LOS DERECHOS HUMANOS EN ESTADOS UNIDOS Exclusivo

LOS DERECHOS HUMANOS EN ESTADOS UNIDOS Exclusivo
http://manuelyepe.wordpress.com/
Un nuevo “Registro de derechos humanos en Estados Unidos” ha sido
publicado por el Consejo de Estado de China en respuesta a los
“Informes por países sobre prácticas de derechos humanos en 2016”
difundido el 3 de marzo último por el Departamento de Estado de EEUU
en Washington.
El informe de China acusa a Estados Unidos de presentarse una vez más
como el juez de los derechos humanos en todo el mundo “esgrimiendo el
garrote de los derechos humanos señalando responsabilidades sobre la
situación de los derechos humanos en muchos países, pero no presta
atención alguna a sus propios terribles problemas en este ámbito”,
afirma el documento.
Los hechos concretos muestran que el año pasado se produjo en Estados
Unidos un continuo deterioro en aspectos claves de los ya existentes
problemas de derechos humanos, afirma el informe.
Norteamérica tuvo la segunda mas elevada tasa de reclusión del
planeta, con 693 presos por cada 100.000 habitantes; unos 2,2 millones
de personas estaban en prisión en 2014 en el país y 70 millones de
estadounidenses (casi uno de cada tres adultos) alguna vez entre rejas
y con algún tipo de antecedente penal.
Se mantuvieron en niveles altos los delitos relacionados con armas de
fuego. Según cifras del Archivo de Violencia con Armas, en 2016 hubo
un total de 58.125 incidentes de violencia con armas, entre ellos 385
tiroteos masivos. Como consecuencia, murieron 15.039 personas y 30.589
resultaron heridas.
El año pasado, la polarización social de Estados Unidos se hizo más
grave; la proporción de adultos que tenían trabajo a tiempo completo
marcó un nuevo registró mínimo, inferior al anterior de 1983; la
brecha en los ingresos continuó ampliándose; la amplitud de la clase
media llegó a un punto de inflexión y comenzó a caer; y las
condiciones de vida de las personas de las clases más bajas
continuaron deteriorándose, agrega el informe.
Según la consultoría Gallup, el porcentaje de estadounidenses que
dijeron pertenecer a la clase media o media-alta había caído en 10
puntos porcentuales, desde una media del 61 por ciento entre el año
2000 y el 2008 hasta un 51 por ciento en 2016. “Ello significa que a
25 millones de estadounidenses les ha ido mucho peor en términos
económicos”, indica el texto publicado por China.
Además, uno de cada siete estadounidenses, es decir, al menos 45
millones de personas, vivían en situación de pobreza, dice el
documento citando al Daily Mail.
En 2016, las relaciones raciales en Estados Unidos siguieron
deteriorándose, asegura la denuncia del Consejo de Estado chino.
Un reportaje sobre situaciones en las que la policía disparó contra
ciudadanos, publicado en la página web del The Washington Post, señaló
que la probabilidad de que un afroamericano fuera muerto a tiros por
un uniformado era 2,5 veces más alta que la de un ciudadano de piel
blanca. Los afroamericanos desarmados eran cinco veces más propensos a
ser abaleados y asesinados por los agentes de la ley que sus
compatriotas de piel clara, detalla.
La brecha salarial entre blancos y negros fue la peor en casi cuatro décadas.
El documento recuerda que la discriminación racial en Estados Unidos
ha sido enérgicamente condenada por la Organización de Naciones Unidas
(ONU).
En el año pasado, el Grupo de Trabajo de Expertos sobre las Personas
de Ascendencia Africana de la ONU informó al Consejo de Derechos
Humanos de la organización que los problemas raciales en Estados
Unidos eran graves. El grupo sostuvo que la historia colonial, la
esclavitud y la subordinación y la segregación raciales en Estados
Unidos siguen constituyendo un serio desafío.
En otro de sus apartes, el informe dice que “la situación de la
protección de los derechos de las mujeres, los niños y los ancianos en
Estados Unidos en 2016 era preocupante”.
A las mujeres se les pagó mucho menos en comparación con sus colegas
de sexo masculino que hacían el mismo trabajo, y con frecuencia fueron
víctimas de acoso y asalto sexual. La tasa de pobreza entre los niños
siguió siendo alta, y con frecuencia se registraron casos de abuso en
contra de personas de la tercera edad, según el texto.
Citando al diario USA Today, el informe dice que cerca de una de cada
cuatro mujeres sostiene haber sido acosada en el trabajo.
En Estados Unidos, alrededor de 6,8 millones de personas con edades
entre 10 y 17 años no tienen garantizado el acceso a la alimentación,
revela el informe.
Agrega el informe que, Estados Unidos pisoteó repetidamente los
derechos humanos en otros países, y masacró a víctimas civiles
inocentes deliberadamente.
Entre el 8 de agosto de 2014 y el 19 de diciembre de 2016, Estados
Unidos lanzó 7.258 ataques aéreos en Irak y 5.828 en Siria, lo que
provocó 733 incidentes con un número estimado de víctimas civiles de
entre 4.568 y 6.127, sostiene el informe chino.

Marzo 15 de 2017.

Feliz día

FELIZ DIA DE LA MUJER

CUÁNDO Y CÓMO SERA DESTITUIDO DONALD TRUMP Por Manuel E. Yepe

CUÁNDO Y CÓMO SERA DESTITUIDO DONALD TRUMP
Por Manuel E. Yepe

http://manuelyepe.wordpress.com/

Es notorio que la popularidad del recién electo Presidente de Estados
Unidos Donald Trump, está ya en crisis. Más allá de lo que demuestran
los resultados de numerosas encuestas (habitualmente objetos de
manipulación) es aparente que el Jefe de Estado es paradójicamente
rechazado por la mayor parte de la gente que le dio su voto para
procurarle la designación en la Casa Blanca.
Convencido de que la destitución avanza porque resulta evidente que
Trump no está apto para la presidencia, el escritor y periodista
Robert Kuttner, cofundador y actual corredactor de la revista
“American Perspective”, creada en 1990 como “autoridad de las ideas
liberales,” según expresa su declaración fundacional, ha publicado en
la revista digital Huffington Post un artículo con sus ideas al
respecto.
Kuttner fue durante 20 años columnista de Business Weekly y aun
escribe columnas en The Boston Globe y para el Huffington Post. Fue
también en 1986 uno de los cinco cofundadores del Instituto de
Política Económica y actualmente es parte de su Comité Ejecutivo. En
2007, Kuttner se unió al Centro de Investigación y Política de Demos,
de orientación liberal, como miembro distinguido.
“Donald Trump está tratando de gobernar por impulsos, por caprichos,
por satisfacción y beneficio personal, por decretos… como si hubiera
sido elegido dictador. Pero resulta que no funciona y que la
locomotora ya se está descarrilando”, escribe Kuttner y asegura que el
impeachment (o juicio político) está ganando terreno porque es la
única forma de destituir a un presidente que parece estar destruyendo
pedazo a pedazo a Estados Unidos.
Los republicanos abandonan en masa a este presidente de su propia
militancia porque el hombre es psiquiátricamente inepto e incapaz de
verificar si sus acciones son legales o no, antes de llevarlas a cabo.
Las personas que rodean a Trump, hasta los que le sirven con una
lealtad que roza la esclavitud, se pasan la mitad de su tiempo
tratando inútilmente de frenarlo.
La otra mitad del tiempo se la pasan respondiendo a llamadas
frenéticas de líderes republicanos, élites empresariales y dirigentes
extranjeros preguntando ¿qué nueva barbaridad ha hecho ahora Trump? El
recién defenestrado Reince Priebus, quien era su jefe de Despacho, ya
había logrado llegar a la cima del poder y no le ha sido nada
divertido.
Una cosa es vivir una realidad propia en calidad de candidato,
engañando a las personas con discursos el tiempo necesario para hacer
que voten por uno. Otra es cuando intentas gobernar de esa manera,
porque la realidad es la realidad, y te llama al orden.
Reiteradamente, Trump ha decretado órdenes impulsivas sin que hayan
sido, de una u otra forma, planificadas o meditadas debidamente, o al
menos consultadas con juristas o expertos políticos gubernamentales.
Como resultado de ello, ha sucedido que de una forma inmediata ha
habido que dar marcha atrás como corolario de una combinación de
presiones políticas y legales. Así como por efecto de la realidad
misma.
Kuttner advierte que, a diferencia de las dictaduras que Trump tanto
admira, aun funciona (aunque precariamente) en Estados Unidos una
compleja red de medidas constitucionales, legales y políticas contra
la tiranía. Y mientras más imprudente es su comportamiento, más
tienden a manifestarse esas medidas.
Con su absurda prohibición de admitir refugiados de un número de
países seleccionados por sus vínculos con el terrorismo (sin que se
incluyan Arabia Saudita y Egipto, de los que señaladamente irradia el
terrorismo pero tiene fuertes intereses comerciales con Trump), el
presidente ha descubierto que el sistema estadunidense tiene
tribunales capaces de objetar tamaño absurdo.
El trumpismo no sabe qué hacer para matar al Obama Care sin matar a
los pacientes y liquidar con ello las esperanzas de una reelección. Lo
cierto es que resulta complicado… y los matices no son el punto fuerte
de Trump.
Tampoco lo es la consistencia de sus posiciones. Incluso el personal
de Trump tuvo que detenerlo en su absurda cruzada contra México y los
mexicanos, en la que un día Trump obligó al presidente mexicano a
cancelar una visita oficial y al día siguiente se pasó una hora
lamiéndole el oído por teléfono.
Trump propuso volver a instaurar la tortura como recurso represivo,
pero los principales líderes republicanos rechazaron esa idea. El
senador John Thune afirmó que la prohibición de la tortura era una ley
establecida y que los republicanos en el Congreso se opondrían a
restaurarla. El propio secretario de Defensa de Trump opina lo mismo.
Después de proclamar por todo lo alto su nueva política de tortura,
Trump cedió dócilmente a que esas medidas pasen antes por sus asesores
de defensa, según constata Kuttner.
Febrero 27 de 2011.

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba Fracasa provocación anticubana

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

Fracasa provocación anticubana

Autor: MINREX | internet@granma.cu

22 de febrero de 2017 15:02:46

Medios internacionales de prensa difundieron en las últimas semanas la intención del Secretario General de la OEA, Luis Almagro Lemes, de viajar a La Habana a fin de recibir un “premio”inventado por un grupúsculo ilegal anticubano,que opera en contubernio con la ultraderechista Fundación para la Democracia Panamericana, creada en los días de la VII Cumbre de las Américas de Panamá, para canalizar esfuerzos y recursos contra gobiernos legítimos e independientes en “Nuestra América”.

El plan, tramado en varios viajes entre Washington y otras capitales de la región, consistía en montar en La Habana una abierta y grave provocación contra el gobierno cubano, generar inestabilidad interna, dañar la imagen internacional del país y, a la vez, afectar la buena marcha de las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados.Tal vez algunos calcularon mal y pensaron que Cuba sacrificaría las esencias a lasapariencias.

Al espectáculo serían arrastrados el propio Almagro y algunos otros personajes derechistas que integran la llamada Iniciativa Democrática para España y las Américas (IDEA), la cual también ha actuado de forma agresiva en los últimos años contra la República Bolivariana de Venezuela y otros países con gobiernos progresistas y de izquierda en América Latina y el Caribe.

El intento contó con la connivencia y apoyo de otras organizaciones con abultadas credenciales anticubanas, como el Centro Democracia y Comunidad y el Centro de Estudios y Gestión para el Desarrollo de América Latina (CADAL); y el Instituto Interamericano para la Democracia, del terrorista y agente de la CIA Carlos Alberto Montaner. Además, desde el año 2015, se conoce el vínculo que existe entre estos grupos y la Fundación Nacional para la Democracia de Estados Unidos (NED, por sus siglas en inglés), que recibe fondos del gobierno de ese país para implementar sus programas subversivos contra Cuba.

Al conocer de estos planes y haciendo valer las leyes que sustentan la soberanía de la nación, el gobierno cubano decidió negar el ingreso al territorio nacional a ciudadanos extranjeros vinculados con los hechos descritos.

En un intachable acto de transparencia y de apego a los principios que rigen las relaciones diplomáticas entre los Estados, las autoridades cubanas se pusieron en contacto con los gobiernos de los países desde donde viajarían esas personas e informaron, trataron de disuadir y de prevenirla consumación de esos actos.

Como establecen las regulaciones de la aviación civil internacional, las líneas aéreas cancelaron las reservaciones de los pasajeros al conocer que estos no serían bienvenidos. Unos pocos fueron reembarcados. Hubo quien buscó manipular los hechos en función de estrechos intereses políticos dentro de su propio país, de cara a los procesos internos que en ellos tienen lugar.

No faltaron pronunciamientos de defensores de falsos perseguidos, socios de pasadas dictaduras y políticos desempleadosdispuestos a aliarse con vulgares mercenarios, al servicio y en nómina de intereses extranjeros, que no gozan de reconocimiento alguno dentro de Cuba, viven de calumnias insostenibles, posan como víctimas y actúan en contra de los intereses del pueblo cubano y del sistema político, económico y social que éste eligió libremente y ha defendido de forma heroica.

En cuanto a Almagro y la OEA, no nos sorprenden sus declaraciones y actos abiertamente anticubanos. Enmuy corto tiempo al frente de esa organización, se ha destacado por generar, sin mandato alguno de los estados miembros, una ambiciosa agenda de autopromoción con ataques contra gobiernos progresistas como Venezuela, Bolivia y Ecuador.

En ese período se han redoblado las arremetidasimperialistas y oligárquicas contra la integración latinoamericana y caribeña y contra la institucionalidad democrática en varios de nuestros países. En una ofensiva neoliberal millones de latinoamericanos han retornado a la pobreza, cientos de miles han perdido sus empleos, se han visto forzados a emigrar, o fueron asesinados o desaparecidos por mafias y traficantes mientras se expanden en el hemisferio ideas aislacionistas y proteccionistas, el deterioro ambiental, las deportaciones, la discriminación religiosa y racial, la inseguridad y la represión brutal.

¿Dónde ha estado la OEA, que siempre ha guardado cómplice silencio frente a estas realidades?¿Por qué calla?Hay que ser un trasnochado para intentar venderle a los cubanos “los valores y principios del sistema interamericano” frente a la dura y antidemocrática realidad engendrada por ese mismo sistema. Hay que tener escasa memoria para no recordar que, en febrero de 1962, Cuba se alzó solitaria frente a ese “cónclave inmoral”, como lo denominó Fidel en la Segunda Declaración de La Habana. Cincuenta y cinco años después y con la compañía de pueblos y gobiernos de todo el mundo, es menester reiterar, como aseguró el Presidente Raúl Castro, que Cuba nunca regresará a la OEA.

José Martí alertó que “ni pueblos ni hombres respetan a quien no se hace respetar (…)hombres y pueblos van por este mundo hincando el dedo en la carne ajena a ver si es blanda o si resiste, y hay que poner la carne dura, de modo que eche afuera los dedos atrevidos”.

En Cuba no olvidamos las lecciones de la historia.

La Habana, 22 de febrero de 2017