity for solidarity, anti-imperialism and anti-neoliberalism: transformations necessary in this time of Covid”. We are inviting youth leaders and outstanding personalities from around the world

Humankind is experiencing an unprecedented multi-dimensional crisis that is aggravated by the devastating impact of Covid-19, an impact which has gone beyond the sphere of health. Millions of people have been infected with the disease and hundreds of thousands of people have died, demonstrating the disaster of the capitalist system´s neoliberal policies which aggravate inequalities and the contempt for life.

Peace is threatened, wars and conflicts destroy peoples and civilizations; aggressive actions against the environment and climate change make the degradation of life on earth practically irreversible; blockades and unilateral coercive measures, violations of human, gender, and international rights, unemployment, and the lack of access to education and health services increase social injustice and poverty; this impacts mainly on children, adolescents and young people who are bombarded by a subversive cultural media war aiming to erase history and alienate them from the pressing problems of society.

We must analyze and propose actions to contribute facing and seeking solutions to these complex challenges, for us to be able to recover and attain economic development and social welfare for our peoples, raising the flags of unity in diversity, defending anti-imperialist and anti-neoliberal ideas as tactics and strategies to achieve victory. 

We will debate in a key-note forum on Fidel´s thinking which is valid and necessary in these times, and we will hold a cultural evening in commemoration of his passing.  We will also hold a special forum on peace and convene encounters by region to share our realities in defense of and in solidarity with the just causes of the peoples, and to promote cooperation ensuring the availability of medicines and vaccines for all in order to save lives in this pandemic. The closing session will issue a statement promoting the unity of the youth of the world, with their struggles and demands, and in solidarity with Cuba.  There will be on online international youth concert.

Participate using the following communication labels:

#IdeasWhishAreFlags; #FidelForever; #YoungLeftists; on the website; www.ujc.cu; and also from the @UJCuba social networks.

One year after taking place in Havana, we will continue with the Anti-Imperialist Solidarity Encounter, for Democracy and against Neoliberalism.

The encounter will be led by the new generations of militants who represent the continuity of action in the defense of progressive ideas for a better world. We will be joined by personalities from all regions who personify references for the young people of the world.

We propose to get together to coordinate anti-imperialist unity and solidarity. We declare ourselves to be the faithful followers of the historic generations; we are united by the legacies of our forefathers of independence and of the heroes and martyrs who have shown us the path. 

The Cuban youth and student movement, along with mass and social organizations, invites you to make this encounter a call for the struggle of the united youth of the world against imperialism. We shall fight, we shall live and we shall overcome!

Onward to victory, forever!

ENCONTRO JUVENIL INTERNACIONAL “IDEIAS QUE SÃO BANDEIRAS”

A juventude cubana convoca à homenagem a Fidel com a celebração do Encontro Juvenil Internacional on-line, “Ideias que são Bandeiras”, de 24 a 26 de novembro de 2020, sob o lema: “Unidade para a solidariedade, o antiimperialismo e anti-neoliberalismo: ação de transformação necessária em tempos de Covid”. Estamos convidando líderes juvenis e personalidades destacadas do mundo.

A humanidade vive uma crise multidimensional sem precedentes, agravada pelo demolidor impacto da Covid-19, que tem ultrapassado o âmbito sanitário. Milhões de pessoas se contagiaram com a doença e centenas de milhares faleceram, demonstrando o desastre do sistema capitalista com suas políticas neoliberais, aprofundando as desigualdades e o desprezo pela vida.

A paz fica ameaçada, as guerras e os conflitos destroem povos e civilizações; a agressão ao meio ambiente e a mudança climática tornam quase irreversível a degradação da vida sobre a terra; os bloqueios e medidas coercitivas unilaterais, as violações a aos direitos humanos, de gênero e internacional, o desemprego, a falta de acesso à educação e aos serviços de saúde, incrementam as injustiças sociais e a pobreza; impactando fundamentalmente em crianças, adolescentes e jovens, bombardeados por uma  guerra cultural, subversiva e mediática, para apagar a história e aliená-los dos prementes problemas da sociedade.

Devemos analisar e colocar-nos propostas de ações que contribuam a encarar e procurar saídas a esses complexos desafios, recuperar-nos e atingir o desenvolvimento económico e bem-estar social para nossos povos, levantando as bandeiras da unidade na diversidade, defendendo as ideias antiimperialistas e anti-neoliberais como tática e estratégia para alcançar a vitória. 

Debateremos em um Foro Central relativamente ao pensamento de Fidel, vigente e necessário nestes tempos, e comemoraremos com uma velada cultural o quarto aniversário do seu desaparecimento físico. Também celebraremos um Foro Especial sobre a paz; e Encontros por regiões para intercambiar sobre nossas realidades em defesa e solidariedade com as causas justas dos povos, e promover a cooperação que garanta colocar ao alcance de todos medicamentos e vacinas para salvar vidas contra a pandemia. Na sessão de encerramento será lido um pronunciamento pela unidade dos jovens do mundo, com suas lutas e reivindicações, e de solidariedade com Cuba. Será feito um concerto internacional juvenil on-line.

Participa através das etiquetas comunicativas:

#IdeasQueSonBanderas; #FidelPorSiempre; #JóvenesDeIzquierda; no site web www.ujc.cu ; e desde as redes sociais de internet @UJCuba.

Daremos continuidade ao Encontro Antiimperialista de Solidariedade, pela Democracia e contra o Neoliberalismo, a um ano de sua realização em Havana.

O Encontro estará protagonizado pelas novas gerações de combatentes, que representam a continuidade na defesa das ideias progressistas por um mundo melhor. Nos acompanharão personalidades de todas as regiões que constituem referentes para a juventude mundial.

É nosso propósito partilhar juntos um espaço de articulação da unidade antiimperialista e de solidariedade. Declaramo-nos fieis continuadores das gerações históricas, junta-nos o legado dos próceres da independência e dos heróis e mártires que têm assinalado o caminho. 

O movimento juvenil e estudantil cubano, junto das organizações populares e sociais convidamos para tornar este Encontro em um apelo à luta das juventudes unidas do mundo contra o imperialismo. Lutaremos, viveremos e venceremos!

Até a Vitória Sempre!

RENCONTRE INTERNATIONALE DE LA JEUNESSE « DES IDÉES COMME DES DRAPEAUX »

La jeunesse cubaine appelle à rendre hommage à Fidel en convoquant la Rencontre internationale de la jeunesse « Des Idées comme des drapeaux », qui se déroulera en ligne du 24 au 26 novembre 2020, avec comme mot d’ordre : « Unité en vue de la solidarité, de l’anti-impérialisme et de l’anti-néolibéralisme : action transformatrice nécessaire en temps de Covid-19 ». Elle y invite des dirigeants de jeunes et des personnalités éminentes du monde.

La paix est menacée ; les guerres et les conflits détruisent des peuples et des civilisations ; l’agression à l’environnement et les changements climatiques dégradent la vie sur la terre au point de la rendre irréversible ; les blocus et les mesures coercitives unilatérales, les violation des droits de l’homme, les violations pour des motifs de sexe et les violations du droit international, le chômage, le manque d’accès à l’éducation et aux services de santé, aggravent les injustices sociales et la pauvreté, frappant fondamentalement les enfants, les adolescents et les jeunes, bombardés par une guerre culturelle subversive et médiatique qui vise à oblitérer l’histoire et à les aliéner des problèmes brûlants de la société.

Nous devons analyser et nous proposer des actions qui contribuent à relever ces défis complexes, à leur trouver des solutions, à nous récupérer et à obtenir le développement et le bien-être social au profit de nos peuples, en arborant les drapeaux de l’unité dans la diversité, en défendant les idées anti-impérialiste et anti-néolibérales en tant que stratégie et tactiques pour remporter la victoire.

Nous débattrons dans le cadre d’un Forum central de la pensée de Fidel, si actuelle et si nécessaire en ces temps, et nous commémorons par une veillée le quatrième anniversaire de sa disparition physique.

Nous tiendrons un Forum central sur la paix, et des Espaces régionaux d’échange sur ces réalités en défense et solidarité avec les causes justes des peuples, pour promouvoir la coopération qui permette de mettre à la portée de tous des médicaments et des vaccins pour sauver des vies face à la pandémie. A la séance de clôture, nous lirons une Déclaration pour l’unité des jeunes du monde, avec leurs luttes et leurs réclamations, et de solidarité avec Cuba. Nous réaliserons un concert international de jeunes en ligne.

Participez à travers les étiquettes de communication : #IdeasQueSonBanderas; #FidelPorSiempre; #JóvenesDeIzquierda; sur le site web  www.ujc.cu ; et depuis les réseaux sociaux Internet @UJCuba.

Nous donnerons suite à la Rencontre anti-impérialiste de solidarité, pour la démocratie et contre le néolibéralisme, tenue voilà un an à La Havane.

Les protagonistes de la Rencontre seront les nouvelles générations de militants qui représentent la continuité dans la défense des idées progressistes pour un monde meilleur. Nous serons accompagnés par des personnalité de toutes les régions qui constituent des référents pour la jeunesse mondiale.

Nous nous proposons de partager ensemble un espace d’articulation de l’unité anti-impérialiste et de solidarité. Nous nous déclarons fidèles continuateurs des générations historiques ; l’héritage des grands hommes de l’indépendance et des héros et martyrs qui ont frayé le chemin, nous unit.

Le mouvement des jeunes et étudiants cubain, de pair avec les organisations de masse et les organisations sociales, invitent à transformer cette Rencontre en un appel à lutte des jeunesses unies du monde contre l’impérialisme.

Nous lutterons, nous vivrons et nous vaincrons !

Jusqu’à la victoire à jamais !

Felicitación al Partido Comunista de Filipinas PKP-130

En ocasión de celebrarse el 90 aniversario de la fundación del Partido Comunista de Filipinas PKP-1930, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos transmitió sus más sinceras felicitaciones a la máxima dirección del Partido y al pueblo filipino.

Se aprovechó la oportunidad para reconocer y agradecer la solidaridad del Partido Comunista de Filipinas PKP-1930 hacia Cuba, así como al Consejo Filipino de Paz y Solidaridad (PPSC) por la movilización de los filipinos para defender la paz y las causas justas del mundo.

Fueron resaltados los fuertes lazos de cooperación y hermanad entre ambos pueblos, y el compromiso de continuar fortaleciendo las relaciones de amistad y paz que las han caracterizado.

 Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

On the occasion of celebrating the 90th anniversary of the foundation of the Communist Party of the Philippines PKP-1930, the Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples sent the most sincere congratulations to the top leadership of the Party and to the Philippine people.

The opportunity was taken to acknowledge and thank the Communist Party of the Philippines PKP-1930 for the solidarity towards Cuba, and the Philippine Council for Peace and Solidarity for the mobilization of the Philippines to defend peace and the just causes in the world.

The strong ties of cooperation and brotherhood between the two peoples were highlighted, as well as the commitment to continue strengthening the relations of friendship and peace that have characterized them.

Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples

Revista Especial Paz y Soberanía

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MOVPAZ) le entrega el número especial de la revista Paz y Soberanía: La pandemia de la COVID-19 y las amenazas a la paz. En esta publicación se recogen algunas de las intervenciones realizadas en el Encuentro Virtual de la región de las Américas- Caribe del Consejo Mundial de la Paz.

The Cuban Movement for Peace and the Sovereignty of the Peoples (MOVPAZ) gives you the special edition of the magazine Paz y Soberanía: The COVID-19 pandemic and threats to peace. This publication includes some of the interventions made at the Virtual Meeting of the Americas-Caribbean region of the World Peace Council.

Importante victoria para las fuerzas de la paz

El Consejo Portugués para la Paz y la Cooperación (CPPC) saluda la ratificación por 50 estados del Tratado de Prohibición de armas nucleares, que de esta manera entrará en vigor en un plazo de 90 días: esto significa que durante el primer mes de 2021 , las armas nucleares serán ilegales a la luz del Derecho internacional.

Esto es una victoria significativa de los que, en todo el mundo y también en Portugal, han luchado durante décadas por la prohibición de este tipo de armamento. Al mismo tiempo que aumenta la presión sobre los demás estados para que, con su plena integración en el tratado, contribuyan a un mundo libre de armas nucleares.

El Tratado de Prohibición de armas nucleares fue lanzado en julio de 2017 por los 122 Estados participantes en una conferencia de las Naciones Unidas con el objetivo de negociar un instrumento legalmente vinculante para la prohibición de armas nucleares que conduzca a su total eliminación: Con la ratificación de Honduras, el pasado 24, se alcanzó la marca necesaria para la entrada en vigor del Tratado.

Hay que señalar que ninguno de los países que tienen armas nucleares se ha adherido al tratado, así como ninguno de los miembros de la OTAN. De la Unión Europea, sólo lo hicieron Irlanda y Austria, que no forman parte de la OTAN.

El CPPC, que tiene en curso una campaña para que también Portugal se unan al Tratado de Prohibición de Armas Nucleares https://tinyurl.com/fimarmasnucleares, advierte de que la entrada en vigor del Tratado no resuelve por sí sola ninguno de los problemas planteados por la existencia de numerosos y poderosos arsenales nucleares: la retirada de los Estados Unidos de América de varios acuerdos internacionales que promueven la distensión y el desarme y la retórica agresiva que cada vez más marca las relaciones internacionales son aspectos destacados y graves de la situación internacional. Una vez en vigor, el Tratado dejará fuera de la legalidad internacional a todos los que persisten en el mantenimiento, y sobre todo en el fortalecimiento, de sus arsenales nucleares, una clara victoria para las fuerzas del progreso y de la paz.

¿Cuántas hay y quién las tiene?

Nueve países tienen actualmente armas nucleares: Estados Unidos de América, Federación Rusa, Reino Unido, Francia y República Popular China (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas), más Israel, India, Pakistán y República Popular Democrática de Corea. Otros cinco países-Bélgica, Alemania, Italia, Holanda y Turquía-acogen formalmente armas nucleares de EE. UU. en su territorio. Decenas de otros, como Portugal, pertenecen a alianzas militares con capacidad y ′′ vocación ′′ nuclear, como la OTAN.

Actualmente existen alrededor de 15 ojivas nucleares en el mundo (datos de la Federación de Científicos Americanos), 1800 de las cuales están listas para ser movilizadas inmediatamente. Del total, alrededor de 14 mil se dividen entre EE. UU. y Rusia y el resto están en manos del Reino Unido (215), Francia (300), China (270), India (110-120), Pakistán (120-130), Israel (80) y República Popular Democrática de Corea (menos de 10).

EE. UU que tienen armas nucleares en bases militares y comisarías navales esparcidas por todo el planeta, gastan más en sus armas nucleares que los otros ocho países juntos. También admiten la posibilidad de un ataque preventivo nuclear, incluso contra países no nucleares.

Qué consecuencias tendría una guerra nuclear?Las bombas lanzadas por EE. UU. sobre las ciudades japonesas de Hiroxima y Nagasáqui, los días 6 y 9 de agosto de 1945, provocaron la muerte inmediata a decenas de miles de personas y la muerte lenta de otras tantas. Los efectos de estos crímenes permanecen hoy, décadas pasadas, en los efectos dramáticos de la radiación en el aumento de la incidencia de enfermedades de cáncer y deficiencias físicas.

Una explosión nuclear conduce a la muerte inmediata de todos los que se encuentren en un radio de varios kilómetros de la zona de impacto, generando temperaturas de varios miles de grados celsius y vientos con velocidades superiores a 1000 kilómetros por hora. El resultado es la formación de tormentas de fuego de enorme poder destructivo.

Una guerra nuclear, que en la actualidad nunca se encontraría en un solo país o región, tendría efectos duraderos sobre el medio ambiente, lo que conduciría a cambios meteorológicos mundiales catastróficos que persistirían durante varios años. Más allá de la acción destructiva directa de las explosiones y los efectos prolongados de la radiación, el llamado invierno nuclear reduciría la duración o eliminaría incluso los períodos fértiles de crecimiento de las plantas durante años, llevando a la mayoría de los seres humanos y otras especies animales a sucumbirse al hambre.

Por la dimensión y potencia de los actuales arsenales nucleares, una guerra atómica no se limitaría a repetir el horror de Hiroxima y Nagasáqui, sino que lo multiplicaría por mucho, poniendo en peligro la propia supervivencia de la humanidad.

La abolición de las armas nucleares es una causa actual y urgente!

Países que han ratificado el tratado de prohibición de armas nuclearesSudáfrica, Antigua y Barbuda, Austria, Bangladesh, Belice, Bolivia, Botswana, Kazajstán, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Fiji, Gambia, Guyana, Honduras, Islas Cook, Irlanda, Jamaica, Laos, Lesoto Malasia, Maldivas, Malta, México, Namibia, Nauru, Nueva Zelanda, Nicaragua, Nigeria, Niue, Palau, Palestina, Panamá, Paraguay, Quiribati, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, Santa Sede (Vaticano), San Marino, San Marino, San Vicente y Granadinas, Samoa, Tailandia, Trinidad y Tobago, Tuvalu, Uruguay, Vanuatu, Venezuela y Vietnam.

Muchos otros estados, habiendo suscrito el Tratado, hasta ahora no han depositado los instrumentos necesarios para su ratificación.

Tomado de la página de Facebook Conselho Português para a Paz e Cooperação

Encuentro Virtual de las Américas-Caribe

El pasado 14 de octubre tuvo lugar el Encuentro Virtual de las Américas y el Caribe del Consejo Mundial de la Paz (CMP), convocado por el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, el cual estuvo presidido por Socorro Gomes, presidenta del CMP y su Secretario Ejecutivo Iraklis Tsavdaridis.

En su intervención, Socorro Gomes resaltó la importancia de: “que nos mantengamos activos, en colaboración estrecha entre las asociaciones y comités del continente y las de los otros continentes, contribuyendo con la lucha de la que el Consejo Mundial de la Paz es parte”. 

En su intervención, Silvio Platero, presidente del MOVPAZ denunció el recrudecido bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos con la secuela de sanciones que pretenden ahogar el desarrollo económico de Cuba y “(…) la aplicación de la Doctrina Monroe a través de un incrementado intervencionismo en los asuntos internos de la mayoría de las naciones del área, con especial énfasis contra la Republica Bolivariana de Venezuela, para lo cual no escatima recursos políticos, financieros y comerciales ni chantajes para tratar de revertir el proceso revolucionario democrático y participativo de esa hermana nación.

Aprovechó la ocasión para “agradecer el reclamo mundial para que le sea otorgado el Premio Nobel de la Paz al contingente Internacionalista Henry Reeve y, muy especialmente, al Consejo Mundial de la Paz por abrazar esta iniciativa.

Los países asistentes fueron: Argentina, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Cuba, Estados Unidos, Grecia, Jamaica, México, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela.

LAS MUJERES EN LOS PROCESOS DE PAZ EN EL MUNDO. PENSAMIENTO Y PRÁCTICAS

CONVOCATORIA AL ENCUENTRO VIRTUAL DE OCTUBRE 2020

A los Movimientos de Paz y Personalidades amantes de la Paz del Continente Americano:
La pandemia de la COVID 19 que estremece al mundo genera impactos muy
negativos de índole político, económico y social a nivel global con imprevisibles consecuencias para toda la humanidad y para el orden internacional vigente en la actualidad.
La indetenible proliferación del virus a escala planetaria, con su lamentable acompañamiento de muertes, no ha frenado la agresividad imperialista sino que, por el contrario, se empeña en manipular a su favor los adversos efectos de la pandemia para lograr sus propósitos de dominación política, económica y militar del escenario mundial.
En tal contexto, los grupos ultraconservadores que hoy predominan en el control político y gubernamental de los Estados Unidos, arrecian sus acciones para lograr la hegemonía global yanqui e intensifican su injerencia en las más diversas regiones y territorios del mundo, lo cual genera una muy seria amenaza a la paz.
En particular, en nuestra región americana y caribeña, Washington recrudece su accionar en contra de los procesos gubernamentales y políticos progresistas y acude impúdicamente a todas las formas de amenazas tanto internas como externas para revertir los mismos. Lo demuestran sus obsesivos empeños por destruir a las revoluciones de Cuba, Venezuela y Nicaragua, así como sus acciones en contra de líderes como Lula da Silva, Correa y Evo Morales, entre otros.
Ante esta realidad, se hace más necesario que nunca la movilización de los movimientos y personalidades amantes de la paz y, en particular, de nuestra región para denunciar y frenar este recrudecimiento oportunista del imperialismo estadounidense y sus lacayos en medio de la batalla que libra la humanidad contra la pandemia.
Es por ello que, con el propósito de fortalecer y coordinar el trabajo de los
movimientos de paz de nuestro Continente, los convocamos a participar en elencuentro virtual de las organizaciones de paz adscritas al CMP de la región Américas-Caribe, para el que proponemos el día 14 de octubre 2020, comenzando a las 10:00 am (hora de Cuba).
El tema central que proponemos es: “La pandemia de la COVID 19 y las amenazas a la Paz”.
La plataforma a utilizar será Jitsi.meet, una de las pocas a las que se tiene acceso desde Cuba a causa del bloqueo impuesto al país.

Agradecemos sus opiniones y confirmaciones al Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MOVPAZ) por las direcciones e-mail:
cubaporlapaz@gmail.com y presidente@movpaz.cu


Fraternalmente,

Silvio Platero Yrola
Presidente MOVPAZ
Coordinador Regional Américas-Caribe

Agradecemos sus opiniones y confirmaciones al Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MOVPAZ) por las direcciones e-mail:
cubaporlapaz@gmail.com y presidente@movpaz.cu


Fraternalmente,
Silvio Platero Yrola
Presidente MOVPAZ
Coordinador Regional Américas-Caribe

Declaración del CMP sobre la reciente escalada de tensiones entre Azerbaiyán y Armenia

El Consejo Mundial de la Paz (CMP) expresa su profunda preocupación por la reciente escalada de las tensiones entre Azerbaiyán y Armenia acerca de disputas fronterizas en la región de Nagorni-Karabaj, las cuales han resultado en bajas de ambas partes, incluyendo a civiles. Este conflicto, que tuvo su origen hace más de treinta (30) años, es un asunto complejo en el cual diversas potencias regionales y globales están involucradas indirectamente.
El CMP denuncia y condena toda intervención extranjera, bien sea para provocar y escalar la tensión o de participación directa o indirecta en el conflicto propiamente dicho, y exige el fin de las acciones emprendidas por ciertas fuerzas hasta ahora. No es un secreto que el área específica y la región más amplia son de interés geo-estratégico para países poderosos y para el control de recursos energéticos y carreteras, como se observa en el Medio Oriente, el norte de África y el Mar Mediterráneo oriental.
El CMP está consciente de la completa historia del territorio en disputa, y está preocupado por las serias consecuencias que tiene el estallido de un onflicto entre los dos países para sus pueblos y para los pueblos de la ya perturbada región. Reconociendo la posibilidad muy real de que tal conflicto se convierta en una guerra de mucha mayor proporción, el CMP aboga por:

Un cese al fuego inmediato y el fin de todas las hostilidades.
Un retorno al diálogo entre las partes involucradas, en busca de una solución política y negociada al conflicto.
La activa movilización de fuer7zas de la paz en los dos países y más ampliamente en la región, para prevenir el surgimiento de una histeria belicista y promover la posibilidad de una solución pacífica.

El CMP considera que lo anterior es la única fórmula hacia adelante en interés de los pueblos de Azerbaiyán y Armenia, en contra de los planes imperialistas y a favor de la paz en la región.

El Secretariado del CMP
Atenas, 28 de septiembre de 2020

Statement of the WPC about the recent escalation of tensions between Azerbaijan and Armenia
The World Peace Council (WPC) expresses its deep concern about the recent escalation of the tensions between Azerbaijan and Armenia over border disputes in the region of Nagorno-Karabakh, which have resulted in casualties on both sides, including civilians. This conflict which has its origin more than thirty (30) years back is a complicated matter in which various regional and global powers are indirectly involved.
The WPC denounces and condemns all foreign intervention, whether this be of provoking and escalating tension or of direct or indirect participation in the conflict itself and demands the end of the actions taken by certain forces so far. It is not a secret that the specific area and the broader region are of geostrategical interest for powerful countries and the control of energy resources and roads as it is been observed in the Middle East, North Africa and the Eastern Mediterranean Sea.
The WPC is aware of the complex history of the disputed territory and is concerned with the serious consequences that the outbreak of a conflict between the two countries has – for its peoples and for the peoples of the already troubled region. Recognizing the very real possibility of such a conflict escalating into a war of much greater proportion, the WPC calls for: * An immediate ceasefire and end of all hostilities.
A return to dialogue between the parties concerned, to search for a political and negotiated resolution to the conflict.
The active mobilization of peace forces in the two countries and wider region to prevent war hysteria taking hold and promote the possibility of a peaceful solution.
The WPC believes that the above is the only way forward in the interests of the people of Azerbaijan and Armenia against the imperialist plans and for peace in the region.
The Secretariat of WPC

Athens, 28th September 2020

NIELS BOHR CONTRA LA CARRERA DE LAS ARMAS NUCLEARES

Por: José Altshuler, fundador y miembro del Secretariado del MOVPAZ

A principios del mes de octubre de 1943, un avión cazabombardero pintado de negro y sin marcas de identificación aterrizó en una disimulada base aérea británica próxima a Edimburgo. De inmediato salieron a su encuentro sobre la pista una ambulancia y otro vehículo. No tardó en abrirse el compartimento de bombas del aparato y extraerse de él su única carga: un hombre cejudo de cerca de sesenta años, exánime por la falta de oxígeno a que había estado sometido durante el vuelo.

Para el piloto, había sido un viaje de ida y vuelta, destinado en lo esencial a recoger al pasajero cerca de Estocolmo, en una pista de aviación aparentemente abandonada, y llevarlo sano y salvo a Gran Bretaña al amparo de la oscuridad de la noche, evitando ser interceptado por los cazas alemanes.
La operación debió efectuarse en forma clandestina, dada la decisión de Suecia de mantenerse neutral a toda costa en la contienda durante la Segunda Guerra Mundial, lo cual implicaba la oposición de su gobierno a vincularse a nada que pudiese molestar a los nazis. Y era indudable que la salida del país de aquel hombre les habría desagradado profundamente, no solo porque había escapado pocos días antes, con toda la familia, de su nati-va Dinamarca ocupada por las tropas alemanas, sino—muy particularmente— porque se trataba de Niels Bohr, el gran patriarca de los físicos atómicos del mundo.

—Tiene el pulso un poco débil, pero se pondrá bien—respondió un médico a la pregunta del alto oficial que se encontraba a su lado, al pie del avión recién llegado.
Al emprender su arriesgado viaje sobre el Mar del Norte, ignoraba el científico que los servicios de inteligencia británico y estadounidense habían planeado su fuga no animados de un interés exclusivamente humanitario, sino con un doble fin: por una parte, evitar que el enemigo pudiera beneficiarse de lo que se consideraba la «peligrosa pasión [de Bohr] por compartir el conocimiento», y, por otra parte, incorporarlo a los trabajos encaminados a la creación de la bomba atómica, que a la sazón venían realizándose secretamente en los Estados Unidos.
De este segundo propósito había de enterarse cinco días más tarde cuando, ya completamente recuperado, se entrevistó el físico danés con Winston Churchill, el primer ministro británico. Un funcionario que participó en la entrevista anotó en su diario la impresión que le causó el visitante: ¡Qué hombre! Habló de forma casi inaudible durante tres cuartos de hora —no tengo la más remota idea sobre qué […] Es un hábito perezoso creciente de farfullar un revoltillo de pensamientos desordenados.
La primera reacción de Bohr ante la proposición de que se trasladara a los Estados Unidos para trabajar en la bomba fue negativa, pues argumentaba que no se debía combatir una barbarie con otra. Pero al cabo aceptó, y a fines de año viajó a Nueva York como miembro del grupo de colaboradores británicos, en compañía de su hijo Aage, físico teórico como él.

Casi exactamente treinta años antes, en 1913, Niels Bohr había alcanzado la notoriedad internacional que ya no lo abandonaría jamás, con la creación del modelo del átomo que lleva su nombre y que sería el éxito más contundente de su carrera científica, aun cuando no habían de faltar en ella otros logros trascendentales.
Consistente con el descubrimiento del núcleo atómico realizado antes por Rutherford y sus colaboradores, y también con los datos empíricos suministrados por la espectroscopía de la época, aquella construcción teórica se apoyaba en un extraño maridaje de los conceptos de la física clásica y la idea de los cuantos, que Planck había puesto en circulación en el último año del siglo XIX y la audacia de Einstein había extendido a la radiación electromagnética cinco años después. No tardaron en confirmarse experimentalmente varias consecuencias importantes del «átomo de Bohr», lo cual promovió su aceptación universal como valiosa hipótesis de trabajo. No obstante, pronto se echaron de ver también las limitaciones que presentaba el modelo en el orden teórico.
Pero lo más significativo de todo es que fueron precisamente los esfuerzos de los científicos para superar dichas limitaciones los que desencadenaron la gran revolución conceptual de la física que culminó, en el período 1925-1927, con la creación de la mecánica cuántica, considerada hoy la teoría física más fructífera de todos los tiempos y también la más desconcertante desde el punto de vista conceptual.
Tal como ocurrieron las cosas, la mecánica cuántica fue, en gran medida, el resultado de una labor colectiva realizada fundamentalmente por físicos jóvenes vinculados a tres centros científicos: las universidades alemanas de Munich y Gotinga, y el Instituto de Física Teórica de la Universidad de Copenhague. Dirigido por Niels Bohr desde su fundación en 1921, dicho ins-tituto fue durante los diez años siguientes el centro de investigación más importante del mundo dedicado a la teoría cuántica de la estructura atómica. En sus seminarios se dieron a conocer ante la comunidad científica internacional no pocos de los que luego serían directores de prestigiosos centros de investigación en todo el orbe. Muchos de los que habían de realizar importantes contribuciones a la física del siglo XX quedarían marcados para siempre por el estilo y los puntos de vista des-arrollados en Copenhague en el curso de la labor colectiva que, orientada por Bohr, tenía como meta descifrar los enigmas del micromundo.

«El profundo espíritu creativo y crítico de Niels Bohr guió, refrenó, profundizó y finalmente transformó la empresa» declaró años después J. Robert Oppenheimer,[2] el mismo que, cuando el físico danés y su hijo Aage (bajo los falsos nombres de Nicholas Baker y James Baker, respectivamente) llegaron a los Estados Unidos en diciembre de 1943, tenía a su cargo la dirección científica, técnica y de seguridad del programa para la creación de la bomba atómica —el Proyecto Manhattan—, que se estaba desarrollando entonces en Los Álamos, Nuevo México.
Después del lanzamiento de la bomba sobre Hiroshima y Nagasaki, se adueñó de Oppenheimer, al igual que de otros participantes en aquella empresa, un profundo sentimiento de culpabilidad por haber contribuido a crear la primera arma atómica, ya que, en la forma en que se manejó, este hecho dio origen a la carrera de las armas nucleares que durante decenios ha venido amenazando de manera muy real la existencia de la civilización sobre nuestro planeta.
Niels Bohr fue uno de los primeros científicos que se percataron de ese peligro e hicieron lo posible por evitarlo, pues comprendía claramente que ocultarle a la Unión Soviética los pasos que se estaban dando con miras a la creación de la bomba atómica, hasta que esta exhibiera su terrible poder destructivo en el teatro de operaciones, no podía tener sino el efecto de reforzar la sospecha que, por razones diversas, albergaban los soviéticos con respecto a las intenciones futuras de sus aliados occidentales. Todo esto, pensaba Bohr, los obligaría a responder creando rápidamente su propia bomba, en el contexto de una carrera de armas nucleares de peligrosísimas consecuencias para el futuro de la humanidad.
Aprovechando la influencia que le daba su enorme prestigio entre los físicos atómicos, y a sugerencia del presidente Roosevelt, a quien se le había informado sobre sus puntos de vista y no los había rechazado, Bohr volvió a Londres en abril de 1944 —casi medio año antes de aprobarse el diseño definitivo de la primera bomba— para entrevistarse con el primer ministro Churchill, explicarle sus aprensiones sobre el desencadenamiento de la carrera de las armas nucleares que preveía, y proponerle compartir con la Unión Soviética el secreto del arma nuclear. Pero Churchill, que practicaba un antisovietismo irreductible, rechazó la propuesta sin pensarlo dos veces. Más aún, el 20 de septiembre, al día siguiente de haberse reunido con Roosevelt en Quebec, le pasó a su asesor científico, Lord Cherwell, una nota donde, entre otras cosas, decía crudamente:
Me parece que Bohr debería ser encarcelado o al menos hacérsele ver que está al borde de crímenes mortales.
Churchill consiguió en Quebec que Roosevelt se sumara a su punto de vista sobre el asunto, aun cuando Bohr había quedado convencido de que el Presidente compartía el opuesto, durante una conversación privada sostenida por ambos en la Casa Blanca, el 26 de agosto.
Casi exactamente un año después, en agosto de 1945, la aviación estadounidense destruyó las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki lanzándoles dos bombas atómicas. En agosto de 1949, los soviéticos probaron con éxito la suya: la peligrosa carrera de las armas nucleares prevista por Bohr estaba en marcha.
Infortunadamente, la historia subsiguiente no hizo sino validar los temores del científico danés con relación a la carrera de las armas nucleares, al igual que tantas veces se habían comprobado antes en el laboratorio sus conjeturas sobre la física del micromundo, conjeturas a menudo inquietantes, que la experiencia parece obstinarse en confirmar hasta el día de hoy.

REFERENCIAS
[1] ALTSHULER, J. (2003): A propósito de Galileo. Ed. Gente Nueva, La Habana.
[2] REGATO, J. (1981): Niels Bohr. Int. J. Radiation Oncology Biol. Phys., 7(4/Abr.):509-530.
[3] RHODES, R. (1986): The making of the atomic bomb. Simon & Schus-ter, Nueva York, 1988.
[4] STEVENSON, W. (1976): A man called intrepid: The secret war. Har-court, Brace and Jovanovich, Nueva York.

NIELS BOHR AGAINST THE NUCLEAR WEAPONS RACE
By: José Altshuler,

Early in October, 1943, an unidentified fighter-bomber painted black landed on a disguised British air base near Edinburg. An ambulance and a second vehicle immediately approached it. The bomb compartment of the aircraft soon opened and its sole content was brought out: a man with bushy eyebrows, approximately sixty years old, exhausted because of the lack of oxygen he had suffered from during the flight.

It had been a two-way trip for the pilot, essentially aimed at picking up the passenger near Stockholm, in an apparently abandoned landing strip and taking him, safe and sound, to Great Britain under cover of the night’s darkness, avoiding the interception of German fighter-bombers.

The operation was carried out in secrecy, given Sweden’s decision to remain neutral at all costs during World War II, which implied the opposition of the Swedish government to any connection that could annoy the Nazis. And undoubtedly that man’s exit from the country would have disgusted them profoundly, not only because he had escaped with his family a few days before from his native Denmark occupied by the Nazis, but very particularly because that man was Niels Bohr, the great patriarch of the world’s atomic physicists.

“His pulse is a bit weak, but he’ll be alright”, a doctor answered to the question of the high-rank officer by his side, at the foot of the recently landed aircraft.

When he undertook his risky trip over the North Sea, the scientist ignored that the British and USA intelligence services had planned his evasion, not moved by an exclusively humanitarian interest, but with a double purpose: on one side, to prevent the enemy from benefiting from what was regarded as [Bohr’s] “dangerous passion to share knowledge”, and on the other hand, to incorporate him to the works aimed at the creation of the atomic bomb, which were being carried out secretly in the United States at the time.[4:415] This second purpose became known to him five days later when, already recovered, he met Winston Churchill, Britain’s  prime minister. An official who participated in the interview noted in his diary the impression he had received from the visitor:

 “What a man!” He spoke almost inaudibly for three quarters of an hour – I haven’t the remotest idea about what […] It is a lazy, growing habit to mumble a mixture of ideas in disorder.”[4:438]

Bohr’s first reaction to the proposal of moving to the United States to work on the bomb was negative, since he argued that a barbarity should not be fought against with another barbarity. But in the end he accepted, and at the end of the year he traveled to New York in the company of his son Aage, a theoretical physicist like him.

Almost exactly thirty years earlier, in 1913, Niels Bohr had reached the international notoriety that was to accompany him forever with the creation of the atom model that carries his name and which would be the most convincing success of his scientific career, which would also include other far-reaching achievements.

Consistent with the discovery of the atomic nucleus made before by Rutherford and his collaborators, and also with the empiric data supplied by the spectroscopy of the times, that theoretical construction was supported by a strange combination of the concepts of classic physics and the idea of the quanta introduced by Planck in the last year of the 19th century, extended to electromagnetic radiation due to Einstein’s boldness five years later. Several important consequences of “Bohr’s atom” did not take long to be confirmed, which promoted its universal acceptance as valuable work hypothesis. Nevertheless, the limitations of the model at theoretical level were soon evidenced.

But the most significant of all was that it was precisely the scientists’ efforts to overcome said limitations that unchained the great conceptual revolution in physics that culminated in 1925-1927 with the creation of quantum mechanics, today considered the most fruitful physics theory of all times and also the most disconcerting from the conceptual point of view.

According to the way in which things happened, quantum mechanics resulted to a great extent from the collective work carried out mainly by young physicists linked to three scientific centers: the German universities of Munich and Gottingen, and the Institute of Theoretical Physics of the University of Copenhagen.

Directed by Niels Bohr since its foundation in 1921, for the following ten years said institute was the most important research center dedicated to the quantum theory of the atomic structure. Many future directors of prestigious research centers worldwide became known to the international scientific community in its seminars. Many of those who carried out important contributions to 20th century physics were marked forever by the style and points of view developed in Copenhagen during the collective labor displayed under Bohr’s guidance, whose purpose was to decipher the enigmas of the micro world.

“Niels Bohr’s profound creative and critical spirit guided, refrained, deepened, and finally transformed the enterprise” stated years later J. Robert Oppenheimer (2), the same person in charge of the scientific, technical and security guidance of the program for the creation of the atom bomb – the Manhattan Project – being developed at the time in Los Álamos, New Mexico, when the Danish physicist and his son Aage (under the fake names of Nicholas Baker and James Baker, respectively) arrived in the United States in December, 1943.

After the bomb had been thrown over Hiroshima and Nagasaki, a profound feeling of guilt for having contributed to create the first atomic weapon took hold of Oppenheimer, as well as of other participants in that enterprise, since in the way it was handled, this event originated the nuclear weapons race that for tens of years has been threatening in a very realistic way the existence of civilization in our planet. Niels Bohr was one of the first scientists who became aware of that danger and made their best effort to avoid it, since he clearly understood that to hide from the Soviet Union the steps being taken to create the atomic bomb until its terrible destructive power in the field of war became evident would only reinforce the Soviets’ suspicion (for diverse reasons) regarding the future intentions of their western allies. All this, Bohr thought, would oblige them to respond by rapidly creating their own bomb, in the context of a nuclear arms race of extremely dangerous consequences for the future of humankind.

Taking advantage of the influence of his huge prestige among the atomic physicists and following a suggestion of President Roosevelt (who had been informed of his points of view and had not rejected them), Bohr returned to London in April, 1944, almost half a year before the end design of the first bomb was approved, to have a meeting with Prime Minister Churchill, explain to him his concerns about the unchaining of the nuclear weapons war he was foreseeing, and propose to him to share the secret of the nuclear weapon with the Soviet Union. But Churchill, who was implacably anti-Soviet, rejected the proposal without giving it a second thought. Even more: on September 20, the day after his meeting with Roosevelt in Quebec, he sent a note to his scientific advisor, Lord Cherwell, where he crudely wrote, among other things:

“I think Bohr should be incarcerated or at least made conscious of the fact that he stands on the edge of mortal crimes.” [3:538]

In Quebec, Churchill succeeded in making Roosevelt share his point of view on the matter, even though Bohr was convinced himself that the President shared the opposite position, during a private conversation held between them in the White House on August 26. [3:536-537] Almost exactly one year later, in August, 1945, the USA air force destroyed the Japanese cities of Hiroshima and Nagasaki by throwing two atomic bombs on them. In August, 1949, the Soviets successfully tested their bomb: the dangerous race of nuclear weapons foreseen by Bohr was under way.
Unfortunately, the subsequent history only validated the Danish scientist’s fears regarding the nuclear weapons race, in the same way that so many times his conjectures about the physics of the micro world had been previously confirmed in the laboratory: frequently disturbing conjectures that experience seems obstinate in confirming up to this day.

REFERENCES
[1] ALTSHULER, J. (2003): A propósito de Galileo. Gente Nueva Publishing House, Havana.
[2] REGATO, J. (1981): Niels Bohr. Int. J. Radiation Oncology Biol. Phys., 7(4/Abr.):509-530.
[3] RHODES, R. (1986): The making of the atomic bomb. Simon & Schuster, New York, 1988.
[4] STEVENSON, W. (1976): A man called intrepid: The secret war. Harcourt, Brace and Jovanovich, New York.

Declaración del CMP sobre el reciente acuerdo israelí-EAU

El Consejo Mundial de la Paz hace énfasis en la centralidad de la cuestión palestina para la paz en la región y su firme posición en el asunto palestino como cuestión crucial en el conflicto del Medio Oriente.
Al comentar sobre el acuerdo israelí-Emiratos (Emiratos Árabes Unidos- EAU) para normalizar las relaciones entre ellos bajo auspicios de los Estados Unidos, subrayamos que la paz en el Medio Oriente solo se logrará con la solución de la cuestión palestina sobre la base de las resoluciones de las Naciones Unidas, la ley internacional y los derechos inalienables del pueblo palestino.
Tal solución debe garantizar la retirada total israelí de las tierras ocupadas en 1967, la independencia del Estado palestino con las fronteras del 4 de junio de 1967, con Jerusalén oriental como su capital, y la garantía del derecho de los refugiados palestinos a regresar de acuerdo con la Resolución 194 de las Naciones Unidas.
El CMP reafirma que cualquier violación de estos derechos mediante acuerdos bilaterales o triláteros que no garanticen estas condiciones no convendrá a los intereses de paz y estabilidad en la región, y no puede ser útil a los pueblos de la región. Esto es particularmente evidente en estos días en que somos testigos de bombardeos pesados israelíes en la franja palestina de Gaza, los cuales denunciamos y condenamos fuertemente.
El CMP reitera su entrañable solidaridad con la justa lucha del pueblo palestino para alcanzar estos objetivos, en contra de los planes imperialistas en la región.
Secretariado del CMP               
Atenas, 19 de agosto de 2020

Felicitaciones a la Federación de Mujeres Cubana

El 23 de agosto de 1960 ocurrió un hecho trascendental, dentro de la intensa vorágine promovida por la revolución triunfante. La creación en esa fecha de la Federación de Mujeres Cubanas, bajo la impronta imperecedera que le insufló la inolvidable Vilma Espín, y con el apoyo incondicional que le brindaron Fidel y Raúl, fue un alumbramiento necesario, que acrecentaría su valor con el paso de los años.
Lo ocurrido entonces no fue un acto formal, ni resultado de la improvisación. Era el nacimiento de una pujante organización, capaz de articular de manera unitaria a nuestras féminas, en cada punto de la geografía antillana, en torno a las incesantes encomiendas que emanaban de la osadía gigantesca, en este lado del Caribe, de tomar el cielo por asalto.
En la misma medida en que la FMC devendría motor insustituible, para que cada mujer tuviera la posibilidad real de sumarse, con voz propia, a la materialización de las transformaciones que debían operarse en todas las dimensiones de nuestra sociedad, las federadas se enrolaron en los más inverosímiles frentes, en aras de alcanzar los espacios y reivindicaciones que, históricamente, les habían sido negados. Fidel lo resumió mejor que nadie cuando afirmó que nuestras mujeres impulsaron “una revolución dentro de la propia revolución”.
No es posible, en este mensaje cargado de orgullo hacia el accionar que desempeñan cada vez más con bríos renovados, hacer un recuento de los éxitos en los cuales la FMC fungió como protagonista. Tampoco, de las victorias cotidianas en cada ámbito de la vida nacional. Bastaría, apenas como botón de muestra, apreciar su papel en la batalla contra la COVID-19. Los tiempos de pandemia, sencillamente, volvieron a colocar en lo más alto, dentro y fuera de nuestras fronteras, la fuerza indetenible de las compañeras. Para ustedes, en pocas palabras, no hay tarea imposible.
Sabemos también, que no son menores los desafíos por delante en cuanto a lograr que sigamos avanzando en la dignificación de nuestras mujeres; especialmente cuando por diversas causas, persisten remilgos instaurados a lo largo de siglos, que intentan reducir su quehacer. Es una batalla que ganaremos, sin duda alguna, tomando como pilar la fuerza que emerge de sólidas ideas y convicciones.
Para el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los pueblos, el legado que han rubricado es extraordinario. En todas nuestras actividades, de la más variada naturaleza, la participación y el aliento que nos brindan ha sido decisivo. En el plano internacional, el prestigio y autoridad de la FMC ha resultado vital para que asuntos de honda significación se analicen dentro de la Federación Internacional de Mujeres (FEDIM) y otras organizaciones y movimientos femeninos a nivel hemisférico y global.
Por estas razones y, fundamentalmente por las motivaciones que no caben en breves líneas, reciban nuestras más sentidas felicitaciones y el compromiso inquebrantable de continuar juntos en la defensa de nuestra hermosa obra.

¡Viva por siempre el ejemplo de la querida Vilma Espín!
¡Vivan la FMC y todas las mujeres cubanas!


Fraternalmente,

Silvio Platero Yrola
Presidente MOVPAZ

Publicado en Noticias. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Fidel, un hombre de Paz

Por Jorge Lezcano Pérez*

La universalidad del pensamiento humanista de Fidel es reconocida en todos los rincones del mundo y saben que él, ante todo, es un hombre de paz. Por supuesto que en el proceso del desarrollo histórico de la humanidad y de la lucha eterna de los pueblos por alcanzar su libertad, independencia, soberanía, dignidad y felicidad plenas, también nuestro Comandante en Jefe brilla por su ejemplaridad como estratega militar, estadista, gobernante, político, educador, entre otros saberes

Razones que nos llevan a aclarar que estas líneas están dedicadas exclusivamente a mostrar algunos momentos claves de su dimensión de luchador incansable por la paz.

(…) la paz es el deseo secreto de los corazones y el estado natural del hombre. Desde ese pensamiento martiano y de su ética, Fidel va asumiendo  tempranamente conceptos que estarán presentes en sus luchas futuras en defensa de la paz que lo convierten en un ser humano inigualable que está presente en la lucha que los cubanos y cada revolucionario del mundo llevan a cabo por alcanzar un mundo mejor.

Al convertirse en comunista utópico, primero, y en marxista-leninista después -como confesara en entrevista a Ignacio Ramonet- enriquece notablemente su pensamiento político, lo que le permitirá en su momento comprender mejor los  obstáculos que deberá vencer en el camino hacia la paz.

Al abrazar las iluminadas ideas del marxismo-leninismo, y teniendo siempre presente las enseñanzas de José Martí, profundiza en las causas que generan las injusticias, el hambre, la miseria, las desigualdades, la violencia y la explotación que sufre el pueblo cubano. Y por eso Fidel sueña, como deben hacerlo los políticos[3]. El Moncada, el Granma, la Sierra Maestra y el apoyo del pueblo hacen realidades sus sueños.

Desde el 1º de enero de 1959 Cuba es libre, independiente, soberana, debe ahora luchar por dejar de ser un pueblo de analfabetos, sin cultura, sin salud para todos. Para lo que tendrá que alcanzar el desarrollo económico y la igualdad social, meta que Fidel sabía que solo podía lograrse en un contexto de paz, de tranquilidad ciudadana y con la participación de todos; con la agravante de tener que enfrentar al imperio más poderoso de la historia, para lo cual había que prepararse para la guerra como única manera de impedirla.

Desde esta realidad cubana nuestro Comandante en Jefe logró desarrollar un pensamiento político en el que la paz está vinculada indisolublemente con el desarrollo y la justicia social como un principio irrenunciable, válido no solo para nuestra nación sino para cualquier lugar del mundo en el que los pueblos luchan por construir sus propios destinos.

Su primer viaje al extranjero después del triunfo de la Revolución lo realiza a Venezuela a finales de enero de 1959, y visita el Parlamento de Caracas, ocasión en que agradece el apoyo que el pueblo venezolano prestó a la lucha por la independencia de Cuba, además explicó las experiencias de nuestro país en la defensa de la paz: (…) Nosotros, por ejemplo, en Cuba hoy tenemos experiencias de cómo hay paz, hay orden. Porque  hablan de paz y orden; bueno, pues en Cuba nunca ha habido más paz y más orden que los que hay hoy sin policía y sin fuerza, porque es la paz que el pueblo quiere y el pueblo mantiene, y es el orden que el pueblo necesita y el pueblo mantiene.  Quizás fue esta la primera vez que el líder histórico de la Revolución cubana habló fuera de su país, sobre el tema tan sensible e importante de la paz.

No obstante, es en el escenario de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el 26 de septiembre de 1960, durante el histórico discurso que pronunció en nombre de Cuba, donde Fidel da a conocer elementos claves de su posición sobre la paz y sobre la política de la Revolución cubana contra la guerra y la carrera armamentista:

 (…) ¡Desaparezca la filosofía del despojo, y habrá desaparecido la filosofía de la guerra! (…) la guerra es un negocio. Hay que desenmascarar a los que negocian con la guerra, a los que se enriquecen con la guerra: hay que abrirle los ojos al mundo, y enseñarle quienes son los que negocian con los destinos de la humanidad. (…) luchemos por la paz y luchemos por el desarme.

A partir de ese momento Fidel utilizó todas las tribunas que le permitieran bregar por la paz, explicar nuevas ideas y conceptos que esclarecieran a los revolucionarios y a las masas populares la necesidad de luchar por la paz para todos los ciudadanos. Él, que se había convertido en un estudioso de los procesos revolucionarios que se desarrollaban en el mundo, y que al frente de su pueblo ganaba batalla tras batalla contra el feroz imperio que se empeñaba en derrotar a la Revolución, llegó a comprender que la paz no solo se defendía con firmeza, decisión y valentía, sino también con inteligencia.

Como expresión del vínculo entre la paz, la soberanía y la lucha política de los pueblos, el 15 de enero de 1963, afirmó: (…) ¡Queremos paz con derecho, con soberanía, y con dignidad! ¡Queremos paz sin renunciar a ser revolucionario, sin renunciar a la Revolución!

Al retomar el tema el 1º de Mayo de 1965, en la Plaza de la Revolución José Martí expresó: (…) Nadie quiere ni puede querer guerra; los pueblos desean la paz, vivir en paz, trabajar en paz, crecer en paz, desarrollarse en paz; los pueblos desean construir su felicidad, pero esa felicidad, ese derecho hay que conquistarlo inteligentemente.

Consciente del valor de las ideas como principal arma en la batalla contra el imperio más belicista de la historia, que constantemente sitúa al mundo al borde de una guerra nuclear, reiteraba la necesidad de sembrar en los pueblos ideas y conciencia, lo que él hacía con pasión e inteligencia.

Conocedor igualmente de que la lucha por la paz tenía que enfrentar también la poderosa maquinaria propagandista y de desinformación conque las grandes transnacionales de las comunicaciones envenenan las mentes de los ciudadanos en todo el mundo, participó directamente en muchos de los escenarios internacionales en que esa batalla se libraba.

En la ONU, los NO Alineados, el Grupo de los 77, las Cumbres Iberoamericanas, la CELAC, el CARICON  el ALBA-TCP y el Consejo Mundial de la Paz, entre otros, su voz fue siempre aglutinadora, defensora de las causas justas de los desposeídos del mundo, guía inspiradora para encausar la voluntad de los pueblos en sus esfuerzos por alcanzar y disfrutar una paz con dignidad y para todos.

De los tantos momentos en que su genialidad política brilló en defensa de la paz, citaremos tan solo cuatro de ellos: ONU, Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, Reunión Ministerial del Grupo de Los 77 y Cumbre Iberoamericana.

Organización de Naciones Unidas (ONU)

  • (…) Digamos adiós a las armas y consagrémonos civilizadamente a los problemas más agobiantes de nuestra era.
  • (…) No se puede hablar de paz en nombre de las decenas de millones de seres humanos que mueren cada año de hambre o enfermedades curables en todo el mundo. No se puede hablar de paz en nombre de 900 millones de analfabetos.
  • (…) Hemos venido a hablar de paz y colaboración entre los pueblos, y hemos venido a advertir que si no resolvemos pacífica y sabiamente las injusticias y desigualdades actuales, el futuro será apocalíptico.

Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL)

  • (…) Sin paz -estamos todos seguros de ello- no es posible el desarrollo, de la misma manera que sin desarrollo no sería posible la paz.
  • (…) No puede haber desarrollo si no hay paz, ni puede haber paz si no hay desarrollo para la inmensa mayoría de los pueblos de la Tierra.

Grupo de Los 77

  • (…) La paz y el derecho a una vida confortable y digna deben ser para todos.
  • Es un axioma que sin paz no habrá desarrollo, pero es también un axioma que sin desarrollo para las ocho décimas partes de la población mundial no puede haber paz.

Cumbre Iberoamericana

  • (…) La paz requiere de muchas cosas: paciencia, sabiduría, esperanza, justicia social, para adquirir toda la fuerza necesaria a fin de alcanzarla.

Entre los tantos aportes de Fidel en su incesante lucha por hacer prevalecer la paz como derecho y disfrute de todos, está el concebir esta batalla sin hacer concesiones de principios, sin que los pueblos tengan que renunciar a sus sueños de justicia social, sin claudicaciones, lo que se aprecia en las ideas siguientes:

  • (…) la defensa de la paz no puede ser una defensa pasiva, la prédica a favor de la paz no puede ser una prédica beatífica, ¡la paz a cualquier precio!, ¡no!
  • (…) la paz no se obtiene con debilidades, la paz se obtiene con la firmeza, la valentía y la decisión de los pueblos.
  • (…) Una paz con respeto, una paz con derechos, una paz con independencia     y una paz con seguridad para todos los pueblos del mundo, ¡esa es la paz por la que todos debemos luchar!

Nada escapa a la visión de Fidel sobre el enfoque integral que debe tenerse para combatir todas las actitudes que dañen los esfuerzos por que todos los seres y naciones del mundo vivan en paz. Él sabe, que después de la guerra, una de las más terribles y letales es el terrorismo; razón por la cual advierte:

(…) ¡Estamos y estaremos contra el terrorismo y contra la guerra! ¡Nada de lo que pase nos apartará de esa línea!  (…) Búsquese la paz en todas partes para proteger a todos los pueblos contra esa plaga del terrorismo.

Al reflexionar sobre el legado de Fidel, que nos deja un vasto y estratégico arsenal de ideas para continuar su lucha en pos de conquistar la paz para todos los seres humanos de nuestro planeta, es obligado afirmar su total vigencia aún en las complejas y peligrosas situaciones en que las oligarquías imperiales han colocado al mundo, teniendo conciencia de que habrá  paz para todos o no habrá paz para nadie, y conscientes también, como el propio Fidel dijera en reunión del Consejo Mundial de la Paz:

(…) la paz no es por sí sola la solución de todos los problemas. La paz es solo la condición primaria para poder volcar, consecuentemente, los colosales caudales de energía y recursos necesarios para que toda la humanidad, y no solo una parte de ella, pueda vivir en forma honorable, decente y decorosa.

                                             Agosto, 2020

*Jorge Lezcano Pérez. Licenciado en Ciencias Sociales, fundador del Partido Comunista de Cuba,  Fue Primer Secretario del Partido en La Habana y Vicepresidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Actualmente entre otras funciones es colaborador del MOVPAZ.

Fidel, a Man of Peace

By Jorge Lezcano Pérez*

The universality of Fidel’s humanist ideas is recognized in every corner of the world, and he is known to be, above all, a man of peace. Naturally, in the process of historical development of humankind and of the peoples’ eternal struggle to obtain their full freedom, independence, sovereignty, dignity, and happiness, our Commander in Chief also stands out for his exemplarity as military strategist, statesman, ruler, politician, and educator, among other capacities.

These reasons lead us to clarify that the present lines are solely dedicated to present some key moments of his dimension as untiring peace fighter.

(…) peace is the secret desire of men’s hearts and their natural condition.1 Based on that thought of Martí and on his ethics, Fidel, from an early stage assumed concepts that remained present in the struggles he later waged in defense of peace, which turned him into an unequalled human being who is present in the struggle being carried out by Cubans and each revolutionary in the world to attain a better world.

By becoming, first a utopian communist and later a Marxist-Leninist – as disclosed in an interview with Ignacio Ramonet – he considerably enriched his political ideas, which timely granted him a better understanding of the obstacles he would have to overcome on the road to peace.

Having embraced the illuminated ideas of Marxism-Leninism, and always keeping in mind the teachings of José Martí, he delved deeply into the causes that generated the injustice, hunger, poverty, inequality, violence and exploitation endured by the Cuban people. And for that reason Fidel dreamed, like politicians should.2 The Moncada, the Granma, and the Sierra Maestra epics, together with the people’s support made his dreams come true.

On January 1, 1959 Cuba became free, independent, sovereign, and from that moment on it would have to struggle to cease being a country of illiterates deprived of culture and health for all. To do that it would have to attain economic development and social equality, a goal that Fidel knew could only be achieved in a context of peace, of civil tranquility, and with the participation of everyone; with the aggravating element of having to face the most powerful empire in history, which would require preparing for war as sole way of preventing it.

With this Cuban reality, our Commander in Chief succeeded in developing a political thought in which peace is inseparably linked with development and with social justice as inalienable principle, valid not just for our nation but for any place in the world where people struggle to build their own destiny.

His first trip abroad after the triumph of the Revolution was to Venezuela, in late January 1959. There he visited the Parliament of Caracas, and on that occasion he thanked the Venezuelan people for the support it had given to Cuba’s struggle for independence. He further explained the experiences of our country in defense of peace: “(…) For example, in Cuba today we have experiences of how there is peace, there is order. Because they speak of peace and order; well, in Cuba there was never more peace and more order than there is today, without police and without force, because it is the peace that the people want and maintain, and it is the order that the people need and maintain.”3 This was perhaps the first time that the historical leader of the Cuban Revolution spoke outside his country about such a sensitive and important theme as peace.

However, it was at the scenario of the United Nations Organization on September 26, 1960, during his historical address on behalf of Cuba, where Fidel disclosed key elements of his standpoint regarding peace and the policy of the Cuban Revolution against war and the arms race.

“(…) Abolish the philosophy of plunder and the philosophy of war will disappear! (…) War is a business. Those who make war a business, those who become rich with war have to be unmasked: it is necessary to open the world’s eyes and show the world the ones that make business with the fate of humankind. (…) Let us struggle for peace and let us struggle for disarmament.”5

From that moment on Fidel used all the tribunes that would allow him to struggle for peace, and explain new ideas and concepts to enlighten the revolutionaries and popular masses on the need to struggle for peace for all citizens. He, who had become a had intensely studied the revolutionary processes taking place in the world, and who was winning one battle after another against the fierce imperialism persisting in defeating the Revolution, achieved the understanding that peace was not only defended with firmness, decision and courage, but also with intelligence.

As expression of the link among peace, sovereignty and the people’s political struggle, on January 15, 1963 he stated: “(…) We want peace with rights, with sovereignty, and with dignity! We want peace without renouncing the revolutionary condition, without renouncing the Revolution!”5

Broaching the theme again on May 1, 1965 at Plaza de la Revolución José Martí, he said: “(…) No one wishes or may wish war; people want peace, to live in peace, work in peace, grow in peace, develop in peace; the people want to build their happiness, but that happiness has to be conquered intelligentl y.”6

Conscious of the value of ideas as main weapon in the struggle against history’s most warmonger empire, which constantly puts the world on the border of a nuclear war, he reiterated the need to sow ideas and conscience among the people, which he did with passion and intelligence.

Also knowing that the struggle for peace had to face the powerful propaganda and disinformation machinery employed by the large transnational communications corporations to poison the minds of the citizens throughout the world, he participated directly in many world forums where that battle was waged.

At the UN, the Non-Aligned, the Group of 77, the Iberian-American Summits, the CELAC, CARICOM, ALBA-TCP and the World Peace Council, among other forums, his voice was always unifying, defender of the just causes of the world’s dispossessed, inspiring guide to channel the peoples’ will in their efforts to attain and enjoy peace with dignity and for all.

From the many moments in which his political genius shone in defense of peace we will quote only four: the UN, the Summit of Non-Aligned Countries, the Ministerial Meeting of the Group of 77, and the Iberian American Summit.

United Nations Organization (UN)

  • “(…) Let us say farewell to arms and let us focus in a civilized way to the most stressing problems of our era.”7
  • “(…) It is not possible to speak about peace on behalf of the tens of millions of human beings who die every year of hunger or curable illnesses throughout the world. It is not possible to speak about peace on behalf of 900 million illiterates.”8
  • “(…) We have come to speak about peace and collaboration among the peoples, and we have come to warn that if we do not solve the present injustices and inequalities in peace and with wisdom, the future will be apocalyptic.”9

Summit of the Movement of Non-aligned Countries

  • “(…) Without peace – we are all sure of it – development is not possible, in the same way that without development, peace would not be possible.”10
  • “(…) There cannot be development if there is no peace, nor can there be peace if there is no development for the huge majority of the peoples of the Earth.”11

Group of 77

  • “(…) Peace and the right to a comfortable and worthy life should exist for everyone.”12
  • It is an axiom that without peace there will be no development, but it is also an axiom that there cannot be peace without development for eight tenths of the world population.13

Iberian-American Summit

  • “(…) Peace requires many things: patience, wisdom, hope, social justice, to acquire all the strength required to achieve it.”14

One of Fidel’s many contributions in his unceasing struggle to make peace prevail as right and enjoyment for all, is to have conceived this battle without making concessions of principles, without the people having to renounce their dreams of social justice, without abandoning their principles, which is perceived in the following ideas:

  • “(…) the defense of peace cannot be a passive defense; the preaching in favor of peace cannot be a beatific preaching; peace at any price: no!”14
  • “(…) peace is not obtained with weakness; peace is obtained with firmness, courage and the peoples’ decision.”15
  • “A peace with respect, a peace with rights, a peace with independence, and a peace with safety for all peoples of the world: that is the peace we must all fight for!”16

Nothing escaped Fidel’s vision of the comprehensive approach that must exist to combat all attitudes that endanger the efforts to enable all human beings and world nations to live in peace. He knew that the war would be followed by one of the most terrible and deadly plagues: terrorism, and for that reason he warned:

“(…) We are and will be against terrorism and against war! Nothing will make us stray from that line!17 (…) Search for peace everywhere to protect all peoples against that plague of terrorism.18

When reflecting on the legacy of Fidel, who left us a vast and strategic arsenal of ideas to continue his struggle to conquer peace for all human beings in our planet, we must underline its full applicability even in the complex and dangerous situations in which the imperial oligarchies have placed the world, with the consciousness that there will be peace for all or no peace for anyone, and also conscious, like Fidel himself said at a meeting of the World Peace Council:

“(…) peace by itself is not the solution to all problems. Peace is only the primary condition to be able to apply consequently the huge volumes of energy and resources required to enable all humankind and not just a part of it to live in an honorable, decent and decorous way.”19

August, 2020

*Jorge Lezacno Pérez. Bachelor in Social Sciences. Founder of the Communist Party of Cuba. He was First Secretary of the Party in Havana and Vice President of the National Assembly of People’s Power. Nowadays, he is Collaborator of the MOVPAZ.

[1]Valdés Galarraga, Ramiro. Diccionario del pensamiento martiano. Ciencias Sociales Publishing House, Havana, 2007, p. 508.

2Cien horas con Fidel. Conversaciones con Ignacio Ramonet, Tercera Edición, Publications Office of the Council of State, Havana, 2006, p. 140.

3Susi Sarfati, Salomón. Diccionario de Pensamientos de Fidel Castro. Second revised edition. Editora Política,  Havana, 2016, p. 319.

4 Address by Commander Fidel Castro Ruz, Prime Minister of the Revolutionary Government, at the Parliament of Caracas, Venezuela, on January 24, 1959. Stenographic version of the Prime Minister’s Offices.

5 La Revolución cubana 1953-1980. Selection of Readings 2. Félix Varela Publishing House, Havana, 2002, pp. 150, 157, 158.

6 Susi Sarfati, Salomón. Diccionario de Pensamientos de Fidel Castro. Second edition, revised and enlarged,

Editora Política, Havana, 2016, p.304.

7Creach Corrales, Pedro. Fidel Castro Ruz. Pensamientos. Thematic selection. Enlarged edition. La Gráfica en la Comunidad, abril de 2017, p.188.

8 Ibídem.

9 Ibídem.

10 Ibídem, p. 189.

11 Ibídem.

12 Susi Sarfati, Salomón. Diccionario de Pensamientos de Fidel Castro. Second edition, revised and enlarged, Editora Política, Havana, 2016, p. 306.

13 Creach Corrales, Pedro. Fidel Castro Ruz. Pensamientos. Thematic selection. Enlarged edition. La Gráfica en la Comunidad, April, 2017, p.189.

14 Ibídem.

15 Susi Sarfati, Salomón. Diccionario de Pensamientos de Fidel Castro. Second edition, revised and enlarged, Editora Política, La Habana, 2016, p. 306.

16 Susi Sarfati, Salomón. Diccionario de Pensamientos de Fidel Castro. Second edition, revised and enlarged, Editora Política, Havana, 2016, p. 304.

17 Ibídem, p.306.

18 Creach Corrales, Pedro. Fidel Castro Ruz. Pensamientos. Thematic selection. Enlarged edition.. La Gráfica en la Comunidad, April, 2017, p.190.

19Ibídem.

20 Ibídem.

21Susi Sarfati, Salomón. Diccionario de Pensamientos de Fidel Castro. Second edition, revised and enlarged,Editora Política, Havana, 2016, p. 305.

Hiroshima y Hagasaki: 75 Aniversario del horrendo crimen atómico

Dr. Leyde E. Rodríguez Hernández. Colaborador del Movimiento Cubano por la Paz y Soberanía de los Pueblos (Movpaz)

Este año se conmemora el 75º aniversario de un crimen horrendo: el uso, por primera vez en la historia de la humanidad, del arma atómica contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.
Con nuestro compromiso consecuente por la paz, rememoramos el hecho porque no es posible olvidar el genocidio de los días 6 y 9 de agosto de 1945, cuando la fuerza aérea de los Estados Unidos lanzó de manera deliberada el fuego nuclear que redujo a cenizas la pacífica Hiroshima, calcinando al instante a más de 25 000 personas. Y pocos días después, como si no hubiera pasado nada, fue repetida la misma acción de terrorismo de Estado contra su vecina Nagasaki, con un saldo de más de 13 000 víctimas. Las estimaciones varían ampliamente entre las diversas fuentes consultadas, pero se cree que, como resultado directo de ambos eventos, murieron entre 150 000 y 250 000 personas.
En el período posterior, las secuelas de la radiación nuclear causaron en la población local una lenta agonía. Año tras año, más de 330 000 personas sufrieron las mortíferas enfermedades producidas por el hongo atómico. Los registros científicos y las anécdotas de los sobrevivientes del holocausto coinciden en que, cuando el bombardero estadounidense lanzó el artefacto explosivo -bautizado irónicamente Little Boy (muchachito)- en Hiroshima, una región de importancia militar para el ejército nipón, enseguida la atmósfera enrarecida emitió radiaciones que alcanzaron 300 000 grados Celsius, una temperatura diez veces superior a la desprendida por el Sol.
Y en un radio de aproximadamente un kilómetro alrededor del lugar de la explosión, los cuerpos se estamparon como fósiles en una alfombra de brasas, mientras los sobrevivientes desesperados intentaban beber agua, pero el preciado líquido estaba contaminado por la lluvia cálida y viscosa cargada de material radiactivo. Con la representación de este abrumador pasaje, en cada aniversario, los japoneses y la humanidad sensata, recuerdan la tragedia con un minuto de silencio percibido interminable en todas las latitudes de Oriente a Occidente.
El balance histórico de aquel crimen de lesa humanidad arroja que el bombardeo contra Hiroshima y Nagasaki no estuvo dirigido realmente contra Japón. El pueblo del archipiélago puso las pérdidas humanas y materiales, pero el movimiento inexorable de la política internacional demostró el verdadero propósito de la denominada “diplomacia del chantaje nuclear” conducida por el presidente de Estados Unidos Harry Truman. Su objetivo estuvo calculado y consistió en intimidar a la Unión Soviética, pues el primer estado socialista del mundo había tenido un accionar protagónico, digamos que esencial, en la victoria contra el fascismo en Europa y se convertiría en una de las superpotencias principales del sistema internacional del siglo XX.
Cuando evocamos a Hiroshima y Nagasaki, el pasado nos lleva de la mano a un presente que permanece amenazado por la existencia aproximada de un total de 13 400 ojivas nucleares en poder de nueve países poseedores de esas mortíferas armas. El dato publicado por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), a principios de 2020, también reflejó que Estados Unidos y Rusia tienen más del 90 % de esas armas y que en comparación con las casi 70 000 ojivas de la época de la Guerra Fría en la década de 1980, las actuales suponen solo una quinta parte, pero suficientes para destruir múltiples veces el planeta Tierra y provocar un definitivo cambio climático global.
A ese enorme poder destructivo se suman los devastadores conflictos armados entre diversas naciones y entre facciones al interior de ellas, los cuales continúan en medio de una pandemia global de Covid-19, por mezquinos intereses geopolíticos y de dominación político-militar, que impiden un cese el fuego global y podrían provocar el estallido de una guerra con armas nucleares. ¿Se imaginan?
Por tanto, la época actual se caracteriza por la existencia de enormes amenazas a la paz y la seguridad internacional. El arma nuclear es la principal amenaza e incorpora un factor de fuerza en la política exterior de las grandes potencias, impidiendo la transformación democrática de las relaciones internacionales.

Los Estados Unidos, la misma superpotencia que ha impuesto el más largo, ilegal e injusto bloqueo económico, comercial y financiero al pueblo cubano, causando enormes daños humanos, han desplegado una intensa actividad política y propagandística para destruir el multilateralismo en las relaciones internacionales. Con su devastadora política, el gobierno de Donald Trump ha desmantelado el sistema de tratados y acuerdos internacionales que sirvieron de cimiento a la arquitectura de seguridad internacional después de la Segunda Guerra Mundial.
En correspondencia con esa orientación militarista y unilateralista, rompió sus responsabilidades con el Tratado de Armas Nucleares de mediano y corto alcance (INF, por sus siglas en inglés), en 2019, y el acuerdo nuclear con Irán firmado por cinco potencias, denominado Grupo 5 + 1, continúa la expansión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia el Este y del sistema antimisil de los Estados Unidos hasta las fronteras de Rusia.
Esa peligrosa situación no sorprende a las personas bien informadas. Es bien conocido que los Estados Unidos constituyen los principales promotores del perfeccionamiento de las armas nucleares, de la militarización del ciberespacio y el espacio ultraterrestre. El desarrollo del arma nuclear, y el proceso de desarme entre las grandes potencias, se ha visto acompañado de los nuevos avances tecnológicos en la esfera de la estrategia militar. Las armas nucleares de hoy son mucho más sofisticadas que las lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki.
La “Revisión de la Postura Nuclear” adoptada por el gobierno de Donald Trump dejó abierta la posibilidad del uso del arsenal nuclear estadounidense. La pretendida grandeza de los Estados Unidos se compara con el poder de sus armas nucleares. Tamaña aberración e inmoralidad no solo aboga por la permanencia de una estructura de sistema internacional nuclear, sino también estimula el desarrollo de una distribución de poder mundial basada en la proliferación nuclear o el veto por unidad de los actores que logren obtener la máxima dimensión del poder militar mediante el arma nuclear.
Las armas nucleares y los llamados sistemas de defensas antimisiles representan hoy una seria amenaza para la estabilidad y la seguridad internacional, porque estimulan la carrera armamentista y el aumento de los gastos militares. La lucha por su prohibición y eliminación total debería ser la máxima prioridad en la esfera del desarme. La única garantía absoluta de evitar la repetición de la cruel experiencia de Hiroshima y Nagasaki se halla en la total eliminación de las armas nucleares, si se tiene en cuenta que componen la panoplia más peligrosa, destructiva y de mayores efectos indiscriminados entre todos los medios de guerra existentes en la actualidad.
Las concepciones militaristas de los Estados Unidos intentan justificar el empleo de las armas nucleares en la “estrategia de la disuasión nuclear” y en la falsa creencia de que podría asestar impunemente un “primer golpe nuclear” a otras potencias rivales. Por sus catastróficas consecuencias humanitarias, el empleo de las armas nucleares implicaría la violación flagrante de normas internacionales, incluidas las relacionadas con la prevención del genocidio y la protección al medio ambiente.
El uso de armas nucleares es un crimen de guerra. No es posible limitar los devastadores efectos de esas armas pues se prolongan por décadas. El arma nuclear es una afrenta a los principios éticos y morales que deben regir las relaciones entre las naciones, pero, además, un conflicto nuclear significaría la desaparición de la civilización humana. De ahí la importancia de estimular el activismo de la opinión pública internacional a favor del desarme y, en particular, por la eliminación total de las armas nucleares. Esta reivindicación no solo es un deber, sino también un derecho legítimo de los pueblos.
El mantenimiento y modernización de las armas nucleares consume excesivos recursos que pudieran y deberían destinarse al desarrollo económico, la creación de empleos, la reducción de la pobreza y el hambre, la solución de problemas sanitarios, la erradicación del analfabetismo, la prevención y enfrentamiento a los desastres naturales causados por el cambio climático global. Urge reorientar esos recursos hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, contenidos en la Agenda 2030, y el combate a la pandemia de COVID-19 que azota a la humanidad.
Sin embargo, sucede todo lo contrario, los Estados Unidos encabezan la lista de los diez países con mayor gasto militar mundial en 2020, justamente en el contexto de la crisis sanitaria mundial, en la que también es el epicentro de la pandemia de COVID-19 con más de 150 mil fallecidos hasta julio de 2020.

Frente a esa realidad, se debe recordar que América Latina y el Caribe fue la primera región densamente poblada del mundo establecida como Zona Libre de Armas Nucleares, en virtud del Tratado de Tlatelolco. Y es la primera región formalmente proclamada como “Zona de Paz”, en ocasión de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebró en La Habana, Cuba, en enero de 2014. La proclamación de la Zona de Paz incluye el compromiso de todos los estados de la región de avanzar hacia el desarme nuclear como objetivo prioritario y de contribuir al desarme general y completo.
La aprobación el 7 de julio 2017 en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares representó un hito histórico que debe ser defendido por los estados y los pueblos amantes de la paz. Este instrumento establece una nueva norma de Derecho Internacional al prohibir las armas nucleares en toda circunstancia.
A 75 años de los criminales bombardeos atómicos contra Hiroshima y Nagasaki, en nuestro movimiento estamos convencidos de que un mundo de paz y sin armas nucleares es posible y necesario para la preservación de nuestra especie. Para lograrlo, como expresara el fundador de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz: “es imprescindible un salto en la conciencia de la humanidad”.
Construyamos un sistema internacional multipolar libre de armas nucleares, cuyas dimensiones del poder abandonen el factor militar, centrándose en el conocimiento científico y las posibilidades infinitas de mejoramiento humano. Solo así podría avanzar la agenda de la paz en solidaridad, cooperación y respeto a la soberanía de los pueblos.
Defendamos sin descanso el derecho a la vida en su armonía con la naturaleza, nuestra madre Tierra.

Declaración del Consejo Mundial de la Paz

El Consejo Mundial por la Paz (CMP), como la Organización Internacional de Movimientos por la Paz y en cooperación con el sistema de las NN.UU. en Nueva York, Ginebra y Viena; y basado en un servicio por espacio de 70 años a la causa de la paz y la amistad de los pueblos, está expresando su más profunda preocupación y desacuerdo con los planes del Estado de Israel de llevar a cabo el 1ro de julio de 2020 la anexión de los territorios palestinos del valle del Jordán.
Quisiéramos llamar su atención hacia la ocupación en curso de los territorios palestinos ocupados el 5 de junio de 1967 (incluyendo Jerusalén oriental), que a pesar del Acuerdo de Oslo de 1993 ha atravesado diversas etapas y fases, mientras que la ocupación se ha tornado permanente y está avanzando a través de los asentamientos ilegales israelíes a la Cisjordania palestina, mediante la creación del muro de separación, el cerco a la Franja de Gaza palestina, los hostigamientos diarios a ciudadanos palestinos y la violencia contra ellos, así como a través del robo de tierras en Jerusalén oriental y los esfuerzos para la judaización de la ciudad por parte del gobierno israelí, contra todas las resoluciones pertinentes de las NN.UU.
Subrayamos nuestra fuerte condena a la posición de los gobiernos que han respaldado, tolerado o apoyado estas violaciones de la Ley Internacional por parte de Israel, alimentando su campaña agresiva y expansionista contra el pueblo y el Estado de Palestina.
Nos hemos opuesto durante décadas a cualquier política de opresión del pueblo palestino, y hemos apoyado la solución del conflicto mediante la creación de un Estado de Palestina independiente, soberano y viable, dentro de las fronteras anteriores al 4 de junio de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital, conjuntamente con Israel.
Los desarrollos de los años recientes, con la decisión del gobierno de los EE.UU. de mudar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén y su reconocimiento a dicha ciudad como la capital israelí no dividida; la Ley de la nacionalidad relativa a ciudadanos no judíos de Israel, y el Plan del Siglo de los EE.UU. con relación al conflicto israelí-palestino demuestran claras intenciones de EE.UU. e Israel de ignorar los derechos inalienables del pueblo palestino a su Estado. Además, el Plan del Siglo de los EE.UU. incluye la anexión del 30% de Cisjordania (área del valle del Jordán, áreas al norte del Mar Muerto, y grandes asentamientos en la Franja de Gaza), la cual fue recientemente anunciada por el gobierno israelí para el 1ro de julio de 2020.

El CMP declara su firme rechazo y repudio a los planes antes mencionados, los cuales van contra cualquier significado de la Ley Internacional y contra la opinión global de la amplia mayoría de las naciones y pueblos en el mundo. Estos planes constituyen una burda violación de las resoluciones de las NN.UU. y continuarán deteriorando las vidas del pueblo palestino. Los planes de anexión están añadiendo más desestabilización y obstáculos a la paz en todo el Medio Oriente.
Hacemos un llamado al Consejo de Seguridad de las NN.UU., a todos los Estados miembros de las NN.UU., al Consejo de Derechos Humanos de las NN.UU. y a todas las personas amantes de la paz en el mundo, a condenar y a oponerse a la profundización de la ocupación de las tierras palestinas mediante este plan u otros similares, para el 1ro de julio o cualquier otro momento, por parte de Israel, y reafirmamos nuestra solidaridad con el pueblo palestino y su derecho a la autodeterminación:

  • Por el fin de la ocupación israelí y por un estado palestino independiente con las fronteras de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital.
  • Por el reconocimiento por parte de las Naciones Unidas y sus Estados miembros, del Estado de Palestina como miembro pleno de las NN.UU:
  • Por la abolición de los asentamientos y partida de los colonos, la eliminación del Muro de Separación y por el derecho al regreso de los refugiados palestinos a sus hogares.
  • Por la excarcelación de todos los prisioneros políticos palestinos de las cárceles israelíes.
    ¡No puede haber paz en el Medio Oriente sin justicia!

A nombre del Secretariado del CMP

Socorro Gomes – Presidenta
Thanassis Pafilis – Secretario General

Atenas, 29 de junio de 2020

RACISMO Y VIOLENCIA POLICIAL CAPITALISTA

Por Manuel E. Yepe, colaborador del MOVPAZ.

En el capitalismo, la policía, al igual que el ejército y los servicios de seguridad, son agentes directos de la clase dominante, sin mediación de control popular alguno. Los tres, en sus áreas de responsabilidad, son los proveedores “legítimos” de violencia y pretenden tener el monopolio de ésta. Por mucho que los gobiernos aspiren a mantener y promover una imagen de consentimiento, las tres instituciones son el respaldo coercitivo a las amenazas de la élite.
Mientras los gobernadores y alcaldes se suceden, ellos permanecen como vigilantes de los disturbios de la resistencia.
Históricamente, la población negra estadounidense ha sido la que ha ofrecido mayor resistencia colectiva a la clase dirigente. Su condición esclava anterior, su muy limitado disfrute de las normas básicas de la democracia burguesa y su continua segregación física y económica le han dado todas las razones para luchar -a menudo liderando la lucha- contra las injusticias del sistema capitalista.
Esa tradición ha colocado a los afroamericanos en el punto de mira de la riqueza y los poderosos y de sus aparatos de seguridad. Por lo tanto, no es de extrañar que la policía ejerza su poder represivo de manera tan violenta contra los negros.
Así lo expone el comentarista y dirigente político marxista estadounidense Greg Godels en su más reciente columna de prensa partidista.
Por supuesto que esa perspectiva de comprensión del racismo basada en la clase social nunca es escuchada, y mucho menos comprendida por los
medios convencionales de comunicación.
En cambio, los asesinatos policiales se atribuyen a manzanas podridas, mala formación profesional , engaño, ausencia de una policía de raza negra, la falta de la debida supervisión y mala interpretación del “racismo”, como si éste pudiera explicarse simplemente invocándolo con
argumentos acuñados por los mismos racistas.
La violencia policial contra los afroamericanos es tan antigua y persistente como la historia de los primeros africanos traídos al Nuevo Mundo como esclavos.
Como nada ha cambiado en siglos, ciertamente los alcaldes y gobernadores tienen las manos manchadas de sangre. O bien han consentido asesinatos y linchamientos policiales o bien son impotentes o están demasiado asustados para evitarlos… sólo pretenden gobernar
ellos la policía.
Esto es lo que se observa cuando los gobernadores y alcaldes no sueltan a la policía sobre la morralla derechista que invade las sedes de los gobiernos estaduales y de las administraciones de las ciudades.
En el capitalismo, la policía, al igual que el ejército y los servicios de seguridad, son agentes directos de la clase dominante, sin mediación del control popular. Los tres, en sus áreas de responsabilidad, son los proveedores “legítimos” de violencia y pretenden tener el monopolio de la violencia. Por mucho que los gobiernos aspiren a mantener y promover una imagen de consentimiento, las tres instituciones son el respaldo coercitivo a las amenazas al dominio de la élite.
Cuando la clase dirigente estadounidense se niega a abordar la difícil situación de la mayoría desfavorecida de los negros, la policía también recibe el mensaje de negligencia oficial, de desprecio. Los negros mueren por la pobreza, la mala atención médica, la infraestructura inadecuada y los servicios deficientes ante las pandemias y, por supuesto, la violencia policial. El mensaje enviado por la policía es un llamado a que no se resistan a la riqueza y al poder.
Del mismo modo, el “poder fuera de lugar” de la policía amenaza la vida y el bienestar de los afroamericanos, los pobres y los trabajadores. Al igual que los militares y los organismos deseguridad, el papel de la policía no puede separarse de su función central de proteger la riqueza y los privilegios. No puede separarse del sistema capitalista.
Las insurrecciones que se están levantando a lo largo del país son un signo notable de la amplitud y la profundidad del sentimiento antirracista. Son inclusivas de la mejor manera posible. Y han asustado a los Trumps, Cuomos, DeBlasios y los otros encargados de mantener el cumplimiento del sistema. Los medios capitalistas están haciendo todo lo posible para romper la unidad duramente ganada contra el racismo y contra la policía.
En la medida en que la policía es fundamental para mantener la legitimidad del capital, la rebelión actual es una rebelión contra el capitalismo, lo reconozcan o no sus participantes. “Debemos hacer todo lo posible para salvaguardar esa unidad y exponer la fuente del racismo y la violencia policial que no es otra que el capitalismo, reitera Greg Godels desde una óptica comunista y democrática.

Junio 5 de 2019.

Tomado del diario Por Esto!

DE QUÉ NO SERÁ CAPAZ TRUMP PARA REELEGIRSE

Por Manuel E. Yepe, colaborador y miembro del secretariado del MOVPAZ.
Tomado del diario POR ESTO!
La humanidad recordará siempre, con tristeza y dolor, la forma trágica en que concluyeron las hostilidades de la Segunda Guerra Mundial en el teatro de operaciones de Asia y el Pacífico.
El 6 de agosto de 1945, Estados Unidos aerotransportó e hizo estallar sobre la ciudad japonesa de Hiroshima una bomba atómica que asesinó de manera alevosa a 80.000 personas; cifra que aumentó a 200.000 hasta 1950 a causa de los efectos persistentes de la radiación nuclear.
Tras aquel horrendo crimen de lesa humanidad en Hiroshima, en vez de mostrar su arrepentimiento poniendo fin a semejantes acciones contra civiles, los líderes políticos de Estados Unidos prosiguieron en sus empeños por la dominación del mundo con la amenaza del uso de la bomba atómica en función de sus intereses.
En la segunda ocasión lo hicieron sobre una ciudad aún más poblada, Nagasaki, donde el presidente Harry Truman se convirtió en el asesino de unos 300.000 seres humanos adicionales.
El mensaje era evidente y claro: Estados Unidos posee un arma terrible y está dispuesto a usarla contra cualquier nación que se oponga a su dominación mundial.
El gobierno del Japón era entonces una dictadura militar que nominalmente encabezaba un Emperador que había aplastado toda disidencia democrática, había proscrito al partido comunista del país y practicaba una política exterior muy agresiva contra sus vecinos.
En diciembre de 1941, el imperio japonés -que había ocupado una parte considerable de las costas de China, Corea y las colonias francesas de Indochina (Vietnam, Laos y Camboya) cometiendo atrocidades en gran parte de las Indias Orientales Holandesas (Indonesia) -atacó a Hawái, una posesión de Estados Unidos.
Pero, no obstante aquellas victorias iniciales, en 1945 Japón era ya un imperio derrotado. Había perdido sus reservas de petróleo y su flota naval había sido destruida. La Alemania nazi, su mayor aliado, se había rendido en mayo del 45.
En junio de 1945, el gobierno de Japón había comunicado a los gobiernos neutrales de Suecia, Suiza, así como a su más fuerte contrincante, la Unión Soviética, su deseo de paz, solicitando, como una única condición para rendirse, que su emperador se mantuviera como jefe nominal del Estado nipón.
No obstante lo anterior, son muchos los que aún hoy, a 75 años de aquella monstruosa falacia, aceptan como cierta la mentira con que el entonces presidente estadounidense, Harry Truman, justificó la utilización del arma atómica tras el genocidio. Hemos utilizado la bomba atómica para acortar la agonía de la guerra, con el fin de salvar las vidas de miles de jóvenes estadounidenses.
Aquella horrenda mentira-consistente en el ocultamiento de la disposición de Japón a poner fin a las hostilidades con una rendición prácticamente incondicional que habría ahorrado a la humanidad decenas de miles de muertos, heridos y recursos materiales fue el arma letal que usó el gobierno de Estados Unidos para prolongar innecesariamente la guerra unos días en aras de sus espurios objetivos de dominación global.
Desde entonces, Washington no ha cesado en la preparación de un enorme potencial militar en aras de ese objetivo. Ha adoptado una doctrina de guerra preventiva, ha planeado la militarización del espacio y, tras los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, en su propio territorio desató la guerra contra el terror, utilizada para justificar agresiones alrededor del mundo y un estado de guerra permanente en el que el umbral para el uso del arma nuclear desciende cada vez más y su uso parece siempre sólo cuestión de tiempo.
El mundo vive hace algunas décadas pendiente de probables desenlaces nucleares de los conflictos que desata Washington en cualquier lugar del mundo ya sea para imponer o impedir algún tratado de libre comercio por medios violentos; derrocar los gobiernos que él mismo califica de fallidos y los movimientos populares que resisten el imperio corporativo mundial; promover el despojo del petróleo y otros recursos en los países más débiles, u otros fines incalificables.
Con un idiota tan caracterizado por sus mentiras y trampas como Trump que sufre la población estadounidense actualmente como Presidente, a la Humanidad no le queda más remedio que resignarse a esperar un fenómeno de inteligencia popular en la ciudadanía de esa gran nación que impida que esta nueva vez el magnate no pueda manipular su elección con cualquiera que sea el ignominioso recurso a que apele para violar la voluntad popular.
Mucho más peligroso en el ambiente tan cargado de oprobios que ha creado el racismo en estos días con el alevoso asesinato del ciudadano negro estadounidense George Floyd por un policía blanco en la ciudad de Minneapolis, en el estado de Minnesota.
1º de Junio de 2020

Estados Unidos tiene que responder y debe hacerlo ya

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos hace patente el más enérgico llamamiento a todas las organizaciones de paz, en el mundo entero, en aras de que se exija al gobierno de los Estados Unidos que se pronuncie, en torno al ataque terrorista sufrido por la Embajada de la República de Cuba, en su sede de Washington, el pasado 30 de abril.
Es verdaderamente vergonzoso que las autoridades de ese país no hayan condenado a estas alturas el criminal acto, en la misma medida en que no han aportado las informaciones que poseen sobre los nexos del autor material de los 32 disparos contra dicha Misión Diplomática (disparados con un fusil de asalto AK-47) y varios grupos de marcado y prolongado accionar violento contra Cuba, que operan desde La Florida y otros enclaves de la Unión.
El gobierno de Estados Unidos incumple con dicho proceder la Convención de Viena y múltiples tratados, que bajo el amparo del Derecho Internacional, obligan a los estados a proveer de todas las garantías para su labor y, de condiciones de seguridad, al personal diplomático acreditado en sus predios, así como a sus familiares.
Por otro lado el preocupante “silencio cómplice”, que se extiende ya por más de tres semanas, revela el doble estándar que emplea ese país para juzgar al terrorismo; en tanto se convierte en aliento para que agrupaciones vandálicas, diseminadas y entrenadas desde su territorio, puedan desarrollar operaciones de similar naturaleza en el futuro, contra la Mayor de las Antillas y cualquier otra nación.
Como sino no bastara la irresponsabilidad, para colmo de la desfachatez y las malas conductas, la actual administración estadounidense acaba de incluir a Cuba en la espuria y desacreditada lista de “países que no cooperan plenamente” con los esfuerzos antiterroristas, bajo la Sección 40 A (a) de la Ley de Control de Exportación de Armas de ese país.
Dicha decisión, además de que Estados Unidos no tiene autoridad, de ninguna clase, para erigirse en juez internacional —unido a su falta de prestigio en numeroso ámbitos, entre ellos el de los Derechos Humanos— es absolutamente insostenible, debido a la trayectoria transparente, ejemplar, y en apego a los preceptos que rigen las normas y legislaciones internacionales, que durante décadas ha mantenido Cuba.

Esta medida, asimismo, se antoja como “pretexto” para la inclusión venidera de Cuba en la lista de “países que patrocinan el terrorismo internacional”, otro engendro arbitrario yanqui del que fuimos excluidos en el 2015, durante la presidencia de Barack Obama, luego de que Ronald Reagan, en 1982, iniciara este proceder perverso de introducirnos en listados. Alertamos, y denunciamos desde ya, sobre esta maniobra que se elucubra en diversos corredores y círculos de poder de Washington.
Desde La Habana, ni en ninguna ciudad o pueblo de esta geografía, se ha estimulado ni organizado actos terroristas contra Estados Unidos ni país alguno. Hemos pagado, por el contrario, la elevada cuota de sangre que representan los 3478 víctimas mortales de cientos de ataques (entre ellos la explosión del vapor francés La Coubre, el 4 de marzo de 1960 y la voladura en pleno vuelo del avión de Cubana de Aviación en Barbados, el 6 de octubre de 1976, así como las 580 acciones contra sedes y personal diplomático cubano acreditado en el exterior) y los más de 2000 seres humanos, que quedaron incapacitados por motivo de dichas operaciones criminales.
“Cuba no anda de pedigüeña por el mundo, anda de hermana”, sentenció José Martí, el Apóstol de nuestra independencia, hace más de un siglo. Ahora mismo, sin pedir nada a cambio, 26 Brigadas del Contingente Henry Reeve están desplegadas en 24 países en la lucha contra la COVID-19. Ellas se suman a otros destacamentos integrados por miles de miembros de nuestro personal de salud, que trabajaban desde antes en 59 naciones. Algo sencillamente extraordinario, en tiempos en que desde el imperio se pretende globalizar la amenaza, el chantaje y el uso de la fuerza. No en balde más de una veintena de organizaciones europeas, y de otras latitudes, han propuesto al Contingente Henry Reeve al Premio Noble de la Paz.
Esta región, en particular, dio un paso trascendental cuando adoptó, en la II Cumbre de la CELAC, realizada en enero del 2014 en la capital cubana, la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Nada ni nadie puede echar por la borda ese compromiso, el cual fue fruto, de igual manera, de un intenso debate entre gobiernos de disímiles signo político.
Los movimientos de paz de todo el orbe, y las personas de bien en general, no podemos admitir que “silencios cómplices” pongan en peligro la estabilidad y la paz hemisférica y universal. Estados Unidos tiene que responder y debe hacerlo ya.

La Habana, 23 de mayo del 2020

PRECEDENTES EN CUBA DE LA OPERACIÓN GEDEÓN

Por Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ.

La parcial o total defenestración de la operación Gedeón contra Venezuela dejó un importante número de mercenarios capturados, incluyendo a un confeso agente de la DEA (agencia federal de Estados Unidos para el control de drogas) supuestamente dedicada a la lucha contra el contrabando y consumo excesivo de drogas.
La DEA, que emplea a más de diez mil personas para la implementación de sus objetivos así como para perseguir el lavado de activos vinculado a esos delitos, sirve también, con frecuencia para el encubrimiento de propósitos imperialistas del gobierno de Estados Unidos en Latinoamérica y en otras partes del mundo.
Esta nueva victoria de las Fuerzas Militares Bolivarianas y el pueblo venezolano, ha constituido un nuevo fracaso de la política
neocolonizadora de Donald Trump consistente en crear focos de violencia en distintos estados venezolanos y en su capital, Caracas, teniendo como telón de fondo sistemáticas campañas de mentiras en los medios hegemónicos dirigidas a propagar el desorden en aras de imposibilitar la gobernabilidad.
La idea es crear una matriz de opinión que muestre a Venezuela como un país ingobernable que obligue a su presidente, Nicolás Maduro, a pedir apoyo de la OEA y al TIAR, primero, y luego a aprobar una intervención militar humanitaria en su país.
No es noticia que el presidente Trump y sus funcionarios hayan negado la participación de Washington en la derrotada incursión marítima.
Ellos saben que sería contradictorio e inaceptable que el gobierno estadounidense apareciera vinculado con mercenarios y narcotraficantes. Tal escenario no es compatible con la imagen de presentación que se quiere proyectar ante la opinión pública interna y externa, y mucho menos admitir ahora este escandaloso fracaso.
De ahí que el señor Mike Pompeo, dijera a la prensa en su defensa que “si ellos hubieran estado detrás de esas acciones el resultado hubiera sido diferente”, omitiendo cualquier comparación de tan humillante derrota estadounidense lo ocurrido en Vietnam.
Algo parecido hizo el embajador de EEUU en la ONU, Adlai Stevenson, el 15 de abril de 1961 cuando negó todo vínculo de su país con los bombardeos de aviones mercenarios contra Cuba.
El canciller cubano de entonces, Raúl Roa, lo desenmascaró, cuando se hizo noticia mundial que los mercenarios al servicio de Washington se habían rendido a las tropas milicianas cubanas cuando apenas habían transcurrido 64 horas del desembarco invasor en Playa Girón (Bahía de Cochinos).
Stevenson tuvo un gesto ético y reconoció que aquella era la humillación más grande que hubiera recibido su gobierno, gesto ético que ni por asomo puede esperarse de Trump ni de Pompeo.
Pero ahora el tiro le salió por la culata a Trump quien al parecer no sabía que el narcotraficante y agente de la DEA, José Alberto Socorro Hernández, alias “Pepero” había sido apresado en Caracas y confesó las instrucciones recibidas de desarrollar diversas acciones violentas en el estado de Miranda que fueron realizadas por bandas de narcotraficantes y delincuentes comunes orientadas por la DEA y que, según Pepero, tenían el objetivo de desviar la atención de los Servicios de Seguridad venezolanos para entretenerles y darle garantía y protección al plan de desembarco, que se produjo este pasado 3 de mayo por la localidad de Macuto, en el estado de la Guaira.
A nadie debe extrañarle que el gobierno de los Estados Unidos haya utilizado a la DEA para desarrollar estas acciones, así como tampoco jugar un papel de fachada de la Operación Gedeón. Sí ésta resultaba bien, habría aplausos, si salía mal, descalificarían a su agente. Por eso no utilizaron a un estadounidense sino al narcotraficante-agente venezolano Socorro Hernández (alias) Pepero, vinculado a los carteles colombianos que operan en el Zulia, en la frontera con la Alta Guajira colombiano-venezolana, territorio que estuvo bajo el dominio del poderoso jefe del Bloque Norte de los narcoparamilitares  Rodrigo Tovar Pupo, extraditado por Álvaro Uribe Vélez en el 2008, quien dice desde su centro de detención que Uribe lo traicionó.
A nadie debe extrañarle que el gobierno de los Estados Unidos haya utilizado a la DEA para desarrollar estas acciones, así como tampoco que juegue un papel de fachada de la Operación Gedeón. Sí esta salía bien tendría aplausos; si salía mal, descalificarían a su agente y por eso no utilizaron a un estadounidense, sino a un narcotraficante contrarrevolucionario venezolano.
La instalación de 10 bases militares norteamericanas en Colombia oficialmente pactada con el gobierno de Barack Obama, es una humillación a su pueblo y una amenaza regional. Años tardarán los colombianos en eliminar esa ocupación militar yanqui. Guantánamo es un ejemplo, ilegalmente ocupada y denunciada en todos los foros internacionales cuyos acuerdos no obedecen y/o violan descaradamente.


Mayo 13 de 2020.

Tomado del diario Por Esto

Publicado en Noticias. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Declaración del Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos

El Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos condena enérgicamente la más reciente escalada belicista emprendida por el presidente de Estados Unidos Donald Trump, contra la República Bolivariana de Venezuela y Cuba.
En las últimas jornadas, justo cuando el mundo sufre los embates de la pandemia COVID-19 —cuyas estadísticas escalofriantes, en cuanto a número de infestados y víctimas mortales revelan las vulnerabilidades y abismos instaurados por el modelo capitalista, centrado en el consumo y las ganancias económicas y no en los seres humanos— el imperialismo yanqui arrecia su embestida contra nuestras naciones, con el propósito de doblegarnos y ver coronados así su pretensión bicentenaria de controlar, por una u otra vía, nuestro destino.
En aras de consumar dicho afán (no es necesario realizar un recuento de todas las agresiones perpetradas contra los países de América Latina y el Caribe desde la formulación de la nefasta Doctrina Monroe, en 1823, e incluso desde antes) la actual administración estadounidense no deja de envalentonarse y, particularmente contra la tierra de Bolívar y Martí, diseña y pone en práctica recicladas y nuevas estratagemas, que impresionan por lo perverso de las mismas.
En honor a la verdad, casi desde la llegada de Trump al Despacho Oval, en enero del 2017, se implementaron un amplio diapasón de sanciones, y medidas de toda clase, contra ambos procesos revolucionarios. Distintos funcionarios, y el propio presidente, no se cansan de repetir lo mismo que están sobre la mesa todas las opciones contra Venezuela, incluyendo el ataque militar, que van a acabar con la Cuba socialista, intensificando a cotas nunca antes vista la aplicación del amplio entramado de sanciones que significa el bloqueo comercial, económico y financiero que se prolonga por más de 60 años.
Hace solo unas horas el paroxismo de los inquilinos de turno de la Casa Blanca llegó a niveles de especial peligrosidad para toda la región. El despliegue de fuerzas militares navales en zonas aledañas a la República Bolivariana, y la declaración de que Cuba y la hermana nación sudamericana participan del tráfico de drogas, además de una afrenta que la comunidad internacional no puede permitir, revela que las mentes calenturientas de esos halcones están maquinando cualquier invención, y pretexto, para desatar todo su odio y desprecio hacia nosotros.
Días atrás, en la misma línea, calificaron al legítimo gobierno que encabeza Nicolás Maduro como narcotraficante, a lo que añadieron —en el peor estilo del Viejo Oeste— que pagarían sumas millonarias por toda información que contribuyera a deponer y apresar al presidente Maduro y otros dirigentes chavistas. Tal proceder gansteril tiene que ser condenado, con toda vehemencia, por los movimientos de paz del orbe.
En el caso de Cuba son más de 200 las medidas que ha puesto en marcha la administración Trump, con el objetivo de aplastar a la revolución. El Programa de Acciones Encubiertas, rubricado el 17 de marzo de 1960 por el presidente Dwight Eisenhower, y el Memorando elaborado por el subsecretario de Estado Lester Mallory pocos días después, el 6 de abril — bases sobre las que se elaboró la plataforma de ataque que representa el bloqueo y la cual quedaría perfilada completamente bajo la Proclama 3447 firmada por John F. Kennedy, el 3 de febrero de 1962—, resurgen con mayor virulencia, bajo la impronta del principal peligro a la paz mundial, que constituye sin dudas el presidente Trump.
Desde la Mayor de las Antillas hacemos un llamado a los más diversos sectores de la sociedad universal para que no dejemos que la avaricia imperialista se cebe en tiempos en que la única tarea posible es que nos unamos todos para detener el horror que desata este coronavirus.
Estados Unidos es el país con mayor número de personas contagiadas y fallecimientos. Es criterio unánime el mal manejo de Trump al comienzo de esta enfermedad a la cual, con su arrogancia característica, calificó, desoyendo a los científicos y expertos de su propia nación, como una simple gripe. Nadie puede calcular cuántas vidas se habrían salvado si hubiera procedido, desde el principio, con sensatez y efectividad en sus acciones. Por si ello fuera poco, el magnate inmobiliario acaba de culpar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a China por esta pandemia. La única preocupación de Trump, en realidad, es cómo logra reinstalarse otros cuatro años en Washington. Es bochornoso que sean las aspiraciones electorales las que muevan el proceder de quienes dirigen la mayor potencia económica y militar del planeta.
Hace solo unas horas el Papa Francisco, al igual que han hecho numerosas personalidades y líderes de diversas denominaciones religiosas y signo político, expresó desde Roma que son tiempos de dejar atrás conflictos y agresiones que ponen en peligro a la especie humana.
El Movimiento Cubano por la Paz, consciente de que es un momento excepcional para fomentar la solidaridad entre todas las naciones, como único pilar sobre el cual vertebrar estrategias efectivas contra esta enfermedad, hace patente, de igual manera, que nada ni nadie podrá acabar con la Revolución Socialista Cubana, erigida sobre profundas e indoblegables convicciones y principios.
Nuestro pueblo, ni el venezolano, perderán el sueño ni la capacidad de fundar. Cada brigada internacionalista del Contingente Henry Reeve, desplegada en cualquier rincón del planeta para salvar vidas, será un nuevo y elocuente testimonio de que venceremos.
La Habana, 13 de abril de 2020.

Carta del Presidente Nicolás Maduro a los Pueblos del Mundo

Publicado en Declaraciones. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Cuba solidaria da un ejemplo al mundo frente a la pandemia

Cuba nuevamente da un ejemplo de solidaridad y humanidad, esta vez en la lucha contra la pandemia de coronavirus, no solo brindando asistencia médica a tantas personas que la necesitan y avanzando a grandes pasos en la investigación para el desarrollo de una vacuna, sino más recientemente permitiendo que un crucero británico con pasajeros infectados con el virus atraque en la isla revolucionaria.
Mientras tanto, varios países en Europa y Estados Unidos, entre muchos otros, cierran sus fronteras y se aíslan en la búsqueda para tratar de sus propios problemas, a menudo retrasados por la incompetencia de sus líderes o agravados por sistemas de salud pública precarios o inexistentes, como el de Estados Unidos, agravando así las posibilidades de su propia gente, y especialmente de los más vulnerables y trabajadores.
Además de permitir que el crucero británico atraque en la isla, los médicos cubanos continúan viajando a varios países para enfrentar la batalla junto a los más necesitados. En tiempos de crisis y calamidades globales como esta, la importancia de la solidaridad internacional se vuelve aún más clara, lo que Cuba demuestra constantemente con base en sus valores y principios.
Por lo tanto, expresamos nuestra admiración y solidaridad con el pueblo cubano y el reconocimiento de su papel fundamental para tantos millones que ahora cuentan con su apoyo en la necesidad más vital, que es la salud.
Condenamos enérgicamente la perversidad de la continua política imperialista, criminal y agresiva contra la mayor de las Antillas, que heroicamente sobrevive al bloqueo impuesto por Estados Unidos hace seis décadas para tratar de sofocar a un pueblo rebelde que, además de no inclinarse, continúa actuando internacionalmente y dando un ejemplo al mundo.
¡Viva Cuba y la solidaridad entre los pueblos!

Socorro Gomes

Presidenta del Consejo Mundial de la Paz

Declaración del Frente Antiimperialista Internacionalista

El 23 de Febrero se cumplieron 117 años de la ilegal ocupación de la bahía de Guantánamo en Cuba, por parte de los EEUU. Un territorio de poco más de 100 kilómetros cuadrados en el que Estados Unidos mantiene una base naval y además, desde 2002, un centro de internamiento ilegal de supuestos combatientes de Al Qaeda.

En 1903 se firmó, en condiciones de ocupación militar, un tratado de arrendamiento entre EEUU y Cuba por el que se cedía dicho territorio a cambio de un alquiler. Desde el triunfo de la Revolución en 1959, Cuba ha venido denunciando este tratado, negándose a percibir el arrendamiento y exigiendo a EEUU que termine con su ocupación de la bahía de Guantánamo.

En 1969, la Convención Internacional sobre Derecho de tratados, celebrada en Viena, declaró en su artículo 52 como nulo “todo tratado cuyo consentimiento se alcance con la amenaza o uso de la fuerza”, tal como ocurrió en la instalación de la base de Guantánamo. La existencia de la base de Guantánamo se añade además a decenas de otras instalaciones militares de EEUU y de otros aliados de la OTAN en el subcontinente latinoamericano. Se da la paradoja de que la región fue declarada “Zona de Paz”, en proclama firmada por 33 países de la región en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en enero de 2014.

Todas estas instalaciones militares constituyen una permanente amenaza contra la soberanía de las naciones, desde donde se promueven continuos actos de hostigamiento, desestabilización y agresiones militares, abiertas o encubiertas, contra aquellos gobiernos que no se pliegan a las exigencias de la administración de los EEUU, en especial contra la República Bolivariana de Venezuela.

En este contexto, resulta especialmente condenable el papel de las oligarquías locales en los distintos gobiernos, que consienten la presencia de esas bases militares en sus territorios soberanos con tal de ver respaldados sus mezquinos intereses subordinados.

Este panorama dista de ser exclusivo del subcontinente latinoamericano: los tentáculos de la fuerza militar de los EEUU se extienden a más 800 bases e instalaciones repartidas por todo el mundo. En el caso español, las bases de Rota y Morón juegan un papel de primer orden como punto de abastecimiento estratégico desde los EEUU y de proyección de la fuerza para todas las operaciones militares en el Medio Oriente Ampliado, África Subsahariana y, últimamente, de cerco militar a Rusia.

Las oligarquías locales crecidas con la dictadura de Franco permitieron la instalación de estas bases a cambio de un apoyo político que rompiera el aislamiento internacional de un régimen de reconocido origen fascista. La nunca resuelta recuperación de la democracia en España ha permitido la pervivencia de tales bases, hasta el punto de que hoy resulta impensable su mero cuestionamiento, incluso entre los sectores del “nuevo gobierno de progreso”.

El silencio sobre este tema no va a evitar la realidad de los hechos: el Reino de España es cómplice de los crímenes de guerra que los EEUU cometen desde nuestro territorio; pero además, su silencio sobre los crímenes del poder militar de los EEUU, su permanencia como aliado incondicional en la OTAN y su inactividad en procura de alianzas y alternativas para el desmantelamiento de tan perniciosos instrumentos, solo conducen al sacrifico del derecho del pueblo español a vivir en paz y a resolver los conflictos por la vía pacífica, tal como proclamara la Constitución de la Segunda República: “España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional”.

Desde el Frente Antiimperialista Internacionalista hacemos un llamamiento a todas las organizaciones antiimperialistas, solidarias y por la paz a denunciar la ocupación ilegal de Guantánamo por parte de los Estados Unidos y la existencia de más de 800 bases militares de los EEUU en el extranjero.

Asimismo, exigimos del Gobierno español la salida inmediata de la organización criminal OTAN y el cierre de las bases militares norteamericanas en territorio español.

¡POR LA SOBERANÍA DE LOS PUEBLOS!

¡FUERA MANOS ESTADOUNIDENSES DE CUBA!

¡OTAN NO, BASES FUERA!

Publicado por REDH-Cuba Fuente: Frente Antimperialista

A %d blogueros les gusta esto: