MENSAJE DE SOLIDARIDAD CON PALESTINA

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos reitera su solidaridad con la justa causa Palestina, y manifiesta su fehaciente condena contra el gobierno del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, promotor de la gran masacre perpetrada por el ejército de Israel contra el heroico pueblo palestino que afecta la paz de esa nación hermana, de la región y del mundo.

Desde el pasado 30 de marzo acontecía la “Marcha del Retorno” para demandar el derecho del pueblo palestino a regresar a las tierras de donde fueron expulsados en 1948, y para honrar a los caídos en Gaza. Desde entonces, las agresiones del ejército de Israel no han cesado.

En una fecha tan significativa como el 14 de mayo, en la que los palestinos rememoraban la víspera del Día de la Nakba, la aciaga jornada en la que hace 70 años se inició su prolongado calvario con el establecimiento del Estado de Israel, el ejército sionista disparó con balas con punta de goma y gases lacrimógenos contra los miles de manifestantes que expresaban su protesta por la infausta decisión del Presidente Donald Trump de situar a la Embajada estadounidense en el barrio de Arnona, ubicado en las cercanías de Belén, cuyo costo hasta el momento para el pueblo palestino según el diario Haaretz, ha sido el asesinato de alrededor de 58 personas, incluidos 6 menores, y 2.771 heridos, de ellos 225 menores, 79 mujeres y 12 periodistas.

Otras grandes afrentas para el pueblo palestino fue el mensaje emitido por el Presidente Donald Trump, en el que expresó que “Israel es una nación soberana con derecho a determinar su propia capital”, desconociendo totalmente que igual derecho le asiste a Palestina, así como el engalanamiento de la ciudad santa con grandes carteles que decían “Trump hace grande a Israel de nuevo”, y centenares de banderas de los Estados Unidos.

Más que “un paso hacia la paz”, como expresara el Presidente Trump, el traslado de la misión, además de violar la paz y la soberanía de Palestina, resulta una trasgresión del Derecho Internacional humanitario y particularmente de la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU de 1980 que condenó la “Ley de Jerusalén” emitida por Israel, en la que de manera unilateral decretó a la ciudad santa como su capital “eterna e indivisible”, y también decretó mantener a las Embajadas fuera de esa ciudad.

Esta acción del Presidente Trump, ha puesto fin al interminable proceso de negociación entre las partes en conflicto, congelado desde 2014, y ha sido el detonante para que se endureciera la violencia del ejército de Israel, que pretende despojar a los palestinos de todas sus tierras, lo que recrudece aún más los problemas de la región.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos rechaza la horrible masacre perpetrada por el ejército de Israel en la Franja de Gaza contra civiles indefensos palestinos, y se adhiere a la vía de la negociación sobre la base de las resoluciones aprobadas en la ONU y al Derecho Internacional, como recurso para solucionar definitivamente el conflicto, que contemple el derecho al retorno de sus refugiados y la creación de dos estados, con las fronteras que existían antes de 1967, con Jerusalén Oriental como capital de Palestina.

La unidad popular en torno a su legítima representante la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), es fundamental para que el pueblo palestino pueda convertir en realidad sus legítimas aspiraciones.

¡¡¡Solidaridad con el pueblo palestino!!!

¡¡¡Palestina vencerá!!!

Anuncios

PALESTINA. UNA PERMANENTE ATENCION

Hay un pueblo que necesita la mayor atención posible, una atención permanente, de toda la comunidad internacional, y es el pueblo palestino. Se hace necesario levantar con mayor fuerza la solidaridad y recabar de las instituciones internacionales y estados organizados el cumplimiento de todas las medidas y las resoluciones acordadas frente a este conflicto palestino-israelí. Necesidad que se hace más imperiosa en la actualidad, dada la situación catastrófica en la se encuentra sumido este heroico pueblo palestino.
Precisamente hablamos de catástrofe, Nakba como se dice en árabe, cuando ya se cumplirán 70 años de este injusto, cruel e inhumano proceso al que ha sido sometida esta nación árabe. Es claro también decir que son 70 años de lucha frente a este empeño exterminador del estado judío de Israel.
Hace 70 años, un 15 de mayo de 1948, comenzó mediante agresiones, represión, masacres y matanzas esta catástrofe, amparada por la nefasta resolución 181 del 29 de noviembre de 1947 de la Asamblea General de la Naciones Unidas. La resolución concebía la “Partición” de Palestina en dos estados, Palestina e Israel, tanto así también es que en esta fecha se conmemora la creación del mencionado estado judío de Israel.
Pero, el plan sionista no solo concibió arrebatar esta mitad, por decir así, sino que a 70 años da expresa fe del verdadero propósito y ciertamente racista: la desaparición de los palestinos. Evidencia de ello son las odiosas palabras de Golda Meir, exprimera ministra de Israel, en 1969: “No existe el pueblo palestino, los palestinos no existen. ¿Cómo vamos a devolver los territorios ocupados? No hay nadie a quien devolvérselos. No hay tal cosa llamada palestinos”.

Así los sionistas han llevado y siguen llevando impunemente a efecto este propósito con las incontables agresiones y verdaderas guerras desatadas contra la población palestina que ha costado centenares de miles de muertos, lesionados, prisioneros políticos, y expulsados del territorio natal. Al menos 700 mil residentes no-judíos de Palestina fueron despojados de sus propiedades en el nuevo Estado de Israel. Suman en la actualidad ya más de 7 millones depalestinos dispersos, desterrados o refugiados en los países árabes vecinos, Europa, América y otras regiones. Obviamente a esto se suma todo un proceso destructivo de algo más de 500 aldeas, sus barrios, viviendas, escuelas, hospitales y otros tantos elementos como recursos naturales que ha conllevado a asentamientos palestinos totalmente asediados, en las regiones de Gaza y Cisjordania, bloqueados y privados de elementales derechos humanos, así como del acceso de la ayuda humanitaria que se envía a ellos.
Hoy el estado sionista mantiene la ocupación del 78 % de la extensión histórica de su nación y en proceso de constante incremento de tal situación. Gráficamente podemos observar la magnitud del problema en el cuadro siguiente:
No es necesario mencionar y detallar las constantes e incontables agresiones y masacres sufridas por Palestina de manos de esta política canalla de Israel per si vale la pena, y subrayar, el papel protagónico que ha tenido los Estados Unidos de Norteamérica en este conflicto, sin olvidarnos de los colonizadores iniciales y otros lacayos seguidores. Los sucesivos gobiernos del imperio norteamericano han apoyado y defendido a diestra y siniestra a Israel con apoyo a nivel diplomático, económico y financiero y por supuesto en armas y medios bélicos, aunque este país ha desarrollado grandemente su industria armamentista y guerrera. Así el estado sionista se ha erigido en el vigilante y aliado fiel del imperio en la región y se involucra decididamente en los conflictos y problemas de naciones árabes como en Siria, Libia, Líbano, Iraq e Irán.
Palestina ha recibido el apoyo de parte de 138 estados miembros de la ONU para que sea reconocida como un Estado independiente y soberano y por ende miembro pleno de dicha organización, pero la constante negativa de los EEUU de Norteamérica en el Consejo Permanente de Seguridad no ha permitido tales iniciativas.
Indudablemente hoy el estado sionista se siente más motivado y envalentonado con el incondicional apoyo del nuevo gobernante de la Casa Blanca que con el ilegal derecho, con el nulo conocimiento de la historia, con el irrespeto a la sagrada cultura, al patrimonio de la humanidad, con la habitual prepotencia que ha caracterizado su gestión, ha decidido trasladar su embajada a Jerusalén. Hecho a esta hora ya consumado con las lógicas manifestaciones, más palestinos muertos o heridos.
Decíamos que también han sido 70 años de lucha, de heroica resistencia del pueblo palestino, que ha costado en ese empeño valiosas vidas de dirigentes, líderes y combatientes de las distintas organizaciones, partidos, movimientos y contingentes armados que ya por generaciones han asumido consecuentemente la tarea de recuperar la tierra palestina, expulsar al enemigo sionista, del retorno de los refugiados, de la liberación de los miles de presos en cárceles de Israel, bajo duras condiciones. La constante y necesaria intifada ha sido un baluarte y motivo de continuar la lucha hasta tener el Estado de Palestina, independiente y soberano.
Hoy, ante las graves violaciones de las normas del Derecho Internacional Humanitario, las criminales acciones militares contra la población palestina, contra las manifestaciones y marcha del Derecho al Retorno, se hace necesaria una mayor unidad en las acciones, promover el Boicot, la desinversión y sanciones a Israel, así como también un Boicot Cultural, Académico y Científico, hace falta una mayor solidaridad internacional, intensificar y mantener la denuncia de estos crímenes que lamentablemente han ocasionado la muerte, en su gran mayoría, de jóvenes y niños. Chile ha apoyado las iniciativas de reconocimiento del Estado Palestino, su pueblo, los trabajadores, intelectuales y vastos sectores de la sociedad también lo han hecho, en Chile radica una de las más grandes comunidades palestinas de este planeta, ello merece la atención constante a este conflicto, con acciones y manifestaciones de solidaridad por una Palestina libre, es importante recabar estas iniciativas de parte del gobierno chileno, pero lamentablemente el gobierno tiene muy buenas relaciones comerciales con Israel.
Estoy seguro que, mucho más temprano que tarde, esta indigna afrenta al pueblo de Palestina será resuelta y se revertirá esta Nakba, caerán los muros discriminatorios, se levantarán las alambradas para un retorno al hogar, a la tierra usurpada, para reconstruir y construir un merecido futuro de bienestar y paz. La legítima dignidad del pueblo palestino, su cultura, su historia y tradiciones, sus héroes y mártires, no se pone en duda y persiste a pesar de esta odiosa cruzada sionista.
Dr. Alex Soza Orellana
Chileno residente en Cuba
La Habana, 14 de mayo del 2018.

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos rechaza retirada de Estados Unidos del Acuerdo nuclear con Irán

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (Movpaz), organización miembro de la sociedad civil cubana, manifiesta su profundo rechazo a la decisión unilateral del gobierno de los Estados Unidos de retirarse del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) o Acuerdo Nuclear con Irán y de reimponer sanciones económicas a este país. El incumplimiento de estos compromisos internacionales es una amenaza a la paz y seguridad internacionales, aleja la posibilidad del desarme nuclear y constituye un atentado a las normas de convivencia entre los pueblos, lo cual puede provocar graves consecuencias para la estabilidad internacional.
El Movpaz reclama al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas la responsabilidad que le confiere la Carta de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, exigiendo el cumplimiento de su resolución 2231 (2015) sobre la cuestión nuclear iraní, aprobada por unanimidad en ese órgano.
También el Movpaz reconoce el derecho legítimo de todos los pueblos al uso soberano de la energía nuclear con fines pacíficos y en beneficio de la humanidad.
La Habana, 14 de mayo de 2018.

MENSAJE DE SOLIDARIDAD CON EL GOBIERNO DE NICARAGUA Y CON EL FSLN

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, les extiende su mano amiga y manifiesta su incondicional apoyo y solidaridad con el Presidente de Nicaragua Daniel Ortega Saavedra, la Vicepresidenta Rosario Murillo Zambrana, el Frente Sandinista de Liberación Nacional y su revolucionario y patriótico pueblo, en momentos en que se intenta desestabilizar la paz de la nación.

El Presidente Daniel Ortega Saavedra fue reelegido en 2016 con un amplio margen del setenta por ciento de los votos de su pueblo, logrado por los importantes progresos económicos y sociales, a partir del significativo crecimiento de la economía, utilizada por el gobierno en el desarrollo del país y en la elevación de la calidad de vida de su pueblo.

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, desarrolla una ofensiva política, económica, militar y mediática en América Latina y El Caribe. Entre sus grandes objetivos está el dejar en su legado histórico la recuperación de “su traspatio”. Con ese fin está implementando estrategias individuales dirigidas hacia un grupo significativo de países de la región y contra sus máximos dirigentes.

Entre las naciones brutalmente agredidas por la política injerencista de los Estados Unidos se encuentra Nicaragua, nación con una extensa historia revolucionaria y solidaria, con una influencia geopolítica importante en la región y especialmente en Centroamérica. De ninguna manera el imperio podía respetar el derecho a su soberanía y autodeterminación.

Contra Nicaragua se estructuró la nociva Nica Act, ley que persigue asfixiar la economía nacional a través de la aplicación de sanciones económicas, condicionamientos a los préstamos y financiamientos de organismos internacionales destinados a inversiones, infringiendo la soberanía nicaragüense y la de terceros estados.

Ningún Estado por poderoso que sea puede inmiscuirse en los asuntos internos de otra nación, y tampoco sembrar la discordia mediante el apoyo financiero a la oposición como está sucediendo en Nicaragua y otros países de Nuestra América. El sistema político, las estrategias de desarrollo y los problemas nacionales de cualquier país, deben ser resueltos por los gobiernos y los pueblos, mediante el diálogo constructivo en un clima de paz.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos exige a los Estados Unidos el total acatamiento de lo establecido por el Derecho Internacional, y la Carta de las Naciones Unidas, así como el respeto a los asuntos internos de los Estados.

¡¡¡Solidaridad y amplio respaldo al gobierno de Nicaragua y al FSLN!!!

¡¡¡Viva la revolución sandinista!!!

¡¡¡Por Una América Latina y Caribe como Zona de Paz!!!

CONVOCATORIA A LA REUNION REGIONAL PARA LAS AMERICAS Y EL CARIBE DEL CONSEJO MUNDIAL POR LA PAZ

REUNION REGIONAL PARA LAS AMERICAS Y EL CARIBE DEL CONSEJO MUNDIAL POR LA PAZ
12-15 de Septiembre, 2018 – República Dominicana

El Consejo Mundial de la Paz, la Unión Dominicana de Periodistas por la Paz, y el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, en su
condición de Coordinador Regional del CMP para las Américas y El Caribe, convocan a la Reunión Regional de las organizaciones pacifistas adscritas al CMP que tendrá lugar en Moca, República Dominicana, entre los días 12 y 15 de septiembre del 2018.

La reunión se realizará en un contexto político regional caracterizado por el fortalecimiento y la agudización de la ofensiva imperial contra los procesos progresistas y de cambio social de la región en contubernio con las oligarquías nacionales y la Organización de Estados Americanos (OEA), con el propósito de restaurar políticas neoliberales y neoconservadoras, mediante el empleo de métodos de violencia, guerra económica y fuertes campañas mediáticas de descredito contra las fuerzas políticas de izquierda y sus principales líderes.

La Hermana República Bolivariana de Venezuela ha venido enfrentando durante varios años por parte del imperialismo y sus aliados en América Latina y el Caribe, una brutal guerra política, económica y mediática con el propósito de derrocar la Revolución utilizando métodos de la guerra no convencional y la inminente amenaza de una intervención militar del gobierno de los Estados Unidos.

El endurecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba y las nuevas decisiones del Gobierno de Estados Unidos que han impuesto un retroceso al proceso de normalización de las relaciones entre los dos países iniciado en diciembre del 2014, constituyen una prueba más del espíritu reaccionario que anima a la actual Administración de Washington que busca, además, hacer renacer la Doctrina Monroe de tan nefasta memoria para nuestros pueblos.

Se observa con preocupación el aumento de los presupuestos en los gastos militares y la carrera armamentista y el incremento de la presencia militar estadounidense en América Latina y el Caribe a través del restablecimiento y apertura de nuevas bases e instalaciones militares en la región y el posicionamiento de la IV Flota en los mares del continente.

En esta coyuntura cobra mayor vigencia la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz que fue aprobada por todos los Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno reunidos en La Habana, Cuba, en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en enero del 2014.

La Reunión Regional tendrá entre sus objetivos realizar el balance del trabajo desde la última cita continental en Toronto, Canadá, en julio del 2015, así como analizar la situación política actual de la Región y promover, entre las organizaciones pacifistas de la región, la adopción de nuevas iniciativas y acciones en favor de la Paz y de denuncia de las agresiones del imperialismo y sus lacayos.

La Reunión también acogerá la Cuarta Conferencia Trilateral de las organizaciones de Paz de Norteamérica entre el Consejo por la Paz de los Estados Unidos (USPC), el Congreso Canadiense por la Paz (CPC) y el Movimiento Mexicano por la Paz y el Desarrollo (MOMPADE).

La Unión Dominicana de Periodistas por la Paz que desarrolla su labor como anfitrión de la reunión, trabaja muy activamente para asegurar a todas las Organizaciones y representantes que participen, las mejores condiciones para el éxito de esos encuentros.

Los delegados participantes deberán abonar una cuota de inscripción de USD $200.00 dólares. El transporte internacional correrá a cargo de cada delegado y organización de Paz participantes, mientras que los anfitriones asegurarán la transportación doméstica en el país sede, así como el alojamiento.

La propuesta de Programa de trabajo y la Agenda de la Reunión Regional será enviada oportunamente.

Los delegados participantes en la Reunión Regional deberán enviar su confirmación de asistencia y sus nombres y datos de Pasaporte a Silvio Platero, Coordinador Regional para las Américas y El Caribe (presidente@movpaz.cu y especialista2@movpaz.cu ) y a Juan Pablo Acosta, Presidente de la Unión Dominicana de Periodistas por la Paz (fundacionpro_unaa@yahoo.com), a fin de enviar las invitaciones individuales para el procesamiento de los visados de entrada a la República Dominicana.

Por la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos.
————————————————————————————————————————–
CALL TO THE WORLD PEACE COUNCIL REGIONAL MEETING FOR THE AMERICAS AND THE CARIBBEAN

September 12-15, 2018 – Dominican Republic

The World Peace Council, the Journalists for Peace Union of the Dominican Republic, and the Cuban Movement for Peace and Sovereignty of the Peoples, as WPC Regional Coordinator for the Americas and the Caribbean, convoke to the Regional Meeting of pacifist organizations attached to the WPC, to take place in Moca, Dominican Republic, on September 12-15, 2018.

The meeting will be held in a regional political context signed by the strengthening and sharpening of the imperial offensive against the progressive and social change processes of the region, in conspiracy with the national oligarchies and the Organization of American States (OAS), with the purpose of re-establishing neo-liberal and neoconservative policies through the enforcement of violent methods, economic war, and strong media campaigns of discredit against the leftist political forces and their main leaders.

The brotherly Bolivarian Republic of Venezuela has been facing for years a brutal political, economic and media war waged by imperialism and its allies in Latin America and the Caribbean with the purpose of overthrowing the Revolution with non-conventional war methods and the imminent threat of a military intervention of the United States government.

The hardening of the economic, commercial and financial blockade against Cuba and the new decisions of the United States government that have imposed a backward movement in the process of normalization of relations between the two countries initiated in December 2014, is another evidence of the reactionary spirit moving the present Washington administration, which also seeks to give life anew to the Monroe Doctrine of such unfortunate memory for our peoples.

There is concern due to the increase in the budgets for military expenses and the arms race, and also because of the increased military presence in Latin America and the Caribbean through the re-establishment and opening of new military bases and installations in the region and the positioning of the 4th Fleet in the seas of the continent.

Under these circumstances, the Proclamation of Latin America and the Caribbean as Peace Zone approved by all Heads of State and Government participating in the 2nd Summit of the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC, its Spanish acronym) in Havana, Cuba, in January, 2014, gains new significance.

One of the purposes of the Regional Meeting will be to draw a balance of the work since the last continental meeting held in Toronto, Canada, in July 2015, as well as to analyze the present political situation in the region and promote new initiatives and actions among the peace organizations in the region in favor of peace and to denounce the aggressions of imperialism and its lackeys.

The meeting will also be the framework for the Fourth Trilateral Conference of Peace Organizations of North America among the United States Peace Council (USPC), the Canadian Peace Council (CPC) and the Mexican Movement for Peace and Development (MOMPADE).

The Journalists for Peace Union of the Dominican Republic, as host of the meeting, is actively working to ensure to all participating organizations and representatives the best conditions for the success of those events.

The participants will pay a US$200 registration fee. The international transportation will be assumed by each delegate or peace organization that participate, while the host organization will ensure transportation and lodging at the venue.

The draft Work Program and the Agenda of the Regional Meeting will be sent opportunely.

The participants in the Regional Meeting must confirm their attendance, names and passport data to Silvio Platero, Regional Coordinator for the Americas and the Caribbean (presidente@movpaz.cu y especialista2@movpaz.cu) and to Juan Pablo Acosta, President of the Journalists for Peace Union of the Dominican Republic (fundacionpro_unaa@yahoo.com), in order to send them the personal invitations for the obtainment of visas for the Dominican Republic.

For peace and solidarity among the peoples.

DECLARACIÓN DE SOLIDARIDAD CON SIRIA

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, repudia el artero ataque militar perpetrado contra Siria el 13 de abril liderado por Estados Unidos, con el apoyo de dos de sus aliados europeos: Reino Unido y Francia.

El bombardeo a Siria es otra demostración de que el Presidente de Estados Unidos considera que es propietario del mundo, y lo más triste y bochornoso, es que utilizando como medio de coacción todo el poder que detenta, logra que gobernantes títeres lo secunden.

Está muy claro para la mayor parte del mundo, que Damasco y Homs fueron vilmente atacadas por misiles sin justificación alguna, porque hasta la víspera, el Secretario de Defensa de Estados Unidos no había podido aportar pruebas del empleo de armas químicas.

Como es conocido, en el 2013 el gobierno sirio destruyó completamente la infraestructura para la fabricación de armas químicas, lo cual fue debidamente comprobado en el terreno por inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y de la ONU, quienes manifestaron sentirse satisfechos con el resultado de estas operaciones.

El Presidente Donald Trump no permitió que la OPAQ inspeccionara la localidad de Ghouta Oriental y desmintiera el aparente ataque químico. Tampoco tuvo en cuenta las opiniones del Consejo de Seguridad de la ONU, y, peor aún, la agresión a Siria no tuvo la correspondiente aprobación del Congreso.

No obstante, de bases militares estadounidenses partieron 103 misiles para destruir los supuestos centros de producción de armas químicas en Barza y Jaramani, así como instalaciones militares sirias, entre ellas bases aéreas.

Lamentablemente los pueblos de Estados Unidos, de Reino Unido y de Francia, es probable que no lleguen a conocer nunca la verdad de los hechos perpetrados contra Siria por sus gobernantes. A ellos los confunden, los engañan con informaciones y justificaciones falsas, los propios miembros de sus gabinetes y los medios informativos que responden enteramente a sus intereses.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, expresa su firme condena a las agresiones a Siria, y a la flagrante violación de su soberanía, de la paz y de las leyes internacionales.

¡¡¡Que prevalezca la verdad sobre la infame calumnia!!!

¡¡¡Solidaridad con Siria!!!

Cuba ratifica su apoyo al pueblo palestino

Tomado de Trabajadores por Amalia Ramos Ivisate

Cuba reitera el respaldo permanente e incondicional a Palestina y patentiza su firme condena a las continuas agresiones perpetradas contra ella por Israel, aseguró Silvio Platero, presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, en el Acto Político-Cultural de Solidaridad con la Causa Palestina, efectuado este jueves en La Habana.

Durante la gala, que tuvo lugar en el teatro del Hospital Comandante Manuel Fajardo, se conmemoró el XXVIII aniversario de la fundación del Partido Unión Democrática Palestina (Fida) y el XXXVI del Partido del Pueblo Palestino (PPP).

Platero destacó la importancia de esa actividad, que constituyó una expresión de la unidad de las fuerzas de izquierda, “la única vía para poder enfrentar al imperio y sus lacayos” en el actual escenario, marcado por las serias provocaciones del Gobierno estadounidense al trasladar la sede diplomática de su país de Tel Aviv a Jerusalén, “ciudad santa” también reclamada como capital por los árabes.

El encargado de negocios de la embajada de Palestina en La Habana, Majed Abualhawa, recordó el derecho de su patria a la autodeterminación, al retorno de los millones de refugiados que han sido expulsados de sus hogares por las fuerzas israelíes, así como a la creación de un Estado independiente.

Asimismo, agradeció a “esta isla de patriotas” por sus invariables posiciones de apoyo a todas las causas justas del mundo y reclamó el fin del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por los Estados Unidos.

Al dirigirse a los presentes, Mohamad Guneim, secretario del PPP, destacó el papel de esta fuerza política en la búsqueda de la libertad, la independencia, la democracia, la igualdad y la justicia social.El joven dirigente subrayó la necesidad de fortalecer la unidad y expresó el compromiso de su Partido de mantener la lucha hasta poner fin a la cruel ocupación sionista.

Un propósito similar fue señalado por el secretario de Fida, Adham Motawi, quien rechazó la injerencia extranjera también en otros países árabes y manifestó su solidaridad con los hermanos de Siria y Yemen.
En el encuentro, organizado por jóvenes estudiantes palestinos, participaron además diplomáticos acreditados en Cuba, dirigentes de organizaciones políticas y de masas, así como profesores y alumnos de varias especialidades.

DECLARACIÓN DEL MOVPAZ EN SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO BRASILEÑO

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, expresa su solidaridad con el Pueblo Brasileño y su indiscutible Líder Luis Ignacio Lula Da Silva, quien fue encarcelado injustamente con fines políticos y víctima de las campañas mediáticas de descrédito y difamación en su contra con el propósito de evitar su candidatura a la presidencia y revertir las conquistas sociales logradas por los gobiernos del Partido de los Trabajadores.

Estos acontecimientos forman parte de la estrategia de la ofensiva imperialista que en contubernio con las oligarquías nacionales arremeten en contra de las fuerzas políticas de izquierda y los procesos progresistas en la región, con el objetivo de restaurar la política neoliberal y conservadora utilizando métodos de la guerra no convencional.

El Movpaz hace un llamado a todos los movimientos de paz y organizaciones sociales, a fortalecer la unidad en apoyo a Lula y al pueblo brasileño en su lucha contra la persecución judicial y las injusticias sociales.


¡Viva el Pueblo Brasileño!
¡Viva Lula!
¡Viva la Solidaridad entre los Pueblos!

11 de abril del 2018

DECLARACIÓN DEL MOPASSOL EN SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO BRASILEÑO

El Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos de Argentina (MOPASSOL) desea en este momento histórico acompañar con su solidaridad al querido hermano pueblo brasileño y a su líder Lula da Silva sobre quien ha caído una condena sin ninguna prueba, violando el Estado de Derecho en Brasil.
Entendemos que la persecución a Lula es la continuación del golpe perpetrado contra Dilma en 2016 y que se da en el marco de la disputa por la suerte de Nuestra América: Colonialismo vs Independencia. Son momentos de aprendizaje, pero sobre todo de lucha, de solidaridad y de unidad.
Los sectores no democráticos de Brasil y nuestra región, educados, avalados, financiados y entrenados por el imperialismo, pretenden acabar con la fuerza del pueblo que lucha por sus derechos, usando los funcionarios estatales y medios masivos de comunicación serviles a sus intereses para difamar y encarcelar, y a sus fuerzas paraestatales para intimidar y matar como lo hicieron con Marielle Franco y Paulo Henrique Dourado.
Para hablar claro, cuando decimos que estamos ante la disputa por la suerte de América
Latina nos referimos a que está en juego con este golpe blando perpetrado en Brasil quién se beneficiara del agua (Acuífero Guaraní), el petróleo (reserva presal), la Amazonía (pulmón del mundo), el Atlántico Sur (mar más rico del planeta) y de una población de 207,7 millones de personas, entre las innumerables riquezas con que cuenta nuestro querido Brasil. Por otro lado, la suerte de Brasil será nuestra suerte. Nuestra América no tiene posibilidades de lograr una vida digna para su pueblo mientras no luche unida.

Hoy somos LULA, y la lucha continua.
Mesa Directiva
MOPASSOL
Buenos Aires, 7 de abril de 2018.

EL DERECHO AL RETORNO DEL PUEBLO PALESTINO

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos reafirma su incondicional solidaridad con el heroico pueblo palestino, víctima del colonialismo, el apartheid y la ocupación militar israelí, y expresa su firme condena por la masacre ocurrida el pasado 30 de Marzo, Día de la Tierra Palestina, en la que resultaron vilmente asesinados 17 palestinos y más de 1500 ciudadanos heridos a manos de militares israelíes.

La cruenta situación en la que vive el pueblo palestino se ha agudizado a partir de la asunción al poder del Presidente Donald Trump, quien ha instigado a la confrontación entre israelíes y palestinos a partir del reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y su decisión de trasladar a esa ciudad a la Embajada estadounidense, decretos que violan su derecho a tener un estado nacional soberano delimitado por las fronteras anteriores a 1967, con su capital en Jerusalén Oriental.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos exige se ponga freno a la política expansionista y dominadora de Israel, y se concrete por la vía de las negociaciones el establecimiento de un Estado palestino libre y soberano.

El pueblo palestino ha demostrado tener durante decenios una gran resistencia, cualidad que se agiganta cuando la causa es legítima como la suya, pero su nivel de tolerancia ha llegado lógicamente al límite. Urge lograr una solución justa a su demanda, con el concurso comprometido de actores mundiales y de la comunidad internacional.

Es el momento de erradicar el dominio hegemónico que pretenden imponer los Estados Unidos y sus aliados en el mundo. Es hora que la Organización de las Naciones Unidas desempeñe el rol por el que fue creada. Es tiempo que la comunidad internacional defienda la alternativa de vivir en un mundo de paz, que posibilite al pueblo palestino y a toda la humanidad a deponer las armas y desarrollar la solidaridad y la cooperación entre los ciudadanos y las naciones.

¡¡¡Solidaridad con el pueblo palestino y con los familiares de las víctimas!!!

¡¡¡Cesen las acciones criminales y la ilegal ocupación de Israel!!

¡¡¡Por un Estado Palestino donde prevalezca la Paz y la Soberanía!!!

PROBADOS RAPACES ANIDAN EN LA CASA BLANCA

Por Manuel E. Yepe Colaborador y Miembro del Secretariado del MovPaz
Donald Trump parece haber completado su equipo de halcones “todos estrellas” que reafirme la dureza de su poder al frente de la única gran potencia del planeta.
John Bolton, detractor de Naciones Unidas y propugnador de la guerra contra Irak, Irán, Corea del Norte, Cuba y Venezuela, será, a partir del 9 de abril, EL Consejero de Seguridad Nacional. Siendo subsecretario de Estado para el control de armas, Bolton fue portavoz de la justificación de Bush para invadir a Irak aludiendo la supuesta y falsa posesión por su Presidente, Sadam Huseín, de armas químicas y biológicas que nunca aparecieron, ni existieron.
Mike Pompeo, a quien Trump presentó como el miembro más leal de su gabinete, ha sido designado jefe de la diplomacia en Washington, es seguidor de la filosofía ultraconservadora del Tea Party. Su carrera política ha sido financiada por los reaccionarios hermanos Charles y David Koch, uno de los grupos de poder de la extrema derecha más influyentes de Estados Unidos.
Con el favor de los hermanos Koch, en 2010 Pompeo fue electo Representante a la Cámara hasta que Trump lo nombró director de la CIA. En el desempeño de ese cargo provocó temores de un retorno a la práctica de los asesinatos de líderes extranjeros cuando invocó el posible asesinato del líder comunista norcoreano Kim Jong-un.
Pompeo se ha mostrado partidario de un “cambio de régimen” en Corea del Norte y de sabotear los acuerdos nucleares con Irán.
La pareja Bolton-Pompeo, contará con el concurso de Nikki Haley, embajadora en la ONU, siempre recordada por su despótica amenaza de tomar represalias contra países cuyos representantes diplomáticos votaran contra la decisión de Washington de reconocer a Común a todos los recién nombrados dirigentes diplomáticos de Trump es su postura injerencista y “monroista” respecto a la América Latina y su afinidad con el senador republicano Marco Rubio, una controvertida figura que destaca por su agresiva posición respecto a Cuba, país que jamás ha visitado, por lo que los medios lo definen por como cubanoamericano oportunista.
En días recientes, la Embajadora Nikki Halley convocó a un encuentro en la Universidad Internacional de la Florida con los congresistas anticubanos Ileana Ros-Lehtinen, Marco Rubio, Carlos Curbelo y Mario Díaz-Balart para debatir sobre “cómo se puede fortalecer la democracia en América Latina y especialmente en Venezuela y Cuba” aunque, según dio a conocer el senador Marco Rubio, también se trataron temas acerca del estado actual de negocios estadounidenses en la región latinoamericana.
Rubio ha mostrado su regocijo por el nombramiento del nuevo Consejero de la Casa Blanca: “Conozco bien a John Bolton, es una excelente elección y va hacer un gran trabajo como asesor de seguridad nacional”, escribió Rubio en su cuenta de Twitter.
Retribuyendo los favores que Trump aparentemente le debe, el senador Rubio ha incrementado su ascendiente en la actual política exterior estadounidense al ser nombrado Embajador de Estados Unidos en la OEA el ex representante en la Cámara estadual de la Florida Carlos Trujillo, una figura política incipiente, afín al senador.
Se recuerda que el flamante Secretario de Estado Pompeo ha sido uno de los principales puntos de apoyo con que ha contado Marco Rubio para armar la siniestra historia de los ataques sónicos contra funcionarios acreditados en la Embajada de Estados Unidos en La Habana. El diseño y desarrollo de este plan se atribuye por algunos observadores a planes de la CIA encaminados a entorpecer y eventualmente interrumpir el proceso de acercamiento con Cuba iniciado por la administración de Barack Obama y, al mismo tiempo, colocar al ambicioso senador Rubio bajo luminarias presidenciables que le señalen como probable candidato del partido republicano para suceder a Donald Trump en las elecciones de 2020.
Mike Pompeo, el ahora nombrarlo al frente del Departamento de Estado en sustitución de Rex Tillerson, era considerado un congresista republicano de línea dura desde antes de haberle nombrado Trump director de la CIA. Se le atribuye como mérito haber jugado un papel importante como mediador entre la agencia y su comandante en jefe, que ha no ha vacilado en comparar a los servicios de inteligencia estadounidenses con los de los Nazis.
Horas antes de anunciar Trump que se encontraría con el líder norcoreano, Pompeo fue visto en la Oficina Oval con el Presidente en ocasión de un encuentro en la Casa Blanca con una delegación surcoreana.
Anteriormente Pompeo había jugado un importante papel en la investigación acerca de los supuestos intentos rusos de influir en las elecciones estadounidense del pasado año.

Marzo 29 de 2018.

