Hiroshima y Hagasaki: 75 Aniversario del horrendo crimen atómico

Dr. Leyde E. Rodríguez Hernández. Colaborador del Movimiento Cubano por la Paz y Soberanía de los Pueblos (Movpaz)

Este año se conmemora el 75º aniversario de un crimen horrendo: el uso, por primera vez en la historia de la humanidad, del arma atómica contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.
Con nuestro compromiso consecuente por la paz, rememoramos el hecho porque no es posible olvidar el genocidio de los días 6 y 9 de agosto de 1945, cuando la fuerza aérea de los Estados Unidos lanzó de manera deliberada el fuego nuclear que redujo a cenizas la pacífica Hiroshima, calcinando al instante a más de 25 000 personas. Y pocos días después, como si no hubiera pasado nada, fue repetida la misma acción de terrorismo de Estado contra su vecina Nagasaki, con un saldo de más de 13 000 víctimas. Las estimaciones varían ampliamente entre las diversas fuentes consultadas, pero se cree que, como resultado directo de ambos eventos, murieron entre 150 000 y 250 000 personas.
En el período posterior, las secuelas de la radiación nuclear causaron en la población local una lenta agonía. Año tras año, más de 330 000 personas sufrieron las mortíferas enfermedades producidas por el hongo atómico. Los registros científicos y las anécdotas de los sobrevivientes del holocausto coinciden en que, cuando el bombardero estadounidense lanzó el artefacto explosivo -bautizado irónicamente Little Boy (muchachito)- en Hiroshima, una región de importancia militar para el ejército nipón, enseguida la atmósfera enrarecida emitió radiaciones que alcanzaron 300 000 grados Celsius, una temperatura diez veces superior a la desprendida por el Sol.
Y en un radio de aproximadamente un kilómetro alrededor del lugar de la explosión, los cuerpos se estamparon como fósiles en una alfombra de brasas, mientras los sobrevivientes desesperados intentaban beber agua, pero el preciado líquido estaba contaminado por la lluvia cálida y viscosa cargada de material radiactivo. Con la representación de este abrumador pasaje, en cada aniversario, los japoneses y la humanidad sensata, recuerdan la tragedia con un minuto de silencio percibido interminable en todas las latitudes de Oriente a Occidente.
El balance histórico de aquel crimen de lesa humanidad arroja que el bombardeo contra Hiroshima y Nagasaki no estuvo dirigido realmente contra Japón. El pueblo del archipiélago puso las pérdidas humanas y materiales, pero el movimiento inexorable de la política internacional demostró el verdadero propósito de la denominada “diplomacia del chantaje nuclear” conducida por el presidente de Estados Unidos Harry Truman. Su objetivo estuvo calculado y consistió en intimidar a la Unión Soviética, pues el primer estado socialista del mundo había tenido un accionar protagónico, digamos que esencial, en la victoria contra el fascismo en Europa y se convertiría en una de las superpotencias principales del sistema internacional del siglo XX.
Cuando evocamos a Hiroshima y Nagasaki, el pasado nos lleva de la mano a un presente que permanece amenazado por la existencia aproximada de un total de 13 400 ojivas nucleares en poder de nueve países poseedores de esas mortíferas armas. El dato publicado por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), a principios de 2020, también reflejó que Estados Unidos y Rusia tienen más del 90 % de esas armas y que en comparación con las casi 70 000 ojivas de la época de la Guerra Fría en la década de 1980, las actuales suponen solo una quinta parte, pero suficientes para destruir múltiples veces el planeta Tierra y provocar un definitivo cambio climático global.
A ese enorme poder destructivo se suman los devastadores conflictos armados entre diversas naciones y entre facciones al interior de ellas, los cuales continúan en medio de una pandemia global de Covid-19, por mezquinos intereses geopolíticos y de dominación político-militar, que impiden un cese el fuego global y podrían provocar el estallido de una guerra con armas nucleares. ¿Se imaginan?
Por tanto, la época actual se caracteriza por la existencia de enormes amenazas a la paz y la seguridad internacional. El arma nuclear es la principal amenaza e incorpora un factor de fuerza en la política exterior de las grandes potencias, impidiendo la transformación democrática de las relaciones internacionales.

Los Estados Unidos, la misma superpotencia que ha impuesto el más largo, ilegal e injusto bloqueo económico, comercial y financiero al pueblo cubano, causando enormes daños humanos, han desplegado una intensa actividad política y propagandística para destruir el multilateralismo en las relaciones internacionales. Con su devastadora política, el gobierno de Donald Trump ha desmantelado el sistema de tratados y acuerdos internacionales que sirvieron de cimiento a la arquitectura de seguridad internacional después de la Segunda Guerra Mundial.
En correspondencia con esa orientación militarista y unilateralista, rompió sus responsabilidades con el Tratado de Armas Nucleares de mediano y corto alcance (INF, por sus siglas en inglés), en 2019, y el acuerdo nuclear con Irán firmado por cinco potencias, denominado Grupo 5 + 1, continúa la expansión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia el Este y del sistema antimisil de los Estados Unidos hasta las fronteras de Rusia.
Esa peligrosa situación no sorprende a las personas bien informadas. Es bien conocido que los Estados Unidos constituyen los principales promotores del perfeccionamiento de las armas nucleares, de la militarización del ciberespacio y el espacio ultraterrestre. El desarrollo del arma nuclear, y el proceso de desarme entre las grandes potencias, se ha visto acompañado de los nuevos avances tecnológicos en la esfera de la estrategia militar. Las armas nucleares de hoy son mucho más sofisticadas que las lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki.
La “Revisión de la Postura Nuclear” adoptada por el gobierno de Donald Trump dejó abierta la posibilidad del uso del arsenal nuclear estadounidense. La pretendida grandeza de los Estados Unidos se compara con el poder de sus armas nucleares. Tamaña aberración e inmoralidad no solo aboga por la permanencia de una estructura de sistema internacional nuclear, sino también estimula el desarrollo de una distribución de poder mundial basada en la proliferación nuclear o el veto por unidad de los actores que logren obtener la máxima dimensión del poder militar mediante el arma nuclear.
Las armas nucleares y los llamados sistemas de defensas antimisiles representan hoy una seria amenaza para la estabilidad y la seguridad internacional, porque estimulan la carrera armamentista y el aumento de los gastos militares. La lucha por su prohibición y eliminación total debería ser la máxima prioridad en la esfera del desarme. La única garantía absoluta de evitar la repetición de la cruel experiencia de Hiroshima y Nagasaki se halla en la total eliminación de las armas nucleares, si se tiene en cuenta que componen la panoplia más peligrosa, destructiva y de mayores efectos indiscriminados entre todos los medios de guerra existentes en la actualidad.
Las concepciones militaristas de los Estados Unidos intentan justificar el empleo de las armas nucleares en la “estrategia de la disuasión nuclear” y en la falsa creencia de que podría asestar impunemente un “primer golpe nuclear” a otras potencias rivales. Por sus catastróficas consecuencias humanitarias, el empleo de las armas nucleares implicaría la violación flagrante de normas internacionales, incluidas las relacionadas con la prevención del genocidio y la protección al medio ambiente.
El uso de armas nucleares es un crimen de guerra. No es posible limitar los devastadores efectos de esas armas pues se prolongan por décadas. El arma nuclear es una afrenta a los principios éticos y morales que deben regir las relaciones entre las naciones, pero, además, un conflicto nuclear significaría la desaparición de la civilización humana. De ahí la importancia de estimular el activismo de la opinión pública internacional a favor del desarme y, en particular, por la eliminación total de las armas nucleares. Esta reivindicación no solo es un deber, sino también un derecho legítimo de los pueblos.
El mantenimiento y modernización de las armas nucleares consume excesivos recursos que pudieran y deberían destinarse al desarrollo económico, la creación de empleos, la reducción de la pobreza y el hambre, la solución de problemas sanitarios, la erradicación del analfabetismo, la prevención y enfrentamiento a los desastres naturales causados por el cambio climático global. Urge reorientar esos recursos hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, contenidos en la Agenda 2030, y el combate a la pandemia de COVID-19 que azota a la humanidad.
Sin embargo, sucede todo lo contrario, los Estados Unidos encabezan la lista de los diez países con mayor gasto militar mundial en 2020, justamente en el contexto de la crisis sanitaria mundial, en la que también es el epicentro de la pandemia de COVID-19 con más de 150 mil fallecidos hasta julio de 2020.

Frente a esa realidad, se debe recordar que América Latina y el Caribe fue la primera región densamente poblada del mundo establecida como Zona Libre de Armas Nucleares, en virtud del Tratado de Tlatelolco. Y es la primera región formalmente proclamada como “Zona de Paz”, en ocasión de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebró en La Habana, Cuba, en enero de 2014. La proclamación de la Zona de Paz incluye el compromiso de todos los estados de la región de avanzar hacia el desarme nuclear como objetivo prioritario y de contribuir al desarme general y completo.
La aprobación el 7 de julio 2017 en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares representó un hito histórico que debe ser defendido por los estados y los pueblos amantes de la paz. Este instrumento establece una nueva norma de Derecho Internacional al prohibir las armas nucleares en toda circunstancia.
A 75 años de los criminales bombardeos atómicos contra Hiroshima y Nagasaki, en nuestro movimiento estamos convencidos de que un mundo de paz y sin armas nucleares es posible y necesario para la preservación de nuestra especie. Para lograrlo, como expresara el fundador de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz: “es imprescindible un salto en la conciencia de la humanidad”.
Construyamos un sistema internacional multipolar libre de armas nucleares, cuyas dimensiones del poder abandonen el factor militar, centrándose en el conocimiento científico y las posibilidades infinitas de mejoramiento humano. Solo así podría avanzar la agenda de la paz en solidaridad, cooperación y respeto a la soberanía de los pueblos.
Defendamos sin descanso el derecho a la vida en su armonía con la naturaleza, nuestra madre Tierra.

Declaración del Consejo Mundial de la Paz

El Consejo Mundial por la Paz (CMP), como la Organización Internacional de Movimientos por la Paz y en cooperación con el sistema de las NN.UU. en Nueva York, Ginebra y Viena; y basado en un servicio por espacio de 70 años a la causa de la paz y la amistad de los pueblos, está expresando su más profunda preocupación y desacuerdo con los planes del Estado de Israel de llevar a cabo el 1ro de julio de 2020 la anexión de los territorios palestinos del valle del Jordán.
Quisiéramos llamar su atención hacia la ocupación en curso de los territorios palestinos ocupados el 5 de junio de 1967 (incluyendo Jerusalén oriental), que a pesar del Acuerdo de Oslo de 1993 ha atravesado diversas etapas y fases, mientras que la ocupación se ha tornado permanente y está avanzando a través de los asentamientos ilegales israelíes a la Cisjordania palestina, mediante la creación del muro de separación, el cerco a la Franja de Gaza palestina, los hostigamientos diarios a ciudadanos palestinos y la violencia contra ellos, así como a través del robo de tierras en Jerusalén oriental y los esfuerzos para la judaización de la ciudad por parte del gobierno israelí, contra todas las resoluciones pertinentes de las NN.UU.
Subrayamos nuestra fuerte condena a la posición de los gobiernos que han respaldado, tolerado o apoyado estas violaciones de la Ley Internacional por parte de Israel, alimentando su campaña agresiva y expansionista contra el pueblo y el Estado de Palestina.
Nos hemos opuesto durante décadas a cualquier política de opresión del pueblo palestino, y hemos apoyado la solución del conflicto mediante la creación de un Estado de Palestina independiente, soberano y viable, dentro de las fronteras anteriores al 4 de junio de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital, conjuntamente con Israel.
Los desarrollos de los años recientes, con la decisión del gobierno de los EE.UU. de mudar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén y su reconocimiento a dicha ciudad como la capital israelí no dividida; la Ley de la nacionalidad relativa a ciudadanos no judíos de Israel, y el Plan del Siglo de los EE.UU. con relación al conflicto israelí-palestino demuestran claras intenciones de EE.UU. e Israel de ignorar los derechos inalienables del pueblo palestino a su Estado. Además, el Plan del Siglo de los EE.UU. incluye la anexión del 30% de Cisjordania (área del valle del Jordán, áreas al norte del Mar Muerto, y grandes asentamientos en la Franja de Gaza), la cual fue recientemente anunciada por el gobierno israelí para el 1ro de julio de 2020.

El CMP declara su firme rechazo y repudio a los planes antes mencionados, los cuales van contra cualquier significado de la Ley Internacional y contra la opinión global de la amplia mayoría de las naciones y pueblos en el mundo. Estos planes constituyen una burda violación de las resoluciones de las NN.UU. y continuarán deteriorando las vidas del pueblo palestino. Los planes de anexión están añadiendo más desestabilización y obstáculos a la paz en todo el Medio Oriente.
Hacemos un llamado al Consejo de Seguridad de las NN.UU., a todos los Estados miembros de las NN.UU., al Consejo de Derechos Humanos de las NN.UU. y a todas las personas amantes de la paz en el mundo, a condenar y a oponerse a la profundización de la ocupación de las tierras palestinas mediante este plan u otros similares, para el 1ro de julio o cualquier otro momento, por parte de Israel, y reafirmamos nuestra solidaridad con el pueblo palestino y su derecho a la autodeterminación:

  • Por el fin de la ocupación israelí y por un estado palestino independiente con las fronteras de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital.
  • Por el reconocimiento por parte de las Naciones Unidas y sus Estados miembros, del Estado de Palestina como miembro pleno de las NN.UU:
  • Por la abolición de los asentamientos y partida de los colonos, la eliminación del Muro de Separación y por el derecho al regreso de los refugiados palestinos a sus hogares.
  • Por la excarcelación de todos los prisioneros políticos palestinos de las cárceles israelíes.
    ¡No puede haber paz en el Medio Oriente sin justicia!

A nombre del Secretariado del CMP

Socorro Gomes – Presidenta
Thanassis Pafilis – Secretario General

Atenas, 29 de junio de 2020

RACISMO Y VIOLENCIA POLICIAL CAPITALISTA

Por Manuel E. Yepe, colaborador del MOVPAZ.

En el capitalismo, la policía, al igual que el ejército y los servicios de seguridad, son agentes directos de la clase dominante, sin mediación de control popular alguno. Los tres, en sus áreas de responsabilidad, son los proveedores “legítimos” de violencia y pretenden tener el monopolio de ésta. Por mucho que los gobiernos aspiren a mantener y promover una imagen de consentimiento, las tres instituciones son el respaldo coercitivo a las amenazas de la élite.
Mientras los gobernadores y alcaldes se suceden, ellos permanecen como vigilantes de los disturbios de la resistencia.
Históricamente, la población negra estadounidense ha sido la que ha ofrecido mayor resistencia colectiva a la clase dirigente. Su condición esclava anterior, su muy limitado disfrute de las normas básicas de la democracia burguesa y su continua segregación física y económica le han dado todas las razones para luchar -a menudo liderando la lucha- contra las injusticias del sistema capitalista.
Esa tradición ha colocado a los afroamericanos en el punto de mira de la riqueza y los poderosos y de sus aparatos de seguridad. Por lo tanto, no es de extrañar que la policía ejerza su poder represivo de manera tan violenta contra los negros.
Así lo expone el comentarista y dirigente político marxista estadounidense Greg Godels en su más reciente columna de prensa partidista.
Por supuesto que esa perspectiva de comprensión del racismo basada en la clase social nunca es escuchada, y mucho menos comprendida por los
medios convencionales de comunicación.
En cambio, los asesinatos policiales se atribuyen a manzanas podridas, mala formación profesional , engaño, ausencia de una policía de raza negra, la falta de la debida supervisión y mala interpretación del “racismo”, como si éste pudiera explicarse simplemente invocándolo con
argumentos acuñados por los mismos racistas.
La violencia policial contra los afroamericanos es tan antigua y persistente como la historia de los primeros africanos traídos al Nuevo Mundo como esclavos.
Como nada ha cambiado en siglos, ciertamente los alcaldes y gobernadores tienen las manos manchadas de sangre. O bien han consentido asesinatos y linchamientos policiales o bien son impotentes o están demasiado asustados para evitarlos… sólo pretenden gobernar
ellos la policía.
Esto es lo que se observa cuando los gobernadores y alcaldes no sueltan a la policía sobre la morralla derechista que invade las sedes de los gobiernos estaduales y de las administraciones de las ciudades.
En el capitalismo, la policía, al igual que el ejército y los servicios de seguridad, son agentes directos de la clase dominante, sin mediación del control popular. Los tres, en sus áreas de responsabilidad, son los proveedores “legítimos” de violencia y pretenden tener el monopolio de la violencia. Por mucho que los gobiernos aspiren a mantener y promover una imagen de consentimiento, las tres instituciones son el respaldo coercitivo a las amenazas al dominio de la élite.
Cuando la clase dirigente estadounidense se niega a abordar la difícil situación de la mayoría desfavorecida de los negros, la policía también recibe el mensaje de negligencia oficial, de desprecio. Los negros mueren por la pobreza, la mala atención médica, la infraestructura inadecuada y los servicios deficientes ante las pandemias y, por supuesto, la violencia policial. El mensaje enviado por la policía es un llamado a que no se resistan a la riqueza y al poder.
Del mismo modo, el “poder fuera de lugar” de la policía amenaza la vida y el bienestar de los afroamericanos, los pobres y los trabajadores. Al igual que los militares y los organismos deseguridad, el papel de la policía no puede separarse de su función central de proteger la riqueza y los privilegios. No puede separarse del sistema capitalista.
Las insurrecciones que se están levantando a lo largo del país son un signo notable de la amplitud y la profundidad del sentimiento antirracista. Son inclusivas de la mejor manera posible. Y han asustado a los Trumps, Cuomos, DeBlasios y los otros encargados de mantener el cumplimiento del sistema. Los medios capitalistas están haciendo todo lo posible para romper la unidad duramente ganada contra el racismo y contra la policía.
En la medida en que la policía es fundamental para mantener la legitimidad del capital, la rebelión actual es una rebelión contra el capitalismo, lo reconozcan o no sus participantes. “Debemos hacer todo lo posible para salvaguardar esa unidad y exponer la fuente del racismo y la violencia policial que no es otra que el capitalismo, reitera Greg Godels desde una óptica comunista y democrática.

Junio 5 de 2019.

Tomado del diario Por Esto!

DE QUÉ NO SERÁ CAPAZ TRUMP PARA REELEGIRSE

Por Manuel E. Yepe, colaborador y miembro del secretariado del MOVPAZ.
Tomado del diario POR ESTO!
La humanidad recordará siempre, con tristeza y dolor, la forma trágica en que concluyeron las hostilidades de la Segunda Guerra Mundial en el teatro de operaciones de Asia y el Pacífico.
El 6 de agosto de 1945, Estados Unidos aerotransportó e hizo estallar sobre la ciudad japonesa de Hiroshima una bomba atómica que asesinó de manera alevosa a 80.000 personas; cifra que aumentó a 200.000 hasta 1950 a causa de los efectos persistentes de la radiación nuclear.
Tras aquel horrendo crimen de lesa humanidad en Hiroshima, en vez de mostrar su arrepentimiento poniendo fin a semejantes acciones contra civiles, los líderes políticos de Estados Unidos prosiguieron en sus empeños por la dominación del mundo con la amenaza del uso de la bomba atómica en función de sus intereses.
En la segunda ocasión lo hicieron sobre una ciudad aún más poblada, Nagasaki, donde el presidente Harry Truman se convirtió en el asesino de unos 300.000 seres humanos adicionales.
El mensaje era evidente y claro: Estados Unidos posee un arma terrible y está dispuesto a usarla contra cualquier nación que se oponga a su dominación mundial.
El gobierno del Japón era entonces una dictadura militar que nominalmente encabezaba un Emperador que había aplastado toda disidencia democrática, había proscrito al partido comunista del país y practicaba una política exterior muy agresiva contra sus vecinos.
En diciembre de 1941, el imperio japonés -que había ocupado una parte considerable de las costas de China, Corea y las colonias francesas de Indochina (Vietnam, Laos y Camboya) cometiendo atrocidades en gran parte de las Indias Orientales Holandesas (Indonesia) -atacó a Hawái, una posesión de Estados Unidos.
Pero, no obstante aquellas victorias iniciales, en 1945 Japón era ya un imperio derrotado. Había perdido sus reservas de petróleo y su flota naval había sido destruida. La Alemania nazi, su mayor aliado, se había rendido en mayo del 45.
En junio de 1945, el gobierno de Japón había comunicado a los gobiernos neutrales de Suecia, Suiza, así como a su más fuerte contrincante, la Unión Soviética, su deseo de paz, solicitando, como una única condición para rendirse, que su emperador se mantuviera como jefe nominal del Estado nipón.
No obstante lo anterior, son muchos los que aún hoy, a 75 años de aquella monstruosa falacia, aceptan como cierta la mentira con que el entonces presidente estadounidense, Harry Truman, justificó la utilización del arma atómica tras el genocidio. Hemos utilizado la bomba atómica para acortar la agonía de la guerra, con el fin de salvar las vidas de miles de jóvenes estadounidenses.
Aquella horrenda mentira-consistente en el ocultamiento de la disposición de Japón a poner fin a las hostilidades con una rendición prácticamente incondicional que habría ahorrado a la humanidad decenas de miles de muertos, heridos y recursos materiales fue el arma letal que usó el gobierno de Estados Unidos para prolongar innecesariamente la guerra unos días en aras de sus espurios objetivos de dominación global.
Desde entonces, Washington no ha cesado en la preparación de un enorme potencial militar en aras de ese objetivo. Ha adoptado una doctrina de guerra preventiva, ha planeado la militarización del espacio y, tras los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, en su propio territorio desató la guerra contra el terror, utilizada para justificar agresiones alrededor del mundo y un estado de guerra permanente en el que el umbral para el uso del arma nuclear desciende cada vez más y su uso parece siempre sólo cuestión de tiempo.
El mundo vive hace algunas décadas pendiente de probables desenlaces nucleares de los conflictos que desata Washington en cualquier lugar del mundo ya sea para imponer o impedir algún tratado de libre comercio por medios violentos; derrocar los gobiernos que él mismo califica de fallidos y los movimientos populares que resisten el imperio corporativo mundial; promover el despojo del petróleo y otros recursos en los países más débiles, u otros fines incalificables.
Con un idiota tan caracterizado por sus mentiras y trampas como Trump que sufre la población estadounidense actualmente como Presidente, a la Humanidad no le queda más remedio que resignarse a esperar un fenómeno de inteligencia popular en la ciudadanía de esa gran nación que impida que esta nueva vez el magnate no pueda manipular su elección con cualquiera que sea el ignominioso recurso a que apele para violar la voluntad popular.
Mucho más peligroso en el ambiente tan cargado de oprobios que ha creado el racismo en estos días con el alevoso asesinato del ciudadano negro estadounidense George Floyd por un policía blanco en la ciudad de Minneapolis, en el estado de Minnesota.
1º de Junio de 2020

Estados Unidos tiene que responder y debe hacerlo ya

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos hace patente el más enérgico llamamiento a todas las organizaciones de paz, en el mundo entero, en aras de que se exija al gobierno de los Estados Unidos que se pronuncie, en torno al ataque terrorista sufrido por la Embajada de la República de Cuba, en su sede de Washington, el pasado 30 de abril.
Es verdaderamente vergonzoso que las autoridades de ese país no hayan condenado a estas alturas el criminal acto, en la misma medida en que no han aportado las informaciones que poseen sobre los nexos del autor material de los 32 disparos contra dicha Misión Diplomática (disparados con un fusil de asalto AK-47) y varios grupos de marcado y prolongado accionar violento contra Cuba, que operan desde La Florida y otros enclaves de la Unión.
El gobierno de Estados Unidos incumple con dicho proceder la Convención de Viena y múltiples tratados, que bajo el amparo del Derecho Internacional, obligan a los estados a proveer de todas las garantías para su labor y, de condiciones de seguridad, al personal diplomático acreditado en sus predios, así como a sus familiares.
Por otro lado el preocupante “silencio cómplice”, que se extiende ya por más de tres semanas, revela el doble estándar que emplea ese país para juzgar al terrorismo; en tanto se convierte en aliento para que agrupaciones vandálicas, diseminadas y entrenadas desde su territorio, puedan desarrollar operaciones de similar naturaleza en el futuro, contra la Mayor de las Antillas y cualquier otra nación.
Como sino no bastara la irresponsabilidad, para colmo de la desfachatez y las malas conductas, la actual administración estadounidense acaba de incluir a Cuba en la espuria y desacreditada lista de “países que no cooperan plenamente” con los esfuerzos antiterroristas, bajo la Sección 40 A (a) de la Ley de Control de Exportación de Armas de ese país.
Dicha decisión, además de que Estados Unidos no tiene autoridad, de ninguna clase, para erigirse en juez internacional —unido a su falta de prestigio en numeroso ámbitos, entre ellos el de los Derechos Humanos— es absolutamente insostenible, debido a la trayectoria transparente, ejemplar, y en apego a los preceptos que rigen las normas y legislaciones internacionales, que durante décadas ha mantenido Cuba.

Esta medida, asimismo, se antoja como “pretexto” para la inclusión venidera de Cuba en la lista de “países que patrocinan el terrorismo internacional”, otro engendro arbitrario yanqui del que fuimos excluidos en el 2015, durante la presidencia de Barack Obama, luego de que Ronald Reagan, en 1982, iniciara este proceder perverso de introducirnos en listados. Alertamos, y denunciamos desde ya, sobre esta maniobra que se elucubra en diversos corredores y círculos de poder de Washington.
Desde La Habana, ni en ninguna ciudad o pueblo de esta geografía, se ha estimulado ni organizado actos terroristas contra Estados Unidos ni país alguno. Hemos pagado, por el contrario, la elevada cuota de sangre que representan los 3478 víctimas mortales de cientos de ataques (entre ellos la explosión del vapor francés La Coubre, el 4 de marzo de 1960 y la voladura en pleno vuelo del avión de Cubana de Aviación en Barbados, el 6 de octubre de 1976, así como las 580 acciones contra sedes y personal diplomático cubano acreditado en el exterior) y los más de 2000 seres humanos, que quedaron incapacitados por motivo de dichas operaciones criminales.
“Cuba no anda de pedigüeña por el mundo, anda de hermana”, sentenció José Martí, el Apóstol de nuestra independencia, hace más de un siglo. Ahora mismo, sin pedir nada a cambio, 26 Brigadas del Contingente Henry Reeve están desplegadas en 24 países en la lucha contra la COVID-19. Ellas se suman a otros destacamentos integrados por miles de miembros de nuestro personal de salud, que trabajaban desde antes en 59 naciones. Algo sencillamente extraordinario, en tiempos en que desde el imperio se pretende globalizar la amenaza, el chantaje y el uso de la fuerza. No en balde más de una veintena de organizaciones europeas, y de otras latitudes, han propuesto al Contingente Henry Reeve al Premio Noble de la Paz.
Esta región, en particular, dio un paso trascendental cuando adoptó, en la II Cumbre de la CELAC, realizada en enero del 2014 en la capital cubana, la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Nada ni nadie puede echar por la borda ese compromiso, el cual fue fruto, de igual manera, de un intenso debate entre gobiernos de disímiles signo político.
Los movimientos de paz de todo el orbe, y las personas de bien en general, no podemos admitir que “silencios cómplices” pongan en peligro la estabilidad y la paz hemisférica y universal. Estados Unidos tiene que responder y debe hacerlo ya.

La Habana, 23 de mayo del 2020

PRECEDENTES EN CUBA DE LA OPERACIÓN GEDEÓN

Por Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ.

La parcial o total defenestración de la operación Gedeón contra Venezuela dejó un importante número de mercenarios capturados, incluyendo a un confeso agente de la DEA (agencia federal de Estados Unidos para el control de drogas) supuestamente dedicada a la lucha contra el contrabando y consumo excesivo de drogas.
La DEA, que emplea a más de diez mil personas para la implementación de sus objetivos así como para perseguir el lavado de activos vinculado a esos delitos, sirve también, con frecuencia para el encubrimiento de propósitos imperialistas del gobierno de Estados Unidos en Latinoamérica y en otras partes del mundo.
Esta nueva victoria de las Fuerzas Militares Bolivarianas y el pueblo venezolano, ha constituido un nuevo fracaso de la política
neocolonizadora de Donald Trump consistente en crear focos de violencia en distintos estados venezolanos y en su capital, Caracas, teniendo como telón de fondo sistemáticas campañas de mentiras en los medios hegemónicos dirigidas a propagar el desorden en aras de imposibilitar la gobernabilidad.
La idea es crear una matriz de opinión que muestre a Venezuela como un país ingobernable que obligue a su presidente, Nicolás Maduro, a pedir apoyo de la OEA y al TIAR, primero, y luego a aprobar una intervención militar humanitaria en su país.
No es noticia que el presidente Trump y sus funcionarios hayan negado la participación de Washington en la derrotada incursión marítima.
Ellos saben que sería contradictorio e inaceptable que el gobierno estadounidense apareciera vinculado con mercenarios y narcotraficantes. Tal escenario no es compatible con la imagen de presentación que se quiere proyectar ante la opinión pública interna y externa, y mucho menos admitir ahora este escandaloso fracaso.
De ahí que el señor Mike Pompeo, dijera a la prensa en su defensa que “si ellos hubieran estado detrás de esas acciones el resultado hubiera sido diferente”, omitiendo cualquier comparación de tan humillante derrota estadounidense lo ocurrido en Vietnam.
Algo parecido hizo el embajador de EEUU en la ONU, Adlai Stevenson, el 15 de abril de 1961 cuando negó todo vínculo de su país con los bombardeos de aviones mercenarios contra Cuba.
El canciller cubano de entonces, Raúl Roa, lo desenmascaró, cuando se hizo noticia mundial que los mercenarios al servicio de Washington se habían rendido a las tropas milicianas cubanas cuando apenas habían transcurrido 64 horas del desembarco invasor en Playa Girón (Bahía de Cochinos).
Stevenson tuvo un gesto ético y reconoció que aquella era la humillación más grande que hubiera recibido su gobierno, gesto ético que ni por asomo puede esperarse de Trump ni de Pompeo.
Pero ahora el tiro le salió por la culata a Trump quien al parecer no sabía que el narcotraficante y agente de la DEA, José Alberto Socorro Hernández, alias “Pepero” había sido apresado en Caracas y confesó las instrucciones recibidas de desarrollar diversas acciones violentas en el estado de Miranda que fueron realizadas por bandas de narcotraficantes y delincuentes comunes orientadas por la DEA y que, según Pepero, tenían el objetivo de desviar la atención de los Servicios de Seguridad venezolanos para entretenerles y darle garantía y protección al plan de desembarco, que se produjo este pasado 3 de mayo por la localidad de Macuto, en el estado de la Guaira.
A nadie debe extrañarle que el gobierno de los Estados Unidos haya utilizado a la DEA para desarrollar estas acciones, así como tampoco jugar un papel de fachada de la Operación Gedeón. Sí ésta resultaba bien, habría aplausos, si salía mal, descalificarían a su agente. Por eso no utilizaron a un estadounidense sino al narcotraficante-agente venezolano Socorro Hernández (alias) Pepero, vinculado a los carteles colombianos que operan en el Zulia, en la frontera con la Alta Guajira colombiano-venezolana, territorio que estuvo bajo el dominio del poderoso jefe del Bloque Norte de los narcoparamilitares  Rodrigo Tovar Pupo, extraditado por Álvaro Uribe Vélez en el 2008, quien dice desde su centro de detención que Uribe lo traicionó.
A nadie debe extrañarle que el gobierno de los Estados Unidos haya utilizado a la DEA para desarrollar estas acciones, así como tampoco que juegue un papel de fachada de la Operación Gedeón. Sí esta salía bien tendría aplausos; si salía mal, descalificarían a su agente y por eso no utilizaron a un estadounidense, sino a un narcotraficante contrarrevolucionario venezolano.
La instalación de 10 bases militares norteamericanas en Colombia oficialmente pactada con el gobierno de Barack Obama, es una humillación a su pueblo y una amenaza regional. Años tardarán los colombianos en eliminar esa ocupación militar yanqui. Guantánamo es un ejemplo, ilegalmente ocupada y denunciada en todos los foros internacionales cuyos acuerdos no obedecen y/o violan descaradamente.


Mayo 13 de 2020.

Tomado del diario Por Esto

Publicado en Noticias. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Declaración del Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos

El Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos condena enérgicamente la más reciente escalada belicista emprendida por el presidente de Estados Unidos Donald Trump, contra la República Bolivariana de Venezuela y Cuba.
En las últimas jornadas, justo cuando el mundo sufre los embates de la pandemia COVID-19 —cuyas estadísticas escalofriantes, en cuanto a número de infestados y víctimas mortales revelan las vulnerabilidades y abismos instaurados por el modelo capitalista, centrado en el consumo y las ganancias económicas y no en los seres humanos— el imperialismo yanqui arrecia su embestida contra nuestras naciones, con el propósito de doblegarnos y ver coronados así su pretensión bicentenaria de controlar, por una u otra vía, nuestro destino.
En aras de consumar dicho afán (no es necesario realizar un recuento de todas las agresiones perpetradas contra los países de América Latina y el Caribe desde la formulación de la nefasta Doctrina Monroe, en 1823, e incluso desde antes) la actual administración estadounidense no deja de envalentonarse y, particularmente contra la tierra de Bolívar y Martí, diseña y pone en práctica recicladas y nuevas estratagemas, que impresionan por lo perverso de las mismas.
En honor a la verdad, casi desde la llegada de Trump al Despacho Oval, en enero del 2017, se implementaron un amplio diapasón de sanciones, y medidas de toda clase, contra ambos procesos revolucionarios. Distintos funcionarios, y el propio presidente, no se cansan de repetir lo mismo que están sobre la mesa todas las opciones contra Venezuela, incluyendo el ataque militar, que van a acabar con la Cuba socialista, intensificando a cotas nunca antes vista la aplicación del amplio entramado de sanciones que significa el bloqueo comercial, económico y financiero que se prolonga por más de 60 años.
Hace solo unas horas el paroxismo de los inquilinos de turno de la Casa Blanca llegó a niveles de especial peligrosidad para toda la región. El despliegue de fuerzas militares navales en zonas aledañas a la República Bolivariana, y la declaración de que Cuba y la hermana nación sudamericana participan del tráfico de drogas, además de una afrenta que la comunidad internacional no puede permitir, revela que las mentes calenturientas de esos halcones están maquinando cualquier invención, y pretexto, para desatar todo su odio y desprecio hacia nosotros.
Días atrás, en la misma línea, calificaron al legítimo gobierno que encabeza Nicolás Maduro como narcotraficante, a lo que añadieron —en el peor estilo del Viejo Oeste— que pagarían sumas millonarias por toda información que contribuyera a deponer y apresar al presidente Maduro y otros dirigentes chavistas. Tal proceder gansteril tiene que ser condenado, con toda vehemencia, por los movimientos de paz del orbe.
En el caso de Cuba son más de 200 las medidas que ha puesto en marcha la administración Trump, con el objetivo de aplastar a la revolución. El Programa de Acciones Encubiertas, rubricado el 17 de marzo de 1960 por el presidente Dwight Eisenhower, y el Memorando elaborado por el subsecretario de Estado Lester Mallory pocos días después, el 6 de abril — bases sobre las que se elaboró la plataforma de ataque que representa el bloqueo y la cual quedaría perfilada completamente bajo la Proclama 3447 firmada por John F. Kennedy, el 3 de febrero de 1962—, resurgen con mayor virulencia, bajo la impronta del principal peligro a la paz mundial, que constituye sin dudas el presidente Trump.
Desde la Mayor de las Antillas hacemos un llamado a los más diversos sectores de la sociedad universal para que no dejemos que la avaricia imperialista se cebe en tiempos en que la única tarea posible es que nos unamos todos para detener el horror que desata este coronavirus.
Estados Unidos es el país con mayor número de personas contagiadas y fallecimientos. Es criterio unánime el mal manejo de Trump al comienzo de esta enfermedad a la cual, con su arrogancia característica, calificó, desoyendo a los científicos y expertos de su propia nación, como una simple gripe. Nadie puede calcular cuántas vidas se habrían salvado si hubiera procedido, desde el principio, con sensatez y efectividad en sus acciones. Por si ello fuera poco, el magnate inmobiliario acaba de culpar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a China por esta pandemia. La única preocupación de Trump, en realidad, es cómo logra reinstalarse otros cuatro años en Washington. Es bochornoso que sean las aspiraciones electorales las que muevan el proceder de quienes dirigen la mayor potencia económica y militar del planeta.
Hace solo unas horas el Papa Francisco, al igual que han hecho numerosas personalidades y líderes de diversas denominaciones religiosas y signo político, expresó desde Roma que son tiempos de dejar atrás conflictos y agresiones que ponen en peligro a la especie humana.
El Movimiento Cubano por la Paz, consciente de que es un momento excepcional para fomentar la solidaridad entre todas las naciones, como único pilar sobre el cual vertebrar estrategias efectivas contra esta enfermedad, hace patente, de igual manera, que nada ni nadie podrá acabar con la Revolución Socialista Cubana, erigida sobre profundas e indoblegables convicciones y principios.
Nuestro pueblo, ni el venezolano, perderán el sueño ni la capacidad de fundar. Cada brigada internacionalista del Contingente Henry Reeve, desplegada en cualquier rincón del planeta para salvar vidas, será un nuevo y elocuente testimonio de que venceremos.
La Habana, 13 de abril de 2020.

Carta del Presidente Nicolás Maduro a los Pueblos del Mundo

Publicado en Declaraciones. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Cuba solidaria da un ejemplo al mundo frente a la pandemia

Cuba nuevamente da un ejemplo de solidaridad y humanidad, esta vez en la lucha contra la pandemia de coronavirus, no solo brindando asistencia médica a tantas personas que la necesitan y avanzando a grandes pasos en la investigación para el desarrollo de una vacuna, sino más recientemente permitiendo que un crucero británico con pasajeros infectados con el virus atraque en la isla revolucionaria.
Mientras tanto, varios países en Europa y Estados Unidos, entre muchos otros, cierran sus fronteras y se aíslan en la búsqueda para tratar de sus propios problemas, a menudo retrasados por la incompetencia de sus líderes o agravados por sistemas de salud pública precarios o inexistentes, como el de Estados Unidos, agravando así las posibilidades de su propia gente, y especialmente de los más vulnerables y trabajadores.
Además de permitir que el crucero británico atraque en la isla, los médicos cubanos continúan viajando a varios países para enfrentar la batalla junto a los más necesitados. En tiempos de crisis y calamidades globales como esta, la importancia de la solidaridad internacional se vuelve aún más clara, lo que Cuba demuestra constantemente con base en sus valores y principios.
Por lo tanto, expresamos nuestra admiración y solidaridad con el pueblo cubano y el reconocimiento de su papel fundamental para tantos millones que ahora cuentan con su apoyo en la necesidad más vital, que es la salud.
Condenamos enérgicamente la perversidad de la continua política imperialista, criminal y agresiva contra la mayor de las Antillas, que heroicamente sobrevive al bloqueo impuesto por Estados Unidos hace seis décadas para tratar de sofocar a un pueblo rebelde que, además de no inclinarse, continúa actuando internacionalmente y dando un ejemplo al mundo.
¡Viva Cuba y la solidaridad entre los pueblos!

Socorro Gomes

Presidenta del Consejo Mundial de la Paz

Declaración del Frente Antiimperialista Internacionalista

El 23 de Febrero se cumplieron 117 años de la ilegal ocupación de la bahía de Guantánamo en Cuba, por parte de los EEUU. Un territorio de poco más de 100 kilómetros cuadrados en el que Estados Unidos mantiene una base naval y además, desde 2002, un centro de internamiento ilegal de supuestos combatientes de Al Qaeda.

En 1903 se firmó, en condiciones de ocupación militar, un tratado de arrendamiento entre EEUU y Cuba por el que se cedía dicho territorio a cambio de un alquiler. Desde el triunfo de la Revolución en 1959, Cuba ha venido denunciando este tratado, negándose a percibir el arrendamiento y exigiendo a EEUU que termine con su ocupación de la bahía de Guantánamo.

En 1969, la Convención Internacional sobre Derecho de tratados, celebrada en Viena, declaró en su artículo 52 como nulo “todo tratado cuyo consentimiento se alcance con la amenaza o uso de la fuerza”, tal como ocurrió en la instalación de la base de Guantánamo. La existencia de la base de Guantánamo se añade además a decenas de otras instalaciones militares de EEUU y de otros aliados de la OTAN en el subcontinente latinoamericano. Se da la paradoja de que la región fue declarada “Zona de Paz”, en proclama firmada por 33 países de la región en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en enero de 2014.

Todas estas instalaciones militares constituyen una permanente amenaza contra la soberanía de las naciones, desde donde se promueven continuos actos de hostigamiento, desestabilización y agresiones militares, abiertas o encubiertas, contra aquellos gobiernos que no se pliegan a las exigencias de la administración de los EEUU, en especial contra la República Bolivariana de Venezuela.

En este contexto, resulta especialmente condenable el papel de las oligarquías locales en los distintos gobiernos, que consienten la presencia de esas bases militares en sus territorios soberanos con tal de ver respaldados sus mezquinos intereses subordinados.

Este panorama dista de ser exclusivo del subcontinente latinoamericano: los tentáculos de la fuerza militar de los EEUU se extienden a más 800 bases e instalaciones repartidas por todo el mundo. En el caso español, las bases de Rota y Morón juegan un papel de primer orden como punto de abastecimiento estratégico desde los EEUU y de proyección de la fuerza para todas las operaciones militares en el Medio Oriente Ampliado, África Subsahariana y, últimamente, de cerco militar a Rusia.

Las oligarquías locales crecidas con la dictadura de Franco permitieron la instalación de estas bases a cambio de un apoyo político que rompiera el aislamiento internacional de un régimen de reconocido origen fascista. La nunca resuelta recuperación de la democracia en España ha permitido la pervivencia de tales bases, hasta el punto de que hoy resulta impensable su mero cuestionamiento, incluso entre los sectores del “nuevo gobierno de progreso”.

El silencio sobre este tema no va a evitar la realidad de los hechos: el Reino de España es cómplice de los crímenes de guerra que los EEUU cometen desde nuestro territorio; pero además, su silencio sobre los crímenes del poder militar de los EEUU, su permanencia como aliado incondicional en la OTAN y su inactividad en procura de alianzas y alternativas para el desmantelamiento de tan perniciosos instrumentos, solo conducen al sacrifico del derecho del pueblo español a vivir en paz y a resolver los conflictos por la vía pacífica, tal como proclamara la Constitución de la Segunda República: “España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional”.

Desde el Frente Antiimperialista Internacionalista hacemos un llamamiento a todas las organizaciones antiimperialistas, solidarias y por la paz a denunciar la ocupación ilegal de Guantánamo por parte de los Estados Unidos y la existencia de más de 800 bases militares de los EEUU en el extranjero.

Asimismo, exigimos del Gobierno español la salida inmediata de la organización criminal OTAN y el cierre de las bases militares norteamericanas en territorio español.

¡POR LA SOBERANÍA DE LOS PUEBLOS!

¡FUERA MANOS ESTADOUNIDENSES DE CUBA!

¡OTAN NO, BASES FUERA!

Publicado por REDH-Cuba Fuente: Frente Antimperialista

TERCER SEMINARIO INTERNACIONAL

“REALIDADES Y DESAFÍOS DE LA PROCLAMA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE COMO ZONA DE PAZ”

27 al 29 de abril de 2020

Lugar. Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García” (ISRI) Calle Calzada No.308 esquina a H, Vedado, Plaza. C. Habana

Convocatoria

El Consejo Mundial de la Paz y el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, con el coauspicio del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI), el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), el Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, y el Centro Martin Luther King Jr. (CMLK) convocan a las organizaciones de Paz, a los Movimientos Sociales, a la sociedad civil, a investigadores, profesores y a todos los interesados, a debatir las fortalezas y los problemas y desafíos que afectan la paz de los países latinoamericanos y caribeños.

En este Seminario, proponemos abordar tres grandes ejes temáticos:

  • La ofensiva del imperialismo estadounidense en los ámbitos político, económico, social y mediático durante el gobierno del Presidente Donald Trump y sus efectos en Latinoamérica y El Caribe.
  • La identificación de los problemas y dificultades que presentan las fuerzas políticas que componen la izquierda en el último decenio, que ha dado lugar a la pérdida de espacios políticos en la región.

El Consejo Mundial de la Paz y el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos respaldan los postulados de la “Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz”, documento refrendado por todos los Jefes y Jefas de Estado o Gobierno asistentes a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) celebrada en La Habana en enero de 2014. La Proclama y la Agenda 2030 tienen como objetivo común la existencia y desarrollo de la paz en todos los ámbitos: político, económico, social, medioambiental y comunicacional.

El Programa del Seminario, se estructurará sobre la base de las ponencias enviadas y aprobadas en correspondencia con los tres ejes temáticos propuestos por el Comité Organizador.

El Seminario sesionará en plenario y tendrá una estructura por paneles que contarán con la participación de prestigiosos profesores, investigadores y especialistas cubanos y extranjeros, así como las valiosas ponencias de representantes de organizaciones sociales, movimientos indígenas y personas individuales que deseen exponer sus experiencias y puntos de vista sobre los temas propuestos.

También tendrán lugar intervenciones especiales y conferencias magistrales de personalidades de Cuba y de otras naciones.

Los idiomas oficiales son: español e inglés, este último de manera personalizada.

Modalidades de participación:

Se podrá participar en calidad de ponente o participante. La cuota de inscripción individual será de 200.00 CUP para los nacionales, y 100.00 CUC (pesos cubanos convertibles) para los extranjeros. El pago se realizará en efectivo al Comité Organizador en el momento de la acreditación. La cuota de inscripción se hará efectiva el día lunes 27 de abril antes de la apertura del evento, y cubrirá los gastos de café y almuerzos de los tres días del Seminario, el programa y otros materiales. Al término del mismo se entregará un certificado de participación a los delegados.

Los interesados en oficializar su participación y/o presentar ponencias en el Seminario, deben escribir a las direcciones electrónicas: especialista1@movpaz.cu y especialista2@movpaz.cu

La fecha tope o cierre de la convocatoria para la inscripción y envío de resúmenes de ponencias (hasta 300 palabras). para el Seminario será el martes 31 de marzo de 2020.

Los ponentes dispondrán de 15 minutos para la exposición de sus trabajos.

Modalidades de estancia en Cuba:

La Agencia de Viajes AMISTUR CUBA S.A ofertará un paquete para los participantes en el Seminario. Los interesados pueden contactar a la Especialista Comercial Yania Marrero León por las direcciones electrónicas: eventas@amistur.cu y amistur@amistur.cu

THIRD INTERNATIONAL SEMINAR

“REALITIES AND CHALLENGES OF THE PROCLAIM OF LATIN AMERICA AND THE CARIBBEAN AS ZONE OF PEACE”

April 27 – 29, 2020

Venue: “Raúl Roa García” Higher Institute of International Relations (ISRI),  Calle Calzada No. 308 esquina a H, Vedado, Plaza, La Habana

Call

The World Peace Council and the Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples, with co-sponsorship of the Higher Institute of International Relations (ISRI), the Cuban Institute of Friendship with the Peoples (ICAP), the Peace, Justice and Dignity of the Peoples International Committee, and the Martin Luther King Jr. Center (CMLK) call upon the peace organizations, social movements, civil society, researchers, professors and all interested people to debate on the strengths and the problems and challenges that affect the peace of the Latin American and Caribbean countries.

In this Seminar we intend to broach three large groups of themes:

  • The offensive of USA imperialism in the political, economic, social and media spheres during the government of President Donald Trump, and its effects on Latin America and the Caribbean.
  • The identification of the problems and difficulties that have been present in the last decade in the political forces that make up the left, which have originated the loss of political spaces in the region.

The World Peace Council and the Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples endorse the postulates of the “Proclaim of Latin America and the Caribbean as Zone of Peace”, a document approved by all the Heads of State or Government that attended the 2nd Summit of the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC) held in Havana in January, 2014. The Proclaim and the 2030 Agenda have as common objective the existence and development of peace in all spheres: political, economic, social, environmental, and communicational.

The Seminar program will be structured on the basis of the papers received and approved, according to the three groups of themes proposed by the Organizing Committee.

The Seminar will work in plenary sessions and will have panels with participation of prestigious Cuban and foreign professors, researchers and specialists, as well as the valuable reports by representatives of social organizations, indigenous movements and individuals who may wish to inform their experiences and points of view on the proposed themes.

Other special addresses and master conferences by personalities of Cuba and other nations will also take place.

The official languages are: Spanish and English (the latter, personalized).

Forms of participation:

It will be possible to participate as lecturer or participant. The personal registration fee will be 200.00 CUP for Cuban nationals and 100.00 CUC (Cuban convertible currency) for foreigners. Payment will be made in cash to the Organizing Committee at the moment of registration. The registration fee will be paid on Monday, April 27, before the opening of the event, and will cover coffee and lunch during the three days of the Seminar, plus the program and other materials. A certificate of participation will be handed to the delegates at the termination of the event.

The persons interested in making their participation official and/or in presenting papers at the Seminar must write to the following e-mail addresses: especialista1@movpaz.cu or especialista2@movpaz.cu

The deadline or closing date of the call for registration and remittance of abstracts (up to 300 words) for the Seminar will be March 31, 2020.

The lecturers will have 15 minutes to present their works.

Offers for the stay in Cuba:

AMISTUR CUBA S.A. travel agency will offer a package for the participants in the Seminar. Interested persons may contact Commercial Specialist Yania Marrero León at eventas@amistur.cu y amistur@amistur.cu

Declaración del Movimiento Cubano por la Paz

El Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos condena enérgicamente el golpe de Estado perpetrado en Bolivia, por sectores ultraderechistas que se negaron a reconocer los resultados de las elecciones del 20 de octubre del 2019, en las cuales fue reelecto Evo Morales Ayma como presidente del Estado Plurinacional.
La renuncia del presidente Morales, así como la de su vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra y otras autoridades —con el propósito de frenar la embestida de esos grupos fascistoides que, en pos de coronar sus objetivos no vacilarían en ahogar a los ciudadanos de la hermana nación andina en un baño de sangre— representa, en la práctica, una consecuencia directa de dicha asonada, en la que también aparecen involucrados altos mandos militares y de la Policía Nacional.
Lo ocurrido en las últimas horas viene a confirmar, además, el desprecio de las élites amamantadas por el imperio, a lo largo del tiempo, por los pueblos originarios de nuestro continente y todos aquellos que no se pliegan a los designios de Wall Street.
Desde que Evo Morales asumió la más alta responsabilidad política en el 2006 (convirtiéndose así en el primer presidente indígena de su país y apenas en el segundo de Latinoamérica, después del inolvidable Benito Juárez, en México) los resultados alcanzados son impresionantes en múltiples ámbitos. Bastaría mencionar que, de ser la nación más atrasada en el plano económico del continente, se convirtió en la de mayor crecimiento, en los últimos años, tal como reconocieron la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y otras instituciones.
La constitución aprobada bajo su gestión, y la creación del Estado Plurinacional en el 2009, dándolo rostro a los 36 pueblos originarios, invisibilizados históricamente, son también demostraciones de la hondura de la transformación cualitativa experimentada. Es más, en estos 13 años del denominado Proceso de Cambio se avanzó en disímiles campos con mayor celeridad, y amplitud, que lo experimentado a lo largo de toda la etapa precedente, desde la proclamación de Bolivia como República, en 1825. Los hechos y realizaciones tangibles están ahí para corroborarlo.
En estas horas difíciles ratificamos nuestra invariable solidaridad con el compañero Evo Morales, en tanto que hacemos un llamado a que sea el diálogo el único mecanismo posible en aras de preservar la paz y la integridad de los seres humanos.
Nada ni nadie podrá detener la marcha de los pueblos. Mucho menos hacer que renunciemos a las conquistas ganadas con sudor y sangre a lo largo de décadas de lucha. Nos anima la certeza de que, por complejos que sean los escenarios futuros, el pueblo boliviano vencerá.

Presidenta del CMP, Socorro Gomes, repudia golpe de estado en Bolivia

El 10 de noviembre de 2019, otro golpe de estado se consolida en la resistente América Latina. Entre los avances y retrocesos de la lucha del pueblo latinoamericano, el golpe de estado que retira al presidente Evo Morales del gobierno boliviano es sin duda uno de los reveses más agresivos de los últimos tiempos. Por esta razón, las entidades democráticas y de paz en todo el mundo ya están expresando su solidaridad con el pueblo boliviano en su resistencia y lucha, para enfrentar con valentía el desarrollo de este complot.

Contra la reelección de Evo, con el 47% de los votos en octubre, la Organización de Estados Americanos (OEA) promotora de golpes de estado y la Unión Europea se sintieron autorizadas a exigir una segunda vuelta, cuestionando la legitimidad de las elecciones. Interfirieron en los asuntos internos del país mientras afirmaban desempeñar el papel de observadores electorales imparciales.

Los signos de la inquietud de la oligarquía y de las élites más atrasadas y reaccionarias, como siempre aliadas con el imperialismo estadounidense, eran claros frente al gobierno popular y soberano liderado por Evo con un respaldo popular significativo. Demostrando su disposición a entablar un diálogo democrático e inclusivo, Evo invitó a la oposición a hablar y convocó nuevas elecciones, pero la élite de la oposición demostró de lo qué es hecha y, racista y violenta, utilizó el terror y las amenazas contra los pueblos indígenas.

El 10 de noviembre, el fuerte malestar de las élites alcanzó su punto máximo, con el ultimátum antipatriótico y antidemocrático de las Fuerzas Armadas para que Evo abandonara el Gobierno. ¡Es una acción infame y una traición del pueblo boliviano, que repudiamos en los términos más firmes!

El liderazgo de Evo aseguró a Bolivia un gobierno que finalmente no solo representó realmente a la mayoría de su población, pueblos indígenas, trabajadores y jóvenes, sino que también hizo grandes avances para garantizar el fin del analfabetismo, políticas sociales tan urgentes en un país rico, pero de extrema desigualdad, la nacionalización de sus recursos energéticos más estratégicos, el fortalecimiento de las empresas públicas, entre otros logros históricos y constitucionalizados.

Debido a la potencia del respaldo popular y al movimiento que garantizó la legitimidad del gobierno de Evo, las entidades democráticas y de paz deben redoblar su vigilancia para garantizar la seguridad de estos valientes resistentes contra la persecución de las fuerzas reaccionarias, conservadoras y en parte fanáticas detrás del golpe. 

En lugar de desempeñar el papel de promotores de la democracia, las instituciones internacionales como la OEA siempre están dispuestas a condenar a los gobiernos insumisos como regímenes antidemocráticos. Son protagonistas, manipuladas por el imperialismo estadounidense, de las mayores amenazas a los pueblos de América Latina y el Caribe, por lo que debemos unirnos en la resistencia, en defensa de la paz.

En decidida solidaridad con el pueblo boliviano en su lucha por el restablecimiento de la democracia y la defensa de la soberanía nacional,

Socorro Gomes
Presidenta del Consejo Mundial de la Paz.
11 de noviembre de 2019

In repudiation of the coup d’état and solidarity with the Bolivian people

On November 10, 2019, another coup d’état took place in the unyielding Latin America. Among the advances and setbacks of the Latin American peoples’ struggles, the coup that removes President Evo Morales from the Bolivian Government is undoubtedly one of the most aggressive setbacks of recent times. For this reason, democratic and peace organizations around the world are already expressing their solidarity with the Bolivian people in their resistance and struggle, in order to face with courage this plot’s development. 

Against Evo’s reelection with 47% of the votes in October, the coup-promoting Organization of American States (OAS) and the European Union felt entitled to demand a second round, questioning the elections’ legitimacy. They interfered in the internal affairs of the country while claiming to play the role of impartial election observers.

The signs of the most backward and reactionary elites and the oligarchy’s disquiet, as always allied with US imperialism, were clear in the face of the popular and sovereign government led by Evo with significant popular backing. Demonstrating his willingness to engage in democratic and inclusive dialogue, Evo invited the opposition to talk and even called for new elections, but the opposition elite showed what is made of and, racist and violent, used terror and threats against the indigenous peoples.

On November 10, the elites’ disquiet reached its peak with the anti-patriotic and undemocratic ultimatum of the Armed Forces for Evo to leave the Government. It is an infamous action and a betrayal of the Bolivian people, which we repudiate in the firmest terms!

Evo’s leadership secured Bolivia with a government that not only finally really represented the majority of its population, indigenous peoples, workers and youth, but also made great strides to ensure the end of illiteracy, such urgent social policies in a rich country, but of extreme inequality, the nationalization of its most strategic energy resources, the strengthening of public companies, among other historical achievements assured by the Constitution.

Due to the power of the popular backing and the movement that guaranteed the Evo Government legitimacy, the democratic and peace entities must redouble their vigilance for the security of these brave resistant militants against the persecution of the reactionary, conservative and partly fanatical forces behind the coup. 

Rather than playing the role of promoters of democracy, international institutions such as the OAS are always ready to condemn unsubmissive governments as undemocratic regimes. They are protagonists, manipulated by US imperialism, of the greatest threats to the peoples of Latin America and the Caribbean, so we must unite in resistance, in defense of Peace!

In resolute solidarity with the Bolivian people in their struggle for the restoration of democracy and the defense of national sovereignty,


Socorro Gomes
President of the World Peace Council
November 11, 2019

Repúdio ao golpe de Estado e solidariedade ao povo boliviano

Em 10 de novembro de 2019, consolida-se mais um golpe de estado na aguerrida América Latina. Entre os avanços e retrocessos da luta do povo latino-americano, o golpe que remove do Governo boliviano o presidente Evo Morales é, sem dúvida, um dos mais agressivos retrocessos dos últimos tempos. Por isso, entidades democráticas e da paz em todo o mundo já manifestam sua solidariedade ao povo boliviano na resistência e na luta, para enfrentar com a coragem de sempre, o desenrolar desta trama.

Contra a reeleição de Evo, com 47% dos votos, em outubro, a Organização dos Estados Americanos (OEA) promotora de golpes e a União Europeia sentiram-se no direito de demandar um segundo turno, questionando a legitimidade das eleições. Interferiram nos assuntos internos do país enquanto alegavam desempenhar o papel de observadores eleitorais imparciais.

Há tempos mostravam-se claros os sinais da inquietude da oligarquia e das elites mais retrógradas e reacionárias, como sempre aliadas ao imperialismo estadunidense, diante do Governo popular e soberanista liderado por Evo com significativo respaldo popular. Demonstrando sua disposição ao diálogo democrático e inclusivo, Evo convidou a oposição para conversar e ainda convocou novas eleições, mas a elite oposicionista demonstrou do que é feita e, racista e facínora, usou do terror e das ameaças contra os povos indígenas.

Em 10 de novembro, a inquietude das elites, aguçada, atingiu seu ápice, com o ultimato antipatriótico e antidemocrático das Forças Armadas para que Evo deixasse o Governo. Trata-se de ação infame e uma traição ao povo boliviano, a que repudiamos nos mais firmes termos!

A liderança de Evo garantiu à Bolívia um Governo que não só finalmente representava, realmente, a maioria da sua população, indígenas, trabalhadores e trabalhadores e a juventude, como deu passos largos para assegurar o fim do analfabetismo, políticas sociais tão urgentes num país rico mas de extremada desigualdade, a nacionalização dos seus recursos energéticos mais estratégicos, o fortalecimento de empresas públicas, entre outras conquistas históricas e constitucionalizadas.

Pela potência do respaldo popular e do movimento que garantia a legitimidade ao Governo Evo, as entidades democráticas e da paz devem redobrar a vigilância pela segurança desses valentes resistentes contra a perseguição das forças reacionárias, conservadoras e, em parte, fanáticas, por trás do golpe.

Ao invés de cumprirem papel de promotoras da democracia, instituições internacionais como a OEA estão sempre prontas a condenar governos insubmissos aos EUA como regimes antidemocráticos. São protagonistas, manipuladas pelo imperialismo estadunidense, das maiores ameaças aos povos da América Latina e do Caribe e, por isso, devemos nos unir em resistência, em defesa da Paz!

Em solidariedade resoluta ao povo boliviano em sua luta pela restauração da democracia e na defesa da soberania nacional,

Socorro Gomes
Presidenta do Conselho Mundial da Paz
11 de novembro de 2019

DECLARACIÓN FINAL

Desde esta Cuba solidaria, primer territorio libre de América, reconociendo la heroica resistencia de su pueblo y las conquistas alcanzadas en sesenta años de Revolución, hemos compartido nuestras luchas y esperanzas 1332 representantes de 789 organizaciones del movimiento social y popular, de la solidaridad; de redes, plataformas y articulaciones regionales y globales, de partidos políticos, parlamentarios, religiosos e intelectuales, de 86 países.

Llegamos desde todos los rincones del mundo, con una larga historia de ejercicio de la solidaridad frente a la agresividad imperialista contra la Revolución Cubana, comprometidos con todas las causas justas y como parte de los esfuerzos de unidad en la acción y de las articulaciones de lucha, para reunirnos en La Habana en el Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, del 1 al 3 de noviembre de 2019.

Vivimos un nuevo momento en la historia. Los pueblos en las urnas, en las calles y en las redes sociales demuestran con su voto y sus protestas, el agotamiento de la ofensiva imperial conservadora y restauradora neoliberal de la derecha oligárquica, en alianza con el fundamentalismo religioso, el poder mediático, el capital y las empresas trasnacionales que, de la mano del imperialismo norteamericano, en su naturaleza depredadora, excluye a amplios sectores de la población, destruye el trabajo digno, la vida en armonía con la naturaleza y pone en peligro a la especie humana.

Los pueblos están demostrando que es posible derrotar la ofensiva imperial, que en sus propósitos acude a la criminalización de la protesta social, el confinamiento y desplazamiento de poblaciones, el asesinato de líderes sociales y políticos, el feminicidio, la persecución a líderes de gobiernos progresistas y a la judicialización de la política.

Se abren tiempos de esperanza. La unidad es vital y constituye un deber; la movilización, un grito de orden; la organización popular, una tarea inminente; y la integración, una estrategia que nos llevará a la victoria.

En este momento crucial, nos comprometemos a:

  1. Hacer nuestra la Declaración de Solidaridad con Cuba aprobada en este Encuentro, movilizándonos en acciones permanentes, intensivas y sistemáticas de alto impacto mediático, contra la escalada agresiva del imperialismo yanqui, como parte de la Campaña internacional “Manos fuera de Cuba”.
  • Exigir el levantamiento del recrudecido, criminal y genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por el gobierno de Estados Unidos, y respaldar la Resolución que se presentará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, los días 6 y 7 de noviembre de 2019, seguros de otra contundente victoria de la comunidad internacional.
  • Denunciar las amenazas y agresiones de diversa naturaleza sobre todos los gobiernos soberanos que se niegan a servir a la potencia hegemónica, que busca instalar bases militares en sus territorios y usurpar sus recursos estratégicos.
  • Reafirmar y defender la vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
  • Denunciar los graves riesgos que entraña para América Latina, el Caribe y el mundo, la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), orientado a respaldar militarmente el afán del gobierno de los Estados Unidos de revivir la Doctrina Monroe.
  • Expresar nuestra firme solidaridad con la Revolución Bolivariana y Chavista, la unión cívico-militar del pueblo, y su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros que ha sabido defender con firmeza su soberanía frente a las agresiones de todo tipo del gobierno de los Estados Unidos y sus aliados entreguistas que adoptan medidas contra los verdaderos representantes diplomáticos del gobierno venezolano. Apoyar el diálogo con sectores de la oposición para mantener la paz en Venezuela.
  • Intensificar la movilización en reclamo de la inmediata liberación del compañero Luiz Inácio Lula Da Silva, víctima de la judicialización de la política, que tiene como fin la persecución y encarcelamiento de líderes políticos de izquierda y progresistas latinoamericanos.
  • Felicitar al pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia por su victoria en el proceso electoral y al Presidente Evo Morales Ayma por su reelección, como resultado de las medidas en beneficio popular y el crecimiento económico. Igualmente, denunciar los intentos de golpe de estado y de desestabilización desatada por sectores de la oposición, instigados por los Estados Unidos, contra la paz y la seguridad ciudadana en Bolivia
  • Condenar los intentos de la administración estadounidense de desestabilizar al gobierno de Nicaragua y reiterar el derecho de su pueblo a la Paz.
  • Demandar la independencia de Puerto Rico, nación latinoamericana y caribeña sometida hace más de un siglo al dominio colonial de los Estados Unidos, donde su pueblo se revela victorioso en las calles frente a las políticas del gobierno anexionista.
  • Expresar nuestra firme solidaridad con las naciones del Caribe, en su legítimo reclamo de reparación por las secuelas de la esclavitud; así como el trato justo y diferenciado en el enfrentamiento al cambio climático, en correspondencia con sus circunstancias especiales y su situación de mayor vulnerabilidad.
  • Apoyar la demanda histórica del pueblo argentino por la recuperación de las islas Malvinas, territorio que legítimamente le pertenece.
  • Denunciar a los gobiernos que, siguiendo los dictados del imperialismo yanqui y las recetas del Fondo Monetario Internacional, imponen a sangre y fuego a sus pueblos políticas neoliberales de choque, profundizando la injusticia social y afectando especialmente a los sectores más vulnerables de la sociedad. Condenar enérgicamente el uso de la fuerza y la represión para intentar aplastar los justos reclamos de los movimientos sociales y populares.
  • Defender la decisión del pueblo de Chile a revelarse en las calles con valentía para abrir las grandes alamedas contra las políticas represivas y antipopulares del gobierno, y condenar el empleo de torturas, violaciones, mutilaciones y muerte de ciudadanos chilenos a manos de los órganos represivos del país.
  • Condenar la represión en Ecuador y el costo en vidas humanas para ese hermano pueblo que se enfrenta al paquetazo neoliberal
  • Rechazar al gobierno pro imperialista de Jair Bolsonaro, plegado a los intereses de los Estados Unidos y empeñado en revertir los avances alcanzados en ese hermano país, destruir los procesos de integración y toda expresión progresista y de izquierda en la región.
  • Respaldar el derecho del pueblo colombiano a la paz y defender la implementación plena del Acuerdo Final para lograrla. Exigir al gobierno el respeto a la vida de los ex combatientes y líderes políticos y sociales. Llamamos a retomar la Mesa de Diálogo con el Ejército de Liberación Nacional.
  • Expresar la más profunda solidaridad hacia el hermano pueblo haitiano en su lucha por la justicia social, las reparaciones históricas y una vida digna.
  • Manifestar nuestro respaldo a la lucha del pueblo hondureño y sus legítimas reivindicaciones.
  • Felicitar al pueblo argentino y a su presidente electo Alberto Fernández, por el merecido triunfo en las urnas, que propicia una derrota al neoliberalismo y recupera la esperanza y dignidad de esa nación.
  • Saludar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y su contribución a la unidad de América Latina y el Caribe, en defensa de los principios de no intervención y respeto a la soberanía
  • Expresar nuestro apoyo y solidaridad al Frente Amplio Uruguayo que defiende la continuidad de los avances alcanzados en los últimos tres lustros en favor de su pueblo.
  • Denunciar la intromisión del imperialismo en los asuntos internos de los países de África y Medio Oriente, la agresión y las guerras desatadas, bajo la llamada cruzada contra el terrorismo, por el control de los recursos naturales de esas regiones. Rechazar las medidas económicas coercitivas contra Zimbabue
  • Apoyar la causa histórica de lucha de los pueblos saharaui y palestino, por su derecho a la libre determinación.
  • Exigir el fin de la intervención imperialista contra Siria y el pleno respeto a su soberanía e integridad territorial.
  • Saludar el proceso de acercamiento y diálogo intercoreano. Condenar las sanciones unilaterales contra la República Popular Democrática de Corea.
  • Rechazar todas las formas de discriminación y violencia por razones de género, color de la piel, creencia religiosa, orientación sexual u otra manifestación que atente contra la dignidad e integridad de las personas y llamar a la solidaridad con sus agendas de lucha; así como reconocer el aporte de los movimientos de mujeres y feministas en los procesos emancipatorios.
  • Defender los derechos de los pueblos originarios a su cultura, a sus territorios, tradiciones y costumbres ancestrales. Expresar nuestro apoyo a las comunidades de origen africano y a las minorías en la lucha por sus reivindicaciones.
  • Reconocer el protagonismo y compromiso de lucha de los jóvenes como fieles continuadores del legado emancipador e internacionalista de nuestros próceres.
  • Condenar enérgicamente la actual política antiinmigrantes de los gobiernos de los Estados Unidos y la Unión Europea, así como toda manifestación de fascismo, xenofobia, y racismo.
  • Denunciar la actual cruzada macartista del gobierno de los Estados Unidos y la campaña anticomunista que tiene lugar en Europa.
  • Convocar a la lucha global para defender los recursos naturales, la biodiversidad, la soberanía y la seguridad alimentaria, la madre tierra, las conquistas y derechos sociales.
  • Fortalecer la respuesta a la guerra cultural y simbólica que tiene como espacio en disputa a la subjetividad del ser humano, articulando la batalla mediática en Internet y las redes sociales digitales, alimentando las redes de la verdad frente a la ofensiva de la mentira del imperialismo neoliberal.

Por tanto:

Reiteramos la importancia de avanzar en la construcción de la unidad antimperialista de las fuerzas políticas de izquierda y de los movimientos sociales y populares, con respeto a la pluralidad, la diversidad y el derecho soberano de los pueblos para escoger libremente su forma de organización política, económica y social, convencidos de que la unidad es la única vía para alcanzar la victoria en el enfrentamiento al principal enemigo de los pueblos: el imperialismo yanqui y sus aliados.

Agradecemos al pueblo, al Gobierno de la Isla de la Libertad y de la Unidad y al Capítulo Cubano de los Movimientos Sociales por su hospitalidad e invariable solidaridad. Continuaremos junto a ustedes, comprometidos con su proyecto social y con el compromiso de divulgar la verdad sobre esta invencible Revolución.

Este Encuentro reafirma la voluntad de lucha de nuestros pueblos y constituye un formidable estímulo para continuar adelante, conscientes de que seguiremos en resistencia hasta vencer.

Ante el plan desintegrador del imperialismo y la derecha conservadora, oligárquica y neoliberal, opongamos el plan integrador, soberano y digno de nuestros pueblos. Unámonos para exigir nuestro derecho al desarrollo, a la vida y al porvenir. La unidad antimperialista es la táctica y la estrategia de la victoria.

¡Señores imperialistas, Manos Fuera de Cuba!

¡Los pueblos seguimos en lucha!

¡Hasta la victoria siempre!

DECLARACIÓN DEL MOVPAZ CONTRA EL BLOQUEO

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos condena el Bloqueo y la activación de los capítulos III y IV de la Ley Helms Burton que atentan contra la paz, la soberanía y la autodeterminación del pueblo cubano de continuar cimentando el sistema socialista en Cuba.

La mayoría del pueblo estadounidense desconoce porque se la ocultan, la perversidad que despliegan desde las entrañas del monstruo los gobiernos y los grupúsculos de origen cubano contra un pueblo solidario y generoso que sólo desea la paz ¡¡¡cuánta afrenta!! como diría Martí.

Este es el XVI Foro de las organizaciones de la sociedad civil cubana exigiendo el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero, un acto de guerra reconocido como un “crimen internacional de genocidio”, impuesto desde hace casi seis décadas de manera unilateral por los EEUU contra el pueblo cubano.

En particular en este Foro nuestras demandas se multiplican a partir de las nuevas maniobras llevadas a efecto contra nuestro país por el Presidente Donald Trump, quien además está fomentando los planes subversivos, sobre todo dirigidos a los jóvenes, y ha aumentado el alcance extraterritorial del bloqueo a partir del incremento de la las sanciones a terceros países por comercializar y realizar inversiones en Cuba.

Apoyamos la Carta de Las Naciones Unidas y los principios y derechos fundamentales del Derecho internacional: igualdad soberana, no intervención, Independencia y Derecho a la nacionalización.

Respecto a Cuba, no existe ninguna ley ni normativa internacional que respalde la aplicación del bloqueo al pueblo cubano en tiempo de paz. Nuestra nación respeta al pueblo estadounidense, y en modo alguno representa un peligro para su seguridad nacional.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos levanta su voz junto a más de un centenar de organizaciones de la sociedad civil de Cuba presentes en este acto, para exigirle a EEUU elimine sin condicionamientos el inhumano bloqueo y el capítulo III de la Ley Helms Burton que han ocasionado millones de dólares de pérdidas al Estado, y sensibles afectaciones en la salud, la alimentación, la agricultura, el comercio exterior, el turismo y las inversiones extranjeras.

El bloqueo es especialmente criminal en la esfera de la salud pública, porque impide el acceso a comprar en los EEUU medicamentos vitales destinados especialmente a personas aquejadas de graves enfermedades, algunas de las cuales, entre ellas niñas y niños, han lamentablemente fallecido, así como equipos de última generación para los hospitales.

A pesar de estas agresiones que inciden duramente desde hace seis décadas, Cuba han impulsado el desarrollo nacional en las diferentes esferas como la biotecnología, e históricamente ha prestado y continuará haciéndolo, asistencia médica en más de 60 países, en los que atienden preferentemente a los más desposeídos.

Entre las acciones permanentes de nuestra organización, están la demanda del levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero y la eliminación del Capítulo III de la Ley Helms Burton; la devolución del territorio ilegalmente ocupado en la provincia de Guantánamo por una base naval estadounidense, en contra de la voluntad del pueblo y el gobierno cubanos, y la difusión de la trascendental “Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz”, adoptada en la Cumbre de la CELAC celebrada en La Habana en el 2014.

En este XV Foro en el que se reúne la Sociedad Civil Cubana, respaldamos la denuncia realizada contra EEUU por Cuba en la Organización Mundial del Comercio por obstaculizar las relaciones comerciales de la isla.

Apoyaremos con firmeza el Informe que presentará Cuba sobre la Resolución 73/8 de la Asamblea General de las Naciones Unidas “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

¡¡¡Manos fuera de Cuba!!!

¡¡¡Abajo el Bloqueo!!!

¡¡¡Viva la Paz!!!

X Encuentro Nacional del Movimiento de Solidaridad Cuba Venezuela

El Comité de Solidaridad Internacional (COSI), conjuntamente con otras organizaciones sociales y partidos políticos, participó en el X Encuentro Nacional del Movimiento de Solidaridad Cuba Venezuela realizado este mes en Cumaná con presencia de delegaciones internacionales.

Esta actividad tuvo por objetivo fortalecer la unidad antiimperialista de los pueblos para frenar la escalada de agresiones de la administración Trump contra países que defienden su autodeterminación y su soberanía.

El evento fue inaugurado con palabras del  Gobernador Edwin Rojas; el Alcalde del Municipio Sucre, Luis Sifontes, quien declaró a Cumaná “capital de la solidaridad”, así como la intervención de Yhonny García, coordinador del Movimiento de Amistad y Solidaridad Cuba Venezuela.

En la cita se discutieron las consecuencias del bloqueo económico a Venezuela y se delinearon acciones para afianzar el movimiento de solidaridad internacional.

Por los invitados internacionales, intervinieron Makiko Miyamoto, de la asociación de Amistad Japón Cuba; Basel Salen Seham, del Frente Popular para la Liberación Palestina y Lily Zamora, directora para América Latina y el Caribe del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

El historiador Enrique García, imiembro de la Junta Directiva Nacional del COSI, cerró la jornada con su ponencia “Los vínculos históricos de Venezuela y Cuba”.

Un próximo encuentro se efectuará en La Habana, entre el 1 y el 3 de noviembre para consolidar el trabajo especialmente en el campo mediático y en las campañas contra los ilegales bloqueos financieros a Cuba y Venezuela.

Cumaná,26-09-2019/ Prensa COSI-Agencias

EL PRIMER BLOQUEO YANQUI CONTRA CUBA

Por Manuel E. Yepe

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México

La clase dirigente de Estados Unidos ha venido abogando por la posesión de Cuba desde fines del siglo XVIII, o sea, desde antes de las primeras guerras de independencia de la isla. Dos preceptos condicionaban entonces la política exterior de Norteamérica hacia

Cuba: la doctrina del destino manifiesto y la teoría de la fruta madura.

En junio de 1783, el segundo presidente de los EEUU, John Adams, expresó que la isla de Cuba era una extensión natural del continente norteamericano y que su anexión era absolutamente necesaria para la existencia de Estados Unidos. Sostuvo que jamás sería permitida su independencia y mucho menos apoyaría la lucha de su pueblo por obtenerla. Lo mejor era que Cuba continuara  en posesión de España hasta tanto pudiera ser asimilada por ellos.

El “Destino Manifiesto” era la concepción desarrollada en esos tiempos como doctrina que atribuía a EEUU la misión especial de llevar su sistema de organización económica, social y política a toda la América del Norte. Posteriormente sería extendido a todo el Hemisferio Occidental.

La expansión al Oeste se completó a fines del Siglo XIX: la población aborigen fue aniquilada y los mexicanos perdieron casi la mitad de su territorio (Texas, Nuevo México y California).

En 1823, el presidente James Monroe pronunció la doctrina de “América para los americanos”, que sentaba que toda interferencia por cualquier potencia europea en las repúblicas latinoamericanas que emergían, sería considerada un acto inamistoso contra Estados Unidos y, por tanto,  Washington se atribuía el derecho de proteger a la región. El aparente paternalismo hacia el resto del hemisferio pronto se convirtió en evidente expansionismo.

Algunos años antes, John Quincey Adams, entonces Secretario de Estado en el gobierno de Monroe y posteriormente su sucesor en la Presidencia, había escrito: “…si una manzana, derribada  de su árbol por la tempestad, no puede sino caer a tierra, Cuba, separada por la fuerza de su anormal conexión con España e incapaz de sostenerse por sí misma, solo puede gravitar, hacia Norteamérica, que no puede, por la misma ley natural, rechazarla de su regazo.”

Este principio –conocido como el de la “fruta madura”- no fue obstáculo, sin embargo, para que Estados Unidos tratara de comprar a Cuba de España. Una oferta de cien millones de dólares a tal efecto fue rechazada por la corona ibérica.

En la década de 1880, ya el capital estadounidense se hallaba sólidamente involucrado en Cuba, especialmente en la industria azucarera, como resultado de su interés global de convertir a las islas del Caribe en economías azucareras.

Dado que  en la memoria popular estaban aún vivas las raíces revolucionarias de Estados Unidos, muchos ciudadanos comunes de esa nacionalidad tenían simpatías por Cuba. Este hecho solapó una tensa preparación allí para una intervención militar directa en la guerra de los cubanos contra España por su independencia.

Sin embargo, en 1895, poco antes de caer en combate,  el líder revolucionario cubano José Martí escribió que, al luchar contra España, Cuba pretendía “evitar, con su independencia que Estados Unidos se expandiera por las Antillas y cayera con esa fuerza más sobre las tierras de nuestra América. Todo lo que he hecho hasta ahora ha sido para eso”, subrayaba Martí.

El 24 de diciembre de 1897, el Subsecretario de Guerra de estadounidense, J.C. Breckenridge, escribió en un memorando: “Esta población (la cubana) está constituida de blancos, negros, asiáticos y personas que resultan de la mezcla de estas razas. Los habitantes son generalmente indolentes y apáticos.… En tanto que este pueblo sólo posee una vaga noción del bien y del mal, tiende a buscar placer no a través del trabajo sino de la violencia, es obvio que la anexión inmediata de estos elementos perturbadores y tan numerosos a nuestra federación constituiría una locura, así que, antes de proceder a ello, debemos limpiar el país. Tenemos que destruir todo lo que esté al alcance del fuego de nuestros cañones. Debemos imponer un férreo bloqueo de manera que el hambre y su compañera perenne, las enfermedades socaven la población pacífica y diezmen su ejército. El ejército aliado deberá  estar comprometido en acciones de reconocimiento y de vanguardia constantemente, para que el ejército cubano esté irreparablemente atrapado entre dos frentes.”

“Cuando llegue este momento, debemos crear conflictos a este gobierno independiente que deberá enfrentarse a estas dificultades que a su vez deben coincidir con los desasosiegos y la violencia entre los elementos antes mencionados, a quienes debemos apoyar. Para resumir, nuestra política debe ser siempre apoyar al más débil frente el más fuerte, hasta que hayamos logrado exterminarlos a ambos, a fin de anexarnos la Perla de las Antillas.”

Septiembre 30 de 2019.

III Llamamiento Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo

El Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo tendrá lugar en La Habana del 1 al 3 de noviembre del presente año, organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, el Capítulo Cubano de los Movimientos Sociales y la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo.

La realización del Encuentro en La Habana expresa la decisión de la Revolución Cubana de responder al reclamo de la izquierda política, la izquierda social y el Movimiento de Solidaridad con Cuba de que nuestro país continúe siendo un punto de encuentro de las luchas de los pueblos en nuestro continente.

Nos hemos propuesto que el evento sea una contribución real al enfrentamiento a la actual ofensiva contrarrevolucionaria del imperialismo norteamericano, a la búsqueda de la más amplia unidad posible de las fuerzas de izquierda de la región y al fortalecimiento de la solidaridad militante con las causas justas que defienden los pueblos. En la actual coyuntura política, signada por la agresividad de la administración Trump, se buscarán nuevas vías para reforzar la solidaridad con estas causas en el orbe, principalmente en nuestra región.

En noviembre se hará presente también en La Habana una heterogénea representación de Estados Unidos y Canadá, amigos que siempre se han puesto del lado de la justicia y que desde el triunfo mismo de la Revolución Cubana han sido solidarios con nuestro pueblo. Contaremos también con importantes figuras de la intelectualidad, comprometidas con las luchas liberadoras de los pueblos.

La creciente hostilidad contra Cuba y demás países de la región, la persecución judicial de líderes progresistas, la imposición del neoliberalismo reciclado, son rasgos distintivos de la actual política norteamericana hacia América Latina y el Caribe que despiertan la capacidad de lucha de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

De igual manera, la movilización para la ocasión de cientos de luchadores sociales, líderes políticos, intelectuales, campesinos, mujeres, indígenas, activistas de la solidaridad, entre otros; se constituirá en un formidable aliento a la resistencia heroica del pueblo cubano, empeñado en derrotar la Ley Helms Burton, el bloqueo y llevar adelante la actualización de su modelo de desarrollo económico y social.

Frente al pesimismo y la claudicación de algunos, los participantes en el Encuentro antimperialista de solidaridad responderán con el fortalecimiento de la moral de lucha y la convicción profunda de que los pueblos de América Latina y el Caribe continuarán marchando hacia su segunda y definitiva independencia.

El Comité organizador del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, convoca a un evento que ponga de manifiesto las mejores tradiciones de hospitalidad del pueblo cubano y su compromiso con la independencia, la justicia, la paz y la fraternidad entre los pueblos.

Nota: Los interesados deberán enviar su confirmación de participación al correo enc.jornada2019@gmail.com con copia a los correos de AMISTUR direccion@amistur.cu y comercial@amistur.cu

Max Blumenthal drops by the largest US military base in Latin America

DECLARACIÓN DEL MOVIMIENTO CUBANO POR LA PAZ Y LA SOBERANÍA DE LOS PUEBLOS

Expresamos nuestro más enérgico repudio, a las  recientes decisiones y acciones adoptadas por el Gobierno de los Estados Unidos, dirigidas a recrudecer el criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra el pueblo cubano por más de cinco décadas.

La implementación en toda su extensión de la desvergonzada Ley Helms Burton y en especial, la decisión de cancelar las prórrogas de no aplicación de su Título III, sumado a las más recientes medidas implementadas a su arbitrio, ponen de manifiesto nuevamente y de la manera más cruel posible, la pretensión imperial de someter al valiente, noble y solidario pueblo de Cuba y a su invicta Revolución.

Las infames mentiras y calumnias bajo las que se escudan los voceros más reaccionarios y archiconservadores del imperio, buscan sancionar a Cuba por su presunto involucramiento en los procesos políticos de Venezuela y Nicaragua y no son más que argucias falaces bajo las que se ocultan los verdaderos designios de sucesivos gobiernos de Estados Unidos de acabar con el ejemplo revolucionario y socialista de Cuba y de su pueblo.

En la actual coyuntura de abierto injerencismo e intervencionismo de Estados Unidos en América Latina y El Caribe,  avalados por la reactivación de la tristemente célebre Doctrina Monroe y la aplicación de medidas de fuerte contenido nacionalista,  proteccionista y xenófobo en sus relaciones con la Región, cobra mayor vigencia la defensa que estamos obligados a mantener los postulados contenidos en la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz, suscrita por todos los Jefes de Estado y de Gobierno durante la Segunda Cumbre de la CELAC realizada en La Habana en enero del 2014.

Asimismo, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los pueblos, convoca a todos las organizaciones, movimientos y personalidades amantes de la paz de todo el Continente y del mundo,  a oponerse firmemente a todas las violaciones y agresiones contra la independencia, la soberanía y el derecho internacional, que el grupo instalado en el actual gobierno estadounidense promulga y estimula en su desmedido afán por destruir, no solo a las Revoluciones de Venezuela, Nicaragua y Cuba sino a todo los procesos progresistas de la nuestra Región.

Exhortamos a multiplicar las acciones expresivas de la más amplia y contundente solidaridad con los pueblos de la Venezuela bolivariana, de la Nicaragua sandinista y de la Cuba martiana y fidelista en este complejo momento histórico regional y mundial.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos une su voz y su acción junto a la de todo el pueblo cubano y su dirección política y gubernamental para refrendar la firme disposición de defender la Patria, la Revolución y el Socialismo, seguros de que nuevamente fracasarán los empeños imperialistas por destruirnos.

La Habana, 5 de junio 2019

CONTROL DE ARMAS NUCLEARES INSEGURO

Por Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ

Tomado del diario Por Esto!, Mérida, México.

Hizo el pasado mes una década que el presidente Barack Obama declaró ante una multitud en Praga, el compromiso de Estados Unidos de buscar la paz y la seguridad en un mundo sin armas nucleares. Hoy, sin embargo, estamos en la cúspide de ese mundo, pero con más armas nucleares, no menos.

El futuro del control de armas pactado entre Estados Unidos y Rusia para reducir la amenaza de que las dos superpotencias instiguen una guerra nuclear –tradición bilateral que se remonta a los gobiernos de Nixon y Brezhnev- parece poco prometedor.

Una vez que ambos países abandonen oficialmente el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) en agosto próximo, sólo quedará vigente el Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas

(START) como acuerdo formal limitante del tamaño y el alcance de los respectivos arsenales nucleares entre los dos grandes poseedores de armamento nuclear. Y por si fuera poco, el Nuevo START expira en febrero de 2021.

La administración Trump dice que está considerando extender el Nuevo START, pero existen motivos para el escepticismo acerca de esta afirmación. El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, quien ha marcado pautas en Estados Unidos al abandonar el Tratado Nuclear de Irán y el Tratado INF, es un muy probable defensor del desmonte del Nuevo START también. De hecho, Bolton ya se ha referido de manera altisonante a la participación de Estados Unidos en ese tratado calificándolo como “desarme unilateral”. Según se ha publicado, Trump mismo rechazó la oferta de Putin de extender el Nuevo START durante la primera conversación telefónica oficial que sostuvieron ambos.

Se supone que Rusia sigue interesada en extender el tratado más allá de 2021 y ya el Presidente Vladimir Putin ha cursado una invitación abierta a que se inicien conversaciones con vistas a una prórroga. El Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov, expresó un interés similar en la conferencia de seguridad de Munich de este año. Putin fundamenta su desinterés por los acuerdos bilaterales y su preferencia por un marco multilateral basándose, según explicó en 2012, en que Estados Unidos y Rusia pudieran terminar “desarmándose sin parar mientras otras potencias nucleares acumulan armas”.

Pero sin estos acuerdos, Moscú y Washington podrían estar avanzando hacia una nueva carrera armamentista, posibilidad que los públicos ruso y estadounidense parecen haber captado. (Según una reciente encuesta realizada por el Chicago Council on Global Affairs y el Levada Analytical Center, siete de cada diez rusos (72%%) y 70 % de los estadounidenses temen que sus países se dirijan hacia una nueva carrera armamentista.

Pero quedan motivos para la esperanza. La mayoría de los rusos (87 %) y de los estadounidenses (74 %) están a favor de que se llegue a un acuerdo para limitar las armas nucleares.

A la campaña Nuclear Freeze -que incluyó una protesta de un millón de estadounidenses pidiendo el fin a la carrera armamentista- se atribuye el haber forzado la mano de Reagan a iniciar en 1985 negociaciones con Gorbachov. En 1982, tres cuartas partes de los estadounidenses estaban a favor de congelar la producción de armas nucleares (75 %), según una encuesta conjunta de NBC News y Associated Press. La mayoría de los estadounidenses también estaba en desacuerdo con la afirmación de Reagan de que el movimiento de congelamiento estaba siendo manipulado por intereses extranjeros para debilitar al país (48 %). Reagan pronto cambió de rumbo.

En 1982, Estados Unidos había vivido 35 años de Guerra Fría. Los estadounidenses habían practicado ejercicios de protección desde la escuela primaria y la mayoría recordaba la crisis de los misiles en Cuba y la constante amenaza de una guerra nuclear.

Esto explica en parte, por qué a pesar del apoyo que vemos entre los estadounidenses a un nuevo acuerdo de control de armas y la sensación de que una nueva carrera armamentista nos amenaza, sólo el 54 % de los estadounidenses se opuso a la decisión de EEUU de retirarse del Tratado INF. Al igual que hoy en día, la decisión del INF se ha convertido en un asunto partidista, con el 73 % de los republicanos apoyando la decisión de Trump de retirarse y el 74 % de los demócratas que se le oponen. El desafío para los defensores del control de armamentos hoy es romper con el partidismo que rodea a las decisiones individuales sobre el control de armamentos.

Según Lily Wojtowicz investigadora asociada del Consejo de Asuntos Globales de Chicago que estudia la opinión pública rusa y la estadounidense, aunque el 78 % de los estadounidenses describe a Rusia como un rival y no como un socio, todos apoyan la búsqueda de nuevos límites a los arsenales nucleares de Estados Unidos y Rusia (90 % republicanos, 89 % demócratas, 84 % independientes).

Mayo 20 de 2019.

DECLARACIÓN FINAL VI SEMINARIO DE PAZ

Por un mundo de paz sin bases, instalaciones y enclaves militares extranjeros

DECLARACIÓN FINAL

Sexto Seminario Internacional de Paz y por la abolición de las bases militares extranjeras

 “Un mundo de paz es posible”

Guantánamo, 4, 5 y 6 de mayo de 2019

El Sexto Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras se realizó en Guantánamo, Cuba, entre los días 4 y 6 de mayo del 2019 con la presencia de un total de 90 participantes extranjeros de 35 países, entre los que se encontraron líderes del Consejo Mundial de la Paz (CMP) y de sus organizaciones miembros, así como personalidades, luchadores por la Paz, antibelicistas y amigos solidarios de Cuba procedentes de Antigua y Barbudas, Brasil, Botswana, Canadá, Chile, Colombia, Congo, Dominica, Egipto, Estados Unidos, España, Filipinas, Francia, Grecia, Guyana, Honduras, Irán, Italia, Inglaterra, Islas Comoras, Jamaica, Japón, Nicaragua, Portugal, Puerto Rico, Palestina, Paraguay, Perú, República Árabe Saharaui Democrática, República Dominicana, Rusia, Siria, Tanzania, Venezuela y Zambia.

El Seminario, organizado por el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MOVPAZ) con el auspicio del Consejo Mundial de la Paz (CMP), contó además con la decisiva contribución del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y la Organización de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina (OSPAAAL), el coauspicio del Centro Martin Luther King Jr. y del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los pueblos.

El evento se desarrolló en el contexto de una cada vez más compleja situación internacional caracterizada por el incremento de la agresividad e injerencismo de todo tipo del imperialismo estadounidense, de la Unión Europea y la OTAN en sus empeños de imponer sus dictados hegemónicos a costa de la libertad, la independencia y la soberanía de los pueblos del mundo.

En la consecución de tales propósitos nefastos, la ampliación, fortalecimiento y modernización de las bases militares extranjeras e instalaciones agresivas de similar naturaleza, constituyen un componente fundamental, en tanto son instrumentos de intervención directa e indirecta en los asuntos internos de los países donde están enclavadas, así como, de amenaza permanente contra las naciones cercanas.

Los Estados Unidos continúa siendo la nación con mayor número de bases en todo el orbe y, con sus aliados de la OTAN, cuenta con el mayor arsenal nuclear y la mayor cantidad de fuerzas militares convencionales en la historia de la humanidad.

El imperialismo sigue desatando guerras y conflictos bélicos de distinta intensidad en diversas partes del mundo, al tiempo que incrementa la controversia, las tensiones, el bloqueo genocida y la “diplomacia de las sanciones” contra los países que consideran adversarios como Rusia, China, Irán, Corea del Norte y, en América Latina, contra la República Bolivariana de Venezuela, Nicaragua y Cuba.

Promueve escenarios de inestabilidad política y social en Oriente Medio con su apoyo irrestricto a Israel en contra de la causa del pueblo palestino así como en África desde donde continúan generándose olas migratorias desproporcionadas y desorganizadas hacia países europeos, con un saldo grande de muertos y desaparecidos.

La Administración del Presidente Trump es la continuación de los gobiernos anteriores de Estados Unidos, que recrudece las posiciones más conservadoras y de confrontación en política exterior que han caracterizado su actual período de mandato, lo cual aumenta la posibilidad de mayores y nuevos conflictos a escala planetaria. 

La revitalización de la Doctrina Monroe como esencia de la política de Estados Unidos hacia América Latina y El Caribe tiene como principal objetivo la recomposición de sus tejidos de dominación centrando su atención en los gobiernos progresistas, populares y democráticos de Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua; y con ello asestar un duro golpe al proceso de integración solidario y soberano emprendido hace 20 años y que hoy se encuentra amenazado.

Para ello, el imperio y sus lacayos oligárquicos nacionales y vendepatrias, desarrollan una guerra de cuarta generación que combina groseramente la guerra y el chantaje económico con fuertes campañas mediáticas dirigidas a desprestigiar a los líderes y fuerzas políticas progresistas y al empleo de noticias falsas (fakenews).

Esta realidad que hoy aflora en diferentes naciones de la región, representa una seria amenaza a la paz y a la estabilidad política y social a escala regional por lo que en tales circunstancias cobra hoy mayor vigencia la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz aprobada por la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) realizada en La Habana en enero de 2014.

Tomando en cuenta todo lo anterior, este Sexto Seminario Internacional convoca a todas las fuerzas pacifistas y progresistas a multiplicar las acciones e iniciativas en contra del imperialismo y sus políticas guerreristas e injerencistas que continúan poniendo en grave peligro los destinos y futuros de toda la humanidad.

Desde esa perspectiva, y en consonancia con lo acordado en la Reunión Regional del Consejo Mundial de la Paz los participantes en el Seminario ratifican su apoyo más resuelto a la Campaña Global contra las bases militares extranjeras de Estados Unidos y la OTAN, y se comprometen a multiplicar las acciones en respaldo al 23 de febrero, fecha en la que Estados Unidos impuso su primera base en Cuba, declarado como ”Día Mundial contra las bases militares extranjeras”.

Asimismo, los luchadores por la paz reunidos en Guantánamo también nos

COMPROMETEMOS A:

  • Redoblar la denuncia contra la agresión y la injerencia económica, política y militar del imperialismo estadounidense, de la Unión Europea y la OTAN.
  • Continuar alertando a los pueblos del mundo sobre los peligros de una conflagración nuclear global de incalculables consecuencias para la Humanidad convocándolos a que se movilicen de forma permanente.
  • Fortalecer la demanda del cierre de las bases, instalaciones y enclaves militares foráneos y el retiro inmediato de las tropas de ocupación extranjeras de los países donde se encuentran desplegadas.
  • Continuar reclamando a Estados Unidos que devuelva a Cuba y a su pueblo el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo y demandar el levantamiento del bloqueo criminal y genocida en sus formas: económica, comercial y financiera y rechazar categóricamente la aplicación del título III de la Ley Helms Burton, que pretende asfixiar al heroico pueblo cubano.
  • Exigir el cierre de las bases militares de Estados Unidos en el territorio libre e independiente de Siria.
  • Extender mucho más, la divulgación del contenido de la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz dada su actualidad y vigencia en el contexto político regional actual.
  • Fortalecer la lucha contra el terrorismo bajo cualquiera de sus formas y seguir denunciando el vínculo de ese flagelo con el imperialismo.
  • Reforzar las denuncias de las acciones en contra del medio ambiente y la salud de las poblaciones donde se encuentran enclavadas las bases militares extranjeras.
  • Continuar expresando la más amplia solidaridad con los países y pueblos bajo ocupación y dominio colonial en El Caribe, Sudamérica, África y Medio Oriente donde hay presencia militar extranjera como en Puerto Rico, Islas Malvinas, Georgia, Sandwich del Sur y Palestina.
  • Mantener y ampliar la denuncia de las acciones intervencionistas del imperialismo de Estados Unidos y la Unión Europea y la oligarquía contrarrevolucionaria en Venezuela dirigidas a frenar y destruir el proceso bolivariano, lo que representa, además, una clara amenaza a la paz en la región. Condenar cualquier intento de agresión militar contra Venezuela, incorporándonos en una activa campaña para denunciar el criminal bloqueo contra el país.
  • Asimismo, denunciar las acciones imperiales contra Nicaragua y reforzar la solidaridad con su pueblo
  • Apoyar la campaña internacional Lula Libre y realizar acciones nacionales e internacionales para denunciar la gran injusticia que se comete con su encarcelamiento, y resaltar los logros alcanzados por Brasil durante su presidencia.

Los participantes en el Sexto Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, acordaron trasmitir un fraternal saludo y el reconocimiento al pueblo de Guantánamo y a sus autoridades por la cálida acogida dispensada y las facilidades extendidas para la exitosa culminación del evento.

Asimismo, extendieron su solidaridad a todo el pueblo cubano que continúa su gran esfuerzo por alcanzar una sociedad socialista más justa, próspera, democrática y sostenible y rindieron homenaje a la memoria del líder indiscutible de la Revolución Cubana, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Guantánamo, Cuba, 6 de mayo de 2019.

ANIVERSARIO 70 DEL CONGRESO MUNDIAL DE PARTIDARIOS DE LA PAZ

Del 20 al 25 de abril de 1949 se realizó en la Sala Pleyel de París, Francia, el Congreso Mundial de Partidarios de la Paz presidido por el eminente científico Frédéric Joliot-Curie, y al que asistieron más de dos mil delegados, entre ellos científicos, artistas, escritores, dirigentes obreros, campesinos, mujeres, jóvenes y religiosos, en representación de más de 600 millones de personas de 72 países.

También acudieron militantes de partidos comunistas y miembros del secretariado de la Federación Sindical Mundial, de la Federación Democrática Internacional de Mujeres y de la Federación Mundial de la Juventud Democrática.

El temario del Congreso fue muy abarcador. En él se trataron asuntos de gran importancia que mantienen plena vigencia en la actualidad, entre ellos:

La denuncia de la carrera armamentista
El rol de la ONU en defensa de la paz
La denuncia de la propaganda bélica
El respeto a la soberanía de los pueblos
La participación femenina y de la juventud
La defensa de la cultura
La condena a las guerras coloniales

Los principios adoptados en el Congreso Mundial de Partidarios de la Paz continúan siendo en esencia los mismos del Consejo Mundial de la Paz y de las organizaciones que lo integran, teniendo como premisa fundamental la lucha contra el imperialismo.
La declaración final del Congreso, además de ser documento histórico, por su contenido apreciamos su plena vigencia. Los aspectos resaltados nos instan a reflexionar sobre el camino andado en estos 70 años transcurridos, los fallos cometidos y cuánto debemos hacer para lograr ese gran propósito de la humanidad de construir un mundo de paz.

¡¡¡SEAMOS DIGNOS CONTINUADORES DE NUESTROS ANTECESORES EN LA LUCHA POR LA PAZ MUNDIAL!!!

¡¡¡VIVA EL ANIVERSARIO 70 DEL CONSEJO MUNDIAL DE LA PAZ!!!

WPC at 70: To face the threats, the struggle for peace strengthens in unity

On the 21 April, the World Peace Council celebrates its 70th anniversary. It has always struggled against wars, denounced the imperialist system, cultivated solidarity among peoples and united with democratic and peace-loving forces. The WPC, its member organizations and friendly entities prioritize the strengthening of unity and the breadth of its action to face the growing threats in our struggle for peace.

By Socorro Gomes*

As it celebrates its seventieth anniversary, the WPC performs not only celebratory actions. In the good fight, it honors its course, developing the priority actions of its agenda of struggles against wars, aggressions, oppression, colonialism and the militarization of the planet.

The founding of the World Peace Council has its origins in the conferences held by intellectuals and workers in 1948, 1949 and 1950. In August 1948, in the devastated Polish city of Wroclaw, peace-loving men and women gathered at the World Congress of Intellectuals and issued a firm appeal to all mankind. The response was a meeting of delegates from 72 countries to the First World Congress of Defenders of Peace held simultaneously in Paris and Prague in April 1949. In his opening address, the first president of the organization, Frédéric Joliot-Currie, the renowned and distinguished scientist, said: “Peace is henceforth a concern of all peoples. No man alone, no country alone, but only all, together, can defend peace and prevent war.”Thus, these brave men and women, many already engaged in anti-fascist resistance, organized a large and active international movement to defend a new world after the catastrophe of World War II.

This is the commitment we strengthen today, given the serious threats of the new situation.

The WPC has always been on the peoples’ side and has mobilized with friendly entities such as the World Federation of Democratic Youth, the Women’s International Democratic Federation and the World Federation of Trade Unions, among others, expanding the struggle for peace, the emancipation of peoples and friendship, for social progress. Of this primordial objective depends the anti-imperialist resistance, the defense of democracy, the peoples’ independence and self-determination and the validity of institutions able to build a new relationship between the peoples.

It is not by chance that imperialist policies lead to a systematic violation of the principles of the United Nations Charter adopted in 1945 – such as noninterference in internal affairs and equality among nations, foundations for the construction of world peace.

From early on US imperialism is the main antagonist of these principles. Following the atomic bombings of Hiroshima and Nagasaki, the US led the creation of the largest imperialist war machine on the planet, the North Atlantic Treaty Organization (NATO) in 1949; it went to war on the Korean Peninsula in 1950-1953; engendered bloody military coups to establish subservient regimes in Latin America from the 1950s until the present, although today it does so with new tactics; and led the horrendous war against Vietnam, committing crimes against humanity for which it continues unaccountable, such as the use of Agent Orange against the population, with catastrophic and long-lasting consequences.

The WPC strongly opposed each of these US-sponsored wars and coups and supported, without hesitation, the peoples struggling for national liberation against colonialism and occupations in Africa, Latin America, Asia, and the Middle East. It has recently opposed the US and NATO wars against the former Yugoslavia, Iraq, Afghanistan, Libya and Syria, which continue to face the consequences of imperialist aggression.

On one of the most important fronts of action, the WPC fights the destabilizing maneuvers of US imperialism in alliance with coup and reactionary forces in Latin America and the Caribbean. These forces’ contempt for democracy and dialogue is evident in the aggressiveness of their media, political and economic warfare against sovereign countries and their national institutions, in order to impose subaltern governments faithful to their vile goals.

That is why this April we visited the Bolivarian Republic of Venezuela, in solidarity with its people, together with our sister the World Federation of Democratic Youth (WFDY). In that country we saw the vigor of the people’s resistance and that of their legitimate leadership, the government of President Nicolás Maduro, reelected and countersigned in the polls and on the streets. The WPC rejects outside interference, threats of military aggression and the illegal recognition of a self-proclaimed putschist president, who enjoys no popular backing. The WPC reaffirmed its support for the Venezuelan people in defense of their right to live in peace.

Also with the WFDY, in October 2018, we visited Syria to express our support for this heroic people, who since 2011 have been facing the armed and terrorist groups that the US-led powers and their allies are using to destroy the Syrian nation. It is already nine years of a bloody war that provoked great destruction, but it did not destroy the popular will to defend the nation.

In resolute support for those who resist and fight, we also mobilize in solidarity with the peoples of Palestine and Western Sahara for the end of the military occupation and colonization of their territories, for national liberation and peace; with revolutionary and humanist Cuba, who has been facing the criminal blockade of the United States for six decades and is an example of solidarity and friendship; with the Korean people for the rapprochement between the Democratic People’s Republic of Korea and the Republic of Korea for peace, denuclearization, stability and the end of US military threats; with the people of Puerto Rico for their independence from the United States; with the Argentinean people for the recovery of the Malvinas usurped by the United Kingdom; with the Yemenite people victim of the catastrophe caused by the Saudi-led war of aggression, backed by the imperialist powers; with the Iranian people facing the repeated threat of US and Israeli war under the pretext of its nuclear program, already subject to the diplomatic agreement that the Trump government denounced unilaterally, among others.

We have fought and rejected the accelerated militarization of the planet and the arms race that threatens the humankind’s very existence.

In this context, we reinforce and expand initiatives for the abolition of nuclear weapons, always inspired by the example of the Stockholm Appeal, the inaugural document of the WPC, launched in 1950 and signed by hundreds of millions of people; for the dissolution of NATO; and the international campaign for the abolition of foreign military bases, with actions such as the International Seminar already in its sixth edition, which will be held on May 4 and 5 in Guantánamo, from where we have launched our vehement declaration of direct opposition to the odious and permanent violation of sovereignty of the brave Caribbean nation; and the global campaign we joined, with a first world conference held in Dublin in 2018.

Our challenges are immense. We face obscurantist forces that seek to impose their dictates to the peoples, with the objective of guaranteeing the looting of their resources and the control of strategic routes, backing servile regimes or promoting destabilization and coups to establish submissive forces in the countries where patriotic and popular governments are in place. Where there is resistance, as we see in Syria and Venezuela, the tactic of imperialism consists in the military, economic and political siege, in the threats and aggressions, of which the greatest consequence is the suffering of the peoples.

The forces of peace unite in the face of the gravity of the historical crossroads in which humankind lives. We resist wars and aggressions and the civilizational retrogression that is heralded by the rise of undemocratic and obscurantist forces that attack nations and peoples, endangering the future of humanity, while the powers coalesced in NATO, with the United States at the forefront, declare war to any and all government that resists its dictates, under the most spurious pretexts.

People raise the voice that resounds throughout the world, the voice of the struggle for liberation and peace. Amplified by unity among all forces opposing war, in solidarity and fraternity, our struggle will be able to stop the catastrophic march of imperialism to defeat it and finally build a world of friendship and respect among the nations.

Long live solidarity among the peoples!

For a world of Peace!

Long live the World Peace Council!

*President of the World Peace Council

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos declara su solidaridad con el ex Presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva preso desde el 7 de abril de 2018 y acusado de un crimen prefabricado y amañado, con pruebas que no han podido ser demostradas, y que fueron aceptadas como válidas por el entonces juez Sergio Moro, quien gracias a sus “buenos oficios” es actualmente Ministro de Justicia y Seguridad Pública del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Los Movimiento Sociales y fuerzas de izquierda debemos realizar acciones efectivas para que cesen definitivamente las persecuciones políticas y la judicialización contra los mandatarios y líderes que han llevado a sus pueblos el bienestar y la justicia social.

¡¡¡Lula es inocente!!!

¡¡¡Exigimos la libertad inmediata para Lula!!!

NEVER TO FORGET: 1999 – 2019 BELGRADE DECLARATION

On the occasion of 20th anniversary of the aggression of NATO Alliance against Serbia (the Federal Republic of Yugoslavia, the FRY), on 22nd and 23rd March 2019 Belgrade was the venue of the International Conference under slogan NEVER TO FORGET, and title “Peace and Progress instead of Wars and Poverty”. The organisers of the Conference are the Belgrade Forum for the World of Equals, the Federation of Associations of Veterans of the National Liberation War of Serbia, the Serbian Generals and Admirals Club, the Society of the Serbian Hosts, in cooperation with the World Peace Council. Besides the participants from Serbia, the Conference was attended by more than 200 distinguished guests from some 35 countries from all over the world, whom the organisers welcomed and expressed sincerest gratitude for their solidarity, support and huge humanitarian relief during one of the most challenging periods in the recent history of Serbia and the Serbian nation.

The program of activities marking this anniversary was dedicated to preserving the lasting memory and paying tribute to the military and the police personnel who made the ultimate sacrifice in the defence of their country against the aggression, as well as to the civilian victims including the very young, the very old, and the ailing victims killed during this 78-day aggression by NATO.

The participants have unanimously condemned NATO aggression, affirming that in its essence it was an illegal, invading and criminal war against a peaceful sovereign European country, waged without the UN Security Council mandate and under brute violation of the United Nations Charter, the OSCE Helsinki Final (1975) and the basic principles of international law.

By attacking Serbia (the FRY), the leading Western powers championed by the USA had exposed the freedom-loving and justness-oriented Serbian people to anguish, devastation, and lasting suffering for the sake of attaining their imperialistic geopolitical aims for control of natural and energy, resources, the road of transport and the sphere of influence. This was neither ‘a small war’ nor ‘a humanitarian intervention’, but rather a war of underlying geopolitical goals for the long-term deployment of the US troops in the Balkans, for the establishment of case precedent for future aggressions, and for the toppling of legitimate governments, all within the Eastbound Expansion Strategy and the overall goal of setting the global dominance. The history will note the fact that, back in 1999, blindly following alien geopolitical interests, Europe fought itself.

The Balkan is today more unstable. Europe is even more divided. Europe’s backtracking to itself requires some soul-searching, courage and the vision, including confession that the attack against Serbia (the FRY) in 1999 was a colossal historical error.

The aggression’s masterminds and executors should be held responsible for their crimes. The aggression killed some 4,000 persons (including 79 children), whereas additional 6,500 people were seriously wounded. Direct material damage amounted to US 100 billion. It was stressed that NATO and its members participating in the aggression had duty to compensate the damages of war to Serbia.

The participants of the Conference were informed about the findings of scientific and expert analyses conducted so far, all confirming that the use of ammunition filled with depleted uranium, and of graphite and cluster bombs and other inflammable and toxic means of warfare, have resulted in high levels of the long-term environmental pollution and the massive-scale endangering of the Serbian citizens. They welcomed the establishment of special bodies of both the national Assembly and of the Government of Serbia tasked with determining the consequences of NATO aggression reflected on the health of population and the safety of environment, and expressed support to the work of those bodies.

The forcible and unlawful tearing Kosovo and Metohija off Serbia continues, through the constant pressuring of Serbia to formally acknowledge the splitting off of a part of territory of its State. Participants of the Conference underscored that a forcible taking of Kosovo and Metohija apart from Serbia would become a precedent which, in turn, would inevitably pave the way for drawing the new borders in the Balkans and the creation of the so-called Greater Albania at the expense of territories of the states of Serbia, North Macedonia, Greece, and Montenegro, what must not be permitted.

 NATO aggression against Serbia (the FRY) was a direct and simultaneous attack on the peace and security system in Europe and in the world, which has been constructed on the outcome of the Second World War. As conclusively demonstrated by the subsequent interventions of the USA and its allies (Afghanistan, Iraq, Libya, Mali, Syria, etc.), this aggression has served as case-precedent and template to globalize the interventionism, a manual on how to utilize terrorism and separatism to carry out the Western powers’ plans of conquest, in order to forcibly topple ‘unsuitable’ regimes and impose geopolitical interests of the West, notably, of the USA.

NATO aggression against Serbia (the FRY), an act of most blatant violation of fundamental principles of the international law, is unjustifiable; aggressor’s responsibility cannot be diminished by hypocritical attempts to transfer responsibility onto Serbia or her that-time state leadership. This NATO aggression made history as an indicator of moral and civilisation decline that, twenty years on, the governments of the leading aggressor countries have neither been pardoned, nor gotten to learn the right lesson from.

Participants of the Conference expressed their strong support to, and solidarity with efforts Serbia invests in remedying the grave and lasting consequences of the aggression and to her striving to prevent the continuation of NATO aggression by other means. They explicitly supported Serbia’s efforts to preserve own sovereignty and territorial integrity and her contribution to resolve the future status of Kosovo and Metohija, which will be in line with international law and Resolution 1244 of the UN Security Council. They denounced the policy of coercion, pressures, and unilateral steps.

The aggressors’ responsibility for the committed crimes and the inflicted damage cannot be either justified or diminished. Serbia is entitled to seek indemnification, and legal and criminal culpability of NATO leaders and the responsible members. Demand was made to immediately prosecute all those responsible for the crimes against the Serbian nation, and in particular for the case of illicit trafficking in human organs harvested from the abducted Serbs, in accordance with the Report of Disk Marty and relevant decision of the Parliamentary Assembly of the Council of Europe..

The aggression of 1999 against Serbia (the Federal Republic of Yugoslavia) and its other more recent military interventions have transformed NATO into an openly offensive military alliance, which is responsible for the present-day Balkans and Europe being more discordant and volatile, for militarization of Europe and of international relations, for reaching the lowest point of distrust and confrontation since the Cold War, and for the thoroughly shaken the global security order.

NATO is but a tool of the military industry complex and the largest capital domination, rather than a tool of peace, peoples’ needs, and progress. This is why NATO, a Cold War relic, should be dissolved and foreign military camps abolished, including military base Bondsteele in the Serbian Province of Kosovo and Metohija.

Participants of the Conference held that the world was going through period of growing distrust, tensions, and threats of new interventions and conflicts. The root causes are the aggressiveness of NATO and of alienated power centres, whose interests benefit from violations of fundamental principles of the international law, escalation of threats, renewed arms race, and militarization of international relations.

The participants have condemned all method of abuse of international institutions such as: United Nations and others, demanding their improvement and strengthening, not weakening and bypassed.

The policy of domination based on military might, typical of unipolar world order, was rejected as unacceptable because being founded on privileges and self-proclaimed excellence and not on equality of all countries and nations. Multi-polarisation excludes dominance and opens window for democratisation of international affairs. The Conference sent an appeal to all peaceful forces in the world to join forces in the struggle for the observance of the international law as based on the UN Charter, for reinforced role of the United Nations and other universal international organisations.

Participants of the Conference unanimously demanded to urgently put an end to a new arms race and violation of relevant international agreements, and to redirect the funds from the military budgets into the domains of economic development, improving quality of people’s life, and eliminating the disheartening developmental and social divergences. They expressed profound concern provoked by unilateral USA abandonment of the valid international agreements particularly of Intermediate range Nuclear Force Treaty (INF). They demanded for full respect of the existing agreements, and renewal of negotiations on stopping arm race, particularly nuclear.  

It was held that the imperialism system with its insatiable greed for someone else’s wealth, and unipolar order based on the strategy of exceptionality, dominance and NATO interventionism, are the key sources of instability, distrust, and conflicts. Peace, stability, democracy, inclusive progress, require radical changes in global relations, observance of sovereign equality, non-interference, multiculturalism, common interests, and exclusion of any egotism, protectionism, and privileges.

A statement was made that the imperialistic system, with its inherent insatiable greediness for other nations’ riches, and the unipolar order based on the strategy of exceptionalism and dominance, and NATO interventionism, are the key sources of instability, distrust, and conflicts. Peace, democracy, and progress require radical changed in global relations, observance of sovereign equality, non-interference, and multiculturalism. Stability, peace, and inclusive progress require observance of common interests, partnership, and exclusion of any egotism, protectionism, and privileges. Policy of confrontation, interventionism, and interference in the internal affairs, prompted by the military industry complex and big financial capital must give way to dialogue, partnership, observance of the basic norms of international law and international order, which are based on the common interests and mutual respect.

Participants of the Conference committed to peaceful political resolving of all international problems, under observance of principles of international law, the UN Charter, and the decisions of the UN Security Council.

The Conference pledged full solidarity with the people and the Government of Venezuela led by their legitimate President Nicolas Maduro, and voiced utmost support to their decisive and dignified refusal of attempts made by the USA, the European Union, the Organisation of the American States (OAS), and others, to forcibly overthrow the legitimate leadership. Participants expressed belief that the Venezuelan people would prevail in their just and legitimate struggle to defend themselves against all pressures and threats, and that they would find the best solutions for their ongoing hardships by means of dialogue and peaceful ways.

Participants of the Conference expressed deep respect, solidarity, and support to the Syrian Government, Army, and the people in their long-standing and heroic struggle against foreign aggression, foreign mercenaries and international terrorists. They also expressed profound acknowledgment for the success in liberating the country from Islamic and other fundamentalists. They gave support to preserving the territorial integrity and unity of Syria, and condemned all attempts to divide or dismember the country.

The participants appealed that the Middle East crisis be resolved by peaceful, political means, without policy of fait accompli, respecting the inalienable rights of the Palestinian People to independent State in the borders of pre 4th of June 1967, with East Jerusalem as its capital, and the right for free and safe return of all Palestinian refugees, according to the UN Resolution 194. 

The Conference expressed deepest concerns over extended external aggression in Yemen, together with its solidarity with the Yemeni people suffering under ruthless external aggression by the military coalition led by Saudi Arabia and supported by certain Western powers. An appeal was made to immediately stop this external aggression and to observe freedoms and rights of the Yemeni people to make its own decisions regarding its own destiny.

Belgrade, 23rd March 2019

Convocatoria al concurso de carteles “Un mundo de paz es posible”

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos y la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales convocan al concurso de carteles por la paz y contra la guerra en ocasión de efectuarse el VI Seminario Internacional por la Paz y Contra las Bases Militares Extranjeras en Guantánamo, Cuba, en el mes de mayo de 2019.

Podrán participar diseñadores, publicistas, artistas y demás profesionales de la comunicación social.

Por las implicaciones para la paz y el peligro que suponen, los temas a tratar serán los siguientes:

  • La guerra nuclear y la existencia de la humanidad.
  • El control de armas y la renuncia de Estados Unidos del tratado de limitación de misiles nucleares de alcance medio.
  • La creación de la nueva fuerza espacial estadounidense: un nuevo peldaño de la carrera armamentista.
  • Conflictos regionales:
  • La violación del convenio de paz entre la guerrilla-gobierno en Colombia
  • La amenaza de una intervención militar de EE. UU a Venezuela con la complicidad del Grupo de Lima y la OEA.
  • El fanatismo religioso y el terrorismo en el Medio Oriente y África.
  • La violación de la Proclama de América Latina como zona de paz.
  • Presupuestos militares y la lucha contra el hambre en el planeta.
  • La guerra y las afectaciones al medio ambiente.
  • La guerra y la destrucción del patrimonio de la humanidad.
  • Bases militares extranjeras, conflictos, amenazas y pérdida de la soberanía nacional.
  • Guantánamo: base militar extranjera contra la voluntad del pueblo cubano y centro de reclusión y tortura de EE.UU.
  • La criminalización de la emigración.
  • Los conflictos interétnicos y el papel de las viejas metrópolis coloniales y el imperialismo estadounidense.
  • Neoliberalismo, conflictos sociales y la paz.
  • Petróleo y guerra.
  • El control de las fuentes de abasto de agua.
  • Guerra no convencional o de Cuarta Generación.
  • Multilateralismo o unipolaridad.
  • Las guerras comerciales.
  • Las sanciones económico-financieras unilaterales y extraterritoriales: un capítulo más del terrorismo de Estado.
  • El sionismo y el genocidio del pueblo palestino.
  • El crecimiento de los movimientos y partidos xenófobos y neofascistas.
  • Narcotráfico y violencia

Los interesados podrán presentar más de una obra de los temas que estime pertinente elegir. Los autores deberán identificarse con el nombre y apellidos, nacionalidad y país de residencia. Las obras deberán enviarse a la siguiente dirección electrónica: comunicadora@movpaz.cu  en formato JPG, dimensiones de 50 x 70 cm a 150 dpi de resolución  ydeberán identificarse con el siguiente nombre: Concurso de carteles Un Mundo de Paz es posible. Las piezas en otros idiomas deberán acompañarse de su traducción al español.

Un Jurado integrado por prestigiosos profesionales del diseño de comunicación visual evaluará los carteles en concurso. Otorgará un gran premio, tres premios y cuantas menciones considere. Su veredicto será inapelable. Todas las obras serán expuestas en Exposición Colectiva como parte de las actividades del VI Seminario Internacional por la Paz y Contra las Bases Militares Extranjeras en Guantánamo, Cuba.

Los autores premiados y todos los participantes recibirán diploma acreditativo firmado por el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos y la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales.

Todas las piezas pasarán a engrosar el archivo de piezas de comunicación del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos.

El plazo de admisión cerrará el 15 de abril de 2019.

Publicado en Convocatorias. Etiquetas: , , . Leave a Comment »

QUIÉN ES LA MARIONETA GOLPISTA EN VENEZUELA

Por: Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ

El líder golpista Juan Guaidó recién fabricado para Venezuela por el Laboratorio de Cambio de Régimen de Estados Unidos, es el resultado de un experimento supervisado durante  una década por la élite de los instructores de cambio del régimen de Washington.

Muchos creen que Guaidó es, o era, presidente de la Asamblea Nacional, pero lo cierto es que él nunca fue elegido para el cargo y los cuatro partidos de oposición que conforman la Mesa de Unidad Democrática de la Asamblea habían decidido establecer una presidencia rotativa.

El turno de Voluntad Popular estaba en camino, pero Leopoldo López, su fundador, estaba bajo arresto domiciliario y su segundo se había refugiado en la embajada chilena. El siguiente en la línea era un sujeto nombrado Juan Andrés Mejía, pero por razones que no son claras, Juan Guaidó fue el escogido.

Antes de hacerlo pasar por campeón de la democracia, lo pusieron al frente de una violenta campaña terrorista que le habilitó para ser seleccionado por especialistas de la CIA y el Departamento de Estado para la tarea que ahora pretende comenzar.

Los periodistas estadounidenses Dan Cohen y Max Blumenthal han reseñado una parte del proceso de construcción de este falso dirigente contrarrevolucionario, no muy diferente de la forma en que Estados Unidos entrena a sus títeres en otros países del mundo. 

Apenas unos meses antes de haberlo dado a conocer el 22 de enero, muy pocos venezolanos habían oído hablar del joven de 35 años Juan Guaidó. Era un personaje oscuro, en un grupo marginal de extrema derecha relacionado con actos de violencia callejera. Incluso dentro de su propio partido, Guaidó era una figura trivial en la Asamblea Nacional dominada por una oposición que ahora está en desacato de acuerdo a la Constitución de Venezuela.

Con una sola llamada telefónica, el vicepresidente Mike Pence proclamó a Guaidó presidente de Venezuela. Ungido como líder de su país por Washington, este hasta entonces desconocido de los bajos fondos de la política venezolana fue exaltado en la escena internacional como el líder de la nación con las mayores reservas de petróleo del mundo, por decisión de Estados Unidos.

Haciéndose eco del consenso de Washington, el New York Times saludó a Guaidó como un “rival creíble” de Maduro con un “estilo refrescante y visión suficiente para llevar adelante el país”. El consejo editorial de Bloomberg News lo aplaudió como probable “restaurador de la democracia” y el Wall Street Journal lo proclamó “un nuevo líder democrático“. Obedientemente, Israel, Canadá, el bloque derechista latinoamericano de Lima y varias naciones de europeas, acataron el mandato de Washington y reconocieron a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela.

Es significativo que Guaidó sea vendido hoy como la cara de la restauración democrática cuando él hizo su carrera política en la facción más violenta del partido más radical de la oposición de Venezuela, posicionándose al frente de cuanta campaña por la desestabilización del gobierno legítimo era proclamada. El partido de Guaidó, Voluntad Popular, está ampliamente desacreditado dentro de Venezuela, donde se le considera responsable de la fragmentación de la oposición y de su debilidad en el escenario político.

Naturalmente, nadie –ni siquiera sus promotores del Norte- espera que Guaidó conduzca al país hacia la democracia, sino al colapso de una nación que durante las dos décadas ha sido baluarte de la resistencia al imperialismo. Su improbable ascenso señalaría la culminación de un proyecto para destruir el popular experimento socialista de Venezuela. Después lo descartarían.

Durante las administraciones estadounidenses de George W. Bush y Barack Obama, Hugo Chávez sobrevivió a numerosos planes de asesinato antes de sucumbir al cáncer en 2013. Nicolás Maduro, su sucesor, ha sobrevivido a tres atentados contra su vida.

Estados Unidos ideó también un complot llamado Operación Constitución para capturar a Maduro en el palacio presidencial de Miraflores; y otro, llamado Operación Armagedón, para asesinarlo en un desfile militar en julio de 2017. Poco más de un año después, intentaron y no lograron matar a Maduro con bombas teledirigidas durante un desfile militar en Caracas.

En diciembre de 2018, Guaidó cruzó a hurtadillas la frontera y se dirigió a Washington, Colombia y Brasil para coordinar el plan de realizar manifestaciones masivas durante la toma de posesión del presidente Maduro. La noche anterior a la ceremonia de toma de posesión de Maduro, tanto el vicepresidente Mike Pence como la canciller canadiense Chrystia Freeland llamaron a Guaidó para afirmar su apoyo.

Una semana después, los senadores Marco Rubio y Rick Scott, junto a representante Mario Díaz-Balart -todos ellos legisladores de la base de Florida del lobby derechista cubano en el exilio- se unieron al presidente Trump y al vicepresidente Pence en la Casa Blanca. A petición de ellos, Donald Trump aceptó que si Guaidó se declaraba presidente, él, cual Dios Todo Poderoso, lo respaldaría.

Febrero 21 de 2019.

Tomado del diario Por Esto!

El Movimiento Checo por la Paz protesta contra el reconocimiento de Juan Guaidó como el “presidente provisional de Venezuela”

El Movimiento Checo por la Paz esta en desacuerdo por reconocimiento de Juan Guaidó como el „presidente provisional de Venezuela“ por parte del Gobierno Checo. Con esto el La Republica Checa se ha unido vergonzosamente a Los Estados Unidos de America y La Unión Europea en los intentos de golpe de Estado en la República Bolivariana de Venezuela.

En conjunto al Consejo Mundial de la Paz, El Movimiento Checo por la Paz denuncia contundentemente el intento de derrocamiento al gobierno legítimo y constitucional del presidente democraticalmente electo de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, y a la escalada continúa de preparación de una agresión militar del Imperialismo Norteamericano al pueblo noble de Venezuela.

El Movimiento Checo por la Paz se pone de lado del pueblo venezolano, que lucha protegiendo su soberanía, democracia y el progreso social que ha representado la Revolución Bolivariana, reiteramos que nos oponemos fuertemente a los intentos de golpe de Estado y al peligro de la agresión militar imperialista que atenta contra la paz de Venezuela. ¡Manos fuera de Venezuela!

Milan Krajca, presidente del Movimiento Checo por la Paz


The Czech Peace Movement protests against the recognition of Juan Guaidó as the „provisional president of Venezuela“

The Czech Peace Movement most definitely protests against the recognition of Juan Gaidó as „the provisional president of Venezuela“ by the Czech government. At this step the Czech Republic has shamefully joined the United States of America and the Euroepoan Union  in attempts of coup d´etat in the Bolivarian Republic of Venezuela.

Alongside with the World Peace Council, the Czech Peace Movement conclusively denounces the attempts of overthrowing the legitimate government of the democratically elected president of  Bolivarian Republic of Venezuela Nicolás Maduro and the escalating preparations of military aggression of the American Imperialism.

The Czech Peace Movement stands firmly on the side of Venezuelan people, protecting the sovereignty of their country, democracy, and social progress represented by the Bolivarian revolution against the putschists attempts of coup d´etat and against the danger of imperialistic military aggression. Hands off Venezuela!

Milan Krajca, chairman of the Czech Peace Movement

LA VELETA MARCO RUBIO AL SERVICIO DE TRUMP

Por Manuel E. Yepe Diario POR ESTO!, de Mérida

Es razonable deducir que a Marco Rubio no le agrada Trump. Durante las primarias republicanas de 2016, el senador de Florida, a quien Trump burlonamente llamaba Pequeño Marco o el Robot Rubio y calificaba al más tarde nominado candidato del partido republicano a la presidencia como “un estafador y un corrupto demasiado errático para que le sean confiados los códigos nucleares de Estados Unidos”. Rubio entonces se burlaba de cuánto peinado cómico lucía Trump y en ocasiones sugería que Trump se orinaba en los pantalones al subir al escenario.

Es razonable deducir que a Marco Rubio no le agrada Trump. Durante las primarias republicanas de 2016, el senador de Florida, a quien Trump burlonamente llamaba Pequeño Marco o el Robot Rubio y calificaba al más tarde nominado candidato del partido republicano a la presidencia como “un estafador y un corrupto demasiado errático para que le sean confiados los códigos nucleares de Estados Unidos”. Rubio entonces se burlaba de cuánto peinado cómico lucía Trump y en ocasiones sugería que Trump se orinaba en los pantalones al subir al escenario.

Por supuesto, desde que Donald Trump asumió la Oficina Oval, Rubio ha cambiado su tono, como muchos otros críticos del hoy Presidente. Ahora defiende agresivamente a Trump en una serie de asuntos, incluyendo la investigación de supuestos  vínculos de su campaña con Rusia, su cruzada para construir un muro en la frontera de México con Estados Unidos, y la separar los hijos de sus padres como parte de su política migratoria.

Pocos senadores estadounidenses se enfocan tanto en política latinoamericana como Rubio, particularmente en lo referido a su proyección hacia Cuba, de donde son sus padres, y Venezuela, un aliado ideológico inconmovible de la isla revolucionaria. Por su parte, fuera de los asuntos migratorios, Trump ha manifestado poco interés por América Latina durante su candidatura y llegó a brindar un leve apoyo a la apertura diplomática de Obama con Cuba. Pero, como presidente, ha hecho retroceder gran parte de esa apertura mínima y ha adoptado una línea dura inesperada hacia  Venezuela.

La revista The Newyorker ha informado que después de asumir el cargo presidencial, Trump “ofreció a su personal del Consejo de Seguridad Nacional (C.N.S.) muy poca orientación acerca de lo que sería su política hacia Cuba, salvo de la destinada a “hacer feliz a Rubio”.

Se sabe que fueron Rubio y el vicepresidente Pence, los que recientemente instaron a Trump a reconocer a un supuesto líder de la oposición venezolana nombrado Juan Guaidó como presidente impuesto al país por el fallido golpe de Estados Unidos. Según el periódico Washington Post, él y su compatriota y correligionario Mario Díaz-Balart estuvieron negociando con funcionarios de la Casa Blanca las políticas a imponer en Latinoamérica.

A veces, Rubio parece adelantarse a decisiones de la Casa Blanca, como cuando declaró por Twitter que los diplomáticos estadounidenses en Caracas debían ignorar una orden de Maduro de abandonar el país antes de que el Secretario de Estado Mike Pompeo convirtiera esa ilegal disposición en directiva. Según el Post, es difícil imaginar que esto habría sido una prioridad para Washington sin la insistencia de Rubio.

Rubio ha cuidado de no atribuirse méritos por los desatinos de Trump pero, independientemente de ello la política actual de Estados Unidos se parece mucho a la que pudiera esperarse de una administración de Rubio.

No es sorprendente que políticos republicanos llamados a jugar un papel importante el la conducción del país eviten la confrontación directa con Trump. Particularmente porque éste es impulsivo y a menudo mal informado y, en cambio, someterse a él suele ganarles un papel de liderazgo temporal en el establishment en los temas que más les interesan.

Se dice que fueron Marco Rubio y el vicepresidente Mike Pence quienes instaron a Trump a reconocer al farsante líder de la oposición venezolana Juan Guaidó como fallido presidente provisional del país hace pocos días. Según el Washington Post, Rubio y su correligionario Mario Díaz-Balart habían estado “acurrucándose con funcionarios de la Casa Blanca… para negociar las políticas latinoamericanas”. A veces, Rubio parece situarse un poco por delante de la política de la Casa Blanca, como cuando declaró en Twitter hace dos semanas que los diplomáticos estadounidenses en Venezuela deberían ignorar una orden del Presidente legítimo Nicolás Maduro de abandonar el país, antes de que el Secretario de Estado Mike Pompeo convirtiera ese insólito mandato en una ilegal directiva de gobierno estadounidense.

Rubio ha tenido cuidado de no atribuirse demasiados méritos por las frecuentes burradas de Trump. Según el Post, sin embargo, Trump tenía poco ánimo para tomar la absurda decisión de desconocer una orden del Primer Mandatario de país con el que existen relaciones normales, pero es difícil imaginar que no medió en ello una gran insistencia de Rubio.

Independientemente de lo que el senador piense de Trump en privado, la política actual de Estados Unidos sobre Venezuela es básicamente la que podríamos esperar de una administración de Rubio. Probablemente no hubiera sido así si Rubio no hubiera pasado los últimos dos años entrenándose con Trump en técnicas de gobierno por Twitter y de “fake news” (noticias falsas).

Enero 31 de 2019.

The Assembly of Caribbean People denounces the attempted coup against the Venezuelan people and the democratically- elected President of the sovereign Bolivarian Republic of Venezuela, President Nicolas Maduro Moros

The Assembly of Caribbean People, representing Caribbean persons from all the insular Caribbean together with Belize, Guyana, Suriname and Guyenne, denounces the treacherous attempt by Juan Guaido to sell the Venezuelan people out to the interests of the United States (US) and creating the conditions for civil war in Venezuela and for military intervention by the United States.
There is clear evidence that the US Administration of Donald Trump orchestrated this attempted coup d’etat by Guaido. In violation of the long established principles of non-intervention in the internal affairs of sovereign states, the United States has been actively collaborating with the Venezuelan Opposition to effect the coup d’etat. The US has also attempted to manipulate inter-state organisations such as the Organisation of American States (OAS) through the infamous Lima Group with the support of the discredited OAS Secretary General Luis Almagro. The US, Almagro and the Lima group have unsuccessfully tried to have Venezuela expelled from the OAS or have President Maduro declared as illegitimate. Had this ploy succeeded, the stage would have been set for external intervention, including the use of military force to overthrow the democratically-elected Nicolas Maduro-Moros.
The Assembly of Caribbean People recognizes and congratulates those Governments of the Caribbean which have taken principled positions at the OAS and defeated this imperialist strategy. Their actions as small states in defense of the sovereignty of Venezuela is courageous and is reason to make all Caribbean people proud.

One key element of the US, its allies and the right wing opposition in Venezuela has been to continuously seek to delegitimize the Venezuelan government, by repeating the lies that President Maduro was not democratically elected; that his government is not legitimate; that he is a “brutal dictator” who is repressing the people. These lies have been spread by a complicit mainstream western media. It is a very similar strategy as that used to justify the invasion of Iraq, when the lie was perpetrated that Saddam Hussein had “weapons of mass destruction”.
The truth is that there have been more democratic exercises of elections (some 27) in Venezuela in the past 20 years than in any other country in this hemisphere. President Maduro was democratically elected in May 2018 when more than six million Venezuelans voted for him. It is the right wing opposition that has consistently rejected the democratic process by either boycotting elections, as sections of them did in May 2018, or using violence on the streets as the means of removing President Maduro. It must be recalled that these elections were held following mediation talks in the Dominican Republic facilitated by the President of that Caribbean country and supported by a former President of Spain and four Latin America governments. The opposition reneged on the agreements arrived at in those mediation talks and thus demonstrated their rejection of democracy, dialogue and peace. The election process by which President Maduro was elected is the very process by which the opposition was willing to recognize in December 2015 when it worked in favour of them in the National Assembly elections.
It must also be recalled that the right wing oligarchs of Venezuela who have historically controlled both economic and political power and who never accepted their loss of control after the election of President Chavez effected a coup d’etat against President Chavez. The coup makers were instantly recognized by the US State department as the rulers of Venezuela and it took the masses of people to overturn the coup and restore President Chavez to office.
Despite the large manipulative propaganda campaign launched by the US and their allies, the Assembly of Caribbean People knows the long history of US imperialist interventions in the Caribbean and Latin America and refuses to be misled and manipulated by a country that has absolutely no interest in the welfare of the Venezuelan people. As Trump’s national security adviser has openly admitted – the US interest is in the oil (and other) wealth of Venezuela to be exploited by US multinational corporations.

For a country that claims to be concerned about the well-being of the Venezuelan people, it is to be noted that the harsh and punitive sanctions imposed by the US has resulted in major suffering of the Venezuelan people and were denounced as being illegal and oppressive by former UN rapporteur and international law specialist, Alfred de Zayas in his Report commissioned by the United Nations.
The Regional Executive Committee of the Assembly of Caribbean People urges all the people of the Caribbean not to succumb to US interference. We must reject outright the complete disregard for international law by the US and the irrefutable attempt at furthering their agenda of world dominance. We oppose any military intervention in Venezuela and reiterate the position of CELAC that this must be a Zone of Peace. We support the position taken by CARICOM, the Government of Cuba and encourage CARICOM Heads of Government to pursue avenues for the peaceful resolution through dialogue of the crisis in Venezuela. We stand firmly with the people of Venezuela who have the inalienable right to govern their own affairs. We reiterate the internationally recognized right to self-determination and the principle of non-intervention in the internal affairs of a sovereign nation. We express our solidarity with and support for the democratically elected and legitimate President of Venezuela – Nicolas Maduro Moros.


In Solidarity,

David Abdulah
Member of the Regional Executive Committee
Assembly of Caribbean People

DECLARACION SOBRE LA SITUACION EN LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

La Unión Dominicana de Periodistas por la Paz, Inc. (UDPP) expresa su altísima preocupación por la situación socio-política que vive la hermana República Bolivariana de Venezuela después de que un grupo de países de América, con Estados Unidos y Canadá a la cabeza, haya decidido propiciar el derrocamiento del gobierno que preside el ciudadano Nicolás Maduro Moros, tras la autoproclamación del señor Juan Guaidó como presunto Presidente Interino de la nación suramericana.  En consecuencia,  proclama su más enérgica condena en contra del  criminal plan imperialista para derrocar  al gobierno legítimamente elegido de Venezuela. La única vía aceptada en el concierto de las naciones civilizadas  para acceder al poder es la eleccionaria, por lo que la oposición venezolana debe someterse a las reglas de  la Constitución y la ley,  participando, si desea el poder, en las elecciones que se organizan legalmente en ese país.

Condena enérgicamente la actitud grosera de la Organización de Estados Americanos (OEA), entidad de triste y lamentable recordación en nuestro país, tras ordenar la invasión de 1965 a la República Dominicana, en el sentido de que esa  entidad está al servicio exclusivo de los intereses macabros del imperio norteamericano y sus lacayos.  

La cruel agresión a que está sometida la República Bolivariana de Venezuela se debe fundamentalmente, en estos momentos, al interés de Estados Unidos de excluir a Rusia y a China del comercio en la región de América Latina y el Caribe y su posterior apropiación de las distintas fuentes de riquezas del país suramericano.

Nuestra organización condena vehementemente la actitud del gobierno dominicano que preside el Lic. Danilo Medina Sánchez, al  sumarse al coro de aves de rapiña de América, coordinado en el Cártel de Lima, que pretende desconocer al gobierno legítimo de la República Bolivariana de Venezuela.

Condena asimismo, la actitud  de subordinación y sumisión  de algunos de los gobiernos de América en el sentido de prestarse a una actitud tan vulgar como es la irracional agresión a una nación hermana, con la cual nos unen grandes lazos históricos de solidaridad  y amistad  y declara que, esos países, no sus pueblos, son enemigos de las normas de pacífica convivencia, al desconocer que América Latina es un Continente de Paz, tal y como fue proclamado por la CELAC. 

Finalmente, llamamos a todos los pueblos sensatos de América y el mundo para que comprendan la grave situación en la que se encuentra la hermana República Bolivariana de Venezuela tras el perverso bloqueo económico que pretende agotar por hambre al heroico pueblo venezolano, para que se unan y junto a la propuesta de México y Uruguay, acogida por su Santidad, el Papa Francisco, se busque una salida legítima a la terrible crisis económica y política a la que el imperialismo norteamericano y sus lacayos de América y el mundo, han sometido a la Patria de Bolívar.

¡Viva la paz y la hermanad entre los pueblos! ¡Fuera el imperialismo y sus lacayos de Venezuela!

COMITÉ EJECUTIVO

Moca, 26 de enero de 2019

Día del natalicio del Padre de la Patria Juan Pablo Duarte y Díez, el más grande entre los grandes de nuestra Nación

Declaración del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos expresa su total solidaridad y apoyo a la revolución Bolivariana de Venezuela, y a su legítimo presidente Nicolás Maduro Moros. De igual manera hace constar el más enérgico rechazo a las maniobras imperialistas orquestadas, con la intención de provocar un golpe de Estado que pretende situar en la presidencia de la hermana nación a una marioneta de los intereses de la Casa Blanca, y de sus acólitos en cualquier latitud. 

La participación funesta en la denominada guerra hispano-cubana-norteamericana (calificada por Lenin como la primera contienda imperialista de la historia), la agresión a Panamá, en diciembre de 1989; pasando por sus aventuras en Centroamérica, o las invasiones a República Dominicana, en abril de 1965, y Granada, en octubre de 1983, son apenas algunos ejemplos terribles de una manera de actuar en la que violaron los más elementales preceptos del Derecho Internacional.

No hemos estado de brazos cruzados, sin embargo, desde este lado. La fuerza de las ideas y el ejemplo bicentenario de nuestros próceres animaron perennemente a no dejarnos doblegar y construir  nuestro destino. El triunfo de la Revolución Cubana, en enero de 1959, la victoria en las urnas  de la Unidad Popular de Salvador Allende, a comienzos de la década del 70, así como de la Revolución Sandinista, en Nicaragua en julio de 1979, y la llegada al Palacio de Miraflores de Hugo Chávez Frías, en febrero de 1999, son algunas de las demostraciones fidedignas  de que resultó imposible arrebatarnos nuestros sueños.

Contra la revolución bolivariana, en particular, se han llevado a cabo en los últimos años una avalancha de ataques, en múltiples ámbitos. Los desconcierta la fuerza de ese pueblo para ser fiel al legado de su Comandante Presidente Chávez, acompañando con entusiasmo a Nicolás Maduro en todas las tareas. En su delirio han empleado cualquier estratagema. Desde una guerra económica despiadada para privar a la población de recursos de toda índole (como hacen con Cuba mediante un bloqueo criminal diseñado en buena medida desde el propio 1959) hasta planes de magnicidio (como el perpetrado el 4 de agosto del 2018) pasando por reconocer a figuras espurias, sin ninguna autoridad moral ni legal, desconociendo de paso la voluntad de las instituciones que sí están refrendadas por el apoyo popular.

El presidente Maduro y la dirección revolucionaria en general (incluido uno de sus pilares: la unidad cívico-militar) no solo han dado pruebas de su entereza inquebrantable en defender a su pueblo, sino que gozan del respaldo y aprecio de millones de personas e innumerables gobiernos en todo el mundo.

Estamos seguros que esta nueva andanada en detrimento de las leyes y justicia venezolana se estrellara contra la coraza popular, que es la verdadera protagonista de las transformaciones sociales y económicas que allí se desarrollan. 

Creemos en el pueblo de Bolívar y en su convicción acendrada de proseguir haciendo camino al andar, en favor de los desposeídos de siempre. Ningún títere del imperio, ni prensa amarilla, ni organización fantoche van a impedir que los hermanos venezolanos continúen venciendo.

El Movimiento Cubano por la Paz  y la Soberanía de los Pueblos, hace un llamado a todos los movimientos de paz del mundo, movimientos sociales y de solidaridad a rechazar la intentona de golpe de Estado contra la hermana República de Venezuela y su legítimo presidente Nicolás Maduro.

¡Hasta la Victoria Siempre!

La Habana, 24 de enero del 2019. 

¡Rechacemos a la injerencia y amenazas contra el gobierno reelecto de Venezuela!

Las fuerzas democráticas y progresistas han acompañado y denunciado la secuencia interminable de declaraciones, sanciones y otras medidas ofensivas contra la República Bolivariana de Venezuela. Ahora, alineados a la agenda imperialista dictada por Estados Unidos para América Latina y el Caribe, a excepción de México bajo un nuevo gobierno, los países que componen el Grupo de Lima volvieron a cargar contra Venezuela y, consecuentemente, contra su pueblo, su soberanía y la democracia, al declarar no reconocer la legitimidad del gobierno del presidente reelecto Nicolás Maduro, que se inaugurará el 10 de enero.

En su desprecio por el proceso electoral democrático y legítimo, así reconocido por observadores internacionales, el Grupo de Lima, en su declaración del 4 de enero, aún se atrevió demandar al presidente reelegido por el pueblo venezolano que no asuma las funciones. Tal arrogancia es inaceptable, especialmente en una región que desde hace mucho sufre de la injerencia externa directa comandada por EE. UU., donde los pueblos siempre tuvieron que luchar arduamente por la democracia.

Las operaciones de cambio de régimen, de variadas formas, no son más que golpes de estado que atentan contra los derechos civiles y políticos de los ciudadanos y contra la soberanía de las naciones, impidiendo la estabilidad regional y relaciones de respeto, cooperación y amistad que consolidarán una paz justa y soberana. Aún más ultrajante es que se promuevan bajo el pretexto, precisamente, de proteger la democracia. El gobierno bolivariano tiene un historial de prácticas de consulta popular que lo refrendan inéditas en los países cuyos gobiernos se arrogan el papel de policía de la democracia en el continente, empezando por los gobiernos de Colombia, Perú y Brasil post golpe de estado de 2016.

El Consejo Mundial de la Paz ha reiterado su solidaridad al pueblo venezolano en el enfrentamiento a la injerencia extranjera, conducida a través del Grupo de Lima o de la Organización de Estados Americanos, pero siempre comandada por los patronos imperialistas de las fuerzas reaccionarias y golpistas, Estados Unidos. La defensa de la soberanía de Venezuela es fundamental para asegurar la Paz en el continente y fortalecer los lazos de respeto y amistad entre los pueblos.

Nos sumamos a todas las fuerzas amantes de la paz y de la libertad en el apoyo irreductible a la lucha del pueblo venezolano por su democracia y por superar de forma soberana la grave crisis política y económica, inflada a través de una pesada guerra mediática, económica y política, causando la inestabilidad, buscando instigar la polarización en el país. Estamos seguros de que el resistente pueblo venezolano superará esta amenaza, pero seguimos atentos, movilizados en la denuncia y solidarios a su lucha.

¡Todo el respeto a la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela!

¡No a la injerencia del Grupo de Lima!

¡En defensa de la Paz entre las naciones latinoamericanas y caribeñas!

Socorro Gomes,

Presidenta del Consejo Mundial de la Paz

8 de enero de 2019

TRUMP PRESIONADO A CANCELAR RETIRO DE SIRIA

Por Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ

Tomado del periódico Por Esto! de Mérida, México

La retirada de las tropas estadounidense que han estado interviniendo en Siria contra Bashar el Assad y apoyando la guerra terrorista contra el gobierno legítimo de esa nación del Oriente Medio, parece haber sido revertida por decisión de lo que se conoce como el Estado Profundo estadounidense.

Todo indica que Trump está sucumbiendo una vez más ante la presión política del Estado Profundo, dice la senadora republicana por Carolina del Sur Lindsey Graham quien visitó la Casa Blanca el 30 de diciembre y luego informó a los periodistas que había hablado con el Presidente y éste le aclaró que sus planes de retiro solo se están “ralentizando de una manera inteligente”, según dijo Graham a NBC News. Por su parte, el Washington Post describió la decisión de Trump como una situación de pausa, no una retirada.

Según dijo la senadora a la prensa, “el presidente prometió destruir al ISIS y va a mantener esa promesa. Sólo que aún no se ha llegado a ese punto. Pero, como ya estamos dentro de lo que en futbol se llama la línea de 10 yardas, el presidente entiende que es necesario terminar el trabajo”.

Para el Senador estadual republicano de Virginia, (Distrito 13) Richard Black “los principales medios de comunicación se niegan a reconocer que la lucha más dura contra ISIS y Al Qaeda ha sido llevada a cabo todo el tiempo por Siria y sus aliados. De hecho, en Estados Unidos se califica la lucha de Irán contra los terroristas sirios de “actividad maligna” y se pretende ignorar el hecho de que Al Qaeda en Siria es al Nusra, que es progenie de la fuerza de Al Qaeda que secuestró jets y los lanzó contra las Torres Gemelas y el Pentágono, matando a 3.000 estadounidenses el 11 de septiembre de 2001.

El autor ganador del Premio Pulitzer, Seymour Hersh, escribió que una revisión de la política siria realizada por la Agencia de Inteligencia de Defensa en 2013 reveló que el programa secreto de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) llamado Timber Sycamore para el suministro de  armas y entrenamiento, apoyado por servicios de inteligencia árabes como el Servicio de Seguridad de Arabia Saudí había desempeñado un papel de peso en la guerra estadounidense contra Siria.

Lanzado en 2012-13, Timber Sycamose suministró dinero, armamento y entrenamiento a las fuerzas terroristas que lucharon contra el presidente sirio Bashar al-Assad en la Guerra Civil Siria que, según funcionarios estadounidenses, ha entrenado y armado a miles de terroristas incluyendo específicamente los de ISIS y a Al Qaeda.

El presidente Barack Obama autorizó secretamente a la CIA a comenzar a armar a los “rebeldes” de Siria en 2013. Hay pruebas sólidas de que Estados Unidos planeó derrocar a Siria en 2001; la Embajada de Estados Unidos en Damasco publicó una estrategia detallada para desestabilizar a Siria en 2006, mucho antes de la llamada “Primavera Árabe”, cuyo enfoque sistemáticamente ha sido derrocar a su gobierno constitucionalmente electo, reconocido por la ONU.

“Es repugnante escuchar decir repetidamente que ” Bashar al-Assad asesinó a 500.000 habitantes de su país”, como si los terroristas apoyados por Estados Unidos no hubieran jugado ningún papel en los asesinatos. He visto cientos de decapitaciones y crucifixiones en fila, pero ninguna cometida por las tropas sirias. Los principales crímenes de guerra, como la decapitación de 250 soldados sirios después de correr por el desierto en paños menores, apenas fueron mencionados por la Hermandad Siria Musulmana.

“Durante un viaje de cinco horas a través de la Siria liberada este septiembre, hablé con mucha gente, desde pastores del desierto hasta monjas y religiosos musulmanes.  Hubo expresiones palpables de alegría porque las fuerzas armadas sirias les habían liberado de los terroristas, sumado a ello el amplio apoyo popular e inequívoco al Presidente Bashar al Assad y a las Fuerzas Armadas sirias”.

Esta desastrosa guerra nunca habría ocurrido sin planificación y ejecución estadounidenses. Habría terminado hace años y cientos de miles de bajas se hubieran evitado si hubiéramos cerrado nuestras bases de entrenamiento y logística en Jordania, Turquía, Arabia Saudí y Qatar.  La guerra de Siria tuvo poco que ver con la “Primavera Árabe” y mucho que ver con las acciones clandestinas de la CIA, el MI-6, el Mossad israelí, el MIT turco, la DGSE francesa, el GID saudí y otros que trabajaban con la Hermandad Musulmana Siria.  Entrenamos y reclutamos a muchos más terroristas de los que matamos, y volveremos a chocar con esos supervivientes en otros momentos y lugares.

A pesar de la firme directiva del Presidente Donald Trump sobre una retirada rápida de Siria, ningún soldado o infante de marina ha salido de Siria. El argumento de que están retenidos por la lucha contra el Estado Islámico no se sostiene.

Enero 7 de 2019.

NEOFASCISMO GLOBAL O FIN DEL CAPITALISMO

Por Manuel E. Yepe Colaborador del MOVPAZ

Tomado del diario Por Esto

En pocos años, ha hecho metástasis en todos loscontinentes. Sus fervientes defensores y partidarios mal informados lo llamanpopulismo o nacionalismo. En Italia, Alemania o España de los años 1930, lollamaron por su nombre: fascismo. Mussolini en Italia, Hitler en Alemania yFranco en España fueron tenores sanguinarios de la orquesta sinfónica delcapitalismo. Cuando en 1945 Rusia y los aliados occidentales pusieron fin a lapsicosis colectiva inducida por el fascismo, entre 68 y 80 millones de personashabían sido asesinadas en todo el mundo.

Así lo relata el periodista, analista y cineasta francés Gilbert Mercier, en un trabajo que publica el sitio web News Junkie Post dedicado al análisis del un sorprendente fenómeno político que se ha estado extendiendo por varios países del planeta para pavor y vergüenza de la humanidad.

“Los neofascistas se han envuelto en la bandera del populismo y el nacionalismo y han convencido falsamente a sus partidarios de que son los campeones de la lucha contra el globalismo, el elitismo y la corrupción del sistema político neoliberal. Sin embargo, son feroces defensores de la pelea de perros capitalista, y su abyecta explotación sistemática de los obreros. Apoyan con entusiasmo al complejo militar-industrial global, así como la explotación sin sentido de los recursos del capitalismo a través de la deforestación y la minería.

Para los neofascistas, al igual que para los capitalistas, la riqueza tiene que concentrarse en menos manos, y el dinero debe circular a través de las fronteras sin restricciones, aunque que la gente común no puede hacerlo”.

Algunos de sus dirigentes, como Trump y Bolsonaro, fueron elegidos en gran medida sobre la falsa premisa y la noción racista de las guerras culturales y el choque de civilizaciones: la amenaza mítica de que, en un mundo ya multiétnico, los inmigrantes, los forasteros -a menudo con pieles más oscuras o con otra religión-, representan un peligro existencial para los países de acogida. Los neofascistas se han levantado construyendo muros mentales de odio en Europa y América. La proliferación mundial del neofascismo constituye una novedosa forma de globalización ideológica, y el capitalismo global cuenta con ello. Por ejemplo, una vez que se hizo evidente que Bolsonaro sería elegido presidente de Brasil, la bolsa de valores de ese país subió un 13 % en dos semanas, mientras los principales mercados internacionales cayeron.

El asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, ya ha puesto en el punto de mira neofascista de su agenda a Venezuela, Cuba y Nicaragua, a los que llamó la “troika de la tiranía”. Bolton cuenta con Colombia y Brasil como nuevos cómplices regionales fascistas del imperialismo estadounidense para hacer cumplir una Doctrina Monroe resucitada.

En Estados Unidos y Brasil, el voto evangélico cristiano fue un factor primordial en las elecciones de Trump y Bolsonaro. “Los fundamentalistas cristianos renacidos en Estados Unidos se  concentran principalmente en los antiguos estados confederados del sur en la Guerra Civil. Las comunidades fundamentalistas evangélicas rechazan en gran medida la evolución, el secularismo y la realidad de que el cambio climático es obra del hombre. Muchos en estas comunidades creen que Estados Unidos debería ser un estado cristiano. Estos fundamentalistas cristianos son el bloque de votación más confiable para Trump, tal como lo fueron para George W. Bush.

Grupos de reflexión fundamentalistas de extrema derecha bien financiados, como The Heritage Foundation, han estado moviendo los hilos desde principios de la década de 1970, en segundo plano.

Bosonaro en Brasil fue criado como católico, pero se convirtió  en evangélico, lo que podría interpretarse como un cálculo cínico en política. Fue el bloque de votación evangélico lo que le dio ventaja sobre su oponente durante las elecciones presidenciales de octubre de 2018.

El surgimiento del fascismo global ofrece una perspectiva más sombría para la supervivencia de la humanidad. Como Trump en Estados Unidos y Bolsonaro en Brasil, los neofascistas niegan el cambio climático. Este último podría diseñar una estrategia para el Amazonas, que se considera el pulmón de la tierra debido a su capacidad de absorber CO2. Los super-ricos que controlan el capitalismo global darán carta blanca a sus sustitutos fascistas para que crezcan y usen un aparato militar-policial masivo para reprimir a los miles de millones de refugiados del cambio climático y a las víctimas del colapso ecológico.

A pesar de sus suposiciones -manejadas discretamente por el Pentágono- de que el cambio climático se está convirtiendo en un problema de seguridad nacional, el cambio climático será el juego final del capitalismo. Todo el oro y los diamantes del mundo no detendrán las tormentas ni protegerán la atmósfera de los rayos mortales de un sol abrasador.

Diciembre 10 de 2018.

Un fascista amenaza la paz en Brasil

Declaración del Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos respalda la decisión del Ministerio de Salud Pública, de interrumpir la presencia del personal de salud antillano en la República Federativa de Brasil, el cual desempeñaba desde el 2013, de manera honrosa y destacada, sus funciones como parte del Programa “Más Médicos”.
La medida de poner fin a la colaboración de la Mayor de las Antillas en el gigante sudamericano, es resultado de las continuas declaraciones provocadoras y amenazantes emitidas por el enemigo de la paz Jair Bolsonaro, en especial desde el momento en que venció en las elecciones presidenciales desarrolladas en ese país el pasado 28 de octubre.
Con profundo irrespeto hacia la labor desplegada por los profesionales de la salud cubanos —desde que comenzaron a laborar en tierras brasileñas— el próximo mandatario de esa nación arremetió de manera irrespetuosa e inaceptable contra dicho quehacer, ignorando los resultados alcanzados en favor de millones de ciudadanos, privados hasta entonces de acceder a los servicios de salud gratuitos.
La postura de Bolsonaro desconoció además el acuerdo que sustentaba el Programa “Más Médicos” rubricado entre los gobiernos de Cuba y Brasil (a iniciativa de la entonces presidenta DilmaRousseff) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), nítido ejemplo de una cooperación triangular efectiva, enfocada en solucionar graves problemas existentes en un país con cuantiosos recursos naturales y elevada desigualdad social.
Cuba cuenta con una trayectoria ejemplar en materia de cooperación en el terreno de la salud, desde inicios de la década del 60 del siglo pasado cuando, prácticamente después del triunfo revolucionario del 1ero de enero de 1959, enviamos contingentes especializados a diferentes naciones africanas y de otras latitudes. Desde entonces resulta casi imposible de cuantificar (por la envergadura de las mismas) el número de vidas salvadas con el concurso de hombres y mujeres humildes, los cuales no vacilaron un instante en recorrer miles de kilómetros para tender su mano y ayudar a poblaciones desvalidas.
Jamás ningún galeno y personal paramédico cubano preguntó cuál era el alojamiento donde residirían, ni cuanto el componente monetario a devengar. Solo qué número de vidas podían salvarse, aunque ello implicara poner en riesgo la suya propia, como ocurrió con las brigadas enviadas al África Occidental, a finales del 2014, para combatir la epidemia del ébola.
Esos profesionales, educados en el principio fidelista y guevariano de que vale infinitamente más la vida de un solo ser humano que todo el dinero del mundo, transitaron por parajes recónditos de la geografía universal con la única recompensa del deber cumplido. Así fue, y es, tanto en la selva amazónica, las praderas africanas o la cordillera del Himalaya. En todos los casos, invariablemente, cosecharon el cariño de pueblos que ante su abrazo experimentaron, por primera vez, la sensación de existir, luego de centurias de estar invisibilizadas por aquellos que esquilmaron nuestras riquezas.
José Martí, Apóstol de la Independencia de Cuba, expresó que un principio justo desde el fondo de una cueva podía más que un ejército, al tiempo que también dejo saber que toda la gloria del mundo cabía en un grano de maíz. Nada ni nadie podrá mancillar la gesta heroica de nuestros profesionales de la salud, quienes redoblan ante esta provocación su voluntad de servir donde quiera que se les necesite.
Solidaridad, lo sabemos bien, no es dar lo que sobra sino compartir lo que se tiene. Con ese espíritu cualquier pueblo, aldea y comunidad rural o urbana, a escala global, podrá contar siempre con la voluntad de Cuba de aportar su granito de arena en aras del mejoramiento humano.

DECLARACIÓN DE SOLIDARIDAD PARA LOS MÉDICOS CUBANOS DEL PROGRAMA MÁIS MÉDICOS

El MOPASSOL (Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos), se solidariza con las médicas y médicos cubanos actuantes en Brasil en el marco del programa Máis Médicos, que por más de un lustro benefició a 113 millones de pacientes en 3.600 municipios de ese país hermano.
La inédita persecución administrativa y las amenazas verbales por parte del presidente electo brasileño, Jair Bolsonaro, así como el endurecimiento repentino de los acuerdos firmados en 2011, han provocado una pérdida inestimable para millones de ciudadanos del Brasil beneficiados por la medicina cubana y por sus profesionales actuantes en todo el territorio.
Fiel al ideal internacionalista y fraterno con todo el género humano que siempre ha nutrido la política exterior cubana desde 1959, el Estado caribeño desplegó de forma desinteresada y mediante acuerdo
bilaterales a alrededor de 20.000 profesionales de la salud para llegar a las zonas más pobres e inaccesibles del gran territorio brasileño y llevar atención médica, diagnósticos y tratamientos eficaces a poblaciones que por su situación geográfica o condición socioeconómica no podían acceder a una atención sanitaria digna y acorde a unos de los derechos humanos más fundamentales, como es el de la salud.
En el nuevo contexto político emergente definido en Brasil en las últimas elecciones de 2018, en donde la persecución policial y judicial de los sectores populares, el enaltecimiento de la tortura, el racismo, la
xenofobia y el odio inter géneros ha dominado el discurso oficial, este irracional ataque a la solidaria y profundamente humanista labor cubana, debe ser repudiada por la sociedad global en su conjunto, y muy
especialmente por todos los latinoamericanos que alberguen principios de igualdad y solidaridad entre nuestros pueblos.
Las lamentables y despectivas declaraciones del futuro presidente de todos los brasileños y su decisión de provocar el retiro de tan valioso apoyo técnico-humanitario en Brasil, como es el programa Máis Médicos,
deben ser interpretadas como un nuevo escalón descendente en la atroz y profundamente retrógrada dialéctica exhibida hasta ahora por Jair Bolsonaro.
Desde ya, nos hacemos incondicionalmente solidarios con nuestros hermanos cubanos, –con sus desinteresados médicos, enfermeros y auxiliares– que tan altruistamente han aplicado sus conocimientos y
donado sus esfuerzos para llevar el sagrado derecho a la salud a los más inaccesibles rincones de la geografía brasileña.
Declaramos también al presidente electo Jair Bolsonaro como un atroz ejemplo de peligrosa institucionalidad y un enemigo de los mejores valores humanos, como son la solidaridad, la tolerancia y el respeto a todos los hombres y mujeres, sin importar su condición. Invitamos a todos los países, mandatarios, mujeres de la cultura, artistas, trabajadoras y luchadores sociales, a señalar y condenar sin restricciones el vergonzoso rebajamiento que Bolsonaro perpetra contra la dignidad humana en sus dichos, acciones y pensamiento. Sin importar el color político, queda aquí expuesto como un imperativo democrático y humanista repudiar estos tenebrosos retrocesos en el horizonte de la convivencia humana.
A los generosos médicos cubanos los exhortamos a no desfallecer y a seguir brindando ejemplo, como hasta ahora, de que la solidaridad universal y el trabajo denodado por el bien común no es una utopía, sino una meta, tal como ellos han demostrado poder alcanzar.
¡Gracias, compañeros cubanos! ¡Misión cumplida con los hermanos brasileños!

CAMPAÑA GLOBAL CONTRA LAS BASES MILITARES DE EEUU Y LA OTAN

La Primera Conferencia Internacional contra las Bases Militares de EEUU/OTAN se realizó en el Liberty Hall en Dublín, Irlanda, del 16 al 18 de Noviembre. A la conferencia asistieron cerca de 300 participantes de más de 35 países de todo el mundo.

Hubo oradores en representación de países de todos los continentes, incluyendo de Cuba, Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Italia, Alemania, Portugal, Grecia, Chipre, Turquía, Polonia, Reino Unido, Irlanda, República Checa, Israel, Palestina, Kenya, R.D. del Congo, Japón y Australia quienes presentaron ponencias en la Conferencia.

Esta Conferencia fue el primer esfuerzo organizado de la recientemente constituida Campaña Global contra las bases militares de EEUU/OTAN, creada por más de 35 organizaciones legales y medio ambientales y endosada por más de 700 otras organizaciones y activistas de todo el mundo. Lo que nos llevo a todos a esta Conferencia Internacional fue nuestro común acuerdo con los principios subrayados en la Declaración de Unidad de la Campaña Global, la cual fue refrendada por los participantes en la Conferencia.

Los participantes en la Conferencia escucharon y compartieron con representantes de organizaciones y movimientos que luchan por la abolición de las bases militares extranjeras en todo el mundo, sobre las agresiones, intervenciones, muertes,destrucción y sobre los daños a la salud y al medio ambiente que las bases militares causan a la humanidad así como sobre la violación de la soberanía delos países donde se encuentran enclavadas.

Los participantes y organizadores de la Conferencia acordaron como asunto de principio la oposición a todas las bases militares extranjeras, exigir el cierre de 1,000 bases militares de EEUU/OTAN establecidas alrededor de todo el mundo lo cual constituye el pilar principal de la dominación imperialista global por parte de EEUU, la OTAN y los Estados de la Unión  Europea que representan la principal amenaza a la paz y a la humanidad y por lo cual todas debe ser cerradas. Las bases militares de los Estados miembros de la OTAN son la expresión militar de de la intervención imperialista en la vida de los países soberanos en nombre de los intereses dominantes financieros, políticos y militares que buscan lograr el control de los recursos energéticos, las carreteras, los mercados y las esferas de influencia, en clara violación de las leyes internacionales y del Capítulo de las Naciones Unidas.  

Los participantes en la Conferencia hacen un llamado a las organizaciones y movimientos que aprueben lo expresado anteriormente a trabajar de conjunto y coordinadamente como parte de la Campaña Global para organizar  y movilizar a los pueblos del mundo contra las bases militares de EEUU/OTAN.

Al tiempo que demandamos el cierre de todas las bases militares de EEUU/OTAN, exigimos también el cierre de bases e instalaciones militares en determinados países y áreas que requieren la atención especial del movimiento internacional. Estas, por ejemplo, incluyen ala Base estadounidense en Guantánamo, Cuba; las bases de EEUU en Okinawa y Corea del Sur, la base de EEUU en Rammstein, Alemania; en Serbia; las viejas ynuevas bases militares de EEUU/OTAN en Grecia y en Chipre; el establecimiento del nuevo Comando Africano de EEUU (AFRICOM) con sus bases militares afiliadas en África; las numerosas bases de la OTAN en Italia y Escandinavia; el aeropuerto de Shannon en Irlanda el cual está siendo utilizado como una base militar de EEUU y la OTAN y el reciente establecimiento de bases de Estados Unidos, Francia y sus aliados en y alrededor del territorio de Siria.      

Con el propósito de continuar nuestra solidaridad común en el marco de la Campaña Global con las justas causas de los pueblos en sus luchas contra la agresión militar extranjera, la ocupación y la injerencia en los asuntos internos, así como contra los devastadores impactos contra la salud y el medio ambiente de estas bases, los participantes acordaron recomendar y apoyar las acciones e iniciativas coordinadas durante el próximo año (2019) encaminadas a fortalecer la marcha hacia adelante del movimiento global y a expandir las acciones y la cooperación entre sus integrantes. 

Como un paso hacia ese objetivo, la Conferencia apoya la convocatoria a la masiva movilización global contra la Cumbre de Washington DC por el 70 aniversario de la OTAN, que se realizara en 4 de abril del 2019, así como las protestas que se organizaran en cada Estado miembro de ese Tratado militar y a escala mundial.

Declaramos nuestra solidaridad con los esfuerzos que por décadas ha realizado el pueblo cubano para recuperar el territorio de Guantánamo ilegalmente ocupado por los Estados Unidos y expresamos nuestro apoyo al Sexto Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares que será organizado por el MOVPAZ del 4 al 6 de mayo del 2019 en Guantánamo, Cuba.

Los participantes expresaron su más sincero agradecimiento y gratitud a la Alianza  por la Paz y la Neutralidad(PANA por sus siglas en ingles) de Irlanda por su generosa hospitalidad y apoyo en acoger esta histórica Conferencia.

Adoptada por los participantes  a la Primera Conferencia Internacional contra las Bases Militares de los EEUU/OTAN

18 de Noviembre 2018-11-21 Dublín, Irlanda


Press Communiqué of the First International Conference Against US/NATO Foreign Military Bases

The first International Conference against US/NATO Military Bases was held on November 16-18, at the Liberty Hall in Dublin, Ireland. The conference was attended by close to 300 participants from over thirty-five countries from around the world. Speakers representing countries from all continents, including Cuba, Argentina, Brazil, Colombia, United States, Italy, Germany, Portugal, Greece, Cyprus, Turkey, Poland, United Kingdom, Ireland, Czech Republic, Israel, Palestine, Kenya, D. R. Congo, Japan and
Australia, made presentations at the conference.
This conference was the first organized effort by the newly formed Global campaign against US/NATO Military Bases, created by over 35 peace, justice and environmental organizations and endorsed by over 700 other organizations and activists from around the world. What brought all of us together in this International Conference was our agreement with the principles outlined in the Global Campaign’s Unity Statement, which
was endorsed by the Conference participants.

The first International Conference against US/NATO Military Bases was held on November 16-18, at the Liberty Hall in Dublin, Ireland. The conference was attended by close to 300 participants from over thirty-five countries from around the world. Speakers representing countries from all continents, including Cuba, Argentina, Brazil, Colombia, United States, Italy, Germany, Portugal, Greece, Cyprus, Turkey, Poland, United Kingdom, Ireland, Czech Republic, Israel, Palestine, Kenya, D. R. Congo, Japan and
Australia, made presentations at the conference.
This conference was the first organized effort by the newly formed Global campaign against US/NATO Military Bases, created by over 35 peace, justice and environmental organizations and endorsed by over 700 other organizations and activists from around the world. What brought all of us together in this International Conference was our agreement with the principles outlined in the Global Campaign’s Unity Statement, which
was endorsed by the Conference participants.

The participants in the Conference heard from and shared with representatives of organizations and movements struggling for the abolition of foreign military bases from around the world about the aggressions, interventions, death, destruction, and the health and environmental damages that the military bases have been causing for the
whole humanity along with the threats and violation to the sovereignty of the “host” countries.

The participants and organizers of the conference agreed as a matter of principle that while they oppose all foreign military bases, they consider the close to 1,000 US/NATO military bases established throughout the world, which constitute the main pillars of global imperialist domination by US, NATO and EU states, as the main threat to peace and humanity, and must all be closed. The NATO states’ military bases are the military expression of imperialist intervention in the lives of sovereign countries on behalf of the
dominant, financial, political, and military interests, for the control of energy resources, transport roads, markets and spheres of influence, in clear violation of international law and the United Nations Charter.

The participants in the Conference call upon the organizations and movements who agree on the above to work closely with each other in a coordinated manner as a part of the Global Campaign to organize and mobilize the public around the world against US/NATO military bases.

While we call for the closure of all US/NATO military bases, we consider the closure of bases and military installations in certain countries and areas as needing special attention by the international movement. These, for example, include the Guantanamo US base in Cuba, the US bases in Okinawa and South Korea, the US Base in Rammstein/Germany, Serbia, the old and new US/NATO bases in Greece and Cyprus, the establishment of the new US African Command (AFRICOM) with its affiliated military bases in Africa, the numerous NATO bases in Italy and Scandinavia, the Shannon airport in Ireland, which is being used as a military base by US and NATO,
and the newly established bases by the United States, France and their allies on and around the Syrian soil.

In order to continue our joint Global Campaign in solidarity with the just causes of the peoples in their struggle against foreign military aggression, occupation and interference in their internal affairs, and the devastating environmental and health impacts of these bases the participants agreed to recommend and to support coordinated actions and initiatives in the coming year (2019) which shall strengthen the global movement to
expand the actions and cooperation while moving forward.

As a step toward this goal, the conference supports the global mass mobilizations against NATO’s 70th anniversary Summit in Washington DC, on April 4, 2919 and respective protests in the NATO member states and worldwide.

We declare our solidarity with the Cuban people’s decades-long efforts to take back their Guantanamo territory, illegally occupied by the United States, and declare our support for the Sixth International Seminar for Peace and the Abolition of Foreign Military Bases, organized by MOVPAZ for May 4-6, 2019, in Guantanamo, Cuba.

The participants express their most sincere thanks and gratitude to the Peace and Neutrality Alliance (PANA) Ireland, for their generous hospitality and support in hosting this historic Conference.

Adopted by the participants at the First International Conference Against US/NA TO Military Bases November 18, 2018
Dublin, Ireland

VI SEMINARIO INTERNACIONAL DE PAZ Y POR LA ABOLICIÓN DE LAS BASES MILITARES EXTRANJERAS

El Consejo Mundial por la Paz, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MOVPAZ) y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), con el coauspicio de la Organización de Solidaridad con los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL), del Centro Martin Luther King Jr. (CMLK) y del Grupo de Reflexión Oscar Arnulfo Romero, convocan al VI Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras que tendrá lugar en Guantánamo, Cuba, del 4 al 6 de mayo del 2019.

Nuevamente esta VI edición del Seminario tendrá como sede a la ciudad de Guantánamo, capital de la provincia homónima, donde existe la más antigua base militar de los Estados Unidos en el mundo, y que hoy también es centro internacional de torturas y violaciones de derechos humanos que concita el repudio de las personas amantes de la paz en todo el planeta.

Este seminario congregará una vez más a luchadores por la paz, antibelicistas y amigos solidarios de Cuba y de las más justas causas de los pueblos, para exigir la eliminación de las bases e instalaciones extranjeras de los países de nuestra región y de todo el mundo, y el cese de la carrera militarista y armamentista que desarrolla el imperialismo estadounidense junto a sus aliados de la OTAN e Israel y que colocan al mundo en la antesala de una nueva conflagración mundial.

Asimismo, se realizará en momentos en que se expande una gran ofensiva del imperialismo y las oligarquías latinoamericanas contra los procesos democráticos y progresistas del continente, que empleando argucias e infamias políticas y mediáticas, así como la implementación de mecanismos de extorsión económica y mediante la judicialización de la política buscan a toda costa revertir los logros alcanzados por los gobiernos progresistas en defensa de sus pueblos y de su genuina independencia y soberanía.

Este Seminario Internacional se llevará a efecto, además, en el contexto del recrudecimiento de las políticas hostiles y agresivas de la nueva Administración estadounidense contra Cuba, que ha impuesto de manera unilateral un retroceso al proceso de normalización de las relaciones entre los dos países iniciado en diciembre del 2014 y que se empeña en fortalecer el criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra la mayor de las Antillas.

Será un espacio para fortalecer la Coalición Global en contra de las Bases Militares de Estados Unidos y de la OTAN aprobada en Dublín, Irlanda y en el  marco de este VI Seminario quedará oficialmente constituido el 23 de febrero como el “Día Mundial por la Paz y contra las Bases Militares Extranjeras”.

Una vez más, se reiterará la importancia  y la total vigencia de la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz, aprobada por todos los Jefes de Estado y de Gobierno de la Región reunidos en La Habana en enero del 2014, durante la II Cumbre de la CELAC.

Los interesados en asistir al VI Seminario podrán enviar sus solicitudes a las direcciones de correo electrónico: 6seminarioguantanamo@movpaz.cu  especialista2@movpaz.cu

Los participantes dispondrán de 15 minutos para las presentaciones de ponencias e intervenciones en cuyo caso se solicita que los textos puedan ser remetidos con suficiente antelación a los correos anteriormente mencionados a los efectos de la traducción al idioma correspondiente.

La Agencia de Viajes AMISTUR CUBA S.A del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) será la encargada de garantizar los alojamientos, transportación, y la logística general del evento. Los interesados pueden contactar a la Especialista Comercial Yania Marrero León por las direcciones electrónicas: eventas@amistur.cu.

Se adjunta el Programa preliminar del VI Seminario y las ofertas del paquete turístico ofrecido por AMISTUR para los participantes en el Seminario.

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos.

Octubre 2018

——————————————————————————————————– 

 VI SEMINAR FOR PEACE AND FOR THE ABOLITON OF FOREIGN MILITARY BASES.

The World Council for Peace, the Cuban Movement for Peace and the Sovereignty of Peoples (MOVPAZ) and the Cuban Institute of Friendship with Peoples (ICAP), with the co-sponsorship of the Organization of Solidarity with the Peoples of Africa, Asia and Latin America (OSPAAAL), the Martin Luther King Jr. Center (CMLK) and the Oscar Arnulfo Romero Reflection Group, call for the VI International Seminar on Peace and the Abolition of the Foreign Military Bases to be held in Guantánamo, Cuba, from May 4 to 6, 2019.

Once again, the importance and full validity of the Proclamation of Latin America and the Caribbean as a Zone of Peace approved by all the Heads of State and Government of the Region meeting in Havana in January 2014, during the II Summit of CELAC will be reiterated.

Once more, this 6th edition of the Seminar will be held in the city of Guantánamo, capital of the homonymous province, where exists the oldest US military base in in the world, which also functions today as an international center of torture and human rights violations (Guantánamo Bay Detention Camp) that arouses the repudiation of people who love peace all over the planet. .

This seminar will once again bring together fighters for peace and against-war solidarity friends of Cuba and friends of the most just causes of the peoples, in order to demand the elimination of foreign bases and facilities from the countries of our region and from the whole world, as well as the cessation of the militaristic and arms race that US imperialism develops along with its NATO and Israel allies and that sets the world in the forefront of a new world conflagration.

Likewise, it will be held at a time when a great offensive of imperialism and the Latin American oligarchies are going against the democratic and progressive processes of the continent. This imperialistic offensive attempts to reverse by all means, the achievements of progressive governments in defense of their peoples and their genuine independence and sovereignty through political and media tricks and infamies, as well as through the implementation of mechanisms of economic extortion and through the tendency to deal with political issues through the courts

This International Seminar will also take place in the context of the intensification of hostile and aggressive policies of the new US Administration against Cuba, which has unilaterally imposed a setback to the process of normalization of relations between the two countries initiated in December 2014 and that is committed to strengthen the criminal economic, commercial and financial blockade against the largest of the Antilles.

It will be a space to strengthen the Global Coalition against the Military Bases of the United States and NATO approved in Dublin, Ireland; and within the framework of this VI Seminar the “World Day for Peace and against Foreign Military Bases” will be officially constituted on February 23.

Those interested in attending the VI Seminar may direct their requests to the following email addresses: 6seminarioguantanamo@movpaz.cu, and especialista2@movpaz.cu

Participants will have 10 minutes for presentations of papers and speeches. It is requested that the texts can be sent sufficiently in advance to the aforementioned emails for the purpose of translation into the corresponding language.

The Travel Agency AMISTUR CUBA SA of the Cuban Institute of Friendship with the Peoples (ICAP) will be in charge of guaranteeing the general logistics of the event. To obtain the information related to the terrestrial services package, you can contact the Commercial Specialist Yania Marrero León through the Email address: eventas@amistur.cu

The preliminary Program of the VI Seminar and the offers of the terrestrial services package offered by AMISTUR for the participants in the Seminar are attached.

Cuban Movement for Peace and the Sovereignty of the Peoples.

November 2018

 

 

 

TERROR AL SOCIALISMO EN LA CASA BLANCA

Por Manuel E. Yepe Colaborador del MOVPAZ

Tomado del periódico POR ESTO

Precisamente cuando el régimen de Trump y Bolton agrega un nuevo frente de guerra a su teatro de operaciones contra el Tercer Mundo apuntando a la “troika” de Cuba, Venezuela y Nicaragua nada menos que bajo la acusación de ser “socialistas”, el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca (CEA, por sus siglas en inglés) ha divulgado un informe evaluativo titulado Costos de Oportunidad del Socialismo en el que alerta sobre el “regreso” del socialismo al discurso político estadounidense.

El gobierno estadounidense se siente amenazado por un nuevo ascenso de la ideología socialista en Estados Unidos a las puertas de las elecciones legislativas del 6 de noviembre, según se aprecia en dicho informe.

“Coincidiendo con el bicentenario del nacimiento de Karl Marx, el socialismo está viviendo un regreso al discurso político del país.

Propuestas políticas autodenominadas socialistas están ganando apoyo en el Congreso y buena parte del electorado”, dice la Casa Blanca en el informe.

Hay quienes piensan que el CEA ha reaccionado así luego de conocer de encuestas recientes que mostraron que los republicanos apoyan mayoritariamente el programa Medicare para Todos que la Casa Blanca tanto se ha esforzado por desacreditar.

El informe de 72 páginas utilizó para su elaboración textos de “libros blancos” del Heritage Foundation y el American Enterprise Institute.

Los autores del informe plantean que el socialismo está reapareciendo en el discurso político estadounidense. Y eso le preocupa seriamente a por lo menos un subconjunto del Poder Ejecutivo, hasta el punto de dedicarle páginas enteras a temas tan “apremiantes” como los debates de hace un siglo entre socialistas y citas tan significativas como la de “a cada cual según su capacidad”.

El Consejo de Asesores Económicos (CEA) también compara políticas vagamente socialdemócratas -como la exclusión de intereses privados de la atención de la salud – con el Gran Salto Adelante de Mao Tse Tung.

“Hay periodistas y analistas que afirman abiertamente que los programas de pagador único son más eficientes y sus objetivos tienen un espíritu similar a los de Lenin y Mao”, de acuerdo al CEA.

Entre las propuestas que se analizan está la sanidad pública universal, que aunque está lejos de formar parte del debate de la opinión pública ha empezado a ganar adeptos tras el impulso dado a este tema por demócratas progresistas como el senador Bernie Sanders, ex aspirante a la candidatura presidencial demócrata en las elecciones de 2016.

“Iniciativas como la salud pública universal están muy en consonancia con los planteamientos del socialismo”, indicó el director del CEA, Kevin Hassett, en una rueda de prensa.

Si la sanidad pública tuviese que ser financiada con mayores impuestos, explicó Hassett, provocaría “una caída del PIB del 9%”.

El documento es inusual ya que la labor de la CEA es ofrecer criterios desde un punto de vista académico y no partidista.

Hasset vincula a políticos del ala más progresista del Partido Demócrata, como Sanders y la senadora Elizabeth Warren, quienes defienden un modelo socialdemócrata dentro de una economía de mercado, con iconos del pensamiento histórico socialista como Karl Marx y Vladimir I. Lenin.

En varios actos electorales previos a las legislativas de medio término del seis de noviembre, el presidente estadounidense Donald Trump ha desbarrado contra Venezuela y su revolución bolivariana advirtiendo que “si resultaran electos candidatos demócratas como los aspirantes a Gobernador de Florida, Andrew Gillum, y a Senador por Texas, Beto O’Rourke, Estados Unidos correría el riesgo de convertirse en otra Venezuela.

“Los demócratas quieren subir los impuestos masivamente e imponer el socialismo en nuestro país. Seremos otra Venezuela”, dijo Trump recientemente en un mitin en Nevada.

Las conclusiones a que llega el informe del CEA son las que cabía esperar: a Venezuela le va mal y a los mercados libres, bien.

Pero lo que el informe verdaderamente demuestra es que la Casa Blanca se siente amenazada por un ascenso de las ideas socialistas cuando más intensa es su cacería de brujas.

La actitud del CEA respecto al Medicare para Todos es una indicación de que lo que le preocupa es la idea de que surja un socialismo democrático específicamente norteamericano.

“Coincidiendo con el 200º aniversario de Karl Marx, el socialismo renace en el discurso político. Las propuestas políticas de socialistas ganan apoyo en el Congreso y en buena parte del electorado”, lamenta la Casa Blanca en su informe.

Noviembre 5 de 2018.

 

IV Conferencia Internacional POR EL EQUILIBRIO DEL MUNDO

IV CONFERENCIA INTERNACIONAL
POR EL EQUILIBRIO DEL MUNDO
Del 28 al 31 de enero de 2019

Palacio de Las Convenciones, La Habana, Cuba

El Proyecto José Martí de Solidaridad Internacional, auspiciado por la UNESCO, fue creado en 2003 al ser aprobado por la Conferencia General de esa organización internacional, y que cuenta con el apoyo de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y otras instituciones internacionales de diferente carácter que se han sumado a este Proyecto, que lo rige un órgano de dirección colegiado, integrado por más de una treintena de reconocidos y destacados intelectuales de distintos países, que forman su Consejo Mundial.
Este Proyecto es coordinado por la Oficina del Programa Martiano de Cuba y se considera en estos momentos como la única iniciativa supranacional existente en la actualidad para favorecer el estudio, el conocimiento y la divulgación de la vida y obra de una figura cumbre en el terreno de las ideas.
Desde sus inicios, el Proyecto José Martí ha propiciado un gran movimiento internacional dirigido a expandir el legado del Apóstol y Héroe Nacional cubano, lo cual se aprecia ya en su capacidad de convocatoria y en el número de actividades que, vinculadas a este, tienen lugar en las más diferentes regiones y países, incluido el otorgamiento del Premio Internacional José Martí de la UNESCO.
Los programas de trabajo del Proyecto se elaboran por periodos de 3 años, que deben culminar en la celebración de un foro mundial de pensamiento plural como el que aquí convocamos.
En esta ocasión, será la IV Conferencia Internacional POR EL EQUILIBRIO DEL MUNDO, que se celebrará en el Palacio de Convenciones de La Habana, entre los días 28 al 31 de Enero de 2019.

DECLARACIÓN FINAL DEL II SEMINARIO INTERNACIONAL

SEGUNDO SEMINARIO INTERNACIONAL “REALIDADES Y DESAFÍOS DE LA PROCLAMA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE COMO ZONA DE PAZ”
DECLARACIÓN FINAL
Los delegados provenientes de diez países latinoamericanos y caribeños, participantes en el Segundo Seminario Internacional “Realidades y Desafíos de la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz”:

Expresamos nuestra total adhesión a la “Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz”, suscrita por las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe, reunidos en La Habana, Cuba, en ocasión de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada los días 28 y 29 de enero de 2014, en la que se reconoce que “la paz es un bien supremo y anhelo legítimo de todos los pueblos, y que su preservación es un elemento sustancial de la integración de América Latina y el Caribe”.

Conscientes de la importancia que reviste la Proclama para el bienestar presente y futuro de los países de Nuestra América, manifestamos nuestro compromiso de adherirnos a los ocho postulados recogidos en el documento:

1.América Latina y el Caribe como Zona de Paz basada en el respeto de los principios y normas del Derecho Internacional, incluyendo los instrumentos internacionales de los que los Estados miembros son parte, unido a los Principios y Propósitos de la Carta de las Naciones Unidas;

2.Nuestro compromiso permanente con la solución pacífica de controversias a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza de nuestra región;

3.El compromiso de los Estados latinoamericanos y caribeños con el estricto cumplimiento de su obligación de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos, la integridad territorial y la libre determinación de los pueblos;

4.El compromiso de los pueblos de América Latina y el Caribe de fomentar las relaciones de amistad y de cooperación entre sí y con otras naciones, independientemente de las diferencias existentes entre sus sistemas políticos, económicos y sociales o sus niveles de desarrollo; de practicar la tolerancia y convivir en paz como buenos vecinos;

5.El compromiso de los Estados de América Latina y el Caribe de respetar plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones;

6.La promoción en la región de una cultura de paz basada, entre otros, en los principios de la Declaración sobre Cultura de Paz de las Naciones Unidas;

7.El compromiso de los Estados de la región de guiarse por la presente Declaración en su comportamiento internacional;

8.El compromiso de los Estados latinoamericanos y caribeños de continuar promoviendo el desarme nuclear como objetivo prioritario y contribuir con el desarme general y completo, para propiciar el fortalecimiento de la confianza entre las naciones.

Al calor de las ponencias presentadas y de los amplios debates realizados, los delegados a este Segundo Seminario:

•Exigimos el cese de la gran ofensiva del imperialismo estadounidense, el capital transnacional y la derecha perpetrada contra la soberanía y la autodeterminación de Venezuela, y reafirmamos nuestro apoyo incondicional a su pueblo y al Presidente constitucional Nicolás Maduro;

•Repudiamos las viles acciones de la OEA y de su Secretario General al servicio del imperialismo, dirigidas a promover una invasión militar a Venezuela, y desestabilizar los procesos progresistas, democráticos y antimperialistas de la región.

•Expresamos nuestro firme rechazo a los actos vandálicos perpetrados en Nicaragua por la oligarquía en contubernio con el imperialismo y otros aliados para derrocar a la revolución sandinista, y manifestamos nuestra solidaridad con el Presidente Daniel Ortega Saavedra, la Vicepresidenta Rosario Murillo Zambrana, el Frente Sandinista de Liberación Nacional y con el pueblo nicaragüense;

•Condenamos las falsas pruebas presentadas, el ilegal encarcelamiento y la injusta inhabilitación para la reelección del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, y ratificamos nuestra firme solidaridad con el Partido del Trabajo y con el pueblo de Brasil;

•Denunciamos las persecuciones políticas en Argentina, evidenciadas en el actual proceso de enjuiciamiento a la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

•Demandamos el reclamo de salida al mar presentado por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, y respaldamos al gobierno del Presidente Evo Morales y al pueblo boliviano;

•Reivindicamos los Acuerdos de Paz de Chapultepec firmados en 1992 para El Salvador, y rechazamos los intentos desestabilizadores contra el gobierno del Presidente constitucional Salvador Sánchez Cerén.

•Acompañamos a las FARC-EP, el ELN y al pueblo de Colombia en su larga lucha por lograr un acuerdo de paz justo y perdurable con el gobierno.

•Reclamamos el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos a Cuba, así como exigimos a su gobierno la devolución del territorio de la provincia de Guantánamo ilegalmente ocupado por su base naval;

•Respaldamos el derecho a la independencia y plena soberanía de Puerto Rico;

•Ratificamos la voluntad de lograr una mayor unidad y cooperación entre las naciones del Caribe y de América Latina en todos los ámbitos, así como contribuir al desarrollo respetando los límites ecológicos, y el enfrentamiento de los efectos del cambio climático y huracanes en las islas caribeñas;

•Apoyamos a los gobiernos progresistas, antimperialistas y democráticos de la región que desarrollan políticas públicas dirigidas a eliminar las desigualdades y la discriminación, a fomentar la cultura, la educación, el desarrollo respetando los límites ecológicos y propiciar el bienestar de sus pueblos;

•Defendemos el derecho a la soberanía y autodeterminación de las naciones latinoamericanas y caribeñas, y Apoyamos la causa legítima de aquellos países que son escenarios bélicos, sometidos al injerencismo de potencias extranjeras y al vandalismo de fuerzas internas o regionales de extrema derecha, a la destrucción material y al genocidio.

•Reafirmamos nuestra voluntad de salvaguardar la paz en Latinoamérica y El Caribe amparados en la Proclama, y de luchar contra el gobierno de Estados Unidos, las políticas neoliberales, las acciones militares y golpes blandos, las campañas mediáticas nocivas y el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones con fines desestabilizadores en todas su variantes, que pretenden derrotar a los gobiernos progresistas, antimperialistas y democráticos de la región;

•Expresamos el reconocimiento al Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos. al Consejo Mundial de la Paz, al Instituto Superior “Raúl Roa García” y a las organizaciones coauspiciadoras, por la exitosa organización de este Segundo Seminario.

Dada en Ciudad de la Habana, a los veintiún días del mes de septiembre de 2018

SE HA FORTALECIDO LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA


Por Manuel E. Yepe Colaborador del MOVPAZ
El frustrado magnicidio del 4 de agosto en Caracas contra el Presidente Nicolás Maduro Moros fortalecerá decisivamente la revolución bolivariana en Venezuela y la hará invencible.
Pareciera que un crimen como ese era todo lo que faltaba para que la contrarrevolución venezolana perdiera totalmente la credibilidad con que ha contado en los escasos sectores de la población que ingenuamente la han venido apoyando interesados por recuperar los privilegios de que disfrutaban antes de la revolución chavista, así como la de quienes se habían dejado ganar por los cantos de sirena de la propaganda capitalista alimentada por Washington acerca de la posibilidad de mantener los beneficios sociales recién alcanzados con la revolución en una sociedad mas justa, pero aún desigual, en la que ellos podrían ya formar parte de una clase menos pobre.
Es evidente que la otrora opulenta oligarquía venezolana -manejando los hilos de la actual oposición violenta-, en alianza con la mafia colombiana, ambas subordinadas a la estrategia y el mando del imperialismo estadounidense, operaron esta acción con el objetivo de dar vuelta a la historia, recuperar el control de las riquezas petroleras de Venezuela, y nuevamente devolver la patria de Bolívar y Chávez a la condición de marioneta de Estados Unidos.
Sólo que los revolucionarios y patriotas venezolanos piensan de manera muy distinta. Las clases desposeídas de antes, junto con los avances en su bienestar material han visto crecer su cultura política y su conciencia social y son menos contaminables y menos prostituibles con el progreso material. Los humildes son, además, los más concientizables como integrantes y aliados de las clases trabajadoras en revolución.
Las medidas recientemente anunciadas por Nicolás Maduro en relación con el control del combustible y sus nuevos enfoques sobre la economía del país han significado duros golpes contra los enemigos del proceso bolivariano y fue eso lo que, según todo indica, les impulsó a las acciones del 4 de agosto, partiendo del desatinado cálculo de que la eliminación de Maduro daría al traste con un proceso cuyas raíces son, en verdad, mucho más profundas.
En los momentos del fracasado atentado criminal, el Presidente se encontraba en Caracas, en un acto conmemorativo del 81º aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana.
En plena alocución suya, se escucharon dos fuertes detonaciones. “Hago un llamado a la Venezuela honesta y trabajadora: vamos a apostar por el bien de nuestro país. Ha llegado la hora de la recuperación económica”, decía Maduro en los instantes en que, de acuerdo con una información extraoficial posterior, un dron con una carga de composición explosiva plástica C4 detonó cerca del palco presidencial.
El Presidente, su esposa Cilia Flores, y los miembros del Gabinete no resultaron heridos y fueron desalojados, según la información oficial.
Este acto de terrorismo, que pretende derrocar un gobierno que es fruto de la voluntad democrática del pueblo venezolano -que ha reiterado en múltiples ocasiones en las urnas su respaldo a la revolución chavista- constituye una tentativa desesperada por conseguir, por la vía del magnicidio, lo que no han podido obtener en varias elecciones.
Tampoco lo han logrado a través de golpes de estado como el del 2002 contra el entonces Presidente Hugo Chávez ni con el golpe petrolero del 2003 y la extensa e intensa política imperialista de hostigamiento para derrocar la Revolución bolivariana, que incluye la arbitraria y agresiva Orden Ejecutiva de los Estados Unidos que califica a Venezuela como “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior” de la superpotencia, las sanciones económicas unilaterales violatorias del derecho internacional, la declaración del Secretario de Estado de EEUU sobre la plena vigencia de la Doctrina Monroe, su llamado a un golpe militar contra el Gobierno constitucional de Venezuela y la advertencia del Presidente Donald Trump de utilizar contra ella “una posible opción militar”.
La agresión y la violencia golpista contra Venezuela perjudican a toda Latinoamérica y benefician solo a los intereses de quienes se empeñan en dividir a los países y los pueblos de la región para ejercer su dominación sobre nuestras naciones. Aquellos que apoyan al imperio del Norte en sus maniobras para derrocar por vías inconstitucionales a la revolución bolivariana y chavista sin que les importe generar conflictos de consecuencias incalculables para esta región, asumen una seria responsabilidad ante la historia y más temprano que tarde tendrán que responder por ello ante sus pueblos.
¡Nadie dude que el fracasado intento de magnicidio en Caracas sea un estimulante motivo más para la unidad latinoamericana y caribeña contra la dominación imperialista!
Agosto 6 de 2018.

LA OTAN ES LA MINA DE ORO DEL ARMAMENTISMO

Por Manuel E. Yepe colaborador del MOVPAZ
El Presidente Trump ha ordenado a los países de la alianza militar atlántica (OTAN) que aumenten sus gastos en armamento y las razones de su insistencia en hacerlo se aclaran cada vez más. No tiene nada que ver con alguna lógica de defensa, porque, después de todo, el Secretario General de la alianza militar EEUU-OTAN, Jens Stoltenberg, ha admitido que “no vemos que exista amenaza inminente alguna contra un aliado de la OTAN” y el Instituto Internacional de Estocolmo sobre Investigaciones de la Paz (Stockholm International Peace Research
Institute) registró en su Informe Mundial de 2018 que “con 66.300 millones de dólares, el gasto militar de Rusia en 2017 era un 20 % menor que en 2016”.
Radio Europa Libre (Radio Free Europe), la emisora anti-rusa del gobierno estadounidense, reporta reiteradamente que Rusia ha reducido sus gastos de defensa.
Está demostrado que Rusia no representa amenaza alguna para ningún país de la OTAN, pero incluso esto se considera irrelevante en el contexto de que las ventas de armas de EEUU están floreciendo y sus ejecutores están siendo animados a aumentar sus negocios y multiplicarse.
El 12 de julio, segundo y último día de la reciente reunión entre Estados Unidos y la OTAN, la agencia de noticias británica Reuters citó una categórica declaración de clara orientación promocional de
Trump: “Estados Unidos fabrica, con mucho, el mejor equipamiento militar del mundo: los mejores aviones, los mejores misiles, las mejores armas, lo mejor de todo”.
A continuación el presidente, enumeró por sus nombres a los principales fabricantes de armas estadounidenses: Lockheed Martin Corp, Boeing Co y Northrop Grumman Corp”.
Trump declaró orgulloso en la citada Conferencia de la OTAN que Estados Unidos tiene como clientes a muchos países ricos, “pero tenemos también algunos no tan ricos y me preguntan si pueden comprarnos equipamiento militar y si podemos ayudarles, y les decimos que les ayudaremos un poco.” Agregó que “los países más pobres que quieran comprar armas estadounidenses quizás no tengan que poner dinero en efectivo para sus compras”.
Esa sola declaración elevó más de diez dólares los precios de las acciones de los tres fabricantes de armas nombrados por Donald Trump referidos en el párrafo anterior.
Para impulsar la bonanza, el Departamento de Estado hizo todo lo posible para facilitar aún más la venta de armas de Estados Unidos al permitir a los fabricantes de armas obviar los controles y equilibrios que se habían establecido para obstaculizar mediante la hoja de parra de algunas restricciones legales, morales y económicas las compras de armas a Estados Unidos por regímenes considerados de mala reputación en el mundo que quieren comprar armas en EEUU.
De hecho, estas regulaciones ya no se aplican, porque el 13 de julio el Departamento de Estado anunció nuevas medidas para “acelerar la aprobación gubernamental de las propuestas de las empresas de defensa y aeroespaciales”, Dentro de la OTAN europea, los mayores compradores de armas estadounidenses son Polonia, Rumanía, Gran Bretaña y Grecia, y las cantidades implicadas son colosales.
El mensaje para la OTAN europea es que EEUU está haciendo todo lo posible para vender armas y les quiere hacer ver que hay margen para comprar más de “los mejores jets, los mejores misiles, las mejores armas” que les ofrece Trump.
Como lo ha definido el periodista Brian Cloughley el 30 de julio en las publicaciones digitales Counterpunch y Strategic-Culture, “la mina de oro de la OTAN está ahí para ser explotada y, tras el entusiasta aliento de Trump a los fabricantes de sus armas, parece que la extracción será eficaz. El Complejo Militar-Industrial de los Estados Unidos se beneficiará enormemente de la campaña de su Presidente para aumentar las cantidades de armas en el mundo.
El Teniente General Charles Hooper, Director de la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa estadounidense, declaró en el Salón Aeronáutico Internacional de Farnborough el 18 de julio que “las exportaciones de defensa son buenas para nuestra seguridad nacional, son buenas para nuestra política exterior… y son buenos para nuestra seguridad económica”. Luego propuso que su agencia redujera la tarifa de transporte cobrada a los clientes extranjeros de ventas militares, lo que sería un importante estimulante para las ventas de “los mejores jets, los mejores misiles, las mejores armas” tan valoradas por el Sr. Trump.
Este oficial, obviamente un devoto seguidor de su Presidente, siguió su línea de acción con dedicación recordando a los medios de comunicación que como lo han dicho “la administración y nuestro liderazgo, la seguridad económica es seguridad nacional”.
Agosto 2 de 2018.

Canción dos alas de la cantante Adria Guillén, un llamado a la paz

Publicado en Paz. Leave a Comment »

DECLARACIÓN DE LA HABANA XXIV ENCUENTRO DEL FORO DE SAO PAULO


América Latina y Caribe: seguimos en pie de lucha
América Latina y el Caribe viven hoy, 28 años después de haberse fundado el Foro de Sao Paulo, los efectos de una multifacética ofensiva reaccionaria, conservadora y restauradora neoliberal, fruto de intereses convergentes y de esfuerzos combinados entre las élites mundiales del capitalismo transnacional, del gobierno de los Estados Unidos de América como su núcleo hegemónico, y de las clases dominantes aliadas de nuestra región.
Esta multifacética ofensiva, ha logrado hacer retroceder a las fuerzas de izquierda y progresistas, mediante el derrocamiento de gobiernos, los golpes parlamentarios y judiciales. La derecha imperial y las oligarquías subordinadas han amplificado para ello los errores y las limitaciones de las fuerzas transformadoras, que sufren reveses y a la vez poseen inmensas potencialidades de lucha. Ello explica en un grado fundamental el cambio adverso en la correlación coyuntural de fuerzas imperante.
Examinar el carácter y la profundidad de los errores e insuficiencias, corresponderá de forma soberana a los partidos políticos y a los movimientos sociales de cada país.
El golpe militar y parlamentario contra Zelaya, en Honduras (2009); el golpe parlamentario dado a Lugo, en Paraguay (2012); la derrota electoral del Frente para la Victoria, en Argentina (2015); el impeachment contra Dilma Rousseff en Brasil (2016), mediante un “golpe parlamentario, judicial y mediático”; la victoria de figuras de derecha conservadoras o ultraconservadoras en Chile, Paraguay y Colombia; la condena sin pruebas y prisión de Lula para impedir su candidatura a la presidencia de la Republica del Brasil; las divisiones ostensibles en el campo popular a la hora de encarar las agendas neoliberales restauradas; la descalificación de la política que en importantes países de la región favorecen los planes de la derecha, y el fortalecimiento público de figuras y proyectos de raíz fascista en varios países, constituyen, entre otros muchos, indicadores de la ofensiva neoliberal, que las fuerzas de izquierda están desafiada a revertir a favor de los pueblos.
La actuación de la derecha guarda relación directa, con la naturaleza expansionista y depredadora del capitalismo, y con los intereses del capital financiero que lo dominan.
Los hechos hablan: entre el último Encuentro del Foro de Sao Paulo (Managua/2017) y este de La Habana (2018), a nivel global se ahondaron los efectos negativos de la concentración de la propiedad, el poder y la riqueza en manos de una élite mundial decidida a imponer, a cualquier precio, mejores condiciones para elevar sus tasas de ganancia.
Así lo confirman la destrucción de la naturaleza, con efectos negativos crecientes sobre el clima; las tentativas de privatización de los bienes públicos como el agua, la tierra y el petróleo y su uso predatorio por las trasnacionales; las tentativas de privatización de los fondos públicos; el ataque a los derechos laborales y sociales; el incremento insultante de la inequidad y la desigualdad; la destrucción de fuerzas productivas mediante la guerra para animar las economías llamadas centrales; la multiplicación de los flujos migratorios y del sufrimiento que millones de seres humanos padecen al verse obligados a emigrar, y la ofensiva que desarrollan los intereses transnacionales contra la soberanía nacional de nuestras naciones, a fin de facilitar el libre movimiento de los capitales.
Estas realidades, agravadas por el peligroso desempeño de la Administración Trump, que busca revertir la tendencia declinante de la hegemonía norteamericana, multiplican los riesgos para la paz mundial y el estatus de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. América Latina y el Caribe seguirán siendo prioridad para la política exterior estadounidense, cuyo dominio es de vital importancia en su afán por mantener un insostenible orden mundial unipolar.
Los EUA y sus aliados necesitan consolidar la percepción de que la historia continental entró en una fase regresiva imparable a favor del capitalismo. Aunque la reacción contra los gobiernos progresistas y de izquierda fue inmediato, debido al descredito y el debilitamiento extremo de los partidos políticos de derecha utilizados para imponer la reestructuración neoliberal, los inhabilito como instrumentos capaces de descarrilar las transformaciones sociales impulsadas, según el caso, por los movimientos políticos del Foro de Sao Paulo. De ahí la necesidad de recurrir a la estrategia desestabilizadora que combina la guerra mediática, jurídica y económica, la injerencia externa y la criminalización del movimiento y la protesta social, entre otros, que sirven a los golpes de nuevo tipo (judicial o parlamentario) o la derrota electoral.
Ante esta reacción del imperialismo y las oligarquías locales contra las fuerzas progresistas, rechazamos la idea del “fin de ciclo” con la misma firmeza y convicción con que en su momento lo hicimos con la del “fin de la historia”. Las fuerzas progresistas de América Latina seguiremos luchando por horizontes de un mundo basado en la justicia social.
La Casa Blanca y sus aliados buscan lograr exactamente lo contrario: dividir, cooptar, desmovilizar y generar desánimo. Es razón suficiente para que impongamos con hechos e ideas los verbos de la unidad de la izquierda y el campo popular para organizarse y luchar.
Preservar las experiencias de soberanía, de ampliación de la democracia, de gobierno de carácter popular y con proyecciones antiimperialistas, impulsadas por partidos de izquierda y progresistas; ofrecer apoyo decidido y estimular los esfuerzos emancipatorios y los ideales anticapitalistas de los movimientos sociales y populares que así actúan; trabajar con denuedo por consolidar una paz duradera con justicia social e impulsar esfuerzos que permitan avanzar en la integración soberana de la que Martí llamó Nuestra América, se transforman en imperativos políticos y en pruebas de honor para la izquierda continental.
Como en 1990, cuando emerge como espacio de concertación y construcción colectiva de la plural izquierda latinoamericana y caribeña, frente a una coyuntura internacional marcada por la incertidumbre y la desorientación que generó la desaparición de la URSS y el llamado campo socialista, el Foro de Sao Paulo siguiendo su tradición de reflexión critica y formulación política se ve de nuevo ante el desafío de examinar con mirada crítica el camino andado, reunificar fuerzas y hacer renovados esfuerzos para seguir construyendo los consensos que exige la ofensiva de la derecha en curso.
Los partidos políticos miembros del Foro de Sao Paulo llegan a este XXIV Encuentro con un acumulado político superior, que a su vez se ve multiplicado por la acción articuladora del Foro y, con plena conciencia de la imposibilidad del capitalismo depredador para ofrecer alternativas a la humanidad, lo que genera la rebeldía popular y potencialidades para la acción transformadora del progresismo y la izquierda, si esta se reorganiza, actúa al lado de los movimientos sociales, prepara cuadros y mejora sus proyectos de cambio, algunos de clara orientación socialista. Existen suficientes ejemplos en la historia latinoamericana y caribeña que prueban que cuando hay unidad, dirección política decidida y capaz, objetivos claros de lucha y moral de combate, y arraigo en las clases populares, se multiplican las opciones para contener cualquier ofensiva contra revolucionaria, conservadora y restauradora neoliberal, incluso más, para vencerla.
Ceder al derrotismo; auspiciar o tolerar los personalismos y sectarismos que emergen y proliferan en épocas de reveses; aceptar o promover la pérdida de confianza en la capacidad política de nuestros pueblos explotados, no solo sería hoy una afrenta a los héroes y mártires de las luchas por la emancipación del continente, sino una concesión gratuita e innecesaria a los EUA y sus aliados internacionales y locales.
Frente al plan del imperialismo por socavar la soberanía de nuestras naciones y tomar control de sus recursos naturales, opongamos con auténtico espíritu internacionalista latinoamericano y caribeño, con firmeza e innegociable sentido de dignidad, el plan emancipador de nuestros nobles pueblos.
Trabajemos por fortalecer las luchas por la justicia y emancipación social, por plena soberanía política e independencia económica, por la soberanía de los pueblos y la paz mundial. ¡Reivindicar las mejores experiencias emancipatorias de los movimientos sociales y populares de la región!
En este contexto, los delegados y delegadas e invitados e invitadas al XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo, desde La Habana, Cuba, en representación de América Latina y el Caribe, de Asia y África, de Europa y América del Norte:
1. Convocamos a fortalecer el movimiento mundial en defensa de la Paz. La realidad impone sumar fuerzas para presionar, por todos los medios posibles.
2. Advertimos que los representantes del gran capital transnacional – gubernamentales y privados, militares y económicos, mediáticos e ideológicos – están operando con niveles de concertación superiores a los que conocemos. Concluimos, por tanto, que se impone un ejercicio práctico del internacionalismo mutuo entre todas las fuerzas de izquierda de América Latina y el Caribe, Asia, África, Europa y América del Norte.
3. Observamos con preocupación cómo la derecha imperial opera de forma concertada en el Consejo de Seguridad de la ONU; a favor del sionismo en Medio Oriente; para cercar militarmente a Rusia en Eurasia; para impedir que la República Popular China, en Asia, continúe su avance como potencia económica mundial con propuestas de paz y cooperación; para destruir, en América Latina, los proyecto de justicia social, democráticos y de internacionalismo latinoamericano y caribeño que impulsan nuestras fuerzas políticas; y para fragmentar el Caribe mediante distintas fórmulas, incluidas las coloniales como Puerto Rico.
4. Ratificamos la vigencia de las siguientes causas y líneas de actuación reivindicadas por el XXIII Encuentro del Foro de Sao Paulo, efectuado en Managua el pasado año:
Convertir la defensa de la CELAC, mayor acontecimiento unitario de los últimos 200 años, en objetivo político prioritario a promover por todos nuestros partidos, movimientos sociales y populares, desde cada escuela, universidad o espacio de creación intelectual. Sembrar la idea integracionista en la conciencia de nuestros pueblos, ya de por sí será un avance frente a la política divisionista impulsada por los Estados Unidos y sus aliados. Confiamos en el valor de las ideas justas: aseguremos que ellas sean escuchadas por cada uno de los gobiernos de Nuestra América.
Transformar en objetivo de toda la izquierda y de los sectores patriotas y demócratas de América Latina y el Caribe, la defensa intransigente de los presupuestos de la Proclama de América Latina como Zona de Paz.
Repudiar el militarismo nacido de las entrañas del Imperialismo, que carece de límites y de escrúpulos, es una necesidad política, ligada a la sobrevivencia de nuestros pueblos. Dar forma concreta a este repudio, en cada acción política cotidiana, es una cuestión de principios que ratificamos.
Rechazar de forma enérgica, la idea absurda e inadmisible de que esta región del mundo pertenece a las élites de poder de los Estados Unidos o de cualquier país del mundo. Que cada día sea para la Casa Blanca un recuerdo concreto de lo afirmado por la II Declaración de La Habana: “… esta gran humanidad ha dicho ¡Basta! y ha echado a andar. Y su marcha de gigantes ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia…”.
Concertar en cada espacio internacional que lo permita, por encima de diferencias subalternas de tipo nacional o sectorial, toda acción que debilite los niveles de dominación y hegemonía de los Estados Unidos en nuestros países, es esencial y posible. El Imperio ha optado por priorizar los componentes de la guerra cultural y de símbolos. Rescatemos, como respuesta ofensiva, las tradiciones de libertad de cada uno de nuestros países. Honremos a los que las forjaron. Impidamos que la banalidad cultural del Norte que nos desprecia, se imponga sobre la rica historia de los países que representamos.
Conocer con rigor cómo está desarrollando la derecha internacional sus planes de desestabilización, contra las experiencias de gobierno y populares de carácter emancipatorio en América Latina y el Caribe, constituye una necesidad de primer orden. Ello será más eficaz si creamos un sólido sistema de intercambio de informaciones y experiencias colectivas. El Foro de Sao Paulo puede jugar en este campo un papel central, en particular haciendo esfuerzos en la formación política.
Al igual que los delegados al XXIII Encuentro de Managua, por entender que se trata de causas vigentes:
Reafirmamos la importancia del acercamiento y la acción concertada entre la izquierda de Europa y la de América Latina y el Caribe. Nos comprometemos en esta nueva etapa a tornar más sistemático y eficaz la acción antiimperialista unitaria entre ambas regiones. El PIE y el Foro de Sao Paulo están en condiciones de posibilitar este objetivo.
Denunciamos, esta vez con razones adicionales, el papel injerencista de la OEA, que sigue siendo utilizada por el gobierno de los Estados Unidos como su Ministerio de Colonias.
La actuación de su secretaría general, marcada por una despreciable supeditación a los intereses de la Casa Blanca, así lo prueba todos los días. La OEA, junto al Grupo de Lima, constituyen los Caballos de Troya actuales contra la unidad latinoamericana y caribeña. Hagamos todo lo posible para impedir que continúen su avance destructor.
Condenamos la guerra no convencional y de amplio espectro, aplicada por el imperialismo yanqui y sus aliados europeos, latinoamericanos y caribeños contra la Revolución Bolivariana. Esta se ha convertido para la Casa Blanca en el objetivo estratégico inmediato a derrotar. Sea para nosotros, por tanto, el objetivo mayor de solidaridad en estas circunstancias. Como hace un año atrás, en Managua, el Foro de Sao Paulo se mantiene en estado de alerta y en sesión permanente de solidaridad internacionalista contra la intervención internacional hacia Venezuela.
Mantenemos intacta la solidaridad con lo(as) argentinas(os) y brasileñas(os), hondureñas(os) y paraguayas(os) que se resisten a aceptar el retroceso al neoliberalismo en sus respectivos países, luego de experiencias de gobierno que, por caminos propios, buscaron el crecimiento económico, la mejor redistribución de la riqueza, la garantía de derechos sociales, la ampliación de la participación popular y la democracia, asegurar la soberanía nacional y fortalecer la integración regional en el ámbito de los BRICS, todo para combatir las desigualdades sociales, regionales y de genero, el racismo, o que, simplemente, retaron por su política exterior la lógica hegemonista de la política exterior de los Estados Unidos.
Reafirmamos nuestra absoluta convicción de apostar por la paz, en concordancia con la Declaración de la CELAC, que en enero de 2014 declaró América Latina como zona de paz. Por eso, respaldamos el pedido de las fuerzas políticas y sociales de Colombia para que el gobierno colombiano cumpla con la implementacion de los Acuerdos de la Habana, mantenga abierto el proceso de dialogo con el ELN y de pasos certeros para acabar con el asesinato de ex combatientes y lideres sociales, políticos, ambientales y defensores de DDHH. Denunciamos las acciones de la ultraderecha nacional e internacional para boicotear la Paz. Es evidente que la Casa Blanca, el sionismo internacional y las fuerzas más retrógradas del continente, persisten en lograr que los grupos oligárquicos de Colombia sigan siendo tropa de choque a favor de los intereses transnacionales en América del Sur. Es vital la lucha contra esta estrategia, que ya colocó a uno de los países de la CELAC como miembro de la agresiva OTAN.
Rechazamos de forma enérgica la política intervencionista de los Estados Unidos en los asuntos internos de la Nicaragua sandinista, país en el que se está implementando la fórmula que viene siendo aplicada por el imperialismo norteamericano a los países que no responden a sus intereses hegemónicos, causando violencia, destrucción y muerte mediante la manipulación y la acción desestabilizadora de los grupos terroristas de la derecha golpista, que boicotean la búsqueda del diálogo, el cual constituye el mejor camino para superar la actual crisis y alcanzar la paz, lo que es indispensable para la continuación del proceso de transformaciones sociales impulsado por el FSLN desde el gobierno presidido por el Comandante Daniel Ortega y que ha reducido de manera notable la pobreza y la desigualdad social en ese hermano país.
Nos solidarizamos con el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y con el gobierno del compañero presidente Salvador Sánchez Cerén, que enfrentan con energía la guerra mediática, la guerra jurídica, el boicot económico y otras formas de desestabilización, y nos comprometemos a acompañarlos como observadores internacionales en la elección presidencial del 3 de febrero de 2019.
– El XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo convoca y alienta a Bolivia y Chile a encontrar, cuidando las sensibilidades de ambos países, una salida al enclaustramiento marítimo boliviano en base al diálogo y el derecho internacional, y que contribuya a una verdadera integración de nuestros pueblos.
Renovamos el rechazo del Foro de Sao Paulo a la política de la Casa Blanca, que criminaliza a los emigrantes latinoamericanos y caribeños y, de manera particular, a los hermanos centroamericanos. Un mundo sin fronteras y con ciudadanía universal es el norte de nuestra lucha emancipatoria.
Rechazamos cualquier forma de racismo, intolerancia y discriminación. Impulsamos el ejercicio pleno de los derechos económicos, culturales, sociales y políticos de las mujeres, y la eliminación de la cultura patriarcal.
Demandamos la retirada de las fuerzas de la MINUSTAH que, siguiendo un mandato del antidemocrático Consejo de Seguridad de la ONU, mantienen ocupado Haití desde hace más de una década.
Condenamos el narcotráfico, el tráfico de personas y el terrorismo, y denunciamos la doble moral de un sistema que dice combatir al crimen organizado, mientras protege a sus grandes promotores y principales responsables. Defendemos el cultivo legal y el uso tradicional benéfico de la hoja de coca.
Proclamamos el acceso al agua como derecho humano y los demás bienes comunes (tierra, aire puro, energía etc.,) luchamos contra la depredación del medio ambiente, la amenaza a la biodiversidad y al ecosistema en general.
Apoyamos las exigencias de los pequeños Estados insulares del Caribe a ser resarcidos por los daños humanos de la esclavitud y a acceder a recursos que permitan su resiliencia frente al cambio climático.
Demandamos el levantamiento incondicional, total y definitivo del bloqueo económico, financiero y comercial del gobierno de Estados Unidos contra Cuba, y la indemnización al pueblo cubano por los daños y perjuicios causados por más de medio siglo de agresiones de todo tipo.
Exigimos la devolución al pueblo de Cuba del territorio ocupado por la ilegal base naval estadounidense en Guantánamo.
Apoyamos el reclamo histórico de Argentina sobre la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.
Exigimos la eliminación de todas las bases militares estadounidenses que existen en la región (77 en total, que junto a la IV Flota, cubren todo el espacio regional), y de todas las bases militares extranjeras de cualquier país, dondequiera que se encuentren.
Defendemos los derechos y las culturas de los pueblos originarios y afrodescendientes, y asumimos sus luchas para la restitución y ejercicio pleno de sus derechos históricos.
Demandamos la descolonización total del Caribe y apoyamos de manera particular la independencia de Puerto Rico, al conmemorarse el 25 de julio de 2018, ciento veinte años de la invasión militar estadounidense contra esta nación caribeña. Asimismo, nos pronunciamos por la eliminación de toda forma de coloniaje y neo coloniaje.
Respaldamos, en apego a la autodeterminación de los pueblos, la postulación del presidente Evo Morales -habilitado constitucionalmente y respaldado por la Convención Americana- para las elecciones de 2019, y rechazamos los planes desestabilizadores impulsados por la derecha de ese país, la OEA y la embajada de Estados Unidos.
Solidarizamos con el compañero Rafael Correa Delgado, líder popular y progresista de nuestra región. Debido a rupturas del Estado de Derecho y del debido proceso, el compañero Rafael también es víctima de la persecución política y de la utilización de la justicia como instrumento de venganza y amedrentamiento, lo que rechazamos. La orden de captura internacional que fue emitida en su contra nos indigna y nos revela.
Saludamos el democrático y contundente triunfo en México de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República. El triunfo de Morena, integrante del Foro de Sao Paulo, abre una esperanza para los sueños y luchas de los pueblos de Nuestra América. Unidos Haremos Historia.
Exigimos la libertad inmediata de Lula, después de una condena y prisión sin pruebas y el derecho a ser candidato presidencial en las elecciones de octubre en Brasil, respetándose la voluntad de la mayoría del pueblo brasilero. ¡Lula Live! ¡Lula Inocente! ¡Lula Presidente!
5. Como hace un año atrás, ratificamos que América Latina y el Caribe siguen en pie de lucha. Y mantienen la decisión de actuar con optimismo, decisión y mayor sentido unitario.
¡Hasta la Victoria Siempre”

Es necesario defender el diálogo soberano y la paz en Nicaragua contra la injerencia extranjera

Por Socorro Gomes Presidenta del Consejo Mundial de la Paz
La escalada de la crisis en Nicaragua ha atraído redoblada atención de las fuerzas populares y de la paz en América Latina y el Caribe y en todo el mundo. Se han puesto de manifiesto los contornos de la injerencia externa, en particular, estadounidense, en la disputa política doméstica que, de reivindicaciones legítimas en el plano económico ha escalado a la violencia que hoy se verifica en las calles, a pesar de los llamamientos del gobierno del presidente Daniel Ortega por el diálogo y de los compromisos que hizo.
Hace mucho que rechazamos la injerencia estadounidense en las disputas domésticas en diversos países en todo el mundo, cuyo motivo ampliamente conocido es el intento de imponer el cambio de gobiernos, promoviendo la toma del poder por grupos más favorables y subordinados a su agenda, directa o indirectamente. Parte de una jugada geopolítica de mayor alcance, son evidentes los contornos de esa injerencia en América Latina y el Caribe, donde esta política ofensiva se ha fortalecido.
Como en el caso de Venezuela, Honduras, Paraguay, Brasil y otros, Nicaragua, escenario de un proceso emancipador histórico liderado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), siempre estuvo en la mira del imperialismo estadounidense, que no ahorró esfuerzos para patrocinar y armar fuerzas contrarrevolucionarias en la década de 1980 y, más recientemente, conservadoras y reaccionarias. Estas a su vez han recurrido incluso a grupos paramilitares y de seguridad privada.
El objetivo es derribar un gobierno legítimamente reelegido hace apenas dos años, con masivo apoyo popular, chantajeándolo y demandando la anticipación de las elecciones previstas para 2021.
Inflamar tensiones en las calles y alimentar alegaciones de que los gobiernos atacados son autocráticos o corruptos son algunas de las más evidentes tácticas del imperialismo estadounidense y de las fundaciones que cumplen su agenda, financiando y promoviendo determinadas fuerzas nacionales en numerosos países, con el propósito de desestabilizar a las naciones.
También están involucradas en esta trama otras fuerzas que se rinden al calor del momento y se olvidan del análisis estratégico necesario para la preservación de la soberanía nacional y popular ante la crisis.
Debemos saludar la iniciativa del gobierno de Ortega de hacer compromisos ante las reivindicaciones de la oposición y su insistencia en el llamamiento al diálogo nacional, sin precondiciones que violen la soberanía popular del voto para el progreso de las conversaciones.
Mientras expresamos nuestro profundo pesar por las víctimas de la violencia, apoyando la investigación de los episodios, debemos manifestar repudio a las fuerzas provocadoras de la desestabilización del país, rechazando en los más firmes términos lo que se evidencia como otro intento de golpe de estado en la región. Este intento es parte de la cacería a las fuerzas progresistas o defensoras de las soberanías de sus naciones en toda América Latina y el Caribe.
La solidaridad al pueblo nicaragüense, en defensa del diálogo nacional soberano, se traduce en el refuerzo de la lucha por la paz en Nicaragua y en toda América Latina.

Publicado en Noticias. Etiquetas: , . Leave a Comment »