Publicado en Noticias. Etiquetas: , . Leave a Comment »

PARTIDARIOS Y ADVERSARIOS DE LA PAZ EN COREA

Por Manuel E. Yepe Colaborador y Miembro del Secretrariado del MOVPAZ
Según el presidente surcoreano Moon Jae-in, el sorpresivo anuncio de una cumbre en mayo entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong-un para abordar la desnuclearización de la península coreana, marca un “hito histórico” en el camino a la paz en la región.

Por medio de un vocero presidencial, Moon así lo declaró por conducto de la comitiva surcoreana que viajó a Washington tras la cumbre intercoreana en Pyongyang, luego que el mandatario estadounidense aceptara mantener la reunión propuesta por Kim.

Los gobiernos de Alemania y Japón calificaron el evento como “un éxito de la presión internacional”, aunque mostraron prudencia al calificar las probables consecuencias de tal encuentro.

Por su parte, China y Rusia, ambas potencias con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, razonaron que se trata de “un paso en la dirección correcta”, luego de abogar durante todo el año pasado por una salida diplomática al conflicto en abierta contradicción con la postura de Washington, que impulsó el camino de las sanciones contra Corea del Norte y hasta llegó a agitar la opción bélica.

Beijing, que es el principal aliado de Pyongyang en la región, calificó a través de un portavoz de la cancillería china el propuesto magno encuentro como una salida que allana la distensión del conflicto por medio de una “doble suspensión”, en la que Seúl y Washington habrían de detener sus maniobras militares a cambio de que Corea del Norte frenara sus pruebas nucleares.

Para nadie es un secreto que en Corea del Sur abundan gente, dirigentes incluidos, que objetan la relación neocolonial de su país con Estados Unidos. Incluso son muchos los que admiran, aunque no aplaudan, las posiciones de defensa a ultranza de su soberanía nacional por Corea del Norte en el marco de sus tensas relaciones con la superpotencia estadounidense y lamentan la contrastante situación de virtual plaza ocupada que sufre Corea del Sur.

La invitación que formulara el Presidente de la República Popular Democrática de Corea a un diálogo que constituiría la primera reunión en la historia entre los mandatarios de Estados Unidos y Corea del Norte, incluye el ofrecimiento de suspender las pruebas de armamentos y la discusión de asuntos del programa nuclear norcoreano.

Con la aceptación de Trump se cierra el circuito de deshielo intercoreano que constituyeron los Juegos Olímpicos de Invierno, el anuncio de la cumbre en abril y ahora el diálogo al más alto nivel.

Todo ello contrasta vivamente con el clímax de la escalada que hasta el año pasado enfrentó a Kim y Trump elevando la tensión en la región y el mundo, a raíz de las pruebas nucleares y de misiles efectuadas por Pyongyang que condujeron a fuertes sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU por iniciativa de Washington.

Es evidente que si se llega a efectuar la reunión de Kim con Trump en mayo, tras la cumbre intercoreana, la Humanidad habrá dado un paso significativo hacia una desnuclearización seria y completa de la península coreana.

Habrá entonces que reconocer a muchos factores y personas que han contribuido a este objetivo, entre ellos el papel jugado por el presidente de Corea del Sur Moon Jae-in quien cumplirá en mayo un año en el poder y desde que ocupó su alto cargo ha hecho esfuerzos por propiciar un acercamiento con sus vecinos del Norte.

Corea del Sur es, prácticamente, una gigantesca base militar estadounidense en la que Washington dispone de no menos de 30.000 efectivos militares propios en una relación extremadamente tensa con Corea del Norte, a la que, valiéndose de su condición de superpotencia única mundial, Estados Unidos sistemáticamente amenaza con todo tipo de sanciones internacionales.

Por eso, no sorprende que el mandatario surcoreano, tal vez el mayor impulsor del acercamiento entre Washington y Pyongyang, invitara a Trump a dar apoyo al empeño vaticinándole que “recibirá elogios de los pueblos, no solo de las dos Coreas sino también de quienes desean la paz en todo el mundo por aceptar la invitación de Kim Jong-un”, según dijo la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Lo que sí desentonó en medio del ambiente favorable a la paz que vive la península de Corea, fue que el Ministerio surcoreano de Defensa anunciara que a partir del 1º de abril, Estados Unidos y Corea del Sur realizarán nuevos ejercicios militares.

No obstante, quien analice objetivamente el desarrollo los acontecimientos en la península coreana a la luz de las lecciones de la historia, tendrá que reconocer que la firmeza inconmovible de sus principios con que los comunistas coreanos han defendido la independencia de esta nación asiática ha demostrado ser la única manera capaz de frenar los desenfrenados apetitos del imperialismo estadounidense en la contemporaneidad.
Marzo 26 de 2018.

LA DEMOCRACIA SOCIALISTA EN EJERCICIO

Voto #PorCuba
Por: Manuel E. Yepe Miembro y colaborador del MOVPAZ
Los cubanos acuden este domingo 11 de marzo a las urnas para elegir a los miembros de las Asambleas Provinciales del Poder Popular y a los
diputados a la Asamblea Nacional de Cuba.
De este ejercicio democrático surgirá el nuevo parlamento cubano y su órgano superior, el nuevo Consejo de Estado, que a su vez, a elegirá al nuevo presidente de la República de Cuba, sucesor del General Raúl Castro Ruz quien ha estado al frente del gobierno de la nación desde 2008.
Inicialmente Raúl ocupó el cargo por sustitución reglamentaria al enfermar el Presidente Fidel Castro Ruz y corresponderle a él reemplazarlo en función de sus deberes de Primer Vicepresidente.
Durante los dos períodos presidenciales consecutivos que siguieron, fue electo por voluntad de la ciudadanía expresada en las urnas, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.
Pero en esta ocasión Raúl ha anunciado su decisión de no presentarse a una nueva reelección.
Raúl Castro ha sido, desde el inicio de la lucha insurreccional contra la tiranía de Batista, la segunda figura en la dirigencia de la revolución. Su actuación al frente del gobierno le ha granjeado un incremento en el prestigio que ya tenía por su desempeño al frente de la defensa del país.
Nadie cuestiona su autoridad y la enorme popularidad en el seno del pueblo que lo capacitarían para continuar en el cargo presidencial en un nuevo período, pero el propio Raúl Castro ha propugnado la necesidad de trabajar por la renovación de los dirigentes de la revolución y el gobierno, lo que a los ojos del pueblo ha convertido el acatamiento de su decisión de no continuar en el cargo en el pago de una deuda de gratitud a su Presidente.
Cuba vive desde hace más de seis décadas en permanente guerra de resistencia con la superpotencia norteamericana en la que se ha forjado una extraordinaria confianza de la población de la isla en sus dirigentes históricos.
Ni Raúl ni alguna otra figura de gran ascendiente revolucionario en la población ha señalado su preferencia por algún individuo para el más
alto cargo estatal, acatando principios que la dirigencia histórica de la revolución ha defendido y practicado de preferir la renovación progresiva de dirigentes y cuadros desde las raíces.
El diseño del sistema electoral cubano partió de los aportes de juristas constitucionalistas y otros especialistas comprometidos con la independencia y el respeto a la voluntad de los cubanos. No es copia de otros sistemas, aunque está basado en los resultados del análisis de textos elaborados por los independentistas fundadores de la nación cubana y el estudio por expertos cubanos de sistemas electorales de muchos países de América Latina y otras naciones del mundo. Todo ello, sistemáticamente enriquecido por la práctica de una población con nivel educativo y cultural incomparablemente superior al que tenía antes del triunfo revolucionario de 1959.
En Cuba existe, por mandato constitucional un único partido que sin embargo no es un partido electoral ni participa para nada en los procesos comiciales sino que actúa como autoridad aglutinante de todo el pueblo en función de defender la independencia de la nación e impedir su absorción por la superpotencia imperialista vecina, un peligro latente desde que Cuba dejó de ser colonia española tras cruentas guerras libertadoras desde 1868 hasta el inicio de siglo XIX, a base de mucho heroísmo y grandes sacrificios.
En la Isla hoy está prohibida la propaganda electoral. Los vecinos de las comunidades eligen de entre ellos mismos a sus delegados que integran las asambleas municipales, ejercicio que constituye la base esencial de la democracia total del sistema.
En las asambleas municipales constituidas por delegados de la base se eligen los candidatos a ser miembros de las asambleas provinciales y
diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Esta última elige al Consejo de Estado, integrado por una veintena de miembros, y éstos a su presidente, el Jefe del Estado, quien es también presidente del Gobierno.
Todos los electos, desde los delegados de base hasta el Presidente de la República, están obligados a rendir cuenta de su ejecutoria varias
veces en el año a quienes los eligieron.
La inspiración inicial ha sido la democracia asamblearia griega, pero a diferencia de ésta, en la que los esclavos estaban excluidos, los
electores son hombres y mujeres; blancos, negros y mestizos; civiles y militares: toda la gama de la sociedad cubana, sin otras limitaciones
que aquellas que restringen los derechos de quienes cumplen alguna sanción jurídica que así lo determina, impuesta por las autoridades
judiciales correspondientes.
El sistema es aún perfectible. Pero sus estatutos exigen que toda modificación deba siempre encaminarse al acercamiento de la dirección
política del país a la población, teniendo en cuenta el hecho esencial de que el poder hegemónico en Cuba esté siempre y únicamente en manos
del pueblo cubano.
Marzo 8 de 2018.

LA IMAGEN DE ISRAEL EN EEUU SE HACE COMPLEJA

Manuel E. Yepe Miembro del Secretariado y colaborador del MovPaz
Todo el mundo conoce de la estrecha relación que une a Israel con Estados Unidos. Basta observar como en todas las votaciones en la Asamblea General de la ONU, no importa cuán comprometida sea ésta para Washington, Israel secunda a la superpotencia por muy alejados que queden ambos del consenso general.

Por eso es tan interesante el fenómeno que refleja un reporte de Ramzy Baroud, escritor y periodista especializado en temas del Medio Orienteen un trabajo publicado en el Palestine Chronicle titulado “El efecto bumerán”.

Baroud destaca que pese a las masivas sumas invertidas por Israel para mantener una opinión pública a su favor en EEUU, se advierten actualmente inequívocas tendencias en las encuestas que prueban que la dinámica del apoyo a Israel por el ciudadano común estadounidense está cambiando, incluso entre los que son judíos, algo muy preocupante para el gobierno de Israel.

Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 la afinidad entre Israel y EEEUU creció hasta niveles sin precedentes.

Los ataques, el discurso mediático y las posteriores guerras convocaron el apoyo de muchos cristianos protestantes evangélicos que ven la ampliación del conflicto en el Medio Este como parte de la tan esperada profecía bíblica que, según ellos, se cumplió con el establecimiento del Estado de Israel.

Mientras el gobierno del Primer Ministro Benjamin Netanyahu, explotó cada oportunidad que tuvo para maximizar el apoyo a los objetivos considerados importantes por la derecha, la ultra derecha y los partidos religiosos de Israel, el estilo vanidoso y confrontativo de Netanyahu le ha enajenado el apoyo de muchos demócratas.

Las políticas de Netanyahu de fortalecer la ocupación, bloquear todo esfuerzo de paz y expandir los ilícitos asentamientos judíos, también comenzaron a minar el apoyo que Israel siempre ha dado por seguro de los judíos americanos.

Pero en enero de 2018 las estadísticas entre los judíos americanos se han desplomado aún más.

Según el diario israelí Haaretz un reciente estudio del Brand Israel Group “el apoyo a Israel entre los estudiantes judíos en EEUU cayó un 32% entre 2010 y 2016.

La percepción de que los americanos judíos constituyen un grupo aislado que presta apoyo a Israel independientemente de sus tendencias políticas, ya no se sostiene. Las comunidades judías en EEUU están cambiando, al igual que la nación entera.
El número de las que se identifican como “liberales” en EEUU ha subido de 27% a 41% entre 2000 y 2015.

Este cambio ha estado acompañado por una creciente simpatía hacia los palestinos, como lo indica una encuesta Pew de mayo de 2016. Más demócratas liberales dijeron simpatizar más con los palestinos (40%) que con Israel (33%). Varios analistas concluyeron entonces que el desencanto con Israel obedecía a las diferencias entre Netanyahu y Barack Obama sobre asuntos como la expansión ilegal de los asentamientos y el acuerdo nuclear con Irán.

La tendencia continuó, porque cuando un tema pasa a formar parte de la política partidista, se polariza, explica Baraud. Desde hace décadas, Israel había sido considerado el único tema en que todos los estadounidenses coincidían, pero esto no es así ya y Netanyahu ha jugado un papel importante en ello.

La tendencia entre los demócratas liberales fue contrarrestada con otra tendencia entre los republicanos quienes adoptaron la causa de Israel como suya propia. Mientras que los evangelistas cristianos lograban hacer del apoyo incondicional a favor de Israel un requisito indispensable a cumplir por cualquier candidato que solicite su apoyo, la causa israelí ha dejado de ser tema exigido por los demócratas.

Una encuesta Pew indica que “los liberales demócratas que apoyan más a los palestinos que a Israel se han casi duplicado desde 2014 (de 21% a 40%) y es mayor que en cualquier otra fecha posterior a 2001. De todos los demócratas, solo el 33% simpatizaba con Israel según la encuesta Pew de 2017.

Esta fue la “primera vez en la historia” que se ha dividido “casi a la mitad el número de los que apoyan a Israel y quienes lo hacen a los palestinos”.

Y así como creció el apoyo a los palestinos entre demócratas, también creció el margen entre los dos partidos mayores. Según lo indica la más reciente encuesta Pew 2018, aunque el apoyo a Israel de los republicanos sigue siendo alto, un convulso 79% de apoyo a Israel de parte de los demócratas, se hundió a apenas un 27%.

Ciertamente, Netanyahu ha incrustado a Israel en el corazón de la polarizada política estadounidense. Aunque ha logrado éxitos a corto plazo (como la obtención del reconocimiento por EEUU de Jerusalén como la capital de Israel) ha dañado el consenso de los estadounidenses sobre Israel “y esto despierta esperanzas”, concluye Baraud.
Marzo 1º de 2018.

Carta a los Jefes de Estado y de Gobierno de CARICOM del Movimiento de Paz Caribeño

26 de febrero del 2018
Estimados Jefes de Estado y Gobierno de CARICOM,
Como ciudadanos de CARICOM, les escribimos para expresarles nuestra profunda preocupación por los continuos ataques imperialistas contra nuestra nación hermana de Venezuela, y también por la postura muy inquietante de algunos Jefes de Gobierno de nuestro organismo regional.

Deseamos dejarles inconfundiblemente claro a ustedes, nuestros Jefes de Gobierno, que como ciudadanos de CARICOM nos mantenemos firmes con nuestra nación hermana de Venezuela en defensa de su soberanía y su derecho a elegir su propio camino político hacia la autodeterminación y desarrollo.

Desafortunadamente, en la reciente reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington DC, algunos de los estados miembros de CARICOM, específicamente Jamaica, Santa Lucía, Barbados, Bahamas y Guyana, decidieron abandonar los principios de liderazgo colectivo consagrados. en el documento fundacional del Tratado de Chaguaramas que históricamente ha guiado las posiciones de política exterior de la CARICOM en relación con otros países.

Las acciones sin principios de los Estados miembros mencionados los llevaron a ponerse de parte del imperialismo de los Estados Unidos al votar una Resolución que se basa en la noción fraudulenta de que hay un colapso del orden democrático, el estado de derecho y la paz social en Venezuela. y que las elecciones presidenciales programadas para el 22 de abril de 2018 no serán democráticas, transparentes y justas. La mencionada “Resolución de infamia” también alienta y augura una intervención ilegal y subversiva en los asuntos internos de Venezuela con su exigencia de que el gobierno venezolano posponga las elecciones presidenciales y abra el país a la llamada intervención intervencionista de los Estados Miembros de la OEA. que son hostiles al Gobierno Bolivariano.

Creemos que esta votación sin principios por parte de Jamaica, Santa Lucía, Barbados, Bahamas y Guyana no es solo una despreciable traición a los principios tradicionales de CARICOM de no injerencia en los asuntos internos de otras naciones y respeto por el derecho de otras naciones a la autodeterminación, pero que también es una traición a un amigo que nos ha brindado la asistencia que tanto se necesitaba a través del Acuerdo de Cooperación Energética Petro Caribe y otras formas de ayuda para fomentar el desarrollo y la prosperidad de nuestros pueblos.

Por lo tanto, condenamos en los términos más enérgicos las maquinaciones de estos cinco estados miembros de la CARICOM que han destruido los principios de la CARICOM para ayudar a la nación imperialista más grande y amenazante de nuestro hemisferio a lograr uno de sus preciados objetivos geopolíticos, a saber, el aislamiento y derrocamiento de la revolución antiimperialista de Venezuela.

También lamentamos profundamente que los Gobiernos de Granada, Antigua y Barbuda, Haití, San Cristóbal y Nieves y Trinidad y Tobago eligieron sentarse a la valla en la reunión de la OEA absteniéndose en la votación o ausentándose de la Reunión, en su lugar de votar a favor de defender los principios de soberanía y autodeterminación en relación con nuestra nación hermana de Venezuela.

Creemos que en un momento en que el imperialismo estadounidense está presionando abiertamente por un “golpe militar” y una intervención militar contra el gobierno soberano y el pueblo de Venezuela, abstenerse de votar en contra de una resolución intervencionista abiertamente anti-venezolana en la OEA es renegar sobre la responsabilidad sagrada de defender nuestra región de los males del imperialismo y defender la noción del Caribe como una zona de paz.

En este sentido, saludamos a los gobiernos y líderes políticos de San Vicente y las Granadinas, Dominica y Suriname por sus dignos votos en la reunión de la OEA no solo en apoyo de la soberanía y la autodeterminación en Venezuela, sino también en defensa de los principios de autodeterminación y soberanía de la propia CARICOM.

Para concluir, reiteramos sin complejos nuestra solidaridad con la revolución bolivariana antiimperialista en Venezuela y hacemos un respetuoso llamamiento a todos los Jefes de Gobierno de la CARICOM para que defiendan firmemente los principios de autodeterminación, soberanía, libertad y no injerencia en los asuntos de otros países.

No hace falta decir que es nuestra creencia inflexible que defender estos principios en Venezuela y en todos los demás estados es defenderlos en nuestros estados de la CARICOM también.

Como tal, hacemos un llamamiento a todos los Jefes de Gobierno de la CARICOM para que reconozcan que la dignidad inherente de nuestras naciones exige que adoptemos plenamente los principios fundamentales de Derecho Internacional que subyacen en nuestra Comunidad del Caribe, principios que nos obligan a unirnos para defender a una nación hermana contra un agresor imperial.

Reconocemos que la revolución antiimperialista de Venezuela ya ha logrado éxitos impresionantes en educación, atención médica y vivienda, y en la reducción de la pobreza, el hambre y el desempleo. Además, reconocemos que Venezuela podría haber logrado aún más beneficios al hacer que la economía funcione para la mayoría de su gente si el país no hubiera tenido que lidiar con sanciones estadounidenses impuestas ilegalmente y otras formas de subversión.

Somos muy conscientes de que las batallas de Venezuela contra el imperialismo y la oligarquía también serán nuestros desafíos y tribulaciones cada vez que nuestra gente en la CARICOM decida enfrentarse fundamentalmente al capitalismo dependiente que está tan profundamente arraigado en nuestros países. De hecho, ya tenemos evidencia amarga y confirmación de esto en la forma de los intentos del Nuevo Movimiento de Joyas de Granada bajo el difunto Maurice Bishop entre 1979 y 1983 y del Partido Nacional del Pueblo de Jamaica bajo el difunto Michael Manley entre 1972-1980. Y cuando llegue el momento de nuestra prueba, querremos el apoyo y la solidaridad de todas las naciones decentes, de principios y respetuosas de la ley.

¡Larga vida a la Unidad CARICOM!
¡Viva la UNIDAD CARICOM-VENEZUELA!
¡Viva la paz en nuestra región!
¡Larga vida a la soberanía y la autodeterminación!
¡Larga vida a la revolución venezolana!
¡Larga vida a Bolívar, Chávez y Maduro!

Atentamente
Movimiento del Caribe por la Paz y la Integración
Consejo de Paz de Jamaica
Capítulo caribeño de la red internacional en defensa de la humanidad
Asociación de Amistad Jamaica Cuba
Organización para la Victoria del Pueblo de Guyana
Fundación Israel Lovell, Barbados.
Movimiento Clement Payne, Barbados
Coalición Panafricana de Organizaciones, Barbados
Nueva Visión Nacional de Trinidad y Tobago
Asociación Cubana de Amistad de Barbados
Comité de Solidaridad Amigos de Venezuela (Barbados)
Alianza de Izquierda para la Democracia Nacional y el Socialismo
Christopher Simpson
David Commissiong
David Denny
Hamilton Lashley, ex ministro de gobierno
Robert Bobby Clarke
Hon Trevor Prescod MP, miembro del Parlamento en Barbados
Cheryl Hunte
Gerald Pereira
S A Smith
Jonathan Orgill
John Howell
Onkphra Wells
Hope McNish
Michael Heslop

————————————————————————————————
Letter to CARICOM Heads of State & Government
26th February 2018
Dear Heads of Sates and Government of CARICOM,

As CARICOM citizens, we are writing to you to express our deep concerns about the ongoing imperialist assaults against our sister nation of Venezuela, and also about the very troubling stance of some Heads of Government of our regional body.
We wish to make it unmistakably clear to you– our Heads of Government– that as CARICOM citizens we stand unwaveringly with our embattled sister nation of Venezuela in defense of its sovereignty and its right to choose its own political path to self-determination and development.
Unfortunately, at the recently held Organization of American States (OAS) meeting in Washington DC, some of our CARICOM member states — specifically Jamaica, St. Lucia, Barbados, the Bahamas and Guyana — chose to abandon the principles of collective leadership enshrined in the foundational document of the Treaty of Chaguaramas which have historically guided CARICOM’s foreign policy positions in relation to other countries.
The unprincipled actions of the referenced member states led them to side with United States (US) imperialism by voting for a Resolution that is premised on the fraudulent notion that there is a breakdown of democratic order, rule of law, and social peace in Venezuela, and that the Presidential elections that are scheduled for the 22nd of April 2018 will not be democratic, transparent and fair. The said “Resolution of infamy” also encourages and portends an illegal and subversive intervention in the internal affairs of Venezuela with its demand that the Venezuelan Government postpone the Presidential election and open the country up to interventionist so-called “assistance” from OAS member states that are hostile to the Bolivarian Government.
We believe that this unprincipled vote on the part of Jamaica, St. Lucia, Barbados, the Bahamas and Guyana is not only a despicable betrayal of CARICOM’s traditional principles of non-interference in the internal affairs of other nations and respect for other nations’ right to self-determination, but that it is also a betrayal of a friend who has extended to us badly needed assistance through the Petro Caribe Energy Cooperation Agreement and other forms of aid to foster development and the prosperity of our peoples.
We therefore condemn in the strongest terms the machinations of these five CARICOM member states that have shredded the principles of CARICOM in order to assist the largest and most menacing imperialist nation of our hemisphere to achieve one of its prized geopolitical objectives, namely, the isolation and overthrow of Venezuela’s anti-imperialist revolution.
We also profoundly regret that the Governments of Grenada, Antigua and Barbuda, Haiti, St Kitts and Nevis, and Trinidad and Tobago chose to sit on the fence at the OAS meeting by either abstaining in the vote or by absenting themselves from the Meeting, instead of voting in favor of upholding the principles of sovereignty and self-determination in relation to our sister nation of Venezuela.
It is our belief that at a time when US imperialism is openly pushing for ‘a military coup” and military intervention against the sovereign government and people of Venezuela, to abstain from voting against an openly anti-Venezuela interventionist Resolution in the OAS is to renege on a sacred responsibility to defend our region from the evils of Imperialism and to uphold the notion of the Caribbean as a Zone of Peace.
In this regard, we salute the Governments and political leaders of St. Vincent and the Grenadines, Dominica and Suriname for their dignified votes at the OAS meeting not only in support of sovereignty and self-determination in Venezuela, but also in defense of the principles of self-determination and sovereignty of CARICOM itself.
In closing, we unapologetically reiterate our solidarity with the anti-imperialist Bolivarian revolution in Venezuela and respectfully call upon all the Heads of Government of CARICOM to staunchly defend the principles of self-determination, sovereignty, freedom, and the non-interference in the affairs of other countries.
Needless-to-say, it is our unbending belief that to defend these principles in Venezuela and all other states is to defend them in our CARICOM states as well.
As such, we appeal to all CARICOM Heads of Government to recognize that the inherent dignity of our nations demand that we fully embrace the fundamental International Law principles that underlie our Caribbean Community– principles that enjoin us to unite to defend a sister nation against an imperial aggressor .
We recognize that Venezuela’s anti-imperialist revolution has already borne impressive successes in education, health care, and housing, and in the reduction of poverty, hunger and unemployment. We further recognize that Venezuela could have achieved even more gains in making the economy work for the majority of its people had the country not had to contend with unlawfully imposed US sanctions and other forms of subversion.
We are only too well aware that Venezuela’s battles against Imperialism and oligarchy are going to be our challenges and tribulations as well whenever our people in CARICOM decide to fundamentally confront the dependent Capitalism that is so deeply entrenched in our countries. Indeed, we already have bitter evidence and confirmation of this in the form of the attempts of Grenada’s New Jewel Movement under the late Maurice Bishop between 1979 and 1983 and of Jamaica’s Peoples National Party under the late Michael Manley between 1972-1980. And when the time for our test comes once again we will want the support and solidarity of all decent, principled, and law abiding nations.
Long live CARICOM Unity!
Long live CARICOM-VENEZUELA UNITY!
Long live PEACE in our Region!
Long live Sovereignty and Self-determination!
Long live the Venezuelan Revolution!
Long live Bolivar, Chavez and Maduro!

Yours truly
Caribbean Movement for Peace and Integration
Jamaica Peace Council
Caribbean Chapter of the International Network in Defence of Humanity
Jamaica Cuba Friendship Association
Organization for the Victory of the People of Guyana
Israel Lovell Foundation, Barbados.
Clement Payne Movement, Barbados
Pan African Coalition of Organisations, Barbados
New National Vision of Trinidad and Tobago
Cuban Barbadian Friendship Association
Friends of Venezuela Solidarity Committee (Barbados)
Left Alliance for National Democracy and Socialism
Christopher Simpson
David Commissiong
David Denny
Hamilton Lashley, Former Government Minister
Robert Bobby Clarke
Hon Trevor Prescod MP, Member of Parliament in Barbados
Cheryl Hunte
Gerald Pereira
S A Smith
Jonathan Orgill
John Howell
Onkphra Wells
Hope McNish
Michael Heslop

CUBA ABOGA POR ABOLICIÓN DE BASES MILITARES EXTRANJERAS EN EL MUNDO

De Prensa Latina
La Habana, 23 de febrero

El presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, Silvio Platero, abogó hoy aquí por la abolición de las bases militares extranjeras en cualquier lugar del mundo.

Hay un reforzamiento por parte del imperialismo estadounidense para que aumenten las bases militares y esto ocasiona preocupación en la sociedad civil cubana (estudiantes, trabajadores, organizaciones de masas y agricultores pequeños), señaló Platero a Prensa Latina.

El activista explicó que en estos momentos existen más de 800 instalaciones de este tipo en 144 países.

Cada dos años -aseveró- Cuba realiza un seminario por la abolición de las bases militares extranjeras que en 2019 tendrá lugar en la provincia oriental de Guantánamo, frente al territorio que ocupa ilegalmente Estados Unidos.

Platero participó en un acto junto a jóvenes del preuniversitario capitalino Saúl Delgado, con motivo de celebrarse esta jornada el Día Internacional por la Paz y contra las Bases Militares Extranjeras.

Los participantes exigieron la devolución a Cuba del territorio ocupado por Estados Unidos en Guantánamo, donde Washington mantiene una base naval y una prisión denunciada a nivel internacional como centro de torturas.

Con motivo de cumplirse este 23 de febrero 115 años de la ocupación fue proyectado el documental Todo Guantánamo es Nuestro, que ilustra los sentimientos del pueblo cubano sobre ese territorio de la nación antillana.

Anteriormente, tuvo lugar un tuitazo con las etiquetas #ReturnGuantanamotoCubaNow, #USOutofGuantanamo, #EEUUFueradeGuantanamo y #DevuelvanGuantanamoaCubaYa!

Mediante mensajes, misiones diplomáticas nacionales en Alemania, Polonia, Portugal, Panamá, Ecuador, República Dominicana, Venezuela y Argelia, así como movimientos de solidaridad con Cuba en el mundo, respaldaron el reclamo de los jóvenes.

Cuba considera la devolución del territorio ocupado en Guantánamo -junto con el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos desde hace más de 55 años- como pasos esenciales para la normalización de las relaciones entre los dos países.

LO QUE ESTADOS UNIDOS LE ADEUDA A HAITÍ

Por: Manuel E. Yepe
La crasa tosquedad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en asuntos de educación cívica y formal no puede justificar las barrabasadas cotidianas de este falso orate devenido jefe de Estado que, en última instancia, van en principal detrimento de la reputación y la dignidad de los ciudadanos estadounidenses.
A raíz del pronunciamiento racista de Trump, que calificó a Haití y al conjunto de los países de África como “letrinas de mierda” (shitholes), el periodista cubano José A. Téllez Villalón publicó en el sitio español “Rebelión” un trabajo para recordar que una gran parte de las armas, municiones y hombres con los que Francia contribuyó a la independencia de las entonces Trece Colonias, transitaron por la entonces colonia francesa de Saint-Domingue (hoy Haití) que aportó sangre de sus hijos para el triunfo de las fuerzas en lucha por independizarse de la metrópoli británica.
El 12 de marzo de 1779, los colonizadores franceses, iniciaron el reclutamiento de un cuerpo de voluntarios para participar en la revolución norteamericana. “Los Cazadores Voluntarios de Saint-Domingue”, que así se llamó el contingente, estaba integrado por colonos franceses y entre 500 y 800 libertos negros y mulatos.
Entre finales de 1780 y mediados de 1781 las tropas al mando de general George Washington y las subordinadas al general francés Jean Batiste de Vimeur, Conde de Rochambeau, habían quedado sin recursos para sufragar un golpe definitivo sobre las tropas inglesas posicionadas en Yorktown.
George Washington, el líder de los independentistas, lo reflejó el día primero de mayo de 1781 en su diario, así: “En una palabra, en lugar de tenerlo todo dispuesto para ir a la campaña, no tenemos nada; y en vez de tener la previsión de una gloriosa campaña ofensiva ante nosotros, no tenemos sino una situación confusa y defensiva, a no ser que recibamos poderosa ayuda en barcos, tropas de tierra y dinero de nuestros generosos aliados; y ésta, por ahora, es demasiado eventual como para poder contar con ella”.
El mariscal francés Rochambeau escribió al almirante francés François Joseph Paul, conde de Grasse: “No debo ocultarle, Señor, que los norteamericanos están en el límite de sus recursos, que Washington no tiene ni la mitad de las tropas que calcula tener, y en mi opinión, aunque permanece callado al respecto, no tiene ni 6 000 hombres, como tampoco el Señor de La Fayette reúne los 1 000 regulares en la milicia para efender Virginia…”.
Explica Téllez Villalón que Rochambeau le pedía al jefe de la Flota Ejército Continental del general Washington. El Almirante se atuvo a las instrucciones, reclutó 3 000 voluntarios de Puerto Príncipe y Cabo Haitiano, y los puso bajo las órdenes del joven oficial Claudio Enrique de Saint-Simon quien fuera fundador del socialismo francés y del socialismo utópico. El mismo que para Engels fue, junto con Hegel, la mente más enciclopédica de su época y en cuya obra están contenidas casi todas las ideas posteriores del socialismo.
El refuerzo multinacional, consistente en un batallón de ex-esclavos, pardos y mulatos de Puerto Príncipe y Cabo Haitiano comandados por Saint- Simon, desembarcó por la bahía de Chesapeake, Maryland, y participó entre el 26 de septiembre y el 19 de octubre de 1781 en el cerco de Yorktown.
De modo, dice Tellez, que los estadounidenses mucho le deben a fuerzas extranjeras -franceses, latinoamericanos y haitianas- la consecución de su Independencia, ratificada por el Congreso de los Estados Unidos el 15 de noviembre de 1784, luego de capitular Gran Bretaña el 3 de septiembre de 1783 con el Tratado de París.
Alexander Hamilton, uno de los padres fundadores de la nación estadounidense, reconoció en un editorial publicado el 5 de julio de 1803 en el periódico The New York Evening Post que “al fatal clima de Saint-Domingue (Haití), y al coraje y resistencia obstinada de sus habitantes negros, les debemos los obstáculos que retardaron la colonización de Luisiana hasta el momento favorable cuando una ruptura entre Inglaterra y Francia dio un nuevo giro a los proyectos de esta última”.
No obstante ello, otro padre fundador estadounidense, Tomás Jefferson, autor principal de la Declaración de Independencia, que fue segundo vicepresidente (1797-1801) y tercer presidente (1801-1809) de Estados Unidos, no mostró gratitud alguna por esta ayuda. Por el contrario, suspendió todo comercio con Haití en 1804.
Estados Unidos se resistió durante muchos años a reconocer al nuevo país independiente, sumándose al castigo de los imperios europeos por la insumisión haitiana. No fue hasta el 5 de junio 1862 que el presidente Abraham Lincoln promulgó el reconocimiento diplomático estadounidense a la generosa y heroica Patria de Toussaint Louverture y Jean-Jacques Dessalines.

Febrero 7 de 2018.

ELECCIONES Y DEMOCRACIA VERDADERA EN CUBA


Por: Manuel E. Yepe Miembro del Secretariado del MOVPAZ
Cuando triunfó la revolución cubana en enero de 1959 había en las masas identificadas con aquella sacudida victoriosa conciencia clara, casi unánime, acerca de las cosas que habría que cambiar en la sociedad. Entre ellas estaba el sistema electoral, considerado un factor propiciador de la corrupción política y la tiranía a que condujo.
Durante los 15 años iniciales de la revolución en el poder, la consigna de “elecciones, ¿para qué?”, surgida de una reflexión del líder de la revolución, Fidel Castro, hablaba del sentimiento general de que la revolución debía ser la fuente de derecho e instrumento para
el ejercicio efectivo de la democracia.
El sistema electoral existente era copia del estadounidense, impuesto por la ocupación militar norteamericana que sufrió la isla desde 1898 hasta 1902 y practicado, con leves ajustes, en toda la etapa neocolonial hasta 1958. Estaba dispuesto como instrumento capitalista favorecedor de aquellos candidatos que movilizaran más recursos económicos para su campaña, lo que garantizaba que fueran los compromisos que adquirieran con los más acaudalados financistas los que determinaran quien sería el candidato ganador.
En tiempos de normalidad, la ciudadanía disfrutaba cada cuatro años del derecho a escoger a las máximas autoridades de la nación entre candidatos propuestos por partidos políticos que aseguraban el ejercicio real del poder a una oligarquía que nadie había elegido. Un cuadro similar se presentaba en el resto del continente.
Cuando las condiciones lo permitían, participaban en comicios fuerzas discrepantes que no significaran peligro real para el control de la situación y si se apreciaba una amenaza grave se recurría al golpe militar de Estado por parte de elementos de la oficialidad de las fuerzas armadas cuya fidelidad a los intereses de Washington estaba garantizada. Los golpistas habrían de ejercer el poder hasta que se pudiera regresar a la “democracia representativa”.
Las campañas electorales de los partidos políticos integrados en el sistema costaban muchos millones de dólares. Pululaba la propaganda de candidatos en la prensa, la radio y la televisión, así como en fachadas, postes, tendidos eléctricos y telefónicos.
Tan enorme inversión, desproporcionada respecto a la miseria que padecía la mayoría de la población, sería retribuida luego a sus benefactores por los políticos elegidos mediante favores emanados de la corrupción más impúdica.
Con la nueva institucionalidad que tomó cuerpo en 1976, 15 años después del triunfo revolucionario popular, entró en práctica un nuevo sistema electoral plasmado en la nueva Constitución que, a su vez fue discutida masivamente, con aportes y aprobación en referéndum de más del 97% del electorado nacional en ese año.

El nuevo sistema, que se ha ido perfeccionando a lo largo de muchos eventos comiciales, promueve la más activa participación popular y faculta a los ciudadanos para seleccionar, postular, elegir, controlar y revocar a sus representantes sin intermediarios. Eligen los candidatos en reuniones públicas y luego, mediante voto directo, secreto y voluntario -de entre todos esos candidatos así surgidos- a los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular.
Son las Asambleas Municipales, integradas totalmente por delegados directamente electos en la base, las que acuerdan las candidaturas de delegados a las Asambleas Provinciales y las de Diputados a la Asamblea Nacional, que a su vez serán votadas por la población también
de manera directa, secreta y voluntaria.
Las comisiones de candidaturas -encabezadas por designados de la Central de Trabajadores de Cuba e integradas por elegidos de las organizaciones sociales, elaboran y presentan los proyectos de candidaturas para delegados a las asambleas pro¬vinciales y a las de Diputados nacionales.
Por ley, esas candidaturas deben estar integradas, en un 50%, por delegados de base y el resto seleccionados de entre propuestas de personalidades destacadas formuladas por las organizaciones sociales –obreras, campesinas, femeninas, estudiantiles, de vecinos y otras-
del país y las provincias, según el caso.
Se distingue el sistema electoral cubano por el hecho de que no participa partido electoral alguno. El Partido Comunista de Cuba no es un partido electoral, sino la continuidad histórica del que José Martí organizó para promover la unidad de los cubanos para lograr la independencia de España y evitar la absorción de Cuba por Estados Unidos de la manera que lo hizo con Puerto Rico.
Es la Asamblea Nacional el órgano supremo del poder del Estado y el que elige de su seno a su Presidente, su vicepresidente y su secretario, así como al Consejo de Estado, órgano que la encarna entre sus períodos de sesiones. Tiene carácter colegiado y ostenta la suprema representación del Estado cubano.
El sistema electoral cubano no puede considerarse alternativo del modelo que Estados Unidos considera único aceptable, porque aquel responde a un orden capitalista y el cubano, socialista, es infinitamente más democrático y afincado en la solidaridad humana.
Febrero 1º de 2018.

CHINA-CELAC POR BENEFICIO MUTUO


Por: Hedelberto López Blanch

De enorme relevancia puede catalogarse la reciente realización de la II Reunión Ministerial China-CELAC en Santiago de Chile, que permitirá al continente latinoamericano participar con mayores proyecciones en la Franja y la Ruta de la Seda impulsada por el gigante asiático.
Estos encuentros surgieron en 2014 por iniciativa del presidente chino Xi Jinping para acercarse a las economías de la región. En la primera reunión efectuada en Beijing, los anfitriones anunciaron la intención de aumentar la inversión en la región en 250 000 millones de dólares para los próximos diez años e incrementar el comercio en una década hasta llegar a los 500 000 millones de dólares.
En el cónclave de Santiago de Chile participaron 27 naciones de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) junto a China y suscribieron el plan de acción para profundizar el intercambio sobre cooperación económica, solidaridad y complementaridad.
En la declaración final aparecen el plan de acción 2019-2021 que deberá combinarse con la agenda 2030 de Naciones Unidas; un acuerdo especial que incluye con suprema relevancia todo lo relativo a la iniciativa China, Una franja una ruta, abierta no solo para Europa y África sino también para los países del área.
El ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, subrayó que trabajarían juntos para promover la inter conectividad de las infraestructuras para crear un gran puente, un corredor entre ambos lados del Pacífico, el continente asiático y América Latina y el Caribe.
El proyecto, esbozado en 2013, se inspira en la histórica Ruta de la Seda que durante un milenio fue el principal nexo comercial entre el Este y el Oeste a través de los desiertos y montañas de Asia Central y Oriente Próximo, y entre los personajes más conocidos que recorrieron aquellas vías aparece Marco Polo. Tras la defenestración del Imperio Bizantino y el descubrimiento de América, la ruta perdió atractivo y viabilidad pero ahora Beijing trata de revivirla con mucha más fuerza.
En el siglo XVI, la flota de Nao de China, o Galeón de Manila, atestada con seda y porcelana, avanzaba surcando las olas del océano Pacífico asiático rumbo a varios países latinoamericanos, y constituía una importante extensión de la Ruta Marítima de la Seda de la antigüedad.
En un mensaje de felicitación a la II Reunión Ministerial del Foro China-CELAC, Xi Jinping expresó: “Hoy día, vamos a plasmar un nuevo plan maestro de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta y forjar una cooperación transpacífica, con vistas a conectar y estrechar aún más nuestras fecundas tierras de China y América Latina y el Caribe”.
La principal meta será la de crear una red por mar y tierra que posibilite la exportación de los numerosos y diversos productos del gigante asiático y a la par importar materias primas para su creciente industrialización.
En ese enorme trasiego comercial se beneficiarán los países participantes en lo que ya se prevé como uno de los mayores mercados del orbe.
Se estima que en un quinquenio, las naciones participantes en la Ruta de la Seda importen de China alrededor de dos billones de dólares, lo que ratifica que este mundo, donde impera la globalización económica, no puede ser unipolar.
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) informó que el comercio entre la región y China se multiplicó por 22 veces entre 2000 y 2013 y en 2017 alcanzó los 266 000 millones de dólares lo que significa un avance del 53 % respecto de la meta de 500 000 millones de dólares fijada para alcanzarla en 2025”.
Solo en 2017 la región aumentó sus exportaciones a China en 23 % superando los envíos de productos hacia cualquier otra parte del mundo y han crecido en 30 % las importaciones desde ese país.
Beijing ha proporcionado financiamiento en la última década a la región por un monto que supera los 141 000 millones de dólares, superior al recibido por instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo o el Banco Mundial.
Cierto que la región deberá diversificar sus exportaciones hacia el gigante asiático pues en la actualidad el 70 % está representado por productos básicos como soja, mineral de hierro, mineral de cobre, cobre refinado y petróleo.
Además, la inversión directa de China entre 2005 y 2016 mostró un fuerte grado de concentración pues hacia los sectores de la minería y los hidrocarburos se destinó el 80 % mientras que se dirigió fundamentalmente hacia tres países: Brasil, Perú y Argentina.
CEPAL subrayó que la buena noticia fue que esa inversión superó los 25 000 millones de dólares en 2017, y comenzó a diversificarse hacia nuevos sectores como alimentos, telecomunicaciones y energías renovables.
La iniciativa de la Franja y la Ruta para América Latina y el Caribe ofrece la oportunidad de acortar la gran distancia territorial que separa a los dos continentes mediante una mejor conectividad aérea, marítima y digital, como forma de estrechar vínculos comerciales, inversión, turismo y cultura.
Mientras algunos países apuestan por la guerra y el proteccionismo para impulsar hipotéticamente sus economías, China lo hace con comercio y ampliación de mercados como efectiva fórmula de avanzar en un mundo multipolar en beneficio de los pueblos.

SE HACE PESADILLA EL SUEÑO AMERICANO

Por Manuel E. Yepe Colaborador del MOVPAZ

El proyectado muro para separar a México de lo que había sido territorio propio suyo hasta el día que le fue arrebatado por Estados Unidos; la caracterización por el Presidente de Estados Unidos de las naciones de África como países letrinas de mierda; la expulsión de residentes salvadoreños, nicaragüenses y haitianos de suelo estadounidense; la deportación de los jóvenes indocumentados llegados a EE.UU. en la infancia conocidos como los “dreamers”; el rechazo a la acogida de refugiados; la reducción a la mitad de las tarjetas verdes, y otras acciones contra la inmigración han caracterizado la política exterior de Washington durante la presidencia de Trump.
En contraste con lo que siempre ha divulgado la propaganda hegemónica de Estados Unidos por el mundo, presentando a su país como modelo de democracia y paraíso de bienestar hasta el punto de haberlo convertido en la tierra fantaseada por millones de emigrantes de naciones pobres, ahora el presidente norteamericano está haciendo hasta lo inimaginable por poner fin a tal imagen, recurriendo para ello a decisiones que presagian una gran violencia.
El proyecto de nación en proceso de expansión prevaleció desde que inmigrantes ingleses, mediante la anexión de tierras poblados por pueblos autóctonos u ocupados por inmigrantes holandeses, crearon las trece colonias inglesas que posteriormente se unieron para luchar contra los nativos y sobre todo contra los inmigrantes franceses.
Luego, estas colonias se rebelaron contra Gran Bretaña hasta que en 1776 se proclamó la independencia de lo que en 1783 se reconoció como la República Federada de Estados Unidos.
A partir de entonces, en un proceso expansionista transcurrido mediante la compra de territorios a Francia y España, el despojo a México de una buena parte de su territorio y guerras asimétricas que fueron ampliando su territorio, posesiones y hegemonía global, se llegó a lo que hoy defiende el presidente Donald Trump con el lema de ¡América Primero!, que consiste en el cierre de fronteras como fenómeno nuevo, contrapuesto al expansionismo.
Norteamérica, la del fantaseado sueño americano, ya no está en construcción sino que, habiendo cristalizado su proyecto, se ha dado a defender lo conquistado. Ahora, la doctrina de América Primero es tarjeta de presentación de una nación que Trump, desde su condición de blanco, multimillonario y enamorado de su propia genética, considera la mejor del mundo.
Por cierto, cuando hablamos de un país llamado “Estados Unidos de América” nos referimos a una entidad imposible o una entelequia, porque América es geográficamente un continente integrado por varias naciones y ninguna de ellas debe atribuirse el derecho a representar la unión de todos los estados que la constituyen.
Originalmente, la denominación “Estados Unidos de América” pudo ser expresión de una aspiración legítima y plausible de los precursores de
una unidad soñada que nunca ha podido realizarse, pero que hoy encarna un engañoso propósito de dominación y hegemonía.
Aunque sea ésta la razón histórica del embrollo, las naciones del continente afectadas pueden sobrevivir la confusión a condición de que exista absoluto respeto a las soberanías de todos los países involucrados. Lamentablemente son varias las ocasiones en que han surgido conflictos a causa de que una de las partes, siempre Washington, confunde en beneficio propio la apariencia semántica.
La nación estadounidense nació prácticamente acompañada de la doctrina del Destino Manifiesto (Manifest Destiny en inglés,) que expresa la creencia en que los Estados Unidos de América irá a la expansión por necesidad obvia (manifiesta) y certera (del destino) de expandirse.
Primero lo hará desde las costas en el Océano Atlántico hasta las del Pacífico.
Luego, los estados del noreste debían llevar su concepto de “civilización” por todo el continente mediante expansión territorial.
Para los intereses comerciales estadounidenses, la expansión ofrecía grandes y lucrativos accesos a los mercados extranjeros y permitía así competir en mejores condiciones con los británicos. El poseer puertos en el Pacífico facilitaría el comercio con Asia.
La connotación ideológica y doctrinaria de su nombre no fue abrazada por toda la sociedad estadounidense por igual. Las diferencias dentro del país acerca de objetivo y consecuencias de la política de expansión determinaron su aceptación o resistencia.
Sólo cuando los pueblos que habitan la región de lo que es hoy el continente americano quieran proclamar en común la unificación de sus soberanías territoriales, podría ser declarada legítimamente en ella una nación que se identifique como “Estados Unidos de América”. O cuando la Humanidad alcance su anhelo sempiterno de vivir en un mundo comunista, sin clases ni fronteras.
Enero 30 de 2018.

CONTRA UN NUEVO COLONIAJE

Por: Adán Chavez
Las nuevas sanciones impuestas por la Unión Europea al Gobierno Bolivariano, son una demostración inequívoca del peligroso matiz que cobra el asedio contra nuestro modelo de democracia protágonica y participativa.

A través de la tergiversación mediática, pretenden deslegitimar la convocatoria a elecciones para antes del 30 de abril del presente año, realizada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), empeñándose en desconocer el origen constitucional de esta instancia donde reside el poder originario.
Sin embargo, esas voces que hoy cuestionan el llamado a los comicios, son las mismas que el año pasado solicitaban en todos los escenarios la realización de las presidenciales lo más pronto posible.

La administración Trump y la UE toman partido para favorecer, con la imposición de sanciones ilegales, a solo una de las partes en detrimento del derecho a la libre determinación de todo un pueblo. Esa posición demuestra que quienes gobiernan en EE.UU y en Europa, hablan de democracia, pero actúan en contra de ella.

En América Latina, se ha iniciado, tal y como lo hemos denunciado en distintas ocasiones, un nuevo Plan Cóndor para garantizar la restauración del modelo económico neoliberal y “decretar” el fin de los procesos de liberación nacional que se iniciaron hace casi dos décadas, bajo el liderazgo regional de la Venezuela Bolivariana del Comandante Chávez.
Con diferentes métodos: golpes suaves, golpes institucionales y judiciales, golpes parlamentarios, manipulación electoral, criminalización de la lucha popular, sanciones y bloqueos; la ola contrarrevolucionaria ha logrado ganar terreno en Brasil, Argentina, Honduras, Chile, con el propósito de resquebrajar la unidad nuestroamericana y tratar de colocarnos de nuevo de rodillas ante Washington.

Tal y como escribía el Padre Bolívar en 1829, y como siempre nos recordó el Comandante Chávez: “Si la América no se llama al orden y a la razón, un nuevo coloniaje legaremos a la posteridad”. La paz, la soberanía y la verdadera democracia están amenazadas en nuestro continente y eso debe alertar a toda la comunidad internacional.

En Venezuela, y esto es reconocido por el sistema de Naciones Unidas, donde nuestro país tiene un rol significativo y estelar al presidir varios organismos e instancias, se practica lo que reza nuestra Constitución: una auténtica democracia participativa y protagónica.

No obstante, desde la Casa Blanca se ejerce una gran presión diplomática y política sobre distintos gobiernos, dentro y fuera de Nuestra América, para intentar aislar y acorralar a la Venezuela Bolivariana.

El imperialismo intenta reeditar su sistema interamericano monroista, en detrimento de nuestros mecanismos de integración como la Celac, el Alba y la Unasur, donde no hay presencia del norte injerencista.

Pero nuestros pueblos continúan en lucha. En ese contexto, nos mantenemos firmes apoyando la propuesta del diálogo como mecanismo para dirimir nuestras diferencias y como única alternativa para la paz y para frenar el bloqueo financiero de carácter genocida que quieren profundizar las potencias contra nuestra Patria. Saludamos entonces esta nueva ronda de conversaciones prevista para los días 28 y 29 de enero en República Dominicana.

Estas últimas arremetidas del imperio norteamericano y sus aliados de la UE, sólo pueden llevarnos a fortalecer nuestro compromiso con la libertad, la soberanía de nuestros pueblos y nuestra lealtad con el legado de Hugo Chávez.

Como una vez escribiera el Comandante Fidel Castro en una misiva al Comandante Eterno, hoy, más que nunca, “la bandera moral se elevará hasta lo más alto de su mástil”. Nada ni nadie podrá hacernos bajar la cabeza frente a las amenazas imperiales. Continuaremos defendiendo nuestra democracia y nuestro derecho a elegir nuestro propio destino. Hacemos un necesario llamado a la solidaridad con los pueblos de Nuestra América que hoy ven amenazadas sus libertades democráticas por proyectos oligárquicos que buscan reimponer un modelo económico que ha fracaso en el mundo: el neoliberalismo.

II
Un 28 de enero de 1817, se produjo en las sabanas de Apure, la épica jornada conocida como la Batalla de Las Mucuritas, en la que un bravío José Antonio Páez venció al general español Pablo Morillo. Esa gesta heroica fue una demostración de cómo las tropas inexpertas pero llenas de coraje y dignidad del movimiento revolucionario independentista, derrotaron a uno de los ejércitos más preparados del mundo en ese momento, preludio de lo que sería nuestra victoria sobre el imperio opresor.¡ Nunca más seremos colonia! ¡Somos libres y seguiremos siendo libres! Hoy más que nunca ¡Gloria a los Centauros y Libertadores de Venezuela!

III
También un 28 de enero de 1853, nació en La Habana José Martí, referente histórico, político y literario del bolivarianismo nuestromaericano. Y quiero recordarlo con estas palabras de Hugo Chávez durante un homenaje al Apóstol de la Independencia de Cuba en el año 2004: “Así están Bolívar y Martí hoy con los pueblos de América; así están Bolívar y Martí hoy galopando junto al pueblo, así están Bolívar y Martí hoy calzadas ahora más que nunca sus botas de campaña y desenvainadas ahora más que nunca sus espadas, porque lo que ellos no hicieron lo estamos haciendo y lo haremos nosotros por el bien de nuestro pueblo”.

¡Con Chávez Siempre!
¡Viva la Patria!

Caracas, 28 de enero de 2017.

Conferencia Nacional de la Coalición de Organizaciones Estadounidenses contra las Bases Militares Extranjeras

El Consejo por la Paz de los Estados Unidos en previa coordinación con el Consejo Mundial de la Paz convocó a la Conferencia Nacional de la Coalición de Organizaciones Estadounidenses contra las Bases Militares Extranjeras que se celebró entre los días 12 y 14 de enero en Baltimore, Maryland, EE.UU. De este fructífero encuentro resultaron cuatro resoluciones finales de sumo interés para los pacifistas del mundo.

La Coalición contra las Bases Militares de los Estados Unidos en el Extranjero realizó un llamado a los movimientos de paz en el mundo para organizar acciones movilizativas el 23 de febrero del 2018 o cercanas a la fecha; exigiendo a los EE.UU retirar al personal y todas las fuerzas militares de la bahía de Guantánamo y declare inmediatamente nulos e inactivos todos los acuerdos que ceden el control de la Bahía de Guantánamo a los EE.UU.

El Comité Coordinador de la Coalición contra las Bases Militares de EE.UU en el Extranjero y organizaciones y activistas presentes en la Conferencia se comprometieron a apoyar en la organización del día de Acción contra las Guerras y exhortaron a todos los pacifistas del mundo a unirse en este noble empeño.

Cuba reitera compromiso como garante de la paz en Colombia

Por Prensa Latina
Cuba reiteró en Bogotá su compromiso como país garante del proceso de paz en Colombia, y aseguró que continuará trabajando en ese objetivo, ”mientras las partes así lo dispongan”.
Así lo hizo saber el embajador de La Habana en Colombia, José Luis Ponce, en emotiva ceremonia de celebración en el parque-museo El Chicó, de esta capital, por el aniversario 59 de la Revolución Cubana.

El diplomático se refirió al buen estado de las relaciones bilaterales entre Cuba y Colombia, que tuvieron en 2017, entre sus momentos más significativos, la visita del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a la Isla en el mes de julio.

Los nexos diplomáticos entre ambos Estados pasan por uno de los mejores momentos de su historia, remarcó el jefe de la diplomacia cubana en Bogotá, tras agradecer, además, a Colombia por el respaldo a la resolución presentada por Cuba en la ONU de condena al bloqueo de Estados Unidos.

Han pasado casi seis décadas de uno de los procesos más profundos, humanos y autóctonos del mundo, destacó Ponce en relación con el aniversario 59 del triunfo de la Revolución cubana.

En tal sentido, realzó la obra social y los avances en la medicina, la ciencia, la cultura y el deporte en la mayor de las Antillas.

Se refirió también a cuánto se ha logrado en favor de la dignidad de los cubanos y de otros pueblos en la historia de la Revolución.

Acotó que mucho más se hubiera hecho, de no haber sido por la hostilidad permanente de la potencia económica y militar mayor del planeta (Estados Unidos).

En medio de tales circunstancias que aún prevalecen, la Revolución cubana consolida su proceso de actualización socioeconómica en la consolidación de un socialismo próspero y sustentable sin renunciar a sus principios y a su vocación social, subrayó Ponce.

Ilustró cómo a pesar del bloqueo estadounidense, Cuba alcanzó al cierre de 2017 una cifra récord en la reducción de la mortalidad infantil de cuatro por cada mil nacidos vivos.

En la celebración por el aniversario de la Revolución, el embajador cubano ponderó también el fortalecimiento de las relaciones económicas, culturales, científicas y educacionales entre ambas naciones.

Finalmente agradeció al gobierno y pueblo colombianos por las muestras de solidaridad a raíz de los daños ocasionados al país caribeño por el azote del huracán Irma en septiembre pasado.

Asistió al acto de homenaje una amplia representación del cuerpo diplomático acreditado en Bogotá, entre ellos casi una docena de embajadores.

Por el gobierno colombiano estuvo presente Adriana Mendoza, viceministra de Asuntos Multilaterales de la cancillería, además de directivos de otras instituciones gubernamentales.

También estuvieron numerosas personalidades, intelectuales, médicos graduados en Cuba, dirigentes y militantes de partidos políticos y de movimientos sociales de Colombia y exponentes del Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba.

POR EL REENCUENTRO DE LAS DOS COREAS

Por Manuel E. Yepe Colaborador del MOVPAZ

Apenas comenzado el nuevo año 2018, el martes 2 de enero, Corea del Sur propuso a Corea del Norte celebrar conversaciones de alto nivel en la semana siguiente, acerca de la participación de ambos países en los Juegos Olímpicos de Invierno que acogerá Pyeong Chang, condado surcoreano situado a unos 70 kilómetros al sur de la frontera
intercoreana, afirmando que ello representa “una oportunidad innovadora para mejorar las relaciones”.

El ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-gyon, propuso que las dos Coreas se reunieran el martes 9 de enero, en la aldea de tregua de Panmunjom, en la Zona Desmilitarizada, lugar habitual de este tipo de encuentros. De aceptar Pyongyang y tener lugar la reunión propuesta sería el primer contacto de este tipo en más de dos años entre los gobiernos de las dos Coreas.

La proposición llegó después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, asegurara en su discurso de Fin de Año estar abierto al dialogo con el Sur en aras de que su país envíe una delegación a la cita olímpica a efectuarse en Corea del Sur del 9 al 25 de febrero.

Hasta el momento solo se han dado a conocer dos patinadores artísticos de Corea Democrática, Ryom Tae-ok y Kim Ju-ik, ya clasificados para los juegos que se celebrarán en Pyeong Chang.

Aunque el ejercicio militar anual entre Estados Unidos y Corea del Sur debía tener lugar, como cada año, durante los próximos días, los presidentes de Corea del Sur, Moon Jae-in, y su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, acordaron aplazarlo hasta luego de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeong Chang con el fin de tratar de mejorar las condiciones para trabajar por un entendimiento entre Pyongyang y
Seúl.

“Creo que ayudaría enormemente a asegurar el éxito de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeon Chang que usted mostrara su intención de retrasar los ejercicios durante el evento”, fueron las palabras de Moon a Trump en una reciente conversación telefónica que mantuvieron ambos. El mandatario estadounidense accedió, indicándole a Moon que puede comunicarle a Pyongyang que no habrá juegos de guerra durante la
cita deportiva, según se puede leer en la transcripción de la conversación.
La decisión de aplazar los ejercicios militares conjuntos se produce después que el líder norcoreano, Kim Jong-un, expresara en su mensaje de Año Nuevo su deseo de que su país participe en los Juegos Olímpicos de Invierno que se llevarán a cabo entre el 9 y el 25 de febrero, fecha en la que Seúl y Washington suelen iniciar sus ensayos
castrenses.

Seúl ya le había pedido a Washington que considerase el aplazamiento de los ejercicios, para evitar que el gobierno de Corea del Norte responda realizando una nueva prueba armamentística.

Por ahora, ha quedado en suspenso la respuesta de Corea del Norte a la reunión propuesta por Seúl para el próximo 9 de enero, cita en la que se espera que sea tratado a fondo la participación de los deportistas norcoreanos en el encuentro mundial.
“Ratificando la voluntad de nuestro líder, mantendremos un contacto estrecho y sincero” acerca de la participación norcoreana en la cita olímpica que tendrá lugar en el sur de Corea del 9 al 25 de febrero, dijo Ri Son-gwon, quien dirige los asuntos intercoreanos en Pyongyang, a la agencia de noticias surcoreana Yonhap.
“Mantendremos conversaciones de trabajo sobre el potencial envío por nuestra parte de una delegación a esas Olimpiadas de Invierno que se celebran en el sur de Corea”.

No obstante, Ri no especificó si Corea del Norte aceptará o no la oferta de mantener una reunión de alto nivel el 9 de enero o si las conversaciones por el momento se limitarán a la línea telefónica de comunicación instalada en la frontera, que lleva sin operar casi dos años y ha sido el único canal entre los dos países.
En Seúl, Yoon Young-chan, portavoz del presidente Moon Jae-in, celebró la noticia. “Creo que el anuncio muestra un avance hacia una situación en la que la comunicación (entre los dos países) sea posible en todo momento”, dijo en un breve comunicado remitido a los medios.

En caso de producirse el encuentro de alto nivel, sería el primero de este tipo en más de dos años entre los dos países, que se mantienen en guerra desde hace más de 65 años, y llegaría tras un año de especial tensión por las pruebas armamentísticas de Pyongyang, afirmó Yoon a Yonhap.

El presidente surcoreano Moon ha tratado desde su llegada al poder el pasado mayo de lograr un acercamiento al gobierno de Corea del Norte que encabeza Kim Jong-un a través del diálogo y ha insistido en que Pyongyang participe en los Juegos de Invierno.
Se recuerda que en septiembre de 2017 Donald Trump, hizo comentarios despectivos acerca de Moon Jae-in, por su postura respecto a Pyongyang. Trump ofendió al presidente de Corea del Sur, llamándolo “mendigo”, por su insistencia en el diálogo con Corea del Norte”.
Enero 4 de 2018.

Convocatoria II Seminario Internacional Realidades y Desafíos de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz

SEGUNDO SEMINARIO INTERNACIONAL
“REALIDADES Y DESAFÍOS DE LA PROCLAMA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE COMO ZONA DE PAZ”
19 al 21 de septiembre de 2018

Lugar. Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García” (ISRI)Calle Calzada No.308 esquina a H, Vedado, Plaza. C. Habana

El Consejo Mundial de la Paz y el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, con el coauspicio del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI) y el Centro Martin Luther King Jr. (CMLK) convocan a las organizaciones de Paz, a los Movimientos Sociales, a la sociedad civil y a todos los interesados, a debatir las fortalezas y problemas que afectan la paz de los países latinoamericanos y caribeños.

América Latina y el Caribe es la única Zona de Paz que existe en el mundo, como expresa la “Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz”, documento refrendado por todos los Jefes y Jefas de Estado o Gobierno asistentes a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) celebrada en La Habana en enero de 2014.

La Proclama fue suscrita para beneficio de los pueblos y para promover en la región una cooperación basada en la solidaridad y la amistad entre las naciones, sobre la base del respeto a la soberanía e individualidad de sus integrantes y de los Propósitos y Principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, lo cual representa una fortaleza indiscutible.

Los avances en el proceso de paz alcanzado por Colombia después de cinco años de negociaciones ha sido un logro indiscutible, aunque en el presente y el futuro deberá sortear grandes escollos.

Incide también la mayor complejidad del panorama político que presentan Venezuela, Brasil y Argentina, a partir de la ofensiva del imperialismo en su pretensión por recuperar su hegemonía y restablecer las políticas neoliberales, en contubernio con la derecha y extrema derecha nacionales, y con apoyo de los medios de difusión masiva que responden a los intereses de los capitalistas que los sustentan. Para contrarrestar esas acciones, se hace necesario difundir al mundo por todos los medios posibles la guerra política, mediática, económica y financiera del imperio contra Venezuela y otros países del área.

El Consejo Mundial de la Paz y el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos respaldan los postulados de la “Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz” y promueven la realización de acciones para lograr una paz sostenible en la región, basada en la justicia social, la estabilidad, los derechos humanos y la gobernabilidad efectiva basada en el Estado de derecho, que es el basamento imprescindible para desarrollar políticas públicas que propicien la elevación del nivel cultural, el pleno acceso a la educación, la salud pública y el deporte, y la erradicación de las desigualdades y la violencia.

Con ese objetivo estimula la solidaridad entre los pueblos y se unen al accionar de los movimientos populares y fuerzas políticas de izquierda que luchan por eliminar la reinstauración del neoliberalismo, que ha ocasionado retrocesos negativos, para algunas naciones y para la región en su conjunto.

Los países latinoamericanos y caribeños, al igual que toda la humanidad, tienen que fortalecer su compromiso y aumentar sus acciones para que prevalezca la paz mundial. Para ello deben actuar con firmeza en la lucha por lograr sus legítimas aspiraciones y contribuir de manera decisiva a la seguridad internacional, a la supervivencia de la especie humana amenazada por enormes arsenales nucleares, por el cambio climático global y el saqueo de los recursos naturales.

El Seminario sesionará en plenario y tendrá una estructura por paneles que desarrollarán las siguientes temáticas:

– “La actual política de Estados Unidos hacia América Latina y el Caribe: implicaciones para la paz”.
– “Desigualdades sociales, problemas de género y de las minorías étnicas: desafíos para la paz”.
– “El medio ambiente, recursos naturales y retos para la paz”.
– “Las tecnologías de la información y las comunicaciones imperialistas y sus provocaciones a la paz”.
– Trascendencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz”.

Los paneles contarán con la participación de prestigiosos profesores, investigadores y especialistas cubanos y extranjeros, así como las valiosas ponencias de representantes de organizaciones sociales, minorías y personas individuales que deseen exponer sus experiencias y puntos de vista sobre los temas propuestos.

También tendrán lugar intervenciones especiales y conferencias magistrales de personalidades de Cuba y de otras naciones.

Los idiomas oficiales son: español e inglés

Modalidades de participación:

Se podrá participar en calidad de ponente u observador. La cuota de inscripción individual será de 150.00 CUP para los nacionales, y 100.00 CUC (pesos cubanos convertibles) para los extranjeros. El pago se realizará en efectivo al Comité Organizador en el momento de la acreditación. La cuota de inscripción se hará efectiva el día 19 de septiembre antes de la apertura del evento y cubrirá los gastos de almuerzo de los tres días del Seminario, el programa y otros materiales. Al término del mismo se entregará un diploma a los delegados.

Los interesados en oficializar su participación y/o presentar ponencias en el Seminario, deben escribir a las direcciones electrónicas: especialista1@movpaz.cu/especialista2@movpaz.cu

Los que deseen presentar ponencias deben enviar un resumen de la misma (hasta 300 palabras). Los ponentes dispondrán de 15 minutos para la exposición de las mismas.

La fecha tope o cierre de la convocatoria para la inscripción y envío de resúmenes de ponencias para el Seminario será el viernes 29 de junio de 2018.

Modalidades de estancia en Cuba:

La Agencia de Viajes AMISTUR CUBA S.A ofertará un paquete para el Seminario. Los interesados pueden contactar a la Especialista Comercial Yania Marrero León por las direcciones electrónicas:eventos@amistur.cu and amistur@amistur.cu
————————————————————————————–
SECOND INTERNATIONAL SEMINAR
REALITIES AND CHALLENGES OF THE PROCLAIM
OF LATIN AMERICA AND THE CARIBBEAN AS ZONE OF PEACE
September 19-21, 2018

Venue: “Raúl Roa García” Higher Institute of International Relations
(ISRI, Spanish acronym) Calle Calzada No.308 esquina a H, El Vedado, Plaza, Havana

The World Peace Council and the Cuban Movement for Peace and the Sovereignty of the Peoples, with co-sponsorship of the Higher Institute of International Relations (ISRI, the Spanish acronym) and the Martin Luther King Jr. Center (CMLK, the Spanish acronym), convoke the peace organizations, social movements, civil society and all those interested, to debate the strengths and problems affecting peace in Latin American and Caribbean countries.

Latin America and the Caribbean is the only Zone of Peace in the world, as stated in the “Proclaim of Latin America and the Caribbean as Zone of Peace”, a document signed by all Heads of State or Government participating in the Second Summit of the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC, the Spanish acronym) held in Havana in January, 2014.

The Proclaim was signed for the benefit of the peoples and to promote cooperation based on solidarity and friendship among the nations in the region, on the basis of respect to the sovereignty and individuality of its members and of the Purposes and Principles established by the Charter of the United Nations and the International Law, which is an unquestionable strength.

The progress attained by Colombia in the peace process after five years of negotiations has been an indisputable achievement, although it will have to deal with big hurdles in the present and the future.

To be considered is also the influence of the highly complex political scene in Venezuela, Brazil and Argentina, resulting from the imperialist offensive aimed at recovering its hegemony and reestablishing neo-liberal policies in alliance with the national rightist and extreme rightist forces, and support of the mass media representing the capitalist interests behind them. To counteract these actions is it necessary to denounce to the world by all possible means the political, media, economic and financial war of the empire against Venezuela and other countries in the region.

The World Peace Council and the Cuban Movement for Peace and the Sovereignty of the Peoples endorse the postulates of the Proclaim of Latin America and the Caribbean as Zone of Peace. They promote actions to achieve a sustainable peace in the region, based on social justice, stability, human rights and effective governance, in turn based on democracy, which is the essential premise for the development of public policies that will favor the rise of cultural level, full access to education, public health and sports, and the eradication of inequalities and violence.

With that purpose they encourage solidarity among the peoples and join the actions of popular movements and leftist political forces that struggle to eliminate the restoration of neo-liberalism, which has caused negative retreats for some nations and for the region as a whole.

Latin American and Caribbean countries, like the entire humankind, have to strengthen their commitment and increase their actions to make world peace prevail. To accomplish it they must act firmly in the struggle to achieve their legitimate aspirations and contribute decisively to international security, the survival of the human species threatened by huge nuclear arsenals, the global climatic change and the plundering of natural resources.

The Seminar will work in plenary sessions and there will be panels on the following themes:

– The Current U.S. Policy toward Latin America and the Caribbean: Consequences for Peace
– Social Inequalities, Gender and Ethnic Minority Issues: Challenges for Peace
– The Environment, Natural Resources and Challenges for Peace
– Imperialist Information and Communications Technologies (ICT) and their Provocations to Peace
– Importance of the Proclaim of Latin America and the Caribbean as Zone of Peace

The panels will have the participation of prestigious Cuban and foreign professors, researchers and specialists, as well as valuable papers from representatives of social organizations, minorities and individuals who may wish to share their experiences and points of view on the proposed themes.

Special appearances and master conferences by Cuban and foreign personalities will also take place.

Official languages: Spanish and English

Participation forms

The participants may present papers or be observers. The registration fee will be 150.00 CUP for Cubans and 100.00 CUC (Cuban convertible pesos) for foreigners. Payment will be made in cash to the Organizing Committee at the moment of registering on September 19. The registration fee will cover lunch expenses during the three days of the Seminar, the program and other materials. All participants will receive a diploma at the end of the seminar.
Those interested in participating and/or presenting papers may contact the organizers per e-mails especialista1@movpaz.cu/especialista2@movpaz.cu

Those who wish to present papers will send an abstract of 300 words max. The presentation time will be 15 minutes.

The closing date for the registration and reception of abstracts for the Seminar will be Friday, June 29, 2018.

Options for the stay in Cuba

AMISTUR CUBA S.A. Travel Agency will offer a package for the attendants to the Seminar. Contact person: Yania Marrero León, Commercial Specialist, e-mails: eventos@amistur.cu and amistur@amistur.cu

ESTADOS UNIDOS VIOLA CON TOTAL IMPUNIDAD LOS DERECHOS DE PALESTINA

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos reitera su irrestricto apoyo al Estado y al pueblo palestino, y condena el bloqueo perpetrado el 18 diciembre por EEUU al proyecto de resolución presentado por Egipto ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, solicitando la anulación del decreto del Presidente estadounidense relativo al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y su decisión de trasladar la Embajada de su país a esa ciudad sagrada. Este boicot es una muestra más de la imperiosa necesidad de que se realicen profundos cambios estructurales en el sistema de la Organización de Naciones Unidas.
Este hecho no ocurre por vez primera. En 2012, también EEUU, Israel y un grupo reducido de naciones, votaron en la ONU en contra del reconocimiento de Palestina como Estado observador no miembro; no obstante, la resolución fue aprobada por 138 naciones.

En el pasado mes de octubre, el Presidente Donald Trump decretó la salida de EEUU de la UNESCO en 2018, entre otras razones producto de haber declarado al casco histórico de Hebrón patrimonio mundial palestino.

El pasado 21 de diciembre fue convocada una reunión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas para someter a aprobación el proyecto de resolución “Acciones ilegales israelíes en Jerusalén Oriental ocupada y en el resto de los territorios palestinos ocupados”, que significó llevar a votación en plenario la resolución vetada por EEUU en el Consejo de Seguridad. El resultado de 128 votos a favor –entre ellos el de Cuba- significó una gran victoria para Palestina.

Previamente, la Embajadora estadounidense Nikki Haley advirtió que tomaría nota de los países que objetaran la decisión estadounidense, pero mucho más allá, el Presidente Donald Trump lanzó el ultimátum que cortaría la ayuda financiera a los países que impugnaran su decisión sobre Jerusalén.

Estos pronunciamientos intimidatorios vulneran los principios establecidos en la Carta de la ONU y de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, constituyen una violación de la soberanía, una completa intromisión en los asuntos y decisiones de otros Estados. Al Presidente Donald Trump no le asisten derechos supranacionales para conferir a Israel la parte de Jerusalén Oriental que pertenece a Palestina, así como dar por concluido con su decisión unilateral el prolongado litigio entre palestinos e israelíes, asunto que debe ser resuelto por ambos mediante negociaciones.

Las decisiones del Presidente estadounidense han puesto en peligro a la posibilidad de llegar a un entendimiento negociado y pacífico entre palestinos e israelíes, y por el contrario ha provocado numerosos enfrentamientos entre las partes en conflicto con graves consecuencias para la estabilidad y la seguridad en el Medio Oriente, y con previsibles impactos negativos sobre EEUU. Hechos como estos no pueden ser permitidos por la comunidad de países miembros de la ONU.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos felicita al Estado y al pueblo de Palestina por la victoria alcanzada en la ONU, y les reitera su apoyo en la legítima aspiración de tener un Estado con las fronteras anteriores a 1967 y con su capital en Jerusalén Oriental.

¡¡¡Palestina merece ser reconocida como Estado miembro pleno de la ONU!!!

¡¡¡Viva Palestina y su heroico pueblo!!!

LA CIA Y SU TERRORISTA POSADA CARRILES

Por Hedelberto López Blanch
Después de tantos años negando la culpabilidad del terrorista Luís Posada Carriles en el atentado que derribó en octubre de 1976 al avión civil de Cubana de Aviación en Barbados con 73 personas a bordo, ahora los recién documentos desclasificados, indican que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el gobierno estadounidense conocían la implicación del terrorista en esa deleznable voladura.
El equipo completo cubano de esgrima (femenino y masculino) que habían obtenido todas las medallas en un campeonato en Venezuela, así como la tripulación de la nave y varias decenas de pasajeros, entre ellos guyaneses y coreanos fueron asesinados en pleno vuelo por los terroristas Posada Carriles, Orlando Bosch (autores intelectuales) y los venezolanos Hernán Ricardo Lozano y Freddy Lugo, quienes colocaron las dos bombas dentro de la nave antes de abandonarla en el aeropuerto de Barbados.
Los documentos desclasificados relacionados con el asesinato en 1963 del presidente John F. Kennedy, explican que al conocer que Posada y Bosch habían sido arrestados en Venezuela, mientras que Hernán Ricardo Lozano y Freddy Lugo fueron detenidos en Trinidad y Tobago como los principales sospechosos del caso, la CIA investigó a los posibles autores y el nombre de Posada rápidamente encendió las alarmas.
Un memorando secreto de octubre de 1976 expone que “Compartimos la preocupación de la oficina central [por el] arresto de WSCARLET-3 (código secreto que la CIA le había puesto a su agente Posada) y la posibilidad de sospecha/cargos adicionales (de) conexión (de) BKHERALD (la división de la CIA encargada de la ex Unión Soviética) con el bombardeo. … De los tres, W-3 [Posada] parece haber sido el más implicado por su posible asistencia a Hernán Ricardo Lozano y/o Freddy Lugo” quien trabajaba para Posada”.
El cinismo llega al extremo cuando otro de los documentos afirma que la CIA estaba al tanto de pruebas que incriminaban a Posada, aunque consideró que eran “circunstanciales”. Según otro cable secreto de octubre de 1976, un agente de la CIA en la DISIP (Departamento de Inteligencia de Venezuela donde Posada fungía como uno de los jefes) supo que las autoridades venezolanas tenían “evidencia que implica al sujeto 201-300985 [número de identificación de la CIA de Posada] en la voladura del avión de Cubana” y que esta incluía la factura de los boletos aéreos usados por Hernán Ricardo Lozano “durante la operación de bombardeo”. La dirección de pago en el recibo correspondía a la dirección de las oficinas de ICICA, la compañía de investigaciones privadas de Posada en Caracas y fueron incautados en esa oficina durante un registro.
Unos días después del atentado, la CIA también obtuvo información sobre comentarios que habría hecho Posada en una cena: “vamos a atacar a un avión cubano” y “Orlando tiene los detalles”. A partir de la información que le proveyó la CIA, el Departamento de Estado norteamericano concluyó que Posada parecía ser “la persona que planeó el sabotaje del avión”.
Posada fue absuelto junto a Bosch, Ricardo y Lugo en un primer juicio completamente amañado en una corte militar en Venezuela. Pero el fallo fue anulado y Posada escapó de la cárcel (con ayuda de la DISIP y de la CIA) antes de que concluyera el segundo juicio en un tribunal civil, que absolvió a Bosch. Solo Ricardo y Lugo fueron encontrados culpables. El architerrorista Orlando Bosch falleció en Miami en el 2011.
La lista del apoyo de las administraciones estadounidenses y de la CIA al terrorista es sumamente larga. Posada nunca fue acusado en Estados Unidos por el derribo del avión en 1976. También salió libre de acusaciones de violar la ley de inmigración de Estados Unidos en conexión con su directo papel en los atentados contra hoteles y sitios turísticos en Cuba en 1997. En el 2005 encaró un proceso de deportación en El Paso, Texas, y el Departamento de Seguridad Interna lo declaró un “riesgo a la seguridad nacional de Estados Unidos”, pero vive tranquilamente en ese paraíso para resguardar terroristas que se denomina Estados Unidos.
El director del proyecto de documentación de Cuba del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, Peter Kornbluh aseguró que “Estos archivos de la CIA ofrecen una relación detallada de los prolongados y complicados lazos de Posada con la CIA, durante los cuales sirvió como soldado en las guerras encubiertas contra Cuba y agente de penetración en la DISIP contra las fuerzas progresistas de Venezuela y de otros países de la región. A través de la desclasificación especial de los documentos de John F. Kennedy, ahora tenemos la historia completa de las relaciones encubiertas de Posada con el gobierno de Estados Unidos a lo largo de su violenta carrera”, agregó.
Cuba, desde 1959 ha sido blanco de numerosos ataques terroristas, atentados y hasta invasiones procedentes del territorio de Estados Unidos, la potencia imperial que ha tenido que enfrentar durante estos 58 años. Al fin comienzan a salir las verdades que el Gobierno cubano ha denunciado en innumerable ocasiones.

COMUNICADO DEL COMITÉ EJECUTIVO DEL CONSEJO MUNDIAL POR LA PAZ

La reunión del Comité Ejecutivo (CE) del Consejo Mundial por la Paz (CMP), se celebró con éxito los días 23 al 25 de noviembre en Hanoi, capital de la República Socialista de Vietnam, teniendo como anfitrión al Comité por la Paz de Vietnam.
A esta reunión del CE -primera que se realiza después de la Asamblea Mundial del CMP de 2016 en Sao Luis, Brasil- asistieron 44 delegados en representación de 26 organizaciones de igual número de países.
El CE dedicó una sesión especial al Centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre y su servicio a la lucha por la paz, como fuera acordado por la más reciente asamblea del CMP. La conclusión abrumadora de la reunión fue que este evento extraordinario y altamente significativo del siglo XX cambió el curso de la humanidad y abrió el camino para otras transformaciones y revoluciones sociales, económicas y políticas, demostrando que la lucha de los pueblos puede vencer y crear nuevas sociedades libres de dominación y explotación imperialista, por lo tanto, la Revolución de Octubre continúa siendo una fuente de inspiración para los pueblos.

Al celebrar la reunión del CE en la capital de Vietnam, Hanoi, expresamos nuestro profundo respeto y aprecio por el pueblo vietnamita, que combatió victoriosamente contra los fascistas japoneses y los colonialistas franceses, así como contra los imperialistas estadounidenses, y que ha tenido logros notables en la construcción del socialismo y el desarrollo nacional a pesar de las consecuencias de la guerra que aún subsisten, incluyendo millones de víctimas del tóxico “Agente Naranja” utilizado en aquel tiempo por el ejército de los EE.UU. El CMP expresa su solidaridad incondicional con el pueblo vietnamita por todo lo anterior.

La reunión del CE del CMP analizó la situación mundial relativa a las amenazas a la paz y la estabilidad, la creciente agresión imperialista y las guerras en varias partes del mundo, así como la respuesta de los pueblos y movimientos por la paz, y expresó su mayor preocupación por los crecientes peligros de un trágico conflicto de dimensión mundial, incluyendo el uso de armas nucleares.

En un contexto de prolongada crisis económica del sistema, de graves amenazas de guerra, de la continuación de largas y catastróficas guerras imperialistas, agresiones, maniobras desestabilizadoras y de la acelerada militarización del planeta, al tiempo que fuerzas fascistas y reaccionarias emergen en diversos países, el CMP analizó y fijó metas y campañas que puedan ampliar el conocimiento de los pueblos y aumentar su concientización.

El escenario internacional continúa siendo inestable, lleno de tensiones y amenazas, que se tornan más peligrosas a medida que la crisis se profundiza como consecuencia de las contradicciones de un sistema político, económico y social desigual. Dos tendencias opuestas caracterizan la situación internacional. De una parte, enfrentamos la ofensiva y competencia de las fuerzas imperialistas y hegemónicas para dominar el mundo y apoderarse de los recursos de los pueblos y las naciones. En esta ofensiva los imperialistas y sus aliados actúan con agresividad. De otra parte, existen muchas evidencias del potencial de lucha de los pueblos y la resistencia de organizaciones y movimientos y las fuerzas de la paz y el progreso social. El CMP se esforzará por lograr la alianza más amplia posible y acciones conjuntas que puedan abrazar todas estas luchas por objetivos comunes. Al propio tiempo, deben hacerse esfuerzos específicos para dejar al descubierto las causas que originan las guerras, la miseria y la desigualdad, promoviendo y fortaleciendo las acciones de las fuerzas progresistas y antiimperialistas.

La política de “giro hacia el Asia” implementada por el nuevo presidente de los EE.UU., que comprende el envío del 60% de su poderío militar a la región, conjuntamente con la poderosa Séptima Flota de la Marina, las más de 200 bases militares emplazadas en el zona, incluyendo a Japón y a Corea del Sur, y los acuerdos militares bilaterales, cuya reforma incluirá incluso el envío de tropas a diversos países, como demuestra la actual presencia de decenas de miles de efectivos estadounidenses en la región.

El interés particular de los EE.UU. y sus aliados en el área se basa en el control geo-estratégico de toda la región, sus rutas marítimas y recursos naturales evitando conflictos fatales, y además tiene como objetivo contener a la emergente República Popular China.

El CMP apoya todas las acciones contra la presencia militar y las maniobras de los EE.UU. en la región. En Okinawa continúa creciendo la lucha que involucra a amplios sectores de la sociedad contra la construcción de una nueva base de la Marina de los EE.UU. en Henoko/Nago City. El CMP expresa su solidaridad con estos movimientos en Okinawa y en la tierra firme de Japón.

Nepal ha continuado moviéndose hacia la estabilidad política con las elecciones del gobierno local y las venideras elecciones parlamentarias federales y provinciales. La constitución está siendo implementada a pesar de la injerencia extranjera que trata de impedir su promulgación, con intentos de provocar conflictos entre las diversas castas y comunidades en el seno de la nación y en los estados federales formados por etnias. Al enfocarse hacia las elecciones parlamentarias existe una perspectiva de tener un nuevo gobierno progresista con el amplio apoyo del pueblo nepalí. El CMP respeta esta aspiración del pueblo nepalí y expresa sus buenos deseos de éxito.

El CMP sigue con preocupación el desarrollo de los conflictos en el sur del Mar de China, particularmente las disputas territoriales entre varios países vecinos. Apoyamos la solución pacífica bilateral y multilateral de las diferencias entre todas las partes involucradas, a las que le hacemos un llamado a abstenerse de cualesquiera acciones unilaterales que puedan complicar más la situación; confirmamos nuestra posición de principios a favor del respeto y la implementación de la ley internacional, incluyendo la Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar de 1982 (UNCLOS, por sus siglas en inglés), que garantiza los derechos soberanos de todos los países. Nos oponemos fuertemente a la militarización del área, así como a la presencia militar y acciones de potencias no regionales, especialmente los EE.UU., que claramente tiene sus propios motivos e intereses. Exigimos su retirada de la región y llamamos a todas las partes a la desmilitarización del conflicto.

El Consejo Mundial por la Paz expresa solidaridad y apoyo al pueblo de Laos en sus esfuerzos por librarse de las consecuencias de décadas de guerra, especialmente de las bombas que no explotaron en la guerra de finales de la década de 1960 e inicio de la década de 1970, cuando tres millones de toneladas de bombas fueron lanzados sobre Laos. El treinta por ciento de las bombas de racimo no explotaron; en la actualidad algunos campesinos mientras trabajan en el campo, o niños que juegan con las bombas del tamaño de una pelota de tenis, son mutilados o muertos por esas “bombitas”. Además, la presencia de esos pertrechos de guerra sin explotar en casi todas las provincias entorpece el desarrollo del país.

Expresamos nuestra simpatía por el pueblo Rohingya de Myanmar, que enfrenta una inmensa crisis humanitaria causada por el gobierno del país, y que está siendo perseguido y huye para salvar la vida, con serias quejas de las políticas de limpieza étnica. Exigimos al gobierno garantizar la seguridad de los civiles y dar pasos inmediatos para poner fin a la violencia a fin de restituir las condiciones socio-económicas normales, incluyendo el regreso de los refugiados a sus hogares.

El CE del CMP expresa su seria preocupación por el creciente auge del fundamentalismo religioso en el sur de Asia, que es utilizado para dividir las luchas de los pueblos. Llamamos a las organizaciones sociales a estar alertas acerca de esta explosiva situación y a movilizarse contra ese intento divisorio.

El CMP reitera su exigencia de la retirada de los EE.UU. y la OTAN de Afganistán como condición para permitirle a los ciudadanos a decidir libremente y sin interferencia acerca de sus asuntos internos.

La situación en y alrededor de la península coreana se está tornando “explosiva”. Todas las amenazas y provocaciones militares deben cesar inmediatamente. Todas las partes involucradas deben dar pasos para una solución diplomática y pacífica sin demora. Denunciamos la presencia de 28 000 militares de EE.UU. al sur de la península con toda suerte de armas altamente sofisticadas, incluyendo armamento nuclear, así como el establecimiento de una nueva base de EE.UU. en la isla Jeju. El despliegue de la cortina de fuego antiaéreo de la Terminal de Defensa de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) por los EE.UU. en Corea del Sur llama abiertamente a una primera opción de ataque sin la posibilidad de desquite. También presenta amenazas a la R.P. China y a la Federación de Rusia. El CMP expresa su firme solidaridad con el pueblo coreano, por su deseo de la reunificación nacional pacífica y por el derecho de la República Democrática de Corea de defender su soberanía e integridad territorial, conjuntamente con sus recursos naturales.

El CMP reafirma su posición de principios sobre la abolición de todas las armas nucleares y su oposición al ensayo de todo tipo de armamento nuclear. El Llamado de Estocolmo, una iniciativa histórica trascendental del CMP, firmado por cientos de millones de personas preocupadas por la amenaza del uso de estos arsenales, continúa estando vigente y sigue siendo una guía para nuestra acción. El Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares (aprobado el 7 de julio de 2017) es un hito en el camino hacia su total eliminación, la aspiración largamente anhelada por los Hibakushas y los pueblos del mundo. El tratado reconoce que las armas nucleares son inhumanas con consecuencias catastróficas si son usadas nuevamente, y se oponen a la carta de las Naciones Unidas y a la ley Internacional. Todos los estados deben firmar sin demora el tratado sobre la prohibición de las armas nucleares.

Los estados con armas nucleares y sus aliados no firmaron el Tratado. Tenemos que continuar desarrollando la opinión pública para que pueda ejercer presión sobre ellos para que abandonen la política de “disuasión nuclear”.

Al propio tiempo subrayamos el hecho de que los EE.UU. es el único país que ha utilizado tales armas a lo largo de la historia. Además, los EE.UU. no se abstienen de una primera opción de ataque nuclear; por el contrario, la han presentado también a la OTAN, que la ha adoptado.

Apoyamos la proposición de mutua suspensión de los ejercicios militares alrededor de la península por parte de los EE.UU., Japón y Corea del Sur, con la eliminación de la THAAD y la suspensión del programa nuclear por la R.P.D. de Corea. El CMP declara una vez más su claro desacuerdo con cualquier sanción impuesta a la R.P.D. de Corea, ya que ello constituye un esfuerzo por estrangular al pueblo.

El caso de Ucrania es el episodio contemporáneo más relevante en el continente europeo que muestra tendencias fascistas, así como las acciones imperialistas de asedio y provocación y su intento de sitiar a Rusia. El régimen derechista en Kiev, apoyado por los EE.UU. y la UE, le hace el juego a la estrategia de fortalecer la presencia de los imperialistas en la Europa del este a fin de enfrentar a Rusia. El Consejo Mundial de la Paz apoya la lucha del pueblo ucraniano. Nos oponemos resueltamente al régimen fascista y expresamos solidaridad sin reservas con los comunistas ucranianos y otras fuerzas progresistas sometidas a una infame persecución.

También seguimos con preocupación la persecución sufrida por las fuerzas antiimperialistas amantes de la paz en Turquía, y particularmente la Asociación por la Paz de Turquía, miembro del CMP, que fue prohibida por el gobierno en 2016 como secuela del intento de golpe. Exigimos su inmediata reincorporación. El gobierno de Turquía es aliado del imperialismo estadounidense y europeo en la región, y promueve una agenda reaccionaria, conservadora y agresiva contra su propio pueblo y vecinos. Como miembro histórico y estratégico de la OTAN, Turquía acoge cabezas nucleares de los EE.UU. y apoya directamente a las fuerzas extremistas y terroristas que están peleando en Siria.

Reafirmamos nuestra solidaridad con el pueblo de Chipre y con la posición del CMP adoptada en la más reciente asamblea por la reunificación de la isla y el fin de la ocupación turca, en una patria común para todos los chipriotas (chipriotas griegos y chipriotas turcos), sin tropas ni bases extranjeras, sin custodios ni guardianes, en un país reunificado, con una soberanía, una ciudadanía y una personalidad internacional, como se describe en las resoluciones correspondientes de las NN.UU. Además rechazamos y denunciamos los esfuerzos de colocar a Chipre directa o indirectamente bajo la OTAN, lo cual también formó parte de la invasión y ocupación parcial de la isla en 1974.

El CMP denuncia la presencia de la flota de la OTAN en el Mar Egeo con el pretexto de la ola de refugiados y emigrantes, y los planes de la OTAN en el área. Condenamos las acciones del gobierno griego que, al tiempo que renueva el acuerdo militar entre EE.UU. y Grecia en la base de Souda (Creta) está ofreciendo instalaciones para el despliegue de helicópteros militares de EE.UU. en suelo griego y la perspectiva de recibir drones en Creta.

Día a día el Mar Egeo se está convirtiendo en cementerio de cientos de familias que huyen de Siria, Irak y Afganistán destruidos por la guerra. Las islas griegas están siendo convertidas en campamentos de refugiados, sin recursos suficientes o adecuados para recibir y alojar a esta gente. Una cuestión clave en esta tragedia siguen siendo las regulaciones de la UE de los acuerdos Schengen y Dublín II, conjuntamente con el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía. Denunciamos la hipocresía de la UE y de los gobiernos de muchos de los países a través de los cuales están viajando los refugiados, que son abiertamente hostiles a ellos.

El CMP reitera su firme posición contra la OTAN como instrumento de la dominación imperialista y brazo armado de los imperialistas de EE.UU. y la UE. La expansión de la OTAN hacia el este, su asedio de Rusia a lo largo de sus fronteras, con el desplazamiento de tropas desde el Mar Báltico a Bulgaria y la instalación del Escudo de Defensa contra Misiles en Polonia y Rumania están aumentando la tensión agresiva y deliberadamente. Esto va de la mano con las sanciones de los EE.UU. y la UE contra Rusia. La OTAN está desarrollando y aumentando su arsenal enfocado en la capacidad de dar el primer golpe nuclear contra sus oponentes. Ha decidido aumentar el presupuesto militar de todos los miembros al 2% del PIB anual de cada uno. Exigimos la disolución de la OTAN a nivel global, al tiempo que apoyamos la lucha de los pueblos en cada Estado miembro de retirarse de ella. La Unión Europea, por su cuenta y/o con la OTAN, está actuando contra sus pueblos. Su política de Seguridad y Defensa Común constituye una peligrosa herramienta para la intervención extranjera y la agresión imperialista en muchas partes del mundo.

El plan reaccionario e imperialista para el “nuevo Medio Oriente”, respaldado por los EE.UU., la OTAN y la UE con su intervención militar abierta y en cooperación con los regímenes reaccionarios de la región, ha añadido nuevos sufrimientos a millones de personas que huyeron para salvar sus vidas a todos los países vecinos. Su objetivo fue y es el control de los recursos energéticos y las líneas de suministro y control geo-estratégico del área con nuevas fronteras y nuevos regímenes sumisos.

Expresamos nuestras condolencias a las familias de las víctimas del reciente ataque terrorista en Egipto, donde cientos de civiles perdieron sus vidas, y condenamos este acto cobarde e inhumano.

La política guerrerista e intervencionista de las grandes potencias, aliadas con fuerzas locales reaccionarias, es cada vez más intensa en todo el Medio Oriente. Siria, Afganistán, Irak, Libia, Líbano y Yemen son objetivos para la agresión imperialista y las intervenciones desestabilizadoras. Tomamos nota positivamente de los éxitos significativos del pueblo sirio en su lucha contra el terrorismo y la intervención extranjera. Declaramos
nuestra solidaridad con el pueblo progresista y amante de la paz y sus organizaciones en Siria, y reafirmamos su inalienable derecho a construir por ellos mismos un país laico, soberano y democrático en el cual las personas con diferentes credos puedan vivir juntas, con un gobierno legítimo y con integridad territorial. El CMP reitera su condena a los EE.UU. y sus aliados europeos, Turquía, Israel y las despóticas monarquías del Golfo, que han apoyado directa o indirectamente, financiado y entrenado mercenarios y grupos religiosos extremistas para atacar a Siria al costo de millones de vidas.

Expresamos nuestra seria preocupación por las nuevas amenazas del gobierno de los EE.UU. e Israel contra Irán, a la luz del posible retiro de los EE.UU. del acuerdo internacional sobre actividad nuclear firmado por el anterior gobierno de los EE.UU. y los otros miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Los peligros de una escalada del conflicto se refieren también a las relaciones en deterioro entre Irán y Arabia Saudita. Por la parte del CMP confirmamos nuestra solidaridad con el pueblo de Irán y sus fuerzas amantes de la paz contra cualquier interferencia extranjera en sus asuntos y en apoyo a su lucha por los derechos del pueblo en los aspectos sociales, políticos y en todas las esferas.

El CMP está seriamente preocupado por las declaraciones provocadoras y las amenazas proferidas por el imperialismo de los EE.UU. contra Irán, que han adquirido una dimensión muy peligrosa desde que Donald Trump visitara a Arabia Saudita – donde cerró una operación masiva de venta de armas por $300 miles de millones – y luego a Israel en mayo de 2017.

Por estos días otro crimen de guerra está siendo cometido con la mayor corriente humanitaria, según las NN.UU., en Yemen. Un país que se encuentra bajo fuertes ataques y agresiones por parte de una “coalición” liderada por los sauditas, que hoy en día ha provocado cientos de miles de casos de hambre y desnutrición y una pandemia de cólera en 2017, sin contar los miles de civiles que han sido asesinados por los bombardeos. El CMP denuncia la agresión contra el pueblo yemenita, que está siendo apoyada totalmente por los EE.UU., y exige el fin del cerco y el derecho del pueblo yemenita a decidir solos y libremente sus asuntos.

Denunciamos al régimen de Israel por la continua y creciente ocupación de las tierras palestinas con el apoyo del imperialismo, a fin de controlar toda la región. Esto continúa siendo un elemento clave en la estrategia de dominación y de impedir la paz en el Medio Oriente. El CMP reitera su solidaridad con la heroica lucha del pueblo palestino contra la política genocida y opresiva del estado de Israel, que somete al pueblo a una cruel opresión.

Defendemos el derecho inalienable del pueblo palestino al establecimiento de su Estado independiente y soberano con las fronteras anteriores al 4 de junio de1967 y con Jerusalén oriental como su capital, de acuerdo con las resoluciones de NN.UU. Exigimos el desmantelamiento de los asentamientos israelíes en la Franja de Gaza y la eliminación del muro de separación, así como la libertad de siete mil prisioneros políticos palestinos que se encuentran en prisiones israelíes, y el cumplimiento del derecho de los refugiados a regresar, de acuerdo con la Resolución 194 de NN.UU. Hacemos un llamado al reconocimiento del Estado de Palestina como miembro pleno de las NN.UU., por parte de los estados miembros de las NN.UU. El CMP analizará y lanzará una campaña bajo el lema: ¡FIN A LA OCUPACIÓN AHORA!

El CMP expresa su solidaridad con las fuerzas amantes de la paz en Israel, que enfrentan al régimen autoritario del país al tiempo que luchan hombro con hombro con el pueblo palestino por la causa común.

El CE del CMP expresa su solidaridad con el pueblo libanés por la defensa de la integridad y estabilidad del país, y denuncia los planes de convertirlo en un escenario para los programas de las fuerzas extranjeras. Exigimos la retirada de las fuerzas israelíes de las fincas Shebaa libanesas.

Expresamos nuestra seria preocupación por los problemas en la República Bolivariana de Venezuela, provocados por la guerra económica de la oligarquía local en conformidad con la posición agresiva del nuevo gobierno de los EE.UU., que continúa la política inaceptable y peligrosa de la Orden Ejecutiva de Obama que llama a Venezuela una “amenaza a la política exterior de los EE.UU. y a su seguridad”.

Denunciamos la abierta intervención en los asuntos internos del país y la amenaza de una intervención militar de los EE.UU. en Venezuela, especialmente después de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente. Esperamos que la Asamblea ayude a abrir caminos para resolver los problemas de forma pacífica y democrática, y al mismo tiempo para la profundización de las transformaciones en pro de los intereses de la inmensa mayoría del pueblo venezolano. Condenamos la reciente decisión de los ministros de Relaciones Exteriores de la UE, que impusieron sanciones a Venezuela, lo que constituye un acto de escalada de la interferencia de los EE.UU. en el país.

Reiteramos nuestra solidaridad con el pueblo de Puerto Rico, la colonia de EE.UU. en el Caribe, en su lucha por el derecho a la autodeterminación y contra la opresión multifacético a sus ciudadanos.

Estamos siguiendo con preocupación los eventos en Brasil, donde tras el golpe parlamentario en 2016 contra la presidenta electa, un gobierno anti-popular tomó el poder con el propósito claro y abierto de servir al capital local e internacional y con un programa reaccionario.

El CMP expresa su solidaridad con el pueblo de Argentina en el ejercicio de sus derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, y condena la burda violación por parte de los antiguos amos coloniales.

A un año del deceso del líder histórico y Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro, rendimos tributo y homenaje al líder que con su decisiva contribución no solo cambió la vida del pueblo cubano, sino que con su modestia y sabiduría fue un líder revolucionario de dimensión mundial y una de las pocas personalidades de ese nivel en el siglo XX.

El CMP reafirma su demanda incondicional del cierre inmediato y permanente de la Base Naval de EE.UU. en Guantánamo, territorio ocupado contra la voluntad del pueblo cubano, y por la devolución de dicho territorio a Cuba. Declaramos nuestra sincera e inquebrantable solidaridad con el pueblo cubano y su revolución, en la defensa de sus logros y el fin del criminal bloqueo de los EE.UU. y todos los demás intentos de interferencia desestabilizadora.

El CMP saluda a los pueblos de América Latina y el Caribe, y expresa su solidaridad con la lucha por el derecho soberano a decidir ellos mismos su propio futuro y su camino de desarrollo, libres de maquinaciones extranjeras y subversión. Subrayamos la importante decisión de la CELAC que declaró a la región “Zona de Paz”, reflejando los genuinos sentimientos y aspiraciones de la inmensa mayoría de la población del hemisferio occidental.

Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Colombia en su deseo por lograr una paz justa y vivir con dignidad después de la firma de los Acuerdos de Paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP). Al propio tiempo, denunciamos absolutamente el cobarde asesinato de campesinos, miembros de las FARC y líderes del movimiento social colombiano que están teniendo lugar en violación de los acuerdos.

El continente africano continúa experimentando diversos grados de inestabilidad como resultado directo de la intervención imperialista en busca de un programa para explotar sus recursos. El continente continúa estando caracterizado por problemas internos y externos como resultado de las maquinaciones locales y multinacionales del gran capital, que lo han arrastrado a guerras y creado inestabilidad política, y por las amenazas abiertas del imperialismo. El Comando de EE.UU. para África (Africom) continúa arrastrando a partes del continente al conflicto, y sus políticas expansionistas han resultado una ampliación de la huella del militarismo. Muchos gobiernos han sido arrastrados a juegos geopolíticos de posicionamiento entre los imperialistas, y el imperialismo busca conquistar más recursos y mercados para sus corporaciones multinacionales.

En el África Occidental, Francia continúa sojuzgándola y tiene una estrategia de dominación debido a las relaciones coloniales históricas, el idioma y otros factores que han existido durante muchos años. Turquía también se ha fijado el objetivo de involucrar al continente a fin de presentarse como un amigo genuino “sin intenciones ni historia de colonialismo y dominación”. Erdogán, entre otros, ha convocado a una cumbre Turquía-África para reclutar apoyo para sus objetivos y mercados para la burguesía turca. La UE se ha trazado un programa de la llamada promoción de la democracia y ha financiado procesos para la promoción de elecciones democráticas en muchos países africanos. China ha sido vista por muchos africanos como una amenaza debido a las relaciones históricas del imperialismo y su propaganda en el continente.

El CMP reafirma su solidaridad con el pueblo del Sahara Occidental. Condenamos la ocupación marroquí del Sahara Occidental y subrayamos nuestra solidaridad con la justa lucha del pueblo saharaui, por su derecho inalienable a la autodeterminación bajo un referéndum libre y democrático.

Es con estas convicciones que el Comité Ejecutivo del CMP está decidido a formular resoluciones y mociones que promuevan la amplia unidad en acciones por la paz, la democracia, la justicia social y la solidaridad entre los pueblos. ¡De esta forma fortaleceremos la solidaridad de los pueblos en la lucha por la paz, contra el imperialismo!

El CMP está enviando un mensaje a los pueblos del mundo, a la gente amante de la paz en todos los países, desde Hanoi, capital del heroico Vietnam, cuyo pueblo, bajo la sabia guía de Ho Chi Minh luchó heroicamente, cara a cara victoriosamente con el imperialismo estadounidense liberando y unificando el país. No importa cuán fuerte el enemigo pueda parecer o ser, los pueblos tienen el poder de resistir y de vencer, ya que constituyen la única “superpotencia”.

Hanoi, 25 de noviembre del 2017

MÁS DE MIL MUERTES EN BORINQUÉN DEJÓ MARÍA

Por Mauel E. Yepe
Colaborador del MOVPAZ

La cifra oficial de fallecidos a causa de los daños provocados por el huracán María en Puerto Rico fue de 62, pero un estudio del New York Times basado en los datos de la mortalidad diaria en la isla caribeña calcula la cifra real en 1,052 muertes.
El análisis de los periodistas del NYT Frances Robles, Kenan Davis, Sheri Fink y Sarah Almukhtar revela que en los 42 días inmediatos posteriores al paso del ciclón por Puerto Rico el 20 de septiembre con vientos de casi 150 millas por hora, esa fue la cantidad de personas murió en 2017 por encima del número de los que los que perdieron la vida en esos mismos días de los años 2015 y 2016.
“Antes del huracán María, teníamos un promedio de 82 muertes cada día. Ello cambió entre el 20 y el 30 de septiembre cuando el promedio diario se elevó a 118 defunciones diarias”, declaró la directora del Registro Demográfico de Puerto Rico, Wanda Llovet, en una entrevista a mediados de noviembre.
Los datos del mes de octubre todavía no se han brindado, pero se espera un incremento de la cifra de fallecidos respecto a la media de años anteriores porque el trabajo de acopio de éstos está siendo retrasado a causa de que el suministro de energía electica todavía está funcionando apenas al 70% de su capacidad y algunas partes de la isla aún carecen de electricidad.
El día más terrible fue el 25 de septiembre, cuando Ricardo A. Roselló, gobernador de Puerto Rico anunció la inminencia de una crisis humanitaria que podría provocar en la isla un éxodo masivo. Había ese día 90 grados Fahrenheit (32.2º Celsius) de temperatura, prácticamente
todo el país estaba sin electricidad, incluso en los hospitales, con todo lo que ello conlleva.
En uno de sus habituales twitter, el presidente Donald Trump conmocionó esa noche a los boricuas advirtiéndoles que la isla tendría que enfrentar el pago de su masiva deuda con la metrópoli y en particular con la Agencia Federal de Administración de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). Ese día murieron en Puerto Rico 135 personas, en comparación con 75 en 2016 y 60 en 2015.
Con las comunicaciones interrumpidas en casi toda la isla y los cadáveres apilándose en las morgues de los hospitales, el gobierno se mantenía aferrado al conteo inicial de 16 muertos por efecto del ciclón.
El 29 de septiembre, el ministro de seguridad pública de Puerto Rico, Héctor M. Pesquera, declaró en una entrevista que el conteo de los fallecidos no crecería mucho más. Cuando le preguntaron en una entrevista periodística si el conteo de los muertos aumentaría, el ministro contestó: -Estoy casi seguro que aumentará, pero no será al doble o al triple. Un ciclón no es como un terremoto que daña edificios y no se sabe si había 20 o había 300 personas hasta que no se examinan los escombros”.
El día que el ministro dijo esto, destaca del NYT, murieron 127 personas, 57 más que el año anterior.
El 3 de octubre, a casi dos semanas de la tormenta, Trump visitó la isla y allí encomió la baja tasa de muertes que había dejado el ciclón María al compararla con el Katrina que en 2005 provocó la muerte de 1,883 personas en Estados Unidos. “Esa sí fue una verdadera catástrofe” dijo el mandatario estadounidense como minimizando la gravedad de la tragedia puertorriqueña.
Cuando ocurrió aquella visita de Trump a Puerto Rico, habían muerto allí 556 personas más que la media en los dos años previos.
El NYT estima que en las tres semanas posteriores a la tormenta la cifra de muertos fue de 737. Si esas muertes fueran incluidas en el conteo del ciclón, María sería el sexto huracán más mortífero de la historia desde 1851.
El método en uso para el conteo oficial de las muertes a causa de tormentas en Estados Unidos varía según los estados. En algunos sólo se incluyen pérdidas declaradas por examen médico como las ocasionadas por ahogo en inundaciones. En otros se admiten las de causa indirecta,
como los suicidios, la diabetes y el Alzheimer. Pero en este caso las causas que evidenciaron alzas más agudas fueron las debidas a complicaciones por septicemia que mostraron alzas de hasta un 50% sobre las de años inmediatos anteriores, derivadas del retraso en la atención médica y las pobres condiciones materiales en las viviendas y hospitales. La neumonía y los enfisemas como causas de muertes tuvieron incrementos muy significativos.
En cualquier caso, María ha venido a confirmar que el status de “libre asociación” de Puerto Rico no le brinda, en situaciones extremas, un mejor trato que el colonial de siempre.

Diciembre 14 de 2017.

RUMBO A NUEVAS VICTORIAS

Por: Adán Chávez Frías
Estamos en presencia de la mayor ofensiva imperial en contra de la democracia y de la autodeterminación de los pueblos. El reconocimiento de manera unilateral de Jerusalén como capital del Estado israelí por parte de la administración Trump, pone en riesgo la paz en la región y en el mundo.
Ésta, junto a otras decisiones de la Casa Blanca que contradicen todo el andamiaje legal sobre el cual se construye el sistema de relaciones internacionales, nos señala claramente que el imperialismo norteamericano se encuentra en una de las fases más irracionales, peligrosas y belicistas de la historia, en la que está dispuesto a violentar cualquier normativa, principio, o ley para el logro de sus objetivos.
Las reacciones no se han hecho esperar y la comunidad internacional en su mayoría, ha condenado esta acción violatoria del derecho internacional y de todos los esfuerzos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por la búsqueda de una solución pacífica y consensuada al conflicto palestino.
Pero la agresión va más allá. En Honduras, la embajada estadounidense en Tegucigalpa, en clara injerencia en los asuntos internos de esa nación, ha solicitado al candidato de la alianza progresista Salvador Nasralla, que se desmarque de la figura política de Manuel Zelaya y de cualquier referencia al chavismo o a la democracia socialista.
Nuevamente, EEUU coloca a Centroamérica al borde de un conflicto y de la inestabilidad, al avalar un fraude electoral y socavar el sistema democrático hondureño. Hacia el Sur, el gobierno de Macri ha iniciado en Argentina, la judicialización y la criminalización de los que se le enfrentan, con la persecución política desatada contra la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner y otros dirigentes vinculados a la etapa del mandato gubernamental de esta destacada lideresa política y social de nuestra Patria Grande.
Dando continuidad a su política intervencionista en los asuntos internos de Venezuela, la Oficina de Operaciones de Conflicto y Estabilización del Departamento de Estado norteamericano pagó casi 1 millón de dólares a grupos de “expertos”, para que estudien y diseñen estrategias con el propósito de intentar aniquilar el proyecto socialista bolivariano y para la implantación de un gobierno de derecha que allane el camino a la restauración neoliberal, tal y como lo revelaron los mismos medios estadounidenses hace pocos días.
Pero aquí estamos los pueblos, resistiendo a la embestida con mayor conciencia, más organización, más unidad y mayor convicción. Esta es una batalla crucial entre el fascismo imperial y la vocación pacífica, humanista y democrática de la mayoría de los habitantes de este planeta. No podemos fallarle a las futuras generaciones, porque de imponerse el criterio de los que no creen en la paz y en la democracia, la humanidad se sumiría en la barbarie y retrocederíamos a pasos gigantescos a un período de oscurantismo y de miseria. Hoy más que nunca los pueblos debemos estar unidos en nuestra lucha contra el imperialismo y el neoliberalismo en todo el mundo.
Este 10 de diciembre, a 158 años de la histórica batalla de Santa Inés, el pueblo patriota venezolano, el pueblo de Bolívar, Zamora y Chávez, ratificó con su participación en las elecciones municipales una vez más su confianza en el Poder Electoral y su convicción de continuar por el camino de la paz y el entendimiento; por el camino de la defensa de la soberanía y el derecho a la libre determinación de nuestro destino. Estamos preparados para nuevos retos, nuevos escenarios y nuevas victorias.
El 2018 será un año decisivo para la Revolución Bolivariana. Asumimos como proceso histórico de liberación nacional el desafío de enfrentar la traición y la contrarrevolución en todos los terrenos y derrotarlas. En esta etapa debemos superar los obstáculos para garantizar la continuidad y el avance de nuestro proyecto socialista en el plano económico, desarrollando un nuevo modelo de producción y de distribución; pero igualmente, en el plano social-organizativo y fundamentalmente, en lo que significa acelerar la Revolución Cultural.
Estos días próximos a la Navidad, son días de alegría y de reunión familiar, pero también de reflexión. En los últimos meses, presenciamos la esencia del plan que el imperialismo quiere para nuestro país: sumirnos en el caos, la muerte y la desesperanza. En una contienda que no fue fácil y que dejó casi 200 víctimas mortales, aplastamos la violencia fascista con la elección de la nueva Asamblea Nacional Constituyente. Eso solo fue posible gracias a la conciencia social del pueblo, un pueblo que como Cristo, quiere paz, amor, justicia, bienestar, respeto y tolerancia para todos. Preparémonos entonces para seguir cultivando los valores cristianos, que son también los valores de esta Revolución Bolivariana y Chavista. Preparémonos para continuar defendiendo nuestra Patria, nuestra independencia y nuestra soberanía. ¡Unidos seremos victoriosos!

¡Con Chávez Siempre!

Caracas, 10 de diciembre 2017.

Jerusalén Oriental pertenece a Palestina

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos manifiesta su firme condena a la decisión unilateral del Presidente de los EEUU Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital del Estado de Israel, destrozando con su firma la diplomacia política sostenida durante decenios por los sucesivos gobernantes de esa nación, y desoyendo las opiniones de los mandatarios de las grandes potencias europeas y musulmanas.

Esta nefasta disposición que da cumplimiento a una de sus promesas electorales, constituye un retroceso total de las complejas negociaciones de paz llevadas a cabo por palestinos e israelíes con la mediación de los organismos internacionales, es una peligrosa violación de la Carta de la ONU y de las Resoluciones emitidas por esa organización supranacional y establecidas por el Derecho Internacional.

La acción personal del Presidente de los EEUU Donald Trump, amenaza con desencadenar una escalada de violencia en ese territorio y en el Medio Oriente, y podría tener repercusiones negativas para la paz y la seguridad internacional, incluyendo a la principal potencia mundial.

Jerusalén durante siglos no ha sido el remanso de paz para los fieles de las tres grandes religiones monoteístas: judíos, cristianos y musulmanes; por el contrario, la historia de ese territorio sagrado ha estado marcada por fuertes disputas.

Con esta acción, el Presidente de los EEUU refrenda un siglo después la Declaración de Balfour en la que el Gobierno británico declaró su apoyo al proyecto sionista en detrimento de los derechos del pueblo palestino y de las naciones árabes e islámicas.

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos manifiesta su incondicional solidaridad con el hermano pueblo palestino, en estos momentos legítimamente conmocionado por la vileza de la decisión del Presidente estadounidense.

Instamos a la comunidad internacional a respaldar el derecho legítimo del pueblo palestino de tener un Estado demarcado en las fronteras de 1967, con su capital en Jerusalén Oriental, y a realizar acciones efectivas que posibiliten retomar las negociaciones de paz entre palestinos e israelitas que finalmente permitan lograr una solución justa y definitiva para Palestina.

¡¡¡Solidaridad con Palestina y su Pueblo!!!

Declaración de la Unión Árabe de Cuba

La Unión Árabe de Cuba y la comunidad cubano-árabe, expresan su más enérgica condena a la decisión del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer al Estado de Israel y de trasladar a ella la embajada norteamericana.
Tal insensata medida viola los estatus internacionales de la Ciudad Santa, el derecho internacional y las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas.

Esta provocadora determinación, obstaculiza la solución pacífica del conflicto israelo-palestino y lesiona los derechos inalienables de ese pueblo árabe a la constitución de su estado independiente, con Jerusalén como capital.

La colectividad cubano-árabe, se une al clamor internacional en el rechazo a tan ilegal, injusta e inmoral medida.

Unión Árabe

DECLARACIÓN FINAL DE MONTEVIDEO

Encuentro Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo

1.Los movimientos, organizaciones sociales y diversas expresiones del campo popular de las Américas, herederos y protagonistas de las luchas contra el imperialismo y los regímenes militares en América Latina y El Caribe, que nos levantamos contra la agenda neocolonial de libre comercio, privatización, saqueo y pobreza representada en el derrotado proyecto del ALCA, reafirmamos los principios de solidaridad e internacionalismo que nos unen, así como el compromiso de seguir luchando por una transformación sistémica contra el capitalismo, el patriarcado, el colonialismo y el racismo.
2.Reunidos en el Encuentro Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo, realizado en Montevideo, Uruguay, entre los días 16 al 18 de noviembre, luego del intenso intercambio de experiencias y luchas, ratificamos la agenda unitaria y de articulación de fuerzas sociales y políticas que acordamos en el Encuentro de La Habana, en noviembre de 2015.Reafirmamos la necesidad de re-articular las diversas alternativas e iniciativas populares para enfrentar el modelo de dominación capitalista neoliberal.
3.El avance del Capital sobre los pueblos y sus territorios nos muestra que capitalismo, racismo y patriarcado forman un modelo entrelazado de múltiples dominaciones. La nueva ofensiva de fuerzas neoliberales profundiza los mismos mecanismos de acaparamiento de territorios, saqueo de los bienes comunes, explotación del trabajo y control de los cuerpos. Las tasas de ganancia son garantizadas por ajustes que se sostienen sobre más trabajo sin derechos y sobrecarga de trabajo no pagado de las mujeres, que garantizan que la vida se sostenga en el marco de la precarización acelerada de sus condiciones de vida. Las Empresas Transnacionales (ETN), y las elites nacionales asociadas, son las mayores beneficiarias del modelo de globalización neoliberal. La arquitectura de esta dominación se expresa en los tratados de libre comercio y de inversión de nueva y vieja generación cuyo garante es, entre otros, la Organización Mundial de Comercio (OMC).
4.A su vez, el sistema de endeudamiento perpetuo es un mecanismo de dominación, de condicionamiento del modelo productivo y de expropiación de los recursos públicos y bienes colectivos, al mismo tiempo que profundizan el lucro de las elites locales, cada vez más corruptas y dependientes del sistema financiero internacional.
5.Esa misma alianza es la que agudiza la disputa entre el proceso de acumulación permanente del capital y los procesos de sostenibilidad de la vida, generando una explosión de conflictos socio-ambientales en la región, facilitando el acaparamiento de tierras y el desplazamiento de grandes masas de campesinas y campesinos y pueblos originarios, creando una crisis migratoria, ambiental y alimentaria. Al profundizar los procesos de financierización de la economía y de la naturaleza, se están destruyendo las bases nacionales y las competencias soberanas de los estados para desarrollar políticas públicas ambientales y laborales en favor de los pueblos.
6.Las instituciones de la democracia formal y el ejercicio de los derechos humanos se han convertido en un obstáculo para esa dinámica del capital. Eso explica la reducción de los espacios de la democracia, el desconocimiento de la voluntad popular, la criminalización y judicialización de la política, cuya expresión culminante, entre otros, ha sido el golpe parlamentario, jurídico y mediático contra la presidenta Dilma Rousseff y la pretensión de impedir la candidatura del expresidente Lula da Silva en Brasil.
7.El proceso de monopolización, concentración y control de la información y la tecnología por parte de corporaciones mediáticas, con ramificaciones hacia otras ramas de la economía, es un atentado a las bases de la democracia. Ya que en un mundo globalizado quien controle y distribuya la información tiene poder incluso por sobre los poderes políticos y la soberanía popular.
8.La derecha continental pretende avanzar en la precarización de las relaciones laborales y la eliminación de la negociación colectiva, la desregulación de las contenidas en las reformas brasileñas y argentinas, así como la ofensiva de la patronal uruguaya contra la negociación colectiva en la OIT, son claros ejemplos de esa estrategia.
9.Este nuevo avance conservador y reaccionario refuerza discursos de odio y misoginia concretizados en prácticas racistas y discriminatorias contra afrodescendientes, pueblos originarios, migrantes y la población joven de los sectores populares. El control sobre los cuerpos y la sexualidad se impone con feminicidios, criminalización del aborto, violencia contra las mujeres y la población LGBTI. Las políticas xenofóbicas, racistas y de criminalización de los migrantes que se han instalado en el discurso político en EE.UU y la Unión Europea, son peligrosamente imitadas por la derecha fascista de América Latina y el Caribe.
10.A esto hay que sumarle el ataque a los derechos humanos, la criminalización de los movimientos populares, el asesinato y la desaparición de líderes y lideresas sociales. La impunidad del terrorismo de estado de ayer se convierte en base fundante de la impunidad de hoy del gran capital.
11.Como parte de esa avanzada, el gobierno de los EE.UU. pretende reforzar su influencia imperial en la región y despliega una política de intervencionismo abierto que, utilizando todos los dispositivos diplomáticos, culturales, económicos y militares, ataca la soberanía de los países de la región. La estrategia de militarización a través de la ampliación de bases militares y la presencia de tropas con ejercicios “humanitarios” ocultan la pretensión de control territorial sobre los bienes comunes estratégicos de la región. La permanencia de fuerzas de seguridad extranjeras en Haití, como parte de la nueva misión de la ONU, Misión de Naciones Unidas para la Justicia de Haití (MINUJUSTH), continua la ocupación de ese pueblo y responde a esta misma lógica.
12.Esta estrategia imperial se condensa en la guerra multidimensional contra Venezuela, que tiene momentos de violencia paramilitar, de bloqueo económico, asfixia financiera, sanciones internacionales, criminalización mediática y aislamiento diplomático.
13.El grave incumplimiento de los acuerdos de La Habana que pone en serio peligro al proceso de Paz en Colombia y profundiza la violencia en la ocupación de territorios por parte de fuerzas paramilitares, con el recrudecimiento de los asesinatos cada vez de líderes sociales populares. A su vez se ve estancado el proceso de dialogo con el ELN por parte del gobierno, que desconoce al mismo tiempo la participación de los sectores agrarios, campesinos y afros en dicho proceso.
14.Por otro lado, el imperialismo continua el ataque a los procesos que mantienen gobiernos progresistas y de orientación popular, recrudece el criminal bloqueo contra Cuba y hace retroceder el proceso de normalización de las relaciones entre EEUU y la isla; toma medidas contra el gobierno de Nicaragua; impulsa el sabotaje a la gestión del gobierno de El Salvador; y asedia al gobierno de Bolivia.
15.También se ve amenazada la nueva institucionalidad regional impulsada los últimos años, como UNASUR y CELAC, que aun con déficits en sus contenidos y participación, constituyen esfuerzos importantes hacia una integración no subordinada a la política de EE.UU., hacia la región. Así mismo denunciamos los retrocesos que afectan el proceso de Mercosur y lo reorienta a la agenda del neoliberalismo.
16.Reivindicando las importantes conquistas sociales y políticas obtenidas por los gobiernos populares en los últimos años, reconocemos limitaciones que enfrentamos en estos procesos, especialmente la falta de reconocimiento de la importancia de la movilización social organizada para avanzar en esa transformación y superar la lógica depredadora del sistema capitalista.
17.Desde Montevideo y bajo el influjo enriquecedor de haber compartido las diferentes experiencias de lucha y resistencia y creatividad, de comunidades, colectivos y organizaciones que construyen formas diversas de enfrentamiento al poder del capital y de alternativas solidarias desde y para los pueblos, ratificamos nuestra apuesta a la Jornada Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo, como proceso amplio, diverso, plural y unitario y espacio de articulación de las resistencias y alternativas de nuestros pueblos.
18.Es fundamental reforzar la acción política de movilización, organización y lucha desde las fuerzas populares para construir las democracias verdaderas e impulsar un proyecto político de unidad de transformación de carácter popular en América Latina y el Caribe. No puede haber democracia sin participación, sin distribución de la riqueza, sin acceso a la información y la justicia.
19.Continuaremos luchando por la integración de nuestros pueblos y naciones reivindicando nuestra diversidad cultural, social, política y económica, colocando en el centro los derechos de los pueblos.
20.Enfrentaremos la ofensiva reaccionaria, afirmando la libre circulación de las personas y el reconocimiento de la ciudadanía universal.
21.Asumiremos la defensa innegociable de la autonomía y libertad de las mujeres, la lucha para poner fin al feminicidio y todas las violencias machistas, también afirmamos el derecho al aborto legal, público y seguro.
22.Enfrentaremos a las empresas transnacionales y sus estrategias de captura y sometimiento de las instituciones democráticas, promoviendo acciones concretas para reducir el espacio que tienen para evadir y eludir sus responsabilidades.
23.Nos movilizaremos para que se establezcan instrumentos nacionales e internacionales que impidan que los derechos de las empresas tengan primacía sobre los derechos humanos y de los pueblos, participando del proceso para la adopción de un Tratado Internacionalmente Vinculante sobre Empresas Trasnacionales y DDHH.
24.Impulsaremos una integración popular que respete la diversidad de nuestras culturas. Que se construya desde la participación protagónica de nuestros pueblos. Que defienda la paz y la autodeterminación en nuestros territorios, libre de bases militares e intervencionismos, con complementariedad de las economías y relaciones de solidaridad y cooperación.
25.Continuaremos reivindicando la reforma agraria integral y popular, como proceso que garantice a los y las campesinas el acceso a la tierra, el agua y el territorio así como la protección de la semilla criolla, y de los saberes ancestrales fomentando de esta manera el desarrollo de la soberanía alimentaria y la agroecología para alimentar a nuestros pueblos.
26.Continuaremos impulsando la articulación de nuestros medios alternativos y populares bajo una estrategia de comunicación coordinada y también sostendremos la lucha por la democratización de la comunicación en cada uno de nuestros países como una forma de limitar el poder mediático en la región. Enfrentaremos el poder de las transnacionales defendiendo la internet libre y las tecnologías libres.
27.Mantendremos nuestra solidaridad con el pueblo de Venezuela y su derecho soberano a desarrollar su proyecto social, político y económico sin agresiones, ni injerencias, con garantía de la paz y el respeto de sus instituciones.
28.Desde Montevideo, convocamos a todos los actores sociales que no hacen parte de la Jornada y a las fuerzas políticas del continente para construir de conjunto una estrategia que nos permita fortalecer la movilización popular y las luchas en la región.
29.Ese camino de unidad es condición para trascender los marcos de la economía dominante y plantear otras formas de organizar las relaciones sociales, productivas y reproductivas que, asentadas en la igualdad, la solidaridad y la justicia social y ambiental, construyan la soberanía alimentaria y energética de nuestros pueblos y la vida digna en nuestros territorios.

En Tal sentido nos convocamos a:
1.Movilizarnos para repudiar la Cumbre Ministerial de la OMC en Buenos Aires en diciembre de 2017.
Año 2018
2.Movilización unitaria de todos los movimientos el 8 de marzo
3.Estar presentes y colocar nuestra agenda contra el libre comercio y las transnacionales en el Foro Mundial Alternativo del Agua (FAMA), Brasilia, marzo.
4.Movilización unitaria de todos los movimientos el 1ero. De mayo.
5.Movilizarnos para denunciar la realización de la Cumbre de las Américas en Lima, en junio de 2018, como escenario en el que se pretende reinstalar la agenda de dominación neocolonial e imperialista en el continente.
6.Organizar nuestra acción unitaria alrededor de la Cumbre del G20 en Argentina, segundo semestre de 2018.
7.Finalmente llamamos a todos los pueblos del continente a movilizarnos de manera unitaria, combativa y solidaria en todos nuestros países la semana del 19 al 25 de noviembre, reivindicando la agenda acordada en el Encuentro de Montevideo, como expresión de la acción de nuestros pueblos en Defensa de la Democracia y Contra el Neoliberalismo.

Encuentro Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo, 18 de noviembre de 2017, Montevideo, Uruguay

Masacre en Texas


Por Manuel E. Yepe Miembro del Secretariado y colaborador del MOVPAZ

Apenas 24 horas después de la masacre en una iglesia de Texas, el presidente estadounidense Donald Trump formuló tres ideas “trascendentales” que revelan su pensamiento acerca del problema que representa para la seguridad de su país la tenencia descontrolada de armas de fuego, un fenómeno cada vez más extendido en la población de Estados Unidos.
En primer lugar, sostuvo que las armas no eran el problema. En segundo lugar, que quien detuvo al autor de la masacre fue una persona muy
consciente que portaba una pistola. En tercer lugar, que la verdadera culpabilidad por el hecho recae en la enfermedad mental que sufría el
autor de la masacre.
En un artículo de fondo del periódico The Nation, vocero del ala más progresista del Partido Demócrata, su analista principal David M.Perry, descarta la apreciación de Trump de que “felizmente, un buen hombre armado impidió la continuidad de la masacre”.
La descripción de los detalles de la matanza es horripilante: El asesino, un hombre de piel blanca con amplio historial de violencia
doméstica, llegó a la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, Texas, armado con un rifle AR-15 y abrió fuego. Entre las víctimas
estaban la hija de catorce años del pastor de la iglesia, de 72 años de edad; una mujer embarazada, y numerosos niños.
Una familia logró esconderse en un cuarto de baño, en el que se apreciaban huellas de balas en las paredes. Un niño de ocho años se siendo acribillados.
Luego que el asesino había dado muerte a 26 personas, herido a otras 20 y traumatizado a toda la comunidad, salió de la iglesia, dejó caer
su rifle en presencia de un civil armado, subió a su auto y huyó hasta que se estrelló contra otro automóvil, para finalmente suicidarse con
un disparo de su pistola en la cabeza.
Según el artículo de The Nation, la valoración del mandatario estadounidense, que atribuye la responsabilidad del desastre a la enfermedad mental del asesino y no a la tenencia de armas por personas no calificadas para su posesión, es la típica explicación de la violencia en el país que manejan los políticos republicanos.
Unos días después de la masacre en Texas, Trump declaró en Japón, donde iniciaba un periplo oficial por varios países de Asia, que “tenemos un montón de problemas de salud mental en nuestro país, como igualmente lo tienen otros países, pero en ningún caso se trata de problemas generados por las armas mismas.”
Los cadáveres en la iglesia y el trauma experimentado por los supervivientes demuestran claramente que el incidente no se detuvo por efecto de que había allí una persona armada dispuesta a impedir la continuidad de la matanza, como ha pretendido hacer ver Trump, argumenta el artículo de David M. Parry en The Nation.
El énfasis en la salud mental es simplemente una forma de desviar la atención de la necesidad de hablar los peligros de la tenencia sin control de las armas de fuego. “Nuestro sistema de salud mental está necesitado de mucha ayuda, pero no para frenar la violencia de las armas precisamente, porque sólo del 3 al 5 por ciento de los actos violentos involucran a personas con discapacidades psiquiátricas que sólo constituyen sólo el 18% de la población”, afirma Parry.
Unos días después de la masacre de Texas, en Japón, Trump declaró:”tenemos un montón de problemas de salud mental en nuestro país, igual que lo tienen otros países, pero en ningún caso se trata de problemas generados por la tenencia de armas.”
Le falto a Trump agregar que entre las cerca de 200 naciones del mundo con pobladores que tienen problemas de salud mental, Estados Unidos es
el líder indiscutible en balaceras masivas.
El artículo de The Nation sostiene que no es cierta la versión de Trump de que “un buen hombre con un arma” impidió la continuación del la masacre. Los cuerpos inertes en la iglesia y el trauma de los supervivientes demuestran claramente que el incidente no se detuvo por la intervención armada de algún civil.
La versión del mandatario estadounidense que atribuye la responsabilidad de los tiroteos a la salud mental de los implicados, es la típica explicación republicana de la violencia. Son muchos los políticos republicanos (y algunos demócratas) que han expresado este criterio durante décadas para justificar su apoyo y su punto de vista “coincidente” con el de los comerciantes de armas que representa el multibillonario lobby de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) en la cuestión del control o la liberación de las ventas de armas a la población.
Noviembre 13 de 2017.

DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA DE PUEBLOS DEL CARIBE SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO

Nosotros, hombres y mujeres del Caribe representados por la Asamblea de los Pueblos de nuestra región, hacemos un llamado a la conciencia de todos y todas para enfrentar las consecuencias del cambio climático que amenaza con poner en grave peligro la vida humana en el planeta.

Sin ser los responsables de la situación, los países del Sur, y más aún los pequeños estados insulares, somos quienes enfrentamos las peores consecuencias. Hace pocas semanas hemos sufrido, junto a algunas zonas de América Central y los Estados Unidos, el azote de eventos meteorológicos muy severos que han provocado pérdidas irreparables de vidas e incalculables daños en la infraestructura y la economía de nuestras naciones que incidirán por mucho tiempo en la salud y las condiciones de vida de la población, con especial énfasis en los sectores más vulnerables.

Teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, proponemos:

1.Exigir a los gobiernos colocar la agenda climática como una prioridad en tanto de ello depende la consecución de cualquier otro objetivo, incluso los objetivos de desarrollo sostenible, aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

2.Exigir a la comunidad internacional, y en especial a las naciones desarrolladas más contaminantes, el cumplimiento de lo pactado en el Acuerdo de Paris y de las metas de disminución de emisiones y otras medidas dispuestas por cada Estado parte, para intentar mantener los índices de aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales, así como no abandonar los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 °C.

3.Reconocer y apoyar el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas de cada país, principio que avala el concepto de deuda ecológica de la cual son acreedores los países pobres y subdesarrollados del sur global, actualmente en situación de mayor vulnerabilidad.

4.Instar a las naciones desarrolladas al cumplimiento de sus compromisos de financiamiento y a asumir otros nuevos y adicionales que permitan enfrentar con realismo la crisis actual.

5.Exigir a la comunidad internacional y a las organizaciones internacionales que se garantice, en condiciones ventajosas y flexibles, la transferencia de tecnologías de energía sostenible a los países en desarrollo, así como un acceso más efectivo a los
conocimientos relacionadas con estas. Igual tratamiento debe dársele a tecnologías que sustituyan procesos altamente contaminantes.

6.Exigir a los gobiernos integrar de forma efectiva la adaptación al cambio climático en las estrategias nacionales de desarrollo.

7.Exigir a los gobiernos la elaboración de planes contra desastres con la participación de la población y que coloque la garantía de los derechos humanos y la preservación de la vida en primer lugar, previendo medidas de contingencia para garantizar servicios de energía eléctrica, agua, atención a la salud, alimentación, comunicaciones y materiales de primera necesidad.

8.Denunciar los insostenibles patrones de consumo sobre los que funcionan los países capitalistas desarrollados y que son exportados a los países subdesarrollados penetrando sus culturas y agravando su situación.

9.Rechazar la retirada de EE.UU., uno de los países más contaminantes del mundo, del Acuerdo de París. Refutar el negacionismo de su actual administración, que ha dado carta abierta a proyectos contaminantes que exponen a su población y a la del resto del mundo a los mayores peligros. Rechazar el abandono de que ha sido objeto Puerto Rico, enclave colonial en nuestra área, dejado a su suerte después del paso del huracán María.

10.Solidarizarnos con todos los Estados insulares que tienen en el cumplimiento de estas propuestas la clave de su subsistencia.

Defendamos nuestro derecho a la paz y a la vida.

ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DEL CARIBE

San Dolio, República Dominicana, 29 de octubre de 2017

DECLARACIÓN FINAL DE LA 7ª ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DEL CARIBE


DECLARACIÓN FINAL DE LA 7ª ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DEL CARIBE

Venimos de una rica experiencia de 23 años después de la fundación de este espacio articulador creado en 1994 como fruto de una iniciativa de los sectores progresistas de Trinidad Tobago y de las organizaciones sindicales de este país. En 2017 la 7ª APC se realizó con la firme voluntad de seguir esta construcción definiendo orientaciones y pautas para enfrentar colectivamente la crisis del capitalismo global impulsando procesos de integración soberana guiados por el buen vivir de nuestros pueblos.

Esta 7ª Asamblea fue dedicada a Fidel Castro, Che Guevara y Jesús Adón. El carácter de la crisis actual con sus múltiples dimensiones interconectadas exige retomar el camino de las rupturas revolucionarias inspirándonos en su legado y valiosas enseñanzas para las actuales y futuras generaciones.

A pesar de la profundidad de la crisis global se evidencia que no hay solución a la misma dentro de la lógica capitalista. Sin embargo, estamos convencidos de que el capitalismo no muere de crisis sino de revolución.

El carácter salvaje del capitalismo neoliberal nos proyecta en una época de guerras. Estamos frente a un proceso de remilitarización imperial de la cuenca del Caribe azotado por la presencia de un gran número de bases militares, las infraestructuras y los ejércitos de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Holanda frecuentemente disfrazados detrás de supuestos acuerdos de cooperación e intervenciones humanitarias. La reciente incorporación de Colombia a la OTAN, junto a la construcción de nuevas bases militares simbolizan peligros ygraves amenazas para la región. Nuestra Asamblea condena la criminalización de la protesta social y el uso de la fuerza a que son sometidos los movimientos populares y líderes sociales. Por tal motivo envía un saludo solidario a las luchas sindicales del Caribe expresando un apoyo directo a la lucha de la Unión General de Trabadores de Guadalupe (UGTG), en especial al camarada Elié Domota.

Somos pueblos rebeldes que históricamente hemos demostrado nuestra capacidad a desafiar el orden mundial estableciendo proyectos nacionales opuestos radicalmente a las lógicas de acumulación del sistema dominante.

Estamos en medio de una violenta crisis que golpea fuertemente los sectores populares, los trabajadores y todos los pueblos del Caribe. Esta crisis debe estimular nuestro compromiso de unirnos como pueblo caribeño para enfrentarla juntos y fortalecer nuestra capacidad y determinación de transformar la crisis en una oportunidad para construir una civilización caribeña basada en la soberanía y el bienestar de nuestros pueblos.

Durante los ricos e intensos debates de la 7ª Asamblea y los encuentros previos hemos traído al presente las luchas históricas de nuestros pueblos contra la opresión y la explotación, destacando las tradiciones del cimarronaje y las grandes victorias revolucionarias de Haití y Cuba de 1804 y 1959. Este año 2017 nos invita a reflexionar sobre la gloriosa Revolución rusa de 1917, los 150 años de la publicación del primer tomo del Capital de Karl Marx, el centenario de la publicación de la obra de Lenin sobre el imperialismo y los 50 años del asesinato del Che Guevara.

No existe mejor homenaje al comandante Fidel Castro Ruz que dedicar este encuentro caribeño a su legado, su vocación solidaria y la extraordinaria creatividad que le permitió renovar el internacionalismo. Pronunciar su nombre es y será siempre una convocatoria a caminar con el sentido del momento histórico. Su ejemplo nos da la certeza de que es posible, en el peor de los escenarios, convertir las derrotas en victorias.

Nos reunimos por segunda ocasión en estas tierras que fueron testigos de una sangrienta intervención militar norteamericana en abril de 1965, donde la sangre de heroicos dominicanos, entre ellos Francisco Caamaño y otros internacionalistas fertilizan los ideales de lucha revolucionaria, tierras que también atesoran la valentía y ejemplo a seguir de grandes heroínas como Mamá Tingó y las hermanas Mirabal. Jóvenes revolucionarios haitianos como Jacques Viaud que entregaron su vida defendiendo la dignidad de la nación dominicana.

Representantes de sindicatos, organizaciones políticas, feministas, ecologistas, campesinas y juveniles, así como otros movimientos sociales y populares de 19 países de la región del Caribe y otros países invitados (Bahamas, Barbados, Belice, Brasil, Cuba, Curazao, Dominique, Guadalupe, Guyana, Haití, Jamaica, Martinica, México, Puerto Rico, República Dominicana, Surinam, Trinidad & Tobago, Uruguay y Venezuela) se reunieron en Santo Domingo, República Dominicana del 26 al 30 de octubre de 2017, después de haber respondido al llamado para continuar la lucha por la integración del Caribe basada en la soberanía y la solidaridad. La Asamblea reconoció que la integración debe tomar como actores centrales a las personas, las comunidades, los pueblos y sus intereses fundamentales como eje articulador. Estamos decididos a rechazar y seguir la lucha contra los acuerdos de libre comercio y los modelos económicos de la globalización capitalista neoliberal que contribuyen a desarticular nuestros territorios y nuestras sociedades reforzando la dominación de las potencias imperialistas y de las empresas transnacionales. Los y las participantes han saludado el magnífico trabajo impulsado por Hugo Chávez que son la fuerza motriz de la UNASUR, la CELAC, PETROCARIBE y de muchas otras iniciativas en la ruta de la construcción de la soberanía alimentaria, energética y financiera para nuestra región

Este séptimo encuentro reafirma los objetivos de la ACP de apoyar y contribuir al fortalecimiento de movimientos y organizaciones sociales en el Caribe, enfatizando su convergencia y articulación para promover nuestra identidad caribeña. Su esencia se basará en el respeto por la diversidad y la resistencia contra todos los ataques de dominación colonial y sus diversas formas de opresión, criminalización y sus nuevas modalidades de recolonización. De forma particular hacemos un llamado al cese de los feminicidios en países de la región.

Los y las participantes de la 7ma ACP confirman que el cambio climático es real y es una amenaza existencial para todos los pueblos del Caribe y del mundo. De igual manera reconocieron que la actividad humana en el avance del modelo de desarrollo capitalista está disminuyendo la calidad del clima. La Asamblea se solidariza con los pueblos de Puerto Rico, Antigua and Barbuda, St. Thomas, Dominica, St. Martin, Guadalupe, Bahamas, Cuba, República Dominica, Haití que tuvieron que lamentar la pérdida de cientos de vidas y grandes afectaciones económicas por el paso de 3 huracanes de gran intensidad, muchas de estas islas fueron prácticamente devastadas. Las consecuencias del cambio climático afectarán cada día a nuestros frágiles ecosistemas. Los y las delegadas de la 7ª Asamblea exigimos la creación del estatus de refugiado climático ante eventos extremos como los que acaban de suceder en el Caribe. ¡Debemos cambiar el sistema no el clima!

Condenamos el tratamiento que fue reservado a los y las ciudadanas puertorriqueños, exigimos el retiro de la ley de cabotaje Jones, exigimos el respeto de nuestros hermanos y hermanas puertorriqueños. Denunciamos la gestión de esta grave crisis humanitaria por la administración Trump que resalta la teoría del capitalismo del desastre, condiciones que nos hacen exigir rotundamente el fin del estatus colonial de esta isla hermana. La APC considera que constituye una vergüenza que en pleno siglo XXI sigan existiendo países y territorios bajo el yugo colonial. Nuestra Asamblea exige al Comité de Descolonización de las Naciones Unidas incluir el resto de los países caribeños bajo este estatus. Demandamos con firmeza la independencia y soberanía para estos pueblos. La APC se solidariza igualmente con la independencia de Palestina y el Sahara Occidental.

En casi todos los países del Caribe, continúa una crisis de deuda aparentemente interminable, que ha dado lugar a la violación de los derechos económicos, sociales y culturales de nuestros pueblos; el afianzamiento de la pobreza estructural masiva de nuestra gente; el ataque a los derechos de los trabajadores y de los sindicatos; la destrucción del sector agrícola y la marginación de los campesinos. En este sentido rescatamos las palabras de Fidel Castro en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Rio de Janeiro en 1992 cuando sentenció: “Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desaparezca el hambre y no el hombre”.

La 7ª APC está convencida de que los procesos de reparación del crimen de la esclavitud, así como de los procesos criminales de saqueo y de sometimiento de más de 5 siglos de dominación son herramientas fundamentales para la reconstrucción del Caribe. Debemos reconstruir nuestra memoria colectiva.

Los y las participantes de la VII Asamblea de Pueblos del Caribe reafirmamos nuestro compromiso de apoyo a los proyectos alternativos de integración, en particular la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA – TCP), PETROCARIBE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Espacios que potencian proyectos populares de integración y avances sociales importantes. Nuestros delegados y delegadas han sugerido que en cada reunión de los mecanismos de integración caribeña AEC, CARICOM, etc. exista una presencia de la APC.

Expresamos nuestro apoyo y solidaridad con el pueblo haitiano en su lucha por la retirada de la MINUJUSTH, heredera de la MINUSTAH que es responsable de crímenes y destrucciones por más de 13 años que incluye más de 800.000 afectados por el cólera y 20,000 muertos. Esta presencia extranjera, en contra de la voluntad del pueblo haitiano, que es una afrenta al legado de la gran Revolución antiesclavista en ese país. En este sentido nos comprometemos a tomar acciones en nuestros países para expresar una enérgica condena a la ocupación imperialista de Haití y a exigir justicia y reparación. En este sentido, la APC resuelve que habiendo reconocido formalmente la Naciones Unidas su responsabilidad en la introducción de esta enfermedad, cumpla con absoluta urgencia su promesa de detener la epidemia, facilite la construcción de infraestructuras adecuadas para el aseguramiento y suministro de agua potable y saneamiento.

Expresamos nuestro apoyo al Gobierno Bolivariano de Venezuela y festejamos la victoria alcanzada en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, así como el contundente éxito en las recientes elecciones para gobernadores. Venezuela continúa enfrentando continuos y permanentes intentos por parte del gobierno de los Estados Unidos y de la oposición por desestabilizar el proceso bolivariano e ignorar la decisión soberana del pueblo venezolano. La Asamblea se compromete a defender la Revolución Bolivariana y a reclamar el levantamiento incondicional del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba. ¡No más bloqueo! ¡TODOS SOMOS VENEZUELA!

A la luz de la respuesta agresiva de las fuerzas de una derecha ultraconservadora para revertir los avances logrados por el movimiento progresista en nuestro continente, se ha vuelto aún más importante fortalecer y profundizar los procesos de educación política e ideológica dentro de nuestras organizaciones y en toda la región.

La ACP confirma que la Soberanía Alimentaria es clave para garantizar la autodeterminación de nuestros países. La lucha contra los transgénicos, los agro-tóxicos y la industrialización de la agricultura, según la lógica capitalista, constituye uno de los desafíos más grandes para la humanidad en sus esfuerzos de redefinir sus modelos de consumo y su relación con la naturaleza. Los principios de la justicia climática, la defensa de la agricultura campesina y de nuestros eco-sistemas deben guiarnos. Se hace necesario reforzar la lucha sistemática por la tenencia de la tierra.

La APC manifiesta su proyección de movilizarse en la lucha por el derecho a una vivienda digna y a impulsar cooperativas de ayuda mutua e iniciativas de economía solidaria que permitan reconstruir el cuadro de la vida cotidiana y una relación con el hábitat y las comunidades. La defensa de los derechos de los pobladores urbanos empobrecidos debe constituir una prioridad para nuestros movimientos.

La 7ª Asamblea saluda el decenio de los pueblos negros y afrodescendientes decretado por las Naciones Unidas para el periodo 2015-2024. La Asamblea recomienda a los movimientos sociales en cada uno de nuestros países de formar amplias plataformas de apoyo y de utilizar este espacio para impulsar medidas contra todas las formas de segregación, discriminación, marginalización basadasen el racismo. Las raíces afro-caribeñas de la mayoría de nuestros países deben ser parte de los esfuerzos de refundación y de construcción de nuevos paradigmas. Nuestras organizaciones se preparan para el momento de culminación de esta campaña en 2024 en Haití.

La Asamblea organizó un homenaje al idioma créole y su enorme contribución en los procesos de emancipación y de resistencia cultural en nuestra región. La defensa de los derechos culturales debe ser un eje de lucha central en un mundo que sufre las agresiones permanentes del orden mediático dominante y múltiples mecanismos de disciplinamiento para intentar legitimar la civilización de muerte del capitalismo y los comportamientos inducidos.

En la región del Caribe, como en otras regiones del mundo, los flujos migratorios generan desesperanzas y sufrimiento en nuestras sociedades. Estas migraciones son muchas veces resultado de las políticas coloniales de saqueo, de sometimiento y de discriminación racial. Debemos transformar nuestras lágrimas en energías para la lucha y exigir la completa libertad de movimiento de las personas, estos movimientos sólo se limitan hoy a los flujos de capitales y mercancías. La lucha por los derechos de los migrantes tendrá un acompañamiento permanente en las organizaciones caribeñas.

Denunciamos la sentencia 168-13, adoptada por el Tribunal Constitucional de la República Dominicana que desnacionaliza a cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas creando un precedente muy peligroso para los migrantes de todo el mundo. Esta disposición jurídica debe ser eliminada. Esta lucha debemos articularla en defensa de los derechos de los trabajadores migrantes masivamente. En este sentido las organizaciones miembros de la APC se comprometen a trabajar por una presencia más activa de las redes de la diáspora caribeña en nuestras actividades, campañas y proyectos.

La 7ª APC decide construir una campaña masiva de sensibilización y de educación política. Es imprescindible desatar una nueva ofensiva desde los sectores populares contra las ideas y opciones fascistas que tratan de incidir en muchas regiones del planeta. En este sentido la construcción de TV Caribe y la elaboración de nuevas estrategias de comunicación emergen como una urgente necesidad.

La 7ª Asamblea fue precedida por encuentros muy fecundos de organizaciones de jóvenes, de mujeres, de sindicatos, entre otros. Estos espacios fueron generadores de nuevos acuerdos y proyecciones de trabajo en redes que trabajan en estos sectores. Asimismo, se realizó por primera vez en nuestra región, un encuentro de las organizaciones caribeñas presentes en ALBA Movimientos, espacio de articulación continental que ha logrado importantes avances en los últimos años. Ocho países del Caribe han podido profundizar sus lazos con las dinámicas continentales y estructurar el trabajo en nuestra sub-región.

Todos y cada uno de los y las participantes en este importante proceso expresaron la necesidad de la elaboración de un plan concreto de acciones y luchas alrededor de las prioridades definidas en esta declaración. El nuevo mundo que queremos y el otro Caribe posible lo debemos construir en el calor de proyectos anti-imperialistas, anti-feudales, anti-coloniales, anti-imperialistas, anti-patriarcales, anti-racistas, eco-feministas, salvaguardando nuestra rica historia cultural con el trabajo coordinado de los movimientos revolucionarios y la unidad en la acción. En la unidad está la fuerza.

Por último, debemos subrayar la hospitalidad y los trabajos desarrollados por el comité organizador dominicano, especialmente a todos los integrantes del capítulo dominicano de la APC.

La familia caribeña integrada y comprometida para la construcción del socialismo se está ampliando. La 7ª APC tuvo un rotundo éxito con la participación de 19 países, la presentación de textos y propuestas que estimularon una eficaz reflexión colectiva sobre problemas complejos y que han sembrado las semillas de un futuro caracterizado por la rebeldía y la determinación. Debemos destacar también la presencia de redes importantes: CLOC-Vía Campesina, Grito de los Excluidos/as, Alianza Internacional de Habitantes (AIH), Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), Red de artistas, intelectuales y movimientos sociales En Defensa de la Humanidad (EDH), Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEAAL), red de educadores y educadoras populares del Centro Martin Luther King (CMMLK), así como los mensajes recibidos de Jubileo Sur-América, de la Sociedad de Economía Política Latinoamericana (SEPLA), del Grupo de Trabajo: Crisis y economía mundial de CLACSO.

Hacemos un llamado para encontrarnos nuevamente en Trinidad Tobago en 2019.

¡Por un Caribe unido y soberano!
¡Venceremos!

Santo Domingo, República Dominicana
29 de octubre de 2017.

Infierno bajo la bola ardiente


Por Deisy Francis Mexidor*

Tokuko Kimura tuvo la suerte de sobrevivir y contar hoy con 82 años. Tenía apenas 10 cuando aquel 9 de agosto ”una bola de fuego rodeada de llamas blancas” cayó sobre su natal Nagasaki, tres días después de Hiroshima.

Fue el inicio de un dolor terrible que pese a las más de siete décadas transcurridas aún oprime su corazón de hibakusha, palabra que define a los sobrevivientes del bombardeo atómico sobre ambas ciudades japonesas, ordenado en agosto de 1945 por Harry S. Truman, el entonces presidente de Estados Unidos.

Tal es así que aún siente bajo sus plantas algo ‘blando que no era tierra’ y que ella está segura pudo ser uno de los miles de cadáveres que cubrieron, en segundos, el suelo de Nagasaki.

‘El artefacto fue lanzado desde los 10 mil metros de altura y explotó a 500 metros con un radio de calor superior a los cuatro mil grados Celsius’, relató desde la Casa de la Amistad en esta capital, durante un Foro por el Desarme y por la Paz. Durante el evento, organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y el Movimiento Cubano por la Paz, recordó que la ‘explosión tuvo una gigantesca onda destructiva y la radiación se desparramó en forma de lluvia’.

Era el segundo ataque nuclear de la historia. El primero con una bomba de plutonio. Y el blanco fue Nagasaki.

A esta ‘por su contextura la apodaron Hombre Gordo (Fat Man, en inglés)’, contó Tokuko con palabras que le salen del alma.

Antes, el 6 de agosto, la bomba Little Boy (Niño Pequeño, en inglés) había sumergido en el espanto a Hiroshima.

Testimonios de la época apuntan que Fat Man fue lanzada en paracaídas desde un bombardero estadounidense B29 a las 11:02 hora local.

Ese mismo 9 de agosto Truman habló por la radio sin mencionar directamente lo ocurrido en Nagasaki.

‘…le dieron al pueblo japonés suficiente advertencia de lo que le esperaba. Especificamos las condiciones generales para su rendición’, expresó el mandatario en su mensaje.

‘Nuestra advertencia fue desatendida, nuestros términos rechazados. Desde entonces los japoneses han visto lo que nuestra bomba atómica puede hacer. Pueden adivinar lo que hará en el futuro’, dijo el gobernante de la Casa Blanca.

Al instante murieron ’40 mil personas (la mayoría civiles) y en el transcurso del siguiente año, por los efectos, fallecieron unas 74 mil’, indicó la entonces niña residente junto a su familia ‘en un barrio céntrico de la ciudad’, distante a escasos 3,6 kilómetros del epicentro del lanzamiento.

‘Estudiaba el cuarto grado en la escuela primaria y estaba en vacaciones de verano. Mi padre se había alistado en el Ejército’, narró la hibakusha mientras hilvanó ideas ‘sobre las horas siguientes’.

Lo que sobrevino fue un anochecer a pleno día; los rostros rojos e hinchados de muchos de sus coterráneos, quienes estaban quemados, tanto que ‘los tejidos de sus ropas se pegaban a la piel’.

A los quemados los vio entrar a los refugios y cuando ‘les dábamos agua dejaban de respirar. No había nada que yo pudiera hacer’, añadió al rememorar las filas para cremar a tantos despojos humanos.

‘El hedor a cuerpo quemado inundaba la ciudad aun después de la guerra (la Segunda Guerra Mundial, 1939-1945)’, evocó.

El 15 de agosto, Japón anunció su rendición incondicional, con lo cual concluyó la Guerra del Pacífico y por tanto, la Segunda Conflagración Mundial.

LO QUE RESTA POR VIVIR

Tokuko Kimura llegó a Cuba para contar su verdad. Por eso se enroló en el Proyecto Hibakusha que desde 2008 coordina la organización internacional no gubernamental Peace Boat (Barco de la Paz), con sede en Japón.

En unión de casi mil pasajeros viajó con el Peace Boat, cuyo objetivo es, desde 1983, promover el desarme, la prevención de conflictos y el desarrollo sostenible, y que en este 2017 hace su nonagésimo quinto (95) viaje global.

La ONG, que tiene Estatus Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (Ecosoc), mereció en el pasado la nominación al Premio Nobel de la Paz.

El apretado programa en Cuba incluyó también el recorrido por centros de salud, educación, de atención a la tercera edad, así como el intercambio con jóvenes universitarios.

Según el trayecto, en tres meses y medio, la embarcación tocará tierra en 19 países, entre ellos estuvo en la isla de Creta en Grecia, Burdeos en el sur de Francia y Nueva York, Estados Unidos, etapa anterior a su arribo a La Habana.

El fundador y director general del Proyecto Peace Boat, Yoshioka Tatsuya, informó que esta es la visita número 17 a Cuba, desde 1989. Durante las visitas 14 (2010) y 15 (2012), los pasajeros del Peace Boat sostuvieron encuentros con el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien brindó una especial atención a los hibakushas.

Precisamente, en el año 2003, Fidel estuvo en Japón y rindió homenaje a las víctimas de la tragedia en Hiroshima, donde escribió en el libro del Memorial de la Paz: ‘Que jamás vuelva a ocurrir semejante barbarie’.

Y es ese el sentido de la vida de Tokuko Kimura. En diálogo con Prensa Latina previo al Foro por el Desarme y la Paz, confesó que ignora cuánto más le queda, pero si de algo está segura es de que continuará luchando por la abolición de las armas nucleares. ‘Nuestra vivencia no debe repetirse’, subrayó con firmeza.

DESPUÉS DE LA BOMBA

Oficialmente hay más de 360 mil hibakusha de los cuales la mayoría, antes o después, han sufrido desfiguraciones físicas y otras enfermedades provocadas por la radiación tales como cáncer y el deterioro genético.

La propia Tokuko superó el cáncer de estómago diagnosticado en 2010, un año después que también su hija presentara otra patología de similar enfermedad.

ÂíMi hija con cáncer, 60 años después de la bomba!, exclamó, mientras explicó a los asistentes al Foro que ese terrible suceso no solo afectó a la primera generación de hibakusha, ‘es un legado amargo, que se transmite de generación en generación’.

A través de nuestras vidas el miedo y la ansiedad nos persigue tanto física como mentalmente, insistió Kimura, en la actualidad presidenta de la Asociación Hibakusha de Setagaya y vicepresidenta del Comité de la Federación de Tokio para Organizaciones Hibakusha.

No olvidó en su testimonio a aquella amiga de la escuela, una década después del lanzamiento de la bomba atómica en Nagasaki. ‘Un día dejó de ir a clases’, rememoró y cuando fue a su casa encontró que sangraba, tenía una rara enfermedad.

Poco después murió. Sufrió los efectos de la radiación, puntualizó.

‘Yo pensaba que mi turno sería el próximo’, señaló Tokuko cuando confesó el continuo temor -característico en los hibakushas- ante la incertidumbre de que hoy puede ser el último día.

Además del dolor físico y psicológico, hay que añadir el factor de rechazo social que padecen los hibakusha. Dijo que con frecuencia sufren discriminaciones de sus conciudadanos.

Muchos ignoran las enfermedades relacionadas con la radiación y las asocian con problemas congénitos y en el peor de los casos, contagiosos.

Un importante estudio a cargo de Robert Jay Lifton acerca de los hibakushas acuñó el concepto de anestesia psíquica (psychic numbing) para dar cuenta de la defensa psicológica que se genera una de estas personas.

Datos difundidos en Internet revelan que hacia finales del año de sus lanzamientos, las bombas habían matado a 140 mil personas en Hiroshima y a cerca de 80 mil en Nagasaki, aunque solo la mitad fue en los días específicos de los bombardeos.

Lo anterior significa que el resto de los decesos ocurrieron por lesiones o dolencias atribuidas al envenenamiento radiactivo sufrido por los expuestos a la bomba atómica, como bien denunció Kimura en su testimonio de lo ocurrido hace 72 años en Nagasaki, palabras que al ser escuchadas aún erizan la piel.

*Periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina

UN CUENTO DE ESPÍAS SORDOS E INNOMBRABLES


Por Manuel E. Yepe Colaborador del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos
28 de octubre de 2017

Parecía que una nueva maniobra contra Cuba de los sectores terroristas
en la política exterior del gobierno estadounidense había sido
expuesta y neutralizada cuando la agencia Associated Press (AP)
publicó una información fechada el 15 de septiembre de 2017 acerca de
los daños ocasionados por el ciclón Irma y la penetración del mar que
afectó el edificio que alberga a la Embajada de Estados Unidos en La
Habana.

Según la AP, un funcionario del Subcomité Nacional de Seguridad (NSSC,
por sus siglas en inglés) que pidió no ser identificado, reveló a sus
corresponsales que el NSSC preparaba una demanda contra la American
Technology Corporation (ATC), fabricante de los equipos LRAD-RX que
utiliza el NSSC para comunicarse con sus agentes en Cuba.

La demanda se fundamentaba en la afectación auditiva que dichos
equipos habrían causado a operarios del NSSC, sus funcionarios y
familiares. Según el demandante, los equipos en cuestión fueron
adquiridos menos de un año antes y los expertos de la ATC que
entrenaron a quienes se encargarían de utilizaros en ningún momento
les advirtieron contra problemas auditivos.

Fuentes anónimas habían dicho entonces a la agencia AP que la pérdida
auditiva pudo estar relacionada con dispositivos de sonido que emiten
ondas inaudibles capaces de causar sordera.

Según la fuente, la demanda que presentaría el NSSC incluía
compensación económica por los daños ocasionados a operarios de los
equipos y los familiares de éstos afectados, así como por los
perjuicios operativos sufridos por el NSSC.

Inmediatamente que el NSSC conoció de los problemas auditivos
ocasionados a los operadores, ordenó descontinuar la utilización del
LRAD-RX pero esto implicó un cambio inmediato en los medios de
comunicación con sus agentes, lo cual conllevó mayores gastos que
sobrepasaban lo presupuestado.

Sin embargo, en mayo de 2017, que el Departamento de Estado dispuso la
expulsión de dos diplomáticos cubanos en respuesta a “incidentes”
ocurridos en su embajada en Cuba sin precisar a qué o quién
consideraba culpable.

La penetración del mar en la Embajada a causa de un huracán complicó
la investigación acerca de los aspectos tecnológicos del caso porque
una parte del equipamiento quedó bajo las aguas del mar y aunque se
había planificado el viaje a Cuba de un número de técnicos y
especialistas para verificar las condiciones de los equipos, ya este
aspecto de la pesquisa no tenía sentido. Sólo se limitó el acceso de
público y del personal a la Embajada a fin de desmontar los equipos y
enviarlos a Estados Unidos para su eventual revisión por los
fabricantes sin que se sepa del resultado.

Se afirma que, aunque la ATC es una firma estadounidense por su
registro comercial, se trata de una entidad creada por las fuerzas de
seguridad del Estado de Israel y, según se ha publicado, la LRAD es un
arma que emite un sonido que deja temporalmente sordo al adversario.
Por los elementos evidenciados hasta el momento es claro que la
maniobra tenía el propósito de involucrar a Cuba en un acto de
terrorismo, flagelo en el que la Isla jamás ha ensuciado su bandera
aunque ha sido constantemente víctima de éste.

Sin embargo, cuando las sospechas parecían concentrarse en problemas
tecnológicos imputables al suministrador, escandalosas declaraciones
del senador estadounidense Marco Rubio “pidiendo sangre contra Cuba”
evidenciaron al político republicano de Florida como probable eje de
la manipulación terrorista.

Poco después Washington retiró el 60 % de los trabajadores de su
Embajada en La Habana y luego expulsó 15 diplomáticos de la misión
cubana en Estados Unidos arguyendo la “inexistencia de medidas
cubanas adecuadas para proteger a nuestros diplomáticos de los ataques
sónicos” pasando por alto el hecho de que, desde el primer momento,
Cuba dijo que haría todo lo posible por indagar los hechos y había
invitado al FBI a compartir las pesquisas en Cuba.

Unas 2.000 personas involucraron las autoridades cubanas en esta
investigación, incluyendo agentes de orden público y los mejores
científicos del país. Entrevistaron a 300 vecinos y llevaron a cabo
decenas de exámenes médicos para ver si alguien fuera del cuadro
diplomático había sido afectado.

Examinaron las habitaciones de dos hoteles donde vivían varios
empleados de la Embajada de Estados Unidos, entrevistaron a 300
vecinos en un barrio donde muchos vivían casas. Analizaron muestras de
aire y el suelo, verificaron si podrían ser insectos los culpables y
consideraron una gama de productos químicos tóxicos e incluso de ondas
electromagnéticas. Sin embargo, Estados Unidos se ha negado a permitir
a los médicos cubanos acceso a las historias clínicas de los afectados
o a dejar que los cubanos hablen con los médicos de Estados Unidos.
Tampoco se permitió a los peritos cubanos visitar los hogares de los
diplomáticos estadounidenses implicados para llevar a cabo pruebas
periciales.

Boletín “Síntesis Informativa”


El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos presenta el boletín “Síntesis Informativa”, que reaparece después de un largo período de ausencia. El boletín tendrá una salida de tres números al año y su principal objetivo es dar a conocer el accionar del MOVPAZ, Miembros del Secretariado, colaboradores y amigos.

http://www.wpc-in.org/statements/bulletin-s%C3%ADntesis-informativa-movpaz

DECLARACIÓN DEL MOVPAZ CONTRA EL BLOQUEO


El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, interpretando el sentir de los millones de cubanos que anhelan la paz en Cuba y en todo el planeta, levantamos nuestra voz junto al más de un centenar de organizaciones de la sociedad civil de Cuba presentes en este acto, para exigir el levantamiento del bloqueo impuesto por los EEUU hace más de medio siglo.

La demanda del levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero; la devolución del territorio ilegalmente ocupado en la provincia de Guantánamo por una base naval estadounidense, en contra de la voluntad del pueblo y el gobierno cubanos, y la difusión de la trascendental “Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz”, adoptada en la Cumbre de la CELAC celebrada en La Habana en el 2014, son ejes fundamentales del trabajo del MOVPAZ.

El bloqueo y la paz son antagónicos porque sus principios, alcances y propósitos son completamente opuestos. El bloqueo es genocida, incide de manera nociva en el pueblo cubano en todos los ámbitos: salud pública, educación, cultura, deportes y otros. El bloqueo es especialmente criminal en la esfera de la salud pública, porque impide el acceso a comprar en los EEUU medicamentos vitales destinados especialmente a personas aquejadas de graves enfermedades, algunas de las cuales, entre ellas niñas y niños, han lamentablemente fallecido, así como equipos de última generación para los hospitales.

Por el contrario, la paz es multidimensional y comprende todos los aspectos que resultan positivos principalmente para los seres humanos. En Cuba, el gobierno y el pueblo ansían la paz, y a pesar del inhumano bloqueo, han impulsado el desarrollo nacional en las diferentes esferas, resaltando aquellas como la biotecnología que es propia de los países desarrollados. Fruto de los esfuerzos encomiables de la medicina cubana, alrededor de 30 medicamentos cubanos actualmente se comercializan en 50 países, y se exportan tecnologías y equipos de diagnóstico que permiten la detección temprana de malformaciones congénitas y otras enfermedades, y es motivo de orgullo que miles de especialistas de la salud se encuentran prestando servicios en más de 60 países, en los que atienden preferentemente a los más desposeídos.

Este es el XIV Foro en el que se reúne la Sociedad Civil Cubana, y así lo seguiremos haciendo hasta lograr que se levante el bloqueo a nuestra isla, y el pueblo cubano pueda finalmente vivir y desarrollarse en paz.


¡¡¡ABAJO EL BLOQUEO!!!

¡¡¡VIVA LA PAZ!!!

Declaración de la Cátedra del Adulto Mayor contra el bloqueo de Estados Unidos hacia nuestro país.


La Cátedra del Adulto Mayor de la Universidad de la Habana surgió el 14 de febrero del año 2000, “Día del Amor y la Amistad”, con la misión de contribuir desde la educación y la investigación permanente, a lo largo de la vida a elevar la calidad de vida de los jubilados, de las personas mayores, que ya constituimos el 19,8 % de la población. Sus integrantes constituimos un movimiento de voluntarios/as, que extienden su labor educativa y socialmente útil, desde las aulas a la comunidad e instituciones, del modelo de sociedad que hemos decidido construir. Las personas mayores también condenamos enérgicamente el Bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba.

Desde que somos adolescentes y algunos niños y niñas, ya que somos varias generaciones de mayores, sufrimos las afectaciones del bloqueo genocida, y así, con todas las limitaciones somos muchos profesionales y héroes del trabajo y de la Patria, y practicamos el principio de solidaridad, entre nosotros y con todos los pueblos del mundo, pero es injusto e inhumano que exista el bloqueo, que es una forma de violencia matizada con los descubrimientos de la permanente revolución técnica y científica que existe y que ellos disfrutan para hacer el mal y que tengamos que utilizar nuestras energías físicas y mentales para afrontarlo porque convivimos con él, en vez de utilizarlas para vivir en paz, que es el derecho humano que prima en el sistema de derechos humanos.

Los cubanos, hemos desarrollado la habilidad de convertir los reveces en victorias y avanzamos poco a poco, sin rendirnos. El gobierno de los EU, no solo manipula el concepto de derechos humanos, para que la opinión pública y los ignorantes se confundan, y actúen en consecuencia, sino que viola los documentos jurídicos internacionales, y no pasa nada nuevo, a pesar del repudio de muchos países, y personas decentes y cultas de sus propias instituciones y otras que existen en el mundo.

Los indicadores de desarrollo humano que tenemos demuestran la voluntad política de nuestro Estado, pero si no estuviéramos bloqueados y que no es la única forma de agredirnos que han usado, estamos seguros que fuéramos más felices.

Persistiremos en construir un país próspero y culto. Queremos la paz, “para todos y para bien de todos”. Apoyamos la Declaración de América Latina como zona de paz, no queremos bases militares y exigimos que la organización de las Naciones Unidas cumpla el papel para lo que fue creada.

Representamos las voces de los adultos mayores cubanos martianos y fidelistas. Seguiremos luchando hasta lograr un mundo mejor, para las generaciones que nos sucederán. Ese es nuestro legado.La niñez y la juventud pueden contar con nosotros.

¡Abajo la guerra, Viva la Paz! ¡Todos por un mundo mejor!

Firmado: Consejo Técnico Catedra del Adulto Mayor de la Universidad de La Habana, a los catorce días del mes de octubre del 2017. Año 59 de la Revolución.

Sanciones financieras contra Nicaragua


Sanciones financieras contra Nicaragua
Por: Hedelberto López Blanch

Nuevamente, Estados Unidos lanza sanciones económicas contra otro gobierno latinoamericano cuyo “delito” ha sido llevar beneficios sociales y económicos a la mayoría del pueblo y no obedecer las directrices de Washington de implantar el sistema capitalista neoliberal.

En esta ocasión, Nicaragua es el país amenazado con aplicársele un bloqueo económico-financiero, al aprobar en primera instancia la Cámara de Representantes el proyecto de Ley Nica Act, debido a que el Gobierno Sandinista, encabezado por su presidente Daniel Ortega desde 2007, ha impulsado un desarrollo nacional independiente y a la par, estrechado relaciones con países catalogados por Estados Unidos como enemigos, entre los que aparecen Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Rusia, China, irán.

El proyecto fue presentado por los ultraderechistas Ileana Ros Lehtinen y Albio Sires, ambos de origen cubano, que se han caracterizado por sus posiciones extremistas en contra de cualquier país latinoamericano que no obedezca las órdenes de la Casa Blanca.

La Nica Act (Ley de Condicionamiento a la Inversión Nicaragüense) pretende impedir que el gobierno Sandinista tenga acceso a créditos o inversiones de instituciones financieras internacionales.

Para levantar las sanciones o mejor dicho, el bloqueo financiero, Nicaragua deberá “tomas medidas efectivas para celebrar elecciones libres, justas y transparentes, combatir la corrupción y respeto a partidos opositores”. Solo faltó poner en el documento, y entregar a Estados Unidos y las compañías transnacionales el control del país.

El proyecto pasará al Senado que al contar con mayoría republicana se da por descontado que lo apruebe. En septiembre de 2016 (antes de las elecciones generales donde fueron elegidos Daniel Ortega y Rosario Murillo con el 72,5 % de las boletas) la Nica Act no se llevó a votación en esa instancia legislativa por no contar con los sufragios necesarios.

Para el gobierno sandinista, la “Nica Act 2017 es una amenaza más, de las muchas que a lo largo de la historia se han cernido sobre Nicaragua, en el afán de las mentalidades imperialistas de apropiarse de nuestro país”.

Lo que ocurre actualmente es que Estados Unidos ha retornado a su larga historia de mantener como su patio trasero, por cualquier medio, a todas las naciones de América Latina. Pero esos tiempos ya han pasado.

Las verdaderas razones de esa agresiva política es la de derrocar a un Gobierno que ha alcanzado éxitos económicos y sociales desde que en 2007 el Sandinismo regresó al poder después de 16 años de nefastos regímenes neoliberales.

Vale la pena hacer un poco de historia para entender mejor el porqué de las sanciones económicas.

Nicaragua sufrió a principios del siglo XX, varias invasiones e intervenciones norteamericanas las que combatió fuertemente, bajo la dirección del general Augusto César Sandino. En 1979 el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) alcanzó el poder tras una larga lucha contra la dictadura somocista, impuesta y apoyada por Washington.

Durante 10 años, (1979-1989) el FSLN llevó a cabo transformaciones socio-económicas: grandes campañas de alfabetización; introdujo la atención médica gratuita e inició una reforma agraria para beneficiar al empobrecido campesinado, pero una violenta guerra impuesta desde Estados Unidos, desangró al país y le abrió las puertas a las fuerzas de derecha que ocuparon la presidencia en 1990.

Siguieron 16 años de profundas políticas neoliberales. Se sucedieron tres regímenes de derecha que aplicaron y llevaron adelante las políticas de privatización diseñadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) las que provocaron graves afectaciones a los programas sociales y a la débil economía nicaragüense.

Datos del Banco Mundial señalaban que el 46 % de los nicaragüenses sobrevivía con poco más de un dólar al día y el desempleo alcanzaba al 60 % de la Población. El analfabetismo subía al 35 % y casi un millón de menores estaban fuera del sistema educacional. Como consecuencia directa, en 2006 existían más de 1 400 000 personas pobres, en su mayoría niños, y el país tenía el índice más alto de desnutrición de Centroamérica.

Al retornar el FSLN y Daniel Ortega a la presidencia en 2007, se dio un vuelco completo a esa política neoliberal. Se restablecieron la educación y la atención médica gratuita en las instituciones públicas. Se logró alfabetizar a toda la población con el programa cubano Yo Si Puedo y Nicaragua fue declarada por la UNESCO en 2009 como el tercer país del área, libre de ese flagelo. Con la ayuda económica entregada a las familias disminuyó la alta deserción escolar debido a que ya los menores no tenían que buscar sus propios sustentos en infames labores.

La salud pública llegó a todo el país y se establecieron programas como la Operación Milagro (en colaboración con Cuba y Venezuela) que ha devuelto la visión a miles de ciudadanos. La misión Todos con Voz detectó a personas con discapacidad para atenderlas gratuitamente.

A través del convenio Usura Cero se ofrecen micro créditos a bajos intereses a los pobladores de las zonas rurales para incrementar los pequeños negocios familiares lo cual ha favorecido a miles de ciudadanos.

Mediante el programa Hambre Cero, familias pobres que poseen pequeños pedazos de tierra, reciben ayuda financiera y animales de crianza para mejorar e incrementar las crías y poderlas comercializar.

Se han otorgado 28 000 inmuebles a familias pobres que solo disponían de chozas cubiertas de cartón y pedazos de lata.

Si en el 2006 Nicaragua apenas cerró con 280 millones de dólares en inversiones, para el 2016 alcanzó más de 1 500 millones, mientras el número de países inversionistas se duplicó de 20 a 40 en ese mismo período.

Una encuesta del Instituto Nacional de Información de Desarrollo, detalló que en el período 2009-2014, hubo una disminución de 13 puntos porcentuales en la pobreza nacional, que descendió de 42.5 % a 29.6 %. Para el mismo período, la pobreza extrema presentó una disminución de 6 %, al pasar del 14.6 % al 8.3 %.

Las palabras y los datos huelgan. La realidad es que Estados Unidos no quiere gobiernos progresistas en la región y trata por todos los medios de desestabilizarlos.

DECLARACIÓN DE LA PRIMERA CONFERENCIA DE PAZ DEL CARIBE

DECLARACIÓN DE BRIDGETOWN

RESISTIENDO EL DESASTRE NUCLEAR Y AMBIENTAL:
CONSTRUYENDO LA PAZ EN EL CARIBE

Una declaración de la Primera Conferencia de Paz del Caribe
Bridgetown, Barbados, 6-7 de octubre de 2017

Introducción

Las organizaciones de paz existentes en el Caribe – el Movimiento Caribeño por la Paz y la Integración (CMPI), el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MovPaz), el Consejo por la Paz de Jamaica (JPC), el Consejo por la Paz de Guyana (GPC) y el Capítulo Caribeño de la Red Internacional en Defensa de la Paz (NIDOH-C), así como varios delegados nacionales de otras organizaciones progresistas (en su conjunto representando a ocho naciones hermanas del Caribe – Barbados, Cuba, Guyana, Jamaica, Martinica, Santa Lucía, Trinidad y Tobago y Venezuela) y el Consejo por la Paz de los EE.UU., se reunieron en Barbados los días 6 y 7 de octubre de 2017 para analizar asuntos críticos relativos a la paz mundial y para adoptar la Declaración que aparece a continuación.

Antecedentes
En una reunión del Consejo Mundial por la Paz celebrada en Sao Luis, Brasil, los días 18 y 19 de noviembre de 2016 auspiciada por el Centro Brasileño para la Solidaridad de los Pueblos y la Lucha por la Paz (CEBRAPAZ), y reunidos bajo el tema “Fortalecer la solidaridad de los pueblos en la lucha por la paz, contra el imperialismo”, se determinó que “fortalecer al Consejo Mundial por la Paz es una tarea clave en esta solidaridad”, y con este fin se solicitó a los consejos por la paz del Caribe organizar una conferencia pan-caribeña en 2017.

Dado el llamado de la Conferencia por la Paz Mundial en Sao Luis, el Movimiento Caribeño por la Paz se movilizó para organizar su primera Conferencia Caribeña por la Paz en la isla de Barbados los días 6 y 7 de octubre de 2017.

Los delegados a la Primera Conferencia Caribeña por la Paz ven con preocupación la contraofensiva neoliberal del imperialismo, que está impactando a las sociedades caribeñas mayormente a través de la instalación de fuerzas capitalistas retrógradas que han abierto los países a la dominación del sector privado y el retroceso de los beneficios sociales en salud, educación, construcción pública de viviendas y transporte, impactando adversamente sobre la calidad de vida de los trabajadores caribeños.

La Primera Conferencia Caribeña por la Paz también reconoce que el cambio climático presenta una amenaza principal para los países de la región caribeña, ya que impacta negativamente sobre nuestros sistemas ecológicos y económicos y aumenta el riesgo de desastres naturales que pueden acabar con las economías caribeñas al destruir la infraestructura y ocasionando significativas pérdidas de vidas.

La Conferencia percibe con alarma la actual temporada extraordinariamente intensa y violenta de huracanes, que ha resultado en miles de millones de dólares en daños infraestructurales, destruido islas enteras, mutilando sus economías y teniendo como resultado numerosas muertes. No ha escapado su atención el hecho de que estos eventos naturales que han sido exacerbados por los efectos de la actividad humana han ocurrido a continuación de negativas por parte del liderazgo de los EE.UU. – la nación más inamistosa hacia la ecología en el mundo – de la necesidad de cualquier acuerdo global para combatir el calentamiento global. Desde esa perspectiva, el fracaso en crear consenso global acerca del cambio climático y las necesarias respuestas representa una tremenda amenaza a la paz en la región caribeña y milita contra la estabilidad y el funcionamiento adecuado de las instituciones y sociedades en general del Caribe.

También reconocemos la presencia de bases militares en el Caribe como contribución significativa a la ulterior degradación ambiental y como erosión de la seguridad y estabilidad de la región. Por lo tanto denunciamos las maniobras y ejercicios militares que destruyen el ambiente y socavan la salud de las poblaciones residentes en las cercanías de esas bases militares.

Pero en adición a su costo ambiental, la Primera Conferencia Caribeña por la Paz también ve la presencia de un gran número de bases e instalaciones militares en la región del Caribe como una amenaza seria a la paz y la estabilidad de todas las naciones, dados sus propósitos guerreristas e intervencionistas. Consideramos que es urgente y necesario unirnos decididamente a las acciones de la campaña internacional contra las bases militares extranjeras y por un mundo de paz sin armas nucleares, químicas y bacteriológicas.

La Primera Conferencia Caribeña por la Paz reconoce el Tratado de Tlatelolco de 1967 que declaró a nuestra región de América Latina y el Caribe como zona libre de armas nucleares, y con ese propósito exigimos el cese inmediato del trasbordo de desechos nucleares a través del Mar Caribe.

También reconocemos el significado del hecho de que 122 estados miembros de las Naciones Unidas han adoptado el Tratado que prohíbe las armas nucleares, primer y único instrumento legal internacional que declara ilegales todas las armas nucleares. Sin embargo, condenamos enérgicamente el hecho de que las superpotencias que poseen tales armas que pueden exterminar a la humanidad han evitado deliberada y arrogantemente firmar este tratado esencial.

También percibimos con alarma que una amenaza específica a la paz en el Caribe estriba en la proliferación de armas de fuego en el Caribe, en un ambiente de colapso económico y social ocasionado por el capitalismo neoliberal y las actividades corruptas del tráfico de drogas, lavado de dinero y tráfico de personas. Aparejado con la intensa penetración de los medios masivos extranjeros a que el Caribe ha estado sometido, el fenómeno de los valores importados que han eclipsado nuestros valores locales de respeto y decencia humanos, y con películas y filmes que perpetúan la avaricia, la violencia, la opulencia y el egoísmo, entonces el alza en el número de muertes sin sentido y guerra de pandillas se presenta como una amenaza directa a nuestra civilización caribeña.

CONTRA ESTE TELÓN DE FONDO, la Primera Conferencia Caribeña por la Paz:

1. Dedica el trabajo, resultados y consecuencias de la conferencia a la memoria y honor de los eternos Comandantes Ernesto Che Guevara y Fidel Castro Ruz, y en reconocimiento tanto del 50 aniversario de la caída en combate del Comandante Ernesto Che Guevara y del primer aniversario del deceso del Dr. Fidel Castro el 25 de noviembre de 2016.

Rendimos homenaje a estos dos visionarios líderes mundiales que hicieron extraordinarias contribuciones a la paz y a la lucha de liberación de países africanos, latinoamericanos y caribeños.

2. Exige el fin de la presencia militar extranjera representada por la MINUSTAH en Haití y su sustitución por un mecanismo de apoyo civil y humanitario. Además, la Conferencia rechaza la noción de un “estado fallido”, que es un concepto utilizado por las fuerzas del imperialismo como justificación para la interferencia en los asuntos internos de naciones soberanas y un motivo para la intervención militar para el cambio de régimen.

3. Afirma nuestra determinación de salvaguardar la paz en América Latina el Caribe en consonancia con la Declaración de La Habana aprobada por los Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en la segunda Cumbre de la CELAC celebrada en La Habana, Cuba en 2014 – una Declaración que establece a nuestra región como Zona de Paz.

4. Reafirma nuestro compromiso con los principios de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, y nuestro profundo respeto por los principios y normas del derecho internacional, el derecho inalienable de todo Estado para escoger libremente su sistema político, económico, social y cultural sin interferencia de ningún tipo, y la igualdad soberana de los estados.

5. Reconoce el papel jugado por las mujeres en hacer avanzar el futuro pacífico y sostenible del planeta, y admite que el logro de la paz y el fin de la violencia dependen del respeto a la diversidad cultural, racial, religiosa y sexual.

6. Se compromete a luchar contra el imperialismo, las políticas neoliberales y las acciones militares extranjeras que buscan socavar y derrotar a los gobiernos y movimientos progresistas y democráticos de la región.

7. Rechaza el concepto hegemónico prevaleciente del “Estado occidental ideal” – un concepto que alienta el racismo, la supremacía blanca y la discriminación. En su lugar, reconocemos y aceptamos un concepto más amplio e inclusivo de desarrollo humano, participación y democracia.

8. Rechaza las acciones intervencionistas, la amenaza de intervención militar, las campañas mediáticas, las amenazas psicológicas, la guerra económica y el bloqueo financiero orquestados y dirigidos por el gobierno de los Estados Unidos de América (EE.UU.) y por secciones de la oligarquía conservadora nacional e internacional, que socavan la paz y la estabilidad de la República Bolivariana de Venezuela al intentar destruir la revolución bolivariana y su positiva influencia sobre América Latina y el Caribe.

9. Reconoce el derecho soberano del pueblo venezolano a efectuar la reforma de la Constitución de su nación, y acepta a la Asamblea Nacional Constituyente, elegida por más de ocho millones de personas, como legítima expresión de la voluntad y soberanía del pueblo venezolano; y también recordamos al mundo que la Asamblea Nacional Constituyente está establecida por la Constitución Venezolana.

10. Apoya los esfuerzos hechos por el gobierno revolucionario de Venezuela para establecer el diálogo con la oposición venezolana – con el propósito de lograr una paz duradera – en el marco de las discusiones que están teniendo lugar en la República Dominicana con el apoyo de la comunidad internacional.

11. Expresa la más amplia solidaridad con los países y pueblos bajo el mando colonial en el Caribe y América del Sur, a los cuales les ha sido negado el derecho a la autodeterminación y soberanía, y en particular exigimos el fin del colonialismo francés en Martinica, Guadalupe y la Guyana Francesa, y se compromete a brindar activa solidaridad a los pueblos de esos países en su lucha por la independencia, soberanía y autodeterminación.

12. Exige el fin de la presencia militar extranjera en América Latina y el Caribe en general, y en Puerto Rico, las Malvinas, Georgia e Islas Sándwich del Sur en particular. También confirmamos que las Malvinas, Georgia y las Islas Sándwich son parte del territorio de Argentina y deben regresar a la soberanía de la nación argentina.

13. Condena la negativa de ciertos países caribeños a reconocer el derecho legítimo del pueblo de Palestina a la estadidad soberana.

14. Condena al gobierno de la República Dominicana por su deportación masiva de personas descritas como “haitianos”, que ha sido llevada a cabo desde el año 2015 hasta el presente. La Conferencia demanda el cese de tales deportaciones, y llama a una determinación, supervisada internacionalmente, de la nacionalidad y status legal de los restantes residentes de piel oscura de la República Dominicana a fin de eliminar las preocupaciones de este grupo. La Conferencia también llama al establecimiento de un comité internacional para determinar la compensación a personas desplazadas ilegalmente por la deportación masiva efectuada directamente o alentada por el gobierno de la República Dominicana.

15. Exige el retorno a la soberanía nacional cubana del territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval de los EE.UU. en Guantánamo, y además exige que el gobierno de los EE.UU. acepte la proposición formal hecha por el gobierno cubano de incluir esta cuestión en la agenda bilateral como factor clave en el proceso hacia la normalización de las relaciones entre los dos países, así como una cuestión clave en la búsqueda de la paz y seguridad regional.

16. Apoya la lucha de Cuba en todos los foros a favor de la eliminación incondicional del ilegal bloqueo económico, financiero y comercial, el más largo conocido en la historia, y que no solo es un acto de genocidio de acuerdo a la Ley Internacional sino una violación fundamental de la soberanía de terceros estados ya que está basado en la aplicación extraterritorial de la legislación nacional o interna de los EE.UU.

17. Rechaza la grave, infundada e injustificada decisión tomada por el gobierno de Donald Trump contra diplomáticos cubanos en los EE.UU. y dirigida evidentemente a borrar todos los pasos constructivos logrados recientemente hacia la normalización de las relaciones bilaterales EEUU-Cuba, y que es – por extensión – un nuevo obstáculo al desarrollo de relaciones normales con el resto del Caribe.

18. Condena todos los actos de terrorismo como la antítesis de la paz, y en particular recordamos y condenamos el acto terrorista cometido el 6 de octubre de 1976 cuando una bomba fue colocada en un avión comercial cubano, lo que resultó en la muerte de 73 personas en el espacio territorial de la isla de Barbados. Y a este fin exigimos que el Gobierno de los EE.UU. extradite a Venezuela a Luis Posada Carriles, el cerebro del acto terrorista, a fin de que pueda ser juzgado, y también reiteramos nuestro apoyo a la campaña del Capítulo Caribeño de la Red Internacional en Defensa de la Humanidad para que las Naciones Unidas declaren el 6 de octubre “Día Internacional contra el Terrorismo”.

19. Apoya a los pueblos de varias islas caribeñas en su lucha por superar las secuelas de los repetidos desastres naturales que han destruido gran parte de la infraestructura del país y para lograr la estabilidad política y social necesaria que les permita superar la situación actual.

20. Expresa solidaridad e insta a tomar acciones concretas para aliviar el sufrimiento de las víctimas de fenómenos naturales recientes que han conducido a la devastación, destrucción y pérdida de vidas en el Caribe, y en este sentido la Conferencia exige la creación de respuestas institucionales globales que estén en consonancia moral, económica y políticamente con las crisis que han ocurrido en estos países.

21. Insiste en que se reinicien discusiones globales sobre el cambio climático a fin de reducir las posibilidades de tales desastres que han tenido lugar en el Caribe durante la temporada de huracanes de 2017.

22. Condena las políticas que producen la deportación indiscriminada de prisioneros del Caribe a prisiones estadounidenses y el tráfico de personas y de armas en el Caribe, que sirven para generar elevadas tasas de criminalidad que amenazan la estabilidad de varias naciones caribeñas.

23. Rechaza la penetración mediática y la propaganda mediática que embota los sentidos de poblaciones caribeñas hacia la violencia, los crímenes contra las personas, el asesinato de líderes, la invasión y la guerra, y alentamos a nuestros gobiernos a crear las condiciones para que los representantes de los medios locales y los activistas culturales promuevan nuestra propia estética, sentimientos y preocupaciones.

24. Apoya el derecho de las naciones y pueblos del Caribe a luchar por y exigir compensaciones de parte de las potencias coloniales por los siglos de vasallaje y explotación basados en el genocidio de los pueblos indígenas, la esclavización africana y el colonialismo.

25. Identifica a los Estados Unidos, la OTAN y las grandes potencias de la Unión Europea y sus aliados, en su ambición por la dominación del mundo, como las amenazas principales a la paz y la felicidad de los pueblos de todo el planeta, y exigimos un fin a todas las guerras de agresión imperialista.

26. Exige la eliminación de las armas nucleares y un fin a la amenaza de su uso, y además exige que nuestros gobiernos respectivos y los estados poseedores del arma nuclear firmen rápidamente y ratifiquen el tratado sobre la prohibición de armas nucleares.

27. Celebra el renovado compromiso con la creación o reactivación de los movimientos y asociaciones de paz en el Caribe y su vínculo con el Consejo Mundial de la Paz, y reconoce que es vital articular y emprender tal labor colectiva a favor de la paz en la región y en apoyo a la sostenibilidad y validez de la proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

28. Expresa gratitud a los anfitriones, instituciones y personalidades que apoyan y al pueblo de Barbados en su conjunto, por la calurosa bienvenida brindada a los participantes en la reunión, y por ayudar a los arreglos logísticos de la Primera Conferencia Caribeña por la Paz en Barbados.

29. Apoya y emprende – de forma individual o colectiva – las acciones e iniciativas contenidas en el Plan de Acción aprobado por la Conferencia.

30. Recuerda a los pueblos caribeños nuestra historia única de opresión basada en la raza y las clases, y nuestras luchas históricas para resistir, vencer y trascender tal opresión y negación de la dignidad humana, y reafirma que nuestra historia nos ha legado una misión sagrada de invocar y defender los principios de libertad y dignidad humana, y de apoyar y brindar solidaridad activa y apoyo a todos los pueblos que están luchando legítimamente contra fuerzas opresivas y por la paz, la dignidad, el respeto, la soberanía, la autodeterminación y la paz.

THE BRIDGETOWN DECLARATION RESISTING NUCLEAR AND ENVIRONMENTAL DISASTER:
BUILDING PEACE IN THE CARIBBEAN

A Declaration from the 1st Caribbean Peace Conference Bridgetown, Barbados, Oct. 6-7th, 2017

Introduction
The Peace Organizations existing in the Caribbean — the Caribbean Movement for Peace and Integration (CMPI), the Cuban Movement for Peace and People´s Sovereignty (MovPaz), the Jamaica Peace Council (JPC), the Guyana Peace Council (GPC), and the Caribbean Chapter of the International Network In Defense of Humanity (NIDOH-C), as well as several national delegates of other progressive organizations (all together
representing eight sister nations of the Caribbean– Barbados, Cuba, Guyana, Jamaica, Martinique, Saint Lucia, Trinidad and Tobago, Venezuela) and the USA Peace Council met in Barbados over the period of 6th and 7th October 2017 to discuss critical matters relating to world peace and to adopt the Declaration inscribed hereunder.

Background
At a meeting of the World Peace Council held in São Luís, Brazil from November 18-19, 2016 and hosted by the Brazilian Center for Solidarity of the Peoples and Struggle for Peace (CEBRAPAZ), and meeting under the theme “Strengthen the peoples’ solidarity in the struggle for peace, against imperialism” it was determined that “strengthening the World Peace Council is a key task in this solidarity”, and to this end the Peace Councils of the Caribbean were requested to stage a pan-Caribbean Conference in
the year 2017.

Given the call from the World Peace Conference in Sao Luis, the Caribbean Peace Movement moved to organize its first Caribbean Peace Conference in the island of Barbados between October 6th and 7th, 2017.

The delegates of the First Caribbean Peace Conference view with concern, the neo-liberal counter-offensive of imperialism, which is impacting Caribbean societies largely through the installation of retrograde capitalist forces, which have opened the countries to private sector dominance and the reversal of the social gains in health, education, public housing and transportation, adversely impacting the quality of life of the Caribbean working people.

The First Caribbean Peace Conference also recognizes that climate change poses a major threat to the countries of the Caribbean region, as it impacts negatively on our ecological and economic systems and increases the risk of natural disasters that can wipe out Caribbean economies by wreaking havoc on infrastructure and by causing significant loss of life.

The Conference notes with alarm the extra-ordinarily intense and violent current hurricane season which has resulted in billions of dollars in infrastructural damage, destroyed entire islands, crippling their economies and has resulted in scores of deaths. It has not escaped notice that these natural events that have been exacerbated by the effects of human activity, have occurred following denials by the leadership of the USA — the world’s most eco-unfriendly nation — of the need for any global agreements to combat global warming. From that perspective, the failure to build global consensus around climate change and the necessary responses represents a tremendous threat to Peace in the Caribbean region and militates against the stability and the proper functioning of Caribbean institutions and societies in general.

We also recognize the presence of foreign military bases in the Caribbean as contributing significantly to further environmental degradation and as an erosion of the security and stability of the region. We therefore denounce the military maneuvers and exercises which destroy the environment and undermine the health of the populations residing in proximity to those military bases.

But in addition to their environmental costs, the First Caribbean Peace Conference also views the presence of the large number of foreign military bases and facilities in the Caribbean region as a serious threat to the peace and stability of all the nations given their warlike and interventionist purposes. We consider it to be both, urgent and necessary, to resolutely join in the actions of the international campaign against foreign military bases and for a world of peace without nuclear, chemical and
bacteriological weapons.

The First Caribbean Peace Conference acknowledges the 1967 Tlatelolco Treaty which established our region of Latin America and the Caribbean as a nuclear free zone, and to this end, we demand the immediate cessation of the transshipment of nuclear waste through the Caribbean Sea.

We also recognize the significance of the fact that 122 United Nations member states have adopted the Treaty prohibiting nuclear weapons, the first and only international legal instrument that declares illegal all nuclear weapons. However, we forcefully condemn the fact that the superpowers possessing such weapons that can wipe out humanity have deliberately and arrogantly avoided signing this essential treaty.

We also note with alarm that a specific threat to Caribbean peace resides in
the proliferation of firearms in the Caribbean , in an environment of economic and social collapse occasioned by neo-liberal capitalism and the corrupt activities of drug trafficking, money laundering, and human trafficking. When coupled with the intense foreign media penetration that the Caribbean has been subjected to, the phenomenon of imported values eclipsing our local values of respect and human decency, and with movies and films perpetuating greed, violence, opulence and selfishness, then the rise in senseless killings and gang warfare, presents itself as a direct threat
to our Caribbean civilisation.

AGAINST THIS BACKGROUND, the 1st Caribbean Peace Conference hereby:

1. Dedicates the work, results and outcomes of the conference to
the memory and honour of the eternal Commanders Ernesto Che Guevara and Fidel Castro Ruz, and in recognition of both the 50th anniversary of the fall-in-combat of Commander Ernesto Che Guevara and the 1st anniversary of the passing of Dr. Fidel Castro on November 25th 2016. We pay homage to these two world visionary leaders, who made extra-ordinary contributions to peace and to the liberation struggle of African, Latin-American and Caribbean countries.

2. Demands the end of the foreign military presence that MINUSTAH represents in Haiti and its replacement by a civilian and humanitarian support mechanism. In addition, the Conference rejects the notion of a “failed state”, which is a concept that is used by the forces of imperialism as a justification for interference in the internal affairs of sovereign nations and as a motive for military intervention for regime change.

3. Affirms our determination to safeguard peace in Latin America and the Caribbean in keeping with the Havana Declaration approved by the Heads of State and Government of the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC) at the second CELAC Summit held in Havana, Cuba in the year 2014– a Declaration which
establishes our region as a Zone of Peace.

4. Re-Affirms our commitment to the principle of Latin America
and the Caribbean as a Zone of Peace, and our profound respect for the principles and norms of international law, the inalienable right of every State to freely choose their political, economic, social and cultural system without interference of any kind, and the sovereign equality of states.

5. Recognizes the role played by women in advancing the peaceful and sustainable future of the planet, and acknowledges that the achievement of peace and an end to violence are dependent on respecting cultural, racial, religious, and sexual diversity.

6. Commits to fight against imperialism, neoliberal policies, and
foreign military actions which seek to undermine and defeat the progressive and democratic governments and movements of the region.

7. Rejects the prevailing hegemonic concept of the “ideal western state”– a concept which encourages racism, white supremacy, and discrimination. Instead, we recognize and accept a broader and more inclusive concept of human development, participation and democracy.

8.Rejects the interventionist actions, the threat of military intervention, the media campaigns, the psychological threats, the economic war, and the financial blockade orchestrated and directed by the government of the United States of America (USA) and by sections of the national and international conservative oligarchy, which undermine the peace and stability of the Bolivarian Republic of Venezuela, as they attempt to destroy the Bolivarian revolution and its positive influence on Latin America and the Caribbean.

9. Recognizes the sovereign right of the Venezuelan people to
undertake reform of their nation’s Constitution, and accepts the National Constituent Assembly elected by over eight million people as a legitimate expression of the will and sovereignty of the Venezuelan people: and we also remind the world that the National Constituent Assembly is provided for within the Venezuelan Constitution.

10. Supports the efforts made by the revolutionary government of
Venezuela to establish dialogue with the Venezuelan opposition — with the aim of achieving a lasting peace — within the framework of the discussions that are being held in the Dominican Republic with the support of the International Community.

11. Expresses the broadest solidarity with countries and peoples
under colonial rule in the Caribbean and South America who have been denied the right to self-determination and sovereignty, and in particular we demand the end of French colonialism in Martinique, Guadeloupe, and French Guiana and commits to giving active
solidarity to the people of those countries in their struggle for independence, sovereignty and self-determination.

12. Demands an end to foreign military presences in Latin America
and the Caribbean in general, and in Puerto Rico, the Malvinas, Georgia and South Sandwich Islands in particular. We also reaffirm that the Malvinas, Georgia and Sandwich Islands are part of the territory of Argentina and must return to the sovereignty of the Argentine nation.

13. Condemns the refusal of certain Caribbean countries to recognize the legitimate right of the people of Palestine to sovereign statehood.

14. Condemns the government of the Dominican Republic for its
mass deportation of persons described as “Haitians” and carried out from the year 2015 to the present. The Conference demands the cessation of such deportations, and calls for an internationally supervised determination of the nationality and legal status of the remaining dark-skinned residents of the Dominican Republic in order to remove the anxieties of this group. The Conference also calls for the establishment of an international committee to determine compensation for persons illegally displaced by the mass deportation carried out directly or encouraged by the government of the
Dominican Republic.

15. Demands the return to Cuban national sovereignty of the territory illegally occupied by the US Naval Base in Guantanamo; and further demands that the US government accept the formal proposal made by the Cuban government to include this issue in the bilateral agenda as being a key factor in the process towards the
normalization of the relationship between the two countries, as well as a key issue in the quest for regional peace and safety.

16.
Supports the struggle of Cuba in all fora for the unconditional
removal of the illegal economic, financial and trade blockade, which is the longest one in known history, and which not only qualifies as an act of genocide in International Law but is also a fundamental violation of the Sovereignty of third nations in that it is based upon the extra-territorial application of national or domestic USA legislation.

17. Rejects the nasty, unfounded and unjustified decision taken by
the Donald Trump administration against Cuban diplomats in the USA, and evidently aimed at erasing all the constructive steps recently achieved towards the normalization of the bilateral USA/Cuba relationship, and which is– by extension– a new obstacle to the development of normal relations with the rest of the Caribbean.

18. Condemns all acts of terrorism as the anti-thesis of peace, and in particular we recall and condemn the terrorist act committed on October 6th 1976 when a bomb was planted on a Cuban commercial aircraft which resulted in the deaths of 73 persons within the territorial space of the island of Barbados. And to this end we
demand that the Government of the USA extradite Luis Posada Carriles, the mastermind of the terrorist act, to Venezuela in order that he may stand trial, and we also reiterate our support for the campaign of the Caribbean Chapter of the International Network in Defense of Humanity to have the United Nations declare October 6th
as “International Day Against Terrorism”.

19. Supports the people from several Caribbean islands in their struggle to overcome the aftermath of the repeated natural disasters which have destroyed much of the country’s infrastructure and to achieve the necessary political and social stability that will enable them to overcome the current situation.

20. Expresses solidarity and encourages concrete actions to alleviate the suffering of the victims of recent natural phenomena, which have led to devastation, destruction and loss of life in the Caribbean, and in this regard the Conference demands the creation of global institutional responses that are morally, economically and politically commensurate with the crises which have befallen these countries.

21. Insists that global climate change discussions be re-engaged in order to reduce the possibilities of such disasters that have befallen the Caribbean in the 2017 hurricane season.

22. Condemns the policies that produce the indiscriminate deportation of Caribbean prisoners from North American prisons, human trafficking and arms trafficking in the Caribbean, and that help to generate high crime rates that threaten the stability of several Caribbean nations.

23. Rejects the Media Penetration and the Media Propaganda which dull the senses of Caribbean populations to violence, crimes against the person, the assassination of leaders, invasion and war, and we encourage our governments to create the conditions for local media practitioners and cultural activists to advance our own aesthetics,feelings and concerns.

24. Supports the right of the nations and people of the Caribbean to pursue and demand reparations from the colonial powers for the centuries of vassalage and exploitation founded on the genocide of the indigenous people, African enslavement and colonialism.

25. Identifies the United States, NATO and the great powers of the European Union and their allies, in their ambition for world domination, as the main threats to peace and the happiness of the peoples of the entire planet and we demand an end to all wars of imperialist aggression.

26. Demands the elimination of nuclear weapons and an end to the threat of their use, and further demands that our respective governments and the nuclear-weapon possessing states promptly sign and ratify the treaty on the prohibition of nuclear weapons.

27. Celebrates the renewed commitment to the founding or reactivating of the Caribbean movements and associations of Peace and their linkage to the World Peace Council, and recognizes that it is vital to articulate and engage upon such collective work in favor of Peace in the region and in support of the sustainability and validity of the proclamation of Latin America and the Caribbean as a Zone of Peace.

28. Expresses gratitude to the hosts, supporting institutions and personalities, and to the Barbadian people as a whole for the warm welcome given to the participants in the meeting, and for supporting all the logistical arrangements of the 1st Caribbean Peace Conference in Barbados.

29. Supports and undertakes to — individually or in a collective manner — pursue the actions and initiatives contained in the Plan of Action approved by the Conference.

30. Reminds the Caribbean people of our unique history of race and class based oppression, and of our historic struggles to resist, overcome and transcend such oppression and denial of human dignity, and re-affirm that our history has bequeathed to us a sacred mission to advocate and defend the principles of freedom and human dignity, and to stand with and give active solidarity and support to all peoples who are legitimately fighting against oppressive forces, and for freedom, dignity, respect, sovereignty, self-determination and peace.

DECLARACIÓN DEL MOVIMIENTO CUBANO POR LA PAZ CONTRA LA NICA ACT

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos proclama su incondicional respaldo al Presidente de Nicaragua Daniel Ortega Saavedra, a su Vicepresidenta Rosario Murillo, al FSLN y a su heroico pueblo, amenazados nuevamente por la intromisión de los EEUU en sus asuntos internos y en sus relaciones con otros Estados e instituciones internacionales.

Condenamos la Nicaraguan Investment Conditionality Act, conocida como Nica Act, proyecto de Ley aprobada el pasado 3 de octubre por el Congreso de los EEUU, que intenta imponer sanciones económicas mediante la aplicación de condicionamientos a los préstamos y financiamientos de organismos internacionales destinados a inversiones en Nicaragua, violando la Paz y sus derechos a la soberanía y autodeterminación, reconocidos por el Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

La Nica Act se añade a la interminable lista de políticas injerencias que a lo largo de la historia han perpetrado los sucesivos gobiernos de los EEUU en los países latinoamericanos y caribeños, mediante multiplicidad de acciones en todos los ámbitos que pretenden subvertir los destinos que se han trazado los países de Nuestra América.

Sobrada experiencia tiene la Fundación Cubano Americana en el malsano oficio de difamar y engañar con fines de lucro. Los que promueven una imagen aparente de “redentores” de Nicaragua y de “protectores” de los intereses nacionales de los EEUU, por más de cinco décadas han asumido como un modo de vida altamente rentable el recrudecimiento del criminal bloqueo a Cuba, sin importarles sus consecuencias para el pueblo cubano.

La Nica Act, el bloqueo y otras acciones contra Cuba, y los ataques por múltiples vías contra Venezuela y Bolivia, son ejemplos que prueban la ofensiva política, económica, financiera y comunicacional estructurada y puesta en práctica por los EEUU de manera global en la región, e individual en determinadas naciones de Nuestra América que resultan claves para sus intereses políticos y económicos.

Una fuerte cohesión interna en nuestros países, y una indestructible unidad de todas las naciones en torno a la “Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz” promulgada por la Cumbre de la CELAC de la Habana efectuada en 2014, le confieren a Nuestra América la fortaleza necesaria para encarar de conjunto las acciones del imperio más poderoso del planeta.

¡¡¡Paz y Soberanía para Nicaragua!!!

HAY QUE PONER FIN AL BLOQUEO CONTRA CUBA


Por Manuel E. Yepe Colaborador del Movimiento Cubano por la Paz
Octubre 5 de 2017

Es evidente que, para Donald Trump, la Organización de Naciones Unidas y en particular su instancia más representativa y democrática, la Asamblea General, son instituciones irrelevantes.
No obstante, el próximo 1º de noviembre, Cuba presentará una vez más ante la Asamblea General de la ONU, por vigésimo sexto año consecutivo, el proyecto de resolución sobre la “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba”.
Todo el mundo sabe que lo que ocurrirá en esta ocasión en la máxima instancia de las Naciones Unidas será más de lo mismo, porque así lo adelantaron los discursos que pronunciaron en días recientes en Nueva York varios presidentes, primeros ministros y cancilleres de los cinco continentes que coincidieron en condenar a Estados Unidos como ejecutor del bloqueo a Cuba, la violación de los derechos humanos más grande que sufriera el continente americano en el pasado siglo.
El 26 de octubre del pasado año 2016, un proyecto cubano similar al que ahora se pondrá a la consideración de los máximos dirigentes de las 193 naciones que integran la comunidad mundial fue aprobado por el voto favorable de 191 países, ninguno en contra y las abstenciones de Estados Unidos e Israel.
Fue aquella la primera vez en veinticinco batallas diplomáticas similares en la Asamblea General de la ONU que estos dos países se abstuvieron en la votación porque, en los anteriores veinticuatro sufragios sucesivos esas dos naciones se habían pronunciado activamente en contra.
En cada uno de los últimos veinticinco años, la comunidad internacional de naciones representada en la Asamblea General de las ONU se ha ido acercando a la unanimidad en la condena al bloqueo económico, financiero y comercial a Cuba que ha venido ejerciendo unilateralmente Estados Unidos en detrimento de todos los países del
mundo por su intención y efectos extraterritoriales.
El anterior gobierno estadounidense, con Barack Obama como presidente, llevó a cabo tímidos avances en la política exterior hacia Cuba respondiendo a la voluntad y los intereses de la mayoría de los ciudadanos de ese país desmarcándose discretamente de su severa conducta imperialista mostrada al respecto durante un cuarto de siglo.
Incluso tuvo diversos gestos que denotaba una voluntad rectificadora y hasta propició el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.
Pero hasta allí llegó, dado que no pudo corregir –porque no era la voluntad del invisible Estado Profundo que asienta en Wall Street y en el Complejo Militar- el principal obstáculo para la normalización de los nexos de buena vecindad: el inhumano bloqueo que ya dura más de medio siglo.
Para quienes no confían en las potencialidades del pueblo de Estados Unidos, con el advenimiento a la presidencia de la nación del magnate Donald Trump y especialmente luego de las palabras de éste el 16 de junio último en la ciudad de Miami, hoy devenida madriguera de lo peor de la mafia anticubana en Estados Unidos, ha desaparecido toda esperanza de normalización a corto plazo de las relaciones entre los
gobiernos de Washington y La Habana.
Por cierto, fue ese el lugar y el momento que marcó, según muchos observadores una reconciliación de Rubio con Trump que, hasta entonces, era un violento detractor del actual Presidente cuando era candidato.
La historia de los misteriosos ataques sónicos o acústicos contra el personal diplomático de la Embajada estadounidense en La Habana, aparentemente, comenzó hace un año y nada ha sido esclarecido a pesar de los declarados esfuerzos de ambas partes por determinar origen,medios y actores de semejantes incidentes.
No solamente no se tiene ni la más remota idea de quiénes han sido los autores ni los recursos tecnológicos empleados. “La bruma del misterio es tan densa y de implicaciones tan variadas que en algunos pasillos de Washington se llega a decir en voz baja…que ello nunca se sabrá…y de saberse no se haría público”, ha escrito un periodista de Miami. El senador anticubano Marco Rubio desató el coro de tambores de guerra pidiendo las condenas y sanciones más drásticas hacia Cuba. No obstante esta ausencia de antecedentes, el Departamento de Estado, desde Washington, anunció el retiro del 60% de su personal diplomático en La Habana, suspendió indefinidamente las visas y advirtió a sus ciudadanos que no deben viajar a Cuba.
Los hechos se originaron hace un año y las partes consultaron entonces entre ellas, de manera constructiva, lo ocurrido. El ataque a la salud de los diplomáticos de EEUU habría tenido lugar antes del inicio de la administración Trump pero ésta, al “descubrirlo”, comenzó a capitalizarlo políticamente. El escándalo actual denota con toda claridad que hay quienes buscan beneficiarse ahora del misterioso incidente.

MARIA DO SOCORRO GOMES ENVÍA SALUDOS A LAS ORGANIZACIONES DEL CARIBE REUNIDAS EN LA PRIMERA CONFERENCIA DE PAZ DEL CARIBE


São Paulo, Brasil – 3 de Octubre de 2017

Estimados compañeros y compañeras de las organizaciones del Caribe del Consejo Mundial de la Paz:
Reciban desde Brasil mis calurosos saludos y congratulaciones por tan importante reunión de los miembros de la región caribeña del Consejo Mundial de la Paz, en un período de grandes desafíos para las fuerzas de paz en nuestra región y en el mundo. Las actividades regionales, a pesar de las grandes dificultades, deben ser celebradas como el fortalecimiento de nuestra lucha común y, por ello, quiero saludarles Efusivamente.
La situación mundial nos impone grabes preocupaciones a los que resistimos constante y decididamente a los intentos de las potencias imperialistas y neoliberales de subyugar a los pueblos e imponer la explotación y la dominación. A la resistencia, estas potencias, sobre todo el vecino Estados Unidos de América, imponen la guerra y/o los intentos criminales de cambio de régimen, golpes de Estados en pleno siglo 21, en alianza con oligarquías locales que no aceptan los procesos de cámbio democrático, popular y soberano.
Recordamos en éste momento al sabotaje del vuelo 455 de Cubana de Aviación entre Barbados y Jamaica el 6 de Octubre de 1976, perpetrado por los aliados contra-revolucionarios de la CIA, que mató a más de 70 personas. Quedó una vez más evidente el método desestabilizador y criminal que los EE.UU. utilizan junto a las tácticas de golpes de Estado o aún intervenciones militares en contra de las naciones que no se rinden.
La recordación expresa nuestra solidariedad con las víctimas, sus famílias y sus pueblos, y reforza nuestro
compromiso anti-imperialista por la soberanía de los pueblos y naciones valurosas que insisten en luchar por
la segunda independencia y por un orden internacional de respeto mútuo y amistad. Por eso mismo,
hacemos frente y denunciamos las amenazas indolentes e irresponsables que el presidente estadounidense Donald Trump hizo al mundo y a los pueblos revolucionarios de Cuba y de Venezuela Bolivariana desde el púlpito de la Asamblea General de la ONU, manchando a la Carta de las Naciones Unidas con declaraciones de guerra. Seguimos, resistentes y fortaleciendo nuestra lucha contra el imperialismo, el colonialismo y la
explotación, seguros de que nuestra unidad vencerá el imperio de la guerra y la dominación.
¡Que vivan las organizaciones caribeñas de la Paz! ¡Que viva la solidaridad entre los pueblos!
Fraternalmente,
Socorro Gomes
Presidenta del Consejo Mundial de la Paz

Dear friends of the Caribbean organizations in the World Peace Council:
From Brazil, receive my warm greetings and salutation for such an important meeting of the Caribbean
members of the World Peace Council, in a period of such great challenges for the peace forces in our region
and in the world. The regional activities, in spite of the great difficulties we face, have to be celebrated as the
strengthening of our common struggle and, therefore, I want to salute you effusively.
The world situation imposes grave concerns on those of us constantly and decidedly resisting the imperialist
and neoliberal powers’ attempts to subdue the peoples, imposing exploitation and domination. To resistance,
these powers, especially our neighbor the United States of America, respond with war and/or the criminal
attempts of regime change, coups d’etat in the very 21st century, in alliance with local oligarchies that do not
accept the processes of democratic, popular and sovereign change.
We recall, at this point, the sabotage of flight 455 of Cubana de Aviación between Barbados and Jamaica, on
the 6th of October, 1976, perpetrated by the counter-revolutionary allies of the CIA, which killed over 70
people. It was once again evident which is the destabilizing and criminal method used by the US beside coups
d’etat and military interventions against the nations that do not surrender. Recalling it expresses our solidarity
with the victims, their families and peoples, and strengthens our anti-imperialist commitment with the
sovereignty of brave peoples and nations that insist on struggling for their second independence and for an
international order of mutual respect and friendship.
Therefore, we protest and denounce the brazen and irresponsible threats made by the US President Donald
Trump against the world and the revolutionary peoples of Cuba and Bolivarian Venezuela from the platform of
the UN General Assembly, staining the UN Charter with war declarations. We continue resisting and
strengthening our struggle against imperialism, colonialism and exploitation, confident that our unity will defeat
the empire of war and domination.
Long live the Caribbean peace organizations! Long live solidarity among the peoples!
Fraternally,
Socorro Gomes
President of the World Peace Council

MANIPULACION ACÚSTICA CONTRA CUBA


Por Manuel E. Yepe Colaborador del MOVPAZ
Octubre 2 de 2017

La mayor asociación estadounidense de organizadores de viajes a Cuba,
luego de efectuar una asamblea de sus miembros, emitió una declaración
en la que discrepa, por unanimidad, de la decisión del Departamento de
Estado de su país de retirar el 60 % del personal de su Embajada de la
Habana y de su advertencia a los ciudadanos estadounidenses de que
eviten sus viajes a Cuba.
Derivado de ello, el Consulado estadounidense en La Habana suspendió
por tiempo indefinido la expedición de visas para viajar a Estados
Unidos, aunque seguirá prestando servicios de emergencia a los
ciudadanos estadounidenses cuando están en Cuba.
La motivación que se argumenta para estas acciones es que se había
conocido que 21 diplomáticos Usamericanos acreditados en La Habana han
reportado problemas auditivos de origen ignorado.
“A partir de la evidencia disponible hasta el momento y del hecho de
que el Departamento de Estado afirma que ningún otro ciudadano
estadounidense han sido afectado, creemos que tal decisión es
injustificada y, por tanto, continuaremos organizando viajes a Cuba y
animando a otros a hacerlo”, declaró Bob Guild, Co-Coordinador de
RESPECT (por las siglas en ingles de Turismo Ético Responsable de
Cuba), una Asociación profesional integrada por 150 representantes de
agencias de viajes, turoperadores y otros prestadores de servicios
relacionados con los viajes a la isla fundada en diciembre de 2016, en
el aniversario de la apertura del diálogo cubano-estadounidense.
Destacó Guild que las leyes estadounidenses permiten a los ciudadanos
y residentes estadounidenses viajar a Cuba y no hay disposición alguna
del Departamento de Estado que de alguna manera prohíba a ciudadanos
de Estados Unidos visitar la isla.
En la arriba citada reunión de RESPECT, los representantes de las
aerolíneas comerciales de Estados Unidos que viajan a Cuba expresaron
su intención de continuar haciéndolo.
Gail Reed, fundadora de la revista científica MEDICC y
vice-coordinadora de RESPECT, destacó categóricamente en la propia
reunión que “Cuba sigue siendo un destino muy seguro para los viajeros
de Estados Unidos”.
Por invitación de las autoridades cubanas, el FBI estuvo en La Habana
anteriormente buscando evidencias de lo que Estados Unidos ha descrito
como “ataques sónicos” causantes de hipoacusia y otros síntomas, pero
sus agentes no encontraron dispositivo alguno u otra evidencia que
explicara el misterio.
Ninguno de los 500,000 visitantes de Estados Unidos a Cuba en este año
2017 ha reportado problemas de salud similares y, según declaración de
Secretario de Estado Tillerson de la semana pasada “no tenemos
informes de ningún otro ciudadano estadounidense que haya sido
afectado…”.
Tampoco han tenido contratiempos aproximadamente dos millones de
turistas de otros países que ha visitado a Cuba en lo que va del
presente año.
Ni un solo huésped ha experimentado en Cuba problemas relacionados con
“pérdida auditiva” u otros reclamos de salud que preocupan a la
administración de Trump.
De los muchos miles de invitados extranjeros que se hallaban en Cuba
cuando la isla fue recientemente azotada de una punta a la otra por el
huracán “Irma” ni uno solo sufrió daños. Cuba sigue siendo una de las
naciones más seguras del mundo para sus huéspedes y, además, tampoco
hay guerras por la droga, ni por terrorismo, ni por tráfico de armas,
ni guerras de pandillas, ni secuestros, ni hay pandemias tropicales.
La presidenta de AFSA, asociación que representa a 15,000 diplomáticos
de Estados Unidos en todo el mundo, Barbara Stephenson, se ha opuesto
a cualquier decisión de retirar los diplomáticos de Cuba. Dijo que sus
miembros están en contra de la reducción del personal de la Embajada
en La Habana y que están preparados para continuar a su misión
independientemente de que hubiera problemas de salud reales o
supuestos. “Tenemos que permanecer en el campo y en el juego”, alegó
Stephenson.
En respuesta a la medida de Washington de reducir el personal
diplomático de su Embajada en Cuba, Josefina Vidal, Directora General
de asuntos de Estados Unidos en la Cancillería cubana, calificó la
decisión de precipitada y consideró que ello afectará las relaciones
bilaterales y la cooperación en áreas de interés mutuo. Vidal había
instado a los Estados Unidos a no politizar el asunto e insistió en
que Cuba precisa de una activa cooperación de las autoridades
norteamericanas para llegar a una conclusión definitiva.
Evidentemente, estamos en presencia de una nueva maniobra contra Cuba
de los sectores de la extrema derecha terrorista en la política
exterior del gobierno estadounidense. La insistencia en el asunto de
personeros tan representativos de esos sectores de la diplomacia
estadounidense como el senador republicano Marco Rubio confirma esta
hipótesis.

Socorro Gomes: En evidente contraste, Venezuela invita a la paz mientras Trump anuncia la guerra


Saturday, September 23, 2017

Entre los días 16 y 19 de septiembre, el pueblo venezolano organizó una importante acción de afirmación soberana, en la que los presentes de diversos países, representantes de organizaciones, asociaciones y movimientos sociales diversos, así como jefes de Estado, pudieron manifestar su apoyo y solidaridad al pueblo hermano de Venezuela en la aguerrida y sostenida resistencia contra la injerencia imperialista, contra la ofensiva de las fuerzas reaccionarias y oligárquicas y por la continuidad y profundización de la grandiosa Revolución Bolivariana.

El título del encuentro, Jornada Mundial “Todos somos Venezuela”: Diálogos por la Paz, la Soberanía y la Democracia Bolivariana, fue un importante refuerzo del empeño de todas las fuerzas democráticas y progresistas en la contraposición a la descomunal guerra mediática de escala global contra un gobierno legítimamente elegido por el pueblo venezolano, una ofensiva ya conocida en la cartilla de la injerencia imperialista estadounidense para intentar imponer el cambio de régimen y derribar gobiernos que se atrevan a hacerle frente. Por eso, reafirmamos, como ya el Consejo Mundial de la Paz y diversos otros movimientos han hecho, nuestro apoyo al empeño por diálogo del pueblo venezolano, que no arrastra el pie de la lucha en la defensa de su soberanía y la democracia bolivariana.

Sabemos, con ya incontables evidencias, que la política hegemonista de Estados Unidos siempre ha mirado hacia nuestra América Latina y el Caribe desde los mapas donde calculan sus tácticas de dominación y explotación desde una lógica geoestratégica para elaborar formas de desestabilización e instalar gobiernos subordinados y dóciles como meros agentes para la entrega de sus países.

Hace casi dos décadas, desde la Patria de Simón Bolívar, el comandante Hugo Chávez Frías se atrevió a alzar la lucha del pueblo venezolano contra la sumisión de la nación. Se trata de una transformación histórica que arrojó las condiciones para el creciente enraizamiento de la Revolución Bolivariana, lo que garantizó que un proceso popular y nacional resistiera de forma vigorosa a intentos prácticamente incesantes de golpes de Estado y de desestabilización a lo largo de todos estos años.

En este período, las fuerzas democráticas y progresistas de todo el mundo y las que componen el Consejo Mundial de la Paz nunca relegaron su compromiso e inquebrantable solidaridad al pueblo venezolano. Al final, creemos que la defensa de la soberanía nacional y la autodeterminación de los pueblos, al lado de la no injerencia en los asuntos internos de las naciones y de la cooperación internacional, son los pilares que deben sostener un nuevo orden internacional liberado del imperialismo, en que cada nación pueda construir el proceso por el cual se emancipa.

Por eso, defendemos el derecho inalienable del pueblo venezolano de definir con qué instrumentos y tácticas deberá superar la grave crisis política y económica que se instaló, cultivada en el caldo de los intentos desestabilizadores de parte de la oposición y de las fuerzas reaccionarias, fascistas y violentas patrocinadas por el imperialismo que se benefician de la incesante guerra mediática contra el gobierno bolivariano del presidente Nicolás Maduro.

Saludamos enfáticamente las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente, que demuestran no sólo el compromiso con una salida democrática de esta crisis, sino también el empeño popular en avanzar en el proceso de transformación nacional, profundizando los compromisos de la Revolución Bolivariana. Reafirmamos, aún en la contraofensiva a la guerra mediática, que pocas naciones del mundo conocen tamaño esfuerzo democrático como lo demostrado a lo largo de esas casi dos décadas, en que el compromiso revolucionario fue constantemente refrendado por el pueblo.

En el otro lado, denunciamos enfáticamente el posicionamiento adoptado por el presidente estadounidense Donald Trump en la Asamblea General de las Naciones Unidas, dejando más claras las políticas beligerantes de este Estado y sus gravísimas amenazas a la paz internacional, ya reiteradamente minada por la política hegemonista y belicosa.
Trump hizo evidente intento de aterrorizar a todos los que no se inclinan ante sus chantajes, gritando, distribuyendo amenazas de sanciones económicas y el total aislamiento de Venezuela, Cuba, Corea del Sur y Irán, países ya víctimas rutinaria de los desmanes estadounidenses.

En un paroxismo de odio e imprudencia que a todos ataca y ofende, Trump pretende llevarnos a todos al borde de un conflicto bélico de proporciones y consecuencias inimaginables. La respuesta de los pueblos no puede ser otra que la intensificación de la lucha por el fin total de este orden basado en la fuerza bruta, inaugurando un nuevo orden mundial, donde impere el respeto entre las naciones, en que el diálogo sustituye a las armas en la resolución de las diferencias.

Por eso, al tiempo que manifestamos nuestra solidaridad al pueblo venezolano en el enfrentamiento a la crisis, la violencia y el reiterado intento de golpe, apelando por un apoyo internacional comprometido con el respeto a la soberanía venezolana, manifestamos también, desde cada fuerza que compone el Consejo Mundial de la Paz, nuestra confianza en la resistencia antiimperialista y en la defensa de la democracia bolivariana y de la paz, que seguirán contando con nuestra solidaridad y compromiso resueltos en esta lucha.

Socorro Gomes, presidenta del Consejo Mundial de la Paz

Socorro Gomes: In a clear contrast, Venezuela calls for peace as Trump announces war

Saturday, September 23, 2017

Between September 16 and 19, the Venezuelan people organized an important action of sovereign affirmation, in which delegates from several countries, representatives of diverse organizations, associations and social movements, as well as heads of State, could express their support and solidarity to the brotherly people of Venezuela in the fierce and sustained resistance against imperialist interference, against the offensive of the reactionary and oligarchic forces and for the continuity and deepening of the great Bolivarian Revolution.

The meeting’s title, World Day Todos Somos Venezuela: Dialogues for Peace, Sovereignty and the Bolivarian Democracy, was an important reinforcement of the commitment of all democratic and progressive forces in opposition to the massive global media war against a government legitimately elected by the Venezuelan people, an offensive already known in the imperialist intervention booklet to try to impose regime change and overthrow governments that dare to resist it. That is why we reaffirm, as the World Peace Council and various other movements have being doing, our full support for the Venezuelan people’s commitment to dialogue, whereas they don’t back down from the struggle in defense of their sovereignty and the Bolivarian democracy.

We know, with countless evidences, that US hegemonic policy has always looked at Latin America and the Caribbean from the maps where they calculate their tactics of domination and exploitation, from a geostrategic logic to devising forms of destabilization and to installing subservient and docile governments, as mere agents for the delivery of their countries.

For almost two decades, since the homeland of Simón Bolívar, Commander Hugo Chávez Frías has dared to raise the struggle of the Venezuelan people against the nation’s submission. It is a historical transformation that has laid the groundwork for the growing roots of the Bolivarian Revolution, which has ensured that a popular and national process vigorously resisted the almost ceaseless attempts of coup d’État and destabilization over the years.

During this period, democratic and progressive forces throughout the world and the members the World Peace Council have never relegated their commitment and unyielding solidarity to the Venezuelan people. After all, we believe that the defense of national sovereignty and the self-determination of peoples, along with non-interference in the internal affairs of nations and international cooperation, are the pillars that must support a new international order liberated from imperialism, in which every nation can to build the process by which it is emancipated.
That is why we defend the inalienable right of the Venezuelan people to define with what instruments and tactics they must overcome the grave political and economic crisis that has arisen, cultivated in the wake of the destabilizing attempts of the opposition and the reactionary, fascist and violent forces sponsored by US imperialism and benefited by the incessant media war against the Bolivarian government of President Nicolás Maduro.

We warmly welcome the elections to the National Constituent Assembly, which demonstrate not only the commitment to a democratic exit from this crisis, but also the people’s commitment to advance the process of national transformation, deepening the commitments of the Bolivarian Revolution. We reaffirm, in our counter-offensive to the media war, that few nations in the world know of such a democratic effort as demonstrated during the almost two decades in which the revolutionary commitment was constantly endorsed by the people.

On the other hand, we strongly denounce the position adopted by the United States President Donald Trump in the General Assembly of the United Nations, making the belligerent policies clearer in very serious threats to international peace, already repeatedly undermined by hegemonic and warlike politics.

Trump made an obvious attempt to terrorize all those who do not bow before the US blackmail, shouting, distributing threats of economic sanctions and the total isolation of Venezuela, Cuba, People’s Korea and Iran, countries already routinely victims of US outrages.

In a paroxysm of hatred and recklessness, which strikes and offends everyone, Trump intends to bring us all to the brink of an armed conflict of unimaginable proportions and consequences. The response of the peoples cannot be other than the intensification of the struggle for the total end of this order based on brute force, inaugurating a new world order, where respect prevails among nations, where dialogue replaces weapons in the resolution of differences.

That is why, as we express our solidarity with the Venezuelan people in facing the crisis, the violence and the repeated coup attempt, appealing for international support committed to respect for Venezuela’s sovereignty, we have also expressed, from every force part of the World Peace Council, our confidence in the anti-imperialist resistance and in the defense of Bolivarian democracy and peace, which will continue to count on our resolute solidarity and commitment in this struggle.

Socorro Gomes, President of the World Peace Council

NIÑOS CUBANOS Y RUSOS CELEBRAN EL DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ

DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ

El Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, celebró el Día Internacional de la Paz en la Escuela Primaria Emiliano Zapata Salazar, en una actividad conjunta con el Instituto de Amistad con los Pueblos y la Embajada de Rusia en Cuba, en la que tomaron parte 50 niños de la Escuela Rusa en Cuba, 120 estudiantes cubanos, así como profesores, dirigentes del Ministerio de Educación, funcionarios de la Embajada Rusa en Cuba. La actividad tuvo una parte política y otra cultural en la que participaron niños rusos y cubanos, y artistas que interpretaron canciones con el tema de la paz.

En nombre de las instituciones cubanas, las palabras centrales estuvieron a cargo del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos:

Para el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, el Instituto de Amistad con los Pueblos y la Escuela Primaria Emiliano Zapata Salazar, constituye una gran satisfacción poder celebrar el Día Internacional de la Paz en esta actividad organizada conjuntamente con la Embajada de Rusia en Cuba.

Cuba y Rusia somos naciones hermanas, y a ambas nos unen fuertes lazos históricos, políticos y culturales, y ambos pueblos han desarrollado estrechas relaciones de amistad especialmente después del Triunfo de la Revolución cubana.

El 21 de septiembre de cada año se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Paz establecido por la Organización de Naciones Unidas, una celebración anual de no violencia y suspensión de las guerras a nivel mundial, dedicada al fortalecimiento de los ideales de paz, entre todas las naciones y todos los pueblos.

Un día como hoy, en muchos países del mundo miles de personas se reúnen para expresar su deseo de vivir en un mundo de paz, en el que predominen valores como la solidaridad, la amistad y la cooperación.

Sin embargo, en la actualidad en el mundo no existe la paz que desearía la mayor parte de la humanidad. Lamentablemente no cesan las guerras en diferentes regiones del mundo, EEUU ha aumentado el capital asignado para la fabricación de peligrosos armamentos usados para desatar guerras contra otros países, en las que mueren miles de personas, entre ellos niñas y niños.

En países del Medio Oriente y África, cientos de miles de personas se han visto obligadas a huir de la guerra, abandonando sus hogares, buscando otros lugares donde encontrar seguridad y mejores condiciones de vida.

Este año, el Día Internacional de la Paz tiene como principal objetivo movilizar a la ciudadanía mundial para que muestre su apoyo a los refugiados y migrantes. Previo a la celebración, se acordó resaltar el valor de la solidaridad y la contribución de los migrantes a las economías de los países de acogida. Nos sumamos a este llamado y denunciamos las campañas mediáticas dirigidas desde el gobierno de Estados Unidos que
amenazan la Soberanía y la libre determinación de la hermana Repíblica de venezuela.

En estos momentos, por la zona del Caribe hay tres huracanes. El huracán Irma causó una gran destrucción en Cuba y otras Islas vecinas, y en estos momentos otro fuerte huracán llamado María ha dejado en la ruina a la pequeña Isla de Dominica y devastado a Puerto Rico.

Como tantas veces, Rusia ofreció su ayuda hermana a Cuba, con importantes donativos que serán distribuidos entre la población más afectada por el paso del huracán Irma, entre aquellos que perdieron sus pertenencias y sus casas, o sufrieron serios daños en sus viviendas.

En el aumento de los huracanes tiene mucho que ver los cambios climáticos que se producen en el planeta por causa de los daños que causan contra el medio ambiente países como EEUU, que no ha suscrito el Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Por ese motivo todos, incluyendo a las niñas y los niños, debemos luchar contra la contaminación ambiental y preservar la naturaleza.

Sobre la Paz, en el discurso del 19 de marzo de 1962 en el acto en que le fuera entregado el Premio “Lenin” de la Paz, el Comandante en Jefe Fidel Castro expresó ideas que pudieran haberlas pronunciado hoy:

“Cada cual debe luchar por la paz a su manera, cada cual debe luchar por la paz con lo que pueda y como pueda. Así, la América Latina, al enfrentarse cada vez más a los imperialistas, lucha por la paz. Mientras más pueblos luchando por su libertad, más posibilidades de paz en el mundo, más maniatados estarán los imperialistas, más débiles serán los imperialistas para desencadenar la guerra”.

Estimados niñas y niños de Cuba y Rusia ¡¡¡La Paz debe ser el compromiso mayor de la humanidad!!!!

Todos los niños dijeron a coro en español y en ruso:
¡¡¡Viva la Paz!!!

21 de Septiembre de 2017

El desastroso cambio climático también amenaza la paz mundial

El desastroso cambio climático
Por Hedelberto López Blanch

El océano Atlántico ha experimentado en las últimas semanas potentes y peligrosos fenómenos naturales al pasar simultáneamente por sus aguas tres poderosos huracanes y dejar en las tierras impactadas, desastres materiales y humanos.

José, y sobre todo Irma, arrasó con las islas de San Martin, Antigua y Barbudas y provocó numerosos daños en Puerto Rico, República Dominicana, Cuba, mientras Katia arremetía contra México.

En su desastroso paso, Irma llegó hasta territorio norteamericano, y unido al Harvey, que semanas antes penetró por Texas con enorme cantidad de agua y viento, costarán a Estados Unidos 290 000 millones de dólares, equivalentes a 1,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) según informó el servicio meteorológico privado Accuweather.
El Centro Nacional de Huracanes Estadounidense, explicó que al sureste de Houston, se detectaron 125,27 centímetros, superando el récord precedente de 121,9 establecido durante el ciclón tropical Amelia de 1978, en Medina (Texas).

La formación simultánea de tres huracanes en la cuenca atlántica, como fueron los casos de Irma, José y Katia es poco frecuente, unido a la potente intensidad que alcanzaron de 5, 4 y 3 en la escala de Richter.

Las últimas ocasiones en que simultáneamente llegaron dos huracanes a esa categoría sucedieron en 1935 y 2010.

Con vientos de 295 kilómetros por hora durante 35 horas, Irma se convirtió en el huracán de mayor duración con semejante intensidad desde que se tienen datos sobre estos fenómenos, según el meteorólogo cubano José Rubiera. Irma superó el récord del tifón Haiyan, que en 2013 en Filipinas, suscitó vientos de la misma magnitud durante 24 horas y dejó más de 7 000 muertos y desaparecidos.

El presidente norteamericano Donald Trump, ha venido declarando desde 2012 que “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer no competitiva a la manufactura de Estados Unidos”.

Durante la campaña electoral, el republicano repitió varias veces que el cambio climático era un “engaño” y no era un gran creyente en la contribución del hombre al cambio climático.

Tras ganar las elecciones aseguró tener una “mente abierta” sobre el asunto, pero canceló las futuras regulaciones que impondría el gobierno de Barack Obama para adaptarse a los Acuerdos de París.

Pero no han sido solo los huracanes los que han golpeado últimamente a Estados Unidos. Extensos incendios, que ya consumieron más de 4 300 kilómetros cuadrados, han ocurrido desde Nuevo México y Arizona, hasta Washington y Montana, afectando también zonas de Texas, Oklahoma, Kansas, Florida y Colorado.

Las condiciones calurosas y secas empeorarán la situación, explicó en un parte el Servicio Meteorológico Nacional que advirtió de la presencia de tormentas secas, con rayos pero sin lluvia, pueden provocar más fuegos.

En las recientes semanas, los bomberos han estado luchando contra 45 incendios a través de la parte occidental de Estados Unidos, detalló el Servicio Forestal estadounidense.

Solo en California, bajo las condiciones calurosas y secas existentes, miles de californianos evacuaron sus hogares debido al peligro de los incendios forestales, mientras 5 000 bomberos luchan contra 14 fuegos diferentes en todo el Estado.
Al menos 17 estructuras, incluyendo casas, fueron destruidas por el fuego en el Estado, mientras que otras cinco resultaron dañadas, dijeron las autoridades. Unas 5 400 estaban amenazadas.

Pese a todos esos desastres, Trump retiró a su país del Acuerdo de París sobre cambio climático aprobado por 195 países en diciembre de 2015 y que tiene como fin ir reduciendo las emisiones de gases invernaderos a partir de 2020.

Durante un anunció realizado desde la Casa Blanca el pasado mes de junio, el presidente adujo que “para cumplir mí solemne deber de proteger a Estados Unidos y a sus ciudadanos, mi país se retirará del acuerdo climático de París” y agregó que pedirá renegociar el tratado “en términos justos para Washington” como condición para retornar al mismo.

El mundo quedó en ascuas ante la declaración del mandatario y hasta sus aliados de la Unión Europea expresaron: “Estamos completamente convencidos de que el Acuerdo de París no se puede volver a negociar, ya que es un instrumento vital para nuestro planeta, nuestras sociedades y nuestras economías”.

Alrededor de 400 especialistas y profesionales de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, incluyendo a 30 premios Nóbel, en una carta publicada en el portal Climate Interactive denunciaron que “esa decisión traerá graves y largas consecuencias para el clima de nuestro planeta y el incumplimiento del Acuerdo empeorará claramente las perspectivas de calentamiento global”.

El magnate republicano aclaró el porqué de su decisión al agregar que “abandonar el Acuerdo de París ayudará a las industrias de petróleo y carbón. Fui elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburg, no a los de París”.

Desgraciadamente, el multimillonario presidente deja a la deriva a millones de personas con menos recursos en su país y en el mundo que deberán enfrentar cada día mayores y más fuertes embates de desastres naturales, mientras que abre las oportunidades para que las empresas transnacionales continúen enriqueciéndose.

En conclusiones, Trump y su equipo de dirección no desean salvar el futuro del planeta aunque con ello desaparezcan no solo sus negocios y edificaciones suntuosas sino también la especie humana.

Despide Embajador cubano al Crucero Peace Boat en su nueva travesía global

Blog de Cuba en Japón

32072778_613659898993275_6104856494375698432_o

Durante la ceremonia de despedida del Crucero por la Paz en la ciudad portuaria de Yokohama en el inicio de su 98ma travesía global  Fotografía: Embajada de Cuba

Tokio, 8 de mayo de 2018. El Embajador cubano Carlos Miguel Pereira Hernandez despidió hoy en el puerto de Yokohama, al crucero de la Paz que inició hoy su travesía global número 98, que lo llevará nuevamente a La Habana, uno de los 25 puertos que serán visitados en esta ocasión, para un total de 23 países.

31959027_613659992326599_7734370780149972992_n

El Embajador cubano mientras pronunciaba las palabras centrales en el acto de despedida  Fotografía: Embajada de Cuba

En sus palabras de despedida, el diplomático cubano trasladó el reconocimiento del gobierno y pueblo cubano a todo el colectivo de Peace Boat, por su labor incesante a favor de la paz, la solidaridad y el desarrollo sostenible.

“Les agradecemos su ejemplo de abnegación y desinterés, y su batalla…

Ver la entrada original 439 palabras más

Blog de Cuba en Japón

“Admiramos a Japón por su espíritu laborioso, por su cultura, por su talento, su filosofía, por su forma de enfrentar la vida.” Fidel Castro, Inauguración del jardín japonés en La Habana, 26.10.89

El Heraldo Cubano

En busca de la verdad

Siempre con Cuba

Yo defiendo a Cuba

Asociacion Cubana de las Naciones Unidas

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

MOVIMIENTO MEXICANO POR LA PAZ Y EL DESARROLLO

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Canadian Peace Congress

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Visiones de Política Internacional

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

World Peace Council

Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos

Jamaica Peace Council

Peace is everybody's business.......Keep the Caribbean and Latin America a Zone of Peace......End all wars.......Protect the environment.

A %d blogueros les gusta esto